El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Vacaciones"

Hasta pronto, papá y mamá!

Y en un abrir y cerrar de ojos se pasaron las 7 semanas que mis padres pasaron en Alemania. La visita anterior fue hace 3 años, así que han cambiado muchas cosas desde entonces. Por ejemplo, esta vez el cuarto de huéspedes es la recámara de nuestra hija mayor que volvió a ser habitación de invitados mientras ella dormía con su hermana por 3 semanas. Y aunque parece poco, en estos tres años nuestras hijas dejaron de ser niñas con las cuales se podía jugar, hacer paseos y cocinar. Hoy son dos adolescentes que prefieren pasar el tiempo a solas, no hablan mucho y no quieren hacer lo que dice mamá.

De todas formas, pasamos un tiempo muy bonito con los abuelos. Como ya les había contado, las chicas estuvieron en California tres semanas, tiempo en el que yo viajé con mis padres a Noruega. Ese crucero quedará en nuestras memorias para siempre, fue una experiencia diferente y muy especial.

Apenas llegaron las chicas de Estados Unidos, volvieron a empacar para pasar unos días en el área de Harz donde se encuentra un parque nacional entre las montañas. Visitamos las ciudades Goslar y Wernigerode.

Conocimos el puente colgante más largo del mundo donde coincidimos con mis suegros.

Y subimos en teleferico a una montaña cercana a nuestro hotel.

Disfrutamos de la naturaleza al máximo y pasamos unos días en familia sin estrés ni preocupaciones. Comimos rico, caminamos mucho y conocimos lugares nuevos.

En el resto de días que estuvieron en Stade visitamos Hamburgo, paseamos por aquí y por allá, probamos platillos diferentes y disfrutamos de temperaturas agradables en la terraza o en parques cercanos.

Odio las despedidas y más cuando no se sabe cuándo será la próxima vez que coincidiremos. Confío en que mi plan funcione y podamos celebrar la navidad 2020 en Monterrey. Pero falta tantoooo tiempo! No queda más que esperar, seguir en contacto por Facetime y recordar los bellos momentos hasta el reencuentro.

Gracias a Dios por darles salud y energía a mis padres para cruzar “el charco”, fue una bendición haberlos tenido nuevamente en casa y espero sigan así para que pronto regresen. Me encanta verlos tan contentos con nuestras hijas, disfrutando el clima tan agradable y todo alrededor como si fuera la primera vez. No cabe duda que tengo mucha suerte de vivir donde vivo y a través de sus ojos, redescubro las bondades que este país me ofrece a diario.

Mientras a seguir adelante, planeando un par de cursos que tomaré en Florencia, Italia y nuestras vacaciones de otoño en Croacia. Ya les contaré! Feliz semana!

 

 

Anuncios

Entre Italia y Noruega

Este mes tuve la fortuna de viajar nuevamente en el Costa Mediterránea. Cosa curiosa que vuelva a viajar en el mismo barco en el que celebramos mi marido y yo nuestro 5to aniversario de boda en el 2007, no? Pero esta vez no se trataba de elegir un barco en particular, sino una ruta que mis padres no conocieran en una fecha particular: Julio 2019. Y el destino me mandó a conocer los Fiordos Noruegos en un barco que ya conocía.

¿Qué mas da el barco si el viaje es único e inolvidable? Acompañé a mis papás durante 10 días partiendo del puerto de Bremerhaven el domingo 14 de julio. La ventaja de ese puerto es que se encuentra a sólo hora y media de Stade y pudimos viajar en auto y dejarlo en el estacionamiento del puerto durante 10 días.

Al día siguiente llegamos a Holanda. Normalmente los cruceros llegan a Amsterdam, pero Costa ha decidido cambiar el puerto de llegada por cuestiones de dinero y por lo tanto, ahora desembarca en Ijmuiden que queda a una hora y media de la capital holandesa. Porque ya conocíamos Amsterdam, decidimos viajar en autobús a Haarlem, una ciudad más pequeña pero también muy típica que sólo estaba a media hora del puerto.

Después de un día de navegación llegamos a nuestra primera parada en suelo noruego: Haugesund. Una ciudad de 37,000 habitantes, cuya calle principal “Haraldsgata” es la zona peatonal mas larga de Noruega. Ahí nos encontramos a los primeros “Trolls” de nuestro viaje: esculturas que adornan tiendas y calles.

Al día siguiente llegamos al primer fiordo de nuestro viaje: Geirangerfjord. Este lugar es patrimonio de la humanidad y decidimos conocerlo mejor a bordo de un autobús pequeño que nos llevó a 1800 metros de altura para admirar la naturaleza entre mar y tierra con toques de nieve, cascadas y lagos. Simplemente espectacular!

En la siguiente parada: Andalsnes, decidimos conocer el lugar en otro medio de transporte: el tren panorámico “Rauma Railway” para viajar hora y media a la orilla del río Romsdal entre cascadas, bosques y montañas.

Nuestro tercer fiordo llamado Naeroyfjord lo recorrimos en un barco eléctrico que nos llevo de Flam a Gudvangen, donde hay un pueblo vikingo. Nuevamente nuestros ojos se llenaron de escenarios únicos. Ese día llovió por la tarde y tuvimos que regresar antes de lo planeado a nuestro crucero. Eso sí, pasando por un túnel de 11 kilómetros que nos quitó el aliento. Vaya experiencia eso de viajar por el centro de una montaña durante 10 minutos!

Por último y para cerrar con broche de oro llegamos a la ciudad de Stravanger que tiene 130,000 habitantes y rincones maravillosos. Allí realizamos nuestras últimas compras y disfrutamos de un día tranquilo y muy nublado.

Se lee rápido pero fueron 10 días muy intensos. Dos días de navegación, el resto con excursiones y paseos. La naviera Costa es italiana y la vida dentro de sus barcos es como estar en la mismísima Italia. Comida, música, idioma, ambiente y fiestas sin parar! A pesar de no contar con mucho sol y calor en cubierta, en el interior se vive una atmósfera cálida con pasajeros de toda Europa y algunos más internacionales como chinos o latinos.

Y a mí que me encanta Italia! Pasta, pasta, pasta! Bueno, no sólo pasta 🙂 Seguro que mi próximo crucero volverá a ser a bordo de Costa, porque en ninguna otra compañía me la paso tan bien. Mil gracias a mis papás por la invitación y por la oportunidad de conocer ese rincón de planeta que todavía conserva la pureza y la belleza natural como en pocos lugares hoy en día. 100% recomendable!

IMG_8640

 

 

Tour gastonómico

En marzo pasado una amiga cumplió 50 años y otra amiga y yo decidimos regalarle un tour gastronómico en Hamburgo. Las fechas disponibles eran a partir de junio y elegimos el sábado 29 para recorrer las calles del barrio Eppendorf conociendo pequeños locales y restaurantes y probando sus especialidades.

Tuvimos muchísima suerte con el clima: sol y calor en lugar del típico día gris y lluvioso del norte de Alemania. La cita era a las 11:30 de la mañana y poco a poco empezaron a llegar los otros integrantes del grupo y la guía turística. El tour duró 3 horas y visitamos 7 locales diferentes en pequeñas calles y rincones de uno de los barrios más caros de Hamburgo.

Eppendorf es un barrio antiguo que se caracteriza por sus edificios antiguos de departamentos, fachadas en colores pastel y árboles gigantescos. Ya había visitado en diferentes ocasiones este barrio, pero tengo que confesar que no conocía ninguno de los 7 locales ni muchas de las calles que recorrimos. Fue una experiencia muy interesante y nueva para mí!

¿Qué probamos? Pues un poco de todo… empezamos con un helado artesanal, después siguió el tradicional “Flammkuchen”, que es una especie de pizza cuadrada pero con una base muy delgadita. Además visitamos una tienda de productos ingleses donde probamos un chutney y una tienda de “Delikatessen” donde probamos diferentes tipos de aceites y vinagres balsámicos con pan. Por otro lado, visitamos un restaurante hindú que nos ofreció un Lassi con jogurt y diversos dips, y una chocolatería donde probamos obviamente chocolate!!! Ah! Y en un local muy original que es librería, cafetería y peluquería probamos unos pastelillos deliciosos!

La empresa que organiza los tours se llama Eat the world y existe desde 2008. Actualmente ofrece diferentes tours en 13 barrios de Hamburgo y en más de 40 ciudades de Alemania. Creo que no hay mejor manera de conocer una ciudad que tomando un tour como éstos… al mismo tiempo que conoces de la historia del lugar, recorres calles poco conocidas y descubres pequeños establecimientos que dirigen emprendedores locales.

Se los recomiendo ampliamente! El tour por persona cuesta alrededor de 35 euros, dura 3 horas, visitas 7 locales y aunque no quedas lleno porque son “probaditas”, vale la pena al 100%! Ya estoy pensando donde y con quién haré el siguiente!

Cuenta regresiva

En un mes exactamente empiezan las vacaciones de verano en nuestro estado (Niedersachsen) y con ellas llega un verano muy particular que incluirá tres viajes familiares. Así que empieza la cuenta regresiva para preparar maletas, documentos, cámara, regalos y más!

El primero será una primicia! Por primera vez nuestras hijas viajarán solas en avión y no cliafsólo a Alemania sino que “cruzarán el charco” como decimos en México para visitar a mi hermano y familia en California. Todo se dio de forma espontánea gracias a una invitación de mi cuñada cuando nuestra hija pequeña mencionó durante los saludos navideños en diciembre pasado que extrañaba mucho a sus primos, especialmente a la pequeña de dos años.

Empezando el año, nuestra hija preguntó que cuando podrían viajar a Estados Unidos como si se tratara de una excursión. Después de asegurarme de que sí estarían dispuestas a viajar solas, empezamos los trámites y su sueño se hará realidad. Pasarán tres semanas en la soleada California con sus primos y estoy segura de que será una aventura única e irrepetible. No tengo duda de que habrá otras oportunidades de visitar a la familia, pero ya no tendrán la edad que tienen ahora y será todo muy diferente.

Cómo son menores de edad y nunca han viajado solas en avión, contratamos el servicio de acompañante de Lufthansa para que se sientan mas seguras y nosotros estemos más tranquilos. La pequeña celebrará su cumpleaños #13 por allá. Qué suerte, no?!ale

El segundo viaje es en la dirección contraria… ya que mis papás llegan a Alemania 4 días después de que viajen las chicas. En esta ocasión se quedarán 6 semanas con nosotros, de las cuales sólo tres podrán disfrutar a sus nietas 🙂 Pero no hay motivo de tristeza porque esas 3 semanas sin las niñas tendrán a su princesa ( es decir: yo) para ellos solitos.

noreY el tercer viaje será precisamente un crucero de padres-hija a los fiordos noruegos. Diez días entre mar y montañas en un país completamente nuevo para mí. Conozco algunas ciudades en Suecia y Dinamarca, pero a Noruega nunca he tenido la oportunidad de viajar. Sobretodo porque normalmente es más frío que Alemania y prefiero el sur europeo, pero la bendición de acompañar a mis padres en un crucero como éste no la dejaría pasar aunque el destino fuera el Polo Norte!

Así que a contar los días para que lleguen pronto las vacaciones y con ellas toda una serie de aventuras, experiencias y oportunidades de convivencia familiar.  Viviendo tan lejos hay que disfrutar cada momento con la familia al máximo porque nunca sabemos cuando será la próxima vez 😦

 

Stageweek 2.0

Las vacaciones de primavera este año fueron muy activas, sobretodo la primera semana! Por un lado, tuve la experiencia de dar un curso intensivo de español en la escuela popular (VHS) donde trabajo dentro del programa “Bildungsurlaub”. Y por otra parte, las niñas participaron por segunda vez en un taller de teatro y baile en el auditorio de la ciudad.

Mientras que yo daba clases de español, mis hijas ensayaron de 6 a 8 diarias diferentes coreografías, canciones y diálogos que presentaron el domingo 14 de abril por la noche. Este taller es organizado cada año por un equipo de artistas y mis hijas participaron por primera vez hace dos años y medio.

Normalmente se lleva a cabo en las vacaciones de otoño, pero por cuestiones de logística el año pasado se pospuso para Abril. No teníamos planes de viajar y como yo estaría ocupada toda la semana dando clases, quedaba perfecto para que las chicas estuvieran entretenidas.

He de confesar que la mayor no tenía nada de ganas de dedicar una de sus semanas de vacaciones en ensayos intensivos, y casi casi fue obligada por mí. La pequeña estaba muy entusiasmada y no opuso resistencia. El taller empezó el domingo 7 de abril a las 10 de la mañana y durante 8 días consecutivos ensayaron de 9 a 5 de la tarde más o menos.

IMG_7649

En esta ocasión participaron 80 niños y jóvenes entre 10 y 25 años y el resultado fue espectacular. Invitamos a los abuelos paternos y todos quedamos muy satisfechos con la presentación del musical que duró casi una hora y media, donde interactuaron 4 grupos entre bailables, coros y diálogos.

El tema esta vez fue relacionado a las redes sociales y la tecnología. Fue muy divertido ver a los más chiquitines disfrazados de “emojis” y las lágrimas de emoción rodaron al ver al equipo completo en el bailable final. Una semana intensa y muy provechosa, que culminó con un musical de primera 🙂

¿Cuál fue la primera pregunta después de salir del teatro? “¿Podemos participar a la próxima?” Lo sabía! Aún la mayor quedó feliz después de la experiencia y no dudo que seguirán formando parte del equipo de artistas de Stageweek muchos años más. Doy gracias por este tipo de actividades que fomentan el arte de una forma sencilla y que están al alcance de todos, aún en ciudades pequeñas como Stade.

Y bueno, una vez más estoy convencida que vale la pena ser estricta y “obligar” cuando no se tienen “ganas”. Aprender en actividades cómo esta no tiene precio y el fruto es increíble!

 

Tercer encuentro pre-navideño

Lo que en el 2016 se supone sería el primer encuentro de mexicanas casadas con alemanes en Kassel, fue realmente el punto de encuentro de 31 desconocidas que se convirtieron en un grupo de amigas único en el mundo.

Ese grupo ha institucionalizado un encuentro anual en noviembre que la semana pasada se realizó por 3era vez con gran éxito y que reunió a 22 mexicanas que viven a lo largo y ancho de Alemania.

Cada año nos reunimos el segundo fin de semana de noviembre en una ciudad diferente de Alemania y dependiendo de las organizadores disfrutamos de un programa cultural y gastronómico que culmina con una cena pre-navideña tipo posada mexicana.

En esta ocasión viajamos a Stuttgart, una ciudad en el sur de Alemania a la que algunas llegaron en avión (las del norte como yo), en tren o en coche. Como yo no conocía este rincón del país, viajé con tres amigas del norte desde el jueves para visitar el centro y conocer con calma la ciudad.

El viernes por la noche, la mitad del grupo disfrutó de una cena en una cervecería y a lo largo del sábado fue llegando el resto para celebrar el 3er encuentro pre-navideño por la noche. En esta ocasión no hubo piñata, ni ponche ni pedimos posada, pero tuvimos intercambio de regalos, cena muy mexicana y mucha diversión!

Es increíble el lazo de amistad que hemos formado a lo largo de estos tres años y este encuentro anual es el momento en que nos llenamos de energía al compartir risas, cantos, recuerdos y mucho más! Quién diría que un encuentro casual sería el inicio de una amistad duradera en la que hemos encontrado apoyo, consuelo, excelentes amigas y compañía constante. Todas extrañamos nuestra patria y hacemos de cada encuentro una pequeña fiesta mexicana!

Después de tres días muy intensos, puedo decir que:

  • conocí Stuttgart
  • probé la comida típica
  • me sentí feliz

IMG_6411

  • y cargué pilas!

UWOJ2854

No me canso de dar gracias a Dios por haberme puesto en el momento y lugar adecuados hace 3 años. En aquel entonces no podía imaginar que un simple viaje a Kassel sería un parteaguas en mi vida como migrante en Alemania. Nunca he dudado que el contacto con mexicanos fuera importante, pero ahora estoy convencida que el contar con una red de apoyo como éste grupo es un pilar indispensable para mi salud mental. Puedo compartir mis alegrías, miedos y anécdotas con mujeres que me entienden y comprenden al 100%, y eso no tiene precio! Las quiero!

El próximo encuentro será en el norte y espero rompamos el récord de asistentes. Sería fantástico contar con las 31 mexicanas que asistieron a Kassel 🙂 Ya les contaré!

P.D. Y lo que pasó en Stuttgart… se queda en Stuttgart

Ay, qué calor!

Ha llegado la hora de despedir el verano 2018, un verano en particular muy caliente. Y es que este año he sentido el calor como nunca! Por un lado en Alemania se vivió uno de los veranos más calientes de su historia y por otro, me tocó sobrevivir, sí… SOBREvivir la canícula en mi ciudad natal: Monterrey!

El calor se vive de diferente forma en ambos países… en Monterrey se está acostumbrado a las temperaturas superiores a los 35 grados, mientras que en el norte de Alemania, ya con 30 la gente se está muriendo. Y es que no sólo se trata de estar acostumbrado o no, que obviamente en Alemania no es normal llegar a 35 grados, sino que los lugares están o no acondicionados para esas temperaturas.

En las últimas semanas escuché a más de una persona indignada de que los alemanes se sorprenden cuando un italiano, latino o español se queja del calor… Típico comentario: “Pero si tu vienes de un país caliente!”. Y?

El hecho de ser originario de México, Italia o Colombia no significa que nos encanta sudar, o que amamos dormir sin ventilador ni aire acondicionado, o que en la oficina nos estemos asando como pollos también por falta de aire acondicionado. Aquí sufrimos igual que los alemanes las altas temperaturas porque ni las casas ni las oficinas tienen ni siquiera ventiladores, qué decir de aire acondicionado. Los ventiladores se agotaron en toda Alemania apenas empezando el verano. Si no estás en la playa tomando una margarita, el sol y el calor no son lo ideal en un día de trabajo.

No me gusta quejarme ni del calor ni del frío, pero he de confesar que en nuestras vacaciones en Monterrey que coincidieron malamente con la canícula (las semanas más calientes del año) no sólo me quejé sino que odié el calor de más de 40 grados. Qué cosa más espantosa! Sí, nací en Monterrey y viví ahí casi 30 años pero no lo había visitado en esta temporada en los últimos 16 años, así que tenía todo ese tiempo de no sentir calor de verdad.

PHOTO-2018-07-24-16-37-12

Ni el aire acondicionado, ni comer helado, ni ducharte tres veces al día te regresa la energía que el calor te quita. Apenas amanecía y ya me sentía cansada, sin ganas de salir ni hacer nada. Monterrey no tiene playa y aunque pasamos un par de días en un club deportivo con piscina, no pudimos disfrutar nuestra estancia al máximo porque con esas temperaturas no fue posible visitar ni hacer muchas cosas.

Regresamos a Alemania a principios de agosto y el calor continuaba… tuvimos un par de semanas con 30 grados que obviamente ni cosquillas me hicieron, pero que terminaron de arruinar los jardines, campos y cultivos. A duras penas sobrevivieron mis geranios y el resto de flores y plantas de ornato murieron achicharradas 😦

Septiembre llegó con lluvias y poco a poco el césped vuelve a tomar su color verde, pero los daños a la agricultura son irreversibles. Un verano muy caliente y sin lluvias que espero no se vuelva normalidad. Me gusta el calor, pero como dice la frase célebre: Nada con exceso, todo con medida.

Ahora a esperar que las hojas cambien de color y a prepararse en el otoño para recibir al invierno. Y así seguimos, cada año viendo como las estaciones no son tan predecibles y que el cambio climático rompe récords aquí y allá.

En fin, lo bailado nadie me lo quita y tanto en Monterrey como aquí pasamos unas vacaciones en familia, sin contratiempos y agarramos un color bronceado divino.  La próxima semana tenemos vacaciones de otoño y empezaremos con nuestro nuevo proyecto de remodelación! Pero eso se los cuento en otra ocasión! Hasta pronto!

Familia A BORDO!

Y no me refiero sólo a nuestra familia de cuatro integrantes, sino a TODA mi familia incluyendo padres y hermanos con sus familias respectivas. En total: 8 adultos y 8 nietos a bordo del barco MSC Seaside!

80c7fe8ba7694a9bbc4aea47c8cd0b09

Fue un sueño hecho realidad y que finalmente mi padre cumplió a sus 76 años de edad: sus tres hijos y nietos en un barco para convivir al máximo y divertirnos todos juntos como cuando hicimos un viaje similar hace 21 años. En aquel entonces ni yo ni mis hermanos estábamos casados y mis padres celebraron su aniversario de plata con nosotros en el Costa Victoria, que también recorrió el Caribe a lo largo de 7 días.

La familia se multiplicó y en lugar de 5, viajamos 16! La más pequeña de casi 2 años y el abuelo de 76. Una experiencia única que difícilmente volverá a repetirse y que por lo mismo, disfrutamos muchísimo. Uno de mis hermanos vive en Estados Unidos, el menor en México y yo en Alemania, así que las oportunidades de coincidir son cada vez más escasas y después de 3 años y medio volvimos a coincidir. Esta vez en Miami para abordar el crucero el 7 de julio, un día después de mi cumpleaños #45. Vaya manera de celebrarlo!

¿Qué cómo la pasamos? Fenomenal! A pesar de ser vecinos de camarotes, no estábamos todo el día juntos, sino que cada familia o por grupos de edad coincidíamos en la piscina, en el restaurante o en algún bar. Los niños iban y venían a los toboganes, el que quería podía tomar el sol, y otros coincidían para jugar dominó o cartas en algún rincón. Eso sí, a la hora del teatro todos íbamos juntos para después pasar al comedor principal y disfrutar la cena formal en familia: una mesa para los adultos y otra para los niños.

En un ambiente relajado, con el sol y la brisa del mar, pasé la mejor semana de mi vida con mis queridos padres, hermanos, y sobrinos sin olvidar a mi marido y mis hijas. La convivencia, los juegos y chistes, los cocktailes compartidos, la champagne para celebrar el cumpleaños #12 de nuestra hija pequeña, el bailar y conversar por horas, el conocer lugares nuevos en FAMILIA es lo mejor que existe!

Entre las islas que visitamos están: St. Maarten que todavía sufre las secuelas del huracán Maria pero donde disfrutamos unas horas de playa, bañándonos en agua cristalina, haciendo castillos de arena y paseando por las tiendas a la orilla del mar. Después bajamos en San Juan donde mi mamá y yo comimos con unas amigas puertorriqueñas que conocimos en Canadá, mientras que el resto del grupo conocía los lugares turísticos más importantes de la isla en un tour. Y por último, volvimos a Nassau, isla de las Bahamas que conocimos hace 21 años y que sigue igual 🙂 Ahí cada familia tuvo un plan diferente y nosotros nos fuimos a la playa más cercana e hicimos algunas compras de souvenirs.

Nuestras hijas no se cansaban de jugar con sus primos, cuidar a las más pequeñitas y de pasear por el barco con unos y con otros. Todos los días terminábamos rendidos pero felices! Y como si siete días no fueran suficientes, una vez de regreso a Miami nos quedamos 3 días más en un hotel para seguir conviviendo y conociendo Florida.

eaadf9b822354354b4ba233518ba0241

10 días maravillosos que quedarán grabados en nuestra memoria para siempre! No nos faltó salud, armonía ni alegría! Doy gracias a Dios por esta gran bendición y espero algún día se repita, que no podrá ser igual porque los niños crecen y pronto la nieta mayor será adulta, pero confío en que se vuelva a dar una oportunidad similar y pronto!

De los 10 días que pasamos antes en Florida y las dos semanas después que pasamos en México, les cuento en otra ocasión. Definitivamente el “highlight” del verano fue el crucero y no podía dejar de escribir al respecto. El barco que sirvió de escenario de este gran viaje es nuevo pero muuuuy grande: más de 5000 pasajeros! Pero de eso también les cuento en otra entrada para no entretenerlos más. Si algún día tienen la oportunidad de viajar con la familia, no descarten la idea de un crucero! Es fantástico!

En Jever: ciudad y cerveza!

El mes de mayo de este año ha estado lleno de “puentes”… primero el 1 de mayo que fue martes y tomamos el lunes libre, después la “Ascensión del Señor”, el jueves 10 de mayo que es llamado también el “día del padre” en Alemania y tomamos el viernes libre, y finalmente el lunes de Pentecostés (21 de mayo) y que en las escuelas de esta ciudad también toman el martes libre. Porqué? No sé!

Para el segundo “puente” las niñas se fueron a un campamento a Dinamarca con su equipo de patinaje de su asociación deportiva del miércoles 9 al sábado 12 de mayo. Desde que me enteré de la fecha no dudé ni medio segundo en aprovechar la oportunidad para escaparnos, mi marido y yo, a algún lugar cercano y que no conociéramos aún. La página de internet “Kurz-mal-weg” nos ofrecía un fin de semana con una cena romántica, una botella de “Sekt” y acceso al spa en la ciudad de Jever y lo reservamos!

Dos noches y tres días bastan para conocer una ciudad de 15,000 habitantes. La ciudad JEVER es conocida por la cervecería que produce la cerveza Pils que lleva el mismo nombre y está a dos horas al oeste de Stade.

El jueves conocimos la ciudad de “Wilhelmshaven“, una ciudad portuaria en el Mar del Norte que queda a 15 minutos de Jever. El clima estaba lindo pero el pronóstico no falló al decir que caerían fuertes tormentas por la tarde.

El viernes visitamos el centro de la ciudad y por la noche hicimos un “tour” nocturno guiados por un “guardia de la noche” que nos contó de manera divertida algunas leyendas y datos históricos de Jever. Muy interesante y ameno!

Para el sábado ya había reservado un tour por la cervecería que por no ser día hábil, se concentró en el museo que se encuentra al lado y terminó en un bar donde pudimos degustar dos tipos diferentes de cerveza.

En nuestro camino a casa paramos en Dangast, una playa en el Mar del Norte donde no pudimos mojar los pies porque en ese momento había marea baja. Merendamos ahí y llegamos directo a recoger a las niñas que habían llegado de Dinamarca antes de lo previsto.

No me puedo quejar, aprovechamos el fin de semana al máximo, conocimos algunas ciudades aquí cerca y celebramos de forma adelantada nuestro aniversario #16 porque no estaré en Stade el día 18 por cuestiones de trabajo.

Ahora falta menos para las vacaciones de verano y ha empezado la cuenta regresiva para nuestro viaje a América! Sólo 5 semanas y media!!!

 

Viaje #13 a mi patria

Hasta el año 2014 podía decir que había ido en promedio una vez al año a México, aunque realmente había años en que no había viajado pero en otros años había viajado dos veces en un mismo año y daba un total de 12 viajes en 12 años.

Este año cumplo 16 años en Alemania y tendré la fortuna de visitar mi patria por 13ra vez. Y seguramente en los próximos años mis viajes seguirán esporádicos ya que cada vez es más caro viajar a México con 4 adultos (las niñas ya pagan boleto completo). Si tengo suerte, tal vez pueda escaparme sola pero no es la solución ideal porque las niñas aman México y no me parecería justo dejarlas mientras que yo disfruto unas vacaciones como lo hice hace 5 años.

No ha sido fácil pero me he echado un clavado en mis diarios, calendarios y entradas de este blog para armar la siguiente tabla, donde pueden observar como ha ido cambiando el tipo de viajes a mi querido México:

# Año Viaje a México
1 2002 MTY Dic ´02– Feb ´03
2 2003 MTY Sept ´03 Boda Lorena (sola)
2004
3 2005 MTY Mar ´05 (Sola con Victoria)
4 MTY 14-Dic ´05 — 3-Mar ´06
5 2006 MTY 29-Oct ´06 — 8-Ene ´07
6 2007 MTY 5–31 Dic ´07
7 2008 MTY 13 Nov ´08 — 8 Ene ´09
8 2009 MTY 17-Dic ´09 — 10 Ene ´10
2010
9 2011 Ensenada 5-7 Ene ´11
2012
10 2013 MTY 15-30 Mar ´13 (sola)
11 Cancún Jul ´13
12 2014 MTY 12 Dic ´14 — 6 Ene´15
2015
2016
2017
13 2018 MTY 17 Jul — 2 Ago ´18 (sin Thomas)

Sin niñas alcancé a ir dos veces, la segunda para asistir a la boda de una de mis mejores amigas y sólo por dos semanas. Esa vez juré no volver por tan poco tiempo porque se me hizo muy pesado el viaje  y casi lo he cumplido. Solo en el 2013 que viajé sola me volví a quedar dos semanas y el próximo verano estaremos dos semanas y media pero después de pasar tres semanas en Florida, lo que ayudará con el jetlag.

Mientras las niñas eran bebés y estuvieron en el jardín de niños, viajamos cada año para pasar Navidad con la familia mexicana y casi siempre me quedé de dos a tres meses con las niñas en mi tierra natal. Fui muy obediente y seguí el consejo de una amiga que conocí cuando recién llegué a Alemania y a quien le dije que pensábamos pasar una Navidad aquí un año y el siguiente en México. Y me dijo: “No es una buena idea porque una vez que los hijos (que todavía no tenía) estén en la escuela solo tendrán dos semanas de vacaciones y no será fácil viajar por tan poco tiempo”.  Cuánta razón tenía! Ahora ni en verano vamos cada año y no me canso de agradecer su consejo porque de esa forma, las niñas disfrutaron las navidades con mucha gente, posadas, piñatas, calor, cantos y la familia entera! A mis suegros no les hizo gracia la idea pero ahora les toca a ellos disfrutar a las nietas en la época decembrina.

En algunas escuelas primarias es posible pedir un permiso especial para faltar a la escuela y lo pedimos en la navidad del 2014, año en que Victoria terminaba la primaria y así disfrutamos tres semanas en Monterrey. En la secundaria es mucho más difícil pedir ese tipo de permisos y no sé cuando volveremos a pasar una Navidad en México 😦

Así que OJO!!! Sigan mi consejo y si no tienen un trabajo de tiempo completo que no les permita tomar tantas vacaciones, aprovechen la etapa de niños pequeños y si es posible, disfruten su tierra natal dos o tres meses y celebren Navidad con sus seres queridos! No se arrepentirán! Mi marido nos extrañaba pero sobrevivió todas las veces que nos quedamos en México tanto tiempo. Fueron vacaciones inolvidables que mis hijas y mis padres disfrutaron al máximo, esa conexión con su segunda patria quedó establecida y aunque estaban pequeñas, recuerdan olores, anécdotas y lugares que las transportan a ese México lejano que llevan en su corazón.

Este año combinaremos un viaje familiar (abuelos, tíos y primos) en Florida con una escapada a Monterrey en julio. En 16 años no he estado en Monterrey durante el verano y seguramente desconoceré el calor de 40 grados y mis hijas sufrirán aún más porque no lo conocen. Hace 5 años estuvimos en la Península de Yucatán en verano y Victoria se desmayó con apenas 32 grados… así que ya nos estamos preparando psicológicamente para lo que nos espera en Monterrey.

A pesar del calor, estoy segura que disfrutaremos nuestra estancia! Comeremos rico, visitaremos a los bisabuelos, primos y tíos, pasearemos a donde el clima lo permita y viviremos experiencias inolvidables como cada vez que pisamos tierras mexicanas.

Cuento los días para nuestro esperado reencuentro familiar a bordo de un crucero por el Caribe y nuestra visita a Monterrey. Porque…

3 veces

¿O no? Espero tus comentarios y anécdotas en tu tierra natal. Hasta la próxima!

Planeando las próximas vacaciones

Definitivamente en mi próxima vida quisiera trabajar en una agencia de viajes y organizar vacaciones todo el tiempo! Me encanta y si no fuera porque no soy millonaria, me la pasaría viajando por todo el mundo. Pero como simple turista, al menos tratamos de viajar una vez al año y este año nos vamos a México, pasando por Miami y el Caribe.

Aunque no soy agente de viajes, les voy a compartir un par de tips que he descubierto con el tiempo y que han facilitado mucho la planeación de nuestras vacaciones, sean cortas o largas, de este lado del charco o del otro.

Así que vamos por pasos… lo primero es saber qué tipo de vacaciones haremos. Para vacaciones cortas les recomiendo el sitio: Kurz-mal-weg donde pueden poner una región, ciudad o país y pueden elegir paquetes con alojamiento, cena romántica, masajes, etc. Mínimo una vez al año nos escapamos mi marido y yo un par de días y hasta ahora hemos tenido muy buenas experiencias con esta página de internet.

Si estamos hablando de vacaciones largas, habrá que elegir la fecha. En Alemania tenemos dos semanas de vacaciones escolares en Diciembre, Pascua y otoño, además de 6 semanas en verano. Navidad y verano son temporadas altas y más caras, así que algunos años hemos preferido viajar en otoño. Otras ventajas de viajar en temporada baja es que en los países del sur de Europa no hace taaaanto calor y hay menos gente. Pero para viajar a otro continente, dos semanas no bastan y no queda más que viajar en verano (eso si se tienen niños mayores de 6 años).

Una vez elegida la fecha y duración de las vacaciones, se busca el destino 🙂 O depende del destino, se elige la fecha. Alemania tiene mucho que ofrecer pero las playas no son como me gustan: con palmeras, mucho calor y margaritas… pero si les gusta hacer vacaciones en la montaña, en un lago o en una ciudad medieval, Alemania es un excelente destino. Así hemos conocido:

  • Schloss Dankern – es un centro vacacional con muchas opciones de entretenimiento, deporte y diversión. Otra opción similar serían los Center Parcs.
  • Bavaria y sus castillos.
  • La región montañosa del Harz
  • La ruta del vino en el Río Rin

El tren en Alemania es un medio de transporte muy popular que ofrece descuentos y diversas opciones para la familia. Nosotros preferimos el auto, incluso para viajar a Italia porque así podemos ir parando en diversas ciudades sin estres de horarios ni maletas.

En caso de viajar en avión les recomiendo los siguientes sitios para comparar precios:

Aunque para ser sincera, a veces ya teniendo la opción más económica, los reservamos directamente en la aerolínea elegida para facilitar el check-in, impresión de pases de abordar y evitar comisiones. Es cuestión de comparar.

Ya que hemos elegido el destino y la duración del viaje hago un calendario en una hoja para poder planear las excursiones, tiempos de viaje y hoteles. Algo así:

 

De esta forma puedo ver a simple vista qué días es más conveniente visitar un parque de diversiones o la playa y cuántos días dormiremos en cada lugar. Más de una vez he estado a punto de reservar hotel en fechas equivocadas cuando nos quedamos en varios lugares en poco tiempo.

Y hablando de hoteles, nuestro sitio favorito para reservarlos es: booking.com. En la mayoría de los casos elegimos la opción de cancelación de último minuto sin cargos, desayuno incluido y una buena puntuación. Como en todos los sitios de internet, cada hotel tiene buenos y malos comentarios pero siempre los usamos como referencia a la hora de elegir.

Para lo que prefieren un departamento o casa, recomiendo airbnb, donde hasta ahora también hemos tenido buenas experiencias. En nuestras últimas vacaciones en la Toscana y en la Costa Brava, encontré las casas en sitios locales de la ciudad donde nos quedaríamos.

Y por último les recomiendo ser miembro de ADAC, la asociación de automóviles en Alemania que ofrece servicio de mecánicos y ambulancias en caso de averías o accidentes en carretera. Gracias a Dios nunca hemos requerido de sus servicios, pero sí hemos solicitado las guías de viaje que ofrecen a sus socios y que no sólo incluyen mapas detallados, sino también recomendaciones de lugares a visitar. Además, tienen una aplicación para móvil donde puedes bajar guías de prácticamente cualquier ciudad del mundo. Ya tenemos las de Florida para el próximo verano!!!

IMG_0055

Así que solo queda esperar un par de meses para empacar el traje de baño y disfrutar del calor de verdad. Después de 3 años y medio volveremos a ver a toda la familia completa: mis dos hermanos con sus familias y mis papás. Increíble, no? Gracias a Dios los abuelos han venido en este tiempo y uno de mis hermanos estuvo aquí el verano pasado con su familia. De lo contrario no reconocerían a nuestras hijas que en estos años han crecido mucho y han pasado a la adolescencia.

Espero les sirvan mis recomendaciones y para cualquier pregunta o comentario, estoy a sus órdenes! Sobretodo si se trata de hablar de vacaciones!!! Yupiiiii!!!!

Tour: Rumbo al Sur

Empezando el año decidí tomarme unos días libres entre mis clases de español que coincidían con las vacaciones de invierno de nuestras hijas: 1 y 2 de febrero. Mi marido pidió los días libres, incluyendo el lunes 5 y en lugar de visitar a una sola amiga en alguna parte de Alemania se me ocurrió organizar un tour para visitar a varias.

Si bien recuerdan hace casi dos años asistí a un encuentro de mexicanas casadas con alemanas donde conocí a 28 hermosas mujeres y desde entonces nos hemos tratado de reunir dos veces por año. No fue difícil convencerlas de darme posada y el plan quedó listo! Saldría el 1 de febrero rumbo al sur para regresar el 6 a casa después de quedarme en 5 lugares diferentes y coincidir con 14 de las chicas.

Hubo algunos cambios de última hora pero en general todo salió como había planeado y viajé casi 1500 kilómetros en mi Renault azul, visitando las siguientes ciudades:

  • Wolfenbüttel
  • Bad Laasphe
  • Mainz
  • Bonn
  • Colonia
  • Bremen

 

De broma le llamé “Retiro Espiritual” lo cual no se cumplió al 100%, porque de espiritual fue solamente la parte de visitas a iglesias, así que el nombre más apropiado hubiera sido “Tour gastronómico” porque en estos 6 días comí más comida mexicana que lo que como en un año normalmente en este país. Además de conocer dos restaurantes mexicanos:

comí tamales, molletes, tacos de tortilla azul, chilaquiles, rajas, frijoles a la charra y mil cosas más en las casas de mis amigas. Todo delicioso y seguro subí un par de kilos pero no importa!!! Disfruté cada bocado como si estuviera en mi México lindo y querido.

 

También hubo parte cultural y conocí algunos puntos importantes de las ciudades de Mainz, Bonn y Colonia que ya se estaban preparando para el carnaval del próximo fin de semana. Vi muchísima gente disfrazada, calles decoradas y un ambiente de fiesta en el autobús, el mercado o los restaurantes. Además visité la casa de Beethoven y la tienda de Haribo en Bonn.

 

Pero lo más importante del viaje fue la parte de convivencia con amigas. Hablar, hablar y hablar! Reír, conversar, intercambiar ideas y compartir experiencias de mariposas migrantes fue lo más enriquecedor del viaje. Definitivamente es un viaje in-ol-vi-da-ble y lo recomiendo ampliamente! Todas y cada una de las mujeres me recibió en su hogar con el corazón y es difícil expresar con palabras todo el cariño recibido! Fue como si visitara a mis primas y la pasamos de maravilla, fuéramos dos, tres o 12! Sí, porque como si fuera poca mi buena suerte, el domingo coincidí con casi todas en una reunión que ya tenían organizada para la Tamalada del día de la Candelaria.

Una vez más comprobé que cada hogar bicultural es un pedacito de México en este país: se habla español, se tiene decoración mexicana en cada rincón, se cocina con sabor 100% mexicano, se encuentran fotos familiares y se educan los hijos a la “mexicana”. Igualito que en mi casa!!!

A cada una le llevé una mermelada de manzana de la región y una postal de la ciudad donde vivo con la esperanza de que me visiten en el Norte y pueda corresponder la hospitalidad recibida. Stade es muy bonito y seguro sería una parada muy interesante para quién haga un tour similar al mío. Quién se apunta??? Aquí tienen su casa y con gusto les muestro la ciudad y mi rincón mexicano 🙂

 

Cada una firmó mi album “Rumbo al Sur” que será complementado con fotos del viaje y así poder recordarlo siempre!!! GRACIAS por todo!

Vacaciones en el Costa Magica- Parte 3

En las entradas pasadas les conté sobre nuestras vacaciones de otoño y los lugares que visitamos, así que ahora les compartiré las cosas que me llamaron la atención en el crucero y que hacen a Costa una de mis navieras favoritas 🙂

Multi-lingüe. Hace 20 años que conocí Costa fue algo que me sorprendió y me alegro que conserven esa característica: toooodo se explica, se anuncia y se informa en 5 idiomas: italiano en primer lugar, francés, español, alemán e inglés. Muchos, por no decir la mayoría de los empleados que tienen contacto con el público (equipo animador, gerentes de restaurantes, etc.) hablan por lo menos 4 idiomas. Sea una clase de manualidades, el bingo, la presentación de un espectáculo, la clase de cocina, los anuncios del capitán o la información impresa está en los 5 idiomas. A veces ya no sabía ni en que idioma hablar.

Público internacional. La mitad de los pasajeros era italiana, pero la otra mitad era completamente internacional: muchos españoles, franceses, suizos, alemanes y un poco menos de Europa del este o asiáticos. Una mezcla muy interesante y una oportunidad de conocer personas de todo el mundo. De igual manera la tripulación es multi-culti. El chico que ordenaba nuestro camarote era nicaragüense, los meseros el primer día eran filipinos y el resto del viaje eran dos chicos de la India. El jefe de meseros de nuestro turno era colombiano, el chef de Mauricios y en el equipo de animación había de todo un poco!

Costos. Aunque el crucero se anuncia como “all-inclusive”, es necesario aclarar que además de las bebidas y las excursiones que siempre se pagaban aparte, ahora también hay estands, cuyos helados (1.50€-4€) y crepas (4-5€) tienen que cargarse a la tarjeta. Para las bebidas hay una amplia selección de paquetes de acuerdo al tipo de consumo (alcohólico o no) de cada quien. En el crucero solo se incluye agua, café y té a las horas de la comida/cena y adicionalmente jugos durante el desayuno. El precio de las excursiones se ha disparado en los últimos años y en esta ocasión no reservamos ninguna.

Cena elegante. Algo que me encanta de los cruceros Costa es la cena formal que incluye un menú diferente de 5 tiempos para cada noche. También se puede cenar en los restaurantes de buffet, pero cómo no aprovechar la oportunidad de conocer y probar platillos exquisitos de diferentes regiones de Italia!

Noche romántica. El día que embarcamos, el 30 de septiembre, cumplimos 17 años de conocernos Tom y yo. Para festejarlo, reservamos en un restaurante exclusivo para cenar solitos. Las niñas cenaron en el restaurante con buffet y nosotros un menú de 3 tiempos con vista al mar y música instrumental de fondo.

IMG_9626

Teen Zone. Mis hijas habían viajado anteriormente dos veces con sus abuelos en crucero y en ninguna de las ocasiones quisieron participar en el club infantil. En esta ocasión, Victoria podía participar en el club de adolescentes (12-17 años) y Caty en el infantil (3-11), pero obviamente no querían estar separadas y yo no quería tenerlas aburridas sobre todo en los días de navegación. Hablé con la coordinadora del club “Teen Zone” y permitieron la entrada a Caty a pesar de no cumplir el requisito de edad. La pasaron de maravilla porque además de participar en actividades (rallys, torneos deportivos, concursos) con chicos de su edad, conocieron chicas de otros países y practicaron su español e inglés, ya que ni la instructora ni la mayoría de los participantes hablaba alemán.

IMG_0564

Fiestas y espectáculos. Cada noche disfrutamos de un espectáculo diferente y después de la cena (teníamos el segundo turno) seguíamos la fiesta en alguno de los salones o en cubierta. Vimos espectáculos de flamenco, de acrobacia y de magia mientras que otras noches el equipo de baile presentó shows con diversos temas como: Cinemagique, Radio o Magical Moments. De igual forma las fiestas tenían siempre un “Motto/Tema” como por ejemplo, la Noche Blanca a la que teníamos que vestir de blanco, Fiesta Internacional, Española o de los ’80s. Mientras nosotros disfrutábamos las fiestas, las niñas se divertían en la Disco con los chicos y chicas del Teen Zone entre concursos y juegos.

Comida. Creo que todo el mundo sabe que en los cruceros uno sube de peso y eso es porque no para uno nunca de comer! Buffet de desayuno, de comida, de merienda con bocadillos y pasteles y cena de 5 tiempos! Como si eso fuera poco, estaba siempre el estand de helados y crepas ( con costo extra) abierto y los bares también. Y algunas noches colocaban un Buffet de medianoche con pasteles y postres!!!

IMG_0530

Actividades. En un crucero es prácticamente imposible aburrirse porque a todas horas hay actividades de todo tipo para chicos y grandes. Concursos y juegos en diferentes áreas del barco, actividades manuales, clases de baile, de cocina, de aeróbics o de italiano, seminarios sobre salud o maquillaje, o se puede pasar tiempo en el casino, la piscina o el gimnasio. Además, para niños y adolescentes se ofrecen programas especiales. Nosotros hicimos un poco de todo y también jugamos juegos de mesa en nuestro tiempo libre o tomamos un poco de sol en cubierta.

Ambiente latino. A pesar de estar a miles de kilómetros podría decir que en este cruceroIMG_0348 me sentí igual que en los realizados en el Caribe. El 80% de la música que se oía, cantaba o bailaba era latina! Dos veces al día había clases de baile, en su mayoría de ritmos latinos: samba, cha cha cha, salsa, bachata, etc. El jefe del equipo de animación era brasileño, el único latino entre italianos, filipinos e incluso dos miembros de Vietnam y Mauricios, pero toooodo el tiempo la música que acompañó sus juegos, fiestas y concursos era música latina… y yo feliz! La gente se ambientaba rápidamente y prácticamente había oportunidad de bailar Despacito, Macarena, o la Gozadera a diario. Por la noche además de la música latina para bailar, un dueto paraguayo cantaba boleros y otros ritmos románticos acompañado de sus guitarras. Qué más se puede pedir?

Souvenirs. Además de los recuerdos que guardo en mi corazón, me gusta siempre comprar alguna cosita de los lugares que visitamos y esta vez no sólo imanes para nuestra colección del refrigerador, sino también:
– una botella de vino de La Geria (Lanzarote)
– Collar y pulsera de piedra volcánica (Tenerife)
– Camisetas y sudaderas de Roma
– Un rosario del Vaticano
– Un camellito de Lanzarote

– una bolsa de corcho de Madeira
– aceite con chile de Italia
– Mojo Rojo de Las Canarias
– Un vasito tequilero de Roma para nuestra colección de Hard Rock
– Una postal de cada lugar para nuestro álbum fotográfico
– Arena negra de Tenerife y una piña de un parque italiano

IMG_0955

 

Gente de mar. Uno o dos días antes de terminar el crucero hubo una presentación por la tarde de algunas personas de la tripulación que tocaban algún instrumento o cantaban, y otros hicieron un “sketch” cómico o acrobacias. Me pareció muy lindo detalle y antes de comenzar pasaron el siguiente vídeo (con algunas modificaciones para el Costa Magica) que me emocionó hasta las lágrimas:

La vida en un barco no debe ser fácil, ya que pasan largas temporadas en altamar y no ven a su familia por meses enteros. En los cruceros de Costa la tripulación europea pasa 5 meses sin pausa en un barco y los que no son europeos 8. Después pueden tomar algunos meses de pausa antes de empezar un nuevo contrato/temporada. Eso siempre me ha llamado la atención y al platicar con ellos he llegado a la conclusión de que de verdad son “gente de mar”, y les gusta esta forma de vida. La señora (italiana) que nos enseñaba las manualidades me contaba que esa semana celebraba 15 años de trabajar en cruceros y el jefe de meseros (colombiano) tenía más de 20 y sólo le faltaban tres temporadas para jubilarse. Impresionante! Definitivamente tiene que gustarte el mar para vivir en un barco toda la vida 🙂

Diario di bordo. Es el nombre del periódico diario que imprimen en el barco para cada cabina en diferentes idiomas. En nuestra cabina pedimos que nos colocaran uno en español y otro en alemán y cada mañana podíamos leer el plan de actividades del día, los horarios de restaurantes, shows y enterarnos de las ofertas en las tiendas o en masajes. Además de tener información sobre el clima, el puerto a visitar y saludos del capitán 🙂 Buscando entre mis papeles encontré los periódicos de nuestro crucero hace 10 años, y así pude darme cuenta que ahora los horarios de los restaurantes son más limitados y que antes ofrecían misa diaria, entre otras tantas cositas que han cambiado en tanto tiempo.

IMG_9699

México me acompaña. En diversas ocasiones sentí mi México muy cerca de mí a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia. La segunda o tercera noche hubo una fiesta internacional y los animadores pasaron con algunas banderas a la pista, solo 6 u 8, y una de ellas era la mexicana. Curioso, no? En nuestra visita a la iglesia Notre Dame de Marsella, encontré una imagen de la virgen de Guadalupe! Mientras que otra noche, encontramos de casualidad un salón pequeño donde cantaba el dueto con guitarras y que empiezan a cantar “y si Adelita se fuera con otro”!!! Y finalmente en una fiesta de despedida al salir de Málaga, el equipo de animación volvió a salir con banderas y México estaba presente, a pesar de que no había ningún mexicano entre ellos. Curioso, no?


Lady Gaga. No, no la original  sino una pasajera que siempre vestía de forma muuuuy IMG_0499exótica. Al principio creímos que era parte del equipo animador, pero no! Era una señora de unos 75 años con peluca de un color diferente cada día, maquillada de forma exagerada y con ropa brillante y llamativa. En todos los concursos y fiestas estaba en primera fila y era imposible no observarla. Llevaba un gafete con el nombre “Lady Gaga” y era italiana. No me puedo imaginar el tamaño de sus maletas, pues cada día elegía un color y llevaba peluca, vestido largo, boa de plumas, sombrero y zapatos a juego. Seguramente en sus años de juventud fue artista y quiere seguir disfrutando el glamour entre los pasajeros de crucero 🙂

Y así termino esta serie de entradas sobre nuestro crucero por el Mar Mediterráneo. Ya estoy trabajando en la creación del álbum fotográfico, que significa elegir un ciento de fotos entre 1200 que tomamos durante las dos semanas. Pero vale la pena el esfuerzo, porque será nuestra manera de volver a vivir nuestras vacaciones cada vez que recordemos tan bellos momentos plasmados en las fotografías. Y a planear las siguientes, no?

Vacaciones en el Costa Magica- Parte 2

Durante 10 días viajamos en el Costa Mágica a lo largo y ancho del Mar Mediterráneo, pasando por el estrecho de Gibraltar para continuar navegando por aguas del Océano Atlántico. Paramos en un puerto francés, en otro portugués, en dos italianos y en tres españoles. Conocimos 3 islas y durante cuatro días solo vimos mar y mar y más mar. En cada uno de los puertos tuvimos diferentes horarios y en general bajábamos tan pronto era posible y subíamos lo más tarde posible para aprovechar al máximo nuestra estancia. Terminábamos exhaustos pero siempre muy contentos!

A continuación les cuento un poquito de lo que descubrimos y conocimos en cada uno de nuestros destinos:

Savona. Es una ciudad típica italiana con muchas iglesias, callejones y restaurantes. Del puerto al centro solo caminamos 5 minutos y recorrimos todo el centro histórico en un par de horas. Volvimos al barco a comer y después volvimos a bajar para visitar el museo de Apple que había estado cerrado por la mañana. Fue muy interesante y emotivo ver la historia de las computadoras Mac y reencontrarme con el primer modelo de Apple que conocí hace 35 años.

Marsella. Un autobús de Costa (10€ p.p. ) nos llevó al puerto antiguo de la ciudad (a 10 kms) donde tomamos un trenecito turistico que hacía un recorrido de 1 hora por la ciudad incluyendo una visita a la iglesia Notre Dame de la Guarda que esta a 160 metros de altura y de donde se puede admirar toda la ciudad. Lo más emotivo del día fue ver a la Virgen de Guadalupe en la iglesia! Después comimos en una Brasserie típica algunos platillos tradicionales franceses para finalmente volver al barco en autobús.

Lanzarote. A pesar de haber investigado y leído mucho sobre esta isla canaria, cuando llegamos no teníamos un plan definido y lo único que sabíamos era que queríamos visitar el parque de Timanfaya. Llegando a la isla pedimos un mapa y vimos que los taxistas ofrecían diferentes tours y un alemán que recién regresaba de uno, nos dijo que valía la pena. Después de esperar un ratito llegó Chalo que nos explicó en qué consistía el tour que incluía el parque volcánico y nos subimos a su taxi. En casi 4 horas visitamos:
– el monumento al campesino
– la iglesia de nuestra señora de Dolores, patrona de la isla
– la región vitivinícola de Geria donde degustamos y compramos un vinito tinto delicioso
– los camellos que por falta de tiempo no montamos pero sí pasamos a saludar
– el parque de Timanfaya, donde un autobús nos condujo entre los volcanes mientras escuchábamos la historia de sus últimas erupciones. Muuuuy interesante! Como nos dijo Chalo, te sientes como en otro mundo!
– al final caminamos un poco por el malecón y regresamos a nuestro barco en el autobús de Costa (6€ p.p.)

Todas las viviendas en esta isla están pintadas de blanco lo que resalta muchísimo en el paisaje oscuro de la tierra volcánica. Uno de los lugares que más nos gustó definitivamente!

Tenerife. En esta isla nos decidimos por rentar un carro y descubrirla por nuestra cuenta. Con los consejos del chico de la agencia de renta de autos, visitamos:
– San Cristobal de la Laguna, donde hicimos algunas compras y paseamos por su centro histórico
– La Candelaria, donde paseamos por la playa de arena negra y conocimos la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria. Ah, y comimos una deliciosa parrillada de pescado y mariscos.

Madeira. Después de taxi, autobus y auto rentado, esta isla la recorrimos a pie. Bueno, su ciudad capital Funchal donde tomamos el teleférico a la parte más alta de la ciudad donde conocimos los famosos “cestinhos”. Cerca del puerto había un mercadito con artesanías y compré algunas cositas de recuerdo. De regreso al barco pasamos por el museo de Cristiano Ronaldo, donde tomamos algunas fotos. Madeira es una isla muy bonita y tranquila, limpia y con mucha vegetación!

Málaga. Esta fue nuestra parada mas corta y la única ciudad que ya conocíamos con anterioridad, así que nos enfocamos en caminar un poco por sus calles y buscar nuevos trajes de baño para las niñas. De casualidad llegamos a la casa natal de Pablo Picasso y la recorrimos rápidamente. Desde las 8 podíamos desembarcar pero el comercio abría a las 10 e incluso el centro comercial Muelle Uno abre a a las 12. A las 12:30 teníamos que abordar y con el dolor de nuestro corazón nos despedimos de nuestro último puerto visitado.

Roma. La capital italiana es grandísima y ofrece tanto al turista que las pocas horas que para el barco en este puerto no hubieran bastado para conocerla. Por esta razón decidimos quedarnos 3 noches adicionales al final de nuestro crucero antes de volver a Alemania. El miércoles 12 de octubre, el autobús de Costa nos llevó hasta el aeropuerto Fiumicino, donde no pudimos tomar el tren Express por fallas técnicas y en su lugar tomamos un autobús a la estación central de Roma. Allí tomamos el metro que nos dejó a dos cuadras de nuestro hotel.
Esa tarde caminamos y paseamos tranquilamente por el barrio del hotel que se encontraba al noreste del centro histórico. Conocimos algunos parques y compramos algunas cositas para cenar en el balcón de nuestra habitación. El clima soleado y calientito (25 C) nos acompañaría los siguientes 3 días.
Al día siguiente, jueves, tomamos el metro temprano hacia el Coliseo Romano y como ya teníamos boletos, solo tuvimos que esperar 30 minutos para apreciar esta joya de la arquitectura antigua. Espectacular!!! Después seguimos por el Foro Romano, comimos pizza y pasta para seguir nuestro camino hacia la Fuente de Trevi y la plaza España, con su conocida escalinata. Tomamos el metro de regreso al hotel y terminamos el día rendidos pero decididos a salir al día siguiente aun más temprano para continuar con nuestros descubrimientos por la ciudad.


Nuestro segundo y último día completo en Roma lo empezamos a las 9 de la mañana, tomando el metro hacia el Vaticano. Yo conocí la Basilica de San Pedro y la Capilla Sixtina hace 20 años en mi primer viaje a Europa, y mi marido ni las niñas tenían interés en conocer estos edificios por dentro. Pero estando en la Plaza San Pedro mi marido espontáneamente quiso entrar a la Basílica y subir a su cúpula. He de confesar que yo no conocía esa opción, así que después de esperar media hora para entrar, pagamos 8€ por adulto para tomar el ascensor y apreciar la cúpula por dentro de cerca y posteriormente subir otros 165 escalones para admirar Roma desde la parte mas alta de la Basilica. Uffff! Difícil expresar con palabras la emoción que sentí al estar allá arriba! Al bajar admiramos la iglesia por dentro y a eso de mediodía nos encaminamos hacia la Plaza Navona cruzando el Río Tíber por el puente “Sant´Angelo”. Volvimos a degustar platillos 100% italianos y pasamos la tarde caminando entre iglesias y ruinas romanas. Finalmente tomamos el metro de regreso a nuestro hotel donde empacamos y luego salimos a cenar a un restaurante cercano, también auténtico italiano.


Fueron dos días intensos y los pies y piernas nos dolían demasiado, pero no me puedo quejar, vimos todo lo que queríamos ver, probamos la cocina italiana que nos encanta y disfrutamos nuestros últimos días de vacaciones de otoño en familia bajo un cielo azul hermoso y una temperatura ideal: 25 C! Roma es una ciudad única en el mundo y espero volver pronto!
El sábado 14, nuestro regreso a Alemania fue tranquilo y sin contratiempos. Tuvimos el domingo para descansar y preparar nuestras cosas de escuela y trabajo para volver nuevamente a la rutina. Y así terminaron nuestras hermosas vacaciones por el Mediterráneo y el Océano Atlántico.

En la próxima entrada les contaré de los pormenores sobre el barco, el tipo de actividades que hicimos en los cuatro días de navegación y todo lo que disfrutamos en nuestro “hotel flotante”. Hasta entonces!

Vacaciones en el Costa Magica – Parte 1

En estos años viviendo en Alemania he tenido la oportunidad de conocer el Mar Mediterráneo en mas de una ocasión: en Italia hace 2 años, en Niza Francia el año pasado y en diversas vacaciones realizadas en las costas españolas de Andalucía y Cataluña. Pero mi sueño siempre había sido hacer un crucero por sus aguas y para celebrar nuestro aniversario #15 de bodas se ha hecho realidad.

Este es mi cuarto viaje en crucero pero el primero en el Mar Mediterráneo. Los otros 3 habían sido en el Mar Caribe, 2 con la línea Costa y uno con Royal Caribbean.

El primer crucero lo hice a mis 25 años con mis padres y hermanos para celebrar sus bodas de plata y quedé enamorada de esta forma de viajar. Tres años después volví al Caribe con amigas en un crucero de solteros de Royal Caribbean. No conocí a mi media naranja allí pero sí en una reunión con las chicas que habían viajado conmigo dos semanas después.

Para celebrar nuestro 5to aniversario de bodas viajé con mi marido al Caribe nuevamente con Costa e igual que yo, quedó enamorado de los cruceros. Incluso dijimos que lo repetiríamos cada 5 años. Mmm, bueno… ese era el plan y hace 5 años no se nos hizo, pero esta vez no dejamos pasar la oportunidad.
Mis hijas han viajado dos veces en crucero con sus abuelos paternos al Mar del Norte y en ambas ocasiones han regresado fascinadas. Ya era tiempo de que viajáramos los cuatro juntos y qué mejor que al calorcito del sur europeo.

Volamos el 29 de septiembre (primer día de las vacaciones de otoño que en nuestro estado duran 2 semanas) por la tarde a Roma, haciendo escala en Paris. No me gustan los viajes con poco margen de tiempo en caso de que haya retrasos o problemas y por esta razón pasamos una noche en Fiumicino, cerca del aeropuerto de Roma.
El sábado 30 abordamos el Costa Magica después del mediodía. Definitivamente el destino no deja de sorprenderme, pues justo ese día cumplimos 17 años de conocernos en el bar Barcelona… también aquel día era un sábado.

IMG_8369
Durante 11 días navegamos por el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico parando en los siguientes puertos:recorrido costa
– Savona, Italia
– Marsella, Francia
– Lanzarote y Tenerife, Islas Canarias de España
– Madeira, Portugal
– Málaga, España
– más cuatro días de navegación

Para volver a Roma el 11 de octubre, donde pasamos otros 3 días para conocer la hermosa capital italiana. En otra entrada les describiré con detalle lo que visitamos e hicimos en cada lugar. El clima estuvo fantástico de principio a fin con una temperatura entre 20 y 25 grados. Algunos días el sol nos acompañó y en otros las nubes, pero nunca llovió 😉

Volvemos a Alemania cargados de energía, con un color bronceado y muchos recuerdos y experiencias guardadas en nuestra mente y corazón. Una vez más confirmo que el viajar en crucero es maravilloso y ya estamos planeando el siguiente, que si Dios lo permite será en el verano 2018 al Mar Caribe. Esta vez mis padres no solo celebrarán su aniversario de bodas con sus 3 polluelos, sino con todos sus nietos, nueras y yerno. Estoy segura que será una experiencia única y para aprovechar el viaje al continente americano, combinaremos el crucero con una estancia de dos semanas en la península de Florida y otras dos en mi ciudad natal: Monterrey!

Como leí por ahí: las vacaciones se disfrutan tres veces, cuando se planean, cuando se viven y cuando se recuerdan. Así que seguiremos disfrutando las vacaciones recién vividas y las que vendrán en 9 meses. El tiempo vuela y pronto estaremos nuevamente en el mar conviviendo en familia y coleccionando nuevos recuerdos.

No se pierdan las siguientes entradas con los pormenores de nuestro viaje, seguro se divertirán leyendo nuestras aventuras y conocerán por medio de mis fotos y comentarios lugares hermosos y paradisíacos.

A %d blogueros les gusta esto: