El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Naturaleza"

Un invierno sin nieve

El año pasado (2013) estuvo lleno de récords en el tema del clima alemán. En aquel entonces iba a escribir una entrada sobre ellos, pero luego volvía a oír de otro récord y finalmente se me pasó el año y no  escribí nada al respecto.

2013 tuvo los siguientes récords:
– El invierno más oscuro… En Hamburgo se contaron sólo 83 horas de sol de Diciembre a Febrero!
– El marzo más frío… Con las temperaturas más bajas en los últimos 120 años
– El mayo más lluvioso… Llovió 3 veces más de lo normal
– El julio más seco… El más desde que miden el clima
– Y en octubre y diciembre hubo dos tormentas históricas (Christian y Xaver) que arrasaron con ciudades enteras y causaron la muerte a varias personas.

Así o más loco? Y desgraciadamente no sólo el clima esta loco en Alemania sino en todo el mundo! Definitivamente nos estamos acabando el mundo y no dudo que el fin del mundo esté cerca, no con un asteroide o meteorito, sino a causa del mal uso de la naturaleza 😦

En fin, parece que este año empieza a acumular sus propios récords y ya tenemos el primero: un invierno que pareció más otoño o primavera con temperaturas hasta de 20 grados en el sur de Alemania y con tan poquita nieve que los trineos y patines de hielo se quedaron guardados.

Yo no me quejo mucho porque el invierno no es mi estación favorita. Yo feliz de no tenerme que arropar tanto y de no tener que quitar la nieve de la entrada. Pero estoy consciente que para los animales y las plantas, esto parece una mala broma.

Pasado mañana se termina oficialmente el “invierno” y aunque todavía podría nevar en Abril, no se comparará con algunos de mis peores inviernos aquí. Puedo sobrevivir con un par de centímetros de nieve más y otro par de días con tempertuas bajo cero.

Los jardines y las calles ya están llenas de “Osterglocken” (campanas de Pascua)

o narcisos amarillos, una de mis flores favoritas en esta temporada. Hay también blancos y sólo duran una o dos semanas en el paisaje.

Nuestro jardín tambien se ha pintado de colores con las primeras flores de la primavera: Schneeglöckchen (campanitas de nieve) y
Krokusse.

Así que a darle la bienvenida oficial a una de mis estaciones favoritas: la primavera! Que en Alemania es sinónimo de esperanza, de renacer y de florecer! Los árboles que no tienen ni una sóla hoja en una semana estarán llenos de brotes y flores! Los tulipanes compenzarán a salir en cada rincón y miles de flores decorarán patios y jardines!

Viva la primavera!!!

Anuncios

Cenotes sagrados

De acuerdo a Wikipedia, un cenote (del maya ts’ono’ot: caverna con agua) es una dolina inundada de origen kárstico que se encuentra en algunas cavernas profundas, como consecuencia de haberse derrumbado el techo de una o varias cuevas. Ahí se juntan las aguas subterráneas, formando un estanque más o menos profundo. Existen varios tipos de cenotes: a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos o en gruta.

Siempre había oído hablar de ellos y leído acerca de historias relacionadas a estas creaciones de la naturaleza. Obviamente había escuchado de las doncellas sacrificadas en los cenotes y los muchos tesoros encontrados. Recientemente aprendí que no todas esas historias son ciertas, sino más bien cuentos o leyendas.

En nuestro reciente viaje a la península de Yucatán nos tocó conocer cuatro cenotes, dos abiertos, uno semiabierto y otro subterráneo. Cada experiencia es única y no me queda más que recomendar a aquellos que puedan, visitarlos y nadar en ellos.

A continuación les cuento mi encuentro de forma cronólogica con cada uno de estos pedazos de paraíso.

– Cenote del Hotel Sandos. El primer cenote que conocimos estaba en el hotel Sandos Caracol en Playa del Carmen, donde pernoctamos tres noches. No es muy grande y es abierto, aunque con mucha vegetación alrededor lo que hace pensar que es un poco cerrado. El primer día que lo conocimos, nos pusimos nuestros chalecos salvavidas, pero el agua estaba tan fría que a última hora me arrepentí y entregué el chaleco. Mis hijas, mi marido y mis papás si entraron y nadaron un rato. Tanto les gustó a mi hija menor y a mi marido que quisieron nadar al día siguiente otra vez. Nuevamente yo huí del agua fría 🙂

Cenote del Hotel Sandos

– Cenote Zací (significa gavilán blanco)- Este cenote es semiabierto y se encuentra en el centro de la ciudad de Valladolid. La entrada cuesta 20 pesos por adulto  y el acceso al cenote es por un túnel o gruta. Este cuerpo de agua tiene 45 metros de diámetro y una profundidad de 80 metros aproximadamente. Cerca de 40 metros de altura desde la boca al espejo de agua y en la entrada hay una escalera labrada en la roca con barandal que circunda al cenote. Se observan formaciones de estalactitas y estalagmitas que cuelgan del techo rocoso natural que cubre poco más de la tercera parte del cenote.
Llegamos a media tarde y un grupo de italianos que estaban dentro se fueron a los 15 minutos de haber llegado nosotros. Esta vez si me metí y disfruté de nadar entre peces de diferentes tamaños y colores. El agua es tan cristalina que te alcanzas a ver los pies sin problema. Aquí no contábamos con chalecos salvavidas, así que no nos retiramos mucho de las cuerdas que están dentro para no cansarnos de más.
El agua también estaba muy fría pero duramos un buen rato nadando solos en el cenote. Una experiencia maravillosa!

Cenote Zací

– Cenote Azul- Buscando en internet información sobre este cenote, me encontré mucho de otro llamado igual pero en el área de Bacalar. Este cenote azul no es tan grande ni tan popular queda en la carretera entre Playa del Carmen y Tulum y está pasando el cenote “cristalino” y el cenote “el edén”. Es un cenote abierto, situado en la selva poco espesa con más aire libre y luz del sol, lo que hace que se desarrollen más algas, dándole diferentes tonalidades al agua.
La entrada cuesta 70 pesos a los adultos y la renta de los chalecos 30. Esta vez rentamos chalecos para las niñas para que nadaran con más libertad, cosa que también nos dejo mas tiempo de nadar a los adultos. A este cenote nos acompañaron mis papás y fue una experiencia inolvidable. También había peces de todos colores, tortugas y patos. Cuenta con algunas cuevas y al llegar no había nadie, por lo que lo disfrutamos un buen rato nosotros solitos.

Cenote Azul

– Cenote X’keken (significa cerdo)- Este cenote lo visitamos en nuestro último día de vacaciones, camino al aeropuerto ya que se encuentra en la carretera Mérida-Cancún, casi al llegar a Valladolid. Nos lo habían recomendado mucho y fue muy buena idea visitarlo. Es un cenote cerrado y se pueden observar formaciones de estalactitas, y sus aguas de color turquesa son iluminadas por la luz natural que entran a través de un hueco en la parte central de la bóveda.
Pagamos 120 pesos por los cuatro, no recuerdo el precio exacto por persona pero sí sé que los extranjeros pagan más que los mexicanos. Aquí si había muchísima gente y como traíamos nuestros documentos (pasaportes, boletos, etc) sólo se metieron las niñas y Tom, mientras que yo cuidaba nuestra mochila. Antes de irnos, metí un poco los pies mientras que admiraba la belleza del lugar.

Cenote X´keken

Cuatro cenotes muy distintos pero con un común denominador: naturaleza hermosa! Todos con aguas profundas y heladas, transparentes y llenas de peces. Todos dignos de visitarse una y otra vez! En Yucatán hay mas de 6000 cenotes así que definitivamente es algo que debe conocerse en esta parte del planeta. Nuestras experiencias fueron maravillosas y se quedarán grabadas en nuestros corazones por siempre!

Xcaret, paraíso mexicano

Hace muchos años conocí Xcaret, pero no me pregunten detalles porque no me acuerdo de mucho. Sólo sé que estaba en la Riviera Maya, que se podía nadar con delfines y recorrer ríos subterráneos. Así que para recordarlo bien decidimos visitarlo en nuestro viaje a la Península de Yucatán este verano.

Hoy en día, no sólo existe Xcaret, sino muchos otros parques con diferentes temas a lo largo de la Riviera Maya. Está por ejemplo Xplor que es más para aventureros que les gusta andar entre tirolesas, canoas y hacer deportes extremos. O Xel-ha, que es como un acuario gigante y natural donde se puede bucear y hacer snorkel. Además hay muchos delfinarios, parques con cenotes y tirolesas, y otros lugares con atracciones a lo largo de la carretera entre Cancún y Tulum.

Nos decidimos por Xcaret por las niñas, pues todavía son pequeñas y no disfrutarían de las tirolesas ni del buceo. El precio ronda los 80 dólares por adulto y la mitad para niños, así que es como ir a Disneylandia y se recomienda ir todo el día para que costee.
Mucha gente me había recomendado ver el show de noche y dado que el calor y las caminatas en el parque cansarían a las niñas, decidimos entrar al parque por la tarde (un poco mas barato) para que las niñas rindieran para el show que comenzaba a las 7 de la noche.

Por casualidad o destino, la fecha coincidió con mi cumpleaños #40 y mis papás nos acompañaron. Ya estando ahí y viendo el mapa del parque y la promoción de pagar el 2do día a la mitad de precio, decidimos comprar el boleto para dos días. Y nuevamente por casualidad o destino, nuestra 2da visita coincidió con el cumpleaños #7 de Catalina.

Así que ambos cumpleaños los pasamos en un lugar paradisiaco, muy mexicano, lleno de color, vegetación, animales, playa, arena y sol! Fue mucho mejor de lo que esperaba y lo recomiendo ampliamente, no sólo para los turistas extranjeros sino también para los mexicanos.

Xcaret es un parque temático de 80 hectáreas, así que la idea de visitarlo en dos días no fue nada mala, porque en un día no se acanza a ver/hacer todo. Qué hay en el parque? Pues muchísimas cosas, como por ejemplo:
– Animales: Flamingos, tortugas marinas, guacamayas, jaguares, tapires, manatíes, murciélagos, venados, cocodrilos, mantarayas, monos araña,
– Mariposario, el primero en México.
– Acuario de arrecifes de coral que exhibe la biodiversidad de los jardines multicolores submarinos del Caribe mexicano.
– Ruinas ya que fue un importante asentamiento poblacional maya.
– Delfines, con los cuales se puede nadar pagando extra. Lo mismo con mantarrayas y tiburones.
–  Ríos Subterráneos, donde se puede nadar a lo largo y ancho del parque.
– Restaurantes, algunos de ellos con buffet y otros a la carta. La mayoría con comida mexicana.
– Playas y albercas naturales.
– Criadero de fauna regional
– Torre escénica giratoria
– Granja de hongos comestibles
– Museo viviente de orquídeas y bromelias
– Cava “Vino de México”
– Spa- con masajes y temascal.
– Tour de snorkel – con costo extra.

Pero lo que más me gustó es que una de las actividades principales del parque es la promoción de la riqueza cultural de México, por lo que a lo largo del día se presentan diversos espectáculos como:
– Los voladores de Papapntla, que lo presentan 3 o 4 veces al día.
– Escaramuza
– Bailables folclóricos
–  Rituales mayas
– y el show de la noche llamado “México espectacular” que es simplemente maravilloso!  El show esta dividido en dos partes, la primera es un recorrido por la historia de México y la segunda muestra lo más destacado del folclore mexicano. El show cuenta con más de 300 artistas en escena y dura casi dos horas.

Además por todo el parque hay rincones muy mexicanos como capillas, iglesias, un cementerio, la virgen de Guadalupe entre magueyes, una hacienda henequenera,  un pueblito maya, un taller de chocolate y café, y un vitral que muestra la diversidad de flora y fauna de México.

En dos días prácticamente vimos todo, aunque no hicimos todas las actividades por falta de tiempo o presupuesto. No nadamos con delfines ni en los ríos subterráneos, pero de ahí en fuera asistimos a casi todos los shows, nos bañamos en la playa, comimos delicioso y recorrimos todo el parque.

Fuera del desmayo de Victoria que conté en una entrada pasada, ambos días en Xcaret fueron perfectos! Y aunque me parece cara la entrada (considerando el nivel socio-económico del mexicano promedio) me reconforta pensar que parte de ese dinero se destina a la conservación de especies en extinción como la tortuga marina. 

El parque está al nivel de cualquier otro parque temático en el mundo. Está limpio, el servicio es de primera y te deja enamorado de México. Lo único que no me gustó es que no permite la entrada de alimentos ni bebidas, lo cual te obliga a consumir mucho en el parque, donde los precios son extremadamente altos. En la comida y los souvenirs lo justifico, pero no en botellas de agua y snacks. Será que ya me acostumbré a Alemania, donde en cualquier parque te permiten entrar con tu mochila o hielera sin ningún problema.

Si algún día visitas la Península de Yucatán, no dejes de visitar este hermoso paraíso mexicano, no te arrepentirás! Te lo aseguro! Y si eres un mexicano o mexicana viviendo en el extranjero como yo, no olvides los pañuelos porque en más de una ocasión te emocionarás hasta las lágrimas 🙂 Viva México, si señor!

Pobre = Sucio y Descuidado?

Decía mi bisabuela que ser pobre no significaba ser sucio, y que hasta los calzones había que traer limpios por si algûn día te accidentabas en la calle. Y en parte creo que este dicho se respeta y el mexicano es generalmente aseado y limpio en su persona. Aún en mis tiempos de misionera, recuerdo a los niños llegar al catecismo bien bañaditos y peinados.


Pero que pasa con el ambiente donde viven esos pobres? Con sus casas y calles? Con las escuelas y plazas de barrios o pueblos de escasos recursos?
En nuestro reciente viaje a México lo que más desesperaba a mi marido era ver basura en las calles y el estado en el que se encontraban algunas casas en los pueblos o playas visitadas.


Y no me refiero al material con el que están hechas porque es lógico que no tengan suficiente para pagar mucho material o de buena calidad, pero no hay excusa para ver montañas de basura en los patios o calles. Y es basura de todo tipo, desde pañales, lámparas, ramas con todo y cocos secos, latas, muebles desbaratados y empaques de cualquier cosa.


Algunas playas (no tan turísticas) lucían botellas vacías, bolsas de plástico y vasos entre conchas y algas. Es culpa del gobierno que no asigna personal a recoger la basura o de quienes pasean por las playas y tiran la basura sin importar cuánto tiempo esa basura rodará con las olas que van y vienen?
 
En las calles y carreteras me hago la misma pregunta… Porqué tira la gente tanta cosa y no espera a encontrar un bote de basura al llegar a su destino? Porqué el aspecto de casas y viviendas tienen que dar lástima y ganas de cerrar los ojos cundo se pasea por ellas? Claro que este problema no es único de México y existe en otros muchos países en desarrollo como India o China, e incluso en países como Alemania se observa sobretodo este mismo panorama en barrios con gente de bajos recursos. Entonces, es cultural? Tiene que ver con el nivel socioeconómico de las personas?



Otra cosa que les llamó mucho la atención a mis hijas fue la cantidad de perros callejeros que nos encontrábamos en los pueblos, playas e incluso en Chichen Itza! Al pasar por pueblitos lo que saltaba a la vista eran los perros, de todos colores y tamaños que incluso se encontraban acostados en la calle principal y ni se inmutaban al ver un carro cerca… lentamente se quitaban del camino y al pasar el carro, volvían a su lugar. A las niñas les gustan mucho los animales y al verlos sueltos, querían acariciarlos sin saber que esos perros no tienen dueño y que viven en las calles perdidos y sin atención.

No sé como hagan en Alemania para evitar la proliferación de perros callejeros, pero parece que funciona porque aquí es difícil encontrar un animal doméstico en la calle sin collar o identificación.

Perros en el centro

En México me dio mucha pena ver este escenario en repetidas ocasiones… Ojalá la gente aprendiera a mantener su ambiente limpio y libre de tanta basura, pero al ver todos esos niños comiendo las presentaciones individuales de Sabritas o Gamesa y tirando los papeles por donde van, tengo pocas esperanzas de que esta situación mejore.


Alemania no es el país mas limpio del mundo pero si tienen mas conciencia respecto a la basura y las calles, carreteras, plazas y playas cuentan con más basureros y menos basura tirada. Definitivamente no extraño ese paisaje sucio de México y sueño con que algun día sus parques y carreteras luzcan como debieran estar siempre: limpias!

Primeros días de vacaciones… Hotel Sandos y Familia

En el post anterior escribí una breve reseña de lo visitado durante los 25 días que pasamos en la Península de Yucatán, pero como quiero recordar estas vacaciones hasta el máximo detalle, ahora escribiré un poco más en diversas entradas separadas por tema o lugar visitado.

Empiezo con la primer semana de vacaciones que como saben comenzó al día siguiente de la salida de la escuela de mis hijas, es decir el 27 de Junio del 2013. Volamos por primera vez con la aerolínea Condor que tiene vuelo directo de Frankfurt a Cancún mientras que la conexión Hamburgo-Frankfurt la volamos con Lufthansa. Los vuelos tuvieron algo de retraso, tuvimos que correr un poco en Frankfurt,  el servicio de Condor es regular y como ya lo conté antes nos perdieron una maleta que tardó 8 días en llegar a su destino. Pero bueno, llegamos sanos y salvos a Cancún ese mismo día por la tarde.

Mis papás que habían volado unas horas antes desde Monterrey nos esperaron en el aeropuerto para hacer el viaje juntos al hotel donde nos hospedaríamos. El hotel Sandos Caracol Eco Resort en Playa del Carmen había sido elegido por mi hermano unas semanas antes por su ubicación y facilidades para niños pequeñitos. Llegamos casi de noche, y ya nos esperaba mi hermano con su familia en el Lobby del hotel.

Hotel Sandos P.C.

Como muchos de los hoteles “All Inclusive” de la Riviera Maya, pueden imaginarse el tamaño del lugar. Con 1000 habitaciones y sólo Dios sabe cuántas hectáreas, es como vivir en un mundo aparte y lleno de maravillas naturales. Como su nombre lo indica, el hotel es ECO y además de muchos proyectos de reciclaje y ecología, cuenta con un cenote propio, muchos animales (guacamayas, tortugas, pavo reales, gatos, mapaches, venados, iguanas) que merodean el lugar, y muchísima vegetación.

Cenote

En pocas palabras: un paraíso! Eso sin contar con los múltiples restaurantes que ofrecen buffetes internacionales o menús de 4 tiempos a la carta, piscinas, playa privada, shows diferentes cada noche, parque techado para niños, y muchas actividades de ecoturismo.

Mis papás y mi hermano se hospedaron en dicho hotel 6 noches y nosotros sólo 3. El jueves recién llegados y después de cenar, pudimos ver algo del show maya por la noche. El viernes disfrutamos de la playa, la piscina y la comida. Nos recuperamos un poco del viaje y por la noche vimos el show de Disney que las niñas disfrutaron a medias, pues ya estaban muy cansadas.

El sábado conocimos el cenote, recorrimos parte de sus instalaciones naturales y decidimos no asistir al show (de Michael Jackson) para convivir al máximo con la familia ya que el domingo dejaríamos el hotel y aunque nos seguiríamos viendo, ya no estaríamos todo el día juntos.

Fueron unos días muy lindos, al principio había pensado que no era una buena idea empezar nuestras vacaciones con tanto lujo, sino que sería mejor haberlo dejado para el final, pero no estuvo nada mal. Esos días sirvieron para descansar, acoplarnos al horario y al calor, alimentarnos de más y disfrutar a la familia. Sólo faltó mi otro hermano que espero se apunte para la próxima! Fueron unos días inolvidables y ya les contaré en la próxima entrada lo que hicimos en los siguientes días aún con la familia pero hospedados en un apartamento de Playa del Carmen y sin tanto lujo 🙂

P.D. Viva la familia!

Vacaciones en la Península de Yucatán

25 días maravillosos en el sur de México se dicen fácil pero al ser tan intensos, se hicieron largos y placenteros.
Hicimos de todo un poco y pernoctamos en diversos lugares y ciudades.
Para empezar pasamos 3 noches en un hotel all-inclusive de 5 estrellas en Playa del Carmen donde también se hospedaron la familia de mi hermano menor y mis papás. Luego pasamos 2 semanas en un apartamento en la misma ciudad. Antes de llegar a Mérida dormimos una noche en un hotel sencillo cerca de Chichen Itza. En la blanca Mérida visitamos a unos tíos y otros días los pasamos en su casa de playa en Sisal.
De los bufetes a la cocineta, del restaurante 5 estrellas al puesto de la feria del pueblo, de la cafetería Toks al bar en la orilla de la playa. Probamos de todo y no nos enfermamos de nada. En el mar nos hartamos de mariscos, en Mérida de sus deliciosos antojitos, en los bufetes de lo mexicano y en casa de frutas y cosas que no siempre se consiguen en Alemania.
Conocimos muchos lugares, unos mas turísticos que otros,  algunos culturales y otros naturales, playas color turquesa y selvas impresionantes. Todo digno de fotografiarse y guardarse para siempre en la memoria. Solo Dios sabe si volveremos a este paraíso terrenal, aunque ganas nunca faltarán!
Visitamos:
– Xcaret
– Playas:
    En Cancún. Delfines y Marlín.
    En la Riviera Maya. Paamul, Playa del Carmen
    En el Golfo de Mexico. Sisal y Celestún.
– Cenotes. El del hotel Sandos, el Zací, el X-keken y el Azul.
– Ojos de Agua. En Celestun y Sisal.
– Ruinas. Tulúm, Cobá, Xcaret, Izamal y Chichen Itza.
– Iglesias y Catedrales de cada lugar.
– Ciudades/Pueblos:
   Valladolid
   Mérida
   Cancún
   Izamal
   Playa del Carmen
   Celestún
   Hunucmá
   Pisté
   Sisal
– Museos. Gran Museo Maya.
El clima estuvo fantástico, en promedio amanecíamos a 25 para llegar a 30-32 grados a mediodía. Lluvias y tormentas casi a diario, pero pasaban rápido y nunca entorpecieron nuestros paseos o excursiones. Sólo un día llovió sin parar pero no teníamos plan porque se iba mi hermano a Monterrey y fuimos a despedirlo al hotel, y llevamos a mis papás a un hotel del centro donde se quedaron una semana más. Agarramos buen color y sin excesos no sufrimos de quemaduras ni ampollas 🙂
Como era sabido, celebramos el cumpleaños de Catalina y el mío durante estas vacaciones y casualmente los pasamos en el mismo lugar: Xcaret! El paraíso mexicano que merece una entrada aparte pero que puedo adelantar fue el mejor lugar para celebrar el 7mo y 40to cumpleaños respectivamente. El clima fue caluroso ambos días y en el mío nos acompañaron mis papás. Mejor no podía haber sido!
En mis 11 años de casada he pasado largas temporadas en Monterrey, pero nunca habíamos tenido unas vacaciones tan largas entre hoteles y paseos. Y de soltera sólo una vez viajé mas de 4 semanas por Europa.
Este tipo de vacaciones es único, porque en poco tiempo se conoce mucho. Es intenso y cansado, pero si se aprovecha bien el tiempo puede lograrse mucho. En nuestro caso, todo salió como lo planeamos y si no hubiera sido por el retraso de la maleta hubieran sido perfectas! Dicha maleta no alteró los planes ni paseos, pero si ocasionó estrés y gastos inesperados que espero la aerolínea reponga.
Dormimos en hamaca, paseamos en calesa, vimos flamingos, nos subimos a la rueda de la fortuna, bailamos en la lluvia, visitamos amigos y familiares, observamos el atardecer en la playa, fuimos al cine, agarramos color, nos picaron cientos de mosquitos, manejamos casi mil  kilómetros, subimos ruinas mayas, probamos chapulines, celebramos 2 cumpleaños, nadamos en cenotes, ojos de agua y playas cristalinas… En pocas palabras: vivimos a México con nuestros 5 sentidos y lo disfrutamos al máximo!
Como dice la canción de Selena: Fotos y Recuerdoooooos! Eso es lo que nos queda de estas casi 4 semanas bien vividas en la Península de Yucatán! Ah, y muchas conchas y caracoles que recogimos en las diversas playas visitadas.

Colores de otoño

Hace un mes que llegó el otoño a tierras alemanas, y como en cada estación por estos rumbos los cambios en la naturaleza son drásticos y el panorama cambia por completo de una semana a otra. Desde que vivo acá, me sorprendo cada año con la rapidez con la que los árboles pierden sus hojas, con el poco tiempo que requiere un arbusto en llenarse de retoños y en como de una semana a otra las flores se marchitan.

Este año no ha sido la excepción y los árboles de nuestro jardín perdieron todas sus hojas en un abrir y cerrar de ojos. Con la visita de mis papás no me di cuenta del cambio de colores en sus hojas y simplemente una mañana los descubrí medio desnudos. Sólo fue cuestión de un par de ventarrones para que perdieran todas y cada una de sus hojas.

Hace unas semanas si me hubieran preguntado cuáles son los colores del otoño hubiera respondido la típica respuesta de: colores cobrizos, anaranjados, amarillos y rojizos. Entre calabazas y hojas marchitas, esta afirmación es 100% correcta! Pero en las últimas semanas he descubierto que los colores de otoño son TODOS!

– Los tonos rosados de sus amaneceres y atardeceres:

– Los tonos rojizos en algunos arbustos, árboles o enredaderas:

– Los tonos amarillos y dorados de la mayoría de los árboles por esta región:

– Los tonos verdes de aquellos árboles que nunca pierden su color: los pinos!

– Los tonos azules del hermoso cielo. Desde un celeste claro del cielo despejado, hasta un azul intenso después de una tormenta.

– Los tonos violeta de algunas flores que todavía decoran los jardines, o de las nubes que están a punto de dejar caer fuertes aguaceros.

Y el clímax de colores es el ARCO IRIS! Y definitivamente creo que no hay más hermosos arco iris que los del otoño! Como en esta región siempre contamos con mucho viento, las nubes pasan tan rápido que después de una tormenta, el sol vuelve a salir y el cielo se embellece aún mas con su joya mas colorida: el arco iris!

Foto de E. L.D.

No tengo cámara profesional, pero esta foto de una amiga que sí se sacó con una buena cámara presenta lo que mis ojos ven muy a menudo afuera de mi casa: Arco iris con tonos tan resplandecientes que hasta parece que brillan tanto como el sol.

Amo el otoño y este año confirmo lo que siempre digo: el otoño es mi estación favorita! O acaso digo lo mismo del verano, del invierno y de la primavera? Talvez! Lo que pasa es que con tan bellos paisajes, imposible no amar la naturaleza y buscar el contacto diario con ella… ya sea con un paseo por el campo, un picnic en el jardín o una excursión a la playa mas cercana. Gracias Dios nuevamente por haberme concedido la vista, que hace posible admirar cada día tu creación!

Unas vacaciones diferentes…

Por primera vez hemos pasado unas vacaciones en un centro vacacional en Alemania. De pequeña solía pasar una semana en Maeva Manzanillo con mis padres y hermanos.

Para los que no conocen Maeva les platico un poquito. Es como un pequeño pueblo con villas de diferentes tamaños para familias pequeñas o grandes. Hay piscinas, playa, mini-club, supermercado, restaurantes, discoteca y canchas deportivas. Acostumbrábamos viajar en coche y con otras familias así que la diversión estaba garantizada. Si no mal recuerdo pasé mas de 10 veranos en Maeva y mas de una vez mi cumpleaños lo celebré ahí.

En Alemania también existe este tipo de concepto vacacional y el mas conocido se llama “Center Parc” con diferentes parques en diferentes países de Europa.

Nuestro presupuesto este año estaba un poco limitado y dado que queríamos vacacionar con mis papas buscamos este tipo de centro para pasar unos días de descanso.
Al buscar opciones, una amiga nos recomendó el “Schloss Dankern” que ofrece lo mismo que el Center Parc pero un poco mas barato.

Nuestra cabaña por una semana

El centro vacacional esta en la ciudad de Haren que esta en la frontera con Holanda, a 3 horas de nuestra casa. Ofrece opciones de hotel, cabañas para 4-10 personas y casas. Reservamos una cabaña para 6 personas de viernes a viernes. Las cabañas son rústicas pero tienen lo necesario para sobrevivir una semana.

El lugar cuenta con un lago grande con playa, albercas techadas y exteriores, parques, áreas de asadores, discoteca, restaurantes, cine, renta de bicicletas, caballos, boliche y supermercado.
El clima no fue el ideal (18-22 C) pero no afectó en lo absoluto pues hubo suficientes atracciones y lugares donde pasar los días lluviosos y frescos.

Mis papas han disfrutado a sus nietas y viceversa, hemos convivido con la naturaleza y hemos descansado en familia. Prácticamente recorrimos cada rincón del parque, nos subimos a todo lo posible: resbaladeros, juegos y columpios, disfrutamos todas las atracciones y probamos todos los restaurantes 😉

Definitivamente un lugar para recomendar y porqué no? para repetir. Talvez la próxima vez podamos visitarlo con familias de amigos. O las niñas puedan venir con sus amigas en un futuro 😉

Schloss (Castillo) Dankern

Fresco verano…

No me gusta quejarme del clima y odio cuando la gente lo hace… y desgraciadamente eso es algo que los alemanes hacen muy a menudo, independientemente de la temperatura… si hace calor porque hace calor y si llueve, porque llueve.
Me he acostumbrado al clima del norte de Alemania, no tan malo como el británico pero definitivamente no tan bueno como el del sur de Europa. De tal forma que el viento, las nubes y la lluvia estan presentes en la mayor parte del año. No me quejo y trato de aplicar la frase que mi marido repite muy a menudo: “no hay mal clima, sino mala ropa”. Así que con chaquetas de verano, botas, y paraguas a la entrada de la casa siempre estamos preparados para el clima que nos toque.
Las estaciones por estos rumbos son muy marcadas, así que el invierno incluye nieve y árboles desnudos, la primavera flores y retoños en los árboles mientras que el otoño se pinta de tonos anaranjados y se encuentran hojas secas en cada rincón.
Así que al verano le tocaría un poco de sol y clima caluroso, o no? Eso es lo que sueñan los alemanes en el norte y que yo espero con ansia el 21 de Junio. Desgraciadamente este año no fue así 😦 En 10 años que tengo en este país, éste es el primero en que la regla de los granjeros llamada “Siebenschläfer” se cumplió casi al 100% o el primero con mala suerte.
Dicha regla dice que la temperatura del 27 de Junio regirá el clima de las siguientes 7 semanas y para aquellos que consideran el cambio del calendario gregoriano, tendrían que revisar el clima del 7 de julio. Dado que Junio fue bastante fresco, el tema de esta regla se mencionaba en el radio, en los diarios y en las pláticas a la hora del café.

Recuerdo muy bien el clima del 27 de Junio porque por la noche en el curso de español que imparto, algunos alemanes explicaron la tradicional regla “Siebenschläfer” o “Seven Sleepers Day” a un alumno brasileño recién llegado a Alemania que no la conocía. El día había estado lluvioso y no habíamos superado los 20 grados… el pobre brasileño intercambió una mirada de tristeza conmigo y confiada le dije, “no hagas caso, seguro no se cumple”.
El 7 de julio, un día después de mi cumpleaños estuvo un poco mejor pero tampoco superamos los 20 grados así que independientemente del día que tomaramos, parecía que el verano sería fresco de acuerdo a los sabios granjeros.
Nadie ha tocado el tema de nuevo porque son vacaciones, pero yo lo he tenido muy presente sobretodo en los días lluviosos y de 15 grados que hemos tenido a finales de Julio. Qué maldición nos ha caído? Porque no hemos podido poner el chapoteadero en el jardín? Ni disfrutar la playa del Río Elba? Será que la regla se cumplió este año?

Gracias a Dios este miércoles se cumplen las 7 semanas y confío en que aunque tarde, podamos disfrutar del verano alemán que normalmente es bello, cálido y seco. De las pasadas 7 semanas, sólo una ha contado con temperaturas superiores a los 25 grados y todos los días nos fuimos a la alberca o al lago que queda cerca de la casa. De ahí en fuera, las sandalias y los vestidos de tirantes no han salido del clóset.

La próxima semana llegan mis papás de México y tenemos planes de ir a un centro vacacional la última semana de Agosto. Dios quiera que nos haga buen clima y podamos disfrutar un poco de sol que tanta falta nos hace en estos meses, porque empezando el otoño ya no quedará más remedio que esperar el próximo año y que el 27 de junio o 7 de julio haga un día soleado y cálido 😉 para disfrutar de un lindo verano!

La Basura en Alemania

Estoy por cumplir 10 años de vivir en Alemania y el tema de la basura y su reciclaje me sigue pareciendo muy interesante. Cuando llegué tuve que aprender a separar la basura, cosa que se ha vuelto costumbre y que ahora hago sin pensar.
Dependiendo de la cantidad de personas que habitan en una casa o apartamento, cada familia cuenta con diferentes botes de basura que son recogidos con diferente regularidad.  En el caso de apartamentos, se tienen contenedores para todo el edificio donde cada familia coloca su basura. Cada uno de los servicios de recolección de basura son cobrados trimestralmente por la ciudad o empresa particular.
Botes BIO, de papel y “resto”
En casa separamos de la siguiente manera:
Exceso de papel va en este lugar.
       Papel. Todo tipo de papel o cartón se coloca en una caja que tenemos en la cocina. Al llenarse se tira todo en un bote que tenemos afuera y el cuál es vaciado una vez al mes cuando pasa un camión que sólo recoje este tipo de basura. En caso de tener más papel, se puede llevar a contenedores en diferentes puntos de la ciudad y no se tiene que pagar nada. El papel es reciclado como en gran parte del mundo.
Basura de jardín
       Biológico. Todo tipo de basura de comida y jardín se coloca en otro bote de color café que es recogido cada dos semanas. En primavera, verano y otoño, el bote no es suficiente así que la basura generada en el jardín (césped, hierbas, hojas, ramas, etc) se coloca en bolsos especiales para eso y se va a tirar a un lugar determinado donde tiene que pagarse de acuerdo a la cantidad de basura que quiere dejarse. Toda la basura de ese tipo (jardín) se recicla y se hace abono.
       Material reciclable. Este tipo de basura se coloca en bolsas de plástico amarillas que proporciona la ciudad. Desde el año pasado se tiene un límite por domicilio y si solicitas más, tienes que pagarlas. Aquí se depositan envases de plástico, aluminio y tetrapak. También empaques de plástico y latas. Dichas bolsas son recogidas una vez al mes y es lo que mas incomoda a los alemanes pues se hacen muchas moscas y en verano, es imposible que no generen mal olor.
       Vidrio. Botellas de vidrio se colocan en bolsas de manta que tenemos en la cocina y cuando ya son suficientes se llevan a contenedores en la ciudad. Esto no se cobra y se separa en vidrio de color y transparente. Sobra decir que se recicla en vidrio nuevo. 
Vidrio de color y transparente
Otros contenedores para vidrio
 
       PET. Casi todas las botellas de plástico (de bebidas) son reciclables y te devuelven dinero cuando las regresas. Así que esas también se guardan para llevarlas a las tiendas de refrescos o supermercados cuando ya no hay nada que tomar en casa y hay que comprar agua, jugos, refrescos o cervezas.
       Basura „resto“. Y lo que no es nada de lo anterior, se tira en este bote que también es recogido una vez al mes. Aquí va por ejemplo, la basura de los baños, desechos de construcción, tapiz viejo, etc. Cuando las niñas estaban chiquitas, el bote no era suficiente para la cantidad de pañales así que venden bolsas especiales que también son recogidas junto con el bote de basura una vez al mes.
 Ya me cansé de sólo escribir tanta separación, y talvez parezca tedioso y cansado separar tanto, pero la verdad es que se hace costumbre y no causa demasiado trabajo adicional. En el jardín de niños y en la escuela mis hijas también separan la basura y en el instituto donde doy clases también hay diferentes botes de basura en cada salón.
También hay otro tipo de basura que se recicla:
       Muebles
       Aparatos electrónicos
       Refrigeradores/congeladores
       Material de construcción
Para todo lo anterior hay un lugar en las afueras de la ciudad donde uno lleva sus cosas y en diferentes lugares se coloca de acuerdo al tipo de basura. A la entrada hay una persona que revisa lo que llevas y calcula cuanto se tiene que pagar. En ese mismo lugar es a dónde se lleva la basura de jardín.
Ropa y zapatos
En el caso de los muebles, también hay un camión que pasa una vez al mes y puede llevarse sillas viejas, madera, sillones, etc. El mismo camión tritura todo para ahorrar espacio y seguir recogiendo.
Y por último, la Cruz Roja y otras instituciones de beneficiencia tienen contenedores en diferentes puntos de la ciudad para que dejes ropa y zapatos que ya no te quedan. En este caso, puede hablarse de otro tipo de reciclaje.
Cada ciudad tiene su sistema o servicio de recolección de basura y lo antes explicado puede variar. Por ejemplo el color y tamaño de los botes de basura, la regularidad con la que pasan los camiones y el tipo de separación. He escuchado que en las ciudades grandes no se separa tanto por cuestiones de logística y costos.
Y también he visto reportajes en la televisión de gente que tira basura en lotes baldíos y recibe unas multas muy severas. Obvio que hay personas dedicadas a revisar la basura y encuentran su dueño en muchas ocasiones por medio de una factura, un ticket de compra o una carta. Así que no es tan fácil deshacerse de la basura en cualquier rincón.
Repito, la gente se acostumbra y ni quejarse es bueno. Hay que seguir las reglas y todo sea por la salud de nuestro planeta y la ecología. Hace unas semanas pasaron reportajes acerca del desperdicio de comida. Mencionan unas estadísticas que me parecen escandalosas y estan buscando formas de evitar tanto desperdicio de comida „buena“. Una de las soluciones propuestas es elevar el costo de recolección de basura. Personalmente no creo que sea la solución, la gente que desperdicia es como la gente que fuma… es un vicio y habrá una minoría que reaccione al costo pero la gran mayoría seguirá desperdiciando aunque pague más.
Como en otros países del mundo, los supermercados y restaurantes tiran cantidades grandísimas de comida que todavía se puede cosumir, pero por ley no se puede vender o usar por su fecha de caducidad. Ojalá pudieran encontrarse alternativas para que esa comida no se desperdiciara, pero creo que falta mucho para encontrar una solución real al problema.
En fin, el tema de la basura y su reciclaje me sigue interesando mucho. Generamos basura en demasía y me consuela pensar que al separarla, una parte puede reciclarse. No soluciona el problema mundial de contaminación, pero si cada uno de nosotros pone su granito de arena algo podremos ayudar, o no?
                                                      

Verde "nuevo"

El color verde es el color que menos me gusta… No tengo ninguna prenda de vestir de ese color, mucho menos zapatos y ninguna habitación de nuestra casa cuenta con ese color. Simplemente no me va y nunca me ha gustado…
Peeeeeeero, el verde es el color de la naturaleza. Así como el color blanco se relaciona con la paz o el rojo con el amor, el verde es el color de la vida! Y cuando pasé la primera primavera en Alemania, descubrí un tono diferente de verde que yo llamo „verde nuevo“.
Es un verde „recién nacido“ que después de largos meses de invierno, donde cada árbol y cada arbusto pierde cada una de sus hojas y los tonos predominantes son el gris, el blanco de la nieve y el negro del cielo cuando anochece a las 4 de la tarde, el verde que colorea esos mismos árboles y arbustos es puro, limpio y brillante!
Es difícil explicarlo con palabras, pero ese verde de los brotes es simplemente espectacular. Se ve nuevo y las calles y jardines resplandecen un verde único que dura un par de semanas, porque al paso del tiempo ese verde se oscurecerá, se ensuciará y envejecerá. Será bello de todas formas porque el verano también es lindo en Alemania, pero ya no se verá ese tono brillante que tanto disfruto a finales de Abril y principios de Mayo.
Cada año me vuelve a sorprender la primavera! Pareciera como si en un abrir y cerrar de ojos la naturaleza se vistiera de colores, flores rojas, amarillas y moradas decoran cada jardín y los árboles vuelven a estar repletos de hojas y flores.
El pasear por „Altes Land“ (la región de manzana que colinda con Stade y una de las más grandes de Europa) es todo un espectáculo. Miles de manzanos, cerezos y perales en flor hacen que uno se percate de la belleza que Dios nos regala día con día. Y uno quisiera que se quedaran así siempre, decorando los prados y jardines. Pero en Septiembre esos mismos árboles estarán repletos de frutas que podremos saborear y en invierno quedarán desnudos como cada año!
   
Manzanos en flor
El ciclo de la naturaleza es maravilloso y la primavera es una de mis etapas favoritas! El verde “nuevo” se vuelve uno de mis colores favoritos y no me canso de observarlo en cada árbol que cruza mi camino.
Viva la primaveray viva la naturaleza! Doy gracias a Dios por permitirme disfrutarlas con mis 5 sentidos y ojalá pueda hacerlo por muchos años más! Cada estación tiene lo suyo y en Alemania he aprendido a disfrutarlas al máximo!

"Comer sano"

Desde hace algunos años que está de moda eso de “comer sano” y los productos BIO se encuentran por todas partes. Me parece curioso que estemos volviendo a lo natural, después de tantos años de inventos y desarrollos de cosas artificiales, suplentes y sustitutos! Y no sólo en la comida, sino también en los textiles, en los juguetes y en otro tipo de materiales como el papel o la pintura.

Aquí es normal encontrar huevos de “gallinas felices”, que obviamente me imagino a las gallinas gordas y rebosantes de alegría brincando de aquí para allá como en las caricaturas. También en el mercado que se pone en el centro de la ciudad es popular un carnicero que vende carne de animales “sanos y contentos” antes de morir, haciendo hincapié en que los marranos no estan todos amontonados ni las vacas sufren al morir. Hace unos meses, el supermercado donde compro cada semana también sacó la marca genérica BIO, adicional a la marca genérica normal que tienen para productos como leche, pape higiénico o detergente.

Y también hace unos días fue una persona de la Secretaría de Salud al jardín de niños de mi hija para hablar sobre la higiene bucal y por supuesto no dejó de insistir en la importancia de comer frutas y verduras, que el pan blanco no es saludable y que comer dulces y chocolates es casi pecado mortal!

En México crecí en una familia donde la dieta balanceada y baja en grasas era indispensable porque mi papá sufre de alto colésterol desde su juventud. Aprendí a comer de todo y me gustan las frutas y las verduras. Desde que me casé, aprendí a cocinar “sano” y procuro mantener un balance entre los tipos de carnes sin abusar de la roja, incluir ensaladas y cocinar sin grasa. Mis suegros no son gordos y comen sanamente, además de que hacen mucho ejercicio. Desgraciadamente mi marido aprendió poco de esos hábitos o al menos no los puso en práctica al trabajar en el extranjero, donde la alimentación en hoteles y restaurantes no siempre es la mejor.

Cuando nacieron mis hijas, empecé a poner mayor atención en la cocina y también han aprendido a comer de todo desde chiquitas. No estoy obsesionada con lo BIO, ni leo las etiquetas de todos los productos… simplemente combino un poco de todo durante la semana y los vegetales y las frutas no pueden faltan en la mesa. Al parecer heredaron mis genes y son de complexión delgada, así que hasta ahora no controlo su alimentación ni les prohibo ningún alimento. Hacen deporte y tienen que comerse todo lo que se les sirve, sea ensalada, pescado, verduras o sopa. Obviamente evito los alimentos que a los niños no les fascina como el chile, la cebolla o el hígado, pero se puede decir que comen “sanamente” y de forma balanceada.

Lo que sí ha cambiado un poco los hábitos alimenticios del hogar ha sido mi “Thermomix“. Desde hace 6 meses me ayuda en la cocina y se puede decir que cocino platillos mas saludables. Ya no compro tanto producto enlatado ni congelado, preparo pan integral diferente cada semana, mermeladas y justo ayer probé la receta de Catsup casera. Además, he ampliado mis conocimientos sobre ingredientes como granos (para el pan) y especias y me divierto más probando recetas nuevas. No es de asombrarse que en mi perfil de Facebook vean cualquier cantidad de fotos de platillos, pasteles y cosas que hago en la cocina.

Me he convertido en una ama de casa que disfruta la cocina y sobretodo que busca la forma de preparar cosas creativas y saludables. Porque no es sólo cuestión de comer sano, sino de comer rico también, qué no?

Así que vivan las frutas y las verduras, vivan los pasteles, vivan los alimentos sanos y sobretodo vivan los platillos ricos en vitaminas y en sabor!
PD. Y viva mi Thermomix!!! (Que conste que no soy vendedora de dicha maravilla 🙂

Patinar sobre hielo… al aire libre

Hace unos días había escrito sobre mi experiencia de volver a patinar sobre hielo después de muchos años de no hacerlo. Ahora tengo que escribir sobre una experiencia fuera de serie: patinar sobre hielo, pero al aire libre!

Debido a las bajas temperaturas de las últimas dos semanas, ha sucedido algo que no había sucedido en los últimos 15 años en el norte de Alemania: los lagos están congelados! Y no sólo un par de centímetros, sino que tienen una capa de 20 centímetros o más de hielo en la superficie que permite a la gente estar sobre ella y hacer diversas actividades.

Mühlenteich en Stade-Hagen

El sábado pasado fuimos a un lago cerca de casa… en alemán le llamarían estanque porque no es muy grande, pero para mí es un lago. Quedamos con unos amigos y llevamos nuestros patines de hielo. Catalina estaba en una fiesta de cumpleaños, así que sólo Victoria disfruto de la experiencia.

La gente no sólo patina sobre el hielo, sino que había algunos jovencitos con sus padres jugando hockey, los mas pequeños eran arrastrados por sus padres o abuelos en trineo y aquellos que no hacen nada de lo anterior, sólo caminan por ahí.
Llevamos vino caliente, ponche de manzana y cosas para merendar. No puedo describir con palabras lo que es hacer un “picnic” sobre un lago congelado! Es simplemente espectacular! Ver la alegría de todos: chicos y grandes, disfrutar de ese blanco brillante por todas partes y respirar un aire tan helado… no tiene precio! Y aunque los árboles estén desnudos y no haya pájaros sobre ellos, es hermoso disfrutar de esta naturaleza invernal.

Intenté patinar pero la falta de confianza y el miedo a caerme me hizo desistir después de 30 minutos. Por el contrario Victoria disfrutó las 3 horas que estuvimos ahí sobre sus patines… a veces patinando, otras llevando a sus amigas en el trineo o bien, que la llevaran a ella. Para ser su segunda vez sobre patines, lo hace bastante bien!

Al día siguiente disfrutamos de la misma experiencia pero en un LAGO! Este sí que es un lago de verdad por eso lo escribo con mayúsculas y se encuentra en el centro de Hamburgo. Se llama Alster y este fin de semana fue permitido (porque la ciudad lo tiene que autorizar) disfrutarlo encima de él. Se colocaron puestos para vender bebidas y comida, además de algunos locales que rentaban patines de hielo.

Alster en Hamburgo

Aquí no eran decenas de personas sobre el lago, sino miles! Y no exagero… para el fin de semana completo (de viernes a domingo) esperaban 1 millón de visitantes sobre el Alster, y creo que sí lo lograron. Al ver a tanta gente sobre el hielo, es imposible no sentir miedo… piensas que en cualquier momento se puede quebrar la superficie, pero gracias a Dios no pasó nada y pudimos disfrutar de un domingo único.

No sabemos cuando vuelva a suceder algo como esto… talvez el próximo año, talvez en 15 años, pero si no lo hago otra vez al menos ya puedo marcar en la lista de “cosas que hacer antes de morir” el haber patinado sobre un LAGO congelado.

Catalina tuvo que rentar patines y al igual que su hermana disfrutó de las 3 horas que estuvimos ahí sin quejarse y sin descansar un solo minuto. No les importa caerse cada 5 minutos y ya empiezan a practicar algunos giros. Yo ni llevé mis patines porque sabía que no los aguantaría mas de 15 minutos y fue una buena decisión. Estaba haciendo más frío que el día anterior y entre tanta gente hubiera sido muy penoso caerme repetidamente.

No cabe duda que cada temporada tiene sus peculiaridades y este año el invierno nos ha dado la oportunidad de disfrutar algo que ni en sueños hubiera imaginado. Doy gracias a Dios por estas experiencias donde se siente su presencia aún en el hielo, la nieve y el frío, cosas no muy agradables para una persona de sangre caliente como yo pero que poco a poco empieza a disfrutar!

Qué frío!

Tenemos un termómetro afuera que manda la señal a otro que tenemos adentro, así siempre sabemos cómo esta afuera sin necesidad de salir. Mi marido dice que le cambió la pila hace unos días, así que no sé si esté congelado o averiado, pero desde hace días que no marca nada la pantalla de adentro.

Y esta mañana no tuve oportunidad de revisar la temperatura en internet, así que abrigué a mi hija mayor considerando la temperatura de ayer: -6 C. Una hora después, llevé a mi hija menor al jardín de niños antes de irme al trabajo y cuál fue mi sorpresa al ver el termómetro del auto: -12 C! Ufff!!! Casi me da un infarto! Eran casi las 9 de la mañana!!! Sólo una vez habíamos tenido esas bajas en la madrugada pero ya para las 9 de la mañana subía a -8 o -6 C. Gracias a Dios, Victoria no se congeló en el camino a la escuela (3 cuadras) ni se quejó del frío! 100% alemana, o no?

En el camino al trabajo, me encontré gente en bicicleta e incluso trotando! Mis ojos no creían lo que veían! Una cosa es ver a los señores recogiendo la basura o en la construcción de una casa, y otra muy diferente ver gente que por gusto anda afuera con estas temperaturas.

Yo sólo fui a dar mi clase de español y de regreso recogí a la pequeña en el jardín de niños. OBVIO, estaban afuera jugando en el patio, felices en los columpios, en el arenero o simplemente corriendo de aquí para allá. Eso sí, todos muy bien abrigados y sonrojados! El termómetro ya marcaba -6 C!

La verdad es que ni me quejo, pues al ver los noticieros me doy cuenta que este frente frío polar esta haciendo estragos en otros países como Polonia, Hungría y Rumania donde hay más gente sin hogar o sin calefacción en casa. Llegar a -20 C, -30 C o -40 C debe ser terrible para cualquiera y mortal para algunos!

Mis hijas ni se quejan, por el contrario siguen preguntando por la nieve porque quieren usar su trineo y hacer ángeles en el suelo. Hace mucho frío, pero al menos en el norte de Alemania hemos tenido mucho sol, así que las niñas siguen esperando la nieve con ansia. Veremos que trae consigo el fin de semana que pronostican gélido! Brrrr, ya me está dando frío!

Bien decía yo que esto no estaba bien… eso de tener temperaturas primaverales en enero se disfrutaba de lo lindo, pero ya llegó la revancha! Los tulipanes y otras flores que habían empezado a brotar no florecerán y mas de un pajarito que andaba perdido todavía por mi jardín, morirá con este frío. El inviernó llegó, tarde pero con fuerza!

Así que a seguir esperando la primavera de verdad que ojalá no retrase su llegada por la tardanza de su antecesor, el invierno! Ya vienen los carnavales y los huevos de Pascua, que alegrarán a la gente y pintarán de colores el blanco panorama!

Soy una gota de agua

Hace unos días me entristecí al ver una de mis plantitas al borde de la muerte. Ha estado haciendo mucho calor y a pesar de que no le da el sol en la cochera, el clima esta muy seco y la plantita estaba por desfallecer. Le puse un poco de agua sin mucha esperanza de que reviviera pero no perdía nada.

Y Oh! sorpresa! Al regresar un par de horas después del supermercado vi con alegría que la planta efectivamente revivía y las flores volvían a estar de pie cuando habían estado colgando muertas de sed. Fue increíble ver el poder del agua en mi plantita… casi lloraba de la emoción!

Y es ahí cuando pensé: ya no voy a decir que pongo un granito de arena por mi país! NO! Ahora seré una gota de agua! Hace unas semanas escribí en mi blog personal:

“No sé si mi granito de arena llenará un vaso, una piscina o un océano… pero sé que mi granito vale oro porque esta puesto con el corazón! Y con un corazón mexicano!”

pero ahora rectifico: “No sé si mi gota de agua llenará un vaso, una piscina o un océano”.

El agua da vida, ES vida! Y eso es precisamente lo que los mexicanos en el extranjero queremos hacer por nuestro país: darles vida por medio de la esperanza! Una vida de paz! Porque poco a poco la vida de México se ha ido marchitando… se tiene miedo, angustia, desconfianza, rabia, impotencia.

Así que todos unidos, desde el Polo Norte hasta el Polo Sur, enviaremos nuestras gotas de agua para que México vuelva a la paz. No sabemos todavía cómo podremos apoyar, pero todos tienen ganas de hacer algo.

El primer paso fue la marcha del 8 de mayo. Luego tendremos que organizarnos y después empezará una lluvia de ideas para proponer planes y proyectos de acción. En Alemania, ya hay tres ciudades decididas a reunirse una vez al mes para dicho propósito. He tenido contacto con organizadores en España, EEUU y Canadá. Y poco a poco se están reportando de cada rincón del planeta y estamos buscando la mejor forma de organizarnos.

Estoy segura que nuestra unión motivará aún más este movimiento que apenas comienza. Es increíble ver a tantos mexicanos preocupados por lo que pasa en nuestro país y sobre todo comprometidos y dispuestos a trabajar.

Repito, no sé muy bien de qué forma podremos apoyar. Pero entre tantas gotitas, pronto formaremos chorros y fuentes que inundarán a México de energía, esperanza y paz!

Y para terminar una frase que me compartió una amiga al hablarle de mi idea de ser una gota de agua:
“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.” Madre Teresa

A %d blogueros les gusta esto: