El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

El mes pasado escribí sobre un experimento que quise hacer en Navidad basándome en un comercial de IKEA que muestra el abuso de las redes sociales, el internet y los dispositivos móviles llamados “gadgets”.

Mis hijas y yo dejamos nuestras tabletas y teléfonos en casa y estuvimos 4 días “incomunicadas” del 24 al 27 de diciembre que pasamos en casa de mis suegros y en Potsdam. Mi marido lo llevó en caso de una emergencia y para comunicarnos con mis padres y hermanos en Navidad… el resto del tiempo estuvo guardado.

Resultados del experimento:

  • mayor comunicación entre miembros de la familia
  • más tiempo para juegos de mesa
  • mayor concentración en momentos importantes como cuando decoramos el árbol de navidad o abrimos los regalos
  • contagio a los abuelos y cuñados que evitaron usar sus teléfonos a toda hora
  • algunos momentos de aburrimiento (lo cuál también puede ser positivo)
  • mayor convivencia en general
  • nadie murió por falta de actualizaciones en Whatsapp, Instagram, Snapchat, etc…

En pocas palabras, un éxito! Me sentí liberada, feliz y aunque mis hijas no parecían contentas con la idea, se dieron cuenta de los beneficios del experimento y se convencieron de que es posible vivir sin “gadgets” y pasar un buen rato sin ellos.

Como saben, ya tengo más de tres años sin “Facebook” en mi ipad y iphone y este año he decidido disminuir dramáticamente el uso del teléfono móvil. Año nuevo, propósito nuevo! Sí, yo sé que todo mundo lo intenta y quiere hacerlo pero pareciera que es imposible evitar estar mirándolo cada 5 minutos. Así que gracias a la aplicación “Screen Time”, me he puesto un límite de tiempo por día.

Descubrí la aplicación recientemente y la usamos desde diciembre para controlar el tiempo de acceso de nuestras hijas a ciertas aplicaciones.  Y yo, porqué no?

La aplicación es sencilla y lleva estadística de cuanto tiempo has estado en cada “app”, sea red social, calendario, fotos, etc. Y se puede configurar un tiempo limitado para cada “app” o por día. En mi caso decidí que una hora diaria es suficiente, y el fin de semana lo extendí a dos porque tengo más tiempo libre.

Obviamente hay forma de excluir algunas aplicaciones que no se “congelan” al terminar el tiempo establecido, como la función de llamar por teléfono, checar el clima o buscar una dirección.

img_0123

Además he implementado algunos hábitos extras en mi rutina diaria, como:

  • teléfono prohibido en la mesa
  • cuando voy en coche, dejo el teléfono en la cajuela para no estar tentada a verlo mientras espero en un semáforo, etc. Desgraciadamente muchas veces he usado el teléfono mientras conduzco, así sea para leer o escuchar un mensaje de voz, lo cual es también muy peligroso. Así que para para evitarlo, mejor se queda guardadito.
  • igualmente lo dejo en el coche o en casa cuando voy al cine o a cenar con alguien que sé que tiene teléfono en caso de una emergencia.

No sé en que momento pasamos a ser tan dependientes de estos “aparatitos”, pero no quiero que se convierta en un vicio como pasó con el Facebook. Y si tengo que hacer uso de controles externos, pues ni hablar. Yo sola caigo rápidamente en esa vieja costumbre de “checar” si alguien me escribió. Así que ya saben que si no contesto inmediatamente es porque no tengo el teléfono a la mano o ya se me acabó el tiempo límite del día 🙂

Feliz año 2019! Por un año sin vicios, jiji!

 

Anuncios

Bienvenido 2019

Y se fue el 2018! Apoco no se les pasó muy rápido? Será la edad o yo no sé, pero siento que cada año que pasa se va más rápido que el anterior…

El evento del 2018 fue definitivamente nuestro viaje a Miami, donde coincidimos con toda mi familia para hacer un crucero por el Caribe. Maravilloso, espectacular, único e inolvidable! El viaje también incluyó dos semanas a mi tierra natal Monterrey donde a pesar del calor veraniego disfrutamos de la familia, los amigos y la comida!!!

En el trabajo tanto Thomas como yo seguimos sin grandes cambios y en la escuela, las niñas siguen avanzando en sus estudios sin contratiempos. En el ámbito salud tampoco hubo sorpresas ni visitas al hospital, gracias a Dios! Y en el 2018 no hubo visitas de familiares pero sí de algunos amigos.

Así que el año transcurrió sin grandes cambios o imprevistos, pasando de un mes a otro hasta llegar a diciembre que fue un poco diferente a los diciembres anteriores. Debido al viaje a Palermo donde tomé un curso durante la primera semana y nuestro plan de remodelación de las habitaciones de las chicas, nuestro último mes del año no tuvo las típicas tradiciones navideñas:

  • no hubo árbol de navidad (ni tiempo ni espacio donde colocarlo)
  • no hicimos galletitas
  • no visitamos mercados de Navidad en familia (sólo yo con algunas amigas)
  • no colocamos decoración navideña ni dentro ni fuera de casa
  • no preparé nada mexicano para la cena de navidad

Menos mal que la Navidad la celebramos en casa de mis suegros y el año nuevo lo recibimos en casa sin invitados, porque de otra forma no hubiera sido posible pasar estas fiestas de forma tranquila y alegre.

Justo para la noche del 31 de diciembre, nuestras hijas pudieron dormir en sus nuevas habitaciones… pero esa es otra historia que les contaré a detalle en otra ocasión. La casa poco a poco vuelve a la normalidad y ya estamos listos para tener un 2019 lleno de nuevos proyectos y planes.

Mi primer propósito es pasar mi examen de alemán C1 a finales de enero para sentirme más segura con el idioma y buscar un trabajo de medio tiempo en alguna oficina. De momento sigo con mis clases de español pero quisiera encontrar algo más enfocado a mi carrera de Informática. Ya veremos…. primero, mi certificado C1 🙂

Mis papás planean visitarnos en verano y nuestras vacaciones aún sin destino definido las haremos en octubre, ya decidiremos en las siguientes semanas si volvemos a Italia o nos aventuramos a un país desconocido como Croacia, Grecia o alguna isla del Mediterráneo. Y a nuestras hijas se les ha metido la idea de visitar a sus primos en California, solas! Otro plan que tendremos que definir próximamente o dejar para el futuro…

Así que BIENVENIDO 2019! Deseo que vengas lleno de salud, aventuras, éxitos, bendiciones y muchos buenos momentos que pueda seguir escribiendo y compartiendo en este blog que sigue siendo mi diario personal, pero también apoyo y motivación para nuevos migrantes 🙂 Sí se puede!

 

 

Navidad sin “gadgets”

Hace unas semanas recibí este vídeo por Whatsapp:

Triste, no? Qué la tecnología esté tomando un lugar tan importante en nuestras vidas de tal forma que nos estamos desconectando de nuestros seres queridos?! A mí me impactó bastante y después de consultarlo con mi marido, tomamos una decisión: esta Navidad no habrá teléfonos móviles, ni tabletas, ni nada parecido no sólo en la mesa de navidad, sino en todos los días que estaremos visitando a los abuelos paternos.

Sí! A nuestras hijas casi se les salen los ojos cuando les comunicamos nuestra gran idea! “Y qué vamos a hacer las 3 horas de camino a casa de los abuelos? Y cómo vamos a desear feliz navidad a nuestras amigas? Y el estatus de Whatsapp sin actualizar 4 días???”

Pues sí! Sólo llevaremos el teléfono de mi marido para dos cosas: una, por si tenemos un accidente que Dios no lo quiera en la carretera o algún contratiempo, y para llamar por “skype” a los abuelos maternos en México el 25 de diciembre. Tanto mis hijas como yo dejaremos nuestros teléfonos en casa y veremos si sobrevivimos.

Arriesgado? Tal vez! Pero quiero que mis hijas aprendan a disfrutar de una fiesta familiar tan importante como la navidad como lo hacía yo de pequeña. Y no revisando el teléfono cada 5 minutos, chateando, viendo vídeos y jugando mientras que los demás están sentados en la mesa charlando y riendo. Confío en que con nuestro ejemplo, también mi cuñada y mis suegros no saquen sus teléfonos a la hora de cenar 🙂

Estricta? Sí! Pero son sólo 4 días que dedicaremos 100% a la familia, al verdadero sentido de la Navidad y a disfrutar los pequeños detalles sin necesidad de compartirlos con la red.

Después de pasar la Navidad con los abuelos paternos, iremos a Postdam a una exposición de Harry Potter y antes de regresar a casa pasaremos a comer a la casa de los otros abuelos paternos. Así que convivencia total del 24 al 27 de diciembre.

Ya les contaré como nos fue “desconectados” del mundo virtual y “conectados” con el mundo real.

FELIZ NAVIDAD!!!

P.D. Y sí, si tomaremos fotos pero con la cámara de nuestra hija menor que recibió este año de cumpleaños. Eso no puede faltar! 🙂

A principios de año, la directora de la escuela VHS donde doy clases de español me comentó que había la posibilidad de otorgarme una beca junto con otras dos colegas para hacer un curso de lo que yo quisiera, obviamente relacionado con mi trabajo de docente, en Europa.

En más de una ocasión había escuchado del programa Erasmus, que otorga becas a estudiantes para estudiar en el extranjero, pero nunca había oído sobre becas para maestros.

Sin pensarlo dos veces, acepté la beca y me dediqué a buscar un curso que me sirviera en mi labor de docente de español o tecnología. Y encontré uno adecuado llamado “ICT for Educators” en Palermo durante la primera semana de diciembre.

No puedo negar que si hay muchos formularios que llenar, comunicación entre la escuela donde trabajo, la asociación estatal de escuelas (VHS Verband Niedersachsen) y la institución que ofrece el curso, pero nada imposible de hacer.

La beca consiste en cubrir los gastos del curso, hospedaje, transporte y comida en los días que dure el curso y se deposita el 75% a la cuenta del participante antes de que comience la formación. El resto se paga cuando se envía otra serie de documentos con el certificado otorgado al final del curso.

Y se llegó el día! Viajé a Palermo, la capital de Sicilia el 2 de diciembre para participar en el curso antes mencionado del 3 al 7 de diciembre. La formación se llevó a cabo durante las mañanas y por la tarde teníamos libre para conocer la ciudad y sus alrededores.

Conociendo el amor que le tengo a la Bella Italia, reservé mi vuelo de regreso hasta el domingo 9 para tener el sábado libre y conocer más de la isla siciliana. Fue una excelente idea porque ese día viajé con dos compañeras polacas a Cefalú, un lugar de ensueño!

Desgraciadamente el curso no cumplió mis expectativas, ya que el instructor cambió el programa original y no ofreció ni la tercera parte de lo que esperaba aprender. Ya escribí los reportes necesarios y no recomiendo a la escuela ShipCon de ninguna manera. Mi premio de consolación fue la ubicación del curso y que pude conocer y disfrutar un lugar muy interesante y hermoso.

Aquí les dejo unas fotos de Palermo:

otras de la playa Mondello:

y del pueblo medieval Erice:

y por último algunas fotos de la gran gastronomía de la isla:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así que no me puedo quejar… conocí a 20 personas en el área de educación de 6 o 7 países de Europa, aprendí un poco de la cultura siciliana, visité iglesias, museos y playas de la región y me desconecté una semana de mi vida en Alemania. Estoy segura que en el próximo curso no tendré tan mala suerte y aprenderé muuucho!

 

Diciembre llegó más rápido de lo esperado, pero eso no significó que los calendarios de adviento no estuvieran puntuales el 1 de diciembre para ser estrenados. Este año nuestras hijas no quisieron un calendario hecho por su hermana, sino uno que tuviera artículos de higiene y cosméticos. Claro, ya no son niñas sino adolescentes!

IMG_6228

Pero eso no evitó que mamá cuervo les hiciera un nuevo calendario con cajoncitos para pequeñas golosinas. Hace unas semanas vi una película en Netflix llamada Calendario de Adviento que me inspiró a comprar unas casitas con 24 cajoncitos que yo podía decorar a mi gusto. Manos a la obra y después de un par de horas de pintar, pegar piedritas, escribir números y colocar dulces quedaron listísimos para el 1 de diciembre!

Los cajoncitos son muy pequeños y no pude colocar dentro todas las piezas de los nacimientos que hicieron hace dos años pero al menos un par de días encontrarán al borreguito o la estrella, y el día 24 podrán colocar el niño Jesús que está escondido en el último cajón.

Por otro lado, este año le hice un calendario sencillo a mi marido con algunos chocolates y vales “románticos” que colgamos en la ventana de nuestra sala-comedor. Y yo? Pues como ya es tradición, tendré mis dos calendarios hechos por amigas: uno mexicano y otro alemán!

Así que no hay mejor manera de prepararse para la Navidad, que abriendo puertitas, bolsitas o cajones durante los primeros 24 días de diciembre! Qué vivan el Adviento y sus calendarios!

IMG_6541

Y aprovecho para desearles un feliz tiempo de adviento, una Navidad maravillosa y un fin de año lleno de bonitos momentos que nos hagan recordar lo positivo y porqué no, lo no tan positivo de este 2018 que se acaba en un abrir y cerrar de ojos! A disfrutar sus últimos días!

 

Tercer encuentro pre-navideño

Lo que en el 2016 se supone sería el primer encuentro de mexicanas casadas con alemanes en Kassel, fue realmente el punto de encuentro de 31 desconocidas que se convirtieron en un grupo de amigas único en el mundo.

Ese grupo ha institucionalizado un encuentro anual en noviembre que la semana pasada se realizó por 3era vez con gran éxito y que reunió a 22 mexicanas que viven a lo largo y ancho de Alemania.

Cada año nos reunimos el segundo fin de semana de noviembre en una ciudad diferente de Alemania y dependiendo de las organizadores disfrutamos de un programa cultural y gastronómico que culmina con una cena pre-navideña tipo posada mexicana.

En esta ocasión viajamos a Stuttgart, una ciudad en el sur de Alemania a la que algunas llegaron en avión (las del norte como yo), en tren o en coche. Como yo no conocía este rincón del país, viajé con tres amigas del norte desde el jueves para visitar el centro y conocer con calma la ciudad.

El viernes por la noche, la mitad del grupo disfrutó de una cena en una cervecería y a lo largo del sábado fue llegando el resto para celebrar el 3er encuentro pre-navideño por la noche. En esta ocasión no hubo piñata, ni ponche ni pedimos posada, pero tuvimos intercambio de regalos, cena muy mexicana y mucha diversión!

Es increíble el lazo de amistad que hemos formado a lo largo de estos tres años y este encuentro anual es el momento en que nos llenamos de energía al compartir risas, cantos, recuerdos y mucho más! Quién diría que un encuentro casual sería el inicio de una amistad duradera en la que hemos encontrado apoyo, consuelo, excelentes amigas y compañía constante. Todas extrañamos nuestra patria y hacemos de cada encuentro una pequeña fiesta mexicana!

Después de tres días muy intensos, puedo decir que:

  • conocí Stuttgart
  • probé la comida típica
  • me sentí feliz

IMG_6411

  • y cargué pilas!

UWOJ2854

No me canso de dar gracias a Dios por haberme puesto en el momento y lugar adecuados hace 3 años. En aquel entonces no podía imaginar que un simple viaje a Kassel sería un parteaguas en mi vida como migrante en Alemania. Nunca he dudado que el contacto con mexicanos fuera importante, pero ahora estoy convencida que el contar con una red de apoyo como éste grupo es un pilar indispensable para mi salud mental. Puedo compartir mis alegrías, miedos y anécdotas con mujeres que me entienden y comprenden al 100%, y eso no tiene precio! Las quiero!

El próximo encuentro será en el norte y espero rompamos el récord de asistentes. Sería fantástico contar con las 31 mexicanas que asistieron a Kassel 🙂 Ya les contaré!

P.D. Y lo que pasó en Stuttgart… se queda en Stuttgart

Llegó la hora…

de separar a las hermanitas! Después de casi 13 años de compartir habitación, ha llegado la hora de independizarse y gozar de una habitación para cada quién. Para los mexicanos no es raro compartir habitación con uno o mas hermanos, pero en Alemania no es así y en 15 años en este país no he conocido a nadie que tenga a dos hijos en una misma habitación. Sean o no del mismo sexo.

Yo no tengo hermanas, así que tuve la dicha de tener una habitación para mí sola pero mis dos hermanos compartieron una habitación hasta que el mayor se casó a los veintitantos. Lo más normal, no?

Y yo fui feliz con mis dos pequeñas en una misma recámara, jugando, leyendo y IMG_6229durmiendo juntas. Ya ni me acuerdo desde cuando me están pidiendo una solución para que cada una tuviera una habitación. Nuestra casa no es muy grande y solo tiene dos recámaras en la planta alta, ninguna lo suficientemente grande para dividirla en dos. Los dueños anteriores tenían dos hijos adolescentes cuando nos vendieron la casa y el hijo dormía arriba mientras que la hija tenía una habitación en el sótano. Desconozco desde qué edad dormía la niña abajo, pero nunca me hice a la idea que alguna de nuestras hijas durmiera ahí de pequeña. Ahora que la mayor está por cumplir 14 años, me parece aceptable que ella se pase al sótano y dejar a la hermana menor de 12 en su actual habitación.

Cada opción tiene sus ventajas y desventajas… no me atrevería a decir qué es mejor, si compartir habitación o dormir solo desde pequeño. Cada familia dentro de cada cultura decide lo mejor y adecuado para sus hijos y en nuestro caso tendremos experiencia con las dos, durante 12 años compartieron una recámara y por no sé cuantos más, tendrá cada una su habitación individual. En nuestro caso fue lo ideal y veremos si se extrañan, aunque ellas dicen que no 🙂

Ya no teníamos excusa para seguir esperando y este verano hemos empezado un proyecto que no solo implica renovar una recámara y la actual habitación de huéspedes/bar en el sótano para convertirla en recámara, sino también el estudio que ahora será el cuarto de invitados y dos cuartos más en el sótano donde tenemos que acomodar los muebles del bar.

IMG_5950

Adiós bar!

La recámara de las niñas tuvo primeramente un tapiz amarillo y una alfombra anaranjada porque no sabíamos si nuestro primer bebé sería niño o niña. La decoración neutral de Winnie Pooh sirvió unos años para después pasar a la de Princesas de Disney con más rosado. Hace 4 años las princesas fueros destituidas y sustituidas por sirenas, delfines, olas y color azul en tapiz y alfombra.

Imposible conservar los delfines y sirenas (demasiado infantil, dicen), así que ambas recámaras requieren nuevo tapiz y nuevas alfombras y cortinas. Armarios y lámparas para la mayor, mueble con cajones para la menor, los escritorios sólo se mudan del estudio a cada recámara y el próximo verano estrenarán camas matrimoniales que es también la norma en Alemania, con eso de que el novio/a se queda a dormir en casa. No! No se aceptarán novios todavía, pero las camas grandes no estorban 🙂

Muchos cambios, mucho que reacomodar y otro tanto que tirar. Quitar tapices viejos y alfombras, elegir nuevos diseños y colores, tapizar o pintar, armar muebles y decorar a su gusto! Un proyecto lleno de trabajo pero que trae vida, movimiento y cosas nuevas a nuestro hogar! Nada de aburrimiento y mucho por hacer! Nuestras hijas tienen edad para colaborar y con tanta ilusión, no se les hace pesado convertirse en albañiles por un par de meses.

Ya les iré contando como va el proyecto y les compartiré como siempre las fotos de antes y después! Si todo sigue el plan, las chicas podrán estrenar habitación con el cambio de año para coincidir con el cumpleaños #14 de la mayor a principios de enero 2019!

 

This gallery contains 3 photos.

Hace algunos años les conté mi experiencia en una boda alemana, la de mi cuñado, que estuvo llena de tradiciones que yo no conocía. Desde entonces no he vuelto a asistir a ninguna boda, pero hace unas semanas nos enteramos que nuestros nuevos vecinos se iban a casar espontáneamente (sólo por el civil) y nos […]

Viaje escolar 2.0

Hace cuatro años escribí sobre el primer viaje escolar de nuestra hija mayor que en aquel entonces cursaba 3er año de primaria y que fue toda una experiencia para una mamá mexicana que nunca viajó con su salón de clases para pasar una o más noches en alguna parte lejos de casa.

Y como mala madre que soy, no hay entrada sobre el viaje escolar de la hija menor porque ya no tenía mucho nuevo que contar. Fue al año siguiente y no hubo sorpresas, ni contratiempos, ni nada que la hermana mayor no hubiera experimentado. Soy tan mala y tengo tan mala memoria que ni me acuerdo a donde fue! Pero eso sí, también nos mandó una postal y ha de estar guardada por ahí.

Victoria cursa actualmente el 8vo grado y en su secundaria es el año en el que todos los salones viajan. TODOS! Durante una semana no hay alumnos de 8vo en toda la escuela porque se encuentran de viaje 🙂 No es fácil planear un viaje para 30 alumnos con dos profesores y conociendo a los alemanes, pueden imaginarse que desde el año pasado empezaron a comentarse los posibles destinos y actividades a realizar.

El profesor titular se decidió por un lugar que conoce y que ha visitado con otros grupos anteriormente y lo reservó desde principios de año. Así que a finales de Septiembre se llegó el día tan esperado, y el grupo partió en autobús a la región montañosa del “Harz” a un pueblito llamado St. Andreasberg. Cada grupo es libre de elegir el destino y los otros salones fueron a diferentes regiones de Alemania.

Desde agosto tuvimos que llenar cuestionarios donde era importante mencionar alergias, intolerancias, vacunas, etc. y comprometernos a recoger a nuestro hijo/a en caso de mala conducta. Además tuvimos que hacer la transferencia de 200€ para cubrir los gastos del hostal donde se hospedaron 4 noches, alimentación, el autobús de ida y regreso, y las entradas a un parque y la renta de bicicletas de montaña. En caso de tener problemas económicos, es necesario llenar una serie de formularios para que el gobierno cubra los gastos del viaje. Ningún chico debe quedarse por falta de dinero!

IMG_5918

IMG_5919

Victoria regresó feliz! Fue una experiencia muy positiva donde el grupo se conoció mejor, participaron en muchas actividades de equipo, visitaron una mina y su museo, hicieron muchísimo ejercicio y disfrutaron la libertad temporal de no tener a papá y mamá. Ella misma empacó su maleta y no gastó casi nada del dinero que se le dio para gastos extras porque no había donde gastarlo. Esta vez no hubo postal 😦 y a duras penas recibíamos señales de vida (por whatsapp) dizque por falta de señal 🙂

No hubo contratiempos ni tuvieron que recoger a nadie por mala conducta. Tuvieron buen clima para todas las actividades planeadas y todos durmieron en el viaje de regreso ya que tanto aire fresco y ejercicio cansa a cualquiera, eso sin contar las desveladas que no fueron diarias, pero que definitivamente el último día sí se desvelaron para despedirse de un viaje escolar único e inolvidable.

Ah! Y Victoria se quejó de que en los baños compartidos (en los hostales las habitaciones no tienen baño/ducha sino que están al final del pasillo) no había puertas en las duchas. Y eso que es alemana! Le pregunté que si las otras chicas también se sentían incómodas sin puertas y me dijo que sí. Yo no entiendo a quien le gusta ducharse sin puerta!!! Al menos los baños si están separados por género, jiji.

Siempre escucho comentarios de padres preocupados al enterarse de estos viajes, sobretodo de latinos que no conocen este tipo de actividades en sus países de origen, pero les puedo asegurar que las ventajas son más que las desventajas y nunca he tenido miedo de que mis hijas viajen con sus grupos escolares o deportivos. Doy gracias a Dios que ellas tienen la oportunidad de madurar, de ser independientes y de disfrutar estas aventuras que yo no viví.

Prometo el próximo año escribir sobre la experiencia de nuestra hija menor para que quede guardada en este blog 🙂 porque con mi mala memoria es seguro que ahí no quedará grabada. Y para la mayor el siguiente viaje será en un par de años a Francia para poner en práctica su segundo idioma extranjero. El grupo de español viajará a España mientras que los de latín pasarán unos días en Italia. Ya les contaré sus aventuritas cuando llegue el momento 🙂

Hasta la próxima!

 

La semana pasada se cumplieron los 6 meses de la aplicación de la vacuna contra el papiloma humano a nuestra hija mayor y aprovechando la cita para la aplicación de la segunda dosis, pedí que le hicieran la revisión médica de control J1 (Vorsorgeuntersuchung) el mismo día.

La revisión llamada J1 es la continuación a las revisiones infantiles que se llevan a cabo desde el nacimiento del bebé hasta los 5 años de edad. Éstas llevan el nombre U1 hasta la U9. Algunas aseguradoras cubren la U10 y U11, pero no es el caso de la nuestra así que mis hijas no habían tenido una revisión general desde hace 7 años.

u-untersuchungen-980

Cuando nace un niño en Alemania, a los padres se les entrega un librito donde se mencionan las revisiones obligatorias y donde el médico anota sus observaciones de cada visita: peso, altura, resultados de examen de la vista, etc. Gracias a Dios nuestras hijas han crecido sanas y aunque siempre pequeñas para el promedio alemán, han tenido un desarrollo normal en todos los ámbitos.

De la revisión J1 tenía poca idea y la primera sorpresa fue que Victoria entró sola a la consulta! Esta revisión se hace a chicos y chicas entre 12 y 14 años de edad y se recomienda que entren solos para que se genere un ambiente de confianza entre el doctor y el adolescente.

Antes de entrar, Victoria tuvo que contestar un cuestionario de cerca de 60 preguntas relacionadas a temas típicos de adolescentes. Sólo podía marcar SI o NO en cada respuesta y ninguna debía quedar sin contestar:

IMG_6128

Durante la revisión médica se controla:

  • peso
  • altura
  • la vista (en caso de no usar gafas)
  • el oído
  • análisis de sangre
  • análisis de orina

Y el doctor indaga sobre los siguientes temas en la vida del paciente:

  • consumo de alcohol y drogas
  • sobrepeso o anorexia
  • bulling
  • estudios
  • uso de redes sociales y dispositivos electrónicos
  • miedos
  • problemas en la escuela, en casa, etc.

Después de una espera de media hora, la doctora me llamó al consultorio y me dijo que todo estaba en orden con Victoria. Preguntó sobre las citas de control con el oculista, si ya había ido con el ginecólogo y le hizo algunas recomendaciones sobre el envío de fotografías en las redes sociales y el uso excesivo del teléfono móvil ( viéndome a mí y diciendo que a veces los padres también abusan de él 🙂

En la escala de crecimiento, nuestra hija sigue por debajo del promedio general, pero nada de extrañarse con una mamá mexicana que no llega tampoco al promedio de altura alemana 🙂 Le entregaron un folleto sobre “sexo seguro” y la doctora mencionó que la próxima revisión es la J2 que se realiza a jóvenes de 16 a 18 años y que sería la última visita porque los pediatras sólo consultan a personas menores de 18 años 😦

Además del dolorcito normal en la región del brazo donde se colocó la vacuna, nuestra hija no tuvo ningún síntoma adicional y ya quedó vacunada contra el papiloma humano. El próximo año le toca a la hermanita, pero ya será camino conocido…

IMG_6129

Las niñas están dejando de ser mis pequeñitas para convertirse en dos señoritas hechas y derechas! En estas semanas hemos empezado nuestro siguiente proyecto de remodelación que consistirá en separarlas para que cada una tenga su propia habitación, un sueño que finalmente se les hará realidad y que les contaré en detalle en otra ocasión! Hasta pronto!

Entrevista a Yanet

Antes de que se acabe el mes de Septiembre les comparto la entrevista a Rebeca Yanet yanetBenítez Garza, una regia que conocí en Hamburgo hace muchos años y que ahora vive en Suiza de donde es originario su esposo. A diferencia de las emprendedoras que les he presentado antes, Yanet no tiene un negocio propio pero ha encontrado en la Zumba no sólo una forma de hacer deporte y conocer gente, sino de convertirse en una instructora profesional y ganar dinero.

A continuación su historia…

1. ¿De dónde eres y desde cuando vives en el extranjero?

Soy de Monterrey, Nuevo León y vivo en el extranjero desde el año 1997. Ahora mi apellído de casada es Schellert y vivo en Basilea, al norte de Suiza desde hace 14 años. Anteriormente mi esposo y yo vivimos 4 años en Hamburgo, Alemania y casi dos en Viena, Austria.

2. ¿Cuál es tu profesión y a qué te dedicas actualmente?

Soy periodista egresada de la Licenciatura en Ciencias de la Información y Maestría en Comunicación por el ITESM, Campus Monterrey. Anteriormente fui maestra de español en Suiza y actualmente doy clases de Zumba.

3. ¿Cómo fue que entraste al mundo de la Zumba?

Por medio de los vídeos. Los hacía en casa, mientras mis hijas dormían o cuando mi esposo estaba con nosotras. Cuando mi hija menor empezó a asistir al Jardín de Niños, una amiga me invitó a ir con ella a un gimnasio, cerca de mi domicilio. Por ella me convertí en instructora. María me motivó a tomar el curso y a dar clases. Otra mexicana, Bety me avisó del último curso de una famosa ZES (Zumba Education Specialist) en Suiza. Y así fue como entré al mundo del Zumba Fitness, de lo cual no me arrepiento.

4. La Zumba fue creada por un latino y sus ritmos son básicamente latinos también. ¿Crees que lo “latino” está de moda?

Sí, ha estado por muchos años. Anteriormente se basaba en aeróbicos con música en español, pero su creador, el colombiano Beto Pérez se ha encargado de darle el toque de baile e incorporar en menor proporción los ritmos internacionales. El 70 por ciento en una clase de Zumba es latino: salsa, cumbia, merengue y regetón.

5. ¿Qué ventajas tiene el ser “entrenadora de zumba”? Y cómo lo combinas con tu trabajo de mamá y ama de casa.

La ventaja es que puedo continuar como maestra, como lo fui en México y en Suiza. Empecé dando clases cuando mis hijas estaban en la escuela y ahora que han crecido, puedo ausentarme por una hora y dejarlas solas cuando tengo que dar una clase por la tarde.

6. ¿Qué es lo que más extrañas de tu país natal en Suiza?

Gracias al ITESM no tanto, porque si eres egresado te adaptas a ser puntual y a seguir reglas, como es la vida en Suiza. Todo en su lugar. Eso se lo debo a mi institución. Además, en Nuevo León somos organizados. Al final de cuentas he buscado los valores comunes en los dos países para vivir más feliz. La comida afortunadamente la consigo por Internet o cuando voy a México.

Además, en Suiza encontré un sustituto del dulce de leche, llamado Taffeli. Así es que problema resuelto. Sin esto, extrañaría mucho el dulce de leche hecho en Monterrey.

7. ¿Has tenido dificultades en tu proceso de adaptación? ¿Cuáles?

La naturaleza, pues crecí en Monterrey y la vida en la naturaleza suiza me ha dejado ver que soy alérgica a ciertos elementos como un árbol llamado Birken, birch en inglés y a ciertos pastos. Este árbol sólo crece en Europa del Norte y en el norte del continente americano, como en Canadá.

Pero es aquí que mi origen me salva, porque gracias a Facebook conocí la página de una nutrióloga llamada Hábitos en dónde promueve el consumo de jugos de verdura. Ella vive en Nuevo León.  Tengo como 5 años tomándolos en ayunas y las alergias casi han desaparecido. Definitivamente la zanahoria es la clave en mi tratamiento antialérgico. No me hice suiza disciplinada, eso ya lo tenía desde que vivía en México, pues en el ITESM siempre hay que entregar las tareas a tiempo. Recomiendo mucho esta página en Facebook.

8. Te conocí en Alemania donde nacieron tus hijas y viviste algunos años, ¿qué diferencias encontraste al mudarte a Suiza? Te gusta más?

Ya conocía Basilea, pues mi esposo nació en esta ciudad. Cuando supimos que nos cambiaríamos, tomamos la decisión de vivir en plena ciudad. En Hamburgo, Alemania, vivimos también en la ciudad. Estoy acostumbrada a la vida citadina de Monterrey y sabía que vivir a las afueras no me iba a hacer bien. Me gusta mucho vivir en Basilea, pues en dónde vivimos es una zona muy verde y estamos a 10 minutos caminando de la ciudad. Extraño Hamburgo, por moderna y porque siempre está en cambio. Aunque el clima, no mucho. ¡Siempre llueve!

En Basilea me siento más aceptada que en Alemania. La ciudad tiene muchos extranjeros, especialmente por los Expats que trabajan en la industria farmacéutica. Los basileos están acostumbrados a vivir con nosotros. Pero también le agradezco a la población turca y la italiana que ha estado por generaciones en Suiza. El tipo latino es muy aceptado en Basilea. En Hamburgo era diferente, inmediatamente llamas la atención entre la población alta y rubia. Aquí en Basilea hasta han creído que soy italiana o portuguesa. Ha sido muy cómodo.

9. ¿Qué consejos le podrías dar a quién todavía no sabe qué camino tomar en su nuevo lugar de residencia, sea por el idioma, por la incompatibilidad de estudios o por miedo?

Que siga estudiando o que intente algún trabajo diferente a lo que hizo antes.

No deben de darse por vencidas y experimentar nuevos caminos. Siempre hay una opción ideal para cada carácter y habilidades. Renovarse o morir, perdiendo el miedo al fracaso.

Para no dejar a un lado mi profesión, escribo blogs. Primero empecé con el de Aterrizando, sobre los viajes que hacemos en familia. Después uno de moda, que abandoné y luego con uno sobre mi vida con la Zumba. Gracias a la Zumba he conocido mujeres excepcionales, de todas las culturas y por eso empecé con el cuarto. Se llama Mis Increíbles Amigas Zumberas, My Incredible Zumba Friends. Lo escribo en inglés porque he conocido a Zumberas de todo el mundo. Aquí les pongo los enlaces, por si quieren leerlos.

https://acompaniante.blogspot.com/

https://zumbafriends.blogspot.com/

https://mis30diasdezumba.blogspot.com/

10. Además de migrante eres madre, ¿qué retos se te han presentado al educar a tus hijos en un hogar bicultural? ¿Algún consejo para las nuevas mamás?

Sobre el idioma materno puedo opinar que siempre es un reto, pero yo les aconsejo con todo respeto a las que  emigran, que antes de tener hijos, eduquen a su marido y le hablen en español. Si está renuente o no quiere, no deben de darse por vencidas, deben de hablarle sólo en nuestra lengua materna. Mi marido ya sabía un poco y él mismo me cambió del inglés al español.

Así, cuando lleguen los hijos, el aprendizaje se dará de forma automática.

Mi hija menor tuvo una fase en la que no quería hablar español. Pero fuimos fuertes y no nos dejamos. El papá fue el primero en convencerla de los beneficios de hablar español, porque a él le ayuda hablarlo también en su trabajo. ¡No se desesperen, sean un poquito duras por el bien de los niños y todo saldrá bien!

Mil gracias Yanet por tu tiempo y tu historia! Queda más que claro que siempre hay opciones para redescubrirse y encontrar talentos que tenemos pero que no ponemos en práctica si no es por las vueltas que da la vida. Ser optimista, abierto al cambio y seguro de sí mismo para descubrir nuevas oportunidades y ser felices donde estemos.

En nuestro estado empiezan las vacaciones de otoño, así que nos vemos en dos semanas! Hasta luego!

Ay, qué calor!

Ha llegado la hora de despedir el verano 2018, un verano en particular muy caliente. Y es que este año he sentido el calor como nunca! Por un lado en Alemania se vivió uno de los veranos más calientes de su historia y por otro, me tocó sobrevivir, sí… SOBREvivir la canícula en mi ciudad natal: Monterrey!

El calor se vive de diferente forma en ambos países… en Monterrey se está acostumbrado a las temperaturas superiores a los 35 grados, mientras que en el norte de Alemania, ya con 30 la gente se está muriendo. Y es que no sólo se trata de estar acostumbrado o no, que obviamente en Alemania no es normal llegar a 35 grados, sino que los lugares están o no acondicionados para esas temperaturas.

En las últimas semanas escuché a más de una persona indignada de que los alemanes se sorprenden cuando un italiano, latino o español se queja del calor… Típico comentario: “Pero si tu vienes de un país caliente!”. Y?

El hecho de ser originario de México, Italia o Colombia no significa que nos encanta sudar, o que amamos dormir sin ventilador ni aire acondicionado, o que en la oficina nos estemos asando como pollos también por falta de aire acondicionado. Aquí sufrimos igual que los alemanes las altas temperaturas porque ni las casas ni las oficinas tienen ni siquiera ventiladores, qué decir de aire acondicionado. Los ventiladores se agotaron en toda Alemania apenas empezando el verano. Si no estás en la playa tomando una margarita, el sol y el calor no son lo ideal en un día de trabajo.

No me gusta quejarme ni del calor ni del frío, pero he de confesar que en nuestras vacaciones en Monterrey que coincidieron malamente con la canícula (las semanas más calientes del año) no sólo me quejé sino que odié el calor de más de 40 grados. Qué cosa más espantosa! Sí, nací en Monterrey y viví ahí casi 30 años pero no lo había visitado en esta temporada en los últimos 16 años, así que tenía todo ese tiempo de no sentir calor de verdad.

PHOTO-2018-07-24-16-37-12

Ni el aire acondicionado, ni comer helado, ni ducharte tres veces al día te regresa la energía que el calor te quita. Apenas amanecía y ya me sentía cansada, sin ganas de salir ni hacer nada. Monterrey no tiene playa y aunque pasamos un par de días en un club deportivo con piscina, no pudimos disfrutar nuestra estancia al máximo porque con esas temperaturas no fue posible visitar ni hacer muchas cosas.

Regresamos a Alemania a principios de agosto y el calor continuaba… tuvimos un par de semanas con 30 grados que obviamente ni cosquillas me hicieron, pero que terminaron de arruinar los jardines, campos y cultivos. A duras penas sobrevivieron mis geranios y el resto de flores y plantas de ornato murieron achicharradas 😦

Septiembre llegó con lluvias y poco a poco el césped vuelve a tomar su color verde, pero los daños a la agricultura son irreversibles. Un verano muy caliente y sin lluvias que espero no se vuelva normalidad. Me gusta el calor, pero como dice la frase célebre: Nada con exceso, todo con medida.

Ahora a esperar que las hojas cambien de color y a prepararse en el otoño para recibir al invierno. Y así seguimos, cada año viendo como las estaciones no son tan predecibles y que el cambio climático rompe récords aquí y allá.

En fin, lo bailado nadie me lo quita y tanto en Monterrey como aquí pasamos unas vacaciones en familia, sin contratiempos y agarramos un color bronceado divino.  La próxima semana tenemos vacaciones de otoño y empezaremos con nuestro nuevo proyecto de remodelación! Pero eso se los cuento en otra ocasión! Hasta pronto!

blogger award

¡Vaya Sorpresa! Sin conocer siquiera que existía tal distinción he sido nominada a un premio entre blogueros llamado “Blogger Recognition Award” que consiste en reconocer nuestro trabajo en la blogesfera. Mil gracias a Taisa, del blog “Las aventuras de Taisa” por nominarme y siguiendo las normas, pasaré la bolita a otros blogueros que sigo y que con gusto les recomiendo!

El premio fue idea de la bloguera Eve Estelle del blog “Edge of Night” en el 2014 y aquí les comparto sus normas:

  • Elegir 10-15 blogueros a los que quieras otorgar el premio. Es la parte más importante. ¡Busca si hace falta! Y no puedes nominar a la persona que te ha nominado.
  • ¡Escribir un post en tu blog para mostrar tu premio!
    • Puedes contar una pequeña historia sobre cómo empezó tu blog, o dar algunos consejos a nuevos blogueros.
    • Agradece a quien te haya nominado, y añade un enlace a su blog.
    • Incluye una lista de tus nominados en el post, incluyendo un enlace.
    • Puedes usar la imagen original del premio, o crear la tuya propia.
  • Informar a cada blog de tu lista que les has nominado.
  • (Opcional) Incluir una entrada al post original en The eve of the night.

Nota: Puedes rechazar el premio si no quieres hacer lo anterior. No hay ninguna obligación. Pero como yo si lo acepté, aquí les van mis nominados:

  • Carina Planamente. Una coach Uruguaya que también vive en Alemania y se especializa en apoyar a migrantes a encontrar sus metas en su nuevo destino.
  • Cinco Platos. El blog de otra mamá en Alemania que escribe sobre su experiencia de maternidad y la cocina!
  • Aterrizando. Blog sobre viajes de una amiga mexicana que vive en Suiza 🙂
  • Vanilla & Berries. Lo escribe una amiga que cocina delicioso y le toma unas fotos de revista a los platillos que dan ganas de comérselas!
  • Bierlinerin. El mejor blog sobre la cerveza y la cultura cervecera alemana en español!
  • Düsseldorf lleva Umlaut. Una migrante en Düsseldorf escribe sobre su experiencia en este país de una forma muy divertida.
  • Kartoffeltortilla. Una española escribe sobre sus aventuras en Alemania, especifícamente en mi estado vecino Nordrheinwestfalen 🙂
  • Mamá Escencial. Una mamá y su experiencia con los aceites escenciales, los cuales son parte de mi vida desde hace un año.
  • Velocidad Cuchara. Este blog tiene unas recetas deliciosas para la Thermomix, mi asistente de cocina!
  • Nuriadas en Hamburgo. Historias divertidas e información sobre lugares que conocer en el norte de Alemania 🙂

Y sin más por el momento porque seguro querrán visitar alguno o varios de los blogs antes mencionados, les dejo para que sigan surfeando por este mundo lleno de aventuras, relatos y anécdotas! Hasta la próxima!

Adiós a los asientos infantiles

Nuestra hija pequeña cumplió 12 años este verano, lo que significó despedirnos FINALMENTE  de los asientos infantiles. No tengo nada en contra de ellos, pero ya me siento mamá de niñas grandes o adolescentes al no tenerlos en el coche.

El reglamento alemán relacionado a la seguridad de los pequeños en los vehículos es muy estricto y aquí no se permite llevar a bebés en brazos, ni niños sin asiento o cinturón de seguridad. Incluso en algunos taxis he visto que los asientos normales se elevan un poco para que los niños puedan abrocharse el cinturón de seguridad sin que éste les quede atravesado en el cuello.

A lo largo de la infancia de nuestras hijas hemos pasado por 4 asientos diferentes, empezando con el famoso “Maxicosi” o portabebé en México. Éste lo usaron más o menos hasta los 9 o 10 meses, aunque el reglamento lo permite hasta los 13 kilogramos de peso. Los asientos tienen una clasificación en la Unión Europea y el primer asiento de bebé se llama ECE-Grupo 0+ y tiene que ser colocado en el asiento trasero en contramarcha.

1 asiento

El segundo asiento es mucho más grande y esta clasificado como ECE-Grupo 1 que es para niños de 9 meses a 4 años y medio, o de 9 a 18 kilos de peso. Hasta los 3 años de edad se permite ir en contramarcha, pero nosotros compramos un asiento en el que ya podían ir viendo por la ventana y hacia el frente del coche.

2 asiento

Después cambiamos al ECE-Grupo 2/3 que es para niños hasta los 12 años, 36 kilos o 150 cms de altura. Como nuestras hijas son delgaditas y no muy altas tuvimos que esperar hasta que cumplieron los 12 años y ahora pueden sentarse en el asiento del copiloto o atrás sin ningún tipo de asiento. Si mal no recuerdo, a partir de los 10 años solo usaron la parte de abajo (Schale en alemán).

 

Creo que no es necesario escribir las ventajas del uso del asiento infantil ya que es obvio que es para proteger a nuestros hijos en caso de algún accidente. Aún así, sigo sorprendiéndome que en México muchas familias no lo usan porque el niño no quiere, porque es tedioso abrocharlos, o por muchas otras razones que no termino de entender.

Aquí incluso cuando hacemos viajes con otras mamás a la clase de ballet o música, el niño tiene que cargar con asiento porque nadie lleva niños ajenos sin asiento. De igual forma cuando hay excursiones en el jardín de niños o en la primaria y los padres de familia los llevan o recogen, tienen que llevar su asiento de coche. Ah! Y también a las fiestas si los llevan a la piscina, al cine o a un parque… en la invitación no debe faltar la leyenda: “No olvides tu asiento!”. Y por supuesto los abuelos tienen que transportar a sus nietos en asientos de acuerdo a su edad.

En pocas palabras: no hay excepciones! Los niños crecen con esa costumbre y no conocen la posibilidad de ir en un coche sin asiento o en el regazo de un adulto. Jamás!

Aquí les paso esta gráfica que muestra claramente la edad y el peso de los niños en relación al asiento correspondiente:

tabla asientos

Y para los que no conocen los detalles de cómo abrocharlos y quieran leer recomendaciones e información importante relacionada al tema les dejo los siguientes folletos:

https://www.dvr.de/download/broschuere-kind-und-verkehr-geschnallt.pdf

https://gib-acht-im-verkehr.de/0006…/kinder…/k-pm-14_kisi-broschuere_gesamt.pdf

www.aktion-autokindersitz.de/images/Geschnallt_DVR.pdf

Y ojalá esta costumbre que no es muy difícil de seguir se aplique en todo el mundo para evitar que los niños sean víctimas mortales en accidentes viales. Sería bueno empezar por el uso obligatorio del cinturón de seguridad y seguir con los asientos infantiles.

Yo me despido temporalmente de los asientos y volveré a usarlos cuando sea abuela, si algún día lo soy 🙂

 

Cuando regresamos de vacaciones a principios de agosto me sorprendí al ver una banca roja a la entrada del barrio o “pueblito” donde vivo. No entendí muy bien la leyenda “Ich möchte mit” que podría traducirse como “quiero ir contigo” o “me llevas?”. Mi marido me dijo que seguramente era para la gente que quisiera un “aventón” a la ciudad porque cabe mencionar que el autobús no pasa tan seguido qué digamos y el camino en bicicleta es un poco largo.

¡Y sí! Después de investigar con vecinos y conocidos la versión de mi marido resultó cierta. Así que si un día no tengo coche y necesito ir a la “ciudad” que queda a 10 kilómetros, solo tengo que sentarme en esta linda banca y esperar a que alguien me lleve. Buena idea, no?

banca.png

A %d blogueros les gusta esto: