El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Católica"

Una invitada de honor

Mes de Mayo…. mes de María

Como migrante soy miembro de varios grupos o foros en Facebook. En uno de ellos llamado “Mexicanas en el extranjero “ y que cuenta con mas de 1000 integrantes, soy miembro desde hace 6 o 7 años. No participo mucho porque es imposible leer o seguir los posts de tantas personas y tantos temas a la vez, pero de vez en cuando reviso las novedades y doy un like o escribo un comentario.

Hace poco mas de 4 años, una de las chicas integrantes tuvo la gran idea de crear una dinámica de grupo en la que una imagen de la virgen de Guadalupe visitara por 9 días a las mexicanas que se apuntaran en una lista. No dude en apuntarme y rápidamente la lista creció y creció. El recorrido de la Virgen Peregrina empezó por Estados Unidos y para no andarla enviando de un continente a otro cada semana, se organizó la lista por países y regiones. En Europa ya lleva un buen rato, pero apenas el año pasado llegó a tierras germanas.

Después de tanto esperar  llegó el paquete a finales de marzo (2017) con dos imágenes de la Virgen, una veladora en forma de estrella con 5 velitas, un diario donde cada una que la recibe escribe su experiencia, además de diversos sobres con tarjetas, postales, oraciones y copias de imágenes pequeñas para que se tomen como recuerdo de la visita.

Fue muy emotivo abrir el paquete y encontrar tantos detalles, leer tantas anécdotas, ver fotos y sentir tanto amor a nuestra Virgen de Guadalupe que cuida de cada una de nosotras en cualquier rincón del planeta. Elegí un lugar especial para poner una especie de altar y durante los 9 días nunca le faltaron flores…

IMG_6034

Mi aportación a la cajita fue una copia de la novena, ya que no encontré ninguna en el paquete, enmicada para evitar su maltrato y facilitar su lectura. Todos los días leímos y rezamos la novena en familia para pedir por las necesidades de cada uno más todas aquellas de nuestra familia en México y de las mexicanas que integran el grupo de Facebook.

No fue fácil despedirnos, pero la Virgen tiene todavía mucho camino por recorrer, así que la entregué personalmente a otra mexicana que vive en nuestra ciudad y así cada 9 días cambiará de destino para seguir alegrando los corazones de cientos de mujeres que como yo, viven en el extranjero pero no han dejado de ser guadalupanas 🙂

 

Anuncios

De retiro familiar

El fin de semana tuve la opotunidad de vivir una experiencia diferente: por primera vez asistí a un retiro en Alemania y fue familiar, algo que tampoco conocía ni siquiera en México.

Como saben, pertenecemos a la comunidad católica de nuestra ciudad, que aunque no es muy numerosa, últimamente busca organizar más actividades para chicos y grandes, jóvenes, familias y parejas.
Una amiga que había asistido al retiro el año pasado, me animó a inscribirme. Así lo hicimos, anotamos la fecha en nuestro calendario y mas rápido de lo pensado se llegó el día indicado. Empacamos nuestras cosas y manejamos las dos horas de camino para llegar a nuestro destino: un castillo pequeño adaptado como casa de retiros.

En Monterrey asistí a varios retiros, los primeros que recuerdo en la secundaria. El instituto era del Opus Dei y los retiros se realizaban en una casa de dicho grupo religioso. En la preparatoria tambien asistí a retiros que se realizaban en un lugar especial a las afueras de la ciudad. Sólo una ocasión había dormido en un castillo, fue en mi primer viaje a Europa donde nos hospedamos en un castillo adaptado como hostal en Francia.

El castillo donde se realizó el retiro familiar no es como el de Cenicienta o todos esos que conocemos de los cuentos de hadas, despues de leer la historia del castillo en una habitación adaptada como museo en el sótano y saber que fue orfanatorio, más bien es de esos castillos de películas con historias de terror donde encerraban a los niños en el ático o los obligaban a limpiar pisos y ventanas.

El retiro fue organizado por la nueva dirigente de la parroquia, aunque el retiro se ha hecho en el mismo lugar por más de 8 años. Junto con nuestra familia, se inscribieron otras cinco, dos de ellas sin papá por cuestiones de trabajo. En total, 16 niños/jóvenes de 1 a 17 años.

Como escribí anteriormente, el castillo (Schloss Dreilützlow) está adaptado como casa de retiros, seminarios o excursiones escolares. Cuenta con 26 habitaciones con 95 camas, bastante rústicas sin televisión ni teléfono. Además tiene una cafetería donde se sirven las 3 comidas (incluídas en el costo de la habitación), biblioteca, jardín, capilla, salón deportivo, un cuarto de televisión, la habitación de cuentos (decorada con diferentes temas infantiles), salones de conferencias, jardín, museo en el sótano y las dos atracciones más importantes: el ático decorado como la habitación del fantasma Dieter, y un pasillo de terror en el sótano (sólo porque no tiene luz).

Ático
Nuestra habitación
Sótano de terror
Salón de cuentos
Museo

El retiro empezó el viernes por la noche con la cena a las 6:30 de la tarde, después de que llegaron todos los asistentes. El menú: Pan con embutidos y quesos, ensaladas y para tomar: café, té o agua. Después pasamos al salón donde se llevarían a cabo todas las pláticas y actividades, y se dio la bienvenida formal y se realizó una pequeña dinámica. A las 9 se acostaron todos los niños en sus respectivas habitaciones y los adultos nos reunimos en un pasillo para tomar algo y platicar de todo un poco.

El tema del retiro fue “Rituales de antes y ahora”, que abordamos a profundidad el sábado por la mañana después del desayuno. Los niños y jóvenes hicieron actividades aparte con el mismo tema. A mediodía comimos pasta con salsa boloñesa, y por la tarde nos fuimos a un pueblo cercano a dar un paseo por el bosque/lago. Por mi reciente operación, yo preferí esperarlos en la cafetería del lugar. Tardaron dos horas, tiempo en el que algunos se bañaron en el lago y otros exploraron el bosque a sus anchas. La idea era disfrutar ese tiempo como los caracoles: con calma y sin prisa.

Lago en Lassahn

Después de la cena (mismo menú del día anterior) hicimos una fogata en el jardín. Cantamos, asamos malvaviscos, y disfrutamos de una noche despejada y estrellada a 15 grados. Espectacular! Luego los adultos repetimos la reunión del día anterior con vinito y botanas hasta la medianoche.

Por último el domingo, después de desayunar participamos en una celebración eclesiástica (no propiamente misa porque no había sacerdote) en la capilla del castillo. Casi todos leímos algún texto y cantamos diversos temas con acompañamiento de órgano y flauta. Al mediodía comimos carne de puerco, papas y col rojo y nos despedimos para tomar nuestro camino de regreso a casa.

En nuestro caso nos desviamos a Schwerin, una ciudad hermosa con un castillo de cuentos de hadas. Este castillo es usado como edificio de gobierno, pero el jardín está abierto al público y disfrutamos de una linda caminata con casi 25 grados, talvez el último día cálido del año.

Fue un fin de semana muy lindo, con un poco de todo: espiritualidad, aventura, historia, juegos, naturaleza, convivencia con familia y amigos, y mucha diversión. En el camino de regreso, las niñas preguntaron si podemos volver el próximo año. Y creo que este retiro se convertirá en un ritual anual en nuestra familia! Así que a esperar el próximo!

Primera comunión bicultural

Mi marido y yo hemos formado una familia bicultural, donde nuestras hijas aprenden dos idiomas en casa: el español y el alemán. Además, seguimos costumbres tanto mexicanas como alemanas en nuestro diario vivir. Al igual que yo, mis hijas gozan de la doble nacionalidad y son tan alemanas como mexicanas. Yo sigo siendo más mexicana, pero los papeles me hacen alemana o mexicana en diferentes situaciones o lugares 🙂

Desde nuestro noviazgo bicultural, empezamos a planear una boda a la “mexicana” y decidimos casarnos por la iglesia católica, a pesar de que mi marido no practica ninguna religión. En ese mismo momento, se pactó que en caso de tener hijos serían bautizados también en la religión católica.
Así que desde que nació nuestra primera hija, tomamos la decisión de seguir hablando en nuestro idioma materno, cosa que a algunas personas no les pareció apropiado pero después de casi 10 años, seguimos igual y ha quedado demostrado que nuestra práctica tiene mas ventajas que desventajas. Y por otra parte, empezamos a planear su bautizo en Alemania.

Los abuelos maternos fueron los padrinos aprovechando que estaban aquí de vacaciones y se hizo una pequeña fiesta con amigos latinos y la familia alemana. En el caso de nuestra hija menor, el bautizo se realizó en Monterrey, aprovechando que ahora nosotros estábamos de vacaciones allá y los padrinos fueron mi hermano menor y su esposa. La fiesta fue meramente mexicana.

Y así cada celebración importante de nuestras hijas han sido acompañadas de tintes latinos y alemanes. Los cumpleaños se festejan con piñata, en la fiesta de inicio de la escuela primaria (“Einschulung”) hubo invitados latinos y tampoco faltó la piñata, y ahora toca el turno a la primera comunión, que por cuestiones prácticas celebrarán juntas.

Obviamente no sólo los cumpleaños siguen tradiciones mexicanas, sino también la Navidad con tamales, villancicos y nacimientos, la Pascua con la abstinencia de carne y participación en las actividades religiosas como el Viacrucis, el 16 de Septiembre con alguna fiesta mexicana, día de las madres el 10 de mayo y el domingo que corresponde en Alemania, en los mundiales u Olimpiadas celebramos cada logro de México o Alemania y nos ponemos ambas camisetas! Y así en cada oportunidad que tenemos, nuestras hijas aprenden las costumbres y tradiciones de sus dos patrias.

Así que aunque la primera comunión la hicieron en Alemania, no dejé pasar la oportunidad de aportar algunos detalles para hacerla también un poco “mexicana”. Para empezar, los abuelos maternos volaron de México para estar en tan importante celebración y como el resto de la familia mexicana no pudo asistir, invité a mis mejores amigas latinas que son como mis hermanas para reemplazarlos 🙂 Habrá mexicanas, una colombiana, una venezolana y una hondureña, todas con sus respectivos maridos alemanes e hij@s 🙂

Por cuestiones prácticas, los vestidos no se trajeron de México pero fueron como los de allá, es decir largos, con crinolina y de fiesta! No llevarán guantes ni velo, ni bolso ni corona. Simplemente un arreglo sencillo en el pelo, pero que también fueron traídos desde México.

La ceremonia religiosa fue en la iglesia católica de nuestra ciudad y como eran más de 40 niños, se hicieron dos misas. A nuestras hijas les tocó en la primera a las 9:30 de la mañana, junto con otros 18 niños y niñas. En la ceremonia muchos de los niños leyeron en las peticiones, agradecimientos, saludo de bienvenida, etc. Igualmente nos pidieron a algunos de los catequistas leer en algunas otras partes de la misa. A mí me asignaron la última petición y copiando a mis colegas polacas de la segunda misa, pregunté si podía leerla también en español a lo cual me contestaron que sí. Me puse muy nerviosa, pero fue un momento muy especial el poder leer en mi idioma materno aunque fuera un poquito.

Después de la misa, organizamos una fiesta en un salón de la ciudad que incluiría comida y merienda. En total, fuimos casi 50 personas incluyendo 20 niños. Era importante que fuera una fiesta de niños, así que les asigné un salón aparte para que pudieran jugar, bailar y sentirse agusto. En otra parte sentamos a los familiares y amigos.

Llevamos música para ambientar la fiesta y las niñas bailaron bastante. Después de comer, salieron a un lago enfrente del restaurante donde se dieron gusto corriendo y explorando entre los árboles. Para la merienda, servimos pasteles de diferentes sabores y colores y las niñas volvieron a la pista hasta que las recogieron.

Salón de los niños

Pusé mucha atención en la decoración del salón y saqué muchas ideas de internet. No me gustan las flores en fiestas infantiles, así que opté por globos y como pueden leer en la entrada anterior, unas amigas me ayudaron una noche anterior a inflar 300 globos blancos y morados para decorar todo el local. Centros de mesa, adornos en las paredes y caminos de mesa le dieron un toque especial al evento. Creo que en Alemania no es común ver este tipo de decoración porque hasta la dueña del restaurante tomaba fotos 🙂

En Alemania, la costumbre indica mandar tarjetas de agradecimiento a los invitados unos días después. Pero siguiendo la costumbre mexicana, opté por dar detalles de agradecimiento a cada invitado al irse.

Detalles de agradecimiento

La fiesta fue un éxito, la comida deliciosa, el ambiente ameno y el clima agradable. Tanto adultos como niños se divirtieron y la pasaron muy bien. En nuestro caso particular, las niñas gozaron de cada detalle y cada momento, y yo? pues quedé agotada pero feliz! El tiempo se pasó muy rápido y ahora sólo quedan los recuerdos y las fotos para revivir tan lindos momentos.

Albums en español

Gracias a todos los invitados que hicieron de este día un día inolvidable. Gracias a mis papás por haber venido de Monterrey para compartir con sus nietas este momento tan importante en su vida. Y gracias a Dios por habernos mandado un poco de sol, por poder coincidir con amigos y familiares, y darme la oportunidad de vivir una fiesta tan multi-culti!

Detalles de la primera comunión

Me encanta organizar eventos y lo que más me gusta es planear los detalles que harán de esos eventos algo especial e inolvidable. No es necesario gastar mucho dinero para darle un toque único y la primera comunión de mis hijas estuvo llena de detalles para las niñas y para los invitados.
Invitaciones. Hoy en día, el internet ofrece un sinfin de posibilidades para imprimir fotos, tarjetas, calendarios y por supuesto invitaciones. Busqué un proveedor confiable con un software que contara con diferentes diseños y fácil uso. CEWE fue el elegido y después de ver varias ideas, decidí tomar algunas fotos de las niñas en la iglesia para incluirlas en la invitación. No se pusieron su vestido de comunión, un bolero blanco y las velas de bautizo fueron suficientes para contar con fotos adecuadas.

En la invitación incluí una frase bíblica en la parte trasera de la portada y algunos dibujos de uvas en las esquinas. La descripción fue escrita obviamente en alemán con dos versiones, una para familias y otra individual. Los nombres de los invitados y las firmas de las niñas fueron escritos a mano con un color plateado.

En los sobres blancos y simples agregué unos motivos de comunión recortados de una hoja para scrapbooking y pegados con unos cuadritos altos que les dieron una doble dimensión (realzados).

Pastel. Hubo buffet de pasteles a la hora de la merienda y algunas amigas y familiares trajeron diversos pasteles. Yo hice los muffins y el pastel principal con un molde de libro que me prestó una amiga. Ya que no soy experta en decorar, mandé imprimir las mismas fotos de la invitación en una placa comestible de fondant. Además se incluyeron los nombres de las niñas y la fecha y lo que elegí como logotipo de la comunión: un dibujo que incluye un copón, hostia, uvas y trigo. 

Separadores. Como recordatorio de la comunión entregué unos separadores de libros que incluyen las fotos de las niñas y el logotipo por un lado y por el otro una bendición irlandesa que me gustó:

Que Dios te de: por cada tormenta un arco iris, por cada lagrima una sonrisa, por cada preocupación una promesa y por cada prueba una bendición. Que por cada problema que traiga la vida, haya un amigo leal con quien compartirlo; que por cada suspiro haya una dulce canción y una repuesta por cada oración.
Los separadores los diseñé en powerpoint y los mandé imprimir en papel fotográfico. Luego los enmiqué y les coloqué un listón de color morado.

Dulces. De internet saqué la idea de convertir unos tubos de pastillas (Mentos en Alemania) en velas. Imprimí unas calcomanías con el logotipo de la comunión y las palabras “Danke” y “Gracias” con las que forré los tubos y les pegué una flama de papel amarillo en uno de los extremos.
Además imprimí calcomanías cuadradas con el mismo logotipo para pegar en unos chocolates Ritter que también fueron entregados como regalito a los invitados.
Y siguiendo la tradición alemana, se entregaron saquitos con 5 almendras cubiertas de azúcar y una tarjetita con la explicación de lo que éstas representan (en español y en alemán).

Centros de mesa.  Después de mucho pensar, me decidí por un centro de mesa con una vela morada dentro de una media pecera. Alrededor de la vela se colocaron almendras cubiertas y a las velas les escribí con una pintura especial para velas (de cera) los nombres de las niñas.

Además, se intercalaron entre los centros de mesa de velas, otros con globos que se hicieron con una media bola de unicel forrada de papel de china en colores blanco y morado. Para las mesas de regalos y pasteles, hice algo similar pero incluí el logotipo y las fotografías de las niñas.

Portavasos. Para adornar la mesa, imprimí unas figuras que después de recortar y enmicar sirvieron de portavasos para cada invitado. Sobre fondo morado, coloqué el logotipo de la primera comunión que incluye la fecha y los nombres de las niñas.

Globos. Una amiga que tiene experiencia en formar figuras con globos, me ayudó a crear racimos de uvas con globos morados y una cruz grande con globos blancos.
Las ideas las saqué de Pinterest y sinceramente quedaron mejor que lo que había visto 🙂 Como pueden ver en las fotos de abajo, el salón lució espectacular en tonos de blanco y morado.

Guirnalda. Para adornar el salón, hice dos guirnaldas con los nombres de las niñas, una para cada salón
. No es nada díficil hacer los triángulos y colocar una letra en cada uno de ellos, al final todos se entrelazan con un cordón del cual se puede colgar o pegar en una pared.

Muffins y galletas. Para los pequeñines hice muffins de vainilla y otros con chispas de chocolate con betún morado y unas flores de papel comestible. Además les coloqué unos papelitos con el logotipo de la comunión y los coloqué en forma de cruz a la hora de presentar el buffet de pasteles.
Y mi mamá a través de una amiga de Monterrey que las hace, me trajo 40 galletas empacadas individualmente para entregar a los invitados. Tenían forma de hostias, copones, vestidos de comunión, cruces y palomas. Divinas!

Tarjetas en lugares. En el restaurante quedaron los niños en una mesa larga, mientras que los adultos quedaron en el salón principal separados en 3 mesas de 10 personas. Cada lugar tenía una tarjetita con el nombre de un invitado o invitada para que quedaran al lado de personas conocidas.  También me encargué de que las servilletas fueran de tonos morados para que convinaran con el resto de la decoración.

Albums. Aprovechando la visita de mi mamá, le pedí que me trajera los albums de Monterrey. Los elegí sencillos para que no ocupen mucho espacio al guardarlos y los invitados escribieron sus buenos deseos para las niñas en alemán o español.

Manteles y caminos de mesa. Y por último, mi mamá consiguió en Monterrey una tela muy linda de color morado con brillantina para el camino de mesa de las niñas y para los manteles de las mesas de regalos. El restaurante colocó además otros caminos de mesa de papel color lila en el resto de las mesas.

Y bueno, la preparación de meses para la decoración del evento valió la pena! Todo lució espectacular y los invitados quedaron fascinados! Lástima que el día voló y se terminó en un abrir y cerrar de ojos. Ahora quedan sólo las fotos y los recuerdos de uno de los días mas importantes y festivos de la vida de nuestras hijas: su primera comunión!

Jueves Santo y la última cena "Séder de Pésaj"

El año pasado celebré la semana santa en México con mis papás y asistimos a casi todos los oficios del Triduo Pascual. Si mal no recuerdo,  el jueves fuimos un rato a la iglesia donde unos chicos ofrecieron un pequeño concierto. Este jueves santo me ha tocado vivirlo nuevamente en Alemania, y de una manera muy diferente y especial.

Con eso de que las niñas están preparándose para su primera comunión, estoy aprovechando para llevarlas a cuanto evento, retiro, o celebración se realiza en la iglesia. Para este jueves, dos de las coordinadoras organizaron una cena para conocer como fue la llamada “última cena” de Jesús. Nos inscribimos y llegamos puntuales al salón parroquial donde nos recibieron con una jarra de agua y una toalla a la entrada para lavarnos las manos (Urjatz/ Rojtzá).

Poco a poco fueron llegando otras familias y nos sentamos en las mesas que ya estaban puestas y ordenadas en medio círculo. Una de las coordinadoras (Renate) nos explicó que participaríamos en la llamada “Séder de Pésaj”, un importante ritual festivo judío celebrado en la primera noche de Pésaj, cuya celebración es explicada en el libro del Éxodo y que se lleva a cabo desde hace más de 4000 años para conmemorar la salida de los israelitas de Egipto.

Los elementos más importantes de dicha celebración son:

  • Maguid o Hagadá: el relato de la salida del pueblo de Israel de Egipto
  • Gafen: vino, en este caso jugo de uva
  • Kidushim: 4 copas de vino (4 brindis)
  • Keará o Plato del Séder: una bandeja con 6 alimentos-simbólicos.
    • Beitzá es un huevo cocido marrón. Simbólicamente, representa la dureza del corazón del Faraón.
    • Zeroa , un pedazo de carne asada como el primer alimento, en recuerdo del sacrificio de Pésaj (que también se asaba). Muchos acostumbraron colocar una pata de pollo, es decir un “brazo”, para recordar que Dios nos saco de Egipto con brazo tendido. Este no lo comimos.
    • Maror son hierbas amargas que simboliza la amarga esclavitud en Egipto. Nos sirvieron “meerrettich” que es una crema de rábano picante.
    • Jaroset es una mezcla dulce de manzana, nueces picadas, miel, canela y un poquito de vino rosado. Esta mezcla marrón y pastosa símbiza el barro que los antepasados usaron para construir ladrillos en la tierra de Egipto.
    • Karpás es apio (puede ser perejil, papa), símbolo de vida. luego es sumergida en agua salada, un símbolo de lágrimas, y se come para que se recuerde que la vida de nuestros antepasados fue “sumergida” en lágrimas. En nuestro caso, sirvieron berros y perejil.
    • Jazeret es lechuga amarga que tampoco comimos.
  • Afikoman
  • Urjatz: lavados de manos
  • Shulján Orej: el banquete en sí
  • Birkat Hamazón (Bendición final)

La celebración tradicional consta de 18 partes, las cuales explico a continuación tal y como las hicimos y que son un poco diferentes a las que menciona Wikipedia:

1. Bienvenida- con un canto

2. Explicación de cómo se prepara la casa y la mesa para la celebración. Nos explicaron que los judíos utilizan una vajilla especial para este día.
3. Encendido de velas y canto.

4. Brindis de “santificación”. En cada brindis debe tomarse todo el vaso de vino/jugo de uva.
5.  Karpás, comimos hierbas verdes (berro y perejil) remojadas en agua salada.
6.  Matzá, presentar pan sin levadura y partirlo (Iajatz). Normalmente se ponen 3 panes en servilletas que representan a Abraham, Isaac y Jacob, el del medio se parte por la mitad y una mitad se guarda para el final de la cena.

7.  Maguid, relato de la historia de Pésaj, sobre la liberación del pueblo de Israel
8.  Brindis de “liberación”
9.  Maror, comimos hierba amarga (rábano amargo) con matzá.

10. Bendición del pan.
11. Comer “Jaroset”, el puré de manzana con canela.

12. Comer “Beitzá”, el huevo cocido.
13. Afikomen, se reparte la mitad del pan que se había guardado al principio. Normalmente en esta parte se sirve la cena, cosa que nosotros hicimos hasta el final del ritual(punto #17).
14. Brindis de “salvación”
15. Shulján Orej, preparación de la mesa y canto. Se abre la puerta del salón para que entre Elías a quien se le tiene puesto un lugar en la mesa.
16. Clausura del “Séder”
       Brindis de la “aceptación”
       Halel, se recitan las alabanzas del Halel
17. Cena – no comimos cordero como lo indica la tradición, sino carne de pollo y ternero.
18. Canto final.

Fue una cena larga (casi dos horas) e interesante,  llena de simbolismos y elementos desconocidos para mí. Lo único que conocía era lo que vemos y recitamos normalmente en la misa,  el sacerdote se lava las manos, parte el pan (la comunión) y lo reparte. Además de que el padre toma el vino y en algunas ocasiones también lo reparte con los asistentes.

Recordar lo que hizo Jesús en un día como hoy hace casi 2000 años fue muy conmovedor. Los judíos lo siguen haciendo porque ellos esperan aún al Mesías y nosotros representamos un pedacito en cada misa. Les comparto todo a detalle para que al menos por medio de este escrito conozcan en que consistió la “última cena” de Jesús, pocas horas antes de empezar su agonía.

Mañana asistiremos al Via Crucis y si es algo que valga la pena explicar y escribir, se los compartiré por aquí. De todas formas les deseo unas felices pascuas y que aprovechen estos días de reflexión y fiesta para pasarlos con la familia.

La primera confesión

Mis hijas y yo tuvimos el sábado la quinta y penúltima reunión de preparación para su primera comunión. Y como siempre, el viernes por la noche tuvimos la reunión de catequistas para conocer y preparar el curso del sábado. Los temas a tratar fueron: la confesión, los 10 mandamientos y decorar la vela para el gran día.
En la reunión de catequistas que dura dos horas nos acompañan siempre el párroco y la dirigente de los grupos en la Iglesia y que coordina todo lo relacionado a la primera comunión. El viernes vimos las dinámicas y actividades que haríamos al día siguiente y una de ellas incluía la primera confesión. Desde la vez anterior, el párroco nos comentó que sería más bien una charla corta con los niños y el día de ayer sostuvo la misma idea. Una de las catequistas que es polaca estaba en contra de que se tomara tan a la ligera y comentó que en Polonia (al igual que en México) es todo un acontecimiento, y que si los niños no lo aprenden y practican ahora, entonces cuándo.
Yo estaba un poco a favor de la catequista polaca, pero luego se manejaron los siguientes argumentos:
– algunos niños tienen miedo a los lugares cerrados como el confesionario
– los niños no tienen confianza con el sacerdote
– no se trata de repetir una letanía de pecados cotidianos: peleé con mi hermano, dije mentiras, desobedecí a mi mamá, etc.
– ni tampoco de buscar pecados para completar un mínimo requerido
– es más importante insistir en el saber pedir perdón, reconocer las fallas y perdonar
Así que al final aceptamos la idea del párroco y ayer sábado tuvimos un día de catecismo muy interesante:
Como en cada reunión de preparación, comenzamos a las 10 de la mañana en la capilla, dónde esta vez el párroco explicó que en la vida cotidiana hay señales que nos indican cuando detenernos como un semáforo, el sonido del tren que va a pasar o la señal de ALTO en las esquinas. Así mismo cuando se comenten faltas, hay penalizaciones y mostró a los niños la tarjeta amarilla y roja que se usan en el fútbol para ilustrar la explicación.
Después enseñó la plegaria del “Señor ten piedad” y la oración del “Pésame” que son parte de la misa.
Al final, explicó en que consiste el sacramento de confesión: imponer manos, dar la mano, persignarse. Cabe aclarar que no hizo mención de la penitencia, no sé si aquí ya pasó de moda 🙂

Después pasamos a otro salón donde la coordinadora siguió con los mismos temas de diferentes formas. Primeramente explicó el año religioso que empieza con el adviento y que actualmente nos encontramos en la cuaresma. Recordó a los niños que sería bueno “ayunar” de algunas cosas que más les gustan como dulces, televisión o “Playstation”.
Después mostró a los niños diferentes carteles o señales conocidas como “Prohibido el paso”, “No se permite fumar”, “Camino peatonal”, etc. Y preguntó a los niños qué pasaba cuando no se seguían las señales y contó la historia del pueblo que no quería reglas.

Al final, explicó que Dios nos ha dado los mandamientos para seguirlos y que son como las “reglas” a seguir para ser buenos hijos de Dios. Les entregaron una tarjeta con los Mandamientos por un lado, y con una versión para niños al reverso. No es fácil que entiendan eso de “No jurar el nombre de Dios en vano”, o “No desearás la mujer de tu prójimo”.
Luego nos pidió a dos catequistas a pasar al centro y que los niños mencionaran cosas que lastimaban una “amistad”, y por cada cosa que decían, debían colocar una piedra en nuestras manos que estaban entrelazadas. Obviamente se fueron juntando las piedras y nuestras manos casi llegaban al suelo. ¿Cómo se pueden quitar esas piedras?, preguntó. Pues pidiendose perdón y perdonando las faltas, y así quitaron las piedras de nuestras manos y nos abrazamos.

A continuación pasamos a trabajar en equipos, donde un par de catequistas trabaja con 10 niños. En esta ocasión hicimos una dinámica con roles de situaciones cotidianas como hermanos peleando, amigas envidiosas y celos entre hermanos. Los niños debían escenificar la situación y buscar una solución al problema.
Luego les entregamos unas papeletas con un globo pintado donde debían apuntar aquello que hubieran hecho y por lo que quisieran pedir perdón a Dios. Es decir “pecados”, pero curiosamente nunca se le puso ese nombre. Les dijimos que esas papeletas serían quemadas al final del día, y que al momento de la confesión podía ayudarles como “recordatorio”.

Esta vez comimos delicioso: salchichas asadas y diversas ensaladas. Como siempre, después de comer fuimos a dar una vuelta al parque para distraernos un poco y volvimos a la 1:30 para continuar con el catecismo.

Por la tarde los 4 grupos cambiaron cada media hora de actividad, cuatro en total y que a continuación describo:

Vídeo sobre el 8vo mandamiento. La película explica los 10 mandamientos con ejemplos de la vida diaria y el párroco decidió mostrar el vídeo del 8vo: “No levantarás falso testimonio ni mentirás”. Un hombre había oído rumores sobre su vecino, y le decía a sus nietos que no debían hablar con él porque había estado en la cárcel por asesino. De forma divertida, el viejo tiene que enfrentarse al vecino porque la pelota de los niños vuela a su jardín. Finalmente, terminan siendo grandes amigos pues todo eran rumores exagerados de un accidente automovílistico donde efectivamente alguien había fallecido, pero no asesinado!

– Hacer una tarjeta para su padrino o madrina de bautizo.

– Decorar velas. Cada niño decoró su vela a su gusto. Todas las velas blancas y de igual tamaño, cada niño podía colocarle motivos o letras con placas de cera de colores. Algunos más creativos que otros, y unos más cuidadosos que otros, todas las velas quedaron terminadas para entregarse el 29 de mayo para la misa de primera comunión.

– Confesión. Cada grupo pasaba a la iglesia donde había música tranquila y cada niño podía sentarse donde quisiera. Después uno por uno pasó a donde estaba el sacerdote, a un lado de la pila bautismal, y no en el confesionario para platicar con él un momento. Cada niño hizo pedazos su papeleta y recibió una hoja con una oración. Después, cada niño pasaba a prender una velita y podía volver a su lugar en silencio.

A las 3 y media pasamos todos al jardín donde se quemaron las papeletas. Dijimos una oración agarrados de las manos y cantamos una canción. Después para celebrar la fiesta del perdón, merendamos helado y como de costumbre, a las 4 de la tarde terminamos y los padres recogieron a sus hijos.


El día de hoy durante la misa los catequistas personificamos a los colores del arcoiris y escenificamos una pelea por querer ser el mejor color. Finalmente, Dios nos llamó a todos para decirnos que todos eramos igual de importantes y que nos colocaría en el cielo después de cada tormenta.
A mí me tocó curiosamente el color amarillo, ése que representa al sol, el calor, la energía y la sonrisa! Me encantó mi color! Y soy feliz de ser parte de este arcoiris de catequistas tan entregados y dinámicos. 

No termino de sorprenderme de lo diferente que es el catecismo aquí, supongo que en el sur de Alemania será un poco más estricto pues hay más católicos. Pero definitivamente estoy aprendiendo mucho y creo que las ideas principales están quedando grabadas en los corazones de mis hijas sin necesidad de memorizar mandamientos y oraciones, de aprender 100 preguntas con sus respuestas ni de tener miedo a la confesión, al infierno, ni a Dios.

Ya sólo falta una reunión a principios de mayo. El gran día se acerca y los preparativos siguen en marcha. Así que a seguir en este caminito, aprendiendo y dando lo mejor de mí como catequista 🙂

Sigue la preparación de primera comunión…

No he tenido tiempo de escribir sobre las últimas tres reuniones de catecismo, donde como saben soy catequista y mis dos hijas se preparan para su primera comunión. Pero por otro lado no quiero dejar de escribir lo que tanto mis hijas como yo hemos aprendido en estos días.

Finalmente, quedaron 45 niños y 4 grupos de catecismo. Y para evitar problemas el día de la primera comunión, dos grupos la harán a las 9:30 de la mañana y los otros dos a las 11:30. La iglesia no es muy grande y realmente 45 niños en una sola misa hubiera sido caótico.

Como les conté hace algunos meses, el curso de preparación consta de 6 sábados y de la primera reunión les escribí el pasado octubre. La segunda fue a finales de noviembre y el tema central fue Dios y en particular Jesús.
Justo con el inicio del Adviento, el tema quedaba perfecto para hablar sobre el nacimiento y la vida de Jesús. Además se leyeron diferentes segmentos de la biblia donde se identifica a Dios en la zarza ardiente, o como el Buen Pastor.
Además el párroco explicó sobre el día de San Nicolás que se celebra en Alemania el 6 de Diciembre y cada niño recibió un chocolate en forma del famoso santo.

San Nicolás
Vida de Jesús

La tercera reunión fue en enero y el tema principal fue “Los Sacramentos”. Se habló a detalle de cada uno de ellos y de los símbolos que los caracterizan. Y los niños pudieron oler y sentir el aceite que se usa en bautizo, probar el pan de la primera comunión y conocer los aceites que se usan en la unción de los enfermos.
Además aprovechando la ocasión y el tema, dos niños que harán la primera comunión recibieron el sacramento del bautismo en una ceremonia especial, donde todos los niños pudieron participar.

Hostia
Aceite  
Bautizo

 La cuarta reunión fue el mes pasado, en Febrero teniendo como tema central: La santa Misa. Se habló sobre las partes de la misa, del pan y del vino y su consagración. Para ilustrarlo mejor, la coordinadora llevó granos de trigo y algunos niños pudieron molerlo para obtener harina. Al final de la reunión a cada niño se le entregó una hogaza de pan para compartirlo a la hora de la cena con la familia.

Pan

Moliendo granos de trigo

Sigo aprendiendo con los niños… no es que haya cosas que no conozca sobre estos temas, me refiero a la forma en como se transmiten los temas y que a los niños no se les insiste en memorizarse nada ni en meterles esos miedos con los que se crece en México. Que si el pecado, el infierno, comulgar sin confesarse, etc. Tengo mucha curiosidad de cómo se tocará el tema de la confesión la próxima semana en la quinta reunión. Hasta ahora el párroco lo ha manejado muy por encima y nos comentó a los catequistas que más que una confesión sería una charla con cada niño. (???) Y talvez tenga razón, pues que pecados puede tener un niño de 9 años. El pelearse con sus hermanitos o no obedecer a su mamá? Bueno, esos eran los “pecados” que teníamos que confesar cada mes cuando yo hice la primera comunión.

Sólo quedan dos reuniones antes de la primera comunión y los preparativos siguen. Esta semana se entregaron las últimas invitaciones, los vestidos y zapatos ya están listos, y el lugar donde será la fiesta ya está reservado. Sólo falta esperar a los invitados de honor que llegarán pocos días antes desde Monterrey y terminar la preparación.

Espero tener tiempo de escribir sobre los siguientes temas y por supuesto sobre la celebración mas importante del año para mis hijas. Será todo un acontecimiento y ya les contaré los detalles, aunque sea un poco después de la fecha.

Empieza el camino…

El domingo hubo una misa especial en nuestra parroquia porque el sábado hubo catequesis. Y como ya mencioné antes, la preparación de primera comunión consiste en 6 sábados y se invita a las familias a participar de la misa del domingo para que los niños vayan conociendo como se desarrolla la celebración eucarística en la cual podrán participar tan pronto hagan su primera comunión.

Corona de adviento

El día de ayer fue la primera y coincidió con el primer domingo de adviento. Siempre me ha llamado la atención que a pesar de que la celebración es muy conservadora siempre se cuenta con símbolos muy significativos y sencillos. El día de ayer al entrar a la iglesia se pedía en un letrero que cada quien tomara una piedrita de un montón que estaban en una caja. Cada quien hizo lo propio y al momento de la homilía se explicó el significado del adviento: ese camino que hicieron José y María para llegar a Belén donde nacería el niño Jesús. A un lado del altar han puesto el pesebre y con una túnica han representado un camino por el que van los santos peregrinos. Se les pidió a los niños de la primera comunión y al público en general que pusieran su piedrita en el camino.

Y así hemos empezado el adviento, siendo parte del camino que junto con José y María recorreremos hasta Navidad. Se nos ha pedido que recordemos día con día en ese camino, en esa espera, en esa alegría que está por llegar y que no nos dejemos llevar por las compras, compromisos y estrés que muchas veces nos hacen olvidar el verdadero significado de la Navidad.

Además, como todos saben ayer fue el inicio del calendario cristiano y este año lo comienzan en nuestra diócesis de una forma muy especial: con un misal nuevo que incluye las oraciones y los cantos que se utilizarán en las misas a partir de hoy. Éste sustituyó al anterior que ya tenía 40 años de edad.


El tema del sábado del catecismo fue DIOS. Un tema extenso y complicado que con base de dinámicas y pláticas sencillas llegó a los corazones de los niños para dejarles claro que Dios es un ser omnipotente que siempre está ahí para ayudarnos. Hablamos del buen pastor, de Noe y el arcoiris, de Moisés y la zarza ardiente, de la Biblia y de que todos somos hijos de Dios,  únicos e irrepetibles.

Termine agotada porque en mi grupo hay un par de niños bastante inquietos. Pero al igual que mis hijas aprendí y disfruté de esta nueva experiencia. La próxima reunión es a finales de enero, así que a disfrutar de la pausa. 

Por otro lado, las niñas asistieron a la primera prueba para la representacion del nacimiento de Jesús donde participarán como ángeles. Y el viernes es día de San Nicolás, día que se celebra de una forma muy especial en Alemania. Los niños ponen sus zapatos boleados la noche anterior y San Nicolás les deja un regalito o chocolate por la mañana. Veremos que nos trae este año.

San Nicolás

Primera reunión de preparación…

El fin de semana pasado fue la primera reunión de preparación de mis hijas para su primera comunión. Y aunque no estoy segura de escribir sobre cada una de la reuniones, creo que vale la pena escribir algunas cosas que me llamaron la atención en ésta.

Como ya lo escribí antes, me apunté para ser catequista y la reunión de preparación fue el viernes. En dos horas nos conocimos y nos explicaron el programa del sábado. Somos un equipo de 8 padres y madres de familia más la coordinadora de la iglesia.

Resultó un equipo bastante mixto e internacional porque somos 2 madres polacas, 1 padre polaco y yo mexicana. De los alemanes, un padre y una madre son evangélicos pero sus parejas son católicas y educan a sus hijos en esta religión. Así que sólo son 2 catequistas alemanes Y católicos en el grupo. Curioso, no? Aquí queda muy bien eso de Viva el multi-culti y el ecumenismo!

El sábado fue la primera reunión y la única planeada con padres de familia, así que considerando que harán su primera comunión 40 niñ@s, teníamos un grupo de casi 100 personas con papás, mamás y herman@s pequeños. La reunión se llevó a cabo en los salones de la capilla de San José de 1 a 6 de la tarde.
Lo primero fue dar una bienvenida y pasar a la capilla, donde el párroco nos explicó de forma sencilla como esta construída una iglesia. Con bloques de madera y una cruz, demostró como se podía destruir la construcción, si una de las piezas de abajo se caía. Después invitó a los niños a buscar las piedras pilares afuera de la capilla que están marcadas con textos y años.

Luego se realizó un juego para conocernos que consistió en hacer preguntas y separar a los participantes de acuerdo a sus respuestas. Así supimos que la mayoría de niños tienen 8 años, sólo Catalina tiene 7 y algunos más tienen de 9 a 12 años. Prácticamente la mitad de los niños son hijos de extranjeros: polacos, rusos, italianos, ucranianos, brasileños y mis hijas de mexicana 🙂 Además conocimos la escuela o el barrio donde viven, su comida y pasatiempo favoritos y otras cosas similares.

Después se dividieron a los niños en 4 grupos, mientras que los padres de familia se quedaban con el párroco y la coordinadora para que les explicarán los temas a tratar en las siguientes 5 reuniones de preparación, donde sólo estarán los niños.
En cada grupo de niños se asignaron dos catequistas y se hizo una dinámica para presentarse. En mi grupo tuve 9 niñ@s, de los cuales 5 eran polac@s. Se les entregó una bolsa de tela y un legajo con una hojita con información sobre la iglesia, que tendrán que traer a cada reunión de catecismo.

Después hubo una pausa para merendar. Hubo pasteles, café, chocolates, jugos y galletas. A continuación se volvió a dividir el grupo, pero esta vez se hicieron 4 grupos de niños con sus papás. El programa consistía en que los 4 grupos hicieran 4 actividades de forma paralela y se fueran rotando de salón.

Una de las actividades fue un tour con el párroco para conocer la capilla. Se explicaron las partes del altar, el bautisterio, el agua bendita que está a la entrada, el lugar donde se guardan las hostias consagradas, el órgano, la capilla a las Sma. Virgen María, etc.

Otra de las actividades fue una manualidad, donde los niños decoraron cajitas de cartón con piedras, calcomanías y flores. En estas cajitas irán coleccionando diferentes objetos que se les entregarán en cada reunión.

La siguiente actividad fue una dinámica sobre la Biblia que organizó la coordinadora. Nos sentamos en un círculo alrededor de un cofre, y la señora empezó a preguntar que podría haber adentro. Finalmente develó el secreto: nuestro más preciado tesoro, la Sagrada Biblia. Explicó porqué es un tesoro, las partes que la conforman y lo que incluye en sus textos.

Y por último, la cuarta actividad consistió en una sesión de relajamiento con música tranquila y la lectura de una historia que nos transportaba al fondo del mar. Un cuento que nada tiene que ver con la religión pero que nos relajó mucho 🙂

Y para cerrar con broche de oro, participamos en una misa donde los niños y catequistas recibieron la bendición para este proceso de preparación. Al final de la misa se les entregó una piedra que simboliza nuestro rol en la Iglesia. Todos la constutuímos y somos parte de ella.

Como pueden ver nada tiene que ver este catecismo con el de mi infancia. No sé a ciencia cierta como se preparen a los niños en México ahora, pero sé que las reuniones son semanales a lo largo de un año escolar. Y de memorizarse algo? creo que a duras penas estos niños se aprenderán el padre nuestro, el credo y los 10 mandamientos. Cómo me acuerdo de esas preguntas que tuve que machetearme: Quién es Dios?, Dónde está Dios? y muchas más que ni entendía pero que tenía que memorizar!

Quedan 5 reuniones de 10 a 4 de la tarde, con pausas para comer y merendar. Ya les iré contando que otras cosas voy aprendiendo en este nuevo rol de catequista que no deja de entusiasmarme y sorprenderme!

Día Mundial de la Oración

Ayer, 1 de Marzo fue el día mundial de la oración y tuve la oportunidad de participar en su organización y presentación en mi comunidad.

Apenas este año conocí sobre este proyecto que no es nuevo, sino más bien bastante antiguo. Buscando en internet, encontré que este movimiento nació en 1887 y fue organizado por mujeres misioneras de Estados Unidos y Canadá. Con el tiempo fueron agregándose diversas confesiones y países hasta convertirse en el movimiento ecuménico femenil más grande del mundo. Cada año corresponde a un país organizar la ceremonia, elegir el lema y coordinar su implementación en todo el mundo.

Hace dos años le correspondió a Chile, el año pasado a Malasia, y este año lo ha organizado todo Francia. El lema elegido fue ” Fui forastero y me recibieron” (Mt. 25,35). El próximo año toca el turno a Egipto.

Este año participaron mujeres y comunidades de 170 países. En Stade, la ceremonia se llevó a cabo en la iglesia católica y por azares del destino fui a dar al comité organizador y participé en la prueba general donde me asignaron algunos textos que tendría que leer.

El día mundial de la oración siempre se lleva a cabo el 1er viernes de marzo, así que ayer justo a las 6 de la tarde estábamos mis hijas y yo presentes en la ceremonia donde junto a miles en otras partes del mundo, cantaríamos y oraríamos por las mujeres de este planeta en especial por aquellas que por amor, guerra, trabajo, o búsqueda de mejores oportunidades han cambiado de país.

La ceremonia duró casi una hora y media y se incluyeron las siguientes partes :
– Se leyeron biografías de mujeres francesas que participaron en el comité organizador.
– Se leyeron testimonios de mujeres migrantes que han tenido problemas en Francia
– Se cantaron canciones en francés, alemán e inglés
– Se pidió por las familias biculturales del mundo
La colecta recogida será destinada a proyectos relacionados a mujeres en países en desarrollo
– Se presentaron dos organizaciones de Stade que ayudan a migrantes, una de ellas apoya a hombres asilados y la otra fue ZinKKo, la asociación donde participo desde el año pasado y que busca mejorar la integración de migrantes en la sociedad de Stade.

Fue una experiencia muy enriquecedora y junto conmigo participó una musulmana. Así que no sólo se trató de una ceremonia ecuménica entre iglesias cristianas sino más bien de una ceremonia en donde todas las religiones tuvieron un espacio para orar. Y es que acaso no todos tenemos el mismo Dios? Orar, lo importante es orar y olvidar esos resentimientos entre religiones y hermanos.

Hace días busqué información sobre esta misma ceremonia en México y desgraciadamente no encontré mucho al respecto. Tal vez las ceremonias ecuménicas no sean normales y por eso no se organizó nada en este contexto. Que pena! Ojalá en los próximos años este movimiento llegue a más países y comunidades porque realmente es urgente rezar por tantas cosas que aquejan a la humanidad ;(

La Iglesia Católica aquí y allá

Esta semana entre el Carnaval, el inicio de la cuaresma y el día de San Valentín, se ha dado una noticia que dio la vuelta al mundo en un par de horas: el Papa Benedicto XVI renuncia a su cargo y el 28 de Febrero se retira por motivos de salud.
Nadie esperaba esa noticia y no se han dejado esperar reacciones de todo tipo… algunos han brincado de alegría, otros mencionan el Apocalipsis y la profecía de no sé quién que anuncia un nuevo orden mundial y los más creyentes oran por la salud del Pontífice y admiran su humildad al renunciar.

Yo soy de las que cree que hay otro tipo de razones, además de la de salud de Ratzinger para su dimisión pero que no deseo conocer ni averiguar… y simplemente espero y deseo que la persona que lo sustituya sea más abierta y joven.
En mis 40 años de vida he conocido dos Iglesias muy distintas que llevan el mismo nombre y tienen el mismo líder espiritual. Ambas dicen llamarse católicas pero poco tienen en común. Lo que escribiré a continuación es el punto de vista de una católica creyente y practicante y cuyo objetivo es simplemente de reflexión, ya que uno cree que la Iglesia al llamarse universal es la misma en todas partes y no siempre es así.
Nací en un país (México) donde la mayoría de sus habitantes son católicos… no mencionaré porcentajes ni estadísticas porque talvez ninguno sea actual o verdadero. Pero si puedo decir que la mayoría es católico, hablando del norte o del sur del país, de ciudades o pueblos lejanos de la civilización. Crecí en una ciudad (Monterrey) donde hay iglesias católicas en cada barrio y las protestantes o de otras religiones apenas y existen.
Desde hace 10 años vivo en el norte de Alemania, donde la minoría de la población es católica. En el sur del país hay más católicos y las cosas son muy diferentes al norte donde la mayoría de cristianos son protestantes. Incluso podría decir que hay mas musulmanes que católicos en algunas ciudades de estos rumbos.
– En Monterrey, hay iglesias que tienen más de 10 misas durante el fin de semana y en algunos horarios están tan atiborradas que la gente escucha el sermón afuera. Aquí sólo hay 1 misa el domingo y hasta ahora nunca la he visto llena (eso sí, abundan las personas de la 3era edad). Ah, y ahora que recuerdo no hay misa diaria en la iglesias de aquí, sino que entre 3 o 4 iglesias y capillas de la región se turnan y en promedio sólo una vez a la semana les toca dar la misa entre semana.

– Casi cada iglesia en Monterrey, cuenta con una misa de niños, donde hay animadores, el sermón se explica con marionetas y los pequeños participan en la ceremonia eucarística. Acá hay misa de niños una vez al mes, y los niños son llevados a un salón aparte donde hacen manualidades y se les explica un pasaje de la Biblia que no es precisamente el mismo que el del evangelio dominical.

– En México, hay bautizos y bodas cada semana. Primeras comuniones y confirmaciones una vez al año en cada iglesia. Hay sus excepciones de ceremonias privadas para 1 niño, cosa que acá es casi imposible. En Stade, la ciudad donde vivo los bautizos tienen fechas definidas cada 3 o 4 meses y en estos 10 años no me ha tocado ver ninguna boda religiosa, sólo he visto parejas afuera del ayuntamiento donde se casan por el civil. Aquí en mi comunidad (aprox. 50,000 habitantes) hacen la primera comunión aproximadamente 35 niños al año.

– De grupos de la Iglesia, participé en Monterrey en clases de biblia, misiones, catequistas y en cada iglesia hay grupos para todo tipo de creyentes: mujeres, parejas, jóvenes, matrimonios, niños, etc. Acá no hay nada de eso, a lo mucho un grupo de Biblia y los que organizan la misa de niños.

Podría decirse que las diferencias antes mencionadas son por la poca población católica en la ciudad donde vivo. Tal vez sea así, y en las comunidades del sur de Alemania haya mas actividad en las iglesias. Pero desgraciadamente las diferencias no son sólo de números, sino de costumbres, tradiciones y enseñanzas.
Música en la iglesia. Aquí predomina el órgano… sí, ese de la Edad Media que suena maravillosamente en conciertos pero que durante la misa es de lo más aburrido, ya que se cantan salmos y cantos de 1700 o más antiguos. Cómo extraño esos cantos que llegaban al corazón y que te hacían cantar con alegría durante la comunión o al salir de la iglesia. En un par de ocasiones he oído un coro en la iglesia de mi comunidad acompañado de bateria, guitarras y con cantos modernos. Pero qué hace o dónde canta durante el resto del año es una incógnita porque el 90% de las veces la parte musical de la misa es sólo con órgano 😦

Miércoles de ceniza. Justo hoy que es miércoles de ceniza puedo imaginarme las iglesias de Monterrey con filas interminables de creyentes que desean recibir un poco de ceniza en su frente. Decía un sacerdote que conozco que este día, salen creyentes hasta por debajo de las piedras. Aquí? Mmmm, hay misa en la capilla del asilo católico de la ciudad y una ceremonia ecuménica en la iglesia protestante. El resto del día las iglesias están cerradas y no ponen ceniza.

Cuaresma.  Al igual que en todo el mundo, la Cuaresma existe también en Alemania. El ayuno y el sacrificio (por ejemplo el dejar de fumar, comer dulces o tomar Coca cola) se siguen incluso en la iglesia evangélica, pero lo de no comer carne es fecha que todavía no lo escucho de ningún sacerdote por estos rumbos. Recuerdo que en Monterrey ponían los mariscos y pescado en oferta en los supermercados e incluso el McDonalds sacaba su paquete de hamburguesa de pescado para la Cuaresma.

Catecismo. Los niños hacen su primera comunión cuando cursan el 3er año de primaria y durante ese año escolar reciben la formación correspondiente durante las tardes o los fines de semana en la iglesia. No hay parvulitos (niños de jardín de niños), ni diferentes grupos para prepararse, y mucho menos hay grupos para después de la 1era comunión. En las iglesias hay una generación perdida que no asiste a misa y es entre los niños de 10 años hasta los 30, en el rango de los 30s se pueden observar padres de familia con niños pequeños. Luego viene otra generación pérdida ya que fuera del grupo adulto de 30-40 se observan solamente abuelos o bisabuelos.

Amonestaciones. En las iglesias de Monterrey es común ver las amonestaciones de las parejas que se van a casar incluso con foto. Acá sólo he visto un par de ellas (sin foto) y lo que más risa me dio es que la dirección de ambos contrayentes es la misma, es decir ya viven juntos 🙂 Creo que en Monterrey eso tardará en ser una norma, si es que acaso llega a suceder algún día.

Confesión. Las iglesias antiguas en el norte de Alemania pasaron de ser católicas a evangélicas, y las comunidades católicas han construido edificios nuevos, más pequeños y modernos. Lo simpático de estas iglesias es que no tienen confesionarios… y más chistoso es que no se indica el horario de confesiones por ningún lado. Creo que en estos 10 años me he confesado 2 veces en Alemania y otro par de veces en viajes que he hecho a Italia donde si hay confesionarios. Recién llegada recuerdo haber comentado como “pecado” el no haber asistido a la misa de domingo, y los padres me dijeron que eso no era pecado…. MMMMmmmm, en Monterrey siempre me jalaban las orejas por no ir a misa!

Diezmo. En todas las iglesias católicas que conozco aquí y allá recogen la colecta durante la misa. Además, en México hace algunos años instituyeron el diezmo anual, es opcional pero se insiste a los feligreses en donar un día de tu sueldo o salario a la iglesia. En Alemania creo que sería imposible para las iglesias subsistir sólo con la colecta dominical (por sus pocos asistentes), así que gran parte de los costos se pagan con los impuestos pagados a la iglesia. Sí, en Alemania si estas declarado como creyente practicante (uno mismo elige) de alguna religión, un porcentaje de tu sueldo se va a la iglesia correspondiente cada mes. Eso ha originado que muchas personas se declaren “ateos” y eviten ese pago. Según he escuchado, el dinero que se paga a la iglesia católica se utiliza para pagar los costos de las iglesias (servicios, sueldos, etc) y otra buena parte se dona a misiones en países subdesarrollados.

Y así como éstas diferencias, hay muchas más… que incluyen el uso de anticonceptivos, el divorcio o la homosexualidad. Ahora que escribo la palabra recuerdo que en la misa de niños, asiste una pareja de mujeres lesbianas con dos niños para prepararlos a la primera comunión. No voy a decir que no me sorprendí al escuchar su caso, pero después de un par de semanas lo vi de lo más normal. Me pregunto como reaccionarían los sacerdotes y feligreses en las iglesias de Monterrey…

Al exponer estas diferencias no pretendo pensar en que las iglesias fueran iguales aquí y allá… sé de antemano que las cuestiones históricas y culturales de cada país influencian en el cómo se desenvuelve una religión. Pero lo que sí podría esperarse es que la doctrina fuera la misma para todos los católicos en todo el mundo y se siguiera tal cual.

No sueño con la iglesia perfecta porque nunca existirá. Sólo espero que el nuevo Papa sea más joven, no tan conservador y un poco más abierto. Y sobretodo que tome por los cuernos ese tema tan delicado de la pedofilia en las iglesias de todo el mundo. Aquí en Alemania el escándalo es mayúsculo y ha sido causa también de salida de muchos católicos, no sólo el saber de sacerdotes pedófilos sino al conocer la forma en que se ha tratado de “solucionar” el problema.

Las religiones han evolucionado a lo largo de la historia y hoy en día, muchos habitantes de este planeta consideran innecesaria la religión. Yo soy de las que cree no sólo en Dios sino en las instituciones e Iglesias del mundo… y creo que el ser humano busca la religión para facilitar su comunicación y afianzar su relación con el Creador. Ojalá la iglesia católica sobreviva muchos años más, eso sí, evolucionando y escuchando las necesidades de sus feligreses.

Una oración por las mujeres!

Ayer fue el día Internacional de las mujeres, y en todo el mundo se alabó nuestra labor, se habló de nuestros derechos, de lo que se ha conseguido en los últimos años, de lo hermosas que somos, de lo que serían o no serían los hombres sin nosotras las mujeres!

Me uno a esta celebración mundial y elevo una plegaria a Dios,
– por las mujeres hermosas y aquellas no tan agraciadas
– por las mujeres blancas, negras, amarillas y de cualquier color
– por las jóvenes y viejas
– por las delgadas, las gordas, las anoréxicas
– por las grandes y las chiquitas
– por las que son maltratadas
– por las que tienen canas y las que se pintan el pelo
– por las solteras, casadas, divorciadas, viudas y arrejuntadas
– por las ejecutivas y las amas de casa
– por las emprendedoras dueñas de negocios, y por las empleadas
– por las mujeres en el mundo de la política, la cultura, el arte y la economía
– por las mamás, abuelas, bisabuelas y tatarabuelas
– por las estudiantes
– por las que gozan de salud y las que padecen alguna enfermedad
– por las que no tienen libertad
– por las millonarias, ricas, de clase media y aquellas que no tienen ni para comer
– por las que han perdido hijos o nietos
– por las embarazadas y por aquellas que buscan estarlo
– por las mujeres abandonadas
– por las niñas, las jóvenes y las viejas
en fin, por todas aquellas mujeres que habitan en este planeta!

Que Dios nos bendiga y nos siga abriendo caminos en este mundo aún muy masculino. Que se valore nuestro trabajo, ya sea en un puesto político, en una empresa o en nuestros hogares. Que Dios nos ilumine para ser ejemplo de las nuevas generaciones y para dejar un mejor mundo a nuestros hijos.

Y de manera muy especial, pido:
– por mi mamá que ha hecho de mí la mujer que soy
– por mis hijas que son mi razón de vivir
– por todas las mujeres de mi familia: abuelas, tías, primas, sobrinas
– por las mujeres de mi familia política: suegras y cuñadas
– por todas las mujeres que se han atravesado en mi vida y han dejado huella en mi corazón
– y por mis mejores amigas que son como mis hermanas!

Que Dios las cuide y bendiga, les conceda mucha salud y que sigan siendo parte tan importante de mi vida!

AMEN!

Hoy es miércoles de ceniza, Y?

Aquí en Alemania, al menos en el área donde vivo, hoy es un día cualquiera… en las dos Iglesias de Stade (una parroquia y una capilla) sólo hubieron dos eventos el día de hoy… misa a las 8 de la mañana (no hay misa diaria, sólo dos días entre semana y en ocasiones especiales como hoy Surprised) y una celebración “ecuménica” por la noche. Sí… sólo eso… no como en Monterrey que ponen ceniza cada 15 minutos durante TOOOODO el día en TOOODAS las iglesias, incluso algunas por la noche. No se ven las multitudes como allá, que como decía el Padre Muguerza, el Miércoles de Ceniza sale gente hasta por debajo de las piedras y es el día que mas gente se presenta en las Iglesias, aunque sea de pisa y corre para que le pongan ceniza en la frente. Angel

Hoy la gente alemana no hace ayuno, ni deja de comer carne, y a duras penas sabe que hoy empieza la Cuaresma!
Esa es una de las cosas que mas extraño de mi vida en México… la parte religiosa o espiritual que llenaba una buena parte de mi vida. Ahora me conformo con rezar con Victoria por las noches, y pronto empezaremos a ir a la “Misa de Niños” que es un domingo al mes en la Parroquia de Stade. Pero no! No es como en Monterrey, donde los niños participan, cantan y escuchan un evangelio adaptado para los niños… aqui consiste en llevar a los niños para que DURANTE la misa hagan una manualidad en un cuarto atrás de la Iglesia, y al final de la misa salen a entregar su manualidad a los papás. Aún no entiendo cómo se van a acercar esos niños a la religión si nisiquiera oyen el Evangelio en la misa dominical. Surprised
La situación de la Iglesia en Alemania es grave… y no sólo me refiero a la Iglesia Católica, que cuando se eligió al Papa Benedicto XVI creí que daría empuje a la religión que profesa en su país de origen (cosa que no ha sucedido)… sino también me refiero a la Iglesia Protestante (en su mayoría luterana evangélica), la cual también tiene severos problemas con asistencia y participación de sus seguidores.
Hace unos meses vi un programa que hablaba de dicha situación, y mencionaban que el alemán común y corriente no siente la necesidad de participar en una Iglesia, ni siquiera de tener creencias… y que eso esta afectando a otras iglesias en el mundo que se benefician económicamente de la Iglesia Alemana. Cómo? Con nuestros impuestos. Aquí al obtener un empleo, debes informar que religión profesas… y dependiendo de eso, una parte de tu ingreso irá directamente a la Iglesia correspondiente. Si no quieres aportar esos impuestos a la iglesia, debes decir que eres “Ateo”, pero para eso requieres de un procedimiento legal para declararte como tal. En mi caso, durante año y medio pague un buen de dinero a la Iglesia Católica, dinero que por lo que he escuchado es enviado a países más pobres. Pero las generaciones jóvenes ya no quieren verse obligados a pagar esos impuestos y más y más se declaran Ateos y aunque eso no les prohíbe la entrada a las iglesias, poco a poco van perdiendo interés en las actividades religiosas.
Claro que no puedo generalizar, y si hay católicos y evangélicos en Alemania… y la situación de todo el país no la puedo comparar con mi diócesis que por su ubicación geográfica tiende hacia la religión protestante (en el sur hay mas católicos), pero en ese programa que vi comentaban los expertos de la situación nacional y no difiere mucho de la de Stade. Incluso hace unas semanas escuché en la radio que en una diócesis cercana donde hay poco más de 400 iglesias católicas, se iban a cerrar cerca de 80 por falta de feligreses. Surprised
Y qué decir de grupos de misiones, o grupos religosos para niños, jóvenes, matrimonios, novios??? Nada… los niños reciben su preparación para la primera comunión justo un año antes de hacerla, y no hay coros porque en la mayoría de las iglesias se toca un órgano de le época de la Inquisición y una persona canta coros de esa misma época (no es chiste, he visto en los libritos de las canciones los años en que fueron escritas, y algunas datan del siglo XIV). Recién llegué a Alemania, seguí la costumbre de ir a misa todos los domingos (aqui sólo hay una misa el sábado (5 pm) y otra el domingo (10 am)), pero poco a poco dejé de ir porque era sumamente aburrido… además de no entender el idioma al principio, luego cuando lo entendí supe que el padre hablaba de todo menos del Evangelio. La gente se esta medio durmiendo durante la celebración y no siento que me alimente el alma, como lo hacía en Monterrey. Sí, es una pena y realmente quisiera hacer algo para cambiar la situación… pero poco o nada puedo hacer. Con las niñas empezaré a asistir una vez al mes, y talvez cuando cambien al párroco, las misas sean más amenas. Confused
Así que hoy empieza la Cuaresma, y si no fuera por todo lo que aprendí en Monterrey, estos 40 días pasarían para mí como cualquier otro día. Haré mis sacrificios personales, los viernes haré de comer cosas sencillas y recordaré como cada año, que Jesús murió y resucitó para nuestra salvación durante la Semana Santa. En este tiempo, es cuando más extraño mi actividad en la Iglesia, mis idas a Misiones, mi participación en los coros de la Iglesia, y esa alegría por ser Católico!

 

A %d blogueros les gusta esto: