El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Semana de terror

A veces pienso que tengo algo de Gatúbela por aquello de las siete vidas de un gato. Ya van dos veces, o tres si contamos la cesárea de emergencia que me hicieron cuando nació nuestra primera hija que me llevo un susto y la vida me regala una nueva oportunidad.

Siempre había gozado de una presión arterial normal pero considerando que ambos padres y uno de mis hermanos sufren de presión alta desde jóvenes no había duda de que tarde o temprano llegaría mi turno. Y eso sucedió la segunda semana de mayo de este año cuando un lunes por la mañana amanecí sintiéndome muy rara.

Día uno. Lunes 8 de mayo. Como no me sentía lo suficientemente bien para irme al trabajo decidí visitar a mi doctor general para checar mi presión. La traía en 180/110 y me colocaron un spray debajo de la lengua para bajarla un poco, lo que sucedió unos minutos después. También me hicieron un electrocardiograma y mi corazón salió un poco acelerado pero no había indicios de infarto ni nada grave. Luego de hablar con el médico y asegurarse de que estaba bien decidí irme a la escuela a dar mis clases de español. Como tenía una cita programada para el jueves me pidieron que fuera todos los días a revisarme la presión al consultorio.

Día dos. Martes 9 de mayo. Fui a revisarme la presión al consultorio y la traía en 140/95. Cabe mencionar que además de sentirme un poco rara desde el lunes sentía la lengua, el brazo y la pierna derecha adormecidas para lo cual el doctor no tenía explicación alguna. Esa mañana cancelé mi clase de español en la universidad porque no me sentía apta para darla. Como presentí que tendría que medirme la presión arterial frecuentemente pedí un aparato por Internet.

Día tres. Miércoles 10 de mayo. La presión la traía en 180/105  y en esta ocasión decidí IMG_6594pedir hablar con el médico, el cual finalmente me recetó un medicamento para controlarla (2,5 mg Ramipril). El aparato llegó por la tarde a casa. Por la noche dí mi clase de español como cada miércoles sin problemas.

Día cuatro. Jueves 11 de mayo. Como tenía la cita programada para la tarde decidí esperar hasta entonces y fui al médico a mi cita de control de resultados sanguíneos a pesar de que toda la mañana me había sentido muy mal. A mediodía decidí cancelar mi clase del jueves por la noche y la del viernes por la mañana ya que no me sentía en condiciones para trabajar y quería dar un poco de tiempo a que mi cuerpo asimilara el nuevo medicamento. La presión la traía un poco alta, no tengo el dato exacto pero el doctor consideró que el medicamento tardaría algunos días en controlarme la presión arterial. De los resultados de sangre me recetaron vitamina D ya que traigo un nivel muy bajo de esta vitamina por falta de sol en este país.

En la madrugada del viernes (2:00 am) me sentí tan mal que le pedí a mi marido que me llevara a urgencias ya que mi presión arterial estaba en 165/100 y mi hermano que es médico, desde México me dijo que no era normal traer la presión tan alta. En urgencias después de esperar 20 minutos ya que la persona encargada de diagnosticar a primera vista consideraba que mi presión no era tan alta, cuando entré al médico mi presión ya estaba en 210/120. Inmediatamente me colocaron otra vez un spray debajo de la lengua, me hicieron un cardiograma, me sacaron sangre y llamaron a un neurólogo ya que el adormecimiento de extremidades y lengua no le parecieron normales a la doctora que me revisaba.

Después de que la neuróloga hiciera algunas revisiones generales y preguntas dijo que me tenía que quedar en el hospital (estación de neurología) para hacer estudios y revisar mi presión arterial detalladamente. Mi marido me dejó en mi habitación y partió a casa a eso de las 5:00 de la mañana para volver un par de horas después con una maleta con lo básico indispensable y dejarme solita ya que tenía que irse al trabajo. Las niñas se quedaron con amiguitas después de la escuela.

Día cinco. Viernes 12 de mayo. A media mañana el doctor jefe de la estación me revisó y confirmó lo que la neuróloga unas horas antes había indicado: una tomografía, un estudio de 24 horas de mi presión arterial, y una punción lumbar para revisar el líquido cefaloraquideo.  Como en todos los hospitales alemanes hay que aprender a esperar y ese día durante la tarde sólo me realizaron la punción lumbar y me colocaron un aparatito para medir la presión arterial cada 20 minutos. La tomografía (MRT) tendría que esperar para el lunes ya que sábados y domingos no hacen tomografías y hay muy poco personal en el hospital.

Día seis. Sábado 13 de mayo. Thomas tenía un proyecto importante así que tendría que trabajar y las niñas se quedaron en casa de mi cuñada en Bremen mientras que mi marido estaba en su trabajo cerca de ahí. En el hospital no pasó mayor cosa… sólo a media mañana me retiraron el aparatito de la presión y como la presión seguía alta me duplicaron la dosis del medicamento (5 mg). Recibí visitas de amigas y por la noche Thomas vino con las niñas a visitarme de sorpresa.

IMG_6603

Día siete. Domingo 14 de mayo. Vaya forma de celebrar el día de las madres en un hospital: Thomas trabajando y las niñas con amiguitas mientras que yo seguía aburrida en el hospital. Gracias a Dios me visitaron algunas amigas que hicieron el día más llevadero. Por la noche me visitó Thomas con una de las niñas. Esta noche dormí muy mal ya que no pudieron darme los tranquilizantes que me habían dado las dos noches anteriores porque al día siguiente me esperaba la tomografía. Cabe mencionar que durante todos estos días la sensación rara en extremidades y lengua continuaba.

Día ocho. Lunes 15 de mayo. A primera hora me hicieron la tomografía prometida y poco después un EEG que es un estudio para revisar los nervios, en mi caso revisaron los de las piernas. Por la tarde el neurólogo me dijo que a primera vista todos los estudios estaban en orden y que me podían dar de alta. A las 6:00 de la tarde Thomas me recogió y finalmente regresé a casa después de una semana de terror.

Diagnóstico: sufro de presión alta por si tenían dudas y al salir del hospital me indicaron otra pastilla más, así que actualmente tomo el triple (7,5 mg) de lo que mi doctor general había recetado al principio. En dos semanas y media tengo que volver al hospital para conocer los resultados de todos los exámenes que me hicieron en estos días. Mi doctor general hará el seguimiento de mi presión arterial. Podría ser que la presión alta haya surgido por mi apnea de sueño y que los problemas en mis extremidades sean a causa de la presión alta. Una vez controlada la presión suponen que el problema nervioso desaparecerá. Ya veremos!

Negligencia médica? Es evidente, pero como siempre y como con todas mis experiencias en los hospitales alemanes ya no me queda más que darle gracias a Dios y a sus ángeles custodios que me han salvado una vez más de estos médicos que parecen no tener idea de cómo tratar a sus pacientes.

Un susto más a mi baúl de los recuerdos y una experiencia más que confirma lo que ya había escrito antes cuando me retiraron la matriz: que es de muy mala suerte enfermarse en viernes o en fin de semana. No se porque esta vez dejé pasar varios días y espero para la próxima irme al hospital en cuanto aparezcan los primeros síntomas y no confiar en el médico general que por lo visto no tenía idea de lo grave de mi situación.

No me gusta criticar el sistema médico alemán, porque aún siendo público es bueno, aunque no se compara con el servicio médico privado de México al que estaba acostumbrada. Después de tantos años he aprendido a defenderme un poco más, a exigir un mejor servicio y a poner a todos los santos de cabeza para que los médicos hagan su trabajo bien. De 5 veces que he estado en el hospital más 1 estancia de mi marido, tenemos 4 experiencias negativas y 2 positivas. Dios quiera las próximas sean SOLO positivas porque ya se me están acabando las 7 vidas de Gatúbela.

Ahora a esperar que mi cuerpo asimile el medicamento y mi presión arterial se controle. Los mantengo informados de las novedades en cuanto las tenga. Y a cuidarse!!!

Bodas de cristal

Hace 15 años nos dimos el “si” mi marido y yo después de 20 meses de conocernos, pero solo 40 días de habernos visto en ese tiempo. Riesgoso? Si! Nos jugamos todo y ganamos! Habíamos convivido muy poco y no nos conocíamos bien, había estado solo una semana en Alemania antes de casarme y todo el mundo sabe que las vacaciones son muy distintas a “vivir” en un lugar que no se conoce.

Quien arriesgaba más? Comúnmente oigo comentarios que el que deja su país arriesga más, tal vez… además de dejar mi país con mi familia y amigos, costumbres e idioma, clima y comida, dejé mi trabajo y vendí mi coche. Por su lado Thomas dejó su soltería para vivir con una mujer a quien tenía que acompañar hasta al ginecólogo. Tom vivía solo desde los 18 y también arriesgaba mucho al casarse con alguien con quien no había vivido antes, como se acostumbra en Alemania. Así que siempre insisto que es difícil saber quien arriesga mas en un matrimonio bicultural y lo mas importante es concentrarse en lo que ambos tienen que hacer para ganar!

En 15 años hemos construido un hogar y formado una familia de 4 miembros. Nuestro amor ha crecido y nuestra relación se ha fortalecido con el paso de los años. Como en todo matrimonio ha habido altas y bajas, pero definitivamente el balance es positivo!

De regalo de bodas me di a la tarea de hacer un álbum de fotos sobre nuestros 15 años de casados y tuve que buscar en las fotos impresas porque en aquel tiempo no teníamos cámara digital y tuve que escanear fotos de nuestro noviazgo, nuestra boda y luna de miel, así como de nuestros primeros 4 años de casados. La cantidad de fotos por año ha ido aumentando exponencialmente y aunque ya no tomo fotos de cada gracia o travesura de nuestras hijas como hace algunos años, de todas formas en cada viaje de vacaciones se toman mas de 500 fotos!

IMG_0039_2

Fue un proyecto largo pero muy interesante… por ejemplo me di cuenta que en los primeros años de vida de nuestras hijas me concentré tanto en las fotos de las niñas que prácticamente no hay fotos de Tom y yo solos, y unos años después las niñas empezaron a tomarnos fotos pero siempre sale la hermana con nosotros. El álbum que hice fue un regalo sorpresa para mi marido y mi idea era concentrarme sólo en fotos y momentos de nosotros dos, pero en algunos años fue casi imposible encontrar fotos sin las niñas, abuelos o amigos.

Fue divertido volver a recordar tantos momentos especiales que han quedado grabados en fotografías o vídeos y nuevamente me sorprendí de lo rápido que han pasado estos 15 años. Veo las fotos y parece que fue ayer cuando estaba embarazada, o cuando hicimos nuestro primer crucero juntos o cuando las niñas entraron al jardín de niños. En un abrir y cerrar de ojos, esas dos bebitas son casi señoritas y a la par, Tom y yo hemos madurado en este proceso de padres pero también de matrimonio.

No hubo año en el que no encontrara fotos de nuestras escapadas solos, ya fuera un fin de semana largo en alguna ciudad como Dresden, Venecia o Berlín o una semana de crucero por el Caribe cuando cumplimos 5 años de casados. Desde que las niñas eran bebés, siempre encontramos la forma de dejarlas con los abuelos paternos o maternos para tomar un respiro y revivir la luna de miel, y ahora con los campamentos de los scouts, es todavía más fácil encontrar tiempo para nosotros solos. Durante muchos años no salimos ni al cine porque no había con quien dejarlas, pero ahora ya se quedan solas y nos escapamos mínimo una vez por quincena a cenar, bailar o al cine.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El álbum fotográfico con sus casi 200 fotos en 42 páginas resume 17 años… desde que nos conocimos el 30 de septiembre del 2000 hasta el día de hoy. Cada año resumido en dos páginas, incluyendo un apartado especial para la boda y otro para la luna de miel. A la mitad incluí el texto que les comparto a continuación y que les dará una idea mas clara de lo que significa para mí completar las bodas de cristal:

Which language should I use to write these lines? English, español, oder Deutsch?

Du bist in Deutschland geboren und mit Deutsch aufgewachsen, mientras que yo nací en México y crecí con el español. 

When we met in september 2000 we could communicate with each other only in english. After the wedding, ich musste Deutsch lernen but i found a job in english and i never learned Deutsch in der Schule.

Después nacieron las niñas con las que yo hablo español, während du Deutsch mit den beide sprichst.

Our life goes on between different languages, different cultures and different traditions.

We met in the “Bar-celona”, a bar in Monterrey which name was a sign of our future full of trips around the world.

Nuestro destino principal ha sido México, but we have been also in USA and the Caribbean in America. In Europa, haben wir von Spanien bis Prag und von Denmark bis Italien gereist. And I am sure we will travel to Asia or Africa some day. You never know!

In 15 years we have created a beautiful family, we have had great moments and difficult times, we keep growing as individuals and as a bicultural couple, which is not easy but very interesting!

Pido a Dios para que nos conceda muchos años más de felicidad llenos de salud, armonía, amor, aventuras y bellos momentos!

Unsere Ehe ist nach 15 Jahren wie der Kristall, stark aber empfindlich. Deshalb müssen wir weiter mit Liebe, Geduld, Toleranz und Verständnis auf diesem gemeinsamen Weg laufen.

Al final dejé espacio para una foto bonita de nuestro crucero de aniversario en Octubre 🙂 Esta vez no viajaremos solos, pero estoy segura que como todos nuestros viajes con o sin las niñas, será un viaje único y maravilloso! Dios nos conceda muchos años más de viajes, sorpresas y bendiciones!

IMG_0041_2

Aprender a soltar

Hay que soltar, aprender a soltar… ese es mi mantra de los últimos meses. Con dos hijas pre- adolescentes (10 y 12) tengo que aprender a dejarlas crecer, ser independientes y madurar. Se dice fácil, pero no lo es.

El año pasado nuestra hija mayor fue por primera vez “de shopping” con su mejor amiga al centro de nuestra ciudad. También fue con sus compañeros de clase a la feria del pueblo donde hay puestos de comida y juegos mecánicos. Ambas experiencias fueron positivas y ahora la pequeña espera cumplir 11 años para poder ir sola de compras con sus amigas.

Poco a poco… hay que soltar! Desde que entraron a primaria las dejé ir solas a la escuela caminando como todos los niños del barrio, y al entrar a la secundaria se fueron desde el primer día en autobús. Raras veces las recojo en coche y ya saben que no soy taxi para que me insistan en hacerlo cuando salen temprano o está diluviando. Hay que soltar…

En las vacaciones de Pascua querían visitar a la hija de una amiga mía que vive en el norte de Alemania y por cuestiones prácticas, lo mejor era que viajaran en tren. Así que por primera vez viajaron solas de Hamburgo a Flensburg! No tuvieron que cambiar de trenes y el trayecto duró poco mas de dos horas. Sí, muy corto… pero para una mamá mexicana parecía una eternidad. La mayor estaba un poco más nerviosa, pero el mero día asumió su rol de hermana mayor y estaba bastante tranquila. Con dos maletas pequeñas y sus mascotas (ratones) en una caja de transporte, viajaron felices y sin contratiempos.

Hay que soltar! Hace unos días, las niñas (sí, pre- adolescentes) se quedaron solas en casa todo el día y les dejé unas pizzas congeladas que tenían que calentar en el horno. No es la primera vez que se quedan solas, pero normalmente es por la tarde o noche y sobreviven con pan tostado o alimentos fríos. Esta vez decidí soltar mi miedo y permitirles usar el horno eléctrico. Los riesgos son menores que con un horno de gas, y ellas se sintieron “grandes” calentando sus pizzas solitas.

No es fácil soltar siendo mexicana en Alemania… no soy de esas mamás que dejan a sus hijos hacer todo lo que quieren solo porque sus amigos lo hacen, pero tampoco quiero ser mamá de las únicas niñas que no tienen whatsapp, que no pueden quedarse a dormir con amiguitas o que no salen solas ni a la esquina. Lo difícil es encontrar el punto medio, como dice el refrán “ni muy muy, ni tan tan”. Ni muy mamá mexicana, ni tan alemana 🙂

Así que sigo practicando el “soltar” con cuidado, despacito y consciente de que es un proceso que tengo que vivir como mamá migrante que vive entre dos culturas muy distintas. Veo, observo y analizo qué es lo mejor para mis hijas y voy soltando…

Espero hayan pasado un feliz día de las madres, el 10 de mayo en México y ayer domingo en Alemania. Como siempre, yo celebré doble! Porqué eso de ser mamá migrante también tiene sus ventajas 🙂

Aprendiendo con Babbel

Ya lo decía alguien por ahí: La vida es muy corta para aprender alemán! Incluso Mark Twain dijo que una persona puede aprender inglés en 30 horas, francés en 30 días y alemán en 30 años. Yo ya llevo la mitad!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De haber sabido lo que me tardaría en aprender el idioma alemán y que nunca llegaría a gustarme, tal vez no me hubiera casado o al menos no me hubiera venido a vivir aquí! (*es broma*) Pero qué difícil es este idioma… tal vez mi mayor error no fue aprenderlo bien desde el principio y ahora es más difícil corregir mis errores y vicios.

Como saben, el 2015 lo dediqué a estudiar un curso de B2 y saqué buena nota en el examen el año pasado. Lo cual no quiere decir que domine el idioma o que me sienta segura al escribirlo. Este año quería seguir estudiando (nivel C1) pero no hay cursos de ese nivel en la ciudad donde vivo, así que decidí probar la famosa APP llamada Babbel.

Uno de mis alumnos universitarios de español me sorprendió en su examen final (oral) con una pronunciación casi perfecta y mucha soltura, así que al final me confesó que eso se lo debía a Babbel. Mmmm, no me quise quedar con la duda y decidí probarlo por mí misma, obviamente no para aprender español sino alemán!

Babbel es una aplicación “E-learning” para aprender hasta 14 idiomas diferentes. Es de origen alemán y tiene poco menos de 10 años en el mercado, no es gratuita pero considero que es barata para lo que se puede aprender. El método de pago es por periodos de tiempo, sea 1 mes, trimestre, semestre o un año, bajando el costo promedio por mes si se compra por un periodo mas largo. En promedio cuesta 5€ por mes.

Para conocer el sistema, decidí empezar desde 0 y así practicar lo básico. Cada usuario puede decidir cuánto tiempo invertir por día en la aplicación, y el avance se graba de tal forma que puedes variar entre la laptop, el teléfono móvil o la Tablet. El sistema está dividido en los siguientes módulos :  (independientemente del idioma elegido)

  •  cursos para principiantes
  •  cursos intermedios
  •  gramática
  •  en el trabajo
  •  comprensión y expresión oral
  •  comprensión y expresión escrita
  •  gente y cultura
  •  cursos especiales
  •  palabras y frases

En cada módulo hay entre 4 a 6 submódulos, que cuentan a su vez con 15-20 lecciones, y cada lección tiene entre 8 a 12 ejercicios ya sea de escritura, repetición oral (si se tiene micrófono) o comprensión auditiva. Para que se den una idea, en un mes he completado apenas el modulo de principiantes y parte de los cursos intermedios, invirtiendo de 4 a 5 horas semanales. Si tuviera más tiempo libre, me encantaría avanzar más rápido 😉

Estoy encantada con la aplicación porque por primera vez aprendo alemán desde la perspectiva del español, situación que ha facilitado la comprensión de muchas cuestiones de gramática, pronunciación y entonación. Toda la vida había estudiado alemán en libros que no tienen traducción ni explicación en español y los profesores no podían explicarme en mi idioma porque tienen alumnos de 20 nacionalidades diferentes. Curioso? Sí! Yo misma me asusté al descubrir que hay dos tipos de ‘s‘ en alemán y yo todo lo pronunciaba como ‘s’ fuerte sin diferenciar la “s” sonora.

Increíble que después de 15 años descubra errores y problemas que ni siquiera sabía que existían. Mi marido me dice que se acostumbro a ellos y ya no me corregía para no deprimirme.  Y ahora me cuesta el doble de trabajo corregirlos, pero no pierdo la esperanza… Babbel me está ayudando bastante!

Otra de las partes interesantes de esta aplicación es el sistema de repaso, donde se lleva un inventario del vocabulario (palabras o frases) aprendido y te motiva a repasarlo hasta 6 veces, marcando cuantas veces has practicado cada palabra. Se puede repasar con tarjetas, escribiendo o hablando.

Como si fuera poco, el sistema hace mucho hincapié en la parte cultural y explica tradiciones, platillos típicos, modismos y dialectos al mismo tiempo que se aprende el idioma. Los ejercicios y diálogos están basados en situaciones reales y prácticas de la vida diaria en Alemania, que para mí ya son conocidos por tener tanto tiempo aquí, pero para alguien recién llegado o que no viva acá serían de gran utilidad.

Creo que no hay sistema perfecto, y como en todo, esta aplicación tiene áreas de oportunidad, pero definitivamente es hasta ahora la mejor herramienta que conozco para aprender en línea y de forma individual.

Todavía me faltan muchos módulos en alemán y quería aprender un poco de italiano para nuestro próximo viaje a Roma en octubre, pero veremos si me alcanza el tiempo ya que parece poco pero son cientos de ejercicios que requieren más tiempo del que uno imagina.

Así que si quieren aprender alemán o mejorar lo que ya saben, no duden en probar esta aplicación. Si mal no recuerdo hay posibilidad de probar una semana gratis, así pueden ver si es un sistema apropiado para ustedes. Para mí, sí que lo es!

Las aplicaciones en el teléfono celular o tableta se encuentran bajo el nombre de Babbel y en internet la página es http://www.babbel.com

Suerte!

Una invitada de honor

Mes de Mayo…. mes de María

Como migrante soy miembro de varios grupos o foros en Facebook. En uno de ellos llamado “Mexicanas en el extranjero “ y que cuenta con mas de 1000 integrantes, soy miembro desde hace 6 o 7 años. No participo mucho porque es imposible leer o seguir los posts de tantas personas y tantos temas a la vez, pero de vez en cuando reviso las novedades y doy un like o escribo un comentario.

Hace poco mas de 4 años, una de las chicas integrantes tuvo la gran idea de crear una dinámica de grupo en la que una imagen de la virgen de Guadalupe visitara por 9 días a las mexicanas que se apuntaran en una lista. No dude en apuntarme y rápidamente la lista creció y creció. El recorrido de la Virgen Peregrina empezó por Estados Unidos y para no andarla enviando de un continente a otro cada semana, se organizó la lista por países y regiones. En Europa ya lleva un buen rato, pero apenas el año pasado llegó a tierras germanas.

Después de tanto esperar  llegó el paquete a finales de marzo (2017) con dos imágenes de la Virgen, una veladora en forma de estrella con 5 velitas, un diario donde cada una que la recibe escribe su experiencia, además de diversos sobres con tarjetas, postales, oraciones y copias de imágenes pequeñas para que se tomen como recuerdo de la visita.

Fue muy emotivo abrir el paquete y encontrar tantos detalles, leer tantas anécdotas, ver fotos y sentir tanto amor a nuestra Virgen de Guadalupe que cuida de cada una de nosotras en cualquier rincón del planeta. Elegí un lugar especial para poner una especie de altar y durante los 9 días nunca le faltaron flores…

IMG_6034

Mi aportación a la cajita fue una copia de la novena, ya que no encontré ninguna en el paquete, enmicada para evitar su maltrato y facilitar su lectura. Todos los días leímos y rezamos la novena en familia para pedir por las necesidades de cada uno más todas aquellas de nuestra familia en México y de las mexicanas que integran el grupo de Facebook.

No fue fácil despedirnos, pero la Virgen tiene todavía mucho camino por recorrer, así que la entregué personalmente a otra mexicana que vive en nuestra ciudad y así cada 9 días cambiará de destino para seguir alegrando los corazones de cientos de mujeres que como yo, viven en el extranjero pero no han dejado de ser guadalupanas 🙂

 

En diciembre pasado vi una película en la televisión que me inspiró a escribir esta entrada, pero como muchas otras se quedó en plan hasta que por casualidad en estos días me topé con dos historias parecidas que me dieron el empujón necesario para terminarla y publicarla.

Las tres historias suceden en diferentes épocas y distintos países pero tienen como protagonistas a mujeres que son víctimas de desigualdad y violencia, además de ser obligadas en su mayoría a casarse. Una película, un audiolibro y por último, un libro que he tenido que leer para mi círculo de lectura en inglés. Sólo una de las historias es de la vida real, lo cual no quiere decir que las otras no pudieran ser reales por ser novelas.

  1. La película se llama “Die Glasbläserin” (La sopladora de vidrio) que está basada en el libro con el mismo nombre de la autora alemana PetraDurst-Bennings. La historia trata sobre la vida de dos hermanas alemanas que viven a finales del siglo XIX y que al quedar huérfanas intentan trabajar en el negocio dejado por el padre que era soplador de vidrio.
  2. El audiolibro titulado “Die Jasminschwester” (Las hermanas Jazmín) de la autora alemana Corina Bomann cuenta la aventura de una chica vietnamita a principios del siglo XX que al no quererse casar e intentar escapar, termina en un burdel alemán.
  3. El libro “Unorthodox“, autobiografía de Deborah Feldman que describe su vida como judía jasídica en pleno siglo XXI en la ciudad de Nueva York y su lucha para dejar la secta después de convertirse en madre.

Las historias no podrían ser mas distintas ya que se desarrollan en tres continentes diferentes, en tres siglos distintos y en tres religiones casi opuestas. Pero al parecer ni la historia, ni la religión ni el lugar geográfico evitan que una mujer sea víctima de discriminación simplemente por ser mujer.

Al terminar de ver, leer o escuchar cada historia me he quedado con un dolor de estómago y una tristeza difícil de describir con palabras. Cómo es posible que nuestra historia esté llena de tanta injusticia, falta de libertad y machismo? En la historia #1, las chicas no “podían” trabajar en el oficio de su padre por ser mujeres! Como huérfanas no había forma de “casarlas bien” y la menor tiene que emplearse en una fábrica local donde el hijo del dueño abusa de ella y la obligan a casarse con él, a pesar de ser borracho y violento. La mayor no corre con mejor suerte al encontrar trabajo como secretaria en la ciudad, donde también es violada por su jefe y sale adelante soplando vidrio a escondidas.

Una historia típica del siglo antepasado, para seguir con la #2 donde las chicas no tenían derecho a estudiar por ser mujeres y sus matrimonios eran arreglados por los padres. La protagonista de apenas 16 años decide huir con una amiga en un barco sin saber que caerían en manos de delincuentes que las venden al mejor postor: la amiga a unos piratas y la otra a un prostíbulo de mala muerte donde pasa unos años antes de escapar. Novela de terror? Desgraciadamente sabemos que la vida de miles de chicas que sueñan con una vida mejor terminan incluso hoy en día de la misma manera.

Leer la historia #3 me dejó helada. Claro que sé que en muchas comunidades y religiones todavía se arreglan matrimonios y las mujeres no tienen derecho a estudiar, pero que le pase a una neoyorquina en este siglo? Uf! No cabe duda que el camino del género femenino todavía tiene muuuucho que recorrer.

Hace unas semanas ví un vídeo que criticaba que en los libros de historia sólo se menciona a los inventores masculinos, cuando hay muchas mujeres dignas de mencionar. Y cómo podemos suponer que siglos (por no decir milenios) de historia donde emperadores, reyes, científicos, descubridores han sido hombres, de un día para otro esté lleno de mujeres? Para que los libros incluyan presidentas, inventoras, escritoras y ganadores del Premio Nobel falta mucho pero al menos ya hay libertad en muchos países para estudiar y trabajar en puestos que antes solo eran para hombres.

Lo que me indigna no es la falta de nombres femeninos en libros, sino la tolerancia a la violencia de género, el machismo en miles de comunidades y la creencia que la mujer es un ser inferior o incluso un objeto con el cual se puede negociar o comprar placer. En pleno siglo XXI, la mujer sigue siendo víctima de los hombres en muchos rincones de este planeta y poco esta cambiando 😦

Doy gracias a Dios que mis hijas tendrán la oportunidad de estudiar lo que quieran, podrán conducir y votar, además de trabajar en una empresa o crear una propia. Si así lo desean podrán casarse y tener o no hijos. Nadie las obligará a casarse con un desconocido y confío en que junto con su pareja decidirán si se convierten en padres y compartirán su responsabilidad en la crianza de sus hijos. Si ellas deciden ser madres de tiempo completo como yo o no, será su propia decisión.

Rezo a Dios para que conozcan hombres que las respeten como seres humanos y no las priven de ninguna libertad: sea trabajar, vestir minifalda o salir con amigas. Y rezo para que todas las mujeres del mundo gocen de libertad, igualdad de derechos y oportunidades de estudio y trabajo. Hay todavía mucho por hacer para que un día en un futuro no muy lejano, hombres y mujeres en cada rincón de este planeta sean seres plenos, libres y felices.

Así sea!

Al cambiar de país de residencia de forma definitiva, como yo lo hice hace ya casi 15 años, se reemplazan muchas cosas en nuestra vida cotidiana. Reemplazamos nuestro hogar por una casa o departamento, buscamos un auto si se necesita o nos acostumbramos a usar el transporte público para movernos por nuestra nueva ciudad o pueblo, poco a poco vamos sustituyendo nuestro guardarropa con ropa adecuada al clima local y aprendemos a cocinar con los ingredientes que se encuentren fácilmente, por lo que cambiaremos a mediano o largo plazo incluso nuestros hábitos alimenticios.

Eso es referente a las cosas materiales, luego vienen los documentos como la licencia de manejo, tarjetas de crédito por aquellas de los bancos locales y si es posible se obtendrá un pasaporte nuevo, que como en mi caso no reemplazó el mexicano pero si la visa americana porque ahora entro a E.E.U.U. como alemana sin necesidad de una tarjeta visa.

Finalmente no podemos olvidar que también reemplazamos a las personas, lo cual llevará mas tiempo pero que tarde o temprano sucederá con seguridad. Vecinos nuevos, colegas en el nuevo trabajo si se tiene, compañeros de clases si se viene a estudiar o se toman cursos del idioma, y poco a poco se harán nuevos amigos con la gente local y los círculos de amistades en nuestro país de origen se irán reduciendo con cada visita y muchos quedarán solo como contactos de Facebook o Whatsapp.

Es la ley de la vida del migrante y no hay nada que se pueda hacer. El tiempo y las necesidades de adaptación implican que reemplacemos casi todo, aunque con seguridad conservaremos nuestras creencias, tradiciones y costumbres. Pero que pasa con la familia?

Después de 15 años de vivir en Alemania puedo decir que he encontrado hermanas y primas en algunas de mis nuevas amigas, y en algunas de más edad he encontrado tías. Pero definitivamente la figura familiar más difícil (por no decir imposible) de reemplazar es la de los abuelos de mis hijas, que al mismo tiempo son mis padres. Tengo a mis suegros, incluso dos pares, pero no puedo decir que han reemplazado a mis padres. Nos apoyan, ven a las niñas regularmente y convivimos con frecuencia, pero de eso a tener la confianza y el cariño que existe con mis padres hay un abismo de por medio.

Los abuelos consienten, enseñan y adoran a sus nietos. Tuve la fortuna de conocer a dos bisabuelas y un bisabuelo, además de dos abuelas y un abuelo. Solo sobreviven los padres de mi madre y aunque nuestro vínculo no fue tan fuerte, sé lo que significa pasar los días festivos como Navidad, dia de las madres, cumpleaños, etc. en casa de los abuelos junto con tooooda la familia. En mis últimos años de soltera, cada lunes había reunión de tías y primas en casa de los abuelos para merendar con ellos. Cada lunes!

Definitivamente la nueva tecnología nos acerca, pero no puedo compararse con el verse en persona. Mis hijas se comunican dos o tres veces por semana con mis padres, y aunque las llamadas son cortas, pueden ir viendo su crecimiento y estar al tanto de las novedades de la escuela o fines de semana. Los viajes a mi México lindo querido no son cada año como al principio y que mas diéramos por tener a los abuelos en casa más a menudo, o nosotros pasar cada temporada de vacaciones en Monterrey, donde no solo visitaríamos a mis padres, sino a mis abuelos, tíos y primos.

Cuando me casé nunca imaginé la falta que harían mis padres en la vida de mis hijas. Obviamente no es una razón suficiente para cambiar de residencia, pues igualmente faltarían los abuelos paternos en su vida, pero sí es algo que pone a cualquier mamá migrante a pensar… y reflexionar… y a buscar soluciones para fomentar el vínculo abuelos-nietos.

No es fácil y es algo con lo que tenemos que aprender a vivir… tanto nosotros como los abuelos. Confío en que mis padres vivan muchos años más y vengan muchas oportunidades para coincidir aquí o allá. Las niñas crecen a pasos agigantados y los abuelos no rejuvenecen 😦 Dios quiera pronto podamos vernos y disfrutarnos mutuamente!

No, no voy a escribir sobre mi marido sino sobre otro compañero sin el cual no puedo dormir bien y que me acompaña desde hace justamente 7 años.
Me refiero a un aparato cuya mascarilla administra la terapia CPAP o Presión positiva continua en la vía aérea en español. En palabras sencillas, la maquinita genera aire que hace que respire normalmente mientras duermo.
Toda la vida he roncado y en México me habían dicho que una posible razón era mi tabique desviado, el cual me “arreglaron” cuando cumplí 18 años. Al poco tiempo se volvió a desviar y no quise saber más de operaciones.
No fue sino hasta hace 7 años que mi marido me comentó que no solo roncaba, sino que a veces dejaba de respirar por un par de segundos y que me tenía que mover para que respirara normalmente. Fui con un otorrinolaringólogo que inmediatamente me hizo una prueba sencilla de mi respiración y tuve que llenar un formulario relacionado a mi rutina diaria. Entre las preguntas se hacía mucho hincapié en el cansancio durante el día, a que si te quedabas dormido viendo la televisión o conduciendo. Mis hijas tenían en aquel entonces 4 y 5 años y mi cansancio extremo lo relacionaba a la actividad con ellas y no a la forma de dormir.
En fin, el doctor me mandó a una clínica de sueño en Hamburgo donde tuve que dormir una noche conectada a mil cables mientras era monitoreada por cámara. Curioso que en una clínica de sueño se duerma tan mal! Pero al parecer por las gráficas que me enseñaron al día siguiente había dormido entre 4 y 5 horas. El doctor que me las mostró, me dijo que padecía de apnea severa y que cada mañana amanecía como si hubiera corrido un maratón durante la noche. El esfuerzo de mi corazón era muchísimo y me dijo que tendría que dormir una noche más en la clínica para probar la terapia CPAP y ver si sería una solución para mi problema.

Y desde entonces duermo con este aparato al lado de mi cama y lo llevo a las vacaciones porque ya me da miedo dormir sin él, además de que me he acostumbrado tanto que si no me coloco la mascarilla tengo problemas para conciliar el sueño.
Es incómodo? Un poco, pero a todo se acostumbra uno y al tratarse de mi salud, el ruido del compresor y la mascarilla en la cara pasan a segundo término.
Cada año voy con el otorrinolaringólogo para control y no es necesario dormir en una clínica sino que me prestan un aparatito que mide la funcionalidad del dispositivo y si es necesario, el otorrino puede hacer los ajustes necesarios.
Para qué escribo sobre esto tan personal? Pues porque curiosamente en los últimos meses he hablado con varias personas que se quejan de sus parejas porque roncan mucho o incluso dejan de respirar por segundos como yo, o ellas mismas padecen de trastornos similares durante el sueño. Mi consejo: ir con un otorrinolaringólogo (HNO en alemán) para averiguar las razones y buscar una posible solución. Incluso en la clínica de sueño donde estuve dan conferencias y charlas sobre estos temas de forma gratuita y frecuente. Doy gracias a Dios que mi marido me alertó sobre mis espasmos, porque de no atenderse puede tener consecuencias fatales en algunos casos.

A cuidarse! Feliz semana!

Trapos y trapitos

Creo que la cocina es el lugar donde se presentan mas diferencias entre una pareja bicultural. Es increíble como heredamos hábitos y costumbres de nuestra casa sin darnos cuenta! Por ejemplo, cómo se acomodan las cosas en la alacena o en el refrigerador, si se cocina con aceite o mantequilla, cómo se guarda lo que sobra después de comer, etc. Pequeños detalles que simplemente vimos y aprendimos de pequeños y que implementamos en nuestro nuevo hogar sin percatarnos conscientemente de ellos.

Muchas diferencias entre parejas serán normales por la crianza familiar o porque las mujeres somos de Venus y los hombres de Marte, pero si a eso le agregamos el factor cultural, definitivamente pocas cosas habrá en común entre una mujer y un hombre de diferentes países que tienen que convivir diariamente en la cocina.

Ya tenemos 15 años de casados y hay una lista casi interminable de cosas que no hemos cambiado, ni mi marido ni yo a la hora de cocinar, limpiar o preparar los alimentos. Aquí algunos ejemplos:

– mi marido guarda lo que sobra de comer en el sartén u olla que se haya cocinado. Tengo un cajón lleno de recipientes plásticos, pero se le hace más fácil ocupar medio refrigerador con un sartén, eso sí con tapa con la mitad o menos de la comida que quedó.

– toda la vida he comido en platos y en Alemania es común cenar el pan con embutidos en tablas de madera o de plástico, costumbre que hasta ahora me parece rara, así que a la hora de poner la mesa colocamos 3 platos y una tabla para Tom 🙂

IMG_0016

– mi marido no tolera cosas “fuera de lugar” o en medio de la nada, y por lo mismo no puede ver mi “porta-cucharas” al lado de la estufa. Y dónde se supone que debo colocar la cuchara que uso para menear la sopa? Además compré una roja para que combine con la decoración 🙂IMG_0015

– casi diariamente comemos o cenamos con tortillas así que por comodidad dejo el comal (sartén plano) sobre la estufa. Siempre! y en la primera oportunidad mi marido lo guarda en el cajón, para yo tenerlo que sacar unas horas después a la hora de la cena! Y eso tooodos los días 🙂

IMG_0014

– la forma de lavar platos es muy diferente! Mientras que yo los enjabono con una esponjaIMG_0012 y luego los paso por agua limpia, los alemanes llenan el fregadero de agua jabonosa y los pasan por ahí quitándoles el resto de comida con un trapo, y de ahí a secarse con otro trapo. Gracias a Dios la mayoría de lugares tiene lavavajillas pero nunca falta un evento o una situación donde se tiene que lavar a mano y simplemente me quedó con cara de 😮

– y hablando de secar platos… tenemos lavavajillas como la mayoría de hogares en Alemania, pero siempre hay algo que debe lavarse a mano y lo dejo secando al lado del fregadero (como en México) y cuando esta seco lo guardo en su lugar. Mi marido no puede ver nada escurriendo, tiene que secarlo inmediatamente y guardarlo.

Y con qué seca los platos? Con un trapo especial… y a eso voy con esta entrada. Hace unos años vi una fotogaleria en el sitio de DW sobre cosas típicas alemanas y me llamó la atención ver una que decía: los alemanes utilizan un trapo diferente para cada cosa. Y si es cierto!

En casa hay una eterna discusión referente a los “secadores” que yo tengo colgados cerca IMG_0011del fregadero y en el horno… su uso? Para secarme las manos, sacar cosas calientes del horno, sacudir migajas y en caso de un accidente limpiar algo que haya caído al suelo. Para mi marido, el “secador” para secarse las manos tiene que ser de toalla y no de tela normal. Y para secar la vajilla tiene otros especiales de un material que no deja marcas en los vasos.

IMG_0013

Además, tiene trapos para limpiar ventanas, otros para limpiar el suelo y unos más para limpiar la superficie de la estufa (de inducción). Y el trapo que yo llamo “tela yes” (por la marca mexicana) es fuente de disgustos porque yo la uso para limpiar la mesa, el fregadero, etc. y mi marido la usa para lavar los platos!

Divertido, no? Definitivamente esto de las parejas o familias biculturales es interesante y enriquecedor. Conocer otras culturas no quiere decir que tengamos que cambiar nuestras costumbres o hábitos, sino que nos acostumbramos a vivir con diferentes o inventamos costumbres nuevas que combinen un poco de cada cultura. Así nuestro hogar tiene un poco de alemán y un poco de mexicano… la pregunta es: qué harán nuestras hijas en sus hogares?

“Noviazgo” infantil

Nuestra hija mayor como saben acaba de cumplir 12 años y el año pasado llegó de la escuela con la novedad que su mejor amiga “andaba” (ist zusammen) con otro compañerito del salón, es decir eran novios. Cabe mencionar que los dos tenían 11 años en aquel entonces.

Como mamá latina se pueden imaginar mi cara pero para no espantar a mi hija y hacerme la ignorante, le pregunté qué significaba “ist zusammen” a esa edad y en 6to año. Sinceramente no tenía ni idea y solo me dijo que su amiga estaba enamorada (verliebt) en el amiguito y que él le había preguntado por “whatsapp” si quería ser su novia.

Ah, bueno… pensé yo… se trata de esos noviecitos de juego que se agarran de la mano y listo… pero no! Al paso de las semanas, ya tienen 4 meses “juntos”, mi hija me fue contando que han ido al cine ellos solos, va uno o el otro a comer a la casa del otro y pasan toda la tarde juntos.

Y entonces ya no es el “noviazgo” que yo conocía de mis tiempos en el que se mandaban cartitas o dibujitos, se agarraban de la mano y todo sucedía en la escuela. Incluso los papás de la amiguita hablaron con los papás del “novio”. De qué y para qué no tengo idea!

Mmm… no sé que piensen ustedes pero yo sí me sorprendí un poco (o mucho). Desde hace años que me estoy preparando psicológicamente para el día que mis hijas traigan al novio a casa con 14-15, y ahora resulta que empiezan desde los 11-12!!!

No, no se trata de permitir o prohibir el noviazgo a X edad, sino de pensar si realmente es necesario adelantar tanto lo que tarde o temprano llegará. Porque claro, de las tardes juntos sigue el quedarse a dormir y por mas años que tenga viviendo en Alemania todavía no me parece que niños o pre-adolescentes pasen la noche con el “novio/novia”. Para qué? Para que empezar tan pronto? Por más que busco no encuentro respuestas que me convenzan.

Así que en estos meses he hablado mucho con Victoria de este tema y le he dicho que es normal que le gusten niños, que en su momento podrá enamorarse y que la vida aunque parece corta es muy larga y que seguro llegará un chico que la quiera y empiece una relación de noviazgo. Y sí, si le menciono edades… 15? 16 mejor, no? 🙂

Gracias a Dios no se trata de la mayoría de los compañeritos de mis hijas, sino de dos o tres que han empezado con el tema. Y lo mismo pasa con el uso de pastillas anticonceptivas entre chicas de 13-14 años, que aunque no es mayoría, ya me ha tocado oír argumentos como “más vale prevenir”, “de todas formas lo hacen”, etc. entre conocidas con hijas de esa edad. Y en ese aspecto también pienso que es muy prematuro y todavía no sé si mis hijas serán tan precoces con su sexualidad.

Definitivamente son aspectos culturales con los que tengo que aprender a vivir, pero no necesariamente implementar en casa sólo porque los demás quieran experimentar antes de tiempo. Qué necesidad hay de empezar con celos, decepciones amorosas y líos del corazón a tan temprana edad. Sí, también en mis tiempos los niños lloraban cuando la niña que les gustaba los “cortaba”, pero no había depresiones ni cosas por el estilo. Ahora todo se toma tan en serio y se va al psicólogo desde muy joven.

Todo a su tiempo y a disfrutar cada etapa de la vida sin prisas ni presiones. Al menos eso intento hacer con mis hijas y que ellas disfruten su infancia mientras dure, que la adolescencia y la adultez llegarán con seguridad y durarán lo suficiente para conocer el amor, el desamor y todo lo que conllevan las relaciones sentimentales 🙂

Entrevista sobre mamá

En Facebook algunas de mis amigas circularon una “entrevista” a sus hijos sobre ellas mismas y ni tarde ni perezosa decidí aplicarla a mis hijas pero un poco diferente. Quité, cambié y agregué algunas preguntas para completar 20, las imprimí y mis hijas las contestaron de forma individual.

Después de leer sus respuestas decidí escribir una entrada sobre sus respuestas en lugar de postearlas en mi perfil, donde seguramente generarían algunos “likes” o comentarios pero que en un par de días pasarían a la eternidad. De esta forma, en mi blog podré leerlas en el futuro y volverme a reír de sus ocurrencias.

Las preguntas son sobre mí y sobre lo que piensan de mí. Hubo sorpresas y aunque algunas respuestas ya las suponía, no dejaron de enternecerme y llenar mis ojitos de lágrimas. Amo a mis hijas y me encanta saber que ellas me aman (aún) 🙂

El cuestionario lo hice en español pero sus respuestas son una mezcla de alemán, español y “ale-ñol” 🙂 Lean ustedes mismos:

Qué es algo que yo digo?

V- “Recojan la recámara!”

C- “Recojan la recámara!”

Mmmm… creo que eso dicen todas las mamás, no?

Qué me hace feliz?

V- cuscheliar

C- que recojamos la recámara, cuscheliar

“Cuscheliar” es la modificación del verbo “Kuscheln” al español que significa: Hacerse mimos, acurrucarse y que en nuestro caso es el momento en que nos acostamos en mi cama y nos abrazamos, damos besos, cosquillas, etc. Y que sucede al levantarnos cada mañana (es parte del ritual diario), después de comer (tipo siesta) y después de cenar. Puede variar de 5 a 30 minutos 😉 Y sí, estos momentos me hacen MUY feliz y los aprovecho al máximo porque sé que son contados, aún y cuando ellas dicen que también de adultas seguirán “cuscheliando” con mamá 🙂

Qué tan alta soy?

V- 1,68 cm

C- 1,73 cm

Todavía me ven muy alta, más alta de lo que soy realmente (1,62)

Cuál es mi color favorito?

V- türkis, bunt (turquesa, de colores)

C- azul

Ambas tienen razón… el azul y todas sus tonalidades y todo lo que sea de colores, de preferencia “arco iris” 🙂

Qué es lo que más me gusta hacer?

V- auf FB gehen, im IPAD spielen (estar en FB, jugar con mi ipad)

C- cuscheliar!!!, pintar

Mmmm, perspectivas muy diferentes pero ciertas 🙂

Qué me hace sentir orgullosa de ti ?

V- que soy ordenada

C- que estamos muy bonitas y lindas

No pude evitar soltar la carcajada con la respuesta de Caty… sí, soy mamá cuervo

Cuál es mi comida favorita?

V- Chili (chile)

C- Bohnen Suppe (caldo de frijoles recién hecho)

Notese que soy y siempre seré mexicana 🙂

Cuál es mi artista favorito?

V/C- Shakira

Crees que podrías vivir sin mí?

V/C- NO!!!!

Así en mayúsculas y con signos de admiración.


Si pudiera ir a algún sitio, dónde estaría?

V- en Monterrey con Tito y Tita

C- México (Monterrey)

Tito y Tita son mis papás. Esta respuesta me sorprendió un poco porque esperaba que escribieran la playa o algún lugar exótico que ellas saben que quisiera conocer, pero parece que mi nostalgia por Monterrey es más que clara.

Cuál es mi programa de televisión favorito?

V/C- Tatort

Un programa policíaco alemán que transmiten los domingos por la noche.

Qué es lo que amo?

V- Nosotros

C- Besos

Ambas respuestas con sus respectivos corazoncitos dibujados. Y Caty se refiere a sus besos.

En qué soy buena?

V- pintar, cocinar

C- dormir, pintar, cocinar…

Qué hago para trabajar?

V- Spanisch Unterricht, irgendwas mit Computer (clases de español, algo con computadoras)

C- Spanisch Lehrerin, Spanishnachhilfe (maestra de español, asesoría a alumnos)

Qué no me gusta?

V- Que no recojemos

C-Unordnung (desorden), mascotas

Y dale con recoger la recámara. Creo que las estoy traumatizando, no?

Qué me pone triste?

V- las notas de la escuela

C- Tito y Tita en México donde están (hay) problemas

La respuesta de Caty me puso sentimental…

Qué te gusta más de mi?

V- TODO (tu estilo, tu pelo, tu cuerpo)

C- tu pelo, tu cara, tu pansita

Qué risa! Sí, a Caty le gusta mi pansita!!! Que yo digo jugando que tengo panza por no hacer ejercicio, y ella dice que le gusta mi pansita. Por otro lado me sorprende que mis hijas vean una belleza exterior que no creo tener y que ha subido mi autoestima 🙂

Qué no te gusta de mí?

V/C- nada!

Menos mal no se acordaron de mis regaños 😉

En qué te pareces a mí?

V- Estoy bonita, porque tú eres bonita

C- los ojos y las uñas

Qué te gusta hacer conmigo?

V- cuscheliar, todo!

C- cuscheliar


La entrada queda perfecta para el día del amor y la amistad (14 de febrero) que se celebra mañana. Comercialmente se celebra el amor de pareja, pero nosotros celebramos todo tipo de amor ( de pareja, de padres-hijos y de hermanas). En Alemania eso de regalar detalles o dulces a los amigos de escuela no se acostumbra 😦 y mi marido desde que eramos novios me regala flores y chocolates. En los últimos años nos hemos acostumbrado a hacer tarjetas o cartitas para los demás y hago una cena especial para celebrar nuestro amor de familia 🙂

Amo a mis hijas y aprovechando la ocasión les cuento lo que dijeron mis hijas la semana pasada después de haber visto unos álbumes de fotografías de nuestro noviazgo y los primeros años de casados… ambas me dijeron:  “mami, eres una top model!!!” y me mostraron las fotos donde según ellas parezco modelo de pasarela. Ya se pueden imaginar cómo me puse… y me las quería comer a besos. Son simplemente mi mayor tesoro y espero Dios nos conceda muchos años mas de esta convivencia llena de amor, besos, cosquillas, abrazos y momentos cursilindos 😉

Feliz día del amor y la amistad!

Por fin! Mascotas en casa

Creo que no hay niño en este mundo que no deseé una mascota en su vida, sea un perro, gato, conejo o tortuga. De niña en casa siempre hubo uno o más gatos (cuando se reproducía la gata) y mi marido solo disfrutó una vez de un conejo mientras llegaba la Navidad para sacrificarlo. Así que podríamos resumir que no somos los amantes #1 de mascotas y logramos vivir casi 15 años sin ellas.

Desde que nuestras hijas estaban en el jardín de niños han soñado y nos han pedido todo tipo de mascotas, desde hamsters, gatos o conejos. Claro, la mayoría de sus amiguitas tenían y cuando volvían de sus casas después de jugar nunca faltaba la pregunta de rigor: ¿Y porqué nosotros no tenemos “X” animal?

Los argumentos eran muchos: un animal necesita espacio, en invierno tienen que estar adentro y no hay donde ponerlos, cuestan dinero, las mascotas implican cuidado y responsabilidad de sus dueños, etc. pero el mejor era: quién lo cuidará cuando nos vayamos de vacaciones?! En los buenos tiempos solíamos pasar hasta 6 semanas en México y con ese argumento sobrevivimos mi marido y yo muchos años, pero ahora los viajes tan largos son improbables y la insistencia por otro lado iba en aumento.

El año nuevo la pasamos en la casa de unos amigos, cuya hija tiene 2 ratoncitos de mascota en su habitación. Y esta vez no pudimos contra los argumentos de nuestras hijas que ya están más grandes (10 y 12): nosotros los cuidaremos, los pagaremos y nos encargaremos de ellos. Obviamente me refiero a dos ratoncitos también!

img_0117

Después de varias pláticas familiares, mi marido y yo accedimos. Con el dinero que recibieron de Navidad compraron:

  • dos ratones o gerbillos que sería su nombre correcto
  • el lugar donde vivirán
  • accesorios y alimentación

Y han prometido:

  • atenderlos
  • cuidarlos
  • jugar con ellos
  • y sobrevivir el día que enfermen o mueran

“Jack” y “Cookie” (ambos machos) llegaron a casa el 19 de enero y se han adaptado muy bien a sus nuevas dueñas y a su nuevo hogar. Para quien no conozca este tipo de ratón, les cuento que aquí son muy populares como mascotas, viven en los desiertos de Mongolia y llegan a vivir 3 o 4 años en cautiverio.

Cada mañana las niñas les cambian el agua, limpian su baño de arena y les colocan comida especial… verduras frescas pueden empezar a probar en un par de semanas. Por la tarde que llegan de la escuela juegan con ellos y revisan su comida y área de juegos.

img_0005_2

Sobra decir que nuestras hijas están felices con sus nuevas mascotas y veremos cuánto sobreviven bajo sus cuidados. Si ellas están felices, yo también 🙂

Una de las cosas que me sorprendió cuando llegué a Alemania fue la poca variedad de vasos y platos desechables en los supermercados y su uso casi nulo en eventos públicos.  Y desechables con algún personaje para fiestas infantiles era algo muy difícil de encontrar.img_0114

Para los alemanes no es raro ver un pequeño espacio en el súper destinado a servilletas, vasos, cubiertos y platos de plástico , pero para alguien que viene de una cultura donde el desechable ocupa un pasillo entero en cualquier supermercado sí lo es.

Han pasado casi 15 años desde que llegué y 12 desde la primera fiesta infantil que organicé en este país y ahora sí podría comprar platos de las princesas de Disney o de Bob Sponge en mi súper local, pero ya no lo hago. Ya me hice anti-desechables 🙂

En el jardín de niños, donde los pequeños desayunan todos juntos a media mañana se usan ikeaplatos y vasos de vidrio que ellos mismos enjuagan al terminar de desayunar. En la escuela primaria, los niños no desayunan en mesas, sino en sus escritorios o en el patio y no es necesario sacar platos o vasos. Pero en los eventos como inicio de cursos, tarde de lectura o festival de Navidad, se usan platos y vasos de plástico duro (IKEA) que se pueden lavar en el lavavajillas o rápidamente a mano. Nuestra primaria local tiene 100 alumnos aproximadamente y nunca vi un plato desechable en los 5 años que mis hijas estudiaron ahí.

El desayuno internacional al que asisto mensualmente se realiza en un salón comunitario donde la cocina tiene suficiente vajilla para las asistentes, pero como no se alcanza a lavar todo y muchas veces faltan manos, la organizadora nos pide que cada quién lleve su plato, taza y cubiertos cada mes. Lo mismo se hace en días de campo organizados por la escuela, en excursiones o eventos al aire libre: cada familia lleva sus platos, vasos y cubiertos no desechables.

En las ferias o festivales la comida rápida por excelencia es la salchicha asada que se sirve en un pedazo de papel (que no puedo llamar plato) que tiene una tira para agarrar la tellersalchicha (ver foto), así se evita el uso de cubiertos y en algunos casos de servilleta. Las papas fritas se entregan en un platito de cartón muy pequeño o en un cono/cucurucho de papel. Otro tipo de comida como crepas, champiñones, torta/sandwich de pescado, etc. se sirve también en platos minúsculos de papel o en servilleta. Es muy raro ver platos desechables de plástico en este tipo de eventos.

Y vasos? Menos! En Alemania servir la cerveza en un vaso desechable es una grosería, así que el tarro o vaso de vidrio donde se sirve se cobra de forma temporal: lo que llaman “Pfand” (depósito) y que se devuelve cuando regresas el vaso al local. Lo mismo funciona

bier

Vaso para cerveza

en los mercados de Navidad donde el vino caliente, ponche o chocolate se sirve en tazas de cerámica y que se cobra en 3 o 4€ por si te quieres quedar con ella de souvenir. En algunos eventos se maneja el vaso de plástico duro para cerveza o refresco que también lleva “pfand”, el cual se puede lavar y volver a utilizar.

Todo sea por la ecología, el sabor de la bebida o la limpieza. El uso de material desechable además de general toneladas de basura que pueden terminar en calles y parques, afectan al medio ambiente y en Alemania es sinónimo de informalidad, así que en carnes asadas, fiestas de cumpleaños y días de campo no uso platos ni vasos desechables.

Desde hace un par de años se empezó a vender el “Coffee to go” en panaderías y pequeños quioscos en vaso desechable de cartón. Y no tardaron mucho en sacar la primera iniciativa de vender el café con “pfand” en Freiburg. Desgraciadamente con poco éxito pero no dudo que este tipo de proyectos sigan apareciendo de forma aislada, más hoy en día que la preocupación por el medio ambiente y la ecología es tema en todas partes.

El término “Pfand” es el mismo que aplica para las botellas de vidrio o plástico que se regresan para ser recicladas. En casi todos los supermercados se pueden encontrar máquinas donde se introducen las botellas y se imprime un papel con el valor del material recibido. No se trata de “vender” las botellas, sino de recibir lo que se pagó por la botella al comprar el refresco o la cerveza. Aquí pueden ver un vídeo de como funcionan estas máquinas que ahí mismo trituran el plástico 🙂

Ojalá esta pasión por el reciclaje se copiara en todo el mundo y no al revés! Porque eso de encontrar platos de princesas y servilletas de Winnie Pooh en el supermercado indica que la idea de “consumismo” desechable esta llegando a estas tierras, cosa que no me agrada en lo absoluto! A poner cada uno su granito de arena evitando el consumo exagerado de material desechable, o no?

P.D. En estos días vi el siguiente documental que me partió el corazón… creo que aquí en Alemania nunca he visto vasos de unicel (poliestireno) y qué bueno! DI NO AL UNICEL!

 

Atracciones en Hamburgo

Como saben, vivo en el norte de Alemania en una ciudad a 60 kms de Hamburgo y esta vez voy a escribir sobre dos atracciones que acabo de conocer en esta bella ciudad. La primera ya tiene algunos años en operación pero como nuestra hija menor todavía no podía entrar tuvimos que esperar hasta ahora para conocerla. La segunda debería haber sido inaugurada hace 7 años pero por causas que no vale la pena recordar, apenas se terminó y aunque no la conocimos por dentro si pudimos apreciarla por fuera 🙂

Ambas atracciones las conocimos el mismo día: en el cumpleaños #12 de nuestra hija mayor que como siempre coincidió con las vacaciones navideñas y sólo el papá tuvo que pedir el día libre.

La primera parada fue el “Hamburg Dungeon”, una exposición interactiva donde se presentan diversos eventos importantes de la historia de Hamburgo a lo largo de 90 minutos. La atracción existe desde el año 2000, pero en el 2008 se inauguró el punto final de la exposición que consiste en una “caída libre” de 8 metros y en el 2014 se renovó el paseo en barco que simula la época de contrabando en 1700.

hd

La gente se organiza en grupos de 20-30 personas que van caminando por pasadizos y túneles para presenciar en diversas paradas hechos históricos como el gran incendio de Hamburgo en 1842, la Inquisición o la Peste. Como pueden imaginar, gran parte del recorrido es a oscuras, y con actores que representan su papel a la perfección causando miedo o pánico a los asistentes. Por esta razón sólo se permite la entrada a mayores de 10 años y bajo su propio riesgo, los niños de 8 a 10 años deben ir acompañados por un adulto y firmar un papel de autorización. La verdad es que no lo recomendaría, ya con 10 años mi hija menor que es bastante valiente estaba muuuuuy asustada a medio recorrido.

Desde hace años que tenía ganas de visitar este “calabozo” (Dungeon) y finalmente se me hizo conocerlo en compañía de mi marido e hijas. Una atracción que vale la pena, pero que como pueden imaginar esta dirigida al público alemán, ya que los actores solo hablan este idioma y aunque en algunas paradas unas pantallas incluyen subtítulos (inglés) en su programación, no es suficiente para entender todo lo que se ve. Además, en casi todas las estaciones se elige a uno o dos voluntarios entre el público y si no hablas alemán, será difícil participar 😉

Después del susto, la caída libre y las sorpresas no tan agradables del espectáculo nos fuimos a comer al “Markthalle Hafencity” que esta a un par de cuadras y en el que se encuentran 10 diferentes restaurantes de todo tipo de comida. Mis hijas se decidieron por una pizza, mi marido por una hamburguesa y yo por comida hindú. Todo muy rico!

El día estaba frío pero soleado así que seguimos caminando por esta parte de la ciudad llamada “HafenCity” donde se encuentra la “Speicherstadt” (ciudad de almacenes), que desde el 2015 es Patrimonio de la Humanidad. Y es aquí justamente donde se encuentra la segunda atracción que conocimos ese día: la Filarmónica del Elba (Elbphilarmonie), un edificio modernísimo construído sobre un antiguo almacén de cacao.

Nosotros íbamos acercándonos y tomando fotos encantados por la majestuosidad y el poderla ver terminada desde tan cerca. Cabe mencionar que se tardaron casi 10 años en terminarla, así que desde hace años la veíamos inconclusa como parte del paisaje del puerto. Pero el tenerla enfrente y terminada nos tenía con la boca abierta, cuando nos percatamos que podíamos hacer fila para subir a la “Plaza” del edificio de donde se puede apreciar el puerto en todo su esplendor. Para subir hay que obtener boletos que son gratuitos pero necesarios para poder entrar. Hicimos la fila en taquilla, nos dieron nuestros boletos, volvimos a hacer fila para entrar y subimos por una escalera eléctrica larguísima! 82 metros!

Estaba todo llenísimo de gente igual de curiosa que nosotros! Paseamos por la plaza y tomamos muchas fotos de las vistas de Hamburgo:

img_5582

Si visitan Hamburgo, no duden en visitar esta parte de la ciudad y sobre todo, conocer la “Elphi”, el nuevo símbolo de la ciudad que seguramente atraerá muchos turistas cada año. Incluso el New York Times incluyó a Hamburgo entre los Top-10 destinos a visitar en el 2017!

Y si quieren conocer más detalles de esta construcción única en el mundo, les recomiendo este vídeo que está en alemán pero las imágenes dicen más que mil palabras:

https://www.zdf.de/dokumentation/zdf-reportage/die-elbphilharmonie-106.html

Un día muy especial, lleno de lindos momentos, sorpresas y aventuras! Sin duda, uno de los mejores cumpleaños de nuestra Victoria que ya es pre-adolescente 🙂

El 2016 se fue en un abrir y cerrar de ojos, y al final del año no queda más que recordar los lindos momentos que pasamos y hacer planes para el año que está por comenzar. Esta vez celebramos con unos amigos que viven en Flensburg y el día 1 de enero cuando llegamos a casa decidí poner en práctica una dinámica familiar:

Entregué a cada miembro de la familia una hoja en blanco y pusimos como título “2016” para después apuntar todas las cosas buenas que logramos, lugares que visitamos, experiencias positivas y bonitos momentos. Una vez escritos, por turnos cada uno leímos nuestros apuntes y comentábamos en familia si otros miembros habían apuntado lo mismo.

En mi lista no podían faltar:

Después les pedí que escribieran por el otro lado de la hoja “2017” y en una lista pusieran todos los planes o propósitos para el año nuevo. Esta vez no los leímos en voz alta, sino que rolamos las hojas y en un pequeño “post-it” cada persona podía agregar un “propósito” a los demás. Al final recibimos nuestra hoja con 3 “recomendaciones” que cada uno podía o no incluir en su lista de forma definitiva. Fue muy interesante ver los comentarios de los demás y la mayoría fueron aceptados.

Algunos de mis planes y propósitos para el 2017 son:

  • celebrar nuestro 15. aniversario de casados con un crucero por el Mediterraneo con nuestras hijas en Octubre y conocer Roma, aprovechando que partimos de ese puerto
  • hacer ejercicio 2-3 veces por semanaphoto-on-2-01-2017-at-16-52
  • encontrar la forma de practicar y seguir mejorando mi alemán
  • celebrar de forma especial mis XV años en Alemania
  • seguir escribiendo en este blog y lograr los 500 likes en mi página de FB
  • organizar el reencuentro de las mexicanas en Hamburgo

De momento no hay plan para viajar a México aunque ganas no me faltan. Si no se da la oportunidad este año, seguro vamos en el 2018 🙂

Les deseo lo mejor para este nuevo año y aprovecho para agradecer a mis lectores que sigan acompañándome en mis experiencias de este lado del mundo. Seguro el 2017 traerá muchas sorpresas, aventuras y nuevos momentos que compartir.

an%cc%83o-nuevo

 

A %d blogueros les gusta esto: