El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Migrante"

Tercer encuentro pre-navideño

Lo que en el 2016 se supone sería el primer encuentro de mexicanas casadas con alemanes en Kassel, fue realmente el punto de encuentro de 31 desconocidas que se convirtieron en un grupo de amigas único en el mundo.

Ese grupo ha institucionalizado un encuentro anual en noviembre que la semana pasada se realizó por 3era vez con gran éxito y que reunió a 22 mexicanas que viven a lo largo y ancho de Alemania.

Cada año nos reunimos el segundo fin de semana de noviembre en una ciudad diferente de Alemania y dependiendo de las organizadores disfrutamos de un programa cultural y gastronómico que culmina con una cena pre-navideña tipo posada mexicana.

En esta ocasión viajamos a Stuttgart, una ciudad en el sur de Alemania a la que algunas llegaron en avión (las del norte como yo), en tren o en coche. Como yo no conocía este rincón del país, viajé con tres amigas del norte desde el jueves para visitar el centro y conocer con calma la ciudad.

El viernes por la noche, la mitad del grupo disfrutó de una cena en una cervecería y a lo largo del sábado fue llegando el resto para celebrar el 3er encuentro pre-navideño por la noche. En esta ocasión no hubo piñata, ni ponche ni pedimos posada, pero tuvimos intercambio de regalos, cena muy mexicana y mucha diversión!

Es increíble el lazo de amistad que hemos formado a lo largo de estos tres años y este encuentro anual es el momento en que nos llenamos de energía al compartir risas, cantos, recuerdos y mucho más! Quién diría que un encuentro casual sería el inicio de una amistad duradera en la que hemos encontrado apoyo, consuelo, excelentes amigas y compañía constante. Todas extrañamos nuestra patria y hacemos de cada encuentro una pequeña fiesta mexicana!

Después de tres días muy intensos, puedo decir que:

  • conocí Stuttgart
  • probé la comida típica
  • me sentí feliz

IMG_6411

  • y cargué pilas!

UWOJ2854

No me canso de dar gracias a Dios por haberme puesto en el momento y lugar adecuados hace 3 años. En aquel entonces no podía imaginar que un simple viaje a Kassel sería un parteaguas en mi vida como migrante en Alemania. Nunca he dudado que el contacto con mexicanos fuera importante, pero ahora estoy convencida que el contar con una red de apoyo como éste grupo es un pilar indispensable para mi salud mental. Puedo compartir mis alegrías, miedos y anécdotas con mujeres que me entienden y comprenden al 100%, y eso no tiene precio! Las quiero!

El próximo encuentro será en el norte y espero rompamos el récord de asistentes. Sería fantástico contar con las 31 mexicanas que asistieron a Kassel 🙂 Ya les contaré!

P.D. Y lo que pasó en Stuttgart… se queda en Stuttgart

Anuncios

Ay, qué calor!

Ha llegado la hora de despedir el verano 2018, un verano en particular muy caliente. Y es que este año he sentido el calor como nunca! Por un lado en Alemania se vivió uno de los veranos más calientes de su historia y por otro, me tocó sobrevivir, sí… SOBREvivir la canícula en mi ciudad natal: Monterrey!

El calor se vive de diferente forma en ambos países… en Monterrey se está acostumbrado a las temperaturas superiores a los 35 grados, mientras que en el norte de Alemania, ya con 30 la gente se está muriendo. Y es que no sólo se trata de estar acostumbrado o no, que obviamente en Alemania no es normal llegar a 35 grados, sino que los lugares están o no acondicionados para esas temperaturas.

En las últimas semanas escuché a más de una persona indignada de que los alemanes se sorprenden cuando un italiano, latino o español se queja del calor… Típico comentario: “Pero si tu vienes de un país caliente!”. Y?

El hecho de ser originario de México, Italia o Colombia no significa que nos encanta sudar, o que amamos dormir sin ventilador ni aire acondicionado, o que en la oficina nos estemos asando como pollos también por falta de aire acondicionado. Aquí sufrimos igual que los alemanes las altas temperaturas porque ni las casas ni las oficinas tienen ni siquiera ventiladores, qué decir de aire acondicionado. Los ventiladores se agotaron en toda Alemania apenas empezando el verano. Si no estás en la playa tomando una margarita, el sol y el calor no son lo ideal en un día de trabajo.

No me gusta quejarme ni del calor ni del frío, pero he de confesar que en nuestras vacaciones en Monterrey que coincidieron malamente con la canícula (las semanas más calientes del año) no sólo me quejé sino que odié el calor de más de 40 grados. Qué cosa más espantosa! Sí, nací en Monterrey y viví ahí casi 30 años pero no lo había visitado en esta temporada en los últimos 16 años, así que tenía todo ese tiempo de no sentir calor de verdad.

PHOTO-2018-07-24-16-37-12

Ni el aire acondicionado, ni comer helado, ni ducharte tres veces al día te regresa la energía que el calor te quita. Apenas amanecía y ya me sentía cansada, sin ganas de salir ni hacer nada. Monterrey no tiene playa y aunque pasamos un par de días en un club deportivo con piscina, no pudimos disfrutar nuestra estancia al máximo porque con esas temperaturas no fue posible visitar ni hacer muchas cosas.

Regresamos a Alemania a principios de agosto y el calor continuaba… tuvimos un par de semanas con 30 grados que obviamente ni cosquillas me hicieron, pero que terminaron de arruinar los jardines, campos y cultivos. A duras penas sobrevivieron mis geranios y el resto de flores y plantas de ornato murieron achicharradas 😦

Septiembre llegó con lluvias y poco a poco el césped vuelve a tomar su color verde, pero los daños a la agricultura son irreversibles. Un verano muy caliente y sin lluvias que espero no se vuelva normalidad. Me gusta el calor, pero como dice la frase célebre: Nada con exceso, todo con medida.

Ahora a esperar que las hojas cambien de color y a prepararse en el otoño para recibir al invierno. Y así seguimos, cada año viendo como las estaciones no son tan predecibles y que el cambio climático rompe récords aquí y allá.

En fin, lo bailado nadie me lo quita y tanto en Monterrey como aquí pasamos unas vacaciones en familia, sin contratiempos y agarramos un color bronceado divino.  La próxima semana tenemos vacaciones de otoño y empezaremos con nuestro nuevo proyecto de remodelación! Pero eso se los cuento en otra ocasión! Hasta pronto!

Vídeo

Vídeo: Prestaciones familiares

Hace unos días participé en el segundo seminario del proyecto “Acción en Familia” y entre otras cosas recibimos información sobre las prestaciones que reciben las familias en Alemania. Así mismo nos presentaron el vídeo que les comparto a continuación que fue realizado por el Ministerio de Familia en español para explicar de manera rápida y sencilla dichas prestaciones.

 

Pronto les compartiré el detalle de lo que aprendí en el seminario. Sólo tenganme paciencia!

Estoy a sus órdenes para cualquier duda o comentario respecto a este tema 🙂

 

En la tele!

Con el escándalo de datos, Mark Zuckerberg y Facebook uno se pone a pensar si es necesario seguír compartiendo, leyendo y formando parte de esa gran red social llamada Facebook. Mis razones para quedarme en Facebook son muchas y una de ellas es seguir en contacto con mi patria querida y con compatriotas que viven en el extranjero como yo.

Hace unas semanas una amiga comentó que participaría como público en un concurso de cocina que se transmite en televisión para apoyar a un mexicano. Dicho concurso se grabaría en un estudio de televisión en Hamburgo y desgraciadamente no podría asistir ya que ese día tenía que trabajar. Para mi sorpresa ese mismo día el participante mexicano pasó las siguientes dos rondas y grabarían la tercer ronda al día siguiente, el sábado por la tarde. Inmediatamente llamamos al estudio para comprar boletos que costaban ocho euros por persona y reservé 2, uno para Thomas mi marido y otro para mi.

Creo que la única vez que he salido en televisión fue cuando cumplí 4 o 5 años y mi mamá me llevó al programa del payaso Pipo donde algunos niños podían celebrar su cumpleaños y salir a las 3:00 de la tarde en el canal tres de Monterrey. Sobra decir que nunca había estado en un estudio de televisión en Alemania y mi marido y yo llegamos muy temprano el sábado 7 de abril.

Justo a tiempo nos dimos cuenta que había reservado para otro show de cocina y no para el de las 2:00 de la tarde, donde participaría el cocinero mexicano. Por fortuna la persona encargada de entregar los boletos fue muy amable y nos permitió asistir al segundo show gratis y pasamos de todas formas al que había reservado por teléfono.

El programa se llama “Kücheschlacht“, que se podría traducir como batalla/pelea en la cocina y consiste en la participación de 6 cocineros “amateur” bajo la tutela de un Chef, que tienen que cocinar un platillo correspondiente a un tema en 30 minutos. Al final, otro Chef famoso hace de jurado y elimina a uno de los participantes después de probar, criticar o alabar cada platillo presentado. El programa es transmitido diariamente por el canal ZDF y cada viernes es la final entre los últimos dos ganadores de esa semana.

En el primer programa que reservé por equivocación el tema fue “Visceras” y los concursantes cocinaron con hígado y corazones de pollo. Nos tocó sentarnos en la última fila y disfrutamos el rato entre aplausos, recetas y un olor delicioso. Fue muy divertido!

Para el segundo show llegaron dos amigas mexicanas que habían apoyado al cocinero mexicano el día anterior y para nuestra sorpresa nos sentaron en la primera fila justo enfrente de la estufa de Diego y junto a su pareja. El tema elegido para esta transmisión fue “Mi receta favorita de mamá ” porque no se graba en vivo, y el programa será emitido unos días después del día de las madres en el mes de mayo.

Diego preparó medallones de pollo en mole verde de semillas de calabaza, chiles y tomatillo que acompañó con verduras salteadas incluyendo el chayote! Tengo curiosidad de ver el programa para comprobar que no estuve babeando mientras Diego cocinaba. Al igual que el show anterior, disfrutamos la media hora entre anécdotas, olores y aplausos. Al momento de elegir a los ganadores, sufrí mientras el chef Ralf Zacherl degustaba el mole y después de unos minutos que parecieron eternos, darle el paso a la siguiente ronda.

Los ojos se me llenaron de lágrimas de emoción, orgullo y felicidad! Fueron momentos increíbles y agradezco a Dios la oportunidad de haber estado presente. No conocía a Diego antes de ese día y no es nadie famoso, pero para mí Diego representó a nuestro país como embajador de su cocina y se tiene que tener mucho valor para presentar platillos tan mexicanos a un paladar alemán. Mis respetos para Diego y todos aquellos compatriotas que ponen en alto a nuestro país y su cultura.

Los que viven en Alemania podrán ver el programa a partir de hoy lunes a las 2:15 de la tarde en el canal ZDF y si mal no recuerdo a mí me podrán ver el miércoles en primera fila apoyando a Diego 🙂 Supongo que después de la transmisión en televisión lo podrán buscar en la “Mediathek” y verlo cuando tengan tiempo libre. Se los recomiendo mucho!

Así que VIVA MEXICO, su cocina y sus mexicanos regados por el mundo que no pierden oportunidad de enseñar al mundo que en México no se come chili con carne 🙂

Entrevista a Perla Fotografía

En esta ocasión dejamos Alemania pero seguimos en Europa. La entrevista de este mes corresponde a la hermana de una amiga del bachillerato que al igual que yo, dejó nuestro querido Mexico por amor!

Sin mas preámbulos les dejo las respuestas de Perla Michiels-Domínguez, que al igual26170962_1408062879322689_1845271057474381131_o que las de las entrevistas anteriores inspirarán y motivarán a mas de uno a seguir sus sueños, aún y cuando se encuentren en el extranjero. Estoy segura de que quedarán enamorados de sus fotografías, proyectos e ideas!

  1. ¿De dónde eres y desde cuándo vives en el extranjero? ¿En qué ciudad vives?

Nací en Toluca, México, pero viví desde chica en Monterrey. En 1996 conocí a Ron, mi marido, mientras viajaba un año por el mundo con el grupo internacional Viva la Gente. Después de 2 años y medio nos casamos y en Agosto de 1999 me vine a vivir a Almere en Holanda. Ya tengo casi 19 años acá y tres hijos adolescentes.

Fam. Michiels-box blok-small

Retrato de mi familia, tal como somos…Alicia, mi hija, tomo mi foto

  1. ¿Qué es lo que más extrañas de tu país natal en Holanda?

Mi familia, el clima, la comida y la gente. Aunque a la edad que me casé uno lo que quiere es salir de casa y ser independiente, con el tiempo añoras mucho a tu familia. Con mi familia tengo mucho contacto, vía Whatsapp, Facetime, Facebook, y cuando nos podemos ver en México o mis papás vienen cada 2 años a vernos. Sin embargo te pierdes de muchos  momentos diarios y de las fiestas! Sobre el clima, en Monterrey estás acostumbrado a vivir con 35-40 grados. Aquí llueve muchísimo y los días de calor son contados. Calor le llaman a más de 20 grados y ya con 25 se están derritiendo, me da mucha risa. Yo apenas siento que es una temperatura agradable. Sobre la comida al principio me traía una maleta llena. Poco a poco te vas acostumbrando y ya venden acá más productos mexicanos, sin embargo un taco siempre será mas rico que un “broodje”  (pan/sándwich/torta). La gente en general es individualista, dicen las cosas como las piensan (poco tacto) y son más serios. Me falta el calor y cariño de México.

Picture1

Sesión de fotos con mi familia en la playa

       3. ¿Cuál es tu profesión y a qué te dedicas actualmente?

Estudié Comunicación en la Universidad de Monterrey, aquí al principio trabajé en radio, televisión (Endemol Internacional) y después me enfoqué a la fotografía. Desde 8 años y medio tengo un estudio donde hago retratos, fiestas infantiles y reportajes funerarios.

Perla-Fotografie-zelfportret-e1358325546154

Fotomontaje y autoretrato Perla en el estudio.

4. ¿Cuál es tu mercado? ¿Y de dónde son tus clientes?

Yo fotografío la vida desde el nacimiento hasta la despedida, el funeral. Así que me toca de todo. Me enfoco mucho en que sea toda una experiencia: el preparar su sesión, crear imágenes de acuerdo a ellos y trabajar juntos a crear piezas de arte que cuelguen en su casa. Manejo productos exclusivos y no es trabajo en serie sino muy personal. La mayoría de mis clientes son particulares de clase media alta o alta. Hago fotos corporales para empresarios y compañías. Hay clientes de Almere, la ciudad donde vivo, pero también vienen de Amsterdam, ‘t Gooi, Amersfoort, Utrecht, que a veces manejan mas de una hora y claro, también familias mexicanas! Cuando conocen mi trabajo, alguien los recomendó o simplemente confían en mí, la distancia es lo de menos. Cuando voy a México también hago reportajes allá a familiares y amigos. Soy voluntaria para Unidas Contigo, una organización de prevención y apoyo a personas con cáncer. Les tomo las fotos para su página y fotografío historias de pacientes. En Holanda soy voluntaria en Make a Memory, donde damos a padres un recuerdo fotográfico de sus hijos que no llegaron a vivir mucho tiempo.

 

La vida de principio a fin.

ME-Michiels-01

Fotos sobre el cáncer.

  1. ¿Has adaptado modas o tendencias de sesiones fotográficas en México en tus sesiones acá?

Mi tesis de la Universidad fue un estudio comparativo entre la fotografía de los maestros Manuel Alvarez Bravo y Gerardo Suter. Su trabajo está en mi mente y quizá se proyecte en algo. En proyectos de fotografía personal hago muchas cosas sobre la sociedad, me interesa mucho reflejar emociones. Creo que eso tiene que ver con los valores con los que crecí. Sobre otras modas o tendencias mas que nada desde hace varios años me estoy especializando en hacer reportajes sobre la última fase de vida y el momento de la despedida: el funeral. En crear memorias fotográficas que le sirvan de recuerdo a la familia de la persona en vida, pero también el cerrar el libro de su vida. Mi reportaje sobre el funeral es para que la gente pueda después hojear el álbum con su vecina o amiga y sea una manera de hablar del tema y que le ayude a superar la pérdida. El álbum da una excusa para crear una plática. Un funeral pasa tan rápido que la gente ni cuenta se da de muchas cosas que pasaron o de quienes fueron a apoyarlos, hasta que ven mis fotos. Para niños pequeños es una manera de poder ver como fue el funeral del abuelo o a veces de su papá o hermano(a) en el futuro, cuando han crecido.

19399930_1238228949639417_6019941575054126428_n

Autoretrato “ El alma volando”

      6. ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Crees que el hecho de ser migrante dé un valor agregado a tus fotos?

Me encanta trabajar con gente. Que cuando entran el estudio dicen: nunca salgo bien en las fotos y al final salen felices, con una sonrisa y una autoestima mucho más alta de la que tenían. Son detalles con los que uno hace un impacto en la vida de alguien. Quiero que cada persona tenga un retrato bonito y representativo de quienes son y que en cada hogar haya un bonito retrato familiar. Que al verlo les dé la seguridad a los niños de que no importa lo que pase, tu familia es tu núcleo, “ we belong together”. Es un mensaje que les transmites diario, sin palabras, con la imagen en la pared.

El ser migrante quizá me ha servido a valorar más la familia y me dicen que ven el calor humano y emociones en las fotos. Cuando tomo fotos de Holanda en la calle me fijo mucho en cosas que para ellos son obvias y para un extranjero no lo son, veo las diferencias, puedo enfatizar tradiciones o costumbres por verlas con otros ojos.

 

Me encanta ver los retratos como producto final y cuando el cliente me dice: lo quiero mas grande y resulta de tamaño real!

  1. ¿Has tenido dificultades en tu proceso de adaptación en tu nuevo país? ¿Cuáles?

Uy, podría escribir un libro jajaja… Claro el inicio es súper difícil. Por ejemplo yo en Monterrey tenía un buen trabajo, mi auto, mis amistades, conexiones, sabes moverte y eres independiente y como comunicóloga mi español es (o era) excelente. Llegas acá y te sientes como un bebé que no puede moverse solo ni hablar. Pasas a depender 100% de tu pareja pues es tu único contacto, luego no puedes manejar sin hacer cambio de licencia, tienes que aprender las reglas y a moverte. Recuerdo que la primera vez que fuimos al súper nos tomó 30 minutos el primer pasillo!! En lo que mi marido me explicaba qué era cada cosa… Sin el idioma te sientes perdido por eso yo me enfoqué a estudiar, eso es básico a donde te vayas, tienes que dominar el idioma si quieres crecer y ser independiente. Eso siempre lo tuve claro. Yo hablo bien el holandés mas como quiera tengo un acento y a veces mis hijos se ríen de algo que digo y no ven que yo era excelente en MI idioma y que este es uno más en mi lista. Para cartas importantes a clientes le pido a mi marido que me las revise, son detalles pero tienes que considerar que sabes más que la mayoría y que por eso mismo, eres más y no menos y no se puede ser perfecto en todo. Hay miles de cosas como la puntualidad holandesa, ahora me gusta y me desespero en México cuando la gente llega tarde o no se toma en serio una cita. Te vas haciendo holandesa en muchas cosas y lo que veo es que ahora no soy ni de aquí ni de allá! O de aquí y de allá, como lo quieras ver…

 

Holanda tiene cosas muy bonitas y es un país multicultural.

         8. ¿Y para ser independiente? ¿Crees que el ser mujer represente más complicaciones en comparación a un hombre que quiere emprender un negocio?

En cierto sentido, la verdad este país te da muchas oportunidades y si quieres algo lo podrás hacer. Además que hay muchos trabajos de medio tiempo por lo que la mujer puede combinar casa/familia y trabajo mejor que en México. Sobre un negocio pues lo que veo es que como depende 100% de tí lo difícil es combinarlo con el tener hijos y una familia más que el hecho de ser hombre o mujer. Yo tengo la libertad de trabajar cuando quiero, no me pierdo ninguna actividad de los niños de la escuela o sus clases ni tengo que pedirle permiso a nadie, también puedo irme a México todo el verano que como quiera aquí es temporada baja. Por otro lado nunca estás libre 100% ya que siempre te pueden hablar, llegar mensajes y si te enfermas no ganas nada. En Holanda una ventaja es que los roles están compartidos, los hombres ayudan mucho con los niños y el hogar.

 

 Ejemplos de foto-fiestas infantiles

          9. ¿Qué consejos le podrías dar a quién todavía no sabe qué camino profesional tomar en su nuevo lugar de residencia, sea por el idioma, por la incompatibilidad de estudios o por miedo?

Que la mejor inversión que pueden hacer es aprender el idioma. Eso les abrirá muchas puertas y dar seguridad. Un papel o título no es garantía de trabajo, sino tus habilidades. Busca en qué eres bueno pues así te dedicarás de corazón a ello. A mi me apasiona la fotografía y puedo pasarme horas en internet viendo artículos, sites de fotógrafos, grupos en Facebook sobre fotografía, sigo workshops, etc y no lo siento como trabajo. Si trabajas en algo sólo por el dinero no sé si serás feliz. Investiga qué oportunidades hay, si todavía no puedes estudiar el idioma ve que puedes hacer hablando español. Por ejemplo hay muchos holandeses que quieren practicar el español! Yo hice un acuerdo con una diseñadora y le daba clases de español y ella me ayudaba a aprender photoshop. Sé creativo(a) y échale ganas! Las cosas no se dan solas. Atrévete!

AY1cadTCAAIvKHX

LEF= valor, atrévete, vence tus miedos.

10. Además de migrante eres madre, ¿qué retos se te han presentado al educar a tus hijos en un hogar bicultural? ¿Algún consejo para las nuevas mamás?

No te avergüences de tus raíces y tu idioma y háblalo con orgullo. A mí si me critican les digo que el holandés es mi 3er o 4to idioma (el francés se me ha olvidado por no practicarlo). Valórate para que te valoren. Enséñales a tus hijos español! es el mejor regalo que les podrás dar. Además el español está tomando mucha fuerza. Los míos crecieron con dos idiomas y entienden el español, mas en cierta edad se dieron cuenta que yo entendía holandés y me hablan más en holandés por ser más fácil para ellos. La verdad es que si pudiera regresar el tiempo, hubiera mantenido el hablar sólo español con ellos. Yo quería practicar mi holandés también y por eso se dieron las cosas así. De niños les dí siempre mucho material educativo en español y películas, cuentos, etc. ahora hay mucho en internet también.

overige-perla-fotografie-web-006

Mis hijos: Alicia, Pablo y Raúl

Por último, cuéntame qué tipo de servicios ofreces como fotógrafa y cómo pueden contactarte.

  • Retratos en el estudio o en una locación bonita como un campo de flores.
  • Para particulares: fotos de embarazadas, bebes, niños, familias, tres o más generaciones. Seguido tomo fotos de familias extensas que se juntan para regalar un retrato a los abuelos.
  • Hago fiestas infantiles donde las niñas posan como modelos y creo historias tipo comics. Esto es un concepto único y vienen de todo Holanda conmigo.
  • Reportajes de la despedida (funeral)
  • Para empresarios y compañías: fotos de profil (corporativas), fotos para su página de web.
  • El servicio en todas las áreas va divido en 3 sesiones, la consulta donde hablamos sobre sus deseos, planeamos la sesión y vemos qué productos les interesan. Luego siguen la sesión de fotos y la sesión de diseño y elección, para la cual les muestro con software especial cómo se verán sus fotos en las diversas áreas de su casa, escogemos los materiales y tamaño y así sacamos el mayor provecho de sus retratos. Es un servicio completo.

www.perlafotografie.nl

www.babyenzwangerschapsfotografie.nl

www.facebook.com/perlafotografie

Mi estudio: Creative Campus, Bolderweg 2, 1332 AT, Almere Buiten

Mobile: +0031 6-38267345

welkom1-e1358324777183

Mil gracias Perla por tu tiempo, fotos y dedicación a esta entrevista. Estoy segura de que el día que te vaya a visitar a Almere te pediré una sesión fotográfica, pues se nota que lo haces con el corazón y las fotos salen de maravilla! Muchísimo éxito en todos tus proyectos y vida en la bella Holanda!

Así que no se pierdan la próxima entrevista que nos traerá de vuelta a Alemania pero a otro mundo muy diferente al de la fotografía pero que seguro les fascinará! Estén atentos!

 

Entrevista a Ale Cantú

Ya vamos por la tercera entrevista a Mariposas Migrantes y después del éxito de las dos anteriores, no dudo que ésta también lo tenga.

bio Ale Cantu

Hoy les presento a Alejandra Cantú, Ale para los amigos, que al igual que yo, es “Regia“, es decir de la ciudad de Monterrey, México y que conocí hace dos años por azares del destino en un encuentro que ella misma organizó para mexicanas casadas con alemanes. No teníamos la menor idea de que nos convertiríamos en amigas a pesar de que vivimos en los polos opuestos de este país, a 700 kilómetros de distancia.

Sin más rollos les dejo las preguntas y sus respuestas llenas de humor, experiencia y excelentes consejos para otros migrantes, no sólo mujeres, que viven en el extranjero. Qué la disfruten!

  1. ¿De dónde eres y desde cuando vives en el extranjero? En qué ciudad vives?

Soy mexicana, del meritito norte, y me fui al extranjero por primera vez en el 2002 a estudiar una maestría a Inglaterra. Desde el 2004 vivo en Alemania, al este de Stuttgart, en un pueblo-quieto llamado Mutlangen.

  1. ¿Qué es lo que más extrañas de tu país natal en Alemania?

Las reuniones familiares grandes llenas de risas y los encuentros espontáneos con amigos. Poder contar un chiste y que todo mundo lo entienda, y se ría, jajajaja. Unos buenos tacos callejeros y los tamarindos con chile. Las temporadas largas de calor y la cercanía al mar Caribe.

  1. ¿Cuál es tu profesión y a qué te dedicas actualmente?

Actualmente trabajo como Coach y ayudo a profesionales en el extranjero a impulsar su carrera y crear una vida en la que se realicen y brillen 360°, fuera de las fronteras de su país.

Decidí emprender en el 2015, tras obtener mi certificación. Anteriormente, trabajé 15 años en distintas empresas en México y Alemania como Ingeniera especializada en Supply Chain Management y Mejora Continua.

  1. ¿De dónde son tus clientes? He visto que también haces vídeos y posts en inglés, planeas seguir trabajando en diferentes idiomas? ¿Qué ventajas o desventajas presenta esta opción?

Hasta ahora he apoyado a cientos de personas de distintas partes del mundo con mis programas: mexicanos, colombianos, argentinos, venezolanos o españoles que viven en Europa o USA, pero también brasileños, franceses, chinos o africanos que viven aquí o en otros países.

Gracias a la magia del internet, me puedo comunicar con todos ellos, sin importar en qué rincón se encuentren.

A los talleres presenciales que ofrezco en Alemania, asisten también extranjeros de muchos países. En realidad, no importa de dónde seas, todos enfrentamos desafíos similares al vivir y trabajar en el extranjero.

La gran ventaja de ofrecer mis servicios en español e inglés es la de poder llegar y ayudar a más gente en un idioma que dominan más fácilmente.

Ciertamente, al darte a conocer en dos idiomas, algunas tareas se duplican, pero gracias al apoyo que recibo de otros profesionales, puedo enfocar la mayor parte de mi tiempo a lo que mejor sé hacer: ¡coachear!

  1. ¿Has tenido dificultades en tu proceso de adaptación? ¿Cuáles?

Sí, claro. Yo también he pasado por dificultades y mucha frustración en algunos momentos.

Retomar mi vida profesional tras haber aprendido alemán fue más difícil y doloroso de lo que imaginaba. No encontrar pronto la oportunidad adecuada, ni poder comunicarme tan fácil como antes, me hizo sentir muy frustrada y hasta fracasada. Después, ser mamá, profesionista y emprendedora, trajo consigo nuevos retos de adaptación y un miedo a no encontrar mi balance.

Lo más difícil fue el haber visto mi desarrollo profesional estancado y no sentirme la mujer independiente y segura que estaba acostumbrada a ser.

Pero me queda claro que hoy, todo esto me permite conectar y empatizar más fácilmente con mis clientes, lo cual valoran enormemente.

  1. ¿Y para ser independiente? ¿Crees que el ser mujer represente más complicaciones en comparación a un hombre que quiere emprender un negocio?

Recuperar la independencia (sobre todo la financiera) es todo un desafío que también enfrentan muchos de los clientes con los que trabajo. De hecho, he escrito incluso un artículo sobre las 3 estrategias más inteligentes para no depender económicamente si vives en el extranjero.

Estoy convencida de que hombres y mujeres tenemos las mismas oportunidades y probabilidades de éxito para emprender. Cuando hay un compromiso total y la disposición para llevar a cabo todo lo que un emprendimiento requiere, una mujer es tan capaz de lograrlo como un hombre.

Lo que sí creo es que ser mujer, madre y emprendedora, requiere que tengas tus prioridades muy claras y sepas administrar y balancear bien tu tiempo.

Es esencial replantearte lo que para ti significa el éxito. No lo que esperan los demás o lo que nos han venido enseñando padres, maestros y sociedad. Sino realmente definir qué te hará a ti sentirte exitosa y plena, para que a partir de eso construyas tu carrera o tu negocio.

  1. ¿Qué consejos le podrías dar a quién todavía no sabe qué camino profesional tomar en su nuevo lugar de residencia, sea por el idioma, por la incompatibilidad de estudios o por miedo?

Primero que nada, que aprendas el idioma del país en donde ahora vives. Comunicarte con fluidez puede abrirte MUCHAS puertas y te ayudará a sentirte más seguro e independiente.

Si sientes que la cosa va lenta, quizás te ayuden estos 3 tips que te harán hablar más rápidamente el idioma de tu nuevo país.

Lo segundo, que te enfoques en las oportunidades y no en los problemas.

Quejarte y frustrarte porque el idioma está difícil, porque no encuentras trabajo o no puedes ejercer tu carrera, no te va a ayudar a cambiar la realidad.

Moverte a la acción y usar todo tu potencial y creatividad, sí que va a cambiar tus resultados. Tú eliges de qué lado quieres estar.

Vivir y trabajar en el extranjero requiere que estés dispuesto a salir de tu zona de confort. Si te atreves a dar el salto, encontrarás de nuevo esa chispa que te enciende y te devuelve la alegría de vivir.

Si no me crees, piensa en algún momento en que te sentiste sinceramente vivo. ¿Estabas dentro de tu zona de confort o arriesgándote a algo?

Por último, te diré que si te sientes estancado profesionalmente y no sabes por dónde empezar, busques ayuda. Tu alrededor está lleno de gente que quiere ayudarte, yo entre ellas.

Ale-Cantu-09

  1. Además de migrante eres madre, ¿qué retos se te han presentado al educar a tus hijos en un hogar bicultural? ¿Algún consejo para las nuevas mamás?

El que mis hijos estén siendo criados en un hogar bicultural, más que un reto, me parece un gran regalo. Es maravilloso que tengan la oportunidad de aprender y tomar lo mejor de dos culturas tan distintas, pero a la vez tan complementarias. Vivir en un hogar así, crea puentes que les servirán para toda su vida.

Mi consejo a las nuevas mamás es:

  • Regálales a tus hijos un segundo idioma desde el inicio, sin miedo a confundirlos.
  • Sé paciente con los niños que tardan más en hablar.
  • Mantén siempre un diálogo abierto con tu pareja para llegar a un consenso sobre los desacuerdos culturales.

Antes de juzgar, pregunta. Mantente abierta a nuevas maneras de ver y hacer las cosas que, no son mejores, ni peores, simplemente diferentes.

  1. Te conocí en un encuentro de mexicanas casadas con alemanes que organizaste hace ya dos años. ¿Qué tan importante crees que es el contacto con compatriotas en este país? ¿No entorpece el proceso de integración?

Ayyy, Naty! Ese encuentro, que empezó con la idea de una pequeña reunión de finde,  se convirtió en una amistad con más de 30 bellas mexicanas y es de lo mejor que me ha pasado en los últimos dos años.

Considero súper importante mantener el contacto con compatriotas viviendo lejos de tu país. No solo te devuelve el sentido de pertenencia, sino que es un espacio donde puedes compartir experiencias y emociones, y ser tú mismo con quien mejor te puede entender.

El proceso de integración se entorpece, cuando te aferras a tener el contacto exclusivo con compatriotas. Es fundamental que de manera pro-activa te abras a relacionarte también con gente local.

Entre mis mejores amistades en este país hay varios alemanes. Ellos me han ayudado a entender aspectos de su cultura que yo antes juzgaba. Mi perspectiva ahora es diferente y eso me permite sentirme mejor y más feliz viviendo aquí.

  1. Por último, cuéntame qué tipo de servicios ofreces como Coach y cómo pueden contactarte.

Actualmente ofrezco programas de coaching individual para profesionales que viven en el extranjero y desean darle un giro significativo a su carrera y su vida.

También doy charlas y talleres presenciales para grupos y empresas, apoyando el desarrollo, liderazgo y productividad del talento internacional.

Si deseas contactarme, puedes hacerlo en mi sitio web, donde te espera un regalo Marca-1000pxespecial, saludarme en Facebook e Instagram, o escribirme directamente a hola@alecantu.com.

Además, te invito a nuestro grupo privado “Profesionales de Éxito en el Extranjero”  para apoyo a profesionales decididos que desean impulsar su carrera fuera de las fronteras de su país.

 

 

Mil gracias Ale por tu tiempo y dedicación a esta entrevista. Para cerrar con broche de oro esta entrada, les dejo un vídeo donde pueden conocer a Ale Cantú en persona y escuchar algo muy importante que ha grabado para tí!

 

No se pierdan la próxima entrevista a finales de Abril. Mientras tanto compartan esta entrada con conocidos y no olviden darle LIKE! Mil gracias!!!

 

Frida y yo

Desde que empecé a enseñar español en Alemania comencé a aprender más y más sobre la famosa pintora mexicana Frida Kahlo, porque no hay libro de español, sea para principiantes o avanzados, donde no se mencione a esta artista como un personaje importante en la cultura hispanohablante.

Así descubrí que ella y yo nacimos un 6 de julio, ella en 1907 y yo en 1973. Ambas somos cancerianas, mexicanas y además, compartimos parte de nuestra vida con Alemania. El padre de Frida era alemán y mi marido también. Además, nuestras hijas son mexicanoalemanas como Frida 🙂 y la pequeña tiene sus mismas cejas pobladas 🙂

En más de una ocasión he tocado el tema de su vida, descrito alguna de sus famosas pinturas o mostrado segmentos de la película que protagoniza Salma Hayek en mis clases de español. Y por casualidad, para el pasado día de la mujer (8 de marzo) me invitaron a un evento donde 4 migrantes presentaríamos mujeres fuertes y ejemplares de 4 continentes. ¿Cuál presentaría yo? A una mujer de América y no dudé en elegir a Frida Kahlo para tan importante ocasión.

Preparé una presentación y elegí textos cortos (en alemán) sobre las etapas más importantes de su vida:

  • su infancia
  • el accidente de autobús
  • su relación con Diego Rivera
  • su carrera como pintora
  • su rol en los movimientos defensores de derechos de la mujer

La presentación no debía durar más de 10 minutos y para acompañar mi discurso, elegí algunas fotos de ella y de sus pinturas. Al final, cerré con tres citas que me encantan de ella:

  •  “Hay algunos que nacen con estrella y otros estrellados, y aunque tú no lo quieras creer, yo soy de las estrelladísimas…”
  •  Creían que yo era surrealista pero no lo era. Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad.
  •  “Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?”

Y la última además de leerla en alemán, la leí en español.

Al final de nuestras presentaciones hubo una pausa y me sorprendí de todas las personas que se acercaron para felicitarme por mi presentación y comentarme que también admiraban a Frida Kahlo. Algunas habían visto la película, otra me dijo que tenía libros en su casa sobre ella y una más visitó una exposición de sus pinturas en Hamburgo hace algunos años.

La segunda parte del evento del Día Internacional de la Mujer consistió en una mesa redonda donde 6 mujeres migrantes contestamos preguntas relacionadas a los desafíos y oportunidades de migrantes en Alemania. Fue una experiencia muy enriquecedora porque todas veníamos de diferentes países, algunas por amor pero otras huyendo de la guerra… una de ellas fue niña soldado en Eritrea. Ufff! Historias que estremecen y me hacen valorar lo afortunada que he sido al nacer en un país como México.

Así que una vez más he participado como “embajadora” de mi país, presentando a una mujer ejemplar, fuerte y única que supo salir adelante a pesar de su destino lleno de sufrimiento, dolor y desamor. No cabe duda que hay mucho que aprender de la vida de Frida Kahlo y que es una digna representante de que cuando se quiere, se puede!

viva vida

 

 

 

Proyecto: Acción en Familia 2020

Hace algunas semanas recibí en la cuenta de Facebook de Mariposa Migrante un correo con el folleto informativo sobre un seminario a celebrarse cerca de Bonn con el tema de Migración y familia. Sin ponerle mucha atención lo compartí en la página y poco después me escribió una de las organizadoras para saber si tenía interés en asistir.

Después de un par de llamadas, llenar formularios y ser seleccionada entre los IMG_2041interesados, compré mis boletos de tren a Königswinter donde pasaría el fin de semana del 27 y 28 de enero.

El seminario de dos días llamado “Migración: un desafío para la familia” fue parte del proyecto: Acción en Familia 2020 que tiene como objetivo formar un grupo de multiplicadores en el tema “Prestaciones familiares relevantes para las familia inmigrantes en Alemania” y brindar información a familias migrantes e hispanohablantes en Alemania.

QPGH5713

La formación de multiplicadores durará dos años y después de asistir a 6 seminarios (3 por año) y diversos talleres, los participantes obtendrán un certificado que les permitirá transferir los conocimientos aprendidos en sus comunidades locales.

Suena interesante, no? En el primer seminario conocí a 40 personas de España o Latinoamerica que viven en Alemania. Algunos tienen poco en este país, otros tienen más de 40 años y unos más tienen toda su vida aquí ya que son hijos de migrantes españoles. Algunas de las actividades del seminario consistieron en intercambio de ideas y otras en escuchar experiencias de migrantes en diferentes épocas. Muy enriquecedor!

Me encanta aprender y más aún, aprender para apoyar a otras personas recién llegadas que no saben ni por donde empezar en este país, y no me refiero sólo al tema trabajo, sino a todos los relacionados a la vida diaria: sistemas médico y educativo, trámites burocráticos, licencia de manejo, etc.

Hace dos años recibí el diploma de Multiplicador en el sistema educativo alemán para familias hispanohablantes y me entusiasma participar en este nuevo proyecto para ampliar mis conocimientos y poder ayudar en otros temas.

Ya les iré contando un poco más del proyecto y no duden en compartir sus inquietudes como migrantes, que con mucho gusto podría incluir y comentar en los siguientes seminarios 🙂

Viviendo entre diferentes idiomas

Toda persona que se muda a un país donde se habla un idioma diferente al materno, vivirá entre dos o más idiomas por tiempo indefinido. Esa realidad no puede cambiarse, ya que el migrante seguirá comunicándose con el mundo que dejó en su idioma materno y aprenderá a comunicarse con el nuevo mundo en un idioma diferente. Esta vez no voy a escribir de los problemas, dificultades o desafíos que esto representa, sino de cómo en mis 15 años como migrante ha ido cambiando mi relación con los idiomas que hablo.

Cuando conocí a mi marido no sabía ni una sola palabra de alemán y no fue necesario aprenderlo durante nuestro noviazgo porque nuestro idioma de comunicación era el ingles, fuera hablado o escrito. En el momento en que pusimos fecha de boda, me inscribí a un curso de alemán en Monterrey que poco ayudó cuando llegué a vivir al pueblito alemán donde mi marido tenía un departamento.

Llegué en el verano 2002 y no había cursos en ninguna parte así que viví asilada un par de meses porque aunque usted no lo crea, en ese pueblito casi nadie hablaba inglés!!! Entré a mi curso de alemán en septiembre y en diciembre volamos a México, donde estudié un mes intensivo con una señora alemana. Al regresar, asistí a una entrevista de trabajo que me daría la oportunidad de viajar por Europa y trabajar como consultora de sistemas pero en inglés!!!

Así que puedo resumir que en mis primeros dos años de vida en Alemania, el contacto con el español era casi nulo porque en aquel entonces no había whatsapp, ni Netflix, ni redes sociales y en ese pueblito no vivía ningún latino con quien hablar mi lengua materna. Por otro lado, el poco alemán que había aprendido no lo utilicé porque tanto mis colegas como los clientes hablaban inglés conmigo y el alemán sólo lo hablaba con mi marido que intentaba ayudar en mi aprendizaje, pero que en poco tiempo se dio por vencido y ya no me corregía los errores que cometía.

idiomas 1

Si esta línea ocupará el 100% de mi comunicación diaria, estaría distribuida en los tres idiomas de esta forma: mucho más inglés, después alemán y muy poco español.

Al nacer las niñas dejé de trabajar y mi relación con los idiomas cambió radicalmente. Empecé a conocer a otras mamás alemanas en cursos de las niñas y en el jardín de niños, pero al mismo tiempo encontré el Círculo Mexicano Alemán donde conocí a otras mexicanas como yo en Hamburgo y con las que hice muy bonita amistad. La tecnología fue mejorando y nació el Facebook, mientras que con Skype hablaba más con mis papás, así que mi vida entre los tres idiomas se veía así:

idiomas 2

Cuando las niñas entraron a la escuela primaria finalmente tuve tiempo de estudiar alemán y me propuse sacar el certificado B2. Aunque suene extraño, me quise meter tanto al alemán que dejé de leer medios en español y me concentré en conocer personas con las cuales pudiera hablar y practicar alemán. Hace 3 años obtuve mi certificado B2 y en ese entonces mi escala de idiomas estaba así:

idiomas 3

Y hoy??? Con el idioma alemán ya no tengo problemas, veo televisión, leo y escucho libros, voy al médico o hago trámites burocráticos sin que me tenga que acompañar mi marido, salgo con amigas alemanas y puedo dar cursos de redes sociales o cocina en alemán. Por otro lado, las clases de español absorben más de la mitad de mi tiempo, tengo muchas amigas mexicanas o latinas con las cuales chateo, paseo o viajo y en casa sigo hablando español con mis hijas todo el tiempo, con las cuales ya se puede conversar y discutir. Y el inglés? Lo uso poco pero no lo he olvidado y este semestre daré un curso de inglés combinado con tecnología, así que lo seguiré practicando 🙂

La escala hoy en día se ve así:

idiomas 4

y no creo que cambié mucho en el futuro. Mi trabajo depende de mi idioma materno y mi vida social ha girado hacia los hispanohablantes porque comparto con ellos no solo el idioma sino la cultura, nuestra vida de niños y jóvenes y el temperamento. Muchos años intenté que el alemán llenara más mi vida diaria, pero no tiene caso nadar en contra de la corriente. Amo mi idioma y estoy feliz de encontrar paisanos por estos rumbos con quien compartir nuestras fiestas, nuestra comida y nuestras tradiciones. Soy alemana también y puedo comunicarme cuando es necesario en ese idioma y participo  en actividades, cursos y eventos de alemanes. Me siento orgullosa de mi acento y no pretendo oírme como nativa alemana, porque como alguien me dijo recientemente: si hasta el apellido nos delata 🙂

Considero imprescindible para cualquier migrante aprender el idioma local, sea chino, alemán o francés. Facilita nuestra vida diaria y nos abre muchas puertas!!! No sólo en el ámbito laboral, sino en el social y en el burocrático. Ya lo he escrito antes, más vale aprender bien el idioma desde el principio y no como yo, que aprendí al oírlo y me ha costado mucho quitarme errores y vicios idiomáticos.

Cada persona es un mundo y cada quien debe encontrar su escala ideal para vivir o sobrevivir entre diferentes idiomas. No es fácil y cuesta un par de años acostumbrarse a pensar, hablar y trabajar en diferentes lenguas al mismo tiempo. Paciencia y ánimo! Sí se puede!

 

 

 

 

Nuevo proyecto: Serie de entrevistas

Año nuevo, proyecto nuevo! Esta vez se trata de una serie de 12 entrevistas a mujeres migrantes y emprendedoras que viven y trabajan en Europa. La mayoría son mamás y mexicanas como yo, pero no todas. Algunas ofrecen servicios y otras han abierto locales relacionados a la gastronomía. Eso sí, a todas las conozco personalmente.

Cuando se cambia de país de residencia es difícil encontrar trabajo, no sólo por el idioma diferente sino porque muchas veces nuestros estudios no son reconocidos o valorados. Así que en muchos casos, los migrantes deben encontrar caminos nuevos y ser empresario independiente es en algunas ocasiones la única opción que presenta horarios flexibles, nuevos retos y encuentros con personas del mismo país de origen.

Cada mes publicaré una entrevista y mi objetivo principal al hacerlo, es motivar y dar ánimos a todas aquellas mujeres (u hombres) que acaban de mudarse o tienen poco viviendo en un país nuevo y no saben qué hacer. Emprender no es tarea fácil y menos si no se domina el idioma, pero poco a poco y teniendo metas claras todo es posible.

Al conocer las historias que publicaré se darán cuenta de que no importa la edad, ni el país de origen ni la profesión para ser creativo e innovador. Tal vez alguna de las mujeres que conocerán en los siguientes meses en este blog sirva de inspiración para sus futuros planes y se animen a alzar el vuelo de una vez por todas.

Estoy a sus órdenes para cualquier duda y no se pierdan las siguientes entradas, les aseguro que serán muy interesantes y motivadoras. Hasta pronto!

Navidad en casa

Desde que vivo en Alemania he pasado 7 navidades en México y el resto en mi segunda patria, pero solo dos en casa ya que normalmente celebramos en casa de mis suegros. Este año las niñas insistieron en celebrar nuevamente en casa, siendo entonces nuestra tercera navidad en casa.

Hace 4 años que celebramos en Stade por última vez, las niñas participaron en la representación del nacimiento de Jesús en la iglesia católica como angelitos. Dado que esa obra es representada por niños pequeños y mis hijas ya son adolescentes, las convencí de participar en la obra que se presenta en la capilla al lado del asilo de ancianos de la ciudad. Al principio no querían, pero creo que al final se sintieron contentas de haber alegrado a los viejitos que las vieron actuando como el emisario real y una mujer de Belén. Fue una obra corta, escrita por los mismos participantes y muy emotiva 🙂

La planeación de la comida no fue cosa sencilla porque aunque no son muchos invitados, éstos se quedan a dormir en casa varios días incluyendo desayuno, comida y cena más dos menús de fiesta 🙂 Como tenemos un hogar bicultural, la Navidad fue una mezcla de tradiciones alemanas y mexicanas que obviamente influyeron en la decisión de los platillos festivos.

Tuve que preparar todo con anticipación porque no me gusta estar cocinando mientras se abren regalos o los invitados esperan en la sala. Así que el 23 no salí de la cocina y gracias a mis ayudantes adolescentes terminé antes de la medianoche 🙂

El 24 de diciembre nos despertamos temprano porque la presentación de nuestras hijas IMG_1533era a las 10 de la mañana. Cuando regresamos a casa ya había llegado mi cuñada y al poco rato llegaron mis suegros. Siguiendo la tradición alemana comimos ensalada de papa y salchichas, nada formal pero muy típico por estos rumbos.

Después nos pusimos guapos porque la merienda ya es parte de la fiesta de navidad. Decoramos la mesa y servimos los pasteles y galletas que habíamos preparado en los últimos días. Hice un pastel llamado “Tronco de Navidad” que pensé que era español y resultó ser de origen francés. Ni hablar, una navidad todavía más internacional! Además había hecho “Fruit cake” y pan de dátil. Merendamos tranquilamente para empezar con la parte más emocionante del día a las 5 de la tarde: abrir los regalos!

Hasta el año pasado nuestras hijas recibían los regalos de “Santa” el 25 de diciembre por la mañana, pero este año decidimos entregarlos a la misma hora que repartimos los regalos de los abuelos. La dinámica es muy sencilla y consiste en que una persona toma un regalo al azar y lo entrega a su destinatario que después de abrirlo tomará el siguiente. Así sucesivamente hasta que se entregan todos los regalos que están colocados debajo del árbol. El momento más emotivo de la tarde fue cuando nuestras hijas recibieron sus nuevos teléfonos celulares y mi suegra recibió de todos nosotros un sobre con dinero para volar en parapente, algo que desea hacer por motivo de su cumpleaños #70 el próximo enero. Se emocionó hasta las lágrimas y nos contagió a todos 😉

Para la cena elegí un menú muy alemán:

  • sopa de champiñones y almendras
  • pato relleno, col morada y Kloße (bolas de papa)
  • tiramisú de frutillas silvestres con Spekulatius (galletas navideñas)

Al terminar de cenar, leímos un texto sobre las tradiciones mexicanas de Navidad que viene en un libro que compré el año pasado a forma de calendario de adviento. Para cada día de diciembre se lee un país diferente y aunque México no toca el día 24, decidimos leerlo este día para que los abuelos conocieran sobre las posadas, buñuelos y los peregrinos.

IMG_1612

Después jugamos un juego que conocí recientemente en una posada con amigas mexicanas y que me pareció muy divertido. Envolví un pequeño regalo en una caja de cartón, y esta a su vez en otra y luego en otra. Y el juego consiste en tirar un dado y quien saque un 6 tiene que ponerse un gorro de Navidad y dos guantes de cocina e intentar abrir el regalo mientras que los demás siguen tirando el dado hasta que otra persona obtenga un 6 para quitar el gorro, los guantes y la caja para seguir intentando llegar al regalo final. Nos reímos mucho y finalmente mi cuñada abrió la última caja que contenía un cojín de “emoji sonriente”.

IMG_1660

El día 25 empezó con un desayuno tradicional alemán con panecillos, quesos y embutidos. Mi cuñada tenía que irse para celebrar la navidad con la familia de su novio y no pudo probar el menú navideño muy mexicano que comimos al mediodía:

  • bacalao
  • tamales de cochinita pibil, mole y verdes con frijoles refritos y arroz
  • flan

Todo delicioso! Obviamente yo no hice los tamales, sino que los compré a una chica mexicana que tiene una tienda en Bremen 🙂 Por la tarde fuimos a dar un paseo por la ciudad para tomar un poco de aire y bajar la comida porque todavía faltaba la cena: Raclette! que aunque es una tradición muy alemana, nosotros le agregamos el toque mexicano con frijoles, maíz y tortillas de harina 🙂 ah! y ensalada de manzana 🙂

Definitivamente fue una navidad con mucha comida, muchos regalos y mucha convivencia familiar. Mis suegros se fueron el 26 después de desayunar y por la tarde llegaron mis otros suegros a merendar, pero fue una visita corta y no tuve que cocinar nada especial. Para terminar el día, decidimos ir a cenar a un restaurante italiano sólo nosotros cuatro para cerrar los días festivos en familia.

El fin de año lo celebraremos en casa de unos amigos y el día 6 Victoria festejará su cumpleaños con sus mejores amigas, así que las fiestas no terminan 🙂 Mientras tanto nos preparamos para cerrar el año 2017 reflexionando sobre lo que hicimos y pensando en los nuevos proyectos y viajes que traerá el 2018, pero eso se los cuento en otra ocasión porque esta entrada ya se alargó mucho.

Espero hayan tenido una Navidad muy especial como nosotros y que el niño Jesús haya encontrado un lugarcito en sus hogares y en sus corazones.

tarjeta 2017

 

Mi amigo, el invierno

Hoy quiero escribir sobre un amigo que conocí hace 15 años cuando llegué a Alemania. Su nombre es Invierno y aunque ya conocía a otro con el mismo nombre en México, éste lleva por apellidos Largo y Gris y su segundo nombre no es Frío como el mexicano sino Gélido!

Lo conocí en diciembre del 2001 cuando vine a Alemania a conocer a mis futuros suegros y el lugar donde viviría después de la boda que estaba planeada para mayo del siguiente año. Fue un encuentro casual ya que solo estuve una semana y entre la emoción de ver tanta nieve y paisajes tan diferentes a los que ya conocía, ni sentí el frío.

La Navidad del 2002 la pasé en México y me quedé por allá tres meses porque mi marido estaba trabajando en un proyecto en Miami, así que no tuve oportunidad de conocer mejor al Invierno alemán. No sería hasta los años 2003 y 2004 que pasé casi completos en Alemania que llegaría a saber de verdad lo que significaba vivir con él no solo tres meses como lo indica la estación oficial, sino hasta 6!

Vivo en el norte de Alemania, donde el Invierno es muy distinto al del sur y no puede compararse con el de Rusia o Escandinavia donde los días en esta temporada prácticamente no gozan de luz solar, pero para una persona de sangre latina como yo, el Invierno que he conocido aquí es terrible.

Como en toda amistad, al principio sólo eramos conocidos y me mostraba un poco tímida al tratarlo. Él llegaba desde octubre y como buena latina me quedaba en casa, procuraba no salir si había nieve y me arropaba como un verdadero esquimal de pies a cabeza. También sufría con los días cortos porque anochece a media tarde y sentía que el día no duraba nada, eso sin contar que la falta de sol ha afectado mis niveles de vitamina D. Con el tiempo hemos llegado a ser buenos amigos y ahora disfruto de su compañía, sobre todo porque sé que tarde o temprano llegará su hermana la Primavera que traerá consigo color, sol y un poco de calor.

Después del nacimiento de nuestra primera hija en enero del 2005 empecé a descubrir el lado divertido del Invierno al ver como los niños disfrutan jugar en la nieve, patinar en el hielo y hacer muñecos de nieve cuando caen los primeros copos. Nuestras hijas no se tapan tanto ni se quejan del frío ya que crecieron con él. Ahora, después de 15 años yo también sé qué ropa ponerme para poderme mover con facilidad y no asarme de calor cuando entro a lugares cerrados, tomo vitamina D, tengo botas adecuadas para el hielo y la nieve y no dejo de salir cuando está bajo cero u oscuro.lord milori

¿Han visto las películas de “Tinkerbell”? Imagino que mi amigo el Invierno es como Lord Milori, el Señor de los Bosques Congelados. Un hombre apuesto de pelo blanco y buen corazón que no tiene la culpa de estar acompañado de bajas temperaturas, nieve y hielo 🙂

 

El hecho de que sea mi amigo no quiere decir que me encante el frío, pues sigo prefiriendo el calor… pero al menos ya he aprendido a vivir con él seis meses del año y a no quejarme porque no gano nada con eso. A ver el lado positivo y disfrutar de bebidas calientes, paseos en trineo y muñecos de nieve!!!

Lo único que me disgusta de mi amigo es que no hizo buena química con mis padres el primer año (y último) que estuvieron por estas tierras en dicha estación. No ha habido poder humano de convencerlos de venir a pasar Navidades con nosotros y no queda más remedio que conformarme con sus visitas en Mayo o Septiembre 🙂

Así que si acabas de mudarte a Alemania o a otro lugar donde el Invierno se apellida Largo y Gris, no tardes mucho en aceptarlo porque te aseguro que no se irá pronto y cada año volverá. Según mis alumnos de español que son pensionados, dicen que el Invierno de estos años no tiene comparación con el de hace 30 años. Será que con la edad y el cambio climático se ha vuelto menos duro, así que a dar gracias a Dios que no lo conocí antes porque tal vez si me hubiera tocado conocer a su prima la Depresión que sí a conocido a algunas amigas y que no quiero tener el gusto de conocer nunca.

De repente en esta época, sobretodo en los días previos a la Navidad me visita su prima la Nostalgia que con recuerdos de posadas, fiestas y comida me pone un poco triste. Mi remedio? Salir, cantar y reunir amigos para animarme! Es muy fácil y al mismo tiempo, comparto mis tradiciones mexicanas, cocino recetas de mi abuela y disfruto la compañía de mi familia y amigos en Alemania junto con mi nuevo amigo, el Invierno!

Apoyando desde lejos…

Hoy se cumple una semana del terremoto (magnitud 7.1) que sacudió a mi querido México justo cuando se cumplían 32 años del terrible e inolvidable terremoto del 85. Mismo día: 19 de septiembre. En aquel entonces empezaba el primer año de secundaria y recuerdo las campañas de ayuda, los sobrevivientes que encontraron después de varios días y las cifras que nunca se dijeron de forma “oficial”. Gracias a Dios, este terremoto no fue tan fuerte ni ocasionó los miles de muertos de aquella vez, pero talvez por estar lejos me ha dolido más.

En 15 años que tengo viviendo en Alemania ha habido innumerables huracanes e inundaciones, algunos terremotos, plagas y otras calamidades, pero ninguna me ha llegado tanto como este terremoto. No ha habido una sola persona que no me haya preguntado por mi familia en México y mi perfil de Facebook se ha llenado de noticias, fotos y comentarios sobre el tema, a pesar de que no sigo ningún medio de comunicación mexicano lo que significa que tanto los medios internacionales como mis contactos en Alemania son los que han posteado muchos artículos y sobre todo organizado campañas de ayuda para enviar a los afectados.

Los días siguientes del terremoto no apagaba la televisión y cambiaba de un canal a otro para saber más detalles. Dos días después incluso hubo un programa especial sobre el sismo en uno de los canales alemanes y lo que decían una y otra vez los reporteros alemanes era lo sorprendidos que estaban de ver la solidaridad mexicana. Algunos de ellos cubren este tipo de noticias en todo el mundo, pero ni en Haití ni en Japón (así dijo un reportero) habían visto lo que pasaba en México. Miles de voluntarios se lanzaron a las calles a ayudar a quitar escombros, organizar entrega de ayuda y preparar comida para los rescatistas. El corazón se me hinchó como nunca!

Ya lo he escrito en otras ocasiones, el vivir lejos me ha hecho valorar más mis raíces y muestro con orgullo parte de mi cultura y tradiciones a donde quiera que voy y a cuanto se atraviesa por mi camino, pero hoy más que nunca me enorgullece la solidaridad mexicana que sin duda alguna es la mas grande de todo el mundo.

Y los mexicanos no solo muestran su solidaridad con vecinos y afectados de su ciudad, sino desde lejos los mexicanos no han parado de demostrar su solidaridad sin importar en que rincón del mundo se encuentren. Soy parte de muchos foros y grupos de Facebook: Mexicanos en Hamburgo, en Alemania, en el Extranjero, Exatecs, Hispamamis, por mencionar sólo algunos y en TODOS se han organizado encuentros, conciertos, misas, fiestas, cenas y reuniones para recaudar fondos y enviar a diferentes instituciones para apoyar a los damnificados del sismo.

Una amiga mexicana puso un estand el sábado pasado en el festival de otoño de nuestro barrio y a lo largo del día y en la celebración religiosa se recaudaron cerca de 350€ que serán enviados directamente a México para apoyar las labores de rescate. Al mismo tiempo se entregaron folletos con información sobre los sismos y las páginas de internet para enviar sus donativos. Entre 4 mexicanas se organizó todo en cuestión de horas! E incluso se podría haber ofrecido comida, pero como había otros estands para eso, no fue posible.

foto 5

Casualmente hace dos días descubrí el siguiente grupo: Fuerza México desde Alemania cuyo propósito es concentrar todos los proyectos, eventos e ideas de diferentes grupos en Alemania para trabajar de manera más eficiente.  Así que si tienen propuestas o planes, no duden en formar parte de él.

En Hamburgo se pondrá un estand el sábado para informar sobre alternativas para enviar donativos y el domingo se realizará una misa cuya colecta se enviará a México. Desgraciadamente no podré asistir a ninguno de los dos porque nuestro estado tiene vacaciones de otoño y estaremos fuera de Alemania 😦

Y para quienes no pueden asistir a eventos, hay muchísimas formas de depositar efectivo a todo tipo de organizaciones. Aquí les comparto dos que son alemanas y que tienen un rubro específico para el Terremoto de México:

Cantantes como Rolando Villazón o Emilio Ruggerio que viven en Alemania han organizado conciertos a beneficio. La lista es interminable y espero el apoyo llegue a su destino y no se pase de moda el tema como suele suceder. Sigue el trabajo de reconstrucción que seguramente tardará meses 😦

Hace 32 años no había internet ni redes sociales y seguramente los mexicanos que vivían en el extranjero no pudieron enterarse a tanto detalle como lo hago yo ahora. Incluso hoy en día se pueden ver imágenes en vivo, vídeos y fotografías a los pocos minutos y noticias de canales mexicanos. Bendita tecnología! Y es esa misma tecnología la que ahora no permite que los políticos abusen y aprovechen la situación para su beneficio. Porque así como me enorgullezco del pueblo mexicano, me avergüenzo de los políticos que ni estos momentos de zozobra les hace olvidar su avaricia y hambre de poder. Esas mismas redes sociales me han mostrado irregularidades, abusos y desvíos de camiones cargados de víveres. De no creerse!

Y ya que estoy en el tema, les paso esta liga para firmar una petición para que el INE destine presupuesto a víctimas del sismo.Espero sirva de algo y los partidos políticos no despilfarren tanto dinero mientras miles de mexicanos no tienen donde vivir.

A seguir siendo ejemplo para el mundo! La solidaridad, el amor al prójimo y la disposición a ayudar forman parte del corazón mexicano y en situaciones como ésta es cuando debemos demostrar de qué estamos hechos. VIVA MEXICO!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Viva México!

Llevo 15 años gritando Viva México el 15 de septiembre, día de la independencia mexicana, fuera de mi patria! Casi todos los años he tenido oportunidad de gritarlo en algún evento organizado por la embajada o por un grupo de mexicanos que no quieren pasar el día desapercibido. Este año no fue la excepción y a falta de fiesta nacional en Hamburgo, me reuní con algunas amigas en un restaurante mexicano a celebrar nuestra identidad mexicana, cantando, comiendo y bailando como buenas embajadoras en este país.

Muchos piensan que con el paso de los años uno se olvida del español, o se “hace más” de la cultura del país donde se vive, pero en mi caso he pasado por diversas fases que me han hecho valorar mucho más mis raíces. Recién llegué quería aprender el idioma, después con el trabajo me preocupé por hacer contacto con colegas, llegaron las niñas y quería conocer a las mamás de las amigas de mis hijas y hace 3 años me concentré en aprender el alemán de una vez por todas.

En todos estos años no me olvidé de mis raíces pero creo que le quise dar más importancia a lo alemán para facilitar mi integración y adaptación a la cultura alemana. Hoy, a 15 años de haber llegado a Alemania, me siento más mexicana que nunca y grito con todas mis fuerzas:

¡Viva México! porque me vio nacer y me dio valores, costumbres y tradiciones que llevo en el corazón y que me identifican como mexicana a donde vaya. Un país maravilloso lleno de naturaleza, paisajes y tesoros que enamoran a quien lo visita. Bien dicen que como México no hay dos, y estoy orgullosa de haber nacido en el país más bello del mundo.

¡Viva su cultura! El día de muertos, las posadas navideñas, las fiestas patrias y el amor a la Guadalupana. Tradiciones que comparto con amigos, vecinos y alumnos. No hay evento internacional en donde no me ponga un traje regional, una pieza de joyería auténtica mexicana o lleve una bolsa bordada por manos indígenas. No tendré la piel morena pero nadie duda que sea mexicana!

¡Vivan sus colores! Sí, esos colores brillantes y llamativos que decoran las artesanías mexicanas, resaltan en su comida típica y forman parte de mi hogar, mi vestimenta y mi vida diaria. Sobretodo en un país donde los días son grises y nublados, los colores iluminan mi día a día aunque no salga de casa.

¡Vivan sus sabores! No hay comida más rica que la mexicana, y además de hacerla en mis cursos de cocina, la preparo para invitados en cuanta oportunidad se presenta. Eso sin contar que en nuestro refrigerador siempre hay frijoles refritos, tortillas de harina y salsas picantes. Pan negro? No, gracias! Mis hijas prefieren (al igual que yo) unas quesadillas o unas tostadas con frijoles y queso.

¡Vivan sus olores! Empezando el año con la rosca de reyes y terminándolo con el pan de muertos en Noviembre, la casa siempre huele a México. Si no es pan, son hojarascas, sopes, frijoles charros o tortillas recién hechas. Es increíble como nuestros recuerdos están ligados al olfato y el olor a México me hace recordar la casa de mis padres, la de mis abuelos e infinidad de eventos felices de mi infancia y juventud.

¡Viva su idioma! Acaso hay un idioma más bello que el español? Mis hijas lo han aprendido sin darse cuenta y yo lo enseño a jóvenes y viejos en este país. Sea por estudios, para vacaciones o por placer, el español se ha convertido en mi fuente de ingresos y soy feliz compartiendo un poquito de mi identidad mexicana en el salón de clases.

¡Viva su gente! Sobretodo aquellas personas que al igual que yo han migrado a este país y se han convertido en mi nueva familia. Mi vida no sería la misma sin el contacto con mujeres mexicanas que comparten los mismos sentimientos y emociones que yo, al estar fuera de nuestra patria querida. Con ellas canto, bailo, río y lloro. Curioso que en estos 15 años mis mejores amigas siempre han sido mexicanas, algunas se han ido y otras han llegado recientemente, pero el amor por México siempre nos une a miles de kilómetros de él.

Sí, soy alemana pero jamás dejaré de ser mexicana. Estoy integrada, hablo alemán y sigo las costumbres de este país. He aprendido a cambiar o adaptar algunas cosas para fines prácticos y facilitar la vida en este país, pero mi esencia mexicana se conserva e incluso se ha fortalecido con el paso de los años. No sé si en México me vestiría de china poblana o haría piñatas, pero aquí he aprendido que mi cultura es valiosísima y la comparto con mucho gusto. Y es que no es difícil convivir con las dos culturas, solo es cuestión de aprender.

Como se lo dije a un par de conocidos en una reunión que me preguntaban al respecto: “es posible integrarse sin dejar de ser “mexicanos, turcos o chinos”, respetando el país donde se vive y transmitiendo nuestros valores a los nuestros podemos ser felices. Pero no hay que confundir y exigir del país donde vivimos que cambien su cultura por la nuestra. Por ejemplo, en los cumpleaños de mis hijas siempre ha habido una piñata y los invitados han aprendido nuestra tradición… pero no puedo exigir ni esperar que en el jardín de niños o en la escuela, implementen esta tradición solo porque tienen un par de alumnas mexicanas. Al jardín de niños llevo el pastel y mis hijas celebran como los alemanes y en casa, celebramos a la mexicana :). Lo mismo sucede con el idioma hablado en casa y fuera, con valores o festividades, etc.

Mi amor por México es infinito y quiero que mis hijas lo amen tanto como yo aunque no hayan nacido ni crecido allá. Eso solo es posible si lo viven en casa a través de tradiciones, sabores y costumbres. Creo que voy por buen camino porque mis hijas nunca se han avergonzado de hablar español ni de vestirse de chinas poblanas, y poco a poco se sienten orgullosas de tener dos patrias 🙂 Así como yo! Orgullosamente alemana y mexicana!

Viva México!!! en Alemania!

IMG_7072

 

Turisteando por el Mar Báltico

“En el mar, la vida es mas sabrosa…” dice una popular canción y definitivamente le doy la razón! Pero como todo en la vida, hay de mar a mar, y el que cree que todas las playas son cálidas, con olas, palmeras y vendedores de pareos no conoce las playas del norte de Europa!

Lo más curioso, es que para muchos alemanes la frase “en el mar, la vida es más sabrosa” también aplica cuando se pasan unos días soleados en las playas del mar del Norte o Báltico con apenas 20 grados y el agua a 16, sin olas y con vientos de 60-80 km/hr. Por eso repito, hay de mar a mar y en gustos se rompen géneros.

Mi primera vez en una playa alemana fue hace varios años, 10 para ser exactos. Pasamos Pascua con mis suegros en la famosa playa de “Timmendorfer Strand” en el Mar Báltico (Ostsee). No es necesario escribir, con ver la foto a continuación podrán entenderme:

 

Nunca había pensado que se podía ir a la playa vestida como quien va al polo norte! Y mi marido diciendo “oh, que hermoso día, y la brisa, y las gaviotas…” y pusimos a las niñas a jugar en la arena mientras que yo temblaba de frío y no aguantaba el aironazo en los oídos.

Lo siento, pero conociendo las playas mexicanas y todo lo que incluyen, desde los 30 grados, agua templada, hermosas olas, arena suave, y ambiente con bebidas tropicales, cocos y mangos enchilados, no me pueden pedir que me gusten las playas de acá. Pero como les digo, esa primera experiencia fue en Abril y este año quise darle una segunda oportunidad al Mar Báltico, pero en Junio!

Aprovechando un puente y poniendo como excusa nuestro aniversario de bodas #15, dejamos a las niñas con mis suegros y pasamos unos días en Wismar donde no solo conocimos la ciudad, sino algunas playas cercanas.

  • Wismar. Es una ciudad hanseática como Stade (donde vivo) y con una población similar. El centro histórico es patrimonio de la humanidad y conocimos dos de las iglesias importantes de la ciudad. Incluso en la iglesia de Santa María, hicimos un tour que nos llevó por la torre de 82 metros que queda de la construcción, ya que la nave fue demolida en los 60s porque después de la 2da guerra mundial quedó muy destruida y reconstruirla salía muy caro. Muy recomendable!

 

La ciudad es muy bonita y en el puerto comimos los tradicionales “Fischbrötchen” (torta de pescado) que estaban para chuparse los dedos.

IMG_6909

  • Isla Poel. Una pequeña isla de apenas 2500 habitantes donde conocimos la iglesia del pueblo y la playa. A pesar de estar a 17 grados, había gente dentro del agua que también estaba muy fría. Brrrrr!

 

  • Boltenhagen. Al día siguiente conocimos esta popular playa que es muuuuy turística y donde había muchísima gente tomando el sol, bañándose o paseando por la ciudad que está llena de restaurantes y bares. Claro, había un sol brillante y 20 grados!!! No me puedo quejar, pues este día pude caminar por la playa en manga corta 🙂

 

 

Por azares del destino, el siguiente fin de semana volví al mar Báltico, pero esta vez con amigas y del lado del estado Schleswig-Holstein, y no de Mecklenburg-Pommern. La ciudad se llama Grömitz y también es muy turística. Paseamos por el malecón, disfrutamos del sol y el clima (24 grados) y aunque no me metí al mar, pasé un par de horas a la orilla para tomar un poco de sol y vitamina D! El agua estaba a 16 grados pero como pueden ver en las siguientes fotos, eso no les importa a los alemanes ya que se bañaban como si nada.

 

En resumen les cuento que esta vez disfruté mucho más de las playas alemanas que hace 10 años, pero aún así no creo pasar jamás unas vacaciones de una semana o más en el mar del Norte o el Báltico. Prefiero mil veces las playas del sur, sea España, Italia, Grecia o Croacia, que aunque no vendan mangos con chile, ni los niños muevan la panza por 10 pesos, el clima y la temperatura del agua son suficientemente cálidos para mi 🙂 Es mucho pedir? Tal vez, pero ni las playas bajitas ni las canastas típicas de la región me convencen. Un fin de semana con gusto, pero nada más!

IMG_6833

A los alemanes les encanta el agua, y no sólo tienen las costas del norte, sino que apenas saliendo el sol, los lagos, ríos y piscinas públicas en todo Alemania se llenan de gente que disfruta bañarse a partir de los 20 grados. Después de 15 años de vivir en este país sigo sin adaptarme a esta costumbre, pero mis hijas como buenas alemanas disfrutan de la playa del Río Elba o de cualquier lago como si estuvieran en Puerto Vallarta o Cancún. Dichosas! Yo me muero de frío en estas aguas heladas aunque afuera esté el sol a 30 grados 🙂 Por qué será???

A %d blogueros les gusta esto: