El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Vacaciones"

Casualidades y festividades

casualidades

Mi reciente viaje a Monterrey estuvo lleno de casualidades y no me queda la menor duda de que Dios pone todo de una manera que no termina de sorprenderme.

Como bien saben, mis padres decidieron mudarse a un departamento en noviembre pasado. Tan pronto como supe la noticia pensé en viajar para ayudarles en lo que pudiera pero mi calendario estaba lleno de clases que no podía cancelar hasta Navidad. No me quedó más opción que viajar en el hueco que había disponible entre el último examen de español de la universidad y el nuevo inicio de clases en la escuela VHS.

Se acomodaban justo tres semanas… del 16 de enero al 5 de febrero. Busqué boletos y salieron bastante económicos por ser temporada baja. De ida viajaría vía Houston y de regreso por la ciudad de México. No me gusta viajar por Estados Unidos pero cuando el precio conviene, no pongo objeción.

Y ahora vienen las casualidades… justo en esas tres semanas coincidí con una tía que vive en Mérida, Yucatán y su nuera a las que tenía más de seis años de no ver, e incluso conocí a mi sobrino yucateco de 4 años. Increíble, no? Sin ponernos de acuerdo coincidimos más de una semana en mi ciudad natal y aprovechamos para ir a merendar, pasear por centros comerciales y convivir como nunca. Rara vez habíamos coincidido mi tía y yo en Monterrey y la última vez la había visto en Mérida durante nuestras vacaciones de verano en el 2013.

Además de los familiares, también coincidí con una amiga que desde hace 4 años vive en Nueva York y que desde entonces (o tal vez desde hace más años) no veía. Ella siempre viaja en enero a Monterrey para renovar su visa y como yo nunca viajo en enero, pues no había habido oportunidad de vernos. Ella estudió la misma carrera que yo y junto con otra amiga, las tres éramos inseparables. Y cuál no sería la casualidad que esa amiga en común está embarazada y pudimos asistir a un “baby shower” que otra ex-LSCA le organizó. Así tuve la oportunidad de ver a otras compañeras de la universidad que tenía años de no ver.

Sí, definitivamente este viaje estuvo lleno de fiestas y como si lo anterior no fuera suficiente, en esas tres semanas:

  • mis padres celebraron su aniversario #48 el 28 de enero

EB8EF2D3-8A2B-47E0-B86C-C4AE9F7CA017_1_105_c

  • mi papá cumplió años el 31 de enero

43CAD23A-935D-4B65-83EA-2414F50C926A_1_105_c

  • mis abuelos celebraron su aniversario #68 el 3 de febrero

0622B3DB-B833-47B8-81A4-C18113FCB560_1_105_c

Desde hace 18 años que vivo en Alemania que no había tenido la oportunidad de estar en esas fechas en Monterrey, así que fueron momentos muy especiales para mí.

Adicionalmente, me tocó estar en la reunión mensual de primos de mi mamá:

CABFE749-FBC6-4B73-A180-945B4B9B647B_1_105_c

Y gracias a una amiga que los organizó, pude ver a mis ex-colegas de trabajo con los que fui a cenar unos deliciosos tacos:

EFFB3E82-769A-4E18-968D-C229C19C4726_1_105_c

Obviamente también pasé tiempo con mi hermano y su familia y con mis abuelos que ya rondan los 90 y que no sé si tenga oportunidad de volver a verlos. Dios quiera que sí!

Así que no solo fue trabajo con la mudanza, sino que tuve la bendición de pasar tiempo con la familia y amigos. Cargué mucha energía, comí delicioso todos los días y a todas horas y empecé a ver los preparativos de la fiesta de 15 años de nuestras hijas que ya esta programada para principios del próximo año, pero de eso les cuento la próxima vez!

P.D. Ah!!! Y se me olvidaba que hubo otra casualidad en mi viaje!!! En un supermercado un día cualquiera me topé con la primera mexicana que conocí en Alemania!!! Ella vive en Karlsruhe y tenía más de 10 años de no verla! Pero casualmente estaba en Monterrey visitando a sus padres y sin saber que las dos estábamos en la ciudad, coincidimos en un pasillo de Soriana!!!

C01103E6-E755-4029-8EF6-FA5CA9478EEC_1_105_c

VIVAN LAS CASUALIDADES!!!

 

 

Un cambio drástico

cambio

Mi visita a mi ciudad natal Monterrey el pasado mes de enero tenía como propósito ayudar a mis papás con el cambio de casa.

Después de casi 45 años dejaron su segunda casa para mudarse a un departamento moderno y práctico. Con dos hijos en el extranjero y otro con casa propia no tenía caso vivir en una casa tan grande, con muchas escaleras y nada funcional. Ahora viven en un complejo de torres de departamentos con áreas comunes que incluyen piscina, parques y gimnasio.
Lo difícil no fue transportar las cosas de un lugar a otro ya que la distancia es muy corta entre ambas direcciones. Pero decidir qué llevar, dejar, vender, regalar o tirar representó todo un reto!

Es bien sabido que entre más espacio tiene uno, más acumula y ese fue el caso de la casa de mis padres. Mi habitación y la de mis hermanos no quedaron vacías, sino que fueron utilizadas como almacén de miles de cosas!
Abrir un cajón, un armario o una caja era una sorpresa! A sacar todo y primero depurar lo que ya no servía, luego decidir si se llevaba al departamento o no y en la mayoría de las veces no era necesario, así que venía lo más difícil: donarlo, pero a quién?

Unas cosas se regalaron a familiares o conocidos, otras para un asilo, un convento, una guardería o Cáritas. Y otra gran parte se le vendió a dos personas que compran cosas usadas para revenderlas. No pagan gran cosa, pero al menos sabemos que serán usadas por personas que las necesitan.

Mi hemano pequeño comprará la casa y después de renovarla vivirá ahí con su familia. Así que algunos muebles y aparatos eléctricos se quedaron y lo único que se vendió fue la sala que encontró dueño gracias al “Marketplace de Facebook”. Otros muebles pequeños o viejos se fueron en el camión del señor revendedor.

F0206372-6370-4683-A517-9BF9DB73717C_1_105_c

Gran parte del trabajo se hizo antes de que yo llegara a Monterrey, y a mi llegada solo quedaban algunas cosas en la habitación de mi padres y en los closets. Lo que vino después fue ayudar a organizar las cosas que se llevaron al departamento. El espacio es limitado y tuve que convencer a mi madre de quedarse con lo realmente necesario, así que seguimos tirando cosas que tenía repetidas, no servían del todo o no usaba.

Me encanta organizar, así que no fue difícil ir cajón por cajón acomodando cosas de forma sencilla y práctica. Material de costura, especies, cuchillería, decoración de navidad, artículos de oficina, recipientes de plástico, joyería, alacena… todo ordenado para su fácil ubicación 🙂

Y después de tres semanas de visita llegó la hora de partir. Definitivamente fue una buena idea ir a Monterrey sola, porque además de apoyar en el cambio tuve la oportunidad de visitar familia y amigos, comer rico y estar presente en diversos eventos familiares. Pero eso se los cuento a la próxima!

 

Manejando a Croacia

Este año mi marido tomó sus vacaciones en otoño porque no todos los empleados pueden tomar vacaciones en verano al mismo tiempo y el año pasado visitamos Florida en julio, así que este año tomó tres semanas en octubre para coincidir con las vacaciones escolares de otoño de nuestras hijas.

A principios de año empezamos a buscar un destino… mi marido quería volver a Italia pero lo convencí de conocer un país nuevo, así que planeamos nuestras vacaciones a Croacia en auto, haciendo paradas en el sur de Alemania o Austria porque manejar en un solo día los 1400 kms de distancia era muy pesado.

Croacia es un país pequeño con apenas 4 millones de habitantes en 56,000 km2. Pero lugares qué visitar hay demasiados a lo largo de sus casi 2000 kms de costa y decenas de islas. En realidad tiene más de 1000 islas o islotes, pero solo 48 habitadas.

Así que elegimos dos lugares diferentes para pasar unos días y de ahí movernos en coche para no cambiar de hotel cada día. El primero fue la isla KRK, donde nos quedamos 4 noches en un departamento de unos amigos. La isla tiene 405 km2 y en un par de horas se recorre de norte a sur. Algunos lugares que visitamos fueron:

  • la ciudad de Krk
  • Baska al sur
  • Vrbnik al este, donde por cierto está la calle mas angosta del mundo
  • Punat, de donde hicimos un paseo en barco con nuestros amigos
  • Njivice, al oeste de la isla donde presenciamos una hermosa puesta de sol
  • Malinska, donde estaba el departamento

Uno de los días que estaba lloviendo en la isla, viajamos a Opatija en el norte de Croacia. Una ciudad hermosa que es muy turística pero que en Octubre se puede disfrutar sin tumultos.

Nuestro segundo destino en Croacia fue Zadar, una ciudad grande en la costa que también nos encantó:

Adicionalmente, en nuestro camino a Krk llegamos a la capital del país: Zagreb a tomar un café y conocerla rápidamente:

Y en nuestro camino de Krk a Zadar visitamos uno de los tantos parques nacionales que tiene Croacia: los lagos Plitvice que son Patrimonio de la Humanidad. Difícil describir con palabras la belleza natural del lugar, así que les dejo algunas fotos:

Definitivamente Croacia es un lugar muy recomendable para todo tipo de turista, hay cultura, naturaleza, playas, montañas, historia y gastronomía! Sí, también excelente comida y bebida por su gran influencia italiana y turca. Además, tienen excelente servicio en todas partes, aunque no hables croata, todos se pueden comunicar en inglés y en muchas partes también en alemán e italiano. No es tan barato como yo creía, pero definitivamente comparado con Alemania, sí es más barato.

Y como si Croacia no nos hubiera bastado, también conocimos las ciudades de Linz y Salzburgo en Austria, y la capital de Eslovenia: Liubliana. Y en Alemania Regensburg (Ratisbona) y Nebra en el sur.

En total recorrimos casi 4000 kilómetros en 12 días y aunque esta vez no compramos mucho, visitamos lugares maravillosos y el clima estuvo siempre a nuestro favor, así que disfrutamos cada día al máximo. Dudo que volvamos a hacer otro viaje de este tipo, ya que es realmente pesado manejar tantas horas y nuestras hijas adolescentes ya no querrán acompañarnos en otra aventura como esta. Pero hay otras alternativas de transporte y ya estoy pensando en nuestro próximo viaje 🙂

Screenshot 2019-10-20 at 18.33.27

Estoy a sus órdenes por si tienen dudas o preguntas sobre Croacia. Es realmente un lugar hermoso que vale la pena conocer 🙂

Hasta pronto, papá y mamá!

Y en un abrir y cerrar de ojos se pasaron las 7 semanas que mis padres pasaron en Alemania. La visita anterior fue hace 3 años, así que han cambiado muchas cosas desde entonces. Por ejemplo, esta vez el cuarto de huéspedes es la recámara de nuestra hija mayor que volvió a ser habitación de invitados mientras ella dormía con su hermana por 3 semanas. Y aunque parece poco, en estos tres años nuestras hijas dejaron de ser niñas con las cuales se podía jugar, hacer paseos y cocinar. Hoy son dos adolescentes que prefieren pasar el tiempo a solas, no hablan mucho y no quieren hacer lo que dice mamá.

De todas formas, pasamos un tiempo muy bonito con los abuelos. Como ya les había contado, las chicas estuvieron en California tres semanas, tiempo en el que yo viajé con mis padres a Noruega. Ese crucero quedará en nuestras memorias para siempre, fue una experiencia diferente y muy especial.

Apenas llegaron las chicas de Estados Unidos, volvieron a empacar para pasar unos días en el área de Harz donde se encuentra un parque nacional entre las montañas. Visitamos las ciudades Goslar y Wernigerode.

Conocimos el puente colgante más largo del mundo donde coincidimos con mis suegros.

Y subimos en teleferico a una montaña cercana a nuestro hotel.

Disfrutamos de la naturaleza al máximo y pasamos unos días en familia sin estrés ni preocupaciones. Comimos rico, caminamos mucho y conocimos lugares nuevos.

En el resto de días que estuvieron en Stade visitamos Hamburgo, paseamos por aquí y por allá, probamos platillos diferentes y disfrutamos de temperaturas agradables en la terraza o en parques cercanos.

Odio las despedidas y más cuando no se sabe cuándo será la próxima vez que coincidiremos. Confío en que mi plan funcione y podamos celebrar la navidad 2020 en Monterrey. Pero falta tantoooo tiempo! No queda más que esperar, seguir en contacto por Facetime y recordar los bellos momentos hasta el reencuentro.

Gracias a Dios por darles salud y energía a mis padres para cruzar “el charco”, fue una bendición haberlos tenido nuevamente en casa y espero sigan así para que pronto regresen. Me encanta verlos tan contentos con nuestras hijas, disfrutando el clima tan agradable y todo alrededor como si fuera la primera vez. No cabe duda que tengo mucha suerte de vivir donde vivo y a través de sus ojos, redescubro las bondades que este país me ofrece a diario.

Mientras a seguir adelante, planeando un par de cursos que tomaré en Florencia, Italia y nuestras vacaciones de otoño en Croacia. Ya les contaré! Feliz semana!

 

 

Entre Italia y Noruega

Este mes tuve la fortuna de viajar nuevamente en el Costa Mediterránea. Cosa curiosa que vuelva a viajar en el mismo barco en el que celebramos mi marido y yo nuestro 5to aniversario de boda en el 2007, no? Pero esta vez no se trataba de elegir un barco en particular, sino una ruta que mis padres no conocieran en una fecha particular: Julio 2019. Y el destino me mandó a conocer los Fiordos Noruegos en un barco que ya conocía.

¿Qué mas da el barco si el viaje es único e inolvidable? Acompañé a mis papás durante 10 días partiendo del puerto de Bremerhaven el domingo 14 de julio. La ventaja de ese puerto es que se encuentra a sólo hora y media de Stade y pudimos viajar en auto y dejarlo en el estacionamiento del puerto durante 10 días.

Al día siguiente llegamos a Holanda. Normalmente los cruceros llegan a Amsterdam, pero Costa ha decidido cambiar el puerto de llegada por cuestiones de dinero y por lo tanto, ahora desembarca en Ijmuiden que queda a una hora y media de la capital holandesa. Porque ya conocíamos Amsterdam, decidimos viajar en autobús a Haarlem, una ciudad más pequeña pero también muy típica que sólo estaba a media hora del puerto.

Después de un día de navegación llegamos a nuestra primera parada en suelo noruego: Haugesund. Una ciudad de 37,000 habitantes, cuya calle principal “Haraldsgata” es la zona peatonal mas larga de Noruega. Ahí nos encontramos a los primeros “Trolls” de nuestro viaje: esculturas que adornan tiendas y calles.

Al día siguiente llegamos al primer fiordo de nuestro viaje: Geirangerfjord. Este lugar es patrimonio de la humanidad y decidimos conocerlo mejor a bordo de un autobús pequeño que nos llevó a 1800 metros de altura para admirar la naturaleza entre mar y tierra con toques de nieve, cascadas y lagos. Simplemente espectacular!

En la siguiente parada: Andalsnes, decidimos conocer el lugar en otro medio de transporte: el tren panorámico “Rauma Railway” para viajar hora y media a la orilla del río Romsdal entre cascadas, bosques y montañas.

Nuestro tercer fiordo llamado Naeroyfjord lo recorrimos en un barco eléctrico que nos llevo de Flam a Gudvangen, donde hay un pueblo vikingo. Nuevamente nuestros ojos se llenaron de escenarios únicos. Ese día llovió por la tarde y tuvimos que regresar antes de lo planeado a nuestro crucero. Eso sí, pasando por un túnel de 11 kilómetros que nos quitó el aliento. Vaya experiencia eso de viajar por el centro de una montaña durante 10 minutos!

Por último y para cerrar con broche de oro llegamos a la ciudad de Stravanger que tiene 130,000 habitantes y rincones maravillosos. Allí realizamos nuestras últimas compras y disfrutamos de un día tranquilo y muy nublado.

Se lee rápido pero fueron 10 días muy intensos. Dos días de navegación, el resto con excursiones y paseos. La naviera Costa es italiana y la vida dentro de sus barcos es como estar en la mismísima Italia. Comida, música, idioma, ambiente y fiestas sin parar! A pesar de no contar con mucho sol y calor en cubierta, en el interior se vive una atmósfera cálida con pasajeros de toda Europa y algunos más internacionales como chinos o latinos.

Y a mí que me encanta Italia! Pasta, pasta, pasta! Bueno, no sólo pasta 🙂 Seguro que mi próximo crucero volverá a ser a bordo de Costa, porque en ninguna otra compañía me la paso tan bien. Mil gracias a mis papás por la invitación y por la oportunidad de conocer ese rincón de planeta que todavía conserva la pureza y la belleza natural como en pocos lugares hoy en día. 100% recomendable!

IMG_8640

 

 

Tour gastonómico

En marzo pasado una amiga cumplió 50 años y otra amiga y yo decidimos regalarle un tour gastronómico en Hamburgo. Las fechas disponibles eran a partir de junio y elegimos el sábado 29 para recorrer las calles del barrio Eppendorf conociendo pequeños locales y restaurantes y probando sus especialidades.

Tuvimos muchísima suerte con el clima: sol y calor en lugar del típico día gris y lluvioso del norte de Alemania. La cita era a las 11:30 de la mañana y poco a poco empezaron a llegar los otros integrantes del grupo y la guía turística. El tour duró 3 horas y visitamos 7 locales diferentes en pequeñas calles y rincones de uno de los barrios más caros de Hamburgo.

Eppendorf es un barrio antiguo que se caracteriza por sus edificios antiguos de departamentos, fachadas en colores pastel y árboles gigantescos. Ya había visitado en diferentes ocasiones este barrio, pero tengo que confesar que no conocía ninguno de los 7 locales ni muchas de las calles que recorrimos. Fue una experiencia muy interesante y nueva para mí!

¿Qué probamos? Pues un poco de todo… empezamos con un helado artesanal, después siguió el tradicional “Flammkuchen”, que es una especie de pizza cuadrada pero con una base muy delgadita. Además visitamos una tienda de productos ingleses donde probamos un chutney y una tienda de “Delikatessen” donde probamos diferentes tipos de aceites y vinagres balsámicos con pan. Por otro lado, visitamos un restaurante hindú que nos ofreció un Lassi con jogurt y diversos dips, y una chocolatería donde probamos obviamente chocolate!!! Ah! Y en un local muy original que es librería, cafetería y peluquería probamos unos pastelillos deliciosos!

La empresa que organiza los tours se llama Eat the world y existe desde 2008. Actualmente ofrece diferentes tours en 13 barrios de Hamburgo y en más de 40 ciudades de Alemania. Creo que no hay mejor manera de conocer una ciudad que tomando un tour como éstos… al mismo tiempo que conoces de la historia del lugar, recorres calles poco conocidas y descubres pequeños establecimientos que dirigen emprendedores locales.

Se los recomiendo ampliamente! El tour por persona cuesta alrededor de 35 euros, dura 3 horas, visitas 7 locales y aunque no quedas lleno porque son “probaditas”, vale la pena al 100%! Ya estoy pensando donde y con quién haré el siguiente!

Cuenta regresiva

En un mes exactamente empiezan las vacaciones de verano en nuestro estado (Niedersachsen) y con ellas llega un verano muy particular que incluirá tres viajes familiares. Así que empieza la cuenta regresiva para preparar maletas, documentos, cámara, regalos y más!

El primero será una primicia! Por primera vez nuestras hijas viajarán solas en avión y no cliafsólo a Alemania sino que “cruzarán el charco” como decimos en México para visitar a mi hermano y familia en California. Todo se dio de forma espontánea gracias a una invitación de mi cuñada cuando nuestra hija pequeña mencionó durante los saludos navideños en diciembre pasado que extrañaba mucho a sus primos, especialmente a la pequeña de dos años.

Empezando el año, nuestra hija preguntó que cuando podrían viajar a Estados Unidos como si se tratara de una excursión. Después de asegurarme de que sí estarían dispuestas a viajar solas, empezamos los trámites y su sueño se hará realidad. Pasarán tres semanas en la soleada California con sus primos y estoy segura de que será una aventura única e irrepetible. No tengo duda de que habrá otras oportunidades de visitar a la familia, pero ya no tendrán la edad que tienen ahora y será todo muy diferente.

Cómo son menores de edad y nunca han viajado solas en avión, contratamos el servicio de acompañante de Lufthansa para que se sientan mas seguras y nosotros estemos más tranquilos. La pequeña celebrará su cumpleaños #13 por allá. Qué suerte, no?!ale

El segundo viaje es en la dirección contraria… ya que mis papás llegan a Alemania 4 días después de que viajen las chicas. En esta ocasión se quedarán 6 semanas con nosotros, de las cuales sólo tres podrán disfrutar a sus nietas 🙂 Pero no hay motivo de tristeza porque esas 3 semanas sin las niñas tendrán a su princesa ( es decir: yo) para ellos solitos.

noreY el tercer viaje será precisamente un crucero de padres-hija a los fiordos noruegos. Diez días entre mar y montañas en un país completamente nuevo para mí. Conozco algunas ciudades en Suecia y Dinamarca, pero a Noruega nunca he tenido la oportunidad de viajar. Sobretodo porque normalmente es más frío que Alemania y prefiero el sur europeo, pero la bendición de acompañar a mis padres en un crucero como éste no la dejaría pasar aunque el destino fuera el Polo Norte!

Así que a contar los días para que lleguen pronto las vacaciones y con ellas toda una serie de aventuras, experiencias y oportunidades de convivencia familiar.  Viviendo tan lejos hay que disfrutar cada momento con la familia al máximo porque nunca sabemos cuando será la próxima vez 😦

 

Stageweek 2.0

Las vacaciones de primavera este año fueron muy activas, sobretodo la primera semana! Por un lado, tuve la experiencia de dar un curso intensivo de español en la escuela popular (VHS) donde trabajo dentro del programa “Bildungsurlaub”. Y por otra parte, las niñas participaron por segunda vez en un taller de teatro y baile en el auditorio de la ciudad.

Mientras que yo daba clases de español, mis hijas ensayaron de 6 a 8 diarias diferentes coreografías, canciones y diálogos que presentaron el domingo 14 de abril por la noche. Este taller es organizado cada año por un equipo de artistas y mis hijas participaron por primera vez hace dos años y medio.

Normalmente se lleva a cabo en las vacaciones de otoño, pero por cuestiones de logística el año pasado se pospuso para Abril. No teníamos planes de viajar y como yo estaría ocupada toda la semana dando clases, quedaba perfecto para que las chicas estuvieran entretenidas.

He de confesar que la mayor no tenía nada de ganas de dedicar una de sus semanas de vacaciones en ensayos intensivos, y casi casi fue obligada por mí. La pequeña estaba muy entusiasmada y no opuso resistencia. El taller empezó el domingo 7 de abril a las 10 de la mañana y durante 8 días consecutivos ensayaron de 9 a 5 de la tarde más o menos.

IMG_7649

En esta ocasión participaron 80 niños y jóvenes entre 10 y 25 años y el resultado fue espectacular. Invitamos a los abuelos paternos y todos quedamos muy satisfechos con la presentación del musical que duró casi una hora y media, donde interactuaron 4 grupos entre bailables, coros y diálogos.

El tema esta vez fue relacionado a las redes sociales y la tecnología. Fue muy divertido ver a los más chiquitines disfrazados de “emojis” y las lágrimas de emoción rodaron al ver al equipo completo en el bailable final. Una semana intensa y muy provechosa, que culminó con un musical de primera 🙂

¿Cuál fue la primera pregunta después de salir del teatro? “¿Podemos participar a la próxima?” Lo sabía! Aún la mayor quedó feliz después de la experiencia y no dudo que seguirán formando parte del equipo de artistas de Stageweek muchos años más. Doy gracias por este tipo de actividades que fomentan el arte de una forma sencilla y que están al alcance de todos, aún en ciudades pequeñas como Stade.

Y bueno, una vez más estoy convencida que vale la pena ser estricta y “obligar” cuando no se tienen “ganas”. Aprender en actividades cómo esta no tiene precio y el fruto es increíble!

 

Tercer encuentro pre-navideño

Lo que en el 2016 se supone sería el primer encuentro de mexicanas casadas con alemanes en Kassel, fue realmente el punto de encuentro de 31 desconocidas que se convirtieron en un grupo de amigas único en el mundo.

Ese grupo ha institucionalizado un encuentro anual en noviembre que la semana pasada se realizó por 3era vez con gran éxito y que reunió a 22 mexicanas que viven a lo largo y ancho de Alemania.

Cada año nos reunimos el segundo fin de semana de noviembre en una ciudad diferente de Alemania y dependiendo de las organizadores disfrutamos de un programa cultural y gastronómico que culmina con una cena pre-navideña tipo posada mexicana.

En esta ocasión viajamos a Stuttgart, una ciudad en el sur de Alemania a la que algunas llegaron en avión (las del norte como yo), en tren o en coche. Como yo no conocía este rincón del país, viajé con tres amigas del norte desde el jueves para visitar el centro y conocer con calma la ciudad.

El viernes por la noche, la mitad del grupo disfrutó de una cena en una cervecería y a lo largo del sábado fue llegando el resto para celebrar el 3er encuentro pre-navideño por la noche. En esta ocasión no hubo piñata, ni ponche ni pedimos posada, pero tuvimos intercambio de regalos, cena muy mexicana y mucha diversión!

Es increíble el lazo de amistad que hemos formado a lo largo de estos tres años y este encuentro anual es el momento en que nos llenamos de energía al compartir risas, cantos, recuerdos y mucho más! Quién diría que un encuentro casual sería el inicio de una amistad duradera en la que hemos encontrado apoyo, consuelo, excelentes amigas y compañía constante. Todas extrañamos nuestra patria y hacemos de cada encuentro una pequeña fiesta mexicana!

Después de tres días muy intensos, puedo decir que:

  • conocí Stuttgart
  • probé la comida típica
  • me sentí feliz

IMG_6411

  • y cargué pilas!

UWOJ2854

No me canso de dar gracias a Dios por haberme puesto en el momento y lugar adecuados hace 3 años. En aquel entonces no podía imaginar que un simple viaje a Kassel sería un parteaguas en mi vida como migrante en Alemania. Nunca he dudado que el contacto con mexicanos fuera importante, pero ahora estoy convencida que el contar con una red de apoyo como éste grupo es un pilar indispensable para mi salud mental. Puedo compartir mis alegrías, miedos y anécdotas con mujeres que me entienden y comprenden al 100%, y eso no tiene precio! Las quiero!

El próximo encuentro será en el norte y espero rompamos el récord de asistentes. Sería fantástico contar con las 31 mexicanas que asistieron a Kassel 🙂 Ya les contaré!

P.D. Y lo que pasó en Stuttgart… se queda en Stuttgart

Ay, qué calor!

Ha llegado la hora de despedir el verano 2018, un verano en particular muy caliente. Y es que este año he sentido el calor como nunca! Por un lado en Alemania se vivió uno de los veranos más calientes de su historia y por otro, me tocó sobrevivir, sí… SOBREvivir la canícula en mi ciudad natal: Monterrey!

El calor se vive de diferente forma en ambos países… en Monterrey se está acostumbrado a las temperaturas superiores a los 35 grados, mientras que en el norte de Alemania, ya con 30 la gente se está muriendo. Y es que no sólo se trata de estar acostumbrado o no, que obviamente en Alemania no es normal llegar a 35 grados, sino que los lugares están o no acondicionados para esas temperaturas.

En las últimas semanas escuché a más de una persona indignada de que los alemanes se sorprenden cuando un italiano, latino o español se queja del calor… Típico comentario: “Pero si tu vienes de un país caliente!”. Y?

El hecho de ser originario de México, Italia o Colombia no significa que nos encanta sudar, o que amamos dormir sin ventilador ni aire acondicionado, o que en la oficina nos estemos asando como pollos también por falta de aire acondicionado. Aquí sufrimos igual que los alemanes las altas temperaturas porque ni las casas ni las oficinas tienen ni siquiera ventiladores, qué decir de aire acondicionado. Los ventiladores se agotaron en toda Alemania apenas empezando el verano. Si no estás en la playa tomando una margarita, el sol y el calor no son lo ideal en un día de trabajo.

No me gusta quejarme ni del calor ni del frío, pero he de confesar que en nuestras vacaciones en Monterrey que coincidieron malamente con la canícula (las semanas más calientes del año) no sólo me quejé sino que odié el calor de más de 40 grados. Qué cosa más espantosa! Sí, nací en Monterrey y viví ahí casi 30 años pero no lo había visitado en esta temporada en los últimos 16 años, así que tenía todo ese tiempo de no sentir calor de verdad.

PHOTO-2018-07-24-16-37-12

Ni el aire acondicionado, ni comer helado, ni ducharte tres veces al día te regresa la energía que el calor te quita. Apenas amanecía y ya me sentía cansada, sin ganas de salir ni hacer nada. Monterrey no tiene playa y aunque pasamos un par de días en un club deportivo con piscina, no pudimos disfrutar nuestra estancia al máximo porque con esas temperaturas no fue posible visitar ni hacer muchas cosas.

Regresamos a Alemania a principios de agosto y el calor continuaba… tuvimos un par de semanas con 30 grados que obviamente ni cosquillas me hicieron, pero que terminaron de arruinar los jardines, campos y cultivos. A duras penas sobrevivieron mis geranios y el resto de flores y plantas de ornato murieron achicharradas 😦

Septiembre llegó con lluvias y poco a poco el césped vuelve a tomar su color verde, pero los daños a la agricultura son irreversibles. Un verano muy caliente y sin lluvias que espero no se vuelva normalidad. Me gusta el calor, pero como dice la frase célebre: Nada con exceso, todo con medida.

Ahora a esperar que las hojas cambien de color y a prepararse en el otoño para recibir al invierno. Y así seguimos, cada año viendo como las estaciones no son tan predecibles y que el cambio climático rompe récords aquí y allá.

En fin, lo bailado nadie me lo quita y tanto en Monterrey como aquí pasamos unas vacaciones en familia, sin contratiempos y agarramos un color bronceado divino.  La próxima semana tenemos vacaciones de otoño y empezaremos con nuestro nuevo proyecto de remodelación! Pero eso se los cuento en otra ocasión! Hasta pronto!

Familia A BORDO!

Y no me refiero sólo a nuestra familia de cuatro integrantes, sino a TODA mi familia incluyendo padres y hermanos con sus familias respectivas. En total: 8 adultos y 8 nietos a bordo del barco MSC Seaside!

80c7fe8ba7694a9bbc4aea47c8cd0b09

Fue un sueño hecho realidad y que finalmente mi padre cumplió a sus 76 años de edad: sus tres hijos y nietos en un barco para convivir al máximo y divertirnos todos juntos como cuando hicimos un viaje similar hace 21 años. En aquel entonces ni yo ni mis hermanos estábamos casados y mis padres celebraron su aniversario de plata con nosotros en el Costa Victoria, que también recorrió el Caribe a lo largo de 7 días.

La familia se multiplicó y en lugar de 5, viajamos 16! La más pequeña de casi 2 años y el abuelo de 76. Una experiencia única que difícilmente volverá a repetirse y que por lo mismo, disfrutamos muchísimo. Uno de mis hermanos vive en Estados Unidos, el menor en México y yo en Alemania, así que las oportunidades de coincidir son cada vez más escasas y después de 3 años y medio volvimos a coincidir. Esta vez en Miami para abordar el crucero el 7 de julio, un día después de mi cumpleaños #45. Vaya manera de celebrarlo!

¿Qué cómo la pasamos? Fenomenal! A pesar de ser vecinos de camarotes, no estábamos todo el día juntos, sino que cada familia o por grupos de edad coincidíamos en la piscina, en el restaurante o en algún bar. Los niños iban y venían a los toboganes, el que quería podía tomar el sol, y otros coincidían para jugar dominó o cartas en algún rincón. Eso sí, a la hora del teatro todos íbamos juntos para después pasar al comedor principal y disfrutar la cena formal en familia: una mesa para los adultos y otra para los niños.

En un ambiente relajado, con el sol y la brisa del mar, pasé la mejor semana de mi vida con mis queridos padres, hermanos, y sobrinos sin olvidar a mi marido y mis hijas. La convivencia, los juegos y chistes, los cocktailes compartidos, la champagne para celebrar el cumpleaños #12 de nuestra hija pequeña, el bailar y conversar por horas, el conocer lugares nuevos en FAMILIA es lo mejor que existe!

Entre las islas que visitamos están: St. Maarten que todavía sufre las secuelas del huracán Maria pero donde disfrutamos unas horas de playa, bañándonos en agua cristalina, haciendo castillos de arena y paseando por las tiendas a la orilla del mar. Después bajamos en San Juan donde mi mamá y yo comimos con unas amigas puertorriqueñas que conocimos en Canadá, mientras que el resto del grupo conocía los lugares turísticos más importantes de la isla en un tour. Y por último, volvimos a Nassau, isla de las Bahamas que conocimos hace 21 años y que sigue igual 🙂 Ahí cada familia tuvo un plan diferente y nosotros nos fuimos a la playa más cercana e hicimos algunas compras de souvenirs.

Nuestras hijas no se cansaban de jugar con sus primos, cuidar a las más pequeñitas y de pasear por el barco con unos y con otros. Todos los días terminábamos rendidos pero felices! Y como si siete días no fueran suficientes, una vez de regreso a Miami nos quedamos 3 días más en un hotel para seguir conviviendo y conociendo Florida.

eaadf9b822354354b4ba233518ba0241

10 días maravillosos que quedarán grabados en nuestra memoria para siempre! No nos faltó salud, armonía ni alegría! Doy gracias a Dios por esta gran bendición y espero algún día se repita, que no podrá ser igual porque los niños crecen y pronto la nieta mayor será adulta, pero confío en que se vuelva a dar una oportunidad similar y pronto!

De los 10 días que pasamos antes en Florida y las dos semanas después que pasamos en México, les cuento en otra ocasión. Definitivamente el “highlight” del verano fue el crucero y no podía dejar de escribir al respecto. El barco que sirvió de escenario de este gran viaje es nuevo pero muuuuy grande: más de 5000 pasajeros! Pero de eso también les cuento en otra entrada para no entretenerlos más. Si algún día tienen la oportunidad de viajar con la familia, no descarten la idea de un crucero! Es fantástico!

En Jever: ciudad y cerveza!

El mes de mayo de este año ha estado lleno de “puentes”… primero el 1 de mayo que fue martes y tomamos el lunes libre, después la “Ascensión del Señor”, el jueves 10 de mayo que es llamado también el “día del padre” en Alemania y tomamos el viernes libre, y finalmente el lunes de Pentecostés (21 de mayo) y que en las escuelas de esta ciudad también toman el martes libre. Porqué? No sé!

Para el segundo “puente” las niñas se fueron a un campamento a Dinamarca con su equipo de patinaje de su asociación deportiva del miércoles 9 al sábado 12 de mayo. Desde que me enteré de la fecha no dudé ni medio segundo en aprovechar la oportunidad para escaparnos, mi marido y yo, a algún lugar cercano y que no conociéramos aún. La página de internet “Kurz-mal-weg” nos ofrecía un fin de semana con una cena romántica, una botella de “Sekt” y acceso al spa en la ciudad de Jever y lo reservamos!

Dos noches y tres días bastan para conocer una ciudad de 15,000 habitantes. La ciudad JEVER es conocida por la cervecería que produce la cerveza Pils que lleva el mismo nombre y está a dos horas al oeste de Stade.

El jueves conocimos la ciudad de “Wilhelmshaven“, una ciudad portuaria en el Mar del Norte que queda a 15 minutos de Jever. El clima estaba lindo pero el pronóstico no falló al decir que caerían fuertes tormentas por la tarde.

El viernes visitamos el centro de la ciudad y por la noche hicimos un “tour” nocturno guiados por un “guardia de la noche” que nos contó de manera divertida algunas leyendas y datos históricos de Jever. Muy interesante y ameno!

Para el sábado ya había reservado un tour por la cervecería que por no ser día hábil, se concentró en el museo que se encuentra al lado y terminó en un bar donde pudimos degustar dos tipos diferentes de cerveza.

En nuestro camino a casa paramos en Dangast, una playa en el Mar del Norte donde no pudimos mojar los pies porque en ese momento había marea baja. Merendamos ahí y llegamos directo a recoger a las niñas que habían llegado de Dinamarca antes de lo previsto.

No me puedo quejar, aprovechamos el fin de semana al máximo, conocimos algunas ciudades aquí cerca y celebramos de forma adelantada nuestro aniversario #16 porque no estaré en Stade el día 18 por cuestiones de trabajo.

Ahora falta menos para las vacaciones de verano y ha empezado la cuenta regresiva para nuestro viaje a América! Sólo 5 semanas y media!!!

 

Viaje #13 a mi patria

Hasta el año 2014 podía decir que había ido en promedio una vez al año a México, aunque realmente había años en que no había viajado pero en otros años había viajado dos veces en un mismo año y daba un total de 12 viajes en 12 años.

Este año cumplo 16 años en Alemania y tendré la fortuna de visitar mi patria por 13ra vez. Y seguramente en los próximos años mis viajes seguirán esporádicos ya que cada vez es más caro viajar a México con 4 adultos (las niñas ya pagan boleto completo). Si tengo suerte, tal vez pueda escaparme sola pero no es la solución ideal porque las niñas aman México y no me parecería justo dejarlas mientras que yo disfruto unas vacaciones como lo hice hace 5 años.

No ha sido fácil pero me he echado un clavado en mis diarios, calendarios y entradas de este blog para armar la siguiente tabla, donde pueden observar como ha ido cambiando el tipo de viajes a mi querido México:

# Año Viaje a México
1 2002 MTY Dic ´02– Feb ´03
2 2003 MTY Sept ´03 Boda Lorena (sola)
2004
3 2005 MTY Mar ´05 (Sola con Victoria)
4 MTY 14-Dic ´05 — 3-Mar ´06
5 2006 MTY 29-Oct ´06 — 8-Ene ´07
6 2007 MTY 5–31 Dic ´07
7 2008 MTY 13 Nov ´08 — 8 Ene ´09
8 2009 MTY 17-Dic ´09 — 10 Ene ´10
2010
9 2011 Ensenada 5-7 Ene ´11
2012
10 2013 MTY 15-30 Mar ´13 (sola)
11 Cancún Jul ´13
12 2014 MTY 12 Dic ´14 — 6 Ene´15
2015
2016
2017
13 2018 MTY 17 Jul — 2 Ago ´18 (sin Thomas)

Sin niñas alcancé a ir dos veces, la segunda para asistir a la boda de una de mis mejores amigas y sólo por dos semanas. Esa vez juré no volver por tan poco tiempo porque se me hizo muy pesado el viaje  y casi lo he cumplido. Solo en el 2013 que viajé sola me volví a quedar dos semanas y el próximo verano estaremos dos semanas y media pero después de pasar tres semanas en Florida, lo que ayudará con el jetlag.

Mientras las niñas eran bebés y estuvieron en el jardín de niños, viajamos cada año para pasar Navidad con la familia mexicana y casi siempre me quedé de dos a tres meses con las niñas en mi tierra natal. Fui muy obediente y seguí el consejo de una amiga que conocí cuando recién llegué a Alemania y a quien le dije que pensábamos pasar una Navidad aquí un año y el siguiente en México. Y me dijo: “No es una buena idea porque una vez que los hijos (que todavía no tenía) estén en la escuela solo tendrán dos semanas de vacaciones y no será fácil viajar por tan poco tiempo”.  Cuánta razón tenía! Ahora ni en verano vamos cada año y no me canso de agradecer su consejo porque de esa forma, las niñas disfrutaron las navidades con mucha gente, posadas, piñatas, calor, cantos y la familia entera! A mis suegros no les hizo gracia la idea pero ahora les toca a ellos disfrutar a las nietas en la época decembrina.

En algunas escuelas primarias es posible pedir un permiso especial para faltar a la escuela y lo pedimos en la navidad del 2014, año en que Victoria terminaba la primaria y así disfrutamos tres semanas en Monterrey. En la secundaria es mucho más difícil pedir ese tipo de permisos y no sé cuando volveremos a pasar una Navidad en México 😦

Así que OJO!!! Sigan mi consejo y si no tienen un trabajo de tiempo completo que no les permita tomar tantas vacaciones, aprovechen la etapa de niños pequeños y si es posible, disfruten su tierra natal dos o tres meses y celebren Navidad con sus seres queridos! No se arrepentirán! Mi marido nos extrañaba pero sobrevivió todas las veces que nos quedamos en México tanto tiempo. Fueron vacaciones inolvidables que mis hijas y mis padres disfrutaron al máximo, esa conexión con su segunda patria quedó establecida y aunque estaban pequeñas, recuerdan olores, anécdotas y lugares que las transportan a ese México lejano que llevan en su corazón.

Este año combinaremos un viaje familiar (abuelos, tíos y primos) en Florida con una escapada a Monterrey en julio. En 16 años no he estado en Monterrey durante el verano y seguramente desconoceré el calor de 40 grados y mis hijas sufrirán aún más porque no lo conocen. Hace 5 años estuvimos en la Península de Yucatán en verano y Victoria se desmayó con apenas 32 grados… así que ya nos estamos preparando psicológicamente para lo que nos espera en Monterrey.

A pesar del calor, estoy segura que disfrutaremos nuestra estancia! Comeremos rico, visitaremos a los bisabuelos, primos y tíos, pasearemos a donde el clima lo permita y viviremos experiencias inolvidables como cada vez que pisamos tierras mexicanas.

Cuento los días para nuestro esperado reencuentro familiar a bordo de un crucero por el Caribe y nuestra visita a Monterrey. Porque…

3 veces

¿O no? Espero tus comentarios y anécdotas en tu tierra natal. Hasta la próxima!

Planeando las próximas vacaciones

Definitivamente en mi próxima vida quisiera trabajar en una agencia de viajes y organizar vacaciones todo el tiempo! Me encanta y si no fuera porque no soy millonaria, me la pasaría viajando por todo el mundo. Pero como simple turista, al menos tratamos de viajar una vez al año y este año nos vamos a México, pasando por Miami y el Caribe.

Aunque no soy agente de viajes, les voy a compartir un par de tips que he descubierto con el tiempo y que han facilitado mucho la planeación de nuestras vacaciones, sean cortas o largas, de este lado del charco o del otro.

Así que vamos por pasos… lo primero es saber qué tipo de vacaciones haremos. Para vacaciones cortas les recomiendo el sitio: Kurz-mal-weg donde pueden poner una región, ciudad o país y pueden elegir paquetes con alojamiento, cena romántica, masajes, etc. Mínimo una vez al año nos escapamos mi marido y yo un par de días y hasta ahora hemos tenido muy buenas experiencias con esta página de internet.

Si estamos hablando de vacaciones largas, habrá que elegir la fecha. En Alemania tenemos dos semanas de vacaciones escolares en Diciembre, Pascua y otoño, además de 6 semanas en verano. Navidad y verano son temporadas altas y más caras, así que algunos años hemos preferido viajar en otoño. Otras ventajas de viajar en temporada baja es que en los países del sur de Europa no hace taaaanto calor y hay menos gente. Pero para viajar a otro continente, dos semanas no bastan y no queda más que viajar en verano (eso si se tienen niños mayores de 6 años).

Una vez elegida la fecha y duración de las vacaciones, se busca el destino 🙂 O depende del destino, se elige la fecha. Alemania tiene mucho que ofrecer pero las playas no son como me gustan: con palmeras, mucho calor y margaritas… pero si les gusta hacer vacaciones en la montaña, en un lago o en una ciudad medieval, Alemania es un excelente destino. Así hemos conocido:

  • Schloss Dankern – es un centro vacacional con muchas opciones de entretenimiento, deporte y diversión. Otra opción similar serían los Center Parcs.
  • Bavaria y sus castillos.
  • La región montañosa del Harz
  • La ruta del vino en el Río Rin

El tren en Alemania es un medio de transporte muy popular que ofrece descuentos y diversas opciones para la familia. Nosotros preferimos el auto, incluso para viajar a Italia porque así podemos ir parando en diversas ciudades sin estres de horarios ni maletas.

En caso de viajar en avión les recomiendo los siguientes sitios para comparar precios:

Aunque para ser sincera, a veces ya teniendo la opción más económica, los reservamos directamente en la aerolínea elegida para facilitar el check-in, impresión de pases de abordar y evitar comisiones. Es cuestión de comparar.

Ya que hemos elegido el destino y la duración del viaje hago un calendario en una hoja para poder planear las excursiones, tiempos de viaje y hoteles. Algo así:

 

De esta forma puedo ver a simple vista qué días es más conveniente visitar un parque de diversiones o la playa y cuántos días dormiremos en cada lugar. Más de una vez he estado a punto de reservar hotel en fechas equivocadas cuando nos quedamos en varios lugares en poco tiempo.

Y hablando de hoteles, nuestro sitio favorito para reservarlos es: booking.com. En la mayoría de los casos elegimos la opción de cancelación de último minuto sin cargos, desayuno incluido y una buena puntuación. Como en todos los sitios de internet, cada hotel tiene buenos y malos comentarios pero siempre los usamos como referencia a la hora de elegir.

Para lo que prefieren un departamento o casa, recomiendo airbnb, donde hasta ahora también hemos tenido buenas experiencias. En nuestras últimas vacaciones en la Toscana y en la Costa Brava, encontré las casas en sitios locales de la ciudad donde nos quedaríamos.

Y por último les recomiendo ser miembro de ADAC, la asociación de automóviles en Alemania que ofrece servicio de mecánicos y ambulancias en caso de averías o accidentes en carretera. Gracias a Dios nunca hemos requerido de sus servicios, pero sí hemos solicitado las guías de viaje que ofrecen a sus socios y que no sólo incluyen mapas detallados, sino también recomendaciones de lugares a visitar. Además, tienen una aplicación para móvil donde puedes bajar guías de prácticamente cualquier ciudad del mundo. Ya tenemos las de Florida para el próximo verano!!!

IMG_0055

Así que solo queda esperar un par de meses para empacar el traje de baño y disfrutar del calor de verdad. Después de 3 años y medio volveremos a ver a toda la familia completa: mis dos hermanos con sus familias y mis papás. Increíble, no? Gracias a Dios los abuelos han venido en este tiempo y uno de mis hermanos estuvo aquí el verano pasado con su familia. De lo contrario no reconocerían a nuestras hijas que en estos años han crecido mucho y han pasado a la adolescencia.

Espero les sirvan mis recomendaciones y para cualquier pregunta o comentario, estoy a sus órdenes! Sobretodo si se trata de hablar de vacaciones!!! Yupiiiii!!!!

Tour: Rumbo al Sur

Empezando el año decidí tomarme unos días libres entre mis clases de español que coincidían con las vacaciones de invierno de nuestras hijas: 1 y 2 de febrero. Mi marido pidió los días libres, incluyendo el lunes 5 y en lugar de visitar a una sola amiga en alguna parte de Alemania se me ocurrió organizar un tour para visitar a varias.

Si bien recuerdan hace casi dos años asistí a un encuentro de mexicanas casadas con alemanas donde conocí a 28 hermosas mujeres y desde entonces nos hemos tratado de reunir dos veces por año. No fue difícil convencerlas de darme posada y el plan quedó listo! Saldría el 1 de febrero rumbo al sur para regresar el 6 a casa después de quedarme en 5 lugares diferentes y coincidir con 14 de las chicas.

Hubo algunos cambios de última hora pero en general todo salió como había planeado y viajé casi 1500 kilómetros en mi Renault azul, visitando las siguientes ciudades:

  • Wolfenbüttel
  • Bad Laasphe
  • Mainz
  • Bonn
  • Colonia
  • Bremen

 

De broma le llamé “Retiro Espiritual” lo cual no se cumplió al 100%, porque de espiritual fue solamente la parte de visitas a iglesias, así que el nombre más apropiado hubiera sido “Tour gastronómico” porque en estos 6 días comí más comida mexicana que lo que como en un año normalmente en este país. Además de conocer dos restaurantes mexicanos:

comí tamales, molletes, tacos de tortilla azul, chilaquiles, rajas, frijoles a la charra y mil cosas más en las casas de mis amigas. Todo delicioso y seguro subí un par de kilos pero no importa!!! Disfruté cada bocado como si estuviera en mi México lindo y querido.

 

También hubo parte cultural y conocí algunos puntos importantes de las ciudades de Mainz, Bonn y Colonia que ya se estaban preparando para el carnaval del próximo fin de semana. Vi muchísima gente disfrazada, calles decoradas y un ambiente de fiesta en el autobús, el mercado o los restaurantes. Además visité la casa de Beethoven y la tienda de Haribo en Bonn.

 

Pero lo más importante del viaje fue la parte de convivencia con amigas. Hablar, hablar y hablar! Reír, conversar, intercambiar ideas y compartir experiencias de mariposas migrantes fue lo más enriquecedor del viaje. Definitivamente es un viaje in-ol-vi-da-ble y lo recomiendo ampliamente! Todas y cada una de las mujeres me recibió en su hogar con el corazón y es difícil expresar con palabras todo el cariño recibido! Fue como si visitara a mis primas y la pasamos de maravilla, fuéramos dos, tres o 12! Sí, porque como si fuera poca mi buena suerte, el domingo coincidí con casi todas en una reunión que ya tenían organizada para la Tamalada del día de la Candelaria.

Una vez más comprobé que cada hogar bicultural es un pedacito de México en este país: se habla español, se tiene decoración mexicana en cada rincón, se cocina con sabor 100% mexicano, se encuentran fotos familiares y se educan los hijos a la “mexicana”. Igualito que en mi casa!!!

A cada una le llevé una mermelada de manzana de la región y una postal de la ciudad donde vivo con la esperanza de que me visiten en el Norte y pueda corresponder la hospitalidad recibida. Stade es muy bonito y seguro sería una parada muy interesante para quién haga un tour similar al mío. Quién se apunta??? Aquí tienen su casa y con gusto les muestro la ciudad y mi rincón mexicano 🙂

 

Cada una firmó mi album “Rumbo al Sur” que será complementado con fotos del viaje y así poder recordarlo siempre!!! GRACIAS por todo!

A %d blogueros les gusta esto: