El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Valores"

Cuidado con las “Fake News”

No sé muy bien cómo empezar esta entrada… primero porque quedará en evidencia que fui víctima de una persona de pocos escrúpulos y segundo, que yo misma fui culpable al compartir fotos en el internet. Pero por otro lado, quiero hacer una denuncia pública de esa persona y alertar a toda la gente que comparte fotos o hace donaciones a “extraños” para que no sean víctimas de las “Fake News”, o noticias falsas que hoy en día rondan las redes sociales por montones.

Les explico a detalle… durante mis vacaciones de este verano, recibí la nota de una persona que no conozco con la siguiente foto:

fake news

Pueden imaginarse mi cara de sorpresa al ver la foto, que aunque no está completa yo identifiqué inmediatamente, y descubrir que alguien la estaba usando en ARGENTINA para estafar a gente haciéndole creer una historia inventada en base a una foto de mi propia hija!

En los cursos que imparto sobre redes sociales siempre sale a colación el tema de las fotos, y dado que los alemanes son muy cuidadosos con su privacidad les digo que efectivamente las fotos que se comparten en internet, dejan de ser nuestras para ser “públicas” y que pueden usarse en anuncios sin nuestro consentimiento. Jamás se me hubiera ocurrido que alguien pudiera tomar una foto ajena y estafar a extraños con un cuento como el de arriba.

La foto en cuestión fue tomada en el 2007 y compartida en este blog en el 2011 en la entrada “Aprendido en el jardín de niños”, por lo que queda claro que la niña no se llama Mia ni tiene cáncer ni vive ni ha vivido en Argentina. Peeero, la foto no sólo está en este blog sino que aparece en “Google” al buscar “primer día jardín de niños” :-O

En lugar de escribir en el grupo donde compartieron esa foto, creí mejor compartir esta historia para que tengamos más cuidado. Primero en lo que compartimos y segundo en lo que leemos. La fase de compartir fotos de mis hijas ha quedado atrás porque ya entraron en la etapa adolescente, donde no hay “gracias” ni “primicias” que fotografiar ni se dejan siquiera tomar fotos por mí! Hoy en día comparto solo algunas fotos entre familiares y en este blog ya no incluyo fotos personales desde hace tiempo.

Nunca he sido de donar a extraños y después de esta experiencia, tomaré mis precauciones para asegurarme de que las historias sean verídicas antes de transferir dinero. El año pasado fue difícil encontrar una cuenta bancaria de la cual estuviera 100% segura de que sí era para las víctimas del terremoto en México. Qué tristeza que la modernidad y todos sus adelantos nos hagan más desconfiados al darnos cuenta que existe gente sin corazón que inventa historias para sacar un poco de dinero.

Así que cuidado! Mientras tanto yo me pondré a borrar fotos de este blog, aunque desgraciadamente no sé si quedarán 100% eliminadas de ese mundo “virtual” que llamamos internet 😦

Anuncios

2018, año dedicado a la Gratitud

Una amiga me recomendó el verano pasado el libro “El diario de la Gratitud” de Janice Caplan que en alemán se llama “Das Grosse Glück der kleinen Dinge“: La gran suerte de las cosas pequeñas, cómo la gratitud cambió mi vida. Definitivamente el título en alemán llama mucho la atención y no dudé en comprarlo y leerlo.

Copio un segmento de un artículo sobre el libro:

Todo comenzó una Nochevieja, cuando Kaplan decidió que quería cambiar su actitud vital a través de la gratitud, y lo consiguió. Ese nuevo año se propuso dos objetivos: escribir un diario dando las gracias al menos por una cosa al día, y hacer una extensa investigación sobre los efectos de la gratitud en su vida y en la de los demás.

Mediante múltiples entrevistas a decenas de expertos (entre ellos, médicos, neurocientíficos, investigadores, académicos, terapeutas y filósofos), pero también a celebridades como Matt Damon, Daniel Craig y Michelle Pfeiffer, la autora nos descubre que la gratitud no es lo mismo que la felicidad (que puede ser frágil y fugaz), sino que posee unas raíces emocionales más profundas, es más duradera y resulta inmune a los cambios y desafíos.

Con calidez, humor e ingenio, el viaje de Janice animará al lector a pensar en positivo y a empezar sin demora su propio año de gratitud.

Y efectivamente el 2018 será para mí y nuestra familia un año dedicado a la gratitud. Lo haremos a forma de dinámica familiar y copiando una idea que vi en internet para un calendario de adviento, que sugería agradecer por algo del 1 al 24 de diciembre.

Entre mis hijas y yo hicimos una lista, primero de 24 cosas y que como no tuve tiempo de aplicarlo en adviento se alargó a 52 (1 por cada semana del año) y que finalmente terminó en 62 porque la lista parecía no tener fin:

1.     Calefacción

2.     Agua

3.     Electricidad

4.     Hogar

5.     Medicinas

6.     Zapatos

7.     Ropa de invierno

8.     Aparatos electrónicos

9.     Higiene

10.  Joyería

11.  Padres- Familia

12.  Salud

13.  Cultura

14.  Casa

15.  Juguetes

16.  Recuerdos

17.  Autos

18.  Transporte

19.  Comida

20.  Libros

21.  Baños

22.  Tradiciones

23.  Buen humor

24.  Lentes

25.  Vista

26.  Oído

27.  Ropa

28.  Tiempo libre

29.  Educación

30.  Trabajo

31.  Abuelos

32.  Familia

33.  Amigos

34.  Naturaleza

35.  Viajes

36.  Vida

37.  Hermanos

38.  Religión

39.  Manos

40.  Piernas

41.  Fiestas

42.  Fe

43.  Música

44.  Teléfono

45.  Internet

46.  Creatividad

47.  Vecinos

48.  Seguro medico

49.  Conocimientos

50.  Olfato

51.  Gusto

52.  Mascotas

53.  Entretenimiento

54.  Diversión

55.  Estaciones del año

56.  Campo

57.  Casualidades

58.  Amor de Dios

59.  Milagros

60.  Diversidad

61.  Paz

62.  Sorpresas

Como pueden ver algunas cosas son materiales como ropa, casa y auto, pero muchas otras no son tangibles como los sentidos, los valores y las estaciones del año. Cada una de estas cosas se escribió en un palito de madera, por un lado en español y por el otro lado en alemán. Catalina se encargó de la decoración con cinta de colores, Victoria en escribir las palabras en alemán y yo en español. Al terminar, los colocamos todos en un recipiente que estará todo el año en la mesa de nuestro comedor.

La idea es tomar cada domingo un palito al azar y dedicar esa semana a agradecer por lo que haya salido. Hablaremos de la importancia de tenerlo, por ejemplo el transporte. ¿Cómo sería nuestra vida sin él? ¿Tendríamos alternativas? De igual manera, el tema servirá para reflexionar y pensar en las personas que no cuentan con ello y así valorar mucho más que nosotros SI lo tenemos.

Muchas de las ideas surgieron de las niñas y me dio gusto ver que rápidamente entendieron lo mucho que tenemos y que pocas veces apreciamos. Definitivamente será un año muy rico en reflexión, gratitud, oración y positivismo.

Aprovecho para desearles un 2018 lleno de lindos momentos, aventuras, viajes, salud, éxito, amor, y muchas sorpresas!!!

A %d blogueros les gusta esto: