El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Informática"

… se abre una ventana

Esta entrada es la continuación de “Cuando se cierra una puerta” que escribí hace un par de semanas y que apenas tengo tiempo de completar. Es increíble como pasa el tiempo, pero no quiero dejar la entrada a medias porque esta segunda parte es muy importante 🙂

Después de la mala noticia de que no podría dar clases de español o informática en ninguna escuela secundaria alemana me puse muy triste. Tampoco es que llegara a la depresión pero si me afectó y tuve que hacerme a la idea de que si quería un trabajo, tendría que ser de otra cosa porque como ya lo he escrito en otras ocasiones, esto de dar clases de español por honorarios está bien como “hobby” pero no para tener un ingreso estable y seguro.

Así que un día me puse a leer los anuncios de empleo en el periódico local de la ciudad y vi uno que me llamó la atención. No crean que fue el primero, este año apliqué a más de 10 anuncios como “informática” sin ninguna respuesta positiva, ni siquiera invitándome a una entrevista.

En fin, el puesto era de una empresa de software para soporte al cliente y capacitación. Ambas tareas eran parte de mi trabajo como consultora hace algunos años, así que decidí enviar mis papeles sin pensarlo mucho.

Al día siguiente me invitaron a una entrevista con el dueño y director de la empresa. Las oficinas están a 15 minutos en coche de la casa en una antigua escuela primaria. La entrevista duró una hora y me fue mucho mejor de lo que esperaba, así que me invitaron a una segunda con el que sería mi colega directo y que hace el mismo trabajo que tendría que hacer yo.

Así que una semana después lo conocí y junto con el director, me entrevistaron nuevamente para saber detalles más específicos sobre mi experiencia y conocimientos de informática. Lo más increíble de todo, fue que para ambos mi pausa de 16 años no era un impedimento para el puesto, ni tampoco mi alemán no perfecto.

Y para mi grata sorpresa, unas horas después de la entrevista me llamaron por teléfono para avisarme que a partir de enero 2021 seré parte del equipo de trabajo de la empresa. Ya firmé el contrato, así que es oficial 🙂 Vuelvo a mi profesión después de una larga pausa y dejo las clases de español por completo.

Como es costumbre, tengo un período de prueba de 6 meses en el cual trabajaré 4 días a la semana para después pasar a tiempo completo. La empresa desarrolla software para los ayuntamientos de ciudades en toda Alemania, específicamente en tema de permisos de construcción y licencias de manejo. Por el momento no es posible viajar mucho y gran parte del soporte y la capacitación se hacen “en-línea”, pero no queda descartada la posibilidad de viajar si es necesario.

Ya les iré contando como me va en esta nueva etapa profesional que implicará grandes cambios a mi horario de trabajo, dinámica familiar y tiempos de ocio 🙂 Pero creo que es el momento indicado ya que las chicas son adolescentes e independientes y ya era hora de volver al área que estudié y que me encanta 🙂

Primer Girl´s Day!

Hace unas semanas escribí sobre la iniciativa del gobierno alemán para motivar a las niñas a interesarse por carreras de “hombres” como la informática, la mecánica o las ciencias. Dicha iniciativa lleva el nombre de “Girl´s Day” o “Zukunftstag” (Día del futuro) y este año se llevó a cabo el 26 de abril.

Siguiendo los requisitos, la escuela autorizó que ambas faltaran el jueves a clases y nuestro día empezó muy temprano porque decidí tomar el metro para evitar el tráfico de la hora “pico” en la gran ciudad de Hamburgo.

IMG_2866

Catalina tenía que estar a las 8 y media en las oficinas de Google que se encuentran en el centro de la ciudad y Victoria a las 9 en Microsoft, cuyas oficinas se encuentran en Bahrenfeld, a 15 minutos (en teoría) en metro del centro.

Tomamos el tren hacia Hamburgo a las siete de la mañana y gracias a problemas desconocidos en una de las estaciones principales del centro, ambas llegaron tarde!!! Caty un cuarto de hora y Victoria más de media hora! Pero ya no me quiero acordar del estrés, las prisas, el cambio de tren a autobús, la correteada de un lugar a otro y mil incidentes que hicieron de esas primeras horas del día las más pesadas de la semana.

Catalina participó en un workshop para aprender a programar su propia versión del juego “Flappy Bird” con Chrome en Google y la recogí puntualmente a las 12:30 del mediodía. Por su parte Victoria, en Microsoft aprendió a programar en una página a una tortuguita que hace dibujos y terminaron a las 2 de la tarde. Cabe mencionar que ambas recibieron muuuuuchos regalitos, dulces y “souvenirs” de las empresas.

El regreso no presentó problemas y llegamos a casa a las 4 de la tarde felices de haber conocido dos empresas importantes de informática en la ciudad. Mientras que ellas conocían y “trabajaban” Google y Microsoft yo me fui a almorzar con unas amigas para pasar el rato.

Las niñas quedaron satisfechas con “mi” elección de empresas para este día tan especial y ya están planeando qué tipo de empresas quieren conocer el próximo año. Lo qué mas les gustó es que todo fue dirigido y organizado por mujeres, conocieron las instalaciones que no son “típicas” oficinas aburridas y monótonas, sino coloridas, con estaciones de “relax”, dispensadores de dulces y muebles cómodos. Y al preguntarles si les gustaría trabajar ahí, inmediatamente contestaron SI!

Estaremos pendientes desde inicios del 2019 para registrarlas con tiempo y no perder esta gran oportunidad de conocer diferentes empresas y distintas profesiones que les permitan ampliar sus posibilidades de estudio en el futuro. Y lo repito, cómo me gustaría ser niña otra vez para tener la oportunidad que tienen mis hijas! Qué envidia (de la buena)!

Gracias Iphone!

El iphone me ha ayudado en más de una ocasión… por ejemplo, es típico que al andar en una ciudad que no conozco, use el navegador para encontrar la dirección buscada. En otras ocasiones, veo el horario de los trenes de Hamburgo a Stade para no esperar de más en la estación y a menudo, busco restaurantes cerca de donde andamos dependiendo del tipo de comida que queremos y en base a los comentarios que publican en cada restaurante.

Pero esta vez, la ayuda no fue tan sencilla o digamos, de lo cotidiano. La semana pasada habíamos reservado el sábado para buscar auto ya que nuestro pequeño esta descompuesto y es necesario reemplazarlo cuanto antes. Habíamos buscado por internet y mi marido hizo una cita en una agencia para ver un Opel. Lo vimos, lo probamos y no nos convenció al 100%. Antes de volver a casa, decidí hacer una búsqueda rápida en una aplicación que recién había instalado: “Mobile.de” que es un buscador de autos similar a la página de internet con el mismo nombre.

Encontramos un auto interesante y llamamos por teléfono para saber el horario de la agencia. Nos dijeron que estaba abierto hasta las 3 de la tarde, necesitábamos conducir 45 minutos y comer algo porque ya hacía hambre. Justo el tiempo necesario! Llegamos pasadas las 2 de la tarde y por casualidad nos pudieron prestar el coche para probarlo. A mi marido no le convencía la forma exterior del auto, pero definitivamente estaba en mejores condiciones que el anterior y el precio era el mismo.

Nuestras hijas quedaron fascinadas con el color azul y cada 5 minutos preguntaban si ese sería nuestro próximo auto. Lo pensamos el domingo y el lunes mi marido negoció el precio y detalles de entrega. El miércoles se realizó la compra y una semana después pudimos recogerlo después de que le hicieran las revisiones de rigor y el trámite de las placas. Es un Renault Megane, curiosamente la misma marca del descompuesto sólo que 7 años más nuevo. Es también automático y tiene aire acondicionado, la única diferencia es que el nuevo es para 5 personas y es azul en lugar de gris.

Mi segundo auto en Alemania… oficialmente es mío aunque lo conduzca mi marido 🙂 Por cuestiones prácticas, mi marido se lleva el pequeño al trabajo y yo me quedo con el auto familiar por todas las vueltas que tengo con las niñas. Talvez eso cambie pronto, ya que ahora no necesito cargar carreola y las niñas caben perfectamente con sus asientos en un auto pequeño. Ya veremos…

Así que gracias Iphone, porque gracias a tu aplicación encontramos mi carrito nuevo!

Las Redes Sociales y yo

Últimamente he asistido a diversas conferencias o seminarios con el tema de las Redes Sociales y la enseñanza de un idioma extranjero. Ya que ahora me dedico a dar clases de español de forma privada o en escuelas, considero importante conocer lo que la tecnología ofrece para mejorar mis cursos y sacar mejor provecho de ella.

He aprendido muchísimo! Ahora sé lo que es Moodle, un podcast y muchas aplicaciones que no tenía idea de que existían. Claro que sabía que era Facebook, Twitter y un blog, pero poco a poco descubro un mundo que esta al alcance de un “click” y que puede complementar mis clases con material de otras personas que como yo, dan clases de español en todo el mundo.

Estudié Sistemas de Información y desde que llegué a Alemania he dependido del internet para estar en comunicación con mi familia y amigos en México. Incluso antes de casarme, el correo electrónico fue indispensable para que mi relación con el que ahora es mi marido fructificara. En ese entonces el Skype no existía, pero ya usábamos el chat aunque por la diferencia de horario era un poco difícil coincidir.

Del correo electrónico, pasé al chat por Yahoo o Messenger para finalmente descubrir el Skype, por medio del cual no sólo “chateo” o hablo con mi familia, sino que gracias a las cámaras integradas a la computadora, nos podemos ver en vivo y en directo. No sólo hablo con mis padres, también con la familia de mi hermano en California, con mis suegros que viven a 3 horas de aquí, y con algunos amigos. Supongo que poco a poco utilizaré mas las aplicaciones de mi iphone que al igual que el Skype me permiten “hablar por teléfono” sin pagar la larga distancia como Viber, Tango o Whatsapp.

Las redes sociales también son parte de mi vida diaria desde hace años. Empecé con la llamada “Myspace” y hoy en día soy usuaria de Facebook y Twitter. Y no sólo las utilizo para estar en contacto con familia, amigos y conocidos, sino que las utilizo como medio de información ya que sigo a diferentes periódicos, revistas y blogs. Además, soy miembro de diversos grupos como “Mexicanos en Alemania“, “Mexicanos en Hamburgo“, “Hablo Español en Stade“, y “Frauehfrühstück” (desayuno internacional de mujeres en Stade) que me permiten compartir experiencias, conocer gente y estar en contacto. Y por supuesto no puedo dejar de mencionar todos los grupos relacionados a la Red Global, donde me entero de la situación del país y busco participar de forma activa en la búsqueda de paz y justicia para México.

Por el lado laboral, sigo las páginas de las editoriales que anuncian los nuevos materiales, exposiciones o seminarios de idiomas en Alemania y otras páginas relacionadas a la enseñanza del Español como lengua extranjera. De ahí tomo ideas para mis cursos, pregunto mis dudas relacionadas al Español y compartimos experiencias del aula.

En un par de semanas daré por segunda vez una charla que he titulado “Las mujeres en la Red”, dirigida a mujeres de mi ciudad que no conocen a ciencia cierta lo que es el Facebook, Twitter, Skype, etc. La primera la dí en Enero y tuve lleno total. Expliqué a 15 mujeres lo básico del internet y los beneficios y peligros de las diversas aplicaciones de la red. Resolví dudas y aunque no es mi objetivo volverlas usuarias de Facebook o Twitter, al menos aprendieron para qué sirven y pueden comprender de lo que sus hijos o nietos hablan.

Me han pedido que dé otro par de charlas el próximo año escolar y yo encantada! Creo fundamental conocer hoy en día la tecnología que nos invade y repito, que aunque no sean usuarias empedernidas como yo, al menos es nuestro deber conocer las Redes Sociales y sus beneficios. Estas han llegado para quedarse y no es posible que cerremos los ojos al futuro de nuestros hijos y nietos, que no sólo ocuparán su tiempo de ocio en el internet, sino que aprenderán sus clases en la red.

No lo puedo negar, las redes sociales y yo somos uno… trato de medir el tiempo dedicado a la computadora para no descuidar mi vida social REAL, mi familia y mi hogar. Pero por otro lado, cada vez dedico más tiempo a informarme y conocer más de lo que el internet ofrece para hacer mi vida mas llevadera como migrante y como profesora de español 😉

A %d blogueros les gusta esto: