El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Tradiciones alemanas"

De tour por los mercados navideños

Este año no solo visité el mercado de Navidad de mi ciudad (Stade) como es costumbre, sino que nos fuimos de tour al este de Alemania para conocer los de Dresden y Berlín. No puedo decir que conozco muchos pero en los últimos años he tenido oportunidad de visitar los del norte de Alemania como Hamburgo y Bremen, y el año pasado el de Magdeburg.

Mucha gente me decía constantemente que en los mercados de Navidad del norte no se venden tantas artesanías como en los del sur y que más bien se concentran en los puestos de comida y bebida. Así que decidí comprobar esta teoría en nuestro tour… y sí! Efectivamente, sobretodo en el de Dresden, venden muchísima artesanía local con todos los materiales que se puedan imaginar: vidrio, metal, cerámica, madera, estambre, encaje, lana, cuero, cristal, etc.

Aprovechando que mi marido tomó unos días de vacaciones previos a la Navidad empezamos el tour el 21 de diciembre en Dresden donde pernoctamos dos noches en un hotel localizado en el corazón de dicha ciudad. Dejamos el coche en el estacionamiento del hotel y recorrimos a pie todo el centro, en el cual se localizaban 5 o 6 mercados de Navidad. Los que mas me gustaron fueron:

  • Striezelmarkt Dresden. Uno de los más antiguos de Alemania que se instaló por primera vez en 1434! Sí, hace 582 años para ser exactos! El de mi ciudad cumple este año apenas su 50. aniversario 🙂  La atracción mas importante de este mercado es su pirámide de casi 15 metros de altura que es la más grande de Europa.Y como nos subimos a la pequeña rueda de la fortuna del mercado pudimos apreciar mejor toda la plaza donde se encuentra:

Lo que más me gusto es que cada puesto del mercado tiene una decoración diferente en la parte de arriba que lo hace único. Aquí les pongo algunos ejemplos:

  • Advent auf dem Neumarkt. Este mercado está localizado en una plaza muy cercana a la iglesia “Frauenkirche” y tiene unos pinos grandísimos decorados con estrellas iluminadas. Aquí nos tomamos el tradicional vino caliente y probamos diferentes platillos que no venden en los mercados que ya conocía. Y como “highlight” de la noche escuchamos a un pianista que tocó piezas maravillosas en su piano iluminado:
  • Traditioneller Weihnachtsmarkt an der Frauenkirche. Este mercado está muy cerca del anterior pero en lugar de instalarse en una plaza, los estands están en las calles contiguas a la Iglesia. Muy acogedor y para no perder la costumbre también aquí nos tomamos algo, pero no el tradicional vino caliente sino un “Feuerzangenbowle” que se sirve con un pedazo de azúcar encendido 🙂
  • Mittelalter- Weihnacht im Stallhof. Mi favorito! Este pequeño mercado es algo espectacular! Como su nombre lo indica, esta situado en la Edad Media y no hay detalle que no cumpla con dicha época: ropa, utensilios, comida, bebida, atmósfera y hasta la moneda a usar, que obviamente es el Euro pero que en el mercado llaman “Taler”. Uno se transporta a la Edad Media y ve a los artesanos, cocineros y vendedores en su papel, incluso no pueden andar por ahí con teléfono celular.  100% recomendable!

Y para cerrar con broche de oro nuestra estancia en la bellísima ciudad de Dresden cenamos en un restaurante tradicional en un sótano del centro que se llama “Pulverturm”, y donde también la decoración, el vestuario de los meseros y el ambiente es de la Edad Media. Comimos lechón y disfrutamos de una velada inolvidable!

Como estaba planeado el 23 de diciembre lo pasamos en Berlín, justo unos días después del atentado en uno de sus mercados de Navidad y donde fallecieron 12 personas. Desde que estábamos en Dresden notamos el exceso de policía en los mercados y en Berlín había todavía más. Afortunadamente la gente no dejó de asistir a los mercados y encontramos un ambiente tranquilo y alegre en los dos que visitamos:

  • Gendarmenmarkt. Esta situado en el centro de la capital alemana y no es muy grande pero sí muy acogedor. Probamos unas papas a la “Mexiko” y nos tomamos el tradicional ponche navideño. Paseamos por sus estánds y luego visitamos la Puerta de Brandenburgo donde se suponía que habría un pino de Navidad decorado con esferas mexicanas. Vimos el árbol pero no tenía esferas mexicanas sino unas normales y simples. De todas formas nos tomamos la foto del recuerdo y tomamos el metro para dirigirnos a la “Alexanderplatz” donde nos encontraríamos con unos amigos.
  • Alexanderplatz. Este mercado es grandísimo y no lo recorrimos a detalle porque la mayor parte del tiempo la dedicamos a tomar algo con nuestros amigos para ponernos al corriente de nuestras vidas ya que no nos veíamos desde hace 6 años. El “highlight” del día fue subirme al carrusel con mis hijas y mi amiga, algo que no sólo fue divertido sino mágico! Mis hijas también se subieron a la gigantesca rueda de la fortuna y apreciaron el mercado desde las alturas 🙂

Después de 5 horas en Berlín tuvimos que partir ya que nos esperaban a cenar en casa de los abuelos paternos donde pasaríamos la Navidad. Definitivamente este tour por los mercados navideños fue una gran idea y seguro lo repetiremos cada año, siempre buscando nuevos rincones para descubrir más artesanías, probar nuevos sabores y disfrutar los días de Adviento en este ambiente único y muy alemán.

Para mi colección de tazas no podían faltar una de cada mercado visitado. No compré más porque no siempre son bonitas, y éstas si me gustaron mucho:IMG_5213.jpg

Aprovecho para desearles un año nuevo lleno de sorpresas, aventuras y bendiciones!!! Hasta la próxima!

Anuncios

Nueva idea para el calendario de adviento

El año pasado fue la primera vez que mis hijas hicieron un calendario de adviento para su hermana y este año agregué una idea para hacerlo diferente, además de gastar menos y tener al final algo útil para cada Navidad.

En mis años de soltera empecé una colección de nacimientos/belenes porque tuve la fortuna de viajar mucho a Sudamérica y en cada viaje compraba uno diferente. Todavía están en México pero espero algún día traérmelos a Alemania cuando mi mamá ya no los ocupe. Cada Navidad pongo uno muy típico mexicano debajo del árbol y pensé que sería buena idea regalarles uno hecho por mí a cada una de mis hijas.

En mi búsqueda de ideas encontré unos muy sencillos y cambié de parecer, en lugar de hacerlos yo, les propuse a las niñas que si se animaban a hacer un nacimiento para su hermana y aceptaron. Les enseñé varias opciones con diferentes materiales como corcho, fieltro, papel, madera, etc. con la condición de que tendrían que elegir uno diferente y hacerlo de forma secreta para que fuera sorpresa. Al mismo tiempo, se me ocurrió que cada pieza del nacimiento podría incluirse en el calendario de adviento, y así no tener que comprar tantos regalitos.

La mayor se decidió por un nacimiento de FIMO, una especie de plastilina que se hornea:

 

Y la menor que no es tan paciente para eso de las manualidades, eligió trabajar con piedras y pintura acrílica:

 

La única diferencia con la idea original de internet, es que nosotros le agregamos brillitos a algunas de las figuras 🙂

Cada una hizo 10 piezas diferentes en sus nacimientos donde no podían faltar los personajes principales: María, José y el niño Jesús así como los 3 Reyes Magos, y el resto fueron un poco diferentes como el ángel y la estrella en el de Catalina, o el pastor con sus animalitos en el de Victoria.

El fin de semana pasado nos fuimos de compras y con un presupuesto de 20 euros, cada una compró 10 regalitos. De los 4 que faltaban, 1 se los hice yo y el resto fueron cupones para actividades mutuas como una sesión de fotoshooting, un manicure o una invitación a comer un helado.

Así quedaron empacados y ya están listos para ser abiertos a partir del 1 de diciembre:

 

24 regalitos hechos con amor que al paso de los días irán completando un nacimiento y alegrando el camino de espera hasta Navidad 🙂

Feliz tiempo de adviento!

Calendarios de adviento hechos con amor

Ya les había contado de la bonita tradición de los calendarios de adviento en otro post. Los hay de todos colores, tamaños y sabores y como en todo lo relacionado a la Navidad, cada año encuentro más novedades, inventos y y variedad que hace más difícil decidirse por un calendario en particular. Así que al preguntarles a las niñas de qué querían sus calendarios este año, de Lego Friends, de las detectives !!!, de Monster High o de Top Model, y de compararlos, llegamos a la conclusión de que ya los han tenido otros años y que no son tan divertidos. Mmmmm, entonces?

Les sugerí que porqué no hacían un calendario para su hermana y les encantó la idea. Conozco muchas mamás que cada año compran detalles diferentes para llenar 24 cajitas, bolsitas o cajoncitos, pero yo nunca lo he hecho. Incluso el año pasado Victoria hizo uno para Tom y para mí, en el que preparó 24 paquetitos (12 para papá y 12 para mí) con mensajitos, dibujitos y detallitos como castañas, piedritas o manualidades.

Así que manos a la obra! Lo primero era pensar en los recipientes… sean bolsitas, cajitas o botecitos hay que hacerlos con anticipación. Buscamos en internet y Victoria se decidió por bolsitas en forma de búhos, mientras que su hermana menor quiso bolsitas rojas de organza. Para los búhos, Victoria cortó y pego ojos, picos y panzas de diferentes tipos de papel. Y por otro lado, para Caty tuve que coserlas con la máquina, cosa que no es mi fuerte. Desupés prepararon sus numeritos y una vez listas, pasamos a lo importante: los regalitos.

Búhos

Búhos

Bolsitas de organza

Bolsitas de organza

 

 

 

 

 

 

 

A cada una le dí un presupuesto de 25 euros y nos fuimos de compras. Como se supone que los regalitos deben ser sorpresa ya se pueden imaginar lo divertido que fue acompañarlas y ver que cada una tomaba un camino distinto en la tienda y pasaba a pagar secretamente sin que la hermana viera lo que había comprado. Se conocen muy bien y sabían perfectamente lo que tenían que comprar. Hoy en día es difícil conseguir detallitos por 1 o 2 euros, así que yo colaboré con otros regalitos pequeños para que completaran al menos 18. El resto fueron creaciones, manualidades o “cupones” hechos por ellas mismas.

Algunas ideas de los “vales” (Gutschein) incluyeron:

Cupón

Cupón

  • Masaje de 15 o 30 minutos
  • Sesión fotográfica
  • Manicure y pedicure
  • Peinado
  • o simplemente salir a jugar en la nieve (cuando haya)

 

El empacarlas también tuvo su chiste porque Victoria tuvo que envolver cada regalo antes de meterlo en la bolsita para que no se viera por fuera. Acomodar los regalos poniendo los más bonitos en los días 6 (día de San Nicolás) y 24 (Navidad), meterlos, cerrar las bolsitas y colocarlas en un lugar especial de la casa también requirió mucho tiempo, pero lo hicieron con gusto y emocionadas de que su hermana estaba haciendo lo mismo para ella.

IMG_0704 IMG_0743 IMG_0709 IMG_0745

No cabe duda que la Navidad es la mejor época del año y este tipo de tradiciones que fomentan el amor, la dedicación, la creatividad, la amistad entre hermanos, el factor sorpresa y el trabajo me encantan! Si las niñas quedan satisfechas (que supongo que sí) seguro que este tipo de calendarios se convertirán en una tradición familiar.

Así quedaron al final:

IMG_3017

de Victoria

IMG_3018

de Catalina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lindos, no? Adicionalmente les compré unos calendarios sencillos con chocolatitos 😉 No me pude resistir!

IMG_3028 IMG_0764

 

Adiós primaria!

Parece que fue ayer cuando nuestra hija mayor entró a la primaria… recuerdo su primer día de clases y su fiesta “Einschulung” con su “Schultüte” y su mochila nuevecita sobre los hombros. Parecía que era demasiada pequeña para esa gran “Ranzen“, llena de libros y útiles escolares. Todavía no terminaba el cuarto grado y le quedó pequeña por lo que los últimos meses utilizó una más juvenil.

Qué rápido ha pasado el tiempo y al ver las fotos de hace cuatro años se nota lo mucho que ha crecido en tamaño y madurez. Deja de ser niña para rápidamente convertirse en una adolescente y sus coletas han sido sustituidas por un corte de pelo corto y moderno.

Entre la semana pasada y ésta se han llevado a cabo dos eventos de fin de cursos que les describo a continuación y que me sacaron más de una lágrima. No de tristeza sino de emoción y alegría al ver a mi pequeña lista para su próxima etapa escolar: la secundaria que aquí se integra con la preparatoria y terminará en 9 años.

El primer evento fue el viernes pasado por la tarde en el patio de la escuela. No había programa oficial pero hubo las siguientes actividades:

– Presentación de canciones, obra de teatro y bailes representativos de los 4 años. Uno o dos temas por año, incluyendo una canción en español que interpretaron los profesores varones y que fue cantada en los días de proyecto con tema México de hace dos años. Imposible no llorar! También incluyeron algunas canciones navideñas que siempre cantaban en el mercado de Navidad en un pueblito cercano. Terminaron con broche de oro con una canción adaptada y que se titula “Lass uns gehen” (Déjennos ir). Ufff!!! Más de la mitad de las mamás no pudimos evitar el llanto… y en la última parte se integraron los profesores que casualmente este año también dejarán la escuela, el titular de mi hija porque se jubila y los otros tres de la clase de cooperación porque no hay espacio en el edificio para continuar con el proyecto el próximo año. Más lágrimas!

– Entrega de regalos a los maestros. Al profesor titular se le entregó una banca para que pase sus días de jubilado en el jardín recordando a su última generación, ya que cada niño grabó su nombre en ella. Al resto de los profesores se les regalaron plantas.

banca Herr Wille

– “Grill” que como la tradición lo indica consistió en salchichas asadas para todos y que se complementó con un buffet de ensaladas que llevaron las mamás. Hubo un pastel y algunos otros postres que llevaron otras familias.

IMG_9494

Adiós primaria!

– Entrega de álbum de fotos a cada alumno. Tuve el honor de ser la encargada de este regalo que cada alumno pagó y que incluyó fotos de todas las actividades importantes de los cuatro años de primaria: días de campo, excursión escolar, fiestas de verano y navidad, además de una sección de fotos tipo pasaporte con su nombre. Las dos clases fueron incluidas sin distinción de A o B, ya que el proyecto de “cooperación” consistió precisamente en integrar a los 8 niños con discapacidad en algunas clases con el grupo de Victoria.

IMG_9508

Como hacía mucho calor, les pusieron los aspersores en la cancha de fútbol y más de un niño termino en ropa interior corriendo por todo el patio. Poco a poco nos fuimos despidiendo felices de haber pasado una tarde más, la última, entre risas, anécdotas y niños que están dejando de serlo.

El segundo evento fue un desayuno este miércoles, último día de clases y que es tradición en la escuela. El programa fue el siguiente:

– Mientras los niños recibían las últimas instrucciones del profesor, la lista de útiles para el próximo año y sus libros, trabajos manuales y legajos para llevarlos a casa, las mamás preparábamos más de 200 panecillos y fruta para el buffet.

Desayuno

Desayuno

– A las 8 y media empezó el programa de “variedades”, donde cada grupo cantó o presentó algo especial a los alumnos de 4to año que dejarán la escuela primaria. No alcancé a verlo todo porque estaba ayudando con el buffet, pero los niños de 2do cantaron una canción titulada “Los jubilados”, refiriéndose a los que se retiran de la escuela para empezar una nueva etapa. Al final, los de 4to presentaron el mismo programa del viernes pasado y terminaron nuevamente con su canción “Lassen uns gehen”, que hizo llorar a la mayoría de las niñas que la interpretaban.

– Desayuno y pausa. Los de 4to año tuvieron prioridad esta vez y pudieron servirse primero, ya que normalmente les toca al final. Después de desayunar, salieron al patio a jugar por última vez. En la pausa Victoria aprovechó de entregar unas tarjetas que mandé imprimir como agradecimiento a sus profesores.

2011-2015

2011-2015

– Regalo al profesor titular que se jubila. Además de la banca que le hicieron sus alumnos de 4to, toda la escuela le preparó un álbum con recomendaciones de viaje, donde cada niño y profesor llenó una hoja con tips y fotografías de su lugar favorito para vacacionar. Los lugares elegidos de mis hijas fueron Monterrey y Playa del Carmen 🙂

– “Túnel de despedida”. En el “Einschulung” (primer día de clases) es tradición que las clases de 2,3 y 4to año hacen un túnel en parejas para que los chiquitines se encaminen a su nuevo salón de clases. Hoy fue al contrario, y las clases de 1, 2 y 3ero hicieron un túnel hacia la puerta principal para despedirlos de forma definitiva. Al salir del túnel se le entregó una rosa a cada niño con un mensaje hecho por los alumnos de 3ero. Y afuera hicieron un círculo con los profesores para despedirse y se hizo una foto de grupo. La última! Otra vez lágrimas, esta vez de las alumnas que se abrazaban sin cesar y lloraban emotivamente.

Adiós!

Adiós!

Mientras tanto, los alumnos de 1ero a 3ero recibían sus calificaciones y a las 10:50 todos se fueron a casa para disfrutar de 6 semanas de vacaciones!

Y así termina un período más de vida de nuestra hija mayor. Sin “graduación”, ni toga, ni vestido para la ocasión, ni fiesta en salón, ni entrega de menciones honoríficas… simplemente una celebración emotiva entre alumnos y profesores, una carne asada con los padres de familia y muchos recuerdos para atesorar. Y el próximo fin de cursos que sí tendrá un baile de graduación y será otro gran momento será en 9 años. Mientras tanto a disfrutar una nueva etapa que traerá muchos cambios y seguramente muchas metas, aventuras y logros! Dios nos dé salud para seguir viendo a esta pequeñita crecer y madurar!

Hasta la próxima! El sábado partimos hacia Italia y prometo ponerme al corriente con muchos temas pendientes… ahora sí tendré tiempo de inspirarme y escribir!

Regalos y regalitos

Esta semana tenemos dos cumpleaños en la familia, el mío que cayó en lunes y el de nuestra hija menor que será el domingo. Como es costumbre, invité a algunas vecinas a desayunar y a otras a merendar para no pasar el día desapercibido. Mi hija igualmente invitó a unas amiguitas a nadar en una piscina pública para festejar su noveno cumpleaños.

regalos
El lunes después de que se fueron las invitadas tocó la hora de abrir los regalos junto con mis hijas y me inspiró a escribir esta entrada. En qué ocasiones se regala algo en Alemania? Qué tipos de regalos hacen? Y hay reglas sobre el valor del mismo?

Vamos por partes. Primero les explico lo que se acostumbra regalar en un cumpleaños cualquiera, es decir que no es redondo como 20, 30, etc y que en Alemania normalmente se celebra en grande.

– Para empezar, si te toca trabajar ese día deberás llevar un pastel o unos bocadillos para desayunar con tus colegas. Eso de que te lleven pastel o te inviten unos tacos, aquí no se acostumbra.

– Si invitas a tu casa a merendar, desayunar o cenar, normalmente el invitado pregunta si tienes algún “deseo” y si no dices nada en particular, los regalos podrán ser:

* un cupón o vale (Gutschein) de alguna tienda local. En el caso de mi ciudad que es pequeña, la variedad es limitada y puede ser de una perfumería, una librería o de tiendas de ropa.

* artículos de decoración o plantas. En mi caso, al que me pregunta le digo que no quiero plantas porque soy muy mala para la jardinería y no sobreviven siquiera una temporada.

* comida… ya sean chocolates, dulces, galletas, mermeladas caseras, etc.

* bebida… normalmente alguna botella de vino o “sekt” (vino espumoso)

* en mi caso, rara vez he recibido regalos muy personales como joyería o accesorios a excepción de que sea de algún familiar o amigo muy cercano.

– En el caso de los niños desde hace años aquí en el barrio se acostumbra hacer una “caja de regalos” en alguna juguetería local donde el cumpleañero elije a su gusto algunas cositas. En caso de que no la haga, normalmente se pregunta qué tipo de juguetes prefiere para facilitar la elección. Normalmente te dirán que si Playmobil, Legos, libros o algún personaje particular. En mi ciudad también se pueden hacer “cajas de regalos” en librerías o papelerías que tienen una sección pequeña con juguetes.

– En el caso de los jóvenes se acostumbra regalar dinero, una tarjeta de “itunes” o un vale de tienda de ropa.

Pero no sólo se hacen regalos por cumpleaños. En Alemania también se regala en las siguientes ocasiones:

nacimiento del bebé. Aquí no hay baby shower ni tampoco se acostumbra visitar a la madre en el hospital, así que normalmente cuando se conoce al bebé se le lleva un detallito.

– “Einschulung“- cuándo se entra a primer grado de primaria se hace una fiesta en la escuela, y normalmente se invita a la familia a una pequeña reunión. Los regalos suelen ser libros, artículos escolares o dinero.

Primera Comunión o Confirmación. Dependiendo de la religión se hará una fiesta después de estos eventos religiosos, donde se invita a la familia. Además de biblias o artículos religiosos, se acostumbra regalar dinero y lo curioso aquí es que los vecinos o conocidos mandan un regalito al niño/joven aunque no estén invitados a la reunión y que se enteran por el periódico. La confirmación de los católicos aquí en el norte no tiene tanta relevancia como la de los evangélicos, donde llegan a juntar una buena cantidad de dinero para su licencia de manejo.

Boda, Aniversario de bodas, cumpleaños redondo (30, 40, etc). Casi siempre en estos eventos que se realizan en salones de fiestas se regala dinero acompañado de algún detalle de decoración, vino o plantas.

Funeral. Cuando fallece una persona, familiares, vecinos y amigos regalan dinero a la familia para solventar los gastos.

Navidad y Pascua. Normalmente solo se hacen regalos entre la familia cercana y especialmente a los niños. Eso de llevar algún detallito a cada reunión de amigas o vecinas no se acostumbra aunque yo lo hago de vez en cuando.

– también cuando se invitan a merendar o desayunar, a una carne asada o reunión sin motivo aparente, los invitados siempre llegan con algún detalle o botella de vino. Sólo en círculos de amigos o festivales de la escuela me ha tocado que se hagan fiestas de “traje”, donde cada quién lleva algo para el buffet.

– aunque pareciera que los alemanes no son detallistas, a veces te sorprenden como cuando terminan mis cursos de español y mis alumnos se organizan para llevarme una planta o flores como agradecimiento. También se mandan tarjetas de agradecimiento a los invitados de una boda, confirmación o fiesta especial.

En Alemania la costumbre de mandar tarjetas de felicitación por correo aún sobrevive y hay para todas las ocasiones que acabo de mencionar. También suelen acompañar los regalos y actualmente existen tarjetas con un sobrecito en la parte de adelante para incluir el regalo en efectivo. Lo que no es costumbre es incluir una tarjeta personal como en México. Es más, el lunes pasado ningún regalo tenía nombre por ninguna parte ni tarjetita de “PARA/DE”.

Ahora bien, cuánto se acostumbra regalar? Al igual que en México, hay ciertos estándares que se siguen a la hora de elegir un regalo o dar efectivo. Algunos ejemplos son: los regalos de los niños no suelen sobrepasar los 12 euros, entre amigas es de 10 a 15 euros y para la boda de un familiar allegado se regalan 50 euros por pareja. Por supuesto cada región tiene estándares diferentes y depende mucho de la amistad, ocasión a festejar y confianza. Pero casi siempre se puede preguntar a otros invitados para no salirse de la norma y en muchas ocasiones se pueden juntar dos o tres personas para regalar algo más grande.

Como en todas partes del mundo hay gente tacaña y otra muy espléndida. Creo que sería difícil generalizar en este sentido y lo único que puedo agregar antes de terminar esta entrada es que en Alemania hay mucho menos compromisos sociales que en México, primero que nada porque las reuniones y fiestas son con menos invitados como las fiestas infantiles donde se acostumbran invitar tantos niños como años que se cumplen, o las bodas que a lo mucho cuentan con 100 o 150 invitados si es un mega-bodón! Los turcos o polacos sí acostumbran celebrar bodas como los latinos, pero los alemanes no hacen fiestas masivas e incluso algunas parejas sólo asisten con dos o tres invitados al registro civil. Y el otro factor que reduce el número de compromisos es que no existen los “baby showers”, “despedidas de solteras” organizadas por la mamá de la novia, ni “quinceaños”.

Después de 13 años de vivir aquí ya me acostumbré y no extraño tanta reunión social. Puede pasar incluso un mes sin necesidad de tener que comprar un regalo para una fiesta de cumpleaños o sin algún evento especial. Repito, en cada región es diferente y puede haber personas con mucha más vida social que yo, pero en general no hay tanta fiesta como en México e incluso en mi pequeña ciudad son contados los lugares que cuentan con espacio para 100 personas.

Gracias a todos los que se acordaron de mi cumpleaños y ahora a disfrutar de mis regalitos y de mi nuevo año de vida!

Galería

Pascua en Alemania II

El domingo de Pascua los niños alemanes buscan huevos y chocolates en el jardín. Llevan su canasta y van recogiendo lo que encuentran en el camino. Aquí algunos de los que encontraron mis hijas:

Conejos de chocolate….

 

Pollito y conejo en portahuevos

Huevo gigante sorpresa!

Huevitos con m&m’s

Más huevos…

  

Conejitos de chocolate

  

Mas chocolates…

  

Conejo de 30 cms

   

El conejo mas popular: de Lindt!

Cada año recibimos esta cantidad de chocolates que duran para los siguientes meses… Menos mal que Halloween es hasta Octubre!

Además, se acostumbra dar pequeños regalos como en Navidad. Envueltos y escondidos también en el jardín. Pueden ser libros, muñecos de peluche, juguetes o ropa. Al menos así se acostumbra en casa de mis suegros y nosotros también compramos algunos regalos para ellos y para las niñas. Bonita tradición que algunos critican de materialista o consumista, justo como la Navidad. A mi me gusta y el hecho de buscarlos con canasta en mano me fascina.

Al menos en el norte de Alemania el contexto religioso no es tan fuerte, pero de eso escribirré en otra ocasión. De momento hay que seguir celebrando la pascua que aqui incluye el lunes (mañana) como día feriado 😉

Galería

Pascua en Alemania I

conejos…

 

huevitos…

      

en ventanas…

en árboles…

 

en puertas…

        

90% alemanizada

Hace unos días en una página de Facebook que sigo, postearon las siguientes afirmaciones con la pregunta “¿Qué tan alemán eres?”:

1) Tu desayuno es sagrado.

2) Eres siempre puntual.

3) No puedes vivir sin cerveza.
4) Esperas al semáforo en verde para cruzar la calle. (aunque veas que no viene nadie!)
5) Dices lo que piensas.
6) Amas andar en bicicleta.
7) Te tomas el tema de separación de basura muy en serio.
8) Siempre llevas una bolsa para la compra.
9) Duermes con la ventana entreabierta. (aún en invierno)
10) Los domingos en la noche nadie te molesta, pues es hora de ver Tatort (serie policíaca).

Algunas cosas ya las hacía desde que estaba en México, pero definitivamente los puntos 5 al 8 los adopté desde que llegué a Alemania y el número 10 no me lo pierdo ni en vacaciones!  

Complementando la lista con otra que me encontré en un sitio muy interesante, sigo con las afirmaciones para ver que tanto me he alemanizado:

11) Contestas el teléfono con tu apellido.

12) El domingo es sagrado.

13) Las papas son indispensables a la hora de comer.

14) Adoras las salchichas.

15) Saludas sólo con la mano.

16) Consideras viajar a Mallorca en vacaciones.

17) Dices “Scheisse” cuando te enojas.

18) Has dejado de usar la tarjeta de crédito para todo.

19) Visitas uno o más mercados de Navidad en diciembre con colegas o vecinos.

Y por último, complemento con los siguientes puntos:

20) Invitas a fiestas con dos semanas de anticipación.

21) Tienes pantuflas en la entrada para los visitantes que llegan a tu casa.

22) Planeas tus vacaciones mínimo con seis meses de anticipación.

23) No te asustas cuando ves gente semi-desnuda en parques y playas.

24) Tienes botas de lluvia, rompevientos y diferentes tipos de chaquetas para cada estación del año.

25) No puedes vivir sin pan!

26) Evitas ir al médico cuando tú o tus hijos tienen gripe, pues sólo te recomendarán tomar aire fresco.

27) Cantas con euforia (o incluso bailas) los hits alemanes llamados “Schlager“.

28) Tienes al menos un adorno de temporada en la puerta de tu casa, jardín o ventanas. Llámese huevos, calabazas, enanitos, corona navideña, etc.

29) Sobrepasas los 150 km/hr en el “autobahn” (autopista) 

30) Tienes el “kit” alemán para apoyar a la selección nacional en el mundial!

Así que en total estoy 90% alemanizada, lo cual no significa que tenga sólo 10% de mexicana! Me refiero a que ya casi paso por alemana, pues cumplo con muchos de los puntos que se consideran “típico alemán”. Mexicana sigo siendo 100% 🙂 

Y tú? Ya te alemanizaste?

Mercados de Navidad

“Pirámide navideña”. Berlín.

En Alemania no hay posadas, cosa que extraño mucho de mi querido México, pero en su lugar hay mercados de navidad que es lo que mas me gusta de esta época en este país.

Pero que son estos mercados? Seguramente muchos se imaginan puestos de venta de artesanías y objetos navideños, y no estan tan errados, pero un mercado de navidad es algo más que un lugar donde comprar cosas, es un lugar con ambiente, alegría, olores y sabores que lo hacen un lugar único en el mundo.
Su atmósfera es inigualable: en los mercados navideños alemanes se mezclan el aroma de dulces de hierbas alpinas, de castañas y almendras tostadas, así como del obligatorio “Glühwein”, vino tinto caliente con especias, como clavos y canela. Muchos de los mercados simulan con sus quioscos la arquitectura tradicional con casitas de entramados de madera, aunque los hay también en estilo moderno.
En Alemania hay más de 1.500 mercados navideños, de todos los tamaños y prácticamente hay uno en cada ciudad o pueblo. En las ciudades grandes como Berlín o Hamburgo, hay un mercado en cada distrito, y en los pueblos pequeñitos como el mío (2,500 habs.) sólo se coloca el mercado un fin de semana. 
Normalmente, la preparación y colocación de los puestos comienza a mediados de noviembre y la inauguración los últimos años ha sido el 24 de noviembre para quitarlos un día antes de Navidad. Aunque hay algunos que duran incluso hasta fin de año. Dependiendo de la ciudad, se colocan los puestos en las calles del centro (casco antiguo), en plazas públicas  o en áreas peatonales. Un puesto al lado de otro, sin dejar mucho espacio libre. Algunos incluso construyen cuartos cerrados para que los clientes puedan resguardarse mejor del frío o de la lluvia.
El horario varía de ciudad a ciudad, y hay algunos que cierran bastante temprano (a eso de las 8 o 9 de la noche). Una amiga me comentaba que en algunos mercados navideños en Berlín cobran 1 o 2 euros para entrar, cosa que desconocía hasta ahora.
Berlín.
Puestos. Berlín.
 De qué hay puestos? de todo!
 – de bebidas: donde venden ponche caliente, “Glühwein, rompope, cafés de todos tipos y sabores, chocolate caliente y tambien cerveza, fría o caliente. Aquí les comparto un blog muy interesante que dedica una entrada a este tema, especializandose en las bebidas que se ofrecen.

– de comida: no pueden faltar las tradicionales salchichas, incluso de un metro de largo y otras especialidades que se venden en cualquier feria del pueblo como carne asada, champiñones en diferentes salsas, camarones o calamares, bretzel, etc. Pero lo mejor es lo dulce, empezando por las crepas, nueces garampiñadas, castañas asadas, galletas de todo tipos y sabores, “schmalzkuchen” (panecillos fritos en aceite y cubiertos de azúcar pulverizada), chocolates, mazapan alemán, y mil delicias más.
Castañas asadas. Berlín.
– artesanías: de madera, de papel, de vidrio. Hay para todos los gustos y presupuestos y la mayoría son artículos navideños como velas, estrellas, coronas para las puertas, esferas, etc. 
Estrellas de papel. Berlín.
– ropa: prendas de lana, pantuflas, gorros, bufandas y guantes no pueden faltar. Ademas de gorros de Santa, con o sin trenzas, con o sin luces, etc.
Adicionalmente a los puestos, en muchos de los mercados hay programa cultural o musical donde coros, grupos de baile y escuelas presentan cantos, obras de teatro o espectaculos de baile. En Hamburgo, a determinadas horas pasea el trineo de Santa por el cielo para presentar a sus renos y recordar a los niños que deben portarse bien para recibir lo que pidieron. 
En otros mercados hay carruseles, juegos mecánicos, resbaladeros o pistas para patinar sobre hielo.
Rueda de la fortuna. Berlín.
Santa en su trineo. Hamburgo.
Lo normal es visitar los mercados de navidad con la familia o con amigos. Los fines de semana se llenan mucho más, pero entre semana no faltan grupos de colegas que visitan el mercado de navidad para tomar algo después del trabajo. Hay que llevar mucha paciencia, porque aunque usted no lo crea en Alemania tambien existen los tumultos y en los mercados de Navidad hay que apretujarse entre la gente y hacer fila para pedir un ponche o una salchicha.
Berlín.
En lo personal conozco menos del 1% de los mercados de navidad en el país, los que he visitado con mas frecuencia son dos o tres en Hamburgo, obviamente el de Stade y el año pasado conocí los de Bremen y Lüneburg. Me faltará vida para conocerlos todos, pero espero algún día conocer al menos los más famosos como el de Núremberg o el de Colonia.

Pirámide navideña. Stade.
Ayuntamiento iluminado. Hamburgo.
Aquí esta la lista de todos los mercados de Navidad en Alemania este año:  http://www.weihnachtsmarkt-deutschland.de 
Si el de Núremberg es el más famoso, el de Dresde es el más antiguo. El llamado, “Striezelmarkt“ cumple 580 años de existencia. Además de una gigantesca pirámide de madera, el de Dresde se caracteriza por su tradicional “Christstollen”. El Christstollen es un pan con frutos secos, pasas, limón y naranja y es servido, a menudo, como postre en Navidad. En el adviento se come a cambio de tortas y tiene formas que recuerdan a un niño recién nacido envuelto en sus pañales. Por esta razón se cubre de polvo de azúcar.
Según DW, entre otros mercados navideños que no debes dejar de visitar están el de Rothenburg ob der Tauber, en Baviera, Quedlinburg, en Sajonia-Anhalt, o Colonia, a los pies de la catedral gótica, a orillas del río Rin. Y para los que buscan mercados de navidad originales, está el de Santa Pauli en el distrito rojo de Hamburgo, que se le conoce como el mercado erótico y donde las angelitas estan vestidas con muy poca ropa 🙂
En 2013, unas 85 millones de personas visitaron los mercados navideños. Hace 14 años la suma ascendía a 50 millones. Me encantaría que los mercados estuvieran todo el invierno, ya que enero y febrero son los meses más aburridos (aquí no hay ni rosca de Reyes, ni tamalada de la Candelaria) y  mas fríos del año. Al menos tendríamos un lugar a donde ir y reunirnos con amigos, calentarnos un poco con un vino caliente y hacer compras post-navideñas 🙂
Definitivamente conocer y vivir la experiencia de los mercados de navidad debe estar en cualquier lista de cosas por hacer de los que se animen a visitarme en esta época del año. Quién dice yo?
P.D.1 – Las fotos de Berlín son de una amiga muy querida y están publicadas aquí con su permiso.
P.D.2 – Las estadísticas y números son de DW (en español).
P.D.3 – Como siempre, lo escrito aquí esta basado en mi experiencia personal que se concentra mayormente en el norte de Alemania, así que puede haber algunas diferencias con mercados en otras regiones del país.

Una boda en Alemania

En los 12 años que tengo en Alemania, sólo he asistido a dos bodas, ambas de la familia de mi marido. Y bueno podría tambien contar la propia, que aunque no fue religiosa ni civil, fue una fiesta post-boda para todos los familiares y amigos que no pudieron viajar a México aquel 18 de Mayo del 2002.

La primera boda alemana a la que fui invitada, fue de la media hermana de mi marido hace 8 años. En ese entonces todavía no tenía este blog, y aunque lo hubiera tenido no hubiera contado mucho porque fue justo 12 días despues de la cesarea de mi segunda hija. No bailé casi nada y tengo muy vagos recuerdos de los detalles.
Este fin de semana asistimos a la boda del medio hermano de Tom y ahora si fui con las pilas bien puestas y les puedo contar con lujo de detalles todo lo que hubo en la fiesta. Primero les contaré las informaciones generales y luego les daré una lista de las similitudes y diferencias con las bodas mexicanas. 
Como siempre, lo que describo a continuación no es ley ni obligatorio en cada boda alemana. Cada región tiene costumbres muy particulares y las comparaciones las haré con las bodas de Monterrey, que tienen tambien particularidades que no se ven en otras partes de México.
Invitación. La invitación la recibimos hace 4 meses y es más casual que las invitaciones en México. En este caso no venían los nombres de los padres y se manejaron los sobrenombres de los novios, sin apellidos siquiera. No se menciona el código de vestir ni leyenda “no niños”. Y tampoco tenían mesa de regalos, costumbre que existe como en México pero que no es tan popular ni común como allá.
Ceremonia civil/ religiosa. La pareja no se casó por la Iglesia y nunca he ido a una boda religiosa, ni siquiera de extraños porque en la iglesia católica de nuestra ciudad se hacen las bodas en horarios especiales y no en la única misa del fin de semana (a las 10 am los domingos). La ceremonia civil fue en un barco, y se acostumbra invitar a un círculo muy íntimo. Comúnmente la parte civil se realiza en el registro civil de la ciudad. 
Lugar. La fiesta fue en un salón de un pequeño hotel de un pueblo cercano al pueblo del novio. Y si digo pueblo, realmente lo es! Normalmente las fiestas se hacen en salones de restaurantes, hoteles incluso en castillos o museos. Desconozco si existen salones sólo para fiestas, talvez en las grandes ciudades, pero hasta ahora no he conocido ninguno. El salón de esta boda era rústico pero moderno, elegante y decorado de forma muy sencilla.
Horario. La fiesta empezó a las 3 de las tarde con un programa dirigido por un maestro de ceremonias que nos iba diciendo lo que seguía. Primero, los invitados esperamos a la pareja en el estacionamiento del lugar. Al llegar los novios, se hizo la tradición de comer pan duro con sal (?), que ganó la novia. Luego se tomaron las fotos de grupo y a continuación pasamos al salón para el primer brindis con los novios. Habíamos dejado los regalos en unas mesas en el salón, y pensé que los novios luego abrirían los regalos en casa para descubrir de quién eran. Pero no, después del brindis, se nos invitó a entregar los regalos personalmente y felicitar a la pareja. Bonito detalle!
Menú. A las 4 se presentó el pastel de boda y se sirvió a los invitados. En un salón aparte había buffet de pasteles que no conté, pero que pasaban de 10 diferentes sabores, colores y formas.
A las 7 de la noche se sirvió la tradicional “Hochzeitssuppe”, que es la sopa de boda con bolitas de carne, cuadritos de huevo cocido y espárragos. Luego se nos invitó a servirnos del buffet caliente/frío, que contaba con 3 platos principales (salmón, pollo y puerco) y con diversas ensaladas y guarniciones.
El buffet frío se quedó hasta medianoche, al igual que los pasteles y postres.

Lista de invitados en la mesa y menú
Sopa de boda

Música. A cargo de un DJ, hubo música variada toda la noche. Los invitados podían pedir canciones y se tocaban inmediatamente. La pareja bailó el vals inicial y después fueron pocas las parejas que bailaban juntas. La mayor parte de la noche la pista fue ocupada por la novia y sus amigas que bailaban en círculo. De música latina, NADA!

Regalo. Se acostumbra regalar dinero a los recién casados, pero no en un sobre común y corriente, sino que se hacen verdaderas obras de arte para presentar el dinero o se coloca en un sobre pero acompañado de plantas, artículos de decoración o manualidades.

Similitudes entre bodas en Monterrey y Alemania:

tirar el ramo. La novia tira el ramo y al igual que en México, la tradición dice que quien lo gana es la próxima a casarse. No se avienta liga.
bailar el vals. Los novios eligieron una canción romántica en inglés: “All of me” de John Legend.
cámaras desechables. Desconozco si todavía se acostumbra en Monterrey, pero hace muchos años si conocí esta costumbre que consiste en colocar cámaras desechables en las mesas de los invitados. Fue curioso volver a usar ese tipo de cámaras, y las niñas no podían creer que no se podían ver o borrar fotos como en las cámaras digitales 🙂

vestido blanco. Mi otra cuñada no usó vestido blanco en su boda y pensé que no se usaba cuando no había ceremonia religiosa, pero para mi sorpresa parece que sí. En esta boda no se casaron por ninguna iglesia, y de todas formas la novia usó un vestido blanco, largo y esponjado. Mis hijas maravilladas con la novia y su vestido 🙂

Diferencias:
Juegos. Y no me refiero a la víbora de la mar, sino a juegos donde los novios participan activamente. En esta ocasión hubo varios:
     – Buscar dinero en una caja llena de arena.

     – Test para ver qué bien se conocen. Los novios se sentaron de espalda con un zapato diferente en cada mano, una con el zapato de la novia y otra con el zapato del novio. A cada pregunta tenían que levantar el zapato correspondiente a la persona. Por ejemplo “Quién cocina mejor?”,”Quién dió el primer paso?”, “Quién es más desordenado?”, etc. Fue muy divertido ver cuando no coincidían las respuestas. Pero de 25 preguntas, acertaron en 18 🙂

    – Recuerdos de la infancia. Con unas mantas, simularon a los novios como bebés, donde las manos eran de otra persona colocada detrás de ellos. Tuvieron que comer yogurt, tomar en biberón, ponerse calcetines, etc. También muy divertido!

    Estos juegos los organizan normalmente los amigos o familiares de la pareja. Y dependen mucho de la creatividad de cada quien. El mejor amigo de la pareja imprimió un libro con recetas, consejos, y suferencias de viajes para la pareja que recopiló de los invitados semanas antes de la boda. También me pareció un lindo detalle!
 

Pastel. Nada de pastel de niveles, sino un pastel con las frutas de la estación. Tres corazones, uno cubierto de fresas, otro de marzipán y otro más de frambuesas. Lo curioso fue que se anunció el desfile y los novios pasearon por el salón con una mesita rodante con el pastel y se colocaron en el medio de la pista. Ahí sirvieron a tooooodos los invitados que hicieron fila con su platito para ser servidos por los novios. En México también los novios parten el pastel, pero hasta donde yo recuerdo sólo para la foto y no sirven a todos los invitados, o sí?

Número de invitados. Las bodas multitudinarias son típicas de los turcos o polacos que viven en Alemania. Las bodas alemanas no suelen contar con cientos de invitados. En este caso hubo 80 invitados, de los cuales 6 eran niños (4 sobrin@s) y eso para muchos alemanes es multitud. Lo bonito de esta boda es que más de la mitad de los invitados eran amigos de los novios, y se armó muy buen ambiente.
 

acomodo de mesas e invitados. Cómo no eran tantos invitados, se colocaron listas en cada mesa con las personas que debían sentarse en cada una. En un lado del salón se sentaron los novios en una mesa alargada con sus respectivos papás. Nosotros compartimos mesa con las hermanas del novio y sus familias.

albúm. Sé que en México también hay albúm de boda, pero aquí es un poco diferente. Me recuerda a los “chismografos” de la secundaria. Cada invitado tiene un par de hojas en el albúm a completar: un espacio para dibujar, y preguntas como “Qué nombres sugieres para su primer hijo?”, “Cómo describes a los novios?”, etc.

regalitos a niños. Al llegar a nuestra mesa, nos sorprendimos al encontrar unos regalitos para las niñas. Eran libros y otros detallitos que los novios habían preparado para cada niño invitado. Luego nos trajeron colores y toda la noche los niños estuvieron ocupados con sus libritos. A los invitados adultos se nos colocó un saquito perfumado en forma de corazón y la nota “Gracias por acompañarnos”.

Regalitos para los invitados

Como en cada boda en todo el mundo, ésta estuvo llena de detalles y tradiciones que la hicieron única. Hay muchas otras tradiciones alemanas como la “Polterabend” que se celebra la noche anterior a la boda y donde se quiebra un montón de porcelana, o las despedidas de solter@ que también difieren mucho de las mexicanas, pero no las conozco a detalle. Aquí solo menciono lo que me llamó la atención y que no significa que todas las bodas alemanas incluyan las mismas costumbres o tradiciones.

Fue una boda bellísima que disfrutamos mucho como familia porque todos bailamos hasta la medianoche. Después de dejar a las niñas en la habitación, Tom y yo seguimos bailando hasta casi el final de la fiesta. Al día siguiente, la mayor parte de los invitados desayunamos juntos en otro salón reservado por los papás del novio para seguir la fiesta! Ahí mismo por la noche hubo otra fiesta, más sencilla pero con igual o más ambiente que la noche anterior, donde se sirvió “gulasch”, hubo DJ y asistieron otros amigos de la pareja que no fueron invitados la noche anterior. Las niñas (sobretodo Catalina) bailaron y bailaron hasta medianoche también!

Los novios se irán de luna de miel al caribe en Octubre y establecerán su nuevo hogar en Berlín, donde seguro serán muy felices porque forman una pareja espectacular que ya lleva 4 años de noviazgo y que se lleva de maravilla. Muchas felicidades y muuuuchos años de feliz matrimonio!

Recolectando fresas

Y ya que estoy escribiendo de experiencias únicas, aquí les cuento sobre otra un tanto diferente.

Mis papás vienen cada dos años a visitarnos y siempre busco actividades distintas para no volver a los lugares que ya conocen, y esta es la segunda vez que vienen en Junio por lo que las actividades varían mucho a las que normalmente hemos hecho en otoño, temporada en la que casi siempre han venido.

Para empezar, hemos comido espárragos frescos y hemos disfrutado de la naturaleza en plena primavera, casi verano. Para su sorpresa, han experimentado por primera vez el calorón de 30 grados en Alemania y las mañanas cálidas de 18 grados en las que no necesitan ponerse sweater para desayunar en la terraza.

Desde hace meses había apuntado en las cosas por hacer con ellos, el recolectar fresas. Y para nuestra buena suerte, tuvimos oportunidad de hacerlo antes de que partieran a su crucero por el mar Báltico.

Sin decirles a dónde íbamos, se pusieron zapatos deportivos y cargaron sus sombreros por si hacía mucho sol. En menos de 20 minutos llegamos a un campo enorme lleno de arbustos y sorprendidos, seguimos a una persona que nos indicó la hilera que nos tocaba “pizcar” 🙂

Como todo en Alemania, se organiza a los visitantes para que sigan un orden y marcan las hileras que ya están pizcadas con unos palitos a la altura de la hilera para que los siguientes le sigan hasta terminarla.

En menos de 15 minutos habíamos llenado una canasta de casi 5 kilos. Mientras recolectamos, podemos comer las que queramos, y pues había que probar! Una verdadera delicia, dulces y jugosas, unas fresas enormes y otras pequeñitas, pero todas deliciosas!

No hacía sol y nos salvamos de la lluvia. Hacía un poco de viento, pero con el trabajo ni lo sentimos. Misión cumplida! Los visitantes felices de la experiencia y con 5 kilos de fresas listos para disfrutarse! Desgraciadamente es una fruta delicada que dura pocos días, así que la mayor parte terminó en mi Thermomix y tenemos mermelada para regalar y disfrutar por lo menos hasta la próxima temporada.

Jueves Santo y la última cena "Séder de Pésaj"

El año pasado celebré la semana santa en México con mis papás y asistimos a casi todos los oficios del Triduo Pascual. Si mal no recuerdo,  el jueves fuimos un rato a la iglesia donde unos chicos ofrecieron un pequeño concierto. Este jueves santo me ha tocado vivirlo nuevamente en Alemania, y de una manera muy diferente y especial.

Con eso de que las niñas están preparándose para su primera comunión, estoy aprovechando para llevarlas a cuanto evento, retiro, o celebración se realiza en la iglesia. Para este jueves, dos de las coordinadoras organizaron una cena para conocer como fue la llamada “última cena” de Jesús. Nos inscribimos y llegamos puntuales al salón parroquial donde nos recibieron con una jarra de agua y una toalla a la entrada para lavarnos las manos (Urjatz/ Rojtzá).

Poco a poco fueron llegando otras familias y nos sentamos en las mesas que ya estaban puestas y ordenadas en medio círculo. Una de las coordinadoras (Renate) nos explicó que participaríamos en la llamada “Séder de Pésaj”, un importante ritual festivo judío celebrado en la primera noche de Pésaj, cuya celebración es explicada en el libro del Éxodo y que se lleva a cabo desde hace más de 4000 años para conmemorar la salida de los israelitas de Egipto.

Los elementos más importantes de dicha celebración son:

  • Maguid o Hagadá: el relato de la salida del pueblo de Israel de Egipto
  • Gafen: vino, en este caso jugo de uva
  • Kidushim: 4 copas de vino (4 brindis)
  • Keará o Plato del Séder: una bandeja con 6 alimentos-simbólicos.
    • Beitzá es un huevo cocido marrón. Simbólicamente, representa la dureza del corazón del Faraón.
    • Zeroa , un pedazo de carne asada como el primer alimento, en recuerdo del sacrificio de Pésaj (que también se asaba). Muchos acostumbraron colocar una pata de pollo, es decir un “brazo”, para recordar que Dios nos saco de Egipto con brazo tendido. Este no lo comimos.
    • Maror son hierbas amargas que simboliza la amarga esclavitud en Egipto. Nos sirvieron “meerrettich” que es una crema de rábano picante.
    • Jaroset es una mezcla dulce de manzana, nueces picadas, miel, canela y un poquito de vino rosado. Esta mezcla marrón y pastosa símbiza el barro que los antepasados usaron para construir ladrillos en la tierra de Egipto.
    • Karpás es apio (puede ser perejil, papa), símbolo de vida. luego es sumergida en agua salada, un símbolo de lágrimas, y se come para que se recuerde que la vida de nuestros antepasados fue “sumergida” en lágrimas. En nuestro caso, sirvieron berros y perejil.
    • Jazeret es lechuga amarga que tampoco comimos.
  • Afikoman
  • Urjatz: lavados de manos
  • Shulján Orej: el banquete en sí
  • Birkat Hamazón (Bendición final)

La celebración tradicional consta de 18 partes, las cuales explico a continuación tal y como las hicimos y que son un poco diferentes a las que menciona Wikipedia:

1. Bienvenida- con un canto

2. Explicación de cómo se prepara la casa y la mesa para la celebración. Nos explicaron que los judíos utilizan una vajilla especial para este día.
3. Encendido de velas y canto.

4. Brindis de “santificación”. En cada brindis debe tomarse todo el vaso de vino/jugo de uva.
5.  Karpás, comimos hierbas verdes (berro y perejil) remojadas en agua salada.
6.  Matzá, presentar pan sin levadura y partirlo (Iajatz). Normalmente se ponen 3 panes en servilletas que representan a Abraham, Isaac y Jacob, el del medio se parte por la mitad y una mitad se guarda para el final de la cena.

7.  Maguid, relato de la historia de Pésaj, sobre la liberación del pueblo de Israel
8.  Brindis de “liberación”
9.  Maror, comimos hierba amarga (rábano amargo) con matzá.

10. Bendición del pan.
11. Comer “Jaroset”, el puré de manzana con canela.

12. Comer “Beitzá”, el huevo cocido.
13. Afikomen, se reparte la mitad del pan que se había guardado al principio. Normalmente en esta parte se sirve la cena, cosa que nosotros hicimos hasta el final del ritual(punto #17).
14. Brindis de “salvación”
15. Shulján Orej, preparación de la mesa y canto. Se abre la puerta del salón para que entre Elías a quien se le tiene puesto un lugar en la mesa.
16. Clausura del “Séder”
       Brindis de la “aceptación”
       Halel, se recitan las alabanzas del Halel
17. Cena – no comimos cordero como lo indica la tradición, sino carne de pollo y ternero.
18. Canto final.

Fue una cena larga (casi dos horas) e interesante,  llena de simbolismos y elementos desconocidos para mí. Lo único que conocía era lo que vemos y recitamos normalmente en la misa,  el sacerdote se lava las manos, parte el pan (la comunión) y lo reparte. Además de que el padre toma el vino y en algunas ocasiones también lo reparte con los asistentes.

Recordar lo que hizo Jesús en un día como hoy hace casi 2000 años fue muy conmovedor. Los judíos lo siguen haciendo porque ellos esperan aún al Mesías y nosotros representamos un pedacito en cada misa. Les comparto todo a detalle para que al menos por medio de este escrito conozcan en que consistió la “última cena” de Jesús, pocas horas antes de empezar su agonía.

Mañana asistiremos al Via Crucis y si es algo que valga la pena explicar y escribir, se los compartiré por aquí. De todas formas les deseo unas felices pascuas y que aprovechen estos días de reflexión y fiesta para pasarlos con la familia.

Cantores de la Estrella de Belén – Sternsinger

Tanto en España como en Latinoamérica es conocido el Día de Reyes que se celebra el 6 de Enero. En España, los niños reciben regalos que se supone traen Melchor, Gaspar y Baltazar así como en otros hogares los lleva Papá Noel el 24 de diciembre. En México, es común comer la “Rosca de Reyes”, un pan dulce en forma de corona que trae escondido un muñequito (Niño Jesús) dentro.

En Latinoamérica supongo habrá otras tantas tradiciones relacionadas a estos 3 personajes que hace más de 2000 años visitaron al Niño Jesús y le llevaron regalos como oro, incienso y mirra. En Alemania también existe una tradición para estas fechas y en ella participan niños que reciben el nombre de “Sternsinger” o cantores de la Estrella de Belén.

Poster oficial 2013

Personalmente conocí la tradición el año pasado cuando 3 niños visitaron nuestro hogar y escribieron en la puerta la bendición correspondiente. Sobre esa vivencia escribí en este blog sin saber que este año mis propias hijas harían lo mismo en muchas otras casas de Stade.

Una vecina me preguntó si las niñas podrían participar y aún sin preguntarles le contesté que sí. Averigué un poco más al respecto y así encontré la página oficial de la organización llamada “Sternsinger” que abarca más de 100 proyectos en todo el mundo y que cada año recolecta fondos por medio de los cantores de la Estrella de Belén.

Aquí les escribo lo que como madre de dos cantoras viví durante una semana y que sucedió mas o menos en cada comunidad católica o evangélica de Alemania y de algunos otros países europeos:

El 27 de diciembre, las niñas asistieron a una reunión en la iglesia donde elaboraron sus coronas, les dieron un vestido y una capa y les mostraron un video sobre la organización “Sternsinger” y Tanzania. Además, ensayaron las canciones y recibieron los textos a memorizar para las visitas a las casas.

Misa de bendición

El 1 de Enero se llevó a cabo la ceremonia de bendición de los niños cantores. En el caso de Stade, fue en la iglesia católica pero la ceremonia fue ecuménica y precedida por el párroco y la Pastora de la iglesia evangélica. Como toda ceremonia ecuménica hubo lecturas, cantos y oraciones. Leyeron el pasaje de cuando Jesús sanó a un paralítico en Cafarnaún y la Pastora tomó la palabra para contar la historia de Sharifa, la niña del poster oficial de este año.

Sharifa, una niña que vive en Tanzania fue atropellada al perseguir una pelota y se rompió una pierna. Al no contar con clínica en su comunidad, fue cargada por amigos y vecinos hasta la carretera donde justo pasaba un autobús lleno de gente. No había lugar para Sharifa, pero al saber su grave condición algunos pasajeros decidieron bajar para darle lugar a la chiquilla. Finalmente Sharifa llegó a una clínica donde pudo ser atendida y como se puede ver en el poster, su pierna fue sanada.

Este año, la colecta de los “Sternsinger” será destinada a Tanzania donde faltan medicamentos y clínicas. Y la pastora comparó a los cantores de la estrella de Belén con esos amigos del paralítico que hicieron lo imposible para acercarlo a Jesús y atraer su atención. Estos niños de Alemania llevarán esperanza, el mensaje de Jesús y los medios necesarios a los niños de Tanzania. Y cómo?

Pues visitando hogares que solicitaron la visita de los cantores. Se organizaron a los niños en grupos de 4: Melchor, Gaspar, Baltazar y el cargador de la Estrella, se elaboraron tours de visitas y se les asignó un chofer. Y del 2 al 5 de enero por las tardes se llevaron a cabo las visitas que siguen el siguiente ritual:
– Tocan a la puerta
– Cantan la canción de entrada “Gloria”
– Cada niño dice una parte del texto que habla sobre el nacimiento de Jesús, la estrella y los Reyes Magos
– Escriben la bendición en la puerta o pegan una etiqueta con la bendición : 20 * C+M+B * 13
„Christus mansionem benedicat“ (= „Cristo, bendice esta casa“)
– Recogen el donativo en una alcancía
– Cantan la canción de despedida
Normalmente, la gente les da dulces o galletas a los niños.

A nuestra casa vinieron el 5 de Enero y me emocioné mucho al ver a Victoria escribir la bendición a la entrada de nuestro hogar. Fue una muy linda experiencia y espero en los próximos años quieran volver a participar.

Ceremonia de clausura

Finalmente, ayer 6 de Enero se llevó a cabo la ceremonia de clausura. Esta vez en la iglesia evangélica pero nuevamente ecuménica con la presencia del párroco católico. Entregaron sus coronas y se les agradeció su participación en esta actividad que reunió la cantidad de 7,000 euros en Stade! Según Wiki el año pasado se reunieron 42 millones de Euros en todo Alemania para Nicaragua.
El pastor en esta ocasión hizo mención de la visita de los cantores a Angela Merkel que los llamó “Reyes de Misericordia” 🙂 Aquí en Stade también visitaron al alcalde de la ciudad uno de los días.

Y así terminó la semana de Reyes para nosotros. Felices de haber participado y con la esperanza de que algún día todos los niños del mundo tengan derecho a la atención médica adecuada y cuenten con los medios para ser atendidos. Nosotros hemos puesto nuestro granito de arena de esta manera 🙂

Un juego, dos variantes

En la época navideña no faltan las reuniones de amigos, colegas o vecinos. En algunas habrá kareoke, una buena cena y una linda convivencia. En otras habrá intercambio de regalos, se pedirá posada o se quebrará una piñata. Y en otras se organizarán juegos o dinámicas para pasar un rato agradable y divertirse de lo lindo.
Ahora les compartiré un juego que conocí en México pero que también en Alemania se juega y es muy popular en las reuniones navideñas. Tienen algunas leves diferencias, pero el sentido y propósito del juego es el mismo.

En Alemania se llama “Schrottwichteln“, que es algo así como intercambio de regalos chatarra. La idea es que cada asistente a la reunión traiga un regalo envuelto de forma linda y vistosa para disimular lo que tiene el paquete. Qué tipo de regalo? Ahí esta lo divertido del asunto, se trata de algo nuevo o usado, que tengamos en casa pero que ya no usemos o que nos hayan regalado y nunca nos gustó. También puede ser algo divertido, exótico o atrevido. La idea es no gastar y reciclar algo que esté guardado en casa y sin usar.

1era Parte del juego. Repartición de regalos.

Cada asistente coloca su regalo en una mesa junto con todos los demás. Los participantes se sientan en círculo y con un par de dados empiezan a repartir los regalos. Y aquí  empiezan las variantes, puede elegir un regalo del montón aquél que saque dos números iguales, la combinación de 6 (2-4, 3-3) o lo que el anfitrión proponga. Se van tomando los regalos hasta que ya no quede ninguno en la mesa y cada uno de los asistentes tenga uno en sus manos.

2da Parte del juego. Vueltas y vueltas.
En México esta parte la jugaba con los regalos aún envueltos, pero aquí en Alemania se abren tan pronto se eligen del montón y esta 2da parte se juega con los regalos sin envoltura. Cada variante tiene sus pros y sus contras, para mí es más divertido sin abrirlos.
Esta parte se juega con un sólo dado y las reglas pueden variar. Un ejemplo es:
si cae 2, todos los asistentes entregan su regalo a la persona que está a su derecha
si cae 3, todos los asistentes entregan su regalo a la persona que está a su izquierda
si cae 4, todos los asistentes entregan su regalo a la persona que está enfrente
si cae 6, la persona puede intercambiar su regalo con quién ella desee

Y así se van tirando los dados y los regalos van y vienen hasta que se cumpla determinado período de tiempo o determinado número de vueltas. En México, se abrían los regalos al final y era muy divertido ver lo que contenían aquéllos regalos que todos deseaban tener, porque normalmente las cajas mas grandes o vistosas contienen los regalos más insignificantes e inservibles.

El sábado pasado lo jugamos en una reunión de amigas latinas y nos divertimos muchísimo. Es una buena idea para pasar el rato sin gastar mucho y dónde las cosas que no necesitamos en casa pueden encontrar un nuevo dueño.

Tradiciones de aquí y de allá…

Acaban de pasar 3 días muy simbólicos y llenos de tradiciones…. El 31 de Octubre con su popular Halloween, el 1 de Noviembre y todos sus Santos y por último el 2 de Noviembre con sus difuntos.
Me parece curioso cómo ciertas personas critican algunas de las tradiciones de estos días mientras que otras adoptan o valoran nuevas.

A lo largo de la vida, he descubierto, conocido y seguido estas tradiciones de diferentes formas:

ANTES– En mi niñez y juventud en México.

Nací y crecí en el norte de México, donde muchas de las tradiciones se copiaban o imitaban de nuestro vecino del norte: los Estados Unidos. Fue así como cada 31 de Octubre mi madre me disfrazaba y junto con otros niños pedía dulces de casa en casa. Estaba en una escuela privada bilingüe que seguía todas las tradiciones estadounidenses como el “Thanksgiving” y el “Halloween”.
Nunca le vi nada de malo y recuerdo que mi calabaza de plástico que por cierto era grandísima, cada día de Brujas reventaba de dulces y caramelos.
Por otro lado, nunca vi un altar de muertos, ni en casa de familiares, ni en la escuela y si lo llegué a ver por televisión, no lo recuerdo. El día 2 de Noviembre solamente acostumbrábamos llevar flores al cementerio, donde descansaban los restos de algunos familiares.

Con el tiempo, ya no salía a pedir dulces a las casas pero seguía asistiendo a fiestas de disfraces en casas de amigos o incluso organizaba alguna en la casa. Recuerdo que en los últimos años que viví en México ya no iban tantos niños a pedir su “Halloween” y en las escuelas insistían que esa tradición no era mexicana por lo que no era bueno seguirla.

AHORA–  Como madre mexicana en Alemania.

Curiosamente vine a conocer las tradiciones mexicanas del Día de Muertos en Alemania! En un museo etnológico de Hamburgo, desde hace 20 años el círculo Mexicano Alemán pone cada noviembre un Altar de Muertos. Y justo hace 6 o 7 años lo visité por primera vez y aprendí el significado de muchos de sus elementos, conocí la flor de cempásuchitl y a un grupo de danza que hacía la velación toda la noche.

Por otro lado, en mis primeros años en Alemania el Halloween pasó un poco desapercibido y asistí a un par de fiestas de disfraces con amigas latinoamericanas. No era muy común eso de pedir dulces en las casas, pero año con año la tradición se ha ido fortaleciendo y venden mas disfraces en las tiendas y mas niños salen a las calles a pedir golosinas.
Al igual que en México, han empezado a generarse críticas sobre el valor de esta tradición no-alemana y critican el consumismo que el Halloween produce en la sociedad.

De pequeña siempre me divertí pidiendo dulces de casa en casa y ahora mis hijas lo hacen de igual manera. Este año se disfrazaron de brujitas y se reunieron con unas amiguitas para jugar y cenar antes de salir en grupo a “pedir Halloween”.

Mis brujitas

Me entristece escuchar que incluso algunas personas lastimaron a niños que iban a sus casas y que no vean lo inocente y divertido de esta tradición.

Culpan a esta tradición, sea en México o en Alemania de que las tradiciones del Día de Muertos (2-nov México) o de la Reformación (31-oct Alemania) hayan perdido fuerza. Sinceramente creo que nosotros como padres, maestros o educadores tenemos más culpa que el propio Halloween de este hecho.
Tanto las escuelas como las Iglesias hacen poco para informar o alentar a la sociedad sobre el significado de dichas tradiciones. Y lo mismo pasa con la Pascua y la Navidad que la gente relaciona con conejos y chocolates o regalos y Santa Claus sin saber el origen de ambas festividades. El consumismo, la mercadotecnia y los medios hacen su trabajo para que la gente “aprenda” lo que les conviene pero y las Iglesias? O las escuelas y los padres de familia?

Es nuestra labor inculcar esas tradiciones a nuestros hijos, sobretodo las religiosas y que no son tan “vistosas”.  Enseñarles su significado y seguirlas año con año, sin menospreciar aquellas que talvez sean más conocidas.

Pan de Muerto

En nuestro hogar ponemos huevos y conejos en Pascua, pero también asistimos al Vía Crucis y a misa el Domingo de Resurreccion. Lo mismo sucede en Navidad. En estos últimos días pusimos calabazas y las niñas se disfrazaron de brujas, pero también visitamos el Altar de Día de Muertos en Hamburgo, recordamos a nuestros difuntos en su día y preparé 2 piezas de Pan de Muerto para llevarlo al desayuno internacional al que asisto cada mes y para que lo conozcan mis alumnos de la clase de español.

Es difícil combinar tradiciones paganas o ajenas con las religiosas o propias más no imposible. Y como ejemplo me gusta mencionar a una amiga musulmana que al vivir en Alemania ha sabido incluir la Navidad en sus tradiciones porque sus hijos se sentían fuera de sintonía con sus amiguitos. No han dejado sus tradiciones musulmanas ni mucho menos han dejado de serlo pero intercambian pequeños regalos en Navidad y conocen la historia del nacimiento de Jesús.

Ojalá cada familia pudiera combinar sus creencias con las tradiciones de forma que las nuevas generaciones conocieran el gran abanico de opciones que hay, adoptaran las correspondientes y respetaran las demás. Eso si, conociendo el origen y valorando lo bueno de aquellas más importantes para cada quién.

Y nuevamente que Viva el Multi-Culti!

A %d blogueros les gusta esto: