El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Tour: Rumbo al Sur

Empezando el año decidí tomarme unos días libres entre mis clases de español que coincidían con las vacaciones de invierno de nuestras hijas: 1 y 2 de febrero. Mi marido pidió los días libres, incluyendo el lunes 5 y en lugar de visitar a una sola amiga en alguna parte de Alemania se me ocurrió organizar un tour para visitar a varias.

Si bien recuerdan hace casi dos años asistí a un encuentro de mexicanas casadas con alemanas donde conocí a 28 hermosas mujeres y desde entonces nos hemos tratado de reunir dos veces por año. No fue difícil convencerlas de darme posada y el plan quedó listo! Saldría el 1 de febrero rumbo al sur para regresar el 6 a casa después de quedarme en 5 lugares diferentes y coincidir con 14 de las chicas.

Hubo algunos cambios de última hora pero en general todo salió como había planeado y viajé casi 1500 kilómetros en mi Renault azul, visitando las siguientes ciudades:

  • Wolfenbüttel
  • Bad Laasphe
  • Mainz
  • Bonn
  • Colonia
  • Bremen

 

De broma le llamé “Retiro Espiritual” lo cual no se cumplió al 100%, porque de espiritual fue solamente la parte de visitas a iglesias, así que el nombre más apropiado hubiera sido “Tour gastronómico” porque en estos 6 días comí más comida mexicana que lo que como en un año normalmente en este país. Además de conocer dos restaurantes mexicanos:

comí tamales, molletes, tacos de tortilla azul, chilaquiles, rajas, frijoles a la charra y mil cosas más en las casas de mis amigas. Todo delicioso y seguro subí un par de kilos pero no importa!!! Disfruté cada bocado como si estuviera en mi México lindo y querido.

 

También hubo parte cultural y conocí algunos puntos importantes de las ciudades de Mainz, Bonn y Colonia que ya se estaban preparando para el carnaval del próximo fin de semana. Vi muchísima gente disfrazada, calles decoradas y un ambiente de fiesta en el autobús, el mercado o los restaurantes. Además visité la casa de Beethoven y la tienda de Haribo en Bonn.

 

Pero lo más importante del viaje fue la parte de convivencia con amigas. Hablar, hablar y hablar! Reír, conversar, intercambiar ideas y compartir experiencias de mariposas migrantes fue lo más enriquecedor del viaje. Definitivamente es un viaje in-ol-vi-da-ble y lo recomiendo ampliamente! Todas y cada una de las mujeres me recibió en su hogar con el corazón y es difícil expresar con palabras todo el cariño recibido! Fue como si visitara a mis primas y la pasamos de maravilla, fuéramos dos, tres o 12! Sí, porque como si fuera poca mi buena suerte, el domingo coincidí con casi todas en una reunión que ya tenían organizada para la Tamalada del día de la Candelaria.

Una vez más comprobé que cada hogar bicultural es un pedacito de México en este país: se habla español, se tiene decoración mexicana en cada rincón, se cocina con sabor 100% mexicano, se encuentran fotos familiares y se educan los hijos a la “mexicana”. Igualito que en mi casa!!!

A cada una le llevé una mermelada de manzana de la región y una postal de la ciudad donde vivo con la esperanza de que me visiten en el Norte y pueda corresponder la hospitalidad recibida. Stade es muy bonito y seguro sería una parada muy interesante para quién haga un tour similar al mío. Quién se apunta??? Aquí tienen su casa y con gusto les muestro la ciudad y mi rincón mexicano 🙂

 

Cada una firmó mi album “Rumbo al Sur” que será complementado con fotos del viaje y así poder recordarlo siempre!!! GRACIAS por todo!

Anuncios

Cambios en el blog

Los blogs asi como las personas tienen que renovarse de vez en cuando para no aburrir. Este año no es la excepción y el blog Mariposa Migrante presenta algunos cambios, no drásticos pero importantes.

-Menú principal. El menú de arriba ha sido modificado y he agregado la sección “Multifacética”, que es simplemente otra opción para buscar entradas pasadas con un tema en particular. Por ejemplo, si quieres información sobre mi experiencia como maestra de español puedes buscar en la sección “Maestra”, o si más bien quieres una receta o dar cursos de cocina, al darle “click” en “Cocinera” te traerá todas las recetas que he publicado hasta ahora y las anécdotas en el curso de cocina mexicana. Las facetas de “Migrante” y “Madre” tienen su menú aparte con subdivisiones como antes.

– Publicaciones. El año pasado traté de postear semanalmente y no lo logré por falta de tiempo en los meses de vacaciones. Este año mi propósito es postear en este blog cada lunes y dos o tres días a la semana compartiré algún artículo interesante, foto o dato curioso en la página de Facebook. Si tienen preguntas sobre un tema en particular no duden en contactarme y con gusto escribo o comparto información al respecto.

– Listas de referencias. Al lado derecho siguen las listas de blogs que visito, tiendas online y portales para aprender alemán. Han sido actualizadas, así que no duden en darle click para navegar por sitios interesantes y que vale la pena conocer. Además, he agregado una lista nueva de amigas que ofrecen servicios de “Coaching”.

-Seguidores y comentarios. Espero este año llegar a los 1000 seguidores y sobre todo, lograr que mis fieles lectores participen más activamente en el blog y en la página de Facebook dejando sus comentarios, opiniones y experiencias. En este punto les pido su apoyo para que el blog tenga más vida 🙂 Gracias de antemano!

Hasta pronto!

 

Lo prometido es deuda, y aquí les comparto la primera entrevista de la serie de 12 que publicaré mes a mes. Hace dos años conocí a Carina “virtualmente” por el grupo Hispamamis en Facebook y un poco después la conocí personalmente en Hamburgo. Una mujer dinámica, muy activa y exitosa que además de ayudar a otras migrantes hispanohablantes con la creación del grupo de Hispamamis, también lo hace por medio de sus servicios como Coach!

Todo es posible y Carina es un vivo ejemplo que ni el idioma ni la maternidad detiene a una mujer con ganas de brillar!

CarinaPlanamente(2)

  1. ¿Cómo te llamas?

Mi nombre completo es Andrea Carina Planamente Ayala, aunque desde pequeña mi familia y mis amigos me llaman por mi segundo nombre.

Muchas personas piensan que Planamente es un “nombre artístico”, quizá porque suena un poco excéntrico, pero es mi apellido real.

  1. ¿De dónde eres y desde cuándo vives en el extranjero?

Soy uruguaya y vivo en Alemania desde hace casi 15 años. Cuando llegué en julio del 2003 estuvimos viviendo durante un tiempo en Stuttgart y luego de terminar mi formación profesional decidimos con mi esposo mudarnos a Hamburgo.

  1. ¿Cuál es tu profesión y a qué te dedicas actualmente?

Actualmente trabajo como Coach y Mentora para mujeres que viven en el extranjero y continúo formándome en Programación Neurolingüística con uno de los mejores profesionales del mundo hispano.

En el 2014 finalicé una Maestría en Project Management (Dirección y Gestión de Proyectos) que duró 1 año e inmediatamente después absolví un Posgrado en Aceleración y Financiación de proyectos empresariales. Además cuento con una formación profesional en idiomas (Multilingual Management Asistant) que en alemán es conocida como “Fremdsprachekorrespondentin”.

  1. Tú eres la fundadora de HispaMamis, una red de madres hispanohablantes viviendo en el extranjero que da consejo, apoya y sirve como familia “adoptiva” para muchas mariposas migrantes como tú y como yo. ¿Cuándo y cómo surgió la idea?

La idea surgió en el 2014 cuando estaba terminando la Maestría. En ese momento sentí la fuerte necesidad de hacer algo diferente a lo que venía realizando, que era trabajar como Asistente de proyecto a media jornada. Ese trabajo ni me llenaba ni me hacía feliz, así que aproveché las vacaciones en Uruguay para pensar en un nombre para mi blog. Tras horas de estar meditándolo elegí el primer nombre que se me había ocurrido, “HispaMamis”. Era un nombre corto, recordable e incluía las dos palabras más importantes, “madres hispanohablantes”, con las que tanto yo como mis lectoras nos identificaríamos.

Mi primer idea cuando comencé con el blog era reunir la mayor cantidad posible de información sobre el mundo hispanohablante en Hamburgo y ponerla en un solo lugar. Con el tiempo comencé a escribir posts y a compartir mis experiencias como mamá latina en Alemania, primeramente comenzaron a surgir los grupos locales y luego un grupo en Facebook a nivel nacional que a día de hoy se ha convertido en la Comunidad más grande de madres hispanohablantes y cuenta con más de 3.000 miembros.

  1. Además eres coach, ¿qué te motivó a certificarte y emprender ese camino?

Claramente el último empujón para animarme a emprender me lo dio mi última experiencia laboral, sin embargo todo comenzó al darme cuenta que mis consejos y mi experiencia personal no siempre eran suficientes para ayudar a las mujeres que acudían a mí. Necesitaba herramientas y una metodología y todo eso lo encontré en el Coaching.

CarinaPlanamente(14)

  1. ¿Qué es lo que más extrañas de tu país natal en Alemania?

Lo que más extraño de Uruguay son los encuentros con familiares y amigos. Comer torta frita los días de lluvia, la pasta de la nona, las playas …o por ejemplo escuchar canciones en español en el transporte público y que el autobús baile al ritmo de la música. Esas cosas son impagables.

  1. ¿Has tenido dificultades en tu proceso de adaptación? ¿Cuáles?

Lo que más me ha costado durante los primeros años en Alemania ha sido comunicarme en la forma a la que estaba acostumbrada, adaptarme a una cultura tan diferente a la mía y volver a ser la mujer autónoma e independiente que era antes de mudarme de país. Ha sido un proceso largo y doloroso en el que por depender 100% de otra persona he dejado de creer en mí y en mis capacidades. Sin embargo, ahora me doy cuenta que todo lo que he vivido y he logrado superar, sumado a mis conocimientos, es exactamente lo que mis Coachees valoran de mí, profesionalidad y empatía.

  1. ¿Y para ser independiente? ¿Crees que el ser mujer represente más complicaciones en comparación a un hombre que quiere emprender un negocio?

No creo que el ser mujer sea una desventaja para emprender, al contrario, creo que para emprender se necesitan ciertas habilidades que las mujeres generalmente tenemos más desarrolladas que los hombres, como las relaciones interpersonales, la organización o la empatía. Lo que sí creo, es que especialmente las mamás emprendedoras en el extranjero estamos bastante solas, ya que no disponemos de una red de familiares y amigos en la cual apoyarnos. Por esa razón, hace un par de meses creé un nuevo grupo en Facebook al que bauticé con el nombre “El Club de las Fenixianas”. Se trata de una red internacional de mujeres en el extranjero que buscan retomar su faceta profesional, conectar y compartir sus experiencias con otras mujeres que se encuentran fuera de su país.

  1. ¿Qué consejos le podrías dar a quien todavía no sabe qué camino profesional tomar en su nuevo lugar de residencia, sea por el idioma, por la incompatibilidad de estudios o por miedo?

Le diría que primero le dedique todo el tiempo que le sea posible a aprender bien el alemán. El idioma será “la llave maestra” con la que podrá abrir muchas puertas, ya sea encontrar un trabajo en su profesión, retomar los estudios o emprender un negocio propio.

Una vez que haya aprendido el idioma le diría que intente convalidar su título y si no es posible que no se paralice. Que escriba en un papel cuáles son sus fortalezas y en qué otra dirección se imagina que podría desarrollarse profesionalmente de acuerdo a sus capacidades y talentos.

Muchas de mis Coachees llegan a mí porque tienen terror de hacer una cita por teléfono en alemán, ir a una entrevista de trabajo, dar el examen de conducir o emprender su propio negocio. Tienen mucho miedo a hacer el ridículo o a fracasar y eso las paraliza. Y es lo más normal del mundo, es algo nuevo y lo desconocido nos atemoriza. Sin embargo, para perder el miedo lo mejor es ACTUAR.
La mayoría de mis clientas que se han preparado y trazado un plan de acción con objetivos claros y alcanzables han logrado tras solamente un par de sesiones aumentar la confianza en sí mismas y eso ha hecho que fueran perdiendo el miedo lentamente.

  1. Además de migrante eres madre, ¿qué retos se te han presentado al educar a tus hijos en un hogar bicultural? ¿Algún consejo para las nuevas mamás?

Tengo que reconocer que ahora mismo me siento un poco confundida sobre cómo seguir con algunas tradiciones en mi familia, por ejemplo en Uruguay cuando a los niños se les cae un diente el que les deja dinero debajo de la almohada es el ratón Pérez, aquí es la “Zahnfee”; en Alemania el 6 de diciembre se festeja San Nicolás y es el que le trae chocolates a los niños, en Uruguay esa tradición no existe, en cambio la noche del 5 de enero son los los Reyes Magos los que vienen cargados de regalos.

Otro reto que se me ha presentado aquí es encontrar libros y CDs en español para niños. Afortunadamente desde hace 1 año tenemos a LeoLibros, una librería online de una mamá uruguaya que pertenece al grupo de HispaMamis, y desde entonces ya todos mis libros favoritos los pido allí.

  1. Por último, cuéntame qué tipo de servicios ofreces como Coach y cómo pueden contactarte?

Mis servicios están dirigidos a mujeres que buscan retomar su vida laboral en el extranjero y sienten que necesitan confiar más en sí mismas para encontrar un trabajo que las haga feliz o emprender su propio negocio online.

Si desean contactarme pueden hacerlo a través de mi web, en facebook o en Instagram 🙂

Además, en el grupo privado: El Club de las Fenixianas para las mujeres que desean formar parte de la red de mujeres migrantes que quieren retomar su faceta profesional.

Carina Logo-13

Muchísimas gracias querida Carina por tu tiempo y dedicación a esta entrevista y te deseo el mayor de los éxitos en todos tus proyectos!!! Además aprovecho para felicitarte por tus logros y agradecerte por el enorme apoyo que ofreces a miles de mariposas migrantes en este país!

Toda persona que se muda a un país donde se habla un idioma diferente al materno, vivirá entre dos o más idiomas por tiempo indefinido. Esa realidad no puede cambiarse, ya que el migrante seguirá comunicándose con el mundo que dejó en su idioma materno y aprenderá a comunicarse con el nuevo mundo en un idioma diferente. Esta vez no voy a escribir de los problemas, dificultades o desafíos que esto representa, sino de cómo en mis 15 años como migrante ha ido cambiando mi relación con los idiomas que hablo.

Cuando conocí a mi marido no sabía ni una sola palabra de alemán y no fue necesario aprenderlo durante nuestro noviazgo porque nuestro idioma de comunicación era el ingles, fuera hablado o escrito. En el momento en que pusimos fecha de boda, me inscribí a un curso de alemán en Monterrey que poco ayudó cuando llegué a vivir al pueblito alemán donde mi marido tenía un departamento.

Llegué en el verano 2002 y no había cursos en ninguna parte así que viví asilada un par de meses porque aunque usted no lo crea, en ese pueblito casi nadie hablaba inglés!!! Entré a mi curso de alemán en septiembre y en diciembre volamos a México, donde estudié un mes intensivo con una señora alemana. Al regresar, asistí a una entrevista de trabajo que me daría la oportunidad de viajar por Europa y trabajar como consultora de sistemas pero en inglés!!!

Así que puedo resumir que en mis primeros dos años de vida en Alemania, el contacto con el español era casi nulo porque en aquel entonces no había whatsapp, ni Netflix, ni redes sociales y en ese pueblito no vivía ningún latino con quien hablar mi lengua materna. Por otro lado, el poco alemán que había aprendido no lo utilicé porque tanto mis colegas como los clientes hablaban inglés conmigo y el alemán sólo lo hablaba con mi marido que intentaba ayudar en mi aprendizaje, pero que en poco tiempo se dio por vencido y ya no me corregía los errores que cometía.

idiomas 1

Si esta línea ocupará el 100% de mi comunicación diaria, estaría distribuida en los tres idiomas de esta forma: mucho más inglés, después alemán y muy poco español.

Al nacer las niñas dejé de trabajar y mi relación con los idiomas cambió radicalmente. Empecé a conocer a otras mamás alemanas en cursos de las niñas y en el jardín de niños, pero al mismo tiempo encontré el Círculo Mexicano Alemán donde conocí a otras mexicanas como yo en Hamburgo y con las que hice muy bonita amistad. La tecnología fue mejorando y nació el Facebook, mientras que con Skype hablaba más con mis papás, así que mi vida entre los tres idiomas se veía así:

idiomas 2

Cuando las niñas entraron a la escuela primaria finalmente tuve tiempo de estudiar alemán y me propuse sacar el certificado B2. Aunque suene extraño, me quise meter tanto al alemán que dejé de leer medios en español y me concentré en conocer personas con las cuales pudiera hablar y practicar alemán. Hace 3 años obtuve mi certificado B2 y en ese entonces mi escala de idiomas estaba así:

idiomas 3

Y hoy??? Con el idioma alemán ya no tengo problemas, veo televisión, leo y escucho libros, voy al médico o hago trámites burocráticos sin que me tenga que acompañar mi marido, salgo con amigas alemanas y puedo dar cursos de redes sociales o cocina en alemán. Por otro lado, las clases de español absorben más de la mitad de mi tiempo, tengo muchas amigas mexicanas o latinas con las cuales chateo, paseo o viajo y en casa sigo hablando español con mis hijas todo el tiempo, con las cuales ya se puede conversar y discutir. Y el inglés? Lo uso poco pero no lo he olvidado y este semestre daré un curso de inglés combinado con tecnología, así que lo seguiré practicando 🙂

La escala hoy en día se ve así:

idiomas 4

y no creo que cambié mucho en el futuro. Mi trabajo depende de mi idioma materno y mi vida social ha girado hacia los hispanohablantes porque comparto con ellos no solo el idioma sino la cultura, nuestra vida de niños y jóvenes y el temperamento. Muchos años intenté que el alemán llenara más mi vida diaria, pero no tiene caso nadar en contra de la corriente. Amo mi idioma y estoy feliz de encontrar paisanos por estos rumbos con quien compartir nuestras fiestas, nuestra comida y nuestras tradiciones. Soy alemana también y puedo comunicarme cuando es necesario en ese idioma y participo  en actividades, cursos y eventos de alemanes. Me siento orgullosa de mi acento y no pretendo oírme como nativa alemana, porque como alguien me dijo recientemente: si hasta el apellido nos delata 🙂

Considero imprescindible para cualquier migrante aprender el idioma local, sea chino, alemán o francés. Facilita nuestra vida diaria y nos abre muchas puertas!!! No sólo en el ámbito laboral, sino en el social y en el burocrático. Ya lo he escrito antes, más vale aprender bien el idioma desde el principio y no como yo, que aprendí al oírlo y me ha costado mucho quitarme errores y vicios idiomáticos.

Cada persona es un mundo y cada quien debe encontrar su escala ideal para vivir o sobrevivir entre diferentes idiomas. No es fácil y cuesta un par de años acostumbrarse a pensar, hablar y trabajar en diferentes lenguas al mismo tiempo. Paciencia y ánimo! Sí se puede!

 

 

 

 

Año nuevo, proyecto nuevo! Esta vez se trata de una serie de 12 entrevistas a mujeres migrantes y emprendedoras que viven y trabajan en Europa. La mayoría son mamás y mexicanas como yo, pero no todas. Algunas ofrecen servicios y otras han abierto locales relacionados a la gastronomía. Eso sí, a todas las conozco personalmente.

Cuando se cambia de país de residencia es difícil encontrar trabajo, no sólo por el idioma diferente sino porque muchas veces nuestros estudios no son reconocidos o valorados. Así que en muchos casos, los migrantes deben encontrar caminos nuevos y ser empresario independiente es en algunas ocasiones la única opción que presenta horarios flexibles, nuevos retos y encuentros con personas del mismo país de origen.

Cada mes publicaré una entrevista y mi objetivo principal al hacerlo, es motivar y dar ánimos a todas aquellas mujeres (u hombres) que acaban de mudarse o tienen poco viviendo en un país nuevo y no saben qué hacer. Emprender no es tarea fácil y menos si no se domina el idioma, pero poco a poco y teniendo metas claras todo es posible.

Al conocer las historias que publicaré se darán cuenta de que no importa la edad, ni el país de origen ni la profesión para ser creativo e innovador. Tal vez alguna de las mujeres que conocerán en los siguientes meses en este blog sirva de inspiración para sus futuros planes y se animen a alzar el vuelo de una vez por todas.

Estoy a sus órdenes para cualquier duda y no se pierdan las siguientes entradas, les aseguro que serán muy interesantes y motivadoras. Hasta pronto!

Hace 13 años me estrené como mamá de una bella princesita y el día de hoy me convierto en una mamá de una adolescente, la primera en la familia! Es difícil decir cuando empieza la adolescencia porque cada persona se desarrolla diferente y normalmente se menciona un rango de edades que puede empezar desde los 8 años. Victoria se cree adolescente desde hace tiempo pero esperaba con ansias el cumpleaños 13, que oficialmente la convierte en “teenager” 😜

Mi marido y yo hemos ido aprendiendo nuestro rol de padres sobre la marcha y hemos sobrevivido la fase de bebés, niñas de jardín y primaria sin grandes contratiempos ni problemas. Confío en que esta nueva etapa esté llena de lindas experiencias, oportunidades de crecimiento como pareja y familia y mucho aprendizaje.

Como una oruga en su capullo, poco a poco Victoria se va convirtiendo en una mariposa delicada y hermosa. Ya puedo contar con una mano los años que faltan para que emprenda su vuelo libre e independiente y espero poder guiarla en este tiempo para que llegue a la adultez con suficiente autoestima, seguridad en sí misma y amor propio. Porque de eso se trata la adolescencia… no es mas que un camino de preparación a la edad adulta y los padres estamos aquí para ayudar a nuestros hijos en el proceso.

En los últimos meses Victoria ha crecido muchísimo y la escasa diferencia de altura entre ella y su hermana que nunca había sobrepasado los 5 centímetros, se ha convertido en una diferencia de casi 15 centímetros. Me llega a las cejas y sus manos son tan largas como las mías. No cabe duda que seguirá creciendo y seguramente pronto será más alta que yo. Eso sí, sigue delgada y dudo que algún día tenga problemas de peso. Empieza a preocuparse por las espinillas y los cambios en su cuerpo 🙂

De carácter sigue siendo tranquila, ordenada y responsable. No es tan cariñosa como su hermana menor pero aún sigue aceptando mis abrazos, besos y apapachos sin quejarse, veremos cuánto más podré tener ese lujo. Sus hobbies son pintar “mangas” (caricaturas japonesas), leer y ver “animés” (las mismas caricaturas japonesas pero en acción). Además, sigue participando en clases de teatro y patinaje. Tiene un grupo de 4 amigas con las que empieza a salir por la tarde o los fines de semana.

Su cumpleaños lo celebraremos en Hamburgo y dos días después vendrá un fotógrafo a casa para una sesión de fotos con sus amigas. Se acabaron las piñatas, las manualidades y los juegos infantiles. Supongo que a partir del próximo año celebrará con sus amigas en el cine o en un restaurante, así que me iré despidiendo de las fiestecitas en casa.

Agradezco a Dios una vez más la oportunidad de convertirme en mamá y le pido siga guiando mis pasos como mamá de una adolescente y otra pre-adolescente 🙂 y que la tarea no sea demasiado complicada sino más bien divertida y emocionante.

IMG_9938

Feliz cumpleaños mi amada Victoria! Dios te bendiga hoy y siempre!

Una amiga me recomendó el verano pasado el libro “El diario de la Gratitud” de Janice Caplan que en alemán se llama “Das Grosse Glück der kleinen Dinge“: La gran suerte de las cosas pequeñas, cómo la gratitud cambió mi vida. Definitivamente el título en alemán llama mucho la atención y no dudé en comprarlo y leerlo.

Copio un segmento de un artículo sobre el libro:

Todo comenzó una Nochevieja, cuando Kaplan decidió que quería cambiar su actitud vital a través de la gratitud, y lo consiguió. Ese nuevo año se propuso dos objetivos: escribir un diario dando las gracias al menos por una cosa al día, y hacer una extensa investigación sobre los efectos de la gratitud en su vida y en la de los demás.

Mediante múltiples entrevistas a decenas de expertos (entre ellos, médicos, neurocientíficos, investigadores, académicos, terapeutas y filósofos), pero también a celebridades como Matt Damon, Daniel Craig y Michelle Pfeiffer, la autora nos descubre que la gratitud no es lo mismo que la felicidad (que puede ser frágil y fugaz), sino que posee unas raíces emocionales más profundas, es más duradera y resulta inmune a los cambios y desafíos.

Con calidez, humor e ingenio, el viaje de Janice animará al lector a pensar en positivo y a empezar sin demora su propio año de gratitud.

Y efectivamente el 2018 será para mí y nuestra familia un año dedicado a la gratitud. Lo haremos a forma de dinámica familiar y copiando una idea que vi en internet para un calendario de adviento, que sugería agradecer por algo del 1 al 24 de diciembre.

Entre mis hijas y yo hicimos una lista, primero de 24 cosas y que como no tuve tiempo de aplicarlo en adviento se alargó a 52 (1 por cada semana del año) y que finalmente terminó en 62 porque la lista parecía no tener fin:

1.     Calefacción

2.     Agua

3.     Electricidad

4.     Hogar

5.     Medicinas

6.     Zapatos

7.     Ropa de invierno

8.     Aparatos electrónicos

9.     Higiene

10.  Joyería

11.  Padres- Familia

12.  Salud

13.  Cultura

14.  Casa

15.  Juguetes

16.  Recuerdos

17.  Autos

18.  Transporte

19.  Comida

20.  Libros

21.  Baños

22.  Tradiciones

23.  Buen humor

24.  Lentes

25.  Vista

26.  Oído

27.  Ropa

28.  Tiempo libre

29.  Educación

30.  Trabajo

31.  Abuelos

32.  Familia

33.  Amigos

34.  Naturaleza

35.  Viajes

36.  Vida

37.  Hermanos

38.  Religión

39.  Manos

40.  Piernas

41.  Fiestas

42.  Fe

43.  Música

44.  Teléfono

45.  Internet

46.  Creatividad

47.  Vecinos

48.  Seguro medico

49.  Conocimientos

50.  Olfato

51.  Gusto

52.  Mascotas

53.  Entretenimiento

54.  Diversión

55.  Estaciones del año

56.  Campo

57.  Casualidades

58.  Amor de Dios

59.  Milagros

60.  Diversidad

61.  Paz

62.  Sorpresas

Como pueden ver algunas cosas son materiales como ropa, casa y auto, pero muchas otras no son tangibles como los sentidos, los valores y las estaciones del año. Cada una de estas cosas se escribió en un palito de madera, por un lado en español y por el otro lado en alemán. Catalina se encargó de la decoración con cinta de colores, Victoria en escribir las palabras en alemán y yo en español. Al terminar, los colocamos todos en un recipiente que estará todo el año en la mesa de nuestro comedor.

La idea es tomar cada domingo un palito al azar y dedicar esa semana a agradecer por lo que haya salido. Hablaremos de la importancia de tenerlo, por ejemplo el transporte. ¿Cómo sería nuestra vida sin él? ¿Tendríamos alternativas? De igual manera, el tema servirá para reflexionar y pensar en las personas que no cuentan con ello y así valorar mucho más que nosotros SI lo tenemos.

Muchas de las ideas surgieron de las niñas y me dio gusto ver que rápidamente entendieron lo mucho que tenemos y que pocas veces apreciamos. Definitivamente será un año muy rico en reflexión, gratitud, oración y positivismo.

Aprovecho para desearles un 2018 lleno de lindos momentos, aventuras, viajes, salud, éxito, amor, y muchas sorpresas!!!

Adiós 2017

El año se ha ido tan rápido que todavía no puedo creer que esté escribiendo la última entrada del 2017. Y como ya es tradición escribiré los eventos que marcaron este año de forma especial y algunos planes para el próximo que ya no tarda en llegar.

El 2017 fue un año tranquilo sin grandes cambios pero con algunos sustos y sorpresas a nivel familiar y personal. A nivel mundial no es necesario recordar la cantidad de catástrofes, guerras, elecciones y desastres naturales que sólo me ponen de mal humor o triste. Así que mejor recuerdo las cosas buenas que me sucedieron este año:

En el ámbito profesional no hubo grandes cambios ya que sigo con mis cursos de español en la VHS y en el campus Stade de la PFH, y solamente agregué dos cursos el semestre de otoño para reemplazar a una colega que cambió de ciudad.

Tom sigue trabajando en Buxtehude y viaja de vez en cuando sin alterar mucho nuestra dinámica familiar de la semana. Las niñas siguen avanzando en la secundaria, aprendiendo francés, participando en clases de teatro y de patinaje y siendo parte del grupo local de Scouts.

¿Cosas negativas de este año? Las dos estancias en el hospital por motivo desconocido… sí, porque aunque se supone que sufrí de alta presión y de migrañas que desencadenaron una serie de síntomas curiosos que parecían incluso una embolia, al final de cuentas terminé dejando las pastillas para la hipertensión y las migrañas nunca volvieron. ¿Mi teoría? Falta de vitamina D. Desde el verano tomo una dosis considerable porque el índice en mi sangre era muy bajo y los síntomas no han vuelto. Sólo Dios sabe que fue lo que realmente afectó mi salud pero gracias a Dios fue solo un susto y por el momento me siento de maravilla 🙂

Para el 2018 tengo muchos planes y proyectos como por ejemplo:

  • entrar a clases de baile
  • visitar Monterrey después de 3 años y medio. Nota curiosa: será nuestra primera vez en 16 años que visitamos mi ciudad natal en verano 🙂 A ver cómo me va…
  • encuentro con mis hermanos y papás en Miami
  • posada de amigas mexicanas en Stuttgart
  • participar en un evento del Día de la Mujer presentando la biografía de Frida Kahlo
  • serie de entrevistas a mujeres migrantes y emprendedoras en mi blog

En cuanto al trabajo planeo seguir con mis cursos y apoyando en el comedor de la escuela de mis hijas. De igual forma pienso seguir apoyando a la mesa directiva del Círculo Mexicano Alemán en Hamburgo y seguir escribiendo en este blog, actividades que completan mi agenda y que poco tiempo libre dejan, el cual dedicaré a la parte social que sigue ocupando un lugar importante en mi vida como migrante en este país.

El 2018 será un año dedicado a la gratitud, pero de eso les escribo mañana. Que tengan un fin de año estupendo, lleno de alegría, abrazos y deseos! Muy buenos deseos y muchos sueños que se cumplan en el 2018! SALUD!

Navidad en casa

Desde que vivo en Alemania he pasado 7 navidades en México y el resto en mi segunda patria, pero solo dos en casa ya que normalmente celebramos en casa de mis suegros. Este año las niñas insistieron en celebrar nuevamente en casa, siendo entonces nuestra tercera navidad en casa.

Hace 4 años que celebramos en Stade por última vez, las niñas participaron en la representación del nacimiento de Jesús en la iglesia católica como angelitos. Dado que esa obra es representada por niños pequeños y mis hijas ya son adolescentes, las convencí de participar en la obra que se presenta en la capilla al lado del asilo de ancianos de la ciudad. Al principio no querían, pero creo que al final se sintieron contentas de haber alegrado a los viejitos que las vieron actuando como el emisario real y una mujer de Belén. Fue una obra corta, escrita por los mismos participantes y muy emotiva 🙂

La planeación de la comida no fue cosa sencilla porque aunque no son muchos invitados, éstos se quedan a dormir en casa varios días incluyendo desayuno, comida y cena más dos menús de fiesta 🙂 Como tenemos un hogar bicultural, la Navidad fue una mezcla de tradiciones alemanas y mexicanas que obviamente influyeron en la decisión de los platillos festivos.

Tuve que preparar todo con anticipación porque no me gusta estar cocinando mientras se abren regalos o los invitados esperan en la sala. Así que el 23 no salí de la cocina y gracias a mis ayudantes adolescentes terminé antes de la medianoche 🙂

El 24 de diciembre nos despertamos temprano porque la presentación de nuestras hijas IMG_1533era a las 10 de la mañana. Cuando regresamos a casa ya había llegado mi cuñada y al poco rato llegaron mis suegros. Siguiendo la tradición alemana comimos ensalada de papa y salchichas, nada formal pero muy típico por estos rumbos.

Después nos pusimos guapos porque la merienda ya es parte de la fiesta de navidad. Decoramos la mesa y servimos los pasteles y galletas que habíamos preparado en los últimos días. Hice un pastel llamado “Tronco de Navidad” que pensé que era español y resultó ser de origen francés. Ni hablar, una navidad todavía más internacional! Además había hecho “Fruit cake” y pan de dátil. Merendamos tranquilamente para empezar con la parte más emocionante del día a las 5 de la tarde: abrir los regalos!

Hasta el año pasado nuestras hijas recibían los regalos de “Santa” el 25 de diciembre por la mañana, pero este año decidimos entregarlos a la misma hora que repartimos los regalos de los abuelos. La dinámica es muy sencilla y consiste en que una persona toma un regalo al azar y lo entrega a su destinatario que después de abrirlo tomará el siguiente. Así sucesivamente hasta que se entregan todos los regalos que están colocados debajo del árbol. El momento más emotivo de la tarde fue cuando nuestras hijas recibieron sus nuevos teléfonos celulares y mi suegra recibió de todos nosotros un sobre con dinero para volar en parapente, algo que desea hacer por motivo de su cumpleaños #70 el próximo enero. Se emocionó hasta las lágrimas y nos contagió a todos 😉

Para la cena elegí un menú muy alemán:

  • sopa de champiñones y almendras
  • pato relleno, col morada y Kloße (bolas de papa)
  • tiramisú de frutillas silvestres con Spekulatius (galletas navideñas)

Al terminar de cenar, leímos un texto sobre las tradiciones mexicanas de Navidad que viene en un libro que compré el año pasado a forma de calendario de adviento. Para cada día de diciembre se lee un país diferente y aunque México no toca el día 24, decidimos leerlo este día para que los abuelos conocieran sobre las posadas, buñuelos y los peregrinos.

IMG_1612

Después jugamos un juego que conocí recientemente en una posada con amigas mexicanas y que me pareció muy divertido. Envolví un pequeño regalo en una caja de cartón, y esta a su vez en otra y luego en otra. Y el juego consiste en tirar un dado y quien saque un 6 tiene que ponerse un gorro de Navidad y dos guantes de cocina e intentar abrir el regalo mientras que los demás siguen tirando el dado hasta que otra persona obtenga un 6 para quitar el gorro, los guantes y la caja para seguir intentando llegar al regalo final. Nos reímos mucho y finalmente mi cuñada abrió la última caja que contenía un cojín de “emoji sonriente”.

IMG_1660

El día 25 empezó con un desayuno tradicional alemán con panecillos, quesos y embutidos. Mi cuñada tenía que irse para celebrar la navidad con la familia de su novio y no pudo probar el menú navideño muy mexicano que comimos al mediodía:

  • bacalao
  • tamales de cochinita pibil, mole y verdes con frijoles refritos y arroz
  • flan

Todo delicioso! Obviamente yo no hice los tamales, sino que los compré a una chica mexicana que tiene una tienda en Bremen 🙂 Por la tarde fuimos a dar un paseo por la ciudad para tomar un poco de aire y bajar la comida porque todavía faltaba la cena: Raclette! que aunque es una tradición muy alemana, nosotros le agregamos el toque mexicano con frijoles, maíz y tortillas de harina 🙂 ah! y ensalada de manzana 🙂

Definitivamente fue una navidad con mucha comida, muchos regalos y mucha convivencia familiar. Mis suegros se fueron el 26 después de desayunar y por la tarde llegaron mis otros suegros a merendar, pero fue una visita corta y no tuve que cocinar nada especial. Para terminar el día, decidimos ir a cenar a un restaurante italiano sólo nosotros cuatro para cerrar los días festivos en familia.

El fin de año lo celebraremos en casa de unos amigos y el día 6 Victoria festejará su cumpleaños con sus mejores amigas, así que las fiestas no terminan 🙂 Mientras tanto nos preparamos para cerrar el año 2017 reflexionando sobre lo que hicimos y pensando en los nuevos proyectos y viajes que traerá el 2018, pero eso se los cuento en otra ocasión porque esta entrada ya se alargó mucho.

Espero hayan tenido una Navidad muy especial como nosotros y que el niño Jesús haya encontrado un lugarcito en sus hogares y en sus corazones.

tarjeta 2017

 

Mi amigo, el invierno

Hoy quiero escribir sobre un amigo que conocí hace 15 años cuando llegué a Alemania. Su nombre es Invierno y aunque ya conocía a otro con el mismo nombre en México, éste lleva por apellidos Largo y Gris y su segundo nombre no es Frío como el mexicano sino Gélido!

Lo conocí en diciembre del 2001 cuando vine a Alemania a conocer a mis futuros suegros y el lugar donde viviría después de la boda que estaba planeada para mayo del siguiente año. Fue un encuentro casual ya que solo estuve una semana y entre la emoción de ver tanta nieve y paisajes tan diferentes a los que ya conocía, ni sentí el frío.

La Navidad del 2002 la pasé en México y me quedé por allá tres meses porque mi marido estaba trabajando en un proyecto en Miami, así que no tuve oportunidad de conocer mejor al Invierno alemán. No sería hasta los años 2003 y 2004 que pasé casi completos en Alemania que llegaría a saber de verdad lo que significaba vivir con él no solo tres meses como lo indica la estación oficial, sino hasta 6!

Vivo en el norte de Alemania, donde el Invierno es muy distinto al del sur y no puede compararse con el de Rusia o Escandinavia donde los días en esta temporada prácticamente no gozan de luz solar, pero para una persona de sangre latina como yo, el Invierno que he conocido aquí es terrible.

Como en toda amistad, al principio sólo eramos conocidos y me mostraba un poco tímida al tratarlo. Él llegaba desde octubre y como buena latina me quedaba en casa, procuraba no salir si había nieve y me arropaba como un verdadero esquimal de pies a cabeza. También sufría con los días cortos porque anochece a media tarde y sentía que el día no duraba nada, eso sin contar que la falta de sol ha afectado mis niveles de vitamina D. Con el tiempo hemos llegado a ser buenos amigos y ahora disfruto de su compañía, sobre todo porque sé que tarde o temprano llegará su hermana la Primavera que traerá consigo color, sol y un poco de calor.

Después del nacimiento de nuestra primera hija en enero del 2005 empecé a descubrir el lado divertido del Invierno al ver como los niños disfrutan jugar en la nieve, patinar en el hielo y hacer muñecos de nieve cuando caen los primeros copos. Nuestras hijas no se tapan tanto ni se quejan del frío ya que crecieron con él. Ahora, después de 15 años yo también sé qué ropa ponerme para poderme mover con facilidad y no asarme de calor cuando entro a lugares cerrados, tomo vitamina D, tengo botas adecuadas para el hielo y la nieve y no dejo de salir cuando está bajo cero u oscuro.lord milori

¿Han visto las películas de “Tinkerbell”? Imagino que mi amigo el Invierno es como Lord Milori, el Señor de los Bosques Congelados. Un hombre apuesto de pelo blanco y buen corazón que no tiene la culpa de estar acompañado de bajas temperaturas, nieve y hielo 🙂

 

El hecho de que sea mi amigo no quiere decir que me encante el frío, pues sigo prefiriendo el calor… pero al menos ya he aprendido a vivir con él seis meses del año y a no quejarme porque no gano nada con eso. A ver el lado positivo y disfrutar de bebidas calientes, paseos en trineo y muñecos de nieve!!!

Lo único que me disgusta de mi amigo es que no hizo buena química con mis padres el primer año (y último) que estuvieron por estas tierras en dicha estación. No ha habido poder humano de convencerlos de venir a pasar Navidades con nosotros y no queda más remedio que conformarme con sus visitas en Mayo o Septiembre 🙂

Así que si acabas de mudarte a Alemania o a otro lugar donde el Invierno se apellida Largo y Gris, no tardes mucho en aceptarlo porque te aseguro que no se irá pronto y cada año volverá. Según mis alumnos de español que son pensionados, dicen que el Invierno de estos años no tiene comparación con el de hace 30 años. Será que con la edad y el cambio climático se ha vuelto menos duro, así que a dar gracias a Dios que no lo conocí antes porque tal vez si me hubiera tocado conocer a su prima la Depresión que sí a conocido a algunas amigas y que no quiero tener el gusto de conocer nunca.

De repente en esta época, sobretodo en los días previos a la Navidad me visita su prima la Nostalgia que con recuerdos de posadas, fiestas y comida me pone un poco triste. Mi remedio? Salir, cantar y reunir amigos para animarme! Es muy fácil y al mismo tiempo, comparto mis tradiciones mexicanas, cocino recetas de mi abuela y disfruto la compañía de mi familia y amigos en Alemania junto con mi nuevo amigo, el Invierno!

¿Quién iba a pensar que un encuentro de mexicanas casadas con alemanes resultara en un grupo de amigas que se reúnen dos veces al año para pasar un rato agradable? Una de esas veces es en noviembre, y como está cerca de Navidad hemos logrado organizarlo a forma de posada con piñata, ponche y regalos.

El grupo original nació hace casi dos años en Kassel con 31 mujeres mexicanas que viven en diferentes partes de Alemania, todas casadas con alemanes. Para seguir en contacto, hicimos un grupo en Whatsapp donde 25 seguimos muuuuy conectadas :), mientras que en otro grupo de Facebook seguimos todas. Para la 2da posada realizada el fin de semana pasado, logramos reunirnos 20, una más que en la primera!!! Nada mal, no?

En esta ocasión el punto de encuentro fue Wilnsdorf, cerca de Siegen a una hora de IMG_1196Fráncfort. Y la fecha fue reservada desde hace meses: el sábado 18 de noviembre 🙂 Del norte, somos 6 y en esta ocasión viajaríamos 3 el viernes, y las otras 3 el sábado temprano. Para evitar el tráfico del viernes por la tarde, decidimos salir también temprano y a pesar de que una tuvo que cancelar de último minuto porque su hija se enfermó, una amiga y yo seguimos con el plan y salimos cerca de las 10 en dirección al sur.

Después de casi 4 horas y media llegamos a nuestro destino, donde la anfitriona nos esperaba con un delicioso caldo de camarón al estilo Veracruz. Descansamos un rato para después recoger a otra chica que llegaría en tren desde Basilea, Suiza. Mas tarde cenamos todas las que habíamos llegado el viernes (4) con la anfitriona y una amiga de ella en un restaurante hermoso, una Vinoteca antigua cuya especialidad son los “Flammkuchen”, donde pasamos un rato ameno entre juegos, risas, vino y comida.

A las 9, la anfitriona nos llevó al centro de Siegen, de donde partiría un tour nocturno por la ciudad con un guía de la Edad Media. Fue muy divertido e interesante conocer las leyendas de la ciudad, conocer lugares que han hecho historia y aprender que el gran pintor Rubens nació en Siegen 🙂 A pesar de los 0 grados de temperatura, aguantamos vara y nos despedimos de nuestro guía a las 11 de la noche.

23621303_10213620320595647_3686434201338469509_n

Y llegó el gran día! El sábado desayunamos en una linda cafetería de Siegen llamada Barcelona donde poco a poco fueron agregándose las viajeras que faltaban, ya éramos 18, solo faltaban dos que llegarían mas tarde. Y la sorpresa del día nos la dio una que de último momento se decidió asistir, viajando más de 3 horas sola, dejando a sus 3 pequeños con su papá para regresar a media noche a su casa. Esas son ganas!!! Me dio tanto gusto volver a verla que se me salieron las de cocodrilo 😉

Ya saben cómo son 18 mujeres reunidas, así que el desayuno almuerzo se prolongó hasta las 2 de la tarde y con prisas caminamos a la parte más alta de la ciudad donde se encuentra un castillo-museo, donde una señora mayor nos dio un tour en español por todas sus salas. En el sótano visitamos una mina de hierro, en el primer piso conocimos la historia de la familia Nassau-Oranien y por último, recorrimos el segundo piso dedicado a Rubens donde admiramos algunas de sus obras. Así que no nos podemos quejar, además de la fiesta nuestros encuentros siempre tienen un toque cultural 🙂

2017-11-20-PHOTO-00001802

Volvimos rápidamente a casa de la anfitriona para cambiarnos y llegar puntualmente a la misa de 6, donde el párroco nos permitió cantar al final y nos dió su bendición. Acompañadas de la guitarra de una de nosotras, cantamos “Los peces en el río” y “Feliz Navidad”. Después nuestra guitarrista cantó a capella una canción que nos hizo llorar, al menos a mí de emoción! Dios permitió que nos conociéramos el año pasado y ha permitido que nos volvamos a encontrar en diferentes ocasiones para consolidar nuestra amistad, recordar nuestro amor a México y sentirnos en familia. Esa familia que tenemos tan lejos se hace presente en cada una de nosotras, apoyando, abrazando y compartiendo momentos inolvidables como éste.

Finalmente llegó la hora de la tan esperada posada en un saloncito que rentamos muy cerca de la casa de la anfitriona donde por cierto durmieron 15 de las invitadas, las otras 5 dormimos en un apartamento vecino. Igual que el año pasado, al llegar unas empezaron a poner la mesa mientras otras cocinaban el postre. Unas sacaban las bebidas y otras organizaban los regalos. Y a eso de las 9 pedimos posada con peregrinos, guitarra, velas y cantos para seguir con la cena que ya esperaba calientita: barbacoa de res, tortillas de maíz, arroz y ensalada. De postre: ponche, flan y capirotada. Para variar, comí de más y mas tarde, sería imposible dormir… pero eso sí: lo comido y lo bailado, quién me lo quita!

Seguimos con el intercambio de regalos y un juego muy divertido que consiste en abrir un gran regalo con guantes de cocina. Nos reímos como nunca! En ninguna posada mexicana puede faltar la piñata, y aquí tuvimos una muy colorida, llena de dulces mexicanos que quebramos como si fuéramos niñas chiquitas.

2017-11-20-PHOTO-00001816

Después de despedir a nuestra chica sorpresa que tenía que regresar a casa porque su marido saldría de viaje al día siguiente, abrimos pista y nos pusimos a bailar cumbias, corridos, salsa y sobre todo canciones de nuestra juventud con muchísimo ritmo e injundia…. hasta….

que llegó la policía!!! En ese momento estaba cerca de la grabadora y como no encontré como bajarle al volumen, no quedó más remedio que picarle a algo y la música paró de repente! Algunas ni siquiera se habían dado cuenta de la presencia del policía y me miraban desconcertadas… ups! Algunos vecinos se quejaron del ruido y aunque podíamos seguir la fiesta, tendría que ser sin volumen alto para evitar una multa. Lo más divertido del momento fue ver la cara del policía que supongo no esperaba encontrar tanta belleza latina bailando y los chistes que hicimos después sobre los “stripers” que no lo eran.

Ya era la una y media, así que con el dolor de nuestro corazón empezamos poco a poco a recoger todo. A las 3 ya estaba en cama con un dolor de estómago que me impidió dormir a pesar de estar tan cansada, pero al menos pude dormir un par de horas antes de llegar al almuerzo mexicano que las organizadoras habían preparado: huevos con salsa, tamales y chilaquiles. Ay Dios! A seguir comiendo porque eso no lo ve uno por acá todos los días!

A mediodía empezaron las despedidas y cada una tomó un rumbo diferente a su lugar de residencia: norte, sur, este u oeste. Unas tardarían poco y otras mucho en llegar, pero todas lo harían con las pilas bien cargadas, felices de haber pasado un fin de semana inolvidable y seguras de que habrá una próxima vez. Sí, seguras porque la posada ha quedado institucionalizada y nos reuniremos cada segundo fin de semana de Noviembre a nuestra tradicional posada. Dónde? Eso irá cambiando pero al menos el 2018 ya está decidido: iremos al sur!!!

De nuestro primer encuentro en Kassel, ha seguido la posada en Wolfenbüttel, luego Hamburgo al norte y la segunda posada en Siegen. Habrá que buscar un pretexto para reunirnos la primavera del 2018 antes de la posada en Stuttgart, pero seguro que no tendremos problema porque ya vamos agarrando experiencia y sabemos que estos encuentros son necesarios para nuestra felicidad y salud mental en Alemania, donde la falta de sol nos agüita y el invierno se nos hace eterno. Doy nuevamente gracias a Dios, a los planetas, al destino o a quién haya sido el culpable de haber encontrado un grupo de amigas tan hermoso, alegre y diverso. Cada una de nosotras aporta al grupo su experiencia, virtudes y valores para complementar un círculo de mujeres bellas e inteligentes. Dios las bendiga siempre y las conserve en mi camino como Mariposa Migrante por este país 🙂

2017-11-20-PHOTO-00001809

P.D. Y no quiero olvidar un agradecimiento muy especial a la anfitriona y organizadoras por hacer todo esto posible. Gracias, Danke, Thank you!!! Espero el tiempo y esfuerzo dedicados a la organización hayan valido la pena, las invitadas quedaron felices con todos los detalles, dedicación y sorpresas que hicieron de este evento un éxito. GRACIAS!

En las entradas pasadas les conté sobre nuestras vacaciones de otoño y los lugares que visitamos, así que ahora les compartiré las cosas que me llamaron la atención en el crucero y que hacen a Costa una de mis navieras favoritas 🙂

Multi-lingüe. Hace 20 años que conocí Costa fue algo que me sorprendió y me alegro que conserven esa característica: toooodo se explica, se anuncia y se informa en 5 idiomas: italiano en primer lugar, francés, español, alemán e inglés. Muchos, por no decir la mayoría de los empleados que tienen contacto con el público (equipo animador, gerentes de restaurantes, etc.) hablan por lo menos 4 idiomas. Sea una clase de manualidades, el bingo, la presentación de un espectáculo, la clase de cocina, los anuncios del capitán o la información impresa está en los 5 idiomas. A veces ya no sabía ni en que idioma hablar.

Público internacional. La mitad de los pasajeros era italiana, pero la otra mitad era completamente internacional: muchos españoles, franceses, suizos, alemanes y un poco menos de Europa del este o asiáticos. Una mezcla muy interesante y una oportunidad de conocer personas de todo el mundo. De igual manera la tripulación es multi-culti. El chico que ordenaba nuestro camarote era nicaragüense, los meseros el primer día eran filipinos y el resto del viaje eran dos chicos de la India. El jefe de meseros de nuestro turno era colombiano, el chef de Mauricios y en el equipo de animación había de todo un poco!

Costos. Aunque el crucero se anuncia como “all-inclusive”, es necesario aclarar que además de las bebidas y las excursiones que siempre se pagaban aparte, ahora también hay estands, cuyos helados (1.50€-4€) y crepas (4-5€) tienen que cargarse a la tarjeta. Para las bebidas hay una amplia selección de paquetes de acuerdo al tipo de consumo (alcohólico o no) de cada quien. En el crucero solo se incluye agua, café y té a las horas de la comida/cena y adicionalmente jugos durante el desayuno. El precio de las excursiones se ha disparado en los últimos años y en esta ocasión no reservamos ninguna.

Cena elegante. Algo que me encanta de los cruceros Costa es la cena formal que incluye un menú diferente de 5 tiempos para cada noche. También se puede cenar en los restaurantes de buffet, pero cómo no aprovechar la oportunidad de conocer y probar platillos exquisitos de diferentes regiones de Italia!

Noche romántica. El día que embarcamos, el 30 de septiembre, cumplimos 17 años de conocernos Tom y yo. Para festejarlo, reservamos en un restaurante exclusivo para cenar solitos. Las niñas cenaron en el restaurante con buffet y nosotros un menú de 3 tiempos con vista al mar y música instrumental de fondo.

IMG_9626

Teen Zone. Mis hijas habían viajado anteriormente dos veces con sus abuelos en crucero y en ninguna de las ocasiones quisieron participar en el club infantil. En esta ocasión, Victoria podía participar en el club de adolescentes (12-17 años) y Caty en el infantil (3-11), pero obviamente no querían estar separadas y yo no quería tenerlas aburridas sobre todo en los días de navegación. Hablé con la coordinadora del club “Teen Zone” y permitieron la entrada a Caty a pesar de no cumplir el requisito de edad. La pasaron de maravilla porque además de participar en actividades (rallys, torneos deportivos, concursos) con chicos de su edad, conocieron chicas de otros países y practicaron su español e inglés, ya que ni la instructora ni la mayoría de los participantes hablaba alemán.

IMG_0564

Fiestas y espectáculos. Cada noche disfrutamos de un espectáculo diferente y después de la cena (teníamos el segundo turno) seguíamos la fiesta en alguno de los salones o en cubierta. Vimos espectáculos de flamenco, de acrobacia y de magia mientras que otras noches el equipo de baile presentó shows con diversos temas como: Cinemagique, Radio o Magical Moments. De igual forma las fiestas tenían siempre un “Motto/Tema” como por ejemplo, la Noche Blanca a la que teníamos que vestir de blanco, Fiesta Internacional, Española o de los ’80s. Mientras nosotros disfrutábamos las fiestas, las niñas se divertían en la Disco con los chicos y chicas del Teen Zone entre concursos y juegos.

Comida. Creo que todo el mundo sabe que en los cruceros uno sube de peso y eso es porque no para uno nunca de comer! Buffet de desayuno, de comida, de merienda con bocadillos y pasteles y cena de 5 tiempos! Como si eso fuera poco, estaba siempre el estand de helados y crepas ( con costo extra) abierto y los bares también. Y algunas noches colocaban un Buffet de medianoche con pasteles y postres!!!

IMG_0530

Actividades. En un crucero es prácticamente imposible aburrirse porque a todas horas hay actividades de todo tipo para chicos y grandes. Concursos y juegos en diferentes áreas del barco, actividades manuales, clases de baile, de cocina, de aeróbics o de italiano, seminarios sobre salud o maquillaje, o se puede pasar tiempo en el casino, la piscina o el gimnasio. Además, para niños y adolescentes se ofrecen programas especiales. Nosotros hicimos un poco de todo y también jugamos juegos de mesa en nuestro tiempo libre o tomamos un poco de sol en cubierta.

Ambiente latino. A pesar de estar a miles de kilómetros podría decir que en este cruceroIMG_0348 me sentí igual que en los realizados en el Caribe. El 80% de la música que se oía, cantaba o bailaba era latina! Dos veces al día había clases de baile, en su mayoría de ritmos latinos: samba, cha cha cha, salsa, bachata, etc. El jefe del equipo de animación era brasileño, el único latino entre italianos, filipinos e incluso dos miembros de Vietnam y Mauricios, pero toooodo el tiempo la música que acompañó sus juegos, fiestas y concursos era música latina… y yo feliz! La gente se ambientaba rápidamente y prácticamente había oportunidad de bailar Despacito, Macarena, o la Gozadera a diario. Por la noche además de la música latina para bailar, un dueto paraguayo cantaba boleros y otros ritmos románticos acompañado de sus guitarras. Qué más se puede pedir?

Souvenirs. Además de los recuerdos que guardo en mi corazón, me gusta siempre comprar alguna cosita de los lugares que visitamos y esta vez no sólo imanes para nuestra colección del refrigerador, sino también:
– una botella de vino de La Geria (Lanzarote)
– Collar y pulsera de piedra volcánica (Tenerife)
– Camisetas y sudaderas de Roma
– Un rosario del Vaticano
– Un camellito de Lanzarote

– una bolsa de corcho de Madeira
– aceite con chile de Italia
– Mojo Rojo de Las Canarias
– Un vasito tequilero de Roma para nuestra colección de Hard Rock
– Una postal de cada lugar para nuestro álbum fotográfico
– Arena negra de Tenerife y una piña de un parque italiano

IMG_0955

 

Gente de mar. Uno o dos días antes de terminar el crucero hubo una presentación por la tarde de algunas personas de la tripulación que tocaban algún instrumento o cantaban, y otros hicieron un “sketch” cómico o acrobacias. Me pareció muy lindo detalle y antes de comenzar pasaron el siguiente vídeo (con algunas modificaciones para el Costa Magica) que me emocionó hasta las lágrimas:

La vida en un barco no debe ser fácil, ya que pasan largas temporadas en altamar y no ven a su familia por meses enteros. En los cruceros de Costa la tripulación europea pasa 5 meses sin pausa en un barco y los que no son europeos 8. Después pueden tomar algunos meses de pausa antes de empezar un nuevo contrato/temporada. Eso siempre me ha llamado la atención y al platicar con ellos he llegado a la conclusión de que de verdad son “gente de mar”, y les gusta esta forma de vida. La señora (italiana) que nos enseñaba las manualidades me contaba que esa semana celebraba 15 años de trabajar en cruceros y el jefe de meseros (colombiano) tenía más de 20 y sólo le faltaban tres temporadas para jubilarse. Impresionante! Definitivamente tiene que gustarte el mar para vivir en un barco toda la vida 🙂

Diario di bordo. Es el nombre del periódico diario que imprimen en el barco para cada cabina en diferentes idiomas. En nuestra cabina pedimos que nos colocaran uno en español y otro en alemán y cada mañana podíamos leer el plan de actividades del día, los horarios de restaurantes, shows y enterarnos de las ofertas en las tiendas o en masajes. Además de tener información sobre el clima, el puerto a visitar y saludos del capitán 🙂 Buscando entre mis papeles encontré los periódicos de nuestro crucero hace 10 años, y así pude darme cuenta que ahora los horarios de los restaurantes son más limitados y que antes ofrecían misa diaria, entre otras tantas cositas que han cambiado en tanto tiempo.

IMG_9699

México me acompaña. En diversas ocasiones sentí mi México muy cerca de mí a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia. La segunda o tercera noche hubo una fiesta internacional y los animadores pasaron con algunas banderas a la pista, solo 6 u 8, y una de ellas era la mexicana. Curioso, no? En nuestra visita a la iglesia Notre Dame de Marsella, encontré una imagen de la virgen de Guadalupe! Mientras que otra noche, encontramos de casualidad un salón pequeño donde cantaba el dueto con guitarras y que empiezan a cantar “y si Adelita se fuera con otro”!!! Y finalmente en una fiesta de despedida al salir de Málaga, el equipo de animación volvió a salir con banderas y México estaba presente, a pesar de que no había ningún mexicano entre ellos. Curioso, no?


Lady Gaga. No, no la original  sino una pasajera que siempre vestía de forma muuuuy IMG_0499exótica. Al principio creímos que era parte del equipo animador, pero no! Era una señora de unos 75 años con peluca de un color diferente cada día, maquillada de forma exagerada y con ropa brillante y llamativa. En todos los concursos y fiestas estaba en primera fila y era imposible no observarla. Llevaba un gafete con el nombre “Lady Gaga” y era italiana. No me puedo imaginar el tamaño de sus maletas, pues cada día elegía un color y llevaba peluca, vestido largo, boa de plumas, sombrero y zapatos a juego. Seguramente en sus años de juventud fue artista y quiere seguir disfrutando el glamour entre los pasajeros de crucero 🙂

Y así termino esta serie de entradas sobre nuestro crucero por el Mar Mediterráneo. Ya estoy trabajando en la creación del álbum fotográfico, que significa elegir un ciento de fotos entre 1200 que tomamos durante las dos semanas. Pero vale la pena el esfuerzo, porque será nuestra manera de volver a vivir nuestras vacaciones cada vez que recordemos tan bellos momentos plasmados en las fotografías. Y a planear las siguientes, no?

Durante 10 días viajamos en el Costa Mágica a lo largo y ancho del Mar Mediterráneo, pasando por el estrecho de Gibraltar para continuar navegando por aguas del Océano Atlántico. Paramos en un puerto francés, en otro portugués, en dos italianos y en tres españoles. Conocimos 3 islas y durante cuatro días solo vimos mar y mar y más mar. En cada uno de los puertos tuvimos diferentes horarios y en general bajábamos tan pronto era posible y subíamos lo más tarde posible para aprovechar al máximo nuestra estancia. Terminábamos exhaustos pero siempre muy contentos!

A continuación les cuento un poquito de lo que descubrimos y conocimos en cada uno de nuestros destinos:

Savona. Es una ciudad típica italiana con muchas iglesias, callejones y restaurantes. Del puerto al centro solo caminamos 5 minutos y recorrimos todo el centro histórico en un par de horas. Volvimos al barco a comer y después volvimos a bajar para visitar el museo de Apple que había estado cerrado por la mañana. Fue muy interesante y emotivo ver la historia de las computadoras Mac y reencontrarme con el primer modelo de Apple que conocí hace 35 años.

Marsella. Un autobús de Costa (10€ p.p. ) nos llevó al puerto antiguo de la ciudad (a 10 kms) donde tomamos un trenecito turistico que hacía un recorrido de 1 hora por la ciudad incluyendo una visita a la iglesia Notre Dame de la Guarda que esta a 160 metros de altura y de donde se puede admirar toda la ciudad. Lo más emotivo del día fue ver a la Virgen de Guadalupe en la iglesia! Después comimos en una Brasserie típica algunos platillos tradicionales franceses para finalmente volver al barco en autobús.

Lanzarote. A pesar de haber investigado y leído mucho sobre esta isla canaria, cuando llegamos no teníamos un plan definido y lo único que sabíamos era que queríamos visitar el parque de Timanfaya. Llegando a la isla pedimos un mapa y vimos que los taxistas ofrecían diferentes tours y un alemán que recién regresaba de uno, nos dijo que valía la pena. Después de esperar un ratito llegó Chalo que nos explicó en qué consistía el tour que incluía el parque volcánico y nos subimos a su taxi. En casi 4 horas visitamos:
– el monumento al campesino
– la iglesia de nuestra señora de Dolores, patrona de la isla
– la región vitivinícola de Geria donde degustamos y compramos un vinito tinto delicioso
– los camellos que por falta de tiempo no montamos pero sí pasamos a saludar
– el parque de Timanfaya, donde un autobús nos condujo entre los volcanes mientras escuchábamos la historia de sus últimas erupciones. Muuuuy interesante! Como nos dijo Chalo, te sientes como en otro mundo!
– al final caminamos un poco por el malecón y regresamos a nuestro barco en el autobús de Costa (6€ p.p.)

Todas las viviendas en esta isla están pintadas de blanco lo que resalta muchísimo en el paisaje oscuro de la tierra volcánica. Uno de los lugares que más nos gustó definitivamente!

Tenerife. En esta isla nos decidimos por rentar un carro y descubrirla por nuestra cuenta. Con los consejos del chico de la agencia de renta de autos, visitamos:
– San Cristobal de la Laguna, donde hicimos algunas compras y paseamos por su centro histórico
– La Candelaria, donde paseamos por la playa de arena negra y conocimos la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria. Ah, y comimos una deliciosa parrillada de pescado y mariscos.

Madeira. Después de taxi, autobus y auto rentado, esta isla la recorrimos a pie. Bueno, su ciudad capital Funchal donde tomamos el teleférico a la parte más alta de la ciudad donde conocimos los famosos “cestinhos”. Cerca del puerto había un mercadito con artesanías y compré algunas cositas de recuerdo. De regreso al barco pasamos por el museo de Cristiano Ronaldo, donde tomamos algunas fotos. Madeira es una isla muy bonita y tranquila, limpia y con mucha vegetación!

Málaga. Esta fue nuestra parada mas corta y la única ciudad que ya conocíamos con anterioridad, así que nos enfocamos en caminar un poco por sus calles y buscar nuevos trajes de baño para las niñas. De casualidad llegamos a la casa natal de Pablo Picasso y la recorrimos rápidamente. Desde las 8 podíamos desembarcar pero el comercio abría a las 10 e incluso el centro comercial Muelle Uno abre a a las 12. A las 12:30 teníamos que abordar y con el dolor de nuestro corazón nos despedimos de nuestro último puerto visitado.

Roma. La capital italiana es grandísima y ofrece tanto al turista que las pocas horas que para el barco en este puerto no hubieran bastado para conocerla. Por esta razón decidimos quedarnos 3 noches adicionales al final de nuestro crucero antes de volver a Alemania. El miércoles 12 de octubre, el autobús de Costa nos llevó hasta el aeropuerto Fiumicino, donde no pudimos tomar el tren Express por fallas técnicas y en su lugar tomamos un autobús a la estación central de Roma. Allí tomamos el metro que nos dejó a dos cuadras de nuestro hotel.
Esa tarde caminamos y paseamos tranquilamente por el barrio del hotel que se encontraba al noreste del centro histórico. Conocimos algunos parques y compramos algunas cositas para cenar en el balcón de nuestra habitación. El clima soleado y calientito (25 C) nos acompañaría los siguientes 3 días.
Al día siguiente, jueves, tomamos el metro temprano hacia el Coliseo Romano y como ya teníamos boletos, solo tuvimos que esperar 30 minutos para apreciar esta joya de la arquitectura antigua. Espectacular!!! Después seguimos por el Foro Romano, comimos pizza y pasta para seguir nuestro camino hacia la Fuente de Trevi y la plaza España, con su conocida escalinata. Tomamos el metro de regreso al hotel y terminamos el día rendidos pero decididos a salir al día siguiente aun más temprano para continuar con nuestros descubrimientos por la ciudad.


Nuestro segundo y último día completo en Roma lo empezamos a las 9 de la mañana, tomando el metro hacia el Vaticano. Yo conocí la Basilica de San Pedro y la Capilla Sixtina hace 20 años en mi primer viaje a Europa, y mi marido ni las niñas tenían interés en conocer estos edificios por dentro. Pero estando en la Plaza San Pedro mi marido espontáneamente quiso entrar a la Basílica y subir a su cúpula. He de confesar que yo no conocía esa opción, así que después de esperar media hora para entrar, pagamos 8€ por adulto para tomar el ascensor y apreciar la cúpula por dentro de cerca y posteriormente subir otros 165 escalones para admirar Roma desde la parte mas alta de la Basilica. Uffff! Difícil expresar con palabras la emoción que sentí al estar allá arriba! Al bajar admiramos la iglesia por dentro y a eso de mediodía nos encaminamos hacia la Plaza Navona cruzando el Río Tíber por el puente “Sant´Angelo”. Volvimos a degustar platillos 100% italianos y pasamos la tarde caminando entre iglesias y ruinas romanas. Finalmente tomamos el metro de regreso a nuestro hotel donde empacamos y luego salimos a cenar a un restaurante cercano, también auténtico italiano.


Fueron dos días intensos y los pies y piernas nos dolían demasiado, pero no me puedo quejar, vimos todo lo que queríamos ver, probamos la cocina italiana que nos encanta y disfrutamos nuestros últimos días de vacaciones de otoño en familia bajo un cielo azul hermoso y una temperatura ideal: 25 C! Roma es una ciudad única en el mundo y espero volver pronto!
El sábado 14, nuestro regreso a Alemania fue tranquilo y sin contratiempos. Tuvimos el domingo para descansar y preparar nuestras cosas de escuela y trabajo para volver nuevamente a la rutina. Y así terminaron nuestras hermosas vacaciones por el Mediterráneo y el Océano Atlántico.

En la próxima entrada les contaré de los pormenores sobre el barco, el tipo de actividades que hicimos en los cuatro días de navegación y todo lo que disfrutamos en nuestro “hotel flotante”. Hasta entonces!

En estos años viviendo en Alemania he tenido la oportunidad de conocer el Mar Mediterráneo en mas de una ocasión: en Italia hace 2 años, en Niza Francia el año pasado y en diversas vacaciones realizadas en las costas españolas de Andalucía y Cataluña. Pero mi sueño siempre había sido hacer un crucero por sus aguas y para celebrar nuestro aniversario #15 de bodas se ha hecho realidad.

Este es mi cuarto viaje en crucero pero el primero en el Mar Mediterráneo. Los otros 3 habían sido en el Mar Caribe, 2 con la línea Costa y uno con Royal Caribbean.

El primer crucero lo hice a mis 25 años con mis padres y hermanos para celebrar sus bodas de plata y quedé enamorada de esta forma de viajar. Tres años después volví al Caribe con amigas en un crucero de solteros de Royal Caribbean. No conocí a mi media naranja allí pero sí en una reunión con las chicas que habían viajado conmigo dos semanas después.

Para celebrar nuestro 5to aniversario de bodas viajé con mi marido al Caribe nuevamente con Costa e igual que yo, quedó enamorado de los cruceros. Incluso dijimos que lo repetiríamos cada 5 años. Mmm, bueno… ese era el plan y hace 5 años no se nos hizo, pero esta vez no dejamos pasar la oportunidad.
Mis hijas han viajado dos veces en crucero con sus abuelos paternos al Mar del Norte y en ambas ocasiones han regresado fascinadas. Ya era tiempo de que viajáramos los cuatro juntos y qué mejor que al calorcito del sur europeo.

Volamos el 29 de septiembre (primer día de las vacaciones de otoño que en nuestro estado duran 2 semanas) por la tarde a Roma, haciendo escala en Paris. No me gustan los viajes con poco margen de tiempo en caso de que haya retrasos o problemas y por esta razón pasamos una noche en Fiumicino, cerca del aeropuerto de Roma.
El sábado 30 abordamos el Costa Magica después del mediodía. Definitivamente el destino no deja de sorprenderme, pues justo ese día cumplimos 17 años de conocernos en el bar Barcelona… también aquel día era un sábado.

IMG_8369
Durante 11 días navegamos por el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico parando en los siguientes puertos:recorrido costa
– Savona, Italia
– Marsella, Francia
– Lanzarote y Tenerife, Islas Canarias de España
– Madeira, Portugal
– Málaga, España
– más cuatro días de navegación

Para volver a Roma el 11 de octubre, donde pasamos otros 3 días para conocer la hermosa capital italiana. En otra entrada les describiré con detalle lo que visitamos e hicimos en cada lugar. El clima estuvo fantástico de principio a fin con una temperatura entre 20 y 25 grados. Algunos días el sol nos acompañó y en otros las nubes, pero nunca llovió 😉

Volvemos a Alemania cargados de energía, con un color bronceado y muchos recuerdos y experiencias guardadas en nuestra mente y corazón. Una vez más confirmo que el viajar en crucero es maravilloso y ya estamos planeando el siguiente, que si Dios lo permite será en el verano 2018 al Mar Caribe. Esta vez mis padres no solo celebrarán su aniversario de bodas con sus 3 polluelos, sino con todos sus nietos, nueras y yerno. Estoy segura que será una experiencia única y para aprovechar el viaje al continente americano, combinaremos el crucero con una estancia de dos semanas en la península de Florida y otras dos en mi ciudad natal: Monterrey!

Como leí por ahí: las vacaciones se disfrutan tres veces, cuando se planean, cuando se viven y cuando se recuerdan. Así que seguiremos disfrutando las vacaciones recién vividas y las que vendrán en 9 meses. El tiempo vuela y pronto estaremos nuevamente en el mar conviviendo en familia y coleccionando nuevos recuerdos.

No se pierdan las siguientes entradas con los pormenores de nuestro viaje, seguro se divertirán leyendo nuestras aventuras y conocerán por medio de mis fotos y comentarios lugares hermosos y paradisíacos.

Apoyando desde lejos…

Hoy se cumple una semana del terremoto (magnitud 7.1) que sacudió a mi querido México justo cuando se cumplían 32 años del terrible e inolvidable terremoto del 85. Mismo día: 19 de septiembre. En aquel entonces empezaba el primer año de secundaria y recuerdo las campañas de ayuda, los sobrevivientes que encontraron después de varios días y las cifras que nunca se dijeron de forma “oficial”. Gracias a Dios, este terremoto no fue tan fuerte ni ocasionó los miles de muertos de aquella vez, pero talvez por estar lejos me ha dolido más.

En 15 años que tengo viviendo en Alemania ha habido innumerables huracanes e inundaciones, algunos terremotos, plagas y otras calamidades, pero ninguna me ha llegado tanto como este terremoto. No ha habido una sola persona que no me haya preguntado por mi familia en México y mi perfil de Facebook se ha llenado de noticias, fotos y comentarios sobre el tema, a pesar de que no sigo ningún medio de comunicación mexicano lo que significa que tanto los medios internacionales como mis contactos en Alemania son los que han posteado muchos artículos y sobre todo organizado campañas de ayuda para enviar a los afectados.

Los días siguientes del terremoto no apagaba la televisión y cambiaba de un canal a otro para saber más detalles. Dos días después incluso hubo un programa especial sobre el sismo en uno de los canales alemanes y lo que decían una y otra vez los reporteros alemanes era lo sorprendidos que estaban de ver la solidaridad mexicana. Algunos de ellos cubren este tipo de noticias en todo el mundo, pero ni en Haití ni en Japón (así dijo un reportero) habían visto lo que pasaba en México. Miles de voluntarios se lanzaron a las calles a ayudar a quitar escombros, organizar entrega de ayuda y preparar comida para los rescatistas. El corazón se me hinchó como nunca!

Ya lo he escrito en otras ocasiones, el vivir lejos me ha hecho valorar más mis raíces y muestro con orgullo parte de mi cultura y tradiciones a donde quiera que voy y a cuanto se atraviesa por mi camino, pero hoy más que nunca me enorgullece la solidaridad mexicana que sin duda alguna es la mas grande de todo el mundo.

Y los mexicanos no solo muestran su solidaridad con vecinos y afectados de su ciudad, sino desde lejos los mexicanos no han parado de demostrar su solidaridad sin importar en que rincón del mundo se encuentren. Soy parte de muchos foros y grupos de Facebook: Mexicanos en Hamburgo, en Alemania, en el Extranjero, Exatecs, Hispamamis, por mencionar sólo algunos y en TODOS se han organizado encuentros, conciertos, misas, fiestas, cenas y reuniones para recaudar fondos y enviar a diferentes instituciones para apoyar a los damnificados del sismo.

Una amiga mexicana puso un estand el sábado pasado en el festival de otoño de nuestro barrio y a lo largo del día y en la celebración religiosa se recaudaron cerca de 350€ que serán enviados directamente a México para apoyar las labores de rescate. Al mismo tiempo se entregaron folletos con información sobre los sismos y las páginas de internet para enviar sus donativos. Entre 4 mexicanas se organizó todo en cuestión de horas! E incluso se podría haber ofrecido comida, pero como había otros estands para eso, no fue posible.

foto 5

Casualmente hace dos días descubrí el siguiente grupo: Fuerza México desde Alemania cuyo propósito es concentrar todos los proyectos, eventos e ideas de diferentes grupos en Alemania para trabajar de manera más eficiente.  Así que si tienen propuestas o planes, no duden en formar parte de él.

En Hamburgo se pondrá un estand el sábado para informar sobre alternativas para enviar donativos y el domingo se realizará una misa cuya colecta se enviará a México. Desgraciadamente no podré asistir a ninguno de los dos porque nuestro estado tiene vacaciones de otoño y estaremos fuera de Alemania 😦

Y para quienes no pueden asistir a eventos, hay muchísimas formas de depositar efectivo a todo tipo de organizaciones. Aquí les comparto dos que son alemanas y que tienen un rubro específico para el Terremoto de México:

Cantantes como Rolando Villazón o Emilio Ruggerio que viven en Alemania han organizado conciertos a beneficio. La lista es interminable y espero el apoyo llegue a su destino y no se pase de moda el tema como suele suceder. Sigue el trabajo de reconstrucción que seguramente tardará meses 😦

Hace 32 años no había internet ni redes sociales y seguramente los mexicanos que vivían en el extranjero no pudieron enterarse a tanto detalle como lo hago yo ahora. Incluso hoy en día se pueden ver imágenes en vivo, vídeos y fotografías a los pocos minutos y noticias de canales mexicanos. Bendita tecnología! Y es esa misma tecnología la que ahora no permite que los políticos abusen y aprovechen la situación para su beneficio. Porque así como me enorgullezco del pueblo mexicano, me avergüenzo de los políticos que ni estos momentos de zozobra les hace olvidar su avaricia y hambre de poder. Esas mismas redes sociales me han mostrado irregularidades, abusos y desvíos de camiones cargados de víveres. De no creerse!

Y ya que estoy en el tema, les paso esta liga para firmar una petición para que el INE destine presupuesto a víctimas del sismo.Espero sirva de algo y los partidos políticos no despilfarren tanto dinero mientras miles de mexicanos no tienen donde vivir.

A seguir siendo ejemplo para el mundo! La solidaridad, el amor al prójimo y la disposición a ayudar forman parte del corazón mexicano y en situaciones como ésta es cuando debemos demostrar de qué estamos hechos. VIVA MEXICO!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A %d blogueros les gusta esto: