El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Vacaciones en México"

Viaje #13 a mi patria

Hasta el año 2014 podía decir que había ido en promedio una vez al año a México, aunque realmente había años en que no había viajado pero en otros años había viajado dos veces en un mismo año y daba un total de 12 viajes en 12 años.

Este año cumplo 16 años en Alemania y tendré la fortuna de visitar mi patria por 13ra vez. Y seguramente en los próximos años mis viajes seguirán esporádicos ya que cada vez es más caro viajar a México con 4 adultos (las niñas ya pagan boleto completo). Si tengo suerte, tal vez pueda escaparme sola pero no es la solución ideal porque las niñas aman México y no me parecería justo dejarlas mientras que yo disfruto unas vacaciones como lo hice hace 5 años.

No ha sido fácil pero me he echado un clavado en mis diarios, calendarios y entradas de este blog para armar la siguiente tabla, donde pueden observar como ha ido cambiando el tipo de viajes a mi querido México:

# Año Viaje a México
1 2002 MTY Dic ´02– Feb ´03
2 2003 MTY Sept ´03 Boda Lorena (sola)
2004
3 2005 MTY Mar ´05 (Sola con Victoria)
4 MTY 14-Dic ´05 — 3-Mar ´06
5 2006 MTY 29-Oct ´06 — 8-Ene ´07
6 2007 MTY 5–31 Dic ´07
7 2008 MTY 13 Nov ´08 — 8 Ene ´09
8 2009 MTY 17-Dic ´09 — 10 Ene ´10
2010
9 2011 Ensenada 5-7 Ene ´11
2012
10 2013 MTY 15-30 Mar ´13 (sola)
11 Cancún Jul ´13
12 2014 MTY 12 Dic ´14 — 6 Ene´15
2015
2016
2017
13 2018 MTY 17 Jul — 2 Ago ´18 (sin Thomas)

Sin niñas alcancé a ir dos veces, la segunda para asistir a la boda de una de mis mejores amigas y sólo por dos semanas. Esa vez juré no volver por tan poco tiempo porque se me hizo muy pesado el viaje  y casi lo he cumplido. Solo en el 2013 que viajé sola me volví a quedar dos semanas y el próximo verano estaremos dos semanas y media pero después de pasar tres semanas en Florida, lo que ayudará con el jetlag.

Mientras las niñas eran bebés y estuvieron en el jardín de niños, viajamos cada año para pasar Navidad con la familia mexicana y casi siempre me quedé de dos a tres meses con las niñas en mi tierra natal. Fui muy obediente y seguí el consejo de una amiga que conocí cuando recién llegué a Alemania y a quien le dije que pensábamos pasar una Navidad aquí un año y el siguiente en México. Y me dijo: “No es una buena idea porque una vez que los hijos (que todavía no tenía) estén en la escuela solo tendrán dos semanas de vacaciones y no será fácil viajar por tan poco tiempo”.  Cuánta razón tenía! Ahora ni en verano vamos cada año y no me canso de agradecer su consejo porque de esa forma, las niñas disfrutaron las navidades con mucha gente, posadas, piñatas, calor, cantos y la familia entera! A mis suegros no les hizo gracia la idea pero ahora les toca a ellos disfrutar a las nietas en la época decembrina.

En algunas escuelas primarias es posible pedir un permiso especial para faltar a la escuela y lo pedimos en la navidad del 2014, año en que Victoria terminaba la primaria y así disfrutamos tres semanas en Monterrey. En la secundaria es mucho más difícil pedir ese tipo de permisos y no sé cuando volveremos a pasar una Navidad en México 😦

Así que OJO!!! Sigan mi consejo y si no tienen un trabajo de tiempo completo que no les permita tomar tantas vacaciones, aprovechen la etapa de niños pequeños y si es posible, disfruten su tierra natal dos o tres meses y celebren Navidad con sus seres queridos! No se arrepentirán! Mi marido nos extrañaba pero sobrevivió todas las veces que nos quedamos en México tanto tiempo. Fueron vacaciones inolvidables que mis hijas y mis padres disfrutaron al máximo, esa conexión con su segunda patria quedó establecida y aunque estaban pequeñas, recuerdan olores, anécdotas y lugares que las transportan a ese México lejano que llevan en su corazón.

Este año combinaremos un viaje familiar (abuelos, tíos y primos) en Florida con una escapada a Monterrey en julio. En 16 años no he estado en Monterrey durante el verano y seguramente desconoceré el calor de 40 grados y mis hijas sufrirán aún más porque no lo conocen. Hace 5 años estuvimos en la Península de Yucatán en verano y Victoria se desmayó con apenas 32 grados… así que ya nos estamos preparando psicológicamente para lo que nos espera en Monterrey.

A pesar del calor, estoy segura que disfrutaremos nuestra estancia! Comeremos rico, visitaremos a los bisabuelos, primos y tíos, pasearemos a donde el clima lo permita y viviremos experiencias inolvidables como cada vez que pisamos tierras mexicanas.

Cuento los días para nuestro esperado reencuentro familiar a bordo de un crucero por el Caribe y nuestra visita a Monterrey. Porque…

3 veces

¿O no? Espero tus comentarios y anécdotas en tu tierra natal. Hasta la próxima!

Anuncios

La blanca Mérida

Uno de los destinos importantes a visitar en nuestro reciente viaje a México era Mérida, la capital yucateca. Conozco esa hermosa ciudad desde pequeña porque allí vive una hermana de mi mamá con su marido yucateco 🙂

Siempre me ha gustado esa ciudad, no sé… tiene algo mágico que te enamora y simplemente te hace regresar. Durante mis años de consultora, tuve la fortuna de tener un proyecto en Mérida y creo que fue la última vez que visité la ciudad… hasta ahora.
Más de 15 años desde mi última visita, y la ciudad sigue siendo mágica y blanca… la blanca Mérida! A diferencia de Monterrey, que visité hace unos meses, Mérida sigue siendo tranquila y segura. Obviamente ha crecido a lo largo y ancho del mapa, pero su gente sigue siendo amable, alegre y servicial.

No estuvimos muchos días, así que tuvimos que aprovecharlos al máximo para visitar los principales lugares de interés. Como traíamos coche y mapa, nos movimos sin problema por esa ciudad donde sus calles tienen números y aunque pareciera fácil orientarse, más de una vez nos perdimos entre pares y nones.

Visitamos el centro histórico más de una vez, paseamos en calesa (carreta jalada por caballo), probamos los sorbetes Colón y disfrutamos todos los antojitos yucatecos habidos y por haber: panuchos, salbutes, tamales, cochinita pibil, sopa de lima, etc. Llevamos a las niñas al Gran Museo Maya y al Parque Centenario. Visitamos centros comerciales y compramos hasta una hamaca que ahora disfrutamos en nuestro jardín.

Lo que más me gustó de Mérida fue su interés por la cultura, cosa que desgraciadamente no es fácil encontrar en Monterrey o en otras capitales del país. El primer día que llegamos al centro pedimos un mapa de la ciudad y nos informaron del programa cultural que se lleva a cabo DIARIAMENTE en las plazas del centro. Lunes: Vaquería, Martes: Remembranzas musicales, Miércoles: En Concierto, Jueves: Serenata Yucateca, Viernes: En el corazón de Mérida (de jueves a domingo), Sábado: Noche Mexicana y Domingo: Mérida en Domingo.

No pudimos asistir todos los días al programa cultural porque nos fuimos a la playa, pero el sábado y el domingo pudimos constatar que la gente ama su ciudad y participa de los programas culturales sin importar la edad, clase social o género. El domingo la gente puede rentar bicicletas (individuales o familiares) y recorren las calles principales de la ciudad en familia. En la noche mexicana, disfrutamos de ver cantantes y bailables folklóricos mientras cenábamos ricos tacos y tamales en una pequeña plaza.

Fue una experiencia inolvidable! Mi marido y mis hijas pudieron vivir de cerca mi México y no sólo conformarse con la parte turística de la Riviera Maya. México tiene mucho que ofrecer y definitivamente la blanca Mérida es un excelente anfitrión para mostrar ese México colorido, cultural y artístico.

Durante 4 días nos fuimos a Sisal, una pequeña playa al noroeste de Mérida donde disfrutamos de la paz y tranquilidad que bien nos hacía falta después de casi 3 semanas de turistear por la península de Yucatán. Comimos mariscos, dormimos en hamacas y disfrutamos el atardecer en la playa… como dicen los costarricences: la pura vida! De ahí manejamos a Celestún para ver los flamingos, pero tuvimos mala suerte y no vimos más de 5  😦 Al menos los habíamos visto en Xcaret y en el parque Centenario y más de cerca.

Y así cerramos nuestro magnífico viaje a México este 2013! Nos despedimos con tristeza de la familia, de la playa y del calor mexicano, pero confíamos en Dios en que pronto tengamos nuevamente la oportunidad de unas vacaciones como éstas. Fueron maravillosas, espectaculares e inolvidables!

Primeros días de vacaciones… Hotel Sandos y Familia

En el post anterior escribí una breve reseña de lo visitado durante los 25 días que pasamos en la Península de Yucatán, pero como quiero recordar estas vacaciones hasta el máximo detalle, ahora escribiré un poco más en diversas entradas separadas por tema o lugar visitado.

Empiezo con la primer semana de vacaciones que como saben comenzó al día siguiente de la salida de la escuela de mis hijas, es decir el 27 de Junio del 2013. Volamos por primera vez con la aerolínea Condor que tiene vuelo directo de Frankfurt a Cancún mientras que la conexión Hamburgo-Frankfurt la volamos con Lufthansa. Los vuelos tuvieron algo de retraso, tuvimos que correr un poco en Frankfurt,  el servicio de Condor es regular y como ya lo conté antes nos perdieron una maleta que tardó 8 días en llegar a su destino. Pero bueno, llegamos sanos y salvos a Cancún ese mismo día por la tarde.

Mis papás que habían volado unas horas antes desde Monterrey nos esperaron en el aeropuerto para hacer el viaje juntos al hotel donde nos hospedaríamos. El hotel Sandos Caracol Eco Resort en Playa del Carmen había sido elegido por mi hermano unas semanas antes por su ubicación y facilidades para niños pequeñitos. Llegamos casi de noche, y ya nos esperaba mi hermano con su familia en el Lobby del hotel.

Hotel Sandos P.C.

Como muchos de los hoteles “All Inclusive” de la Riviera Maya, pueden imaginarse el tamaño del lugar. Con 1000 habitaciones y sólo Dios sabe cuántas hectáreas, es como vivir en un mundo aparte y lleno de maravillas naturales. Como su nombre lo indica, el hotel es ECO y además de muchos proyectos de reciclaje y ecología, cuenta con un cenote propio, muchos animales (guacamayas, tortugas, pavo reales, gatos, mapaches, venados, iguanas) que merodean el lugar, y muchísima vegetación.

Cenote

En pocas palabras: un paraíso! Eso sin contar con los múltiples restaurantes que ofrecen buffetes internacionales o menús de 4 tiempos a la carta, piscinas, playa privada, shows diferentes cada noche, parque techado para niños, y muchas actividades de ecoturismo.

Mis papás y mi hermano se hospedaron en dicho hotel 6 noches y nosotros sólo 3. El jueves recién llegados y después de cenar, pudimos ver algo del show maya por la noche. El viernes disfrutamos de la playa, la piscina y la comida. Nos recuperamos un poco del viaje y por la noche vimos el show de Disney que las niñas disfrutaron a medias, pues ya estaban muy cansadas.

El sábado conocimos el cenote, recorrimos parte de sus instalaciones naturales y decidimos no asistir al show (de Michael Jackson) para convivir al máximo con la familia ya que el domingo dejaríamos el hotel y aunque nos seguiríamos viendo, ya no estaríamos todo el día juntos.

Fueron unos días muy lindos, al principio había pensado que no era una buena idea empezar nuestras vacaciones con tanto lujo, sino que sería mejor haberlo dejado para el final, pero no estuvo nada mal. Esos días sirvieron para descansar, acoplarnos al horario y al calor, alimentarnos de más y disfrutar a la familia. Sólo faltó mi otro hermano que espero se apunte para la próxima! Fueron unos días inolvidables y ya les contaré en la próxima entrada lo que hicimos en los siguientes días aún con la familia pero hospedados en un apartamento de Playa del Carmen y sin tanto lujo 🙂

P.D. Viva la familia!

Ir o no ir?

Hoy es 16 de Septiembre de un año muy especial, porque se cumplen 200 años de la Independencia Mexicana. Y dentro de poco se celebraran los 100 años de su Revolución. Hubo una gran fiesta en casi todos los estados del país, en las Embajadas de todo el mundo y en los corazones de todos los mexicanos aquí o allá. Viva México y vivan todos sus habitantes, sus paisajes y sus tradiciones que lo hacen un país tan lindo y especial!

Todos festejan o al menos intentan celebrar en un año en que las cosas no andan muy bien que digamos en mi tierra natal. Yo quisiera festejar como lo he hecho cada año que he pasado en México o en el extranjero… no sólo he celebrado Gritos en Alemania, sino también en Canadá, en Trinidad y Tobago y en el Caribe. Los últimos 5 años he pasado el 16 de Septiembre en Alemania, y aunque no he participado de grandes fiestas o celebraciones, ha habido algo en común: siempre he tenido los boletos de avión para visitar mi patria en Navidad. Pero este año aún no tengo boletos y peor aún, tengo un gran dilema: Iremos o no?

El pasado Enero cuando volví de Monterrey tenía la seguridad de que volveríamos en Diciembre, porque Victoria entra a la primaria el próximo año y a partir de entonces sólo tendremos dos semanas de vacaciones decembrinas y no creo que podamos viajar por tan poco tiempo a México en esas fechas, sino que seguramente lo haremos en verano. Así que cómo lo he comentado anteriormente, este año es la última oportunidad que tengo de pasar Navidad en México sin pendiente de regresar a clases. Incluso a principios de año pensaba en la posibilidad de quedarme en Monterrey dos o tres meses después de Navidad porque de igual forma, ya con el calendario escolar mis vacaciones estarán restringidas a viajar por un máximo de 6 semanas (en verano).

Pero de Enero a la fecha, las cosas se han ido complicando en cuestión de seguridad y en verano cuando normalmente comprábamos los boletos, decidimos esperar para ver si la situación mejoraba y poder decidir cuánto tiempo viajaríamos. Ya es casi Octubre, y el dilema sigue: Vamos o no vamos? He aqui mis ideas…

Por un lado, QUIERO ir:
– Porque Navidad es una fecha muy especial y prefiero pasarla allá que acá!
– Porque no estoy segura cuando podré coincidir con mis dos hermanos y sobrinos en un mismo lugar al mismo tiempo.
– Porque siempre he ido una vez al año a México y me costará trabajo dejar de ir
– Porque ya me había hecho a la idea de que esta sería nuestra última Navidad sin límite de tiempo
– Porque quiero ver a mi familia en las fiestas mas lindas: Posadas, Fin de año y Navidad.. además de pasar el cumpleaños de Victoria!

Pero por otro lado, NO QUEREMOS ir:
– Porque es un viaje muy costoso para no disfrutarlo al máximo
– Porque no me parece justo que Tom gasté sus vacaciones para no salir como acostumbramos
– Porque Tom y las niñas (incluso yo) no estan acostumbrados a esos niveles de violencia
– Porque no quiero ir a tanta fiesta cuando los temas de conversación giran alrededor de la inseguridad y delincuencia

Muchos dirán que exagero y que la gente sigue haciendo su vida normal. Y es ahí donde me entran mil interrogantes en mi cabeza… qué es normal? Aquí puedo dejar la puerta de mi casa sin llave todo el día, nunca me preocupo por donde dejo mi coche, ni tengo miedo de salir sola de noche. Con tristeza he visto que la vida normal en mi querido Monterrey incluye la desconfianza a todo y todos, el miedo a salir de noche, a cuidarse de todo y a preocuparse por cosas que aquí ni siquiera pasan. Será que ya me alemanicé? Talvez, y no lo niego pues aqui vivo y rápidamente me he adaptado y acostumbrado a la tranquilidad y seguridad.

Otros dirán, que la familia vale mucho y no debería cuestionar mi viaje en fiestas tan importantes para la familia. Pero la familia de quién? Claro, la mía. Y desde que me casé somos dos, y Tom también tiene derecho a opinar. Con gusto pasa las fiestas con la familia mexicana, gasta casi todas sus vacaciones del año para pasarlas en Monterrey y gastamos nuestros ahorros para el viaje anual. Pero esta vez? Valdrá la pena esos sacrificios para estar en casa leyendo noticias cada vez mas tristes e increíbles, para cuidarnos de a dónde vamos y a qué hora salimos, para vivir de cerca lo que aún de lejos me duele en el alma???

Una solución de Tom es viajar a México pero no a Monterrey, y pasar Navidad en Cancún o Puerto Vallarta… jaja, suena delicioso pero no cumple con mi propósito de pasar Navidad en familia. Otra es que yo viaje sola, pero ni al caso! No pretendo pasar Navidad en Monterrey sin mi marido e hijas. Y finalmente llegamos al Plan B, que sería viajar en primavera del próximo año a alguna playa mexicana y de ahí volar unos días a Monterrey para saludar a la familia. Pero, y la Navidad? mi última Navidad en Monterrey (claro, talvez vengan Navidades en 10 años que pase allá, pero no lo sé)? y mis hermanos? en primavera vería a uno de mis hermanos, pero no al que vive en California!

Así que el tiempo sigue pasando, y los boletos se vuelven mas caros y escasos. Cuándo tomaremos la decisión final? No lo sé… mientras, estamos disfrutando la estancia de mis papás aquí y sigo esperando un milagro: que la situación en mi querido Monterrey vuelva a la normalidad y pronto! Talvez volemos de sorpresa, talvez Tom quiera regalarme esta Navidad allá y sacrificar sus vacaciones para verme feliz, talvez esto sólo sea una pesadilla pasajera y pronto despierte para ver que Monterrey sigue siendo la ciudad mas linda y segura del país.

Mientras a seguir gritando VIVA MEXICO! Y confío en Dios para que las cosas mejoren y pronto podamos viajar a mi México lindo y querido y pasar unas super vacaciones en compañía de mis amigos y familiares.

VIVA MEXICO!

Vuelvo a la paz…

Apenas hace unos días que llegamos a casa, después de unas largas vacaciones en Monterrey, mi ciudad natal.

Volamos el 17 de diciembre, y los días antes de Navidad se fueron como agua entre posadas, reuniones y fiestas. Disfruté mucho de cada reunión, donde saludamos a familiares y amigos, comimos de todo y pasamos ratos muy agradables. Como había mencionado antes, este año mis abuelos realizaron la posada del día 23 de diciembre, el 24 la pasamos en un restaurante y el 25 celebramos la Navidad en casa de mis papás. Hubo muchos regalos, mucha comida, muchas fotos y muchos momentos para recordar!
Del 26 al 29 de diciembre, Tom y yo nos fuimos a San Antonio, Texas donde además de hacer nuestras compras de costumbre, pasamos unos días de descanso sin las niñas que se habían quedado con mis papás. Había muchísima gente, pero encontramos todo lo que andabamos buscando. El hotel no era de 5 estrellas, pero descansamos y agarramos pilas para los días que seguían. Conocimos nuevos restaurantes y comimos mucho, claro… para seguir con la dieta post-navideña!!!
El año nuevo la pasamos en casa de mi hermano menor, donde prepararon una rica cena con carne asada, quesadillas, nopales y botanas! Mis hermanos y Tom tronaron cohetes a morir y comimos las tradicionales uvas para brindar por el año nuevo.El 2010 empezó muy bien y como ya es costumbre, celebramos el cumpleaños de Victoria en Monterrey. Esta vez en casa de mis papás, donde rompimos piñata, comimos pastel y la princesa recibió muchos regalos. Ya cumplió 5 años y solo le queda 1 por celebrar en México. Después, le tocará a Catalina celebrar el suyo cuando visitemos México en verano.
Volamos el 10 de enero de regreso y Alemania nos recibió con mucho frío y montones de nieve por donde quiera. Creo que nunca había visto tanta nieve en mi casa, y por lo que he oído hacía muchos años que no había un invierno tan frío. Ya me tocaba!
Después de desempacar las 6 maletas que trajimos, tener el coche en el taller por un par de días porque se murió justo despues de que llegaramos, y de celebrar el cumpleaños de Victoria con sus amiguitas alemanas, vuelvo a la paz… a mi rutina… a mi vida normal.
Fueron casi 4 semanas de vacaciones, y aunque se pasa rápido, creo que en esta ocasión disfruté cada día muchísimo y por lo mismo, me parecieron muy largas y placenteras. Como siempre, faltaron amigos de saludar, restaurantes que visitar, y cosas que hacer, pero de todas formas regresé feliz de todo lo que conocimos e hicimos en tan corto tiempo.

Pero el título de esta entrada no solo se refiere a mi paz o tranquilidad al volver a casa, sino literalmente porque vuelvo a un lugar pacífico y seguro. Con gran tristeza, tengo que aceptar que Monterrey al igual que el resto del país es zona de guerra. Una guerra no oficial y obviamente no aceptada por sus políticos, pero mas que declarada entre carteles del narcotráfico y grupos de delincuentes. Triste… muy triste!
El año anterior, ya había escuchado y leído mucho… las extorsiones se volvían cotidianas: aún a pequeños y medianos negocios, los robos y secuestros eran cosa de todos los días, la gente empezaba a tener miedo y poco a poco, cambiaba su rutina para sentirse más seguros. Pero ahora? La situación se ha salido de control y ha llegado a límites jamás imaginados. Monterrey era una ciudad segura, claro con los delitos y problemas de una ciudad grande, pero ahora ya no hay diferencia entre las ciudades fronterizas, el Distrito Federal o Monterrey. En todas partes se lee acerca de casos de “levantones”, de balaceras, de asesinatos… ya es común que te roben el coche con pistola en mano, no importa si estas saliendo de tu casa, si estas recogiendo a tus hijos de la escuela o si estas en un alto en una calle transitada. Simplemente llegan, te piden las llaves y como si nada se llevan tu carro enfrente de tus narices. Y la autoridad? Mmmm… el delito se denuncia por cuestiones del seguro, para recuperar al menos el valor del coche, pero es casi seguro que no lo encontrarán y menos aún, que encuentren al delincuente que se lo robó!
En esta ocasión, mas de una persona me dijo “que bueno que no vives aquí”. No lo puedo creer!!! las manos me tiemblan al escribir estas líneas y me cuesta trabajo imaginar cómo pueden vivir con ese miedo a diario. Yo no sueño con volver a México, pues mi vida ya esta hecha aquí… pero de todas formas amo a mi país y quisiera volver aunque sea de vacaciones con la tranquilidad de siempre. Cómo es posible que una minoría se salga con la suya y le robe la “paz” a millones de personas? Gracias a Dios ya no vivo allá, pues creo que no podría soportar tener miedo continuamente… que si las niñas son secuestradas al salir de la escuela, que si me robarán el carro mientras estoy en misa, que si le pedirán dinero a mi esposo por tener un negocio, que si me asaltan al salir del supermercado, que si entran a mi casa a robar lo que con mucho trabajo hemos podido comprar, que si me atravieso al ocurrir una balacera, que si estoy en un restaurante mientras llega un grupo armado a llevarse a alguien, que si me llaman por teléfono para asustarme… suena exagerado? ojalá fuera solo exageración y no la realidad de tantas personas que conozco y que ya tienen miedo incluso de contestar el teléfono, abrir la puerta de su casa o salir de noche.

Rezo para que pronto llegue la paz a México entero, que se encuentren soluciones a tantos problemas que le aquejan, que la autoridad cumpla con su deber, que la gente viva sin miedo, que el narcotráfico no reine en este país tan maravilloso y que la desgracia no llegue a casa de amigos y familiares. Rezo y ruego a Dios, a la Virgen María y a todos los Santos para que así sea. Desgraciadamente no puedo hacer más. Sólo rezar, rezar y rezar!

Una Navidad diferente…

Desde que tengo uso de razon y memoria, he festejado la nochebuena en

casa de mis abuelos maternos. Pero este año mi abuelita no quiso hacer
la cena de Navidad por diversas razones y quiso hacer la Posada del día
23.
Que siguió igual?
Los invitados – toda la familia: hijos, nietos, bisnietos y mis abuelos
Los regalos- de padrinos a ahijados, de bisabuelos a bisnietos y de familia a familia
El vestuario- a pesar de no ser Navidad todavía todos iban muy guaposQue fue distinto?
El día, aunque el horario siguió igual: por la noche
El menú – en lugar de los tradicionales tamales y el bacalao, mi abuelita preparó menudo
El
contenido de la noche- como nadie tenía prisa por irse a otra casa a
seguir festejando, se disfrutó de un ambiente muy relajado. Nadie tenía
prisa en comer y nadie se preocupo por comer poco, sino por el
contrario se hizo sobremesa, se tomó ponche con el postre y para cerrar
la noche con broche de oro se proyectaron algunos primos en la cantada.
Ya parecía noche de talentos y hasta los bisnietos cantaron sus
melodías favoritas.

Fue una navidad muy diferente y seguramente
las próximas seran parecidas o incluso mejores que esta. El hecho de no
tener que correr a otra casa marcó la diferencia y nadie querrá volver
a esa fea costumbre de estar un ratito con cada familia. Lástima que
solo me quede una Navidad en Monterrey,  pues tanto yo como mis hijas
disfrutamos mucho la compañía de los primos, tíos y abuelos. Ni hablar,
ya encontraremos el lado bueno de pasar la Navidad en Alemania, donde
gracias a Dios también tenemos familia (mas pequeña y menos efusiva)
con quien celebrar esta fiesta tan especial.

La nochebuena la
pasamos en un restaurante con mis papas. Comimos de todo un poco del
buffet navideño, no tuvimos estrés de cocinar, servir y lavar platos y
antes de las 12 ya estábamos en casita.

El día 25 las princesas
abrieron los regalos que Santa les dejó durante la noche y al mediodía
comimos en casa de mis papas, a donde vinieron mis abuelos y mis
hermanos con sus familias. Comimos pierna adobada, ensalada de manzana
y espaguetti verde. Todo delicioso, después intercambiamos regalos y
pasamos una tarde muy agusto.

Ya viene la Navidad…

La Navidad es una de mis épocas favoritas del año, y ahora con las niñas se ha vuelto mucho mas especial. A lo largo de la vida, la Navidad va pasando por diferentes etapas. Cuando se es niño obviamente es una fiesta muy esperada y divertida, en la adolescencia y juventud se vuelve un poco aburrida porque pasa a ser un compromiso familiar. Y en la etapa de padre o abuelo vuelve a ser divertida porque se vive la Navidad a través de los hijos o nietos.

Al menos eso es lo que me ha sucedido a mí y la Navidad ahora es súper linda porque las princesas poco a poco descubren los destellos de esta fiesta decembrina.
Además de las diferentes formas en que he celebrado la Navidad a lo largo de mi vida, cabe mencionar que al vivir con dos culturas
diferentes me ha hecho descubrir cosas muy especiales y valorar aun mas su significado. Al menos México y Alemania comparten la religión cristiana y eso hace que haya muchas similitudes en como se celebra la Navidad pero a su vez las diferencias culturales ofrecen un variado abanico de tradiciones y costumbres muy diferentes.
Así que les cuento lo que mas me gusta de la Navidad aquí y allá.En MEXICO…
En este país nací y allí celebré todas las Navidades de soltera (28) y he celebrado 5 ya de casada. Solo me quedan dos por celebrar en
Monterrey porque cuando entre victoria a la primaria solo tendrá dos semanas de vacaciones y no podremos viajar en esta época del año tan
lejos. Y esto es lo que mas extrañaré:
– las posadas. Mi familia materna conserva la tradición de las Posadas en casas de mis tias, donde pedimos Posada, rezamos el rosario,
rompemos piñata, cenamos bien rico y convivimos en familia.
– la Navidad con los abuelos. Que significa con tíos, primos, hermanos, sobrinos… En total casi 40 personas!!!
– la comida. Que siempre extraño pero en esta temporada sobretodo los tamales, los buñuelos, el bacalao de mi abuelita, el ponche, las
galletas y pan de Navidad que hace mi mama, el recalentado, la rosca de reyes…
– sentido religioso. El rezo del Rosario, la misa de Navidad, los nacimientos en cada esquina, los villancicos y la importancia del niño
Jesus en Nochebuena.
– y por supuesto mis papas y hermanos (con cuñadas y sobrinos)!!!

En ALEMANIA…
A partir del 2011 celebraremos la Navidad con la familia alemana o talvez en alguna playa griega, jeje. Pero definitivamente la época prenavideña será disfrutada a la alemana, así que hay que ver las cosas bonitas que tiene la epoca en este lado del océano.
Aunque solo he pasado dos Navidades en alemania y dos o tres veces adicionales he estado a principios de diciembre les puedo decir lo que hasta ahora me encanta de la navidad aquí.
– decorar mi casa. Siguiendo la tradición mexicana ponemos un árbol de Navidad artificial a principios de diciembre (aquí se acostumbra
natural y se pone el mero 24). Además ponemos foquitos afuera, adornos en paredes y cada Rincón de la casa y saco mi vajilla de Navidad.
– mercados de Navidad. En ciudades, pueblos o comunidades se ponen puestos en las calles que venden artículos navideños, comida o el
tradicional “Glühwein” que es un vino caliente muy sabroso. A pesar del frío, la gente visita estos mercados especialmente por la noche con grupos de amigos o en familia.
– decoración de las casas. Es austera pero muy particular. En las ventanas de las casas se colocan lámparas con foquitos o simulando
velitas. Poco a poco también se ponen series de focos en los techos o fachadas, pero las ventanas me siguen gustando mas.
– repostería navideña. El pan alemán es delicioso y en Navidad hay cualquier cantidad de galletas, panes y delicias en supermercados y
panaderías. Eso sin mencionar las mil variedades de chocolates especiales para esta temporada. En México se conoce el maratón Lupe-
reyes, y aquí seria Nico-Reyes porque desde el día de san Nicolás (6 dic) se empiezan a regalar chocolates de a montón. Así que un mesesito sin dieta!
– calendario de adviento. No sé si sea tradición original de alemania, pero si que es antigua (mi suegro dice que el los conoce desde niño) y muy bonita. Se venden calendarios con 24 ventanitas que los niños (o adultos) van abriendo cada día de diciembre hasta Navidad. Dichas ventanitas contienen chocolates o solo una frase o dibujo, y actualmente hasta pequeños juguetes.
– la nieve. No soy amante del invierno, pero definitivamente creo que la Navidad va de la mano del frío. Y aquí en Alemania el frío en diciembre esta garantizado y con un poco de suerte se puede disfrutar una Blanca Navidad. El paisaje Nevado del jardín, las casas y las calles es hermoso y a las niñas les fascina la nieve, así que seguramente las Navidades que pase en Alemania en un futuro serán igual de divertidas y bellas como las de México.

Dónde es o será mejor celebrar la navidad? Supongo que no hay un lugar ideal, pero mientras el corazón este contento y se recuerde el nacimiento de Jesús con alegría, la Navidad será hermosa donde quiera uno se encuentre.

Que tengan una feliz época decembrina!!!

Hora de partir…

Se me hacía largo… pero ahora que me voy hasta parece que fue poco el tiempo que pasé en Monterrey. Así sucede siempre…Confundido

Mañana volamos Avión de regreso a casa… Tom pasó aqui casi un mes y nosotras casi dos! Fue bastante tiempo, y lo mejor de todo es que estuvo muy bien aprovechado… convivi mucho con la familia, y tuve la oportunidad de ver amigos y amigas que tenía mucho tiempo de no ver. Como siempre también, me quedo con ganas de ver y saludar a algunos que por sus apretadas agendas o por falta de interés no tuvieron tiempo para mí, jeje!
El balance es bastante positivo y aunque me dará tristeza despedirme de mis papás y del sol Sol invernal, ya es hora de volver a casa y retomar mi rutina en Alemania. Este año estará lleno de retos y proyectos, Catalina entrará al jardín de niños en Agosto y finalmente podremos disfrutar de nuestra nueva terraza en verano. Así que ya es hora de ponerme a trabajar, a volver a hablar alemán, a abirgarme para el invierno de verdad  y a cumplir mis propósitos del 2009. Fueron suficientes vacaciones y ya tengo la energía para volver al mundo real, jeje! Eso no quiere decir que no tenga miedo de empezar mi “business”, pero ya llegó la hora! Guiño
Monterrey queda igual que cuando llegué en Noviembre, pero yo me voy con muchos recuerdos en mi corazón Corazón rojo y con muchas fotos para poder revivir esos momentos tan agradables que pasé durante estos dos meses en mi tierra natal. Esta despedida también será diferente, pues es la última vez que vengo por taaaanto tiempo…. las próximas serán de un mes o a lo mucho de 6 semanas cuando vengamos en verano. Claro, nada esta escrito pero las niñas ya están mas grandes y sé por experiencias de otras amigas que por un buen rato no podré darme el lujo de venir los meses que acostumbraba venirme. Por otro lado creo que esta bien, pues tarde o temprano me tengo que hacer a la idea de que vivo allá, y estas estadías tan largas no dejan desprenderme por completo de mi México lindo y querido. No es que no quiera seguir unida al país que me vio nacer, sino que el pasar tantos meses en México no me permite adaptarme al 100% a Alemania, pues siempre estoy deseando ese tiempo que paso por acá.  De ahora en adelante si serán “vacaciones”, no estancias de meses en Monterrey… pero creo que después de 7 años, ese cambio tenía que llegar, o no?
Las maletas ya estan casi listas… como es costumbre, cargo hasta con el perico… jeje! No, no es cierto… no llevo ningun perico pero si un montón de cosas que me han regalado, comida que no se consige por aquellas tierras, regalos de Navidad y cumpleaños de Victoria, y mil cosas más que ya se me hacían que no iban a caber. Pero hasta ahorita todo va bien, y creo que sobreviviremos con 6 maletas de 23 kilos! Conste que podría llevar hasta 8, pero me estoy viendo decente Lengua fuera
La próxima vez que escriba será desde Alemania y les contaré como nos fue de viaje… además de que pondré las últimas fotos de nuestra larga visita a Monterrey!

 

Año Nuevo!!!

El 2008 quedó atras y con él muchos recuerdos, experiencias y vivencias… Lo cerramos con la familia mexicana y la pasamos de maravilla! Smile

Cómo pueden ver en las fotos, tuvimos una comida en casa de mis papás donde nos deleitamos con un espageti, pierna adobada, ensalada de manzana y pay de guayaba… qué mas se puede pedir! Además toda la familia estuvo reunida y tuvimos una tarde muy agradable… los primos jugaron mucho y después de algunos días habían entrado en confianza y ya jugaban como grandes amigos. Por la noche Sleeping half-moon, los hermanitos nos reunimos en la casa nueva de Pato donde seguimos con la tragazón, esta vez con carne asada, chamocheves y quesadillas. Mis hermanos acompañados de Tom disfrutaron de los cohetes y parecían niños chiquitos… que por cierto, los pequeñines se habían quedado con mis papás. Wink Brindamos, comimos las tradicionales uvas, hablamos de nuestros propósitos y planes para el 2009 y nos retiramos a casita a eso de las 3 de la mañana. Fué un día muy intenso y la pasamos genial! Party
Como cada año desde que nació Victoria, el año empieza con mucha actividad pues hay que festejarla por su cumpleaños que es el día 4 de Enero. En esta ocasión, opté por rentar un área en el restaurante de hamburgesas Carl’s Jr para celebrar su cuarto cumpleaños Birthday cake. Fueron familiares y amigos, y haciendo un total de 30 personas tuvimos una fiesta muy bonita. El personaje elegido por la festejada fue La Sirenita Ariel y el pastel, las bolsitas y la decoración lucieron a esta princesa con cola de pescado. Victoria disfrutó mucho de los juegos, la piñata, el pastel con sus mañanitas y por supuesto, de los regalos Gift with a bow! Cabe mencionar que la fiesta fue el día 2 de enero porque mi hermano Homero regresaba con su familia a California el domingo 4.
Así que como ya se esta haciendo costumbre, tuvimos que festejar a Victoria más de una vez y ayer que fue su mero día, también estuvo lleno de paseos, velitas y regalos. La despertamos con las mañanitas, fuimos a misa de niños, comimos y jugaron en el Casino del Valle, paseamos e hice unas compritas en Plaza San Agustín y para cerrar con broche de oro nos fuimos a la Plaza Morelos, justo enfrente de la Macroplaza para despedirnos de mi lindo Monterrey. Snif snif… jeje!
Y ahí no terminaron los festejos, pues el día 14 de enero festejaran en el jardín de niños a Victoria y por la tarde le haré una fiestesita con sus mejores amigas. Así que no se puede quejar con tanta pachanga, regalos y festejos!Party
Aprovecho la oportunidad para desear a mis fieles lectores, un año 2009 lleno de salud, bendiciones y éxitos!!! Que la crisis no les pegue tan duro y que mantengan su espiritu optimista para sobrellevar cualquier contratiempo, problema o disgusto que pudieran tener este año. Que todos sus planes y proyectos se completen con satisfacciones y que el amor y la paz sean sus principales motores!
FELIZ Y PROSPERO AÑO 2009!

 

Mas posadas y mas paseos…

Ya pasó Navidad… tanto esperar y en un abrir y cerrar de ojos, la fecha mas esperada del año vino y se fue!

Nosotros no hemos parado y como han de haber notado, mi Espacio estaba un poco desatendido pues no tenía tiempo de escribir… aunque ideas y ganas de hacerlo, sí que tenía. Como pueden ver en los álbums mas recientes, hemos andado de pata de perro… si no es en una posada, es visitando algun parque o museo… no me puedo quejar, porque el clima ha estado de lujo, y a excepción de UN día que hizo mucho frío, toda nuestra estancia ha estado iluminada por un sol brillante y acompañada de un cielo azul y despejado. Lindo lindo, mejor no podía habernos tocado! Incluso el día de ayer, 25 de diciembre gozamos de unos 28 calurosos grados!
Con la Navidad también se terminaron las posadas, que como es tradición, celebramos 9 días antes de la Navidad y toca en casa de mis tías y de mis papás. La tradición viene de muchos años atrás y gracias a mi abuela materna, la tradición continúa sin muchas variaciones: pedimos posada con los peregrinos, rezamos el Rosario, cenamos en familia, si hay oportunidad quebramos la piñata y al final se entregan bolsitas o dulces a los asistentes. Me encantan las posadas, y me refiero a estas posadas que si son de verdad y no a las pachangas de oficinas o empresas que sólo porque son en época navideña le llaman “posadas”. Seguramente en los próximos años en los que ya no podamos venir en Diciembre, será una de las cosas que extrañe más… es por eso que éste año las disfruté al máximo, tomé muchas fotos y las guardo en mi memoria como un tesoro muy preciado.
La Navidad también fue muy especial porque mi hermano de California estuvo aquí… y es que con eso de que el año pasado no pudo venir por circunstancias ajenas a su voluntad, tenía muchas ganas de verlos y de disfrutar estas fechas con mis sobrinos, mi hermano y mi cuñada. No hemos perdido oportunidad de estar juntos, e incluso los nietos hicieron galletas con la abuela y una casita de jengibre muuuy linda! Todavía quedan algunos días en lo que seguramente seguiremos conviviendo… ellos parten a California el 4 de enero, así que seguiremos aprovechando cuanta oportunidad haya.
Por lo que queda de nuestra visita, en los próximos días nos vamos de “shopping” a Texas, tendremos la fiesta de cumpleaños de Victoria, y la 3era reunion de mi generación de primaria… así que esperen las próximas fotos, así como las de Navidad que subiré en los próximos días!

En vida, hermano, en vida!

El pasado martes falleció el papá de mi mejor amiga en un accidente automovilístico. Fué una sopresa para todos y como siempre estas ocasiones nos hacen detener nuestra apresurada vida y pensar en lo frágil que es. Nos hace pensar en lo rápido que puede cambiar la vida de todos, en el dolor que la familia estará pasando, en el tiempo que tomará recuperarse y volver a la normalidad.. en fin! en muchas cosas…

En mi caso muy particular, hizo volver a mi mente uno de mis mayores miedos… el no estar aqui cuando la muerte toque a la puerta de mi familia. Porque el no estar en momentos de felicidad como bodas, bautizos, Navidades o días de fiesta es realmente triste, más aterrador me parece el no estar en momentos de enfermedad, hospitalización o muerte de algun familiar cercano. Claro, no podré hacer mucho desde allá y no me puedo venir a vivir aqui simplemente por eso.
El padre en la Misa del papá de Lorena comentaba que estaba seguro que Don Ramiro estaba listo para rendir cuentas a nuestro Señor. No tengo la menor duda pues por lo poco que lo conocí, sé que era una persona honrada y buena, cariñosa y pendiente de su familia. El Padre hacía mucha referencia a que tenemos que estar preparados cuando llegue nuestra muerte… pero yo hago otra reflexión y creo que además de estar preparados para nuestro último día, tenemos que estar preparados para el día que nuestros familiares o amigos falten. Me refiero a estar en paz, sin rencores ni malos sentimientos con nuestros papás, hermanos, hijos, etc para que si un día parten de sorpresa no nos quedemos con esas frases de cariño, de perdón o de arrepentimiento en nuestros corazones.
El vivir lejos de la familia me ha hecho madurar y pensar en cosas que si hubiera vivido en la misma ciudad nunca se me hubieran ocurrido. Así que cada vez que dejo Monterrey, trato de ver y despedirme con cariño de mis amigos… para ellos talvez no sea tan importante verme porque creen que volveré en otra ocasión… y si no? Procuro buscar y encontrarme con la mayoría de ellos pero cada vez me doy cuenta que la amistad se ha debilitado y en muchas ocasiones me voy sin haber visto a ex-compañeros de trabajo, de la escuela o de la infancia. Algunas veces me quedo poco tiempo, otras veces vengo por meses y aún así siempre me falta ver a alguien. Ya no insisto como antes, pues no quiero caer gorda, jeje. Pero siempre me voy con ese deseo de ver a TODOS. Con la familia no pasa lo mismo, pues gracias a Dios siempre los veo más de una vez.
Así que aplico esa frase trillada “En vida, hermano, en vida”. Ahora que se acerca la Navidad, regala Amor, Perdón y Comprensión a todo áquel que te rodea. Vive en paz con tu pareja y tus hijos, borra esas diferencias con tus hermanos y sobretodo perdona a aquellos que crees que te han hecho daño. Este tiempo navideño es muy especial, todos traen los sentimientos a flor de piel, qué mejor oportunidad para sonreir y hacer felices a los demás.
Van a creer que estoy loca… que ya quiero hacer retiros espirituales o que ando muy sentimental. No es eso, simplemente creo que he tenido oportunidad de valorar la amistad y la familia por vivir lejos y veo que los que viven cerca de sus familiares no aprecian lo bueno que tienen y lo mucho que extrañarían al estar lejos. Disfruta a tu familia y a tus amigos si estan cerca, y a los que los tienen lejos siempre despídete con cariño pues nunca se sabe cuándo se volverán a ver.
Que esté tiempo de preparación para recibir al Niño Dios llene sus corazones de amor y alegría!!! Ya sólo faltan 6 días!!!

Llegó el último mes del año!

Más rápido de lo que esperaba, llegó Diciembre… cargado de adornitos de Navidad, pinos, villancicos y luces de colores! Acá no se siente mucho el ambiente navideño, pues el calor no nos ha dejado disfrutar de nisiquiera un chocolatito caliente mucho menos de un ponche. Han llegado dos frentes fríos desde que llegué a tierras regias, pero a decir verdad ni cosquillas nos han hecho. Lo más “frío” han sido 10 cálidos grados con mucho sol Sun y las niñas se rehúsan a ponerse camisa de manga larga, jeje! Andan un poco resfriadas por andar siempre descalzas, pero ni así las hago ponerse zapatos!Wink

Diciembre también ha llegado con esa “crisis” de la que todos hablan, y al menos aqui si se siente un poco… pues la gente no compra como antes, y los centros comerciales e incluso la Venta Nocturna no han lucido tan llenas como otras Navidades. Talvez este año si aplique en realidad aquello de “Regale Amor” que es lo que de verdad importa en la época navideña… regalar una sonrisa Smile al que se te mete cuando traes prisa, regalar un apretón de mano Left hugal cartero o al vigilante con un sincero “Feliz Navidad”, regalar un abrazo Right hug lleno de afecto a aquel familiar enfermo o anciano, regalar una bolsita de dulces a un niño de los cruceros, regalar una llamada teléfonica Telephone receivera aquel amigo de la infancia, regalar un poco de tu tiempo Clock a tu familia, regalar un poco de paciencia cuando tu jefe te desespera, regalar un poco o un mucho de entusiasmo y buena vibra a tu prójimo adonde quiera que vayas. Esos regalos que nacen del corazón Red heart son los mas valorados  y necesarios en esta época díficil.
Que Diciembre sea un mes de bendiciones y alegrías para todos ustedes, y que en lugar de recibir regalos costosos e inútiles, reciban muuuuuuuuuuuuucho amor!!!
Ya sólo faltan unos días para que llegue mi maridín y nuestra agenda se esta llenando de posadas y compromisos… además, hay algunos paseos planeados aqui en la región y ya les iré platicando a donde vamos! Al ratito subiré algunas fotos Camera de nuestras últimas aventuritas… que las disfruten!

 

Posadas, reuniones y paseos…

Aunque oficialmente mañana empiezan las posadas (9 días antes de Navidad), ya me ha tocado ir a mas de una en los días pasados…

Como pueden observar en el album mas reciente de fotos hemos ido y andado en mil reuniones y paseos… entre ellos:
POSADA DE LA IGLESIA- una de mis favoritas hasta ahorita… lo que el Padre Jorge quería como posada se convirtió en una Mega Posada para cerca de 1000 personas… no sé cuantos hayan asistido, pero nosotros no faltamos! Se vendieron tamales, ponche, quequitos, buñuelos y chocolate caliente! Además se pidió posada con todo y burro de verdad para llevar a la Virgen María. Cantamos y pedimos posada alrededor del estacionamiento de la iglesia… hubo piñatas para los niños, pastorela y coros invitados para interpretar los tradicionales villancicos. Realmente fue una experiencia muy enriquecedora y la disfruté muchísimo… el saber que esto no lo veré todos los años pues ya me quedan pocas Navidad en Monterrey, hacía que se me llenaran los ojos de lágrimas. En Alemania hay otras tradiciones, y algunas muy bonitas pero como las posadas no hay nada! En fin, no queda mas que seguir disfrutando y guardar estas experiencias en el baúl de los recuerdos para nunca olvidarlas y recordarlas cuando pase la Navidad en mi segunda patria…
POSADA DE EXA-CUM- Por casualidad fui invitada a la posada tradicional de algunos ex-compañeros de la prepa. Hubo piñata, canto para pedir posada, dinámica del Niño Jesús y una deliciosa cena… nuevamente tamales super deliciosos y muchas cosas ricas. Me dio gusto ver a algunos de mis compañeros, a quienes no veía desde hace mucho tiempo. Nos actualizamos de noticias y seguramente seguiré en contacto con ellos ahora que me vieron.
PARQUE CHIPINQUE- Hoy fuimos al Chipinque (un parque ecológico en la Sierra Madre) para disfrutar del sol y el calorcito que se siente en estos días… hicimos un picnic y las niñas disfrutaron los resbaladeros gigantes, los columpios y la hermosa vista desde este punto de la ciudad. Tom ya lo conocía pero el ir con las niñas nos hizo disfrutarlo aún mas.
CASA DE CAMPO- Ayer fuimos a comer a la Carretera Nacional y de ahí nos fuimos a la Casa de Campo para tomar cafe y pasar la tarde al aire libre. La pasamos super bien porque el día estuvo muy calientito y las niñas disfrutaron del río, de la hamaca y de los columpios. Ya estamos planeando quedarnos a dormir alla el día 25 que siempre vamos al recalentado pero ahora Tom quiere quedarse en la noche para disfrutar de las estrellas y la vida de campo, jeje!
Esta semana ya esta llena de actividades, más posadas y reuniones… ya les iré contando de lo que vamos haciendo. Por cierto que el sábado llegaron mi hermano Homero y su familia de California y mi maridín de Alemania… así que ya llegaron todos los que andaban fueras y ahora disfrutaremos de una Navidad muuuuuuuuuy familiar para reponer la del año pasado en la que faltó Homero. Además de aprovechar del sol y el calor que nos esta consintiendo demasiado!!!

La venganza de Moctezuma…

Es popular ese dicho, sobretodo para extranjeros (la mayoría gringos) que al venir a México y deleitarse con su cocina variada y exquisita terminan enfermos del estómago. Entonces mencionan la tan famosa “Venganza de Moctezuma”. Yo apenas llevo tres semanas en Monterrey, y al parecer Moctezuma me quiere reclamar algo, pues desde el domingo junto con Victoria y mi mamá, estamos padeciendo de molestias estomacales.

Victoria y mi mamá ya estan saliendo y después de inyecciones, antibióticos y dieta estan un poco mejor. Pero yo, aún siguiendo la dieta y tomando mis medicinas, sigo igual de amolada… jaja! Mi cuerpecito ya no reconoció a los bichos de estos rumbos, y me esta cobrando caro… muuuuuuuy caro! Hoy me fui a hacer unos análisis y espero ya con eso le puedan dar matarili a la bacteria, virus, parásito o sepa Dios qué!!! No sé cuanto, pero estoy segura de haber perdido peso y ando bastante débil y desganada…
Recuerdo que hace un par de años eso mismo le pasó a mi cuñada que apenas llevaba unos meses en EEUU y decía que ya no iba a volver a comer comida en la calle y a cuidarse aún en restaurantes de tacos y antojitos mexicanos… ahora yo estoy en las mismas, con estos tratos ya ni ganas me van a dar de probar las delicias de la cocina mexicana.
En fin, ya les contaré si pudimos matar al causante de mis problemas… mientras seguimos aqui en reposo y sin muchas salidas para poder seguir con la dieta.

Una linda experiencia!

Hace 23 años que terminé la primaria en el Instituo Laurens… y desde entonces había perdido contacto con la mayoría de mis compañeros de clase. Tenía el correo de dos o tres, y sólo con una persona había tenido contacto permanente a lo largo de tantos años. De unos meses para acá, gracias al Facebook (esa herramienta de redes sociales) pude encontrarme con algunos de mis ex-compañeros. Poco a poco, el grupo ha ido creciendo y a iniciativa de algunos, se organizó la primera reunión oficial de generación primaria 79-85 y secundaria 85-88.

Fue todo un éxito!!! Asistimos 18 personas y la pasamos a todo dar en el Sierra Madre donde nos reunimos ayer por la noche. Fue emocionante ver a aquellas personas con las que compartí tantos momentos alegres de la infancia, con quienes bailé y canté en los festivales del día de las madres, o de Navidad o del día de Acción de Gracias. Fue increíble volver a platicar con esos amigos de la niñez, esos primeros amigos que nunca se olvidan a pesar del tiempo y de la distancia…  fue como si no hubiera pasado el tiempo, nos saludamos con muchísimo gusto y fue muy interesante saber de la vida de cada uno de ellos. Algunos casados, otros divorciados, otros más solteros… de todo un poco! Hay toda una mezcla de profesiones y trabajos… unas amas de casa como yo, otras que trabajan combinando familia y empleo. Algunos viven fuera, pero la mayoría se quedó en Monterrey.
Ayer coincidimos Juan Carlos que vive en Oaxaca y yo que ando de vacaciones por aqui con el resto de los locales… para la próxima reunión esperamos que otras dos personas que viven fuera se unan a la segunda reunión de generación que ya tiene fecha y lugar. Ahora solo faltará ponernos de acuerdo en los detalles y tratar de encontrar al resto de la generación que sigue perdida por ahí o por allá.
Con esta primera reunión, mi viaje a Monterrey ha valido muchísimo la pena… porque jamás imaginé reunirme y coincidir con aquellos amigos de la primaria a quienes les perdí la pista por tantos años. Y es que 23 años se dice fácil, pero realmente es toda una vida… de esos niños mocosos no quedan mas que recuerdos, y ahora todos somos adultos hechos y derechos. De esas mis trenzas que me caracterizaron toda mi infancia, no queda nada a no ser por las fotos que dejaron huella de una infancia inocente y feliz, a pesar de esos estirones que me daban a la hora del recreo, jeje!
Ayer como es costumbre en las reuniones de generación, no faltó el repaso de las anéctodas y experiencias de esos años… recordamos a todos y todas nuestras maestras de inglés, español, deportes y música. Ah! Y al director, papá de uno de nuestros compañeros!!! Los de secundaria recordaron a aquellos profesores de civismo, historia o química. Trajimos a nuestra memoria, esas imágenes de cuandos nos vestiamos de Parchis, de flores o mariposas para el festival de primavera, de “pilgrims” para el día de “Thanksgiving”, o de danzantes mexicanos para los festivales de Septiembre o Noviembre.
Realmente fue una experiencia inolvidable y ya les contaré de la próxima! Mientras pueden ver nuestras fotos del re-encuentro, y para aquellos que tienen acceso a mi Facebook pueden ver las fotos del “antes”… es decir de hace más de 20 años!!!
A %d blogueros les gusta esto: