El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Esposa, mamá y ama de casa"

Proyecto: Remodelación recámara principal

Cuando nos casamos hace 15 años mi marido vivía en un departamento donde había una cama de agua. Fue una experiencia nueva para mí que no conocía ese tipo de camas y obviamente al mudarnos a Stade, la cama se mudó con nosotros. Como todo en la vida, ha llegado el momento de cambiarla y aprovechando que teníamos que vaciar 600 litros de agua decidimos renovar la habitación completa.
El proyecto consistiría en cambiar el tapiz y la alfombra que normalmente se podría completar en un par de días, desgraciadamente el piso en la segunda planta de nuestra casa cruje al caminar sobre él y mi marido decidió cambiarlo también, lo cual implicó mucho más tiempo y esfuerzo de nuestra parte, eso sin mencionar el factor económico!

La base de la cama es roja por lo que el tapiz anterior era de color anaranjado que IMG_8981combinaba muy bien con la cama pero que después de un par de años dejó de gustarme. Así que esta vez nos decidimos por un color más conservador: color arena en combinación con un tapiz estampado relacionado a la playa.  La alfombra anterior era casi blanca y después de 14 años se pueden imaginar que tan blanca seguía, así que esta vez convencí a mi marido de elegir un color más cubridor y obscuro. Otro elemento que cambiamos fue la cortina que anteriormente era blanca transparente por una tela estampada con los tonos de la alfombra y tapiz con un tono rojizo.
Me encanta renovar, porque a pesar de que es mucho trabajo para dos personas, es una perfecta oportunidad para deshacerse de cosas que no se necesitan o que no se han usado en mucho tiempo. Además, el trabajar con mi marido me obliga a practicar la paciencia porque él es muy perfeccionista y yo soy un poco más práctica y “chambona” como decimos en México. Además practicamos el trabajo en equipo y compartimos momentos divertidos entre pintura, pegamento de tapiz y polvo.

Mi marido no tomó días libres para este proyecto, así que trabajaba por la noche un par de horas cuando llegaba del trabajo y los fines de semana. Después de 4 semanas les presento nuestra nueva habitación:

Objetos que fueron sustituidos:

  • Colchones de agua. En lugar de uno grande, esta vez pedimos dos individuales para que cada quien regule su temperatura y volumen de agua.
  • Alfombra. Abajo de la alfombra, Tom puso una esponja que al pisar se siente como caminar en las nubes ( o en la arena?). Muy buena idea de mi querido Tomasito 🙂
  • Tapiz. Además de quitar el viejo y poner el nuevo, tuvimos que pintar las paredes de blanco antes de tapizar porque el tapiz era muy claro y se transparentaban las partes con yeso. Trabajo adicional que no estaba planeado, grrr!
  • Cortina. Creada y hecha por mí, que considerando mi poca experiencia en la costura es toda una obra de arte 🙂 IMG_8983

Algunos elementos nuevos:

  • Calcomanías en la pared:
    • un par de palmeras que combinan perfectamente con las palabras escritas en la arena IMG_8967
    • la frase: “living by the sun, loving by the moon” que incluye el sol y la luna que combinan también con el tema playa. De esta forma cuando afuera no haya sol, en nuestra habitación siempre brilla (en la foto no se aprecia, pero es color cobrizado)IMG_8970
  • Mueble adicional para acomodar libros, mis aceites, joyería, etc.IMG_8968
  • Perchero detrás de la puerta para colgar batas IMG_8980

Y sacamos una bolsa grande de ropa que ya no usamos (o no nos queda) y dos bolsas medianas de basura!!! Adicionalmente muchas cosas cambiaron de lugar, ya sea porque correspondían al baño o al cuarto-clóset.

Apenas llevo una semana durmiendo en el nuevo colchón y ya he notado muchas diferencias: amanezco sin dolor de espalda/cuello, no me despierto cuando Tom se mueve y duermo mucho mejor! No entiendo porqué retrasamos tanto tiempo el cambio de colchón! Pero como dice el dicho: más vale tarde que nunca 🙂

Por último les comparto algunas fotos de todo el trabajo que implicó esta renovación y sobretodo pueden verme en mi rol de “albañil” o mil-usos 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Un reto muy saludable

El mes pasado escribí sobre mi descubrimiento de la aromaterapia y los aceites escenciales. Y para sacar el mayor provecho de ellos me inscribí en diversos grupos y foros en Facebook, donde he aprendido recetas, combinaciones y resuelto dudas sobre malestares y posibles remedios.IMG_8964

Uno de estos grupos se llama Oily Tribe, que es administrado por su creadora Susana Armstrong y que ha organizado un reto llamado “30 días de Salud #stronggirlsYL”. Nunca he participado en un reto, mucho menos en uno que tenga ejercicio, ensaladas o meditación de por medio. Ya saben que yo soy cero deportista y “de buen diente”, como dicen en México, pero unas amigas que lo querían hacer me convencieron y decidí aceptar el reto. Además nunca he hecho dietas ni seguido instrucciones para comer tal o cual cosa.

Para aclarar en qué consiste este reto, entrevisté a Susy y aquí les comparto sus respuestas. A finales de septiembre les contaré mi experiencia personal y si logré cumplirlo porque no es tan fácil como parece 😉

¿Cómo y cuando descubriste Young Living?

Hace 3 años en una boda platicando con una amiga sobre cosas naturales. Estaba destinada a que llegaran a mí, eso nos pasa a todos con los aceites.

¿Cómo surgió la idea del reto “30 días de Salud Strong girls”?IMG_8963

Surge de una idea de hacer un reto conmigo misma y al compartirlo en Oliy Tribe #hispano, mi grupo de educación , me dí cuenta que había una necesidad grande entre sus integrantes de hacer cambios.

¿En que consiste el reto?

El reto “30 días de Salud #stronggirlsYL” que será llamado siempre FASE 1 cuenta con una etapa de desintoxicación de tres días y el resto del mes trabajaremos con meditación, ejercicios de respiración, yoga y zumba, que se combinarán con recetas saludables. Por otro lado se darán tips para un embarazo saludable y se creará una comunidad de apoyo y mucho cariño para que todas las participantes cumplan el reto exitosamente.

El objetivo de esta FASE 1 es crear una comunidad de educación del “buen comer”, que servirá como base para la siguiente fase.

¿Cuales aspectos físicos o emocionales cubre el reto?

Lograr un peso saludable y eliminar toxinas

Mejorar el cuidado y la salud de la piel

Apoyar con aceites para trabajar áreas con un propósito de ayuda emocional.

Trabajar en si mismo

Hacer ejercicio

Practicar afirmaciones diarias y ejercicios de meditación

Eliminar malos hábitos de alimentación

¿Qué productos de Young Living juegan un rol importante en este reto?

El kit de Inicio con aceites de: thieves, purificacion, limón, menta, incienso, stressaway, respiratory comfort, lavanda, copaiba.

yl

Además se requieren 1 difusor, 2 botellas de Ningxia Red, aceites esenciales de toronja y de yerbalimón.

¿Cuáles son tus expectativas?

Realmente ninguna.

Lo que quiero es que cada uno de nuestros miembros se divierta y se encuentre con sus capacidades y dones para explotarlos en su vida por siempre.

¿Qué ganan las personas que participan en el reto?

Ganan la satisfacción de haber hecho esto junto con 234 mujeres (y más, ya que participan algunos esposos también en el reto)

Al final habrá una rifa de 100 dlls en crédito, basada en metas y participación diaria.

El reto dura 30 días, y después? Vendrán nuevos retos?

Si, empezaremos nuevamente la FASE 1 en octubre para las personas que no se apuntaron al primer reto y para aquellas que lo terminen, comenzaremos una FASE 2 simultáneamente en octubre que consistirá en aprender a utilizar suplementos alimenticios y que estará más enfocada a la parte física, ya que se agregarán rutinas más complicadas de ejercicio y meditación.

El plan es organizar dos o tres retos de la FASE 1 al año, y que cada grupo al terminar los 30 días se incorpore a la FASE 2, que podríamos decir es indefinida, de seguimiento y una especie de nuevo estilo de vida.

Unas palabras para las participantes del reto:

Eres GRANDE y maravillosa.

Esto es solo el principio de conocer mas a fondo todas tus capacidades…. 

Extra: Cual es tu aceite favorito? Y porqué?

Esta pregunta es difícil. Creo que todos mis aceites han sido en algún momento MI favorito. Dependiendo la intención y el uso y el momento. Me han regalado tanto!

Cada uno es especial. 

Saludos y mil gracias!

Al contrario! Estoy feliz de compartir lo que Young Living me ha cambiado. Creo importante que todas las familias conozcan esta posibilidad de cambio.

Así que ya estoy metida hasta el cuello en este reto junto con más de 200 personas en todo el mundo, principalmente de México y Estados Unidos y confío en lograrlo. Aunque estoy segura que de no lograrlo, de todas formas aprenderé mucho y podré poner en práctica muchos tips e ideas en el futuro. De hecho, en estos primeros días del reto he descubierto los “smoothies” porque son la base principal de la desintoxicación y la verdad que saben mucho mejor de lo que creía. Con mi Thermomix los hago en 1 minuto y creo que será algo que haré a menudo porque además de saludables, son ricos!!!

Agradezco a Susy su tiempo y dedicación para contestar esta entrevista y no cabe duda que el destino me pone a más mariposas migrantes (porque Susy es también mexicana pero vive en EEUU) en mi camino para seguir aprendiendo, creciendo y volando en este mundo cada vez más pequeño, gracias a la tecnología.

A echarle ganas, que esto apenas comienza!

Trapos y trapitos

Creo que la cocina es el lugar donde se presentan mas diferencias entre una pareja bicultural. Es increíble como heredamos hábitos y costumbres de nuestra casa sin darnos cuenta! Por ejemplo, cómo se acomodan las cosas en la alacena o en el refrigerador, si se cocina con aceite o mantequilla, cómo se guarda lo que sobra después de comer, etc. Pequeños detalles que simplemente vimos y aprendimos de pequeños y que implementamos en nuestro nuevo hogar sin percatarnos conscientemente de ellos.

Muchas diferencias entre parejas serán normales por la crianza familiar o porque las mujeres somos de Venus y los hombres de Marte, pero si a eso le agregamos el factor cultural, definitivamente pocas cosas habrá en común entre una mujer y un hombre de diferentes países que tienen que convivir diariamente en la cocina.

Ya tenemos 15 años de casados y hay una lista casi interminable de cosas que no hemos cambiado, ni mi marido ni yo a la hora de cocinar, limpiar o preparar los alimentos. Aquí algunos ejemplos:

– mi marido guarda lo que sobra de comer en el sartén u olla que se haya cocinado. Tengo un cajón lleno de recipientes plásticos, pero se le hace más fácil ocupar medio refrigerador con un sartén, eso sí con tapa con la mitad o menos de la comida que quedó.

– toda la vida he comido en platos y en Alemania es común cenar el pan con embutidos en tablas de madera o de plástico, costumbre que hasta ahora me parece rara, así que a la hora de poner la mesa colocamos 3 platos y una tabla para Tom 🙂

IMG_0016

– mi marido no tolera cosas “fuera de lugar” o en medio de la nada, y por lo mismo no puede ver mi “porta-cucharas” al lado de la estufa. Y dónde se supone que debo colocar la cuchara que uso para menear la sopa? Además compré una roja para que combine con la decoración 🙂IMG_0015

– casi diariamente comemos o cenamos con tortillas así que por comodidad dejo el comal (sartén plano) sobre la estufa. Siempre! y en la primera oportunidad mi marido lo guarda en el cajón, para yo tenerlo que sacar unas horas después a la hora de la cena! Y eso tooodos los días 🙂

IMG_0014

– la forma de lavar platos es muy diferente! Mientras que yo los enjabono con una esponjaIMG_0012 y luego los paso por agua limpia, los alemanes llenan el fregadero de agua jabonosa y los pasan por ahí quitándoles el resto de comida con un trapo, y de ahí a secarse con otro trapo. Gracias a Dios la mayoría de lugares tiene lavavajillas pero nunca falta un evento o una situación donde se tiene que lavar a mano y simplemente me quedó con cara de 😮

– y hablando de secar platos… tenemos lavavajillas como la mayoría de hogares en Alemania, pero siempre hay algo que debe lavarse a mano y lo dejo secando al lado del fregadero (como en México) y cuando esta seco lo guardo en su lugar. Mi marido no puede ver nada escurriendo, tiene que secarlo inmediatamente y guardarlo.

Y con qué seca los platos? Con un trapo especial… y a eso voy con esta entrada. Hace unos años vi una fotogaleria en el sitio de DW sobre cosas típicas alemanas y me llamó la atención ver una que decía: los alemanes utilizan un trapo diferente para cada cosa. Y si es cierto!

En casa hay una eterna discusión referente a los “secadores” que yo tengo colgados cerca IMG_0011del fregadero y en el horno… su uso? Para secarme las manos, sacar cosas calientes del horno, sacudir migajas y en caso de un accidente limpiar algo que haya caído al suelo. Para mi marido, el “secador” para secarse las manos tiene que ser de toalla y no de tela normal. Y para secar la vajilla tiene otros especiales de un material que no deja marcas en los vasos.

IMG_0013

Además, tiene trapos para limpiar ventanas, otros para limpiar el suelo y unos más para limpiar la superficie de la estufa (de inducción). Y el trapo que yo llamo “tela yes” (por la marca mexicana) es fuente de disgustos porque yo la uso para limpiar la mesa, el fregadero, etc. y mi marido la usa para lavar los platos!

Divertido, no? Definitivamente esto de las parejas o familias biculturales es interesante y enriquecedor. Conocer otras culturas no quiere decir que tengamos que cambiar nuestras costumbres o hábitos, sino que nos acostumbramos a vivir con diferentes o inventamos costumbres nuevas que combinen un poco de cada cultura. Así nuestro hogar tiene un poco de alemán y un poco de mexicano… la pregunta es: qué harán nuestras hijas en sus hogares?

“Noviazgo” infantil

Nuestra hija mayor como saben acaba de cumplir 12 años y el año pasado llegó de la escuela con la novedad que su mejor amiga “andaba” (ist zusammen) con otro compañerito del salón, es decir eran novios. Cabe mencionar que los dos tenían 11 años en aquel entonces.

Como mamá latina se pueden imaginar mi cara pero para no espantar a mi hija y hacerme la ignorante, le pregunté qué significaba “ist zusammen” a esa edad y en 6to año. Sinceramente no tenía ni idea y solo me dijo que su amiga estaba enamorada (verliebt) en el amiguito y que él le había preguntado por “whatsapp” si quería ser su novia.

Ah, bueno… pensé yo… se trata de esos noviecitos de juego que se agarran de la mano y listo… pero no! Al paso de las semanas, ya tienen 4 meses “juntos”, mi hija me fue contando que han ido al cine ellos solos, va uno o el otro a comer a la casa del otro y pasan toda la tarde juntos.

Y entonces ya no es el “noviazgo” que yo conocía de mis tiempos en el que se mandaban cartitas o dibujitos, se agarraban de la mano y todo sucedía en la escuela. Incluso los papás de la amiguita hablaron con los papás del “novio”. De qué y para qué no tengo idea!

Mmm… no sé que piensen ustedes pero yo sí me sorprendí un poco (o mucho). Desde hace años que me estoy preparando psicológicamente para el día que mis hijas traigan al novio a casa con 14-15, y ahora resulta que empiezan desde los 11-12!!!

No, no se trata de permitir o prohibir el noviazgo a X edad, sino de pensar si realmente es necesario adelantar tanto lo que tarde o temprano llegará. Porque claro, de las tardes juntos sigue el quedarse a dormir y por mas años que tenga viviendo en Alemania todavía no me parece que niños o pre-adolescentes pasen la noche con el “novio/novia”. Para qué? Para que empezar tan pronto? Por más que busco no encuentro respuestas que me convenzan.

Así que en estos meses he hablado mucho con Victoria de este tema y le he dicho que es normal que le gusten niños, que en su momento podrá enamorarse y que la vida aunque parece corta es muy larga y que seguro llegará un chico que la quiera y empiece una relación de noviazgo. Y sí, si le menciono edades… 15? 16 mejor, no? 🙂

Gracias a Dios no se trata de la mayoría de los compañeritos de mis hijas, sino de dos o tres que han empezado con el tema. Y lo mismo pasa con el uso de pastillas anticonceptivas entre chicas de 13-14 años, que aunque no es mayoría, ya me ha tocado oír argumentos como “más vale prevenir”, “de todas formas lo hacen”, etc. entre conocidas con hijas de esa edad. Y en ese aspecto también pienso que es muy prematuro y todavía no sé si mis hijas serán tan precoces con su sexualidad.

Definitivamente son aspectos culturales con los que tengo que aprender a vivir, pero no necesariamente implementar en casa sólo porque los demás quieran experimentar antes de tiempo. Qué necesidad hay de empezar con celos, decepciones amorosas y líos del corazón a tan temprana edad. Sí, también en mis tiempos los niños lloraban cuando la niña que les gustaba los “cortaba”, pero no había depresiones ni cosas por el estilo. Ahora todo se toma tan en serio y se va al psicólogo desde muy joven.

Todo a su tiempo y a disfrutar cada etapa de la vida sin prisas ni presiones. Al menos eso intento hacer con mis hijas y que ellas disfruten su infancia mientras dure, que la adolescencia y la adultez llegarán con seguridad y durarán lo suficiente para conocer el amor, el desamor y todo lo que conllevan las relaciones sentimentales 🙂

De esos días que quedan marcados

Todos los años están llenos de días para celebrar por ejemplo el cumpleaños, para conmemorar el día de aniversario de bodas, y otros para recordar de forma sencilla como el día en que conocimos a nuestra media naranja, o de forma triste como el aniversario luctuoso de un familiar cercano. Pero hay otros días que quedan marcados en nuestro calendario porque fue el inicio o el fin de una etapa, proceso o proyecto de vida.

Nunca olvidaré el 1 de junio del 2006… sí, hoy hace 10 años me internaba en el hospital por complicaciones de mi segundo embarazo y no sabía ni por cuánto tiempo, ni qué pasaría en las siguientes semanas.

IMG_1738

Apenas estaba en la semana 32 y Catalina pesaba poco menos de kilo y medio, así que un parto prematuro hubiera sido muy delicado. La placenta no funcionaba del todo bien y tenía menos líquido amniótico del deseado, lo que había ocasionado que la bebé siempre fuera más pequeña del promedio.

El miedo y la incertidumbre no lo eran todo, sino la premura de la noticia que apenas nos dio tiempo de llamar a mis suegros para que se hicieran cargo de nuestra hija mayor que apenas tenía año y medio.

A 10 años de distancia todo se ve muy diferente… como bien pueden adivinar, todo marchó bien y Catalina nació en la semana 38 por cesárea. Pequeñita pero sana y hoy en día es una niña normal, de estatura promedio y muy vivaracha.

Pero qué pasó en esas 6 semanas que estuve en el hospital, esperando y esperando… Algunas veces pienso que los médicos se pasaron de precavidos y simplemente me regalaron 6 semanas de descanso y aburrimiento en un hotel 3 estrellas llamado hospital. No se rían, de verdad que no hubiera sido muy distinto a una estancia en un hotel. Podía moverme libremente por la estación de ginecología o de maternidad (me cambiaban a cada rato dependiendo del nivel de ocupación), en los jardines, e incluso algunos días como mi cumpleaños o fin de semana me dejaban ir a casa por algunas horas.

Vi todos los partidos del mundial de fútbol en la comodidad de mi habitación, terminé no sé cuantos trabajos manuales de Navidad a pesar del calor veraniego y leí muchos libros. Todo hubiera sido muy distinto si hubiera contado con internet, mi blog y el whatsapp 🙂 pero esos eran otros tiempos y escribía algunos correos en la computadora que después mi marido enviaba cuando llegaba él a casa.

Nuestra pequeña Victoria pasó un verano de lujo en casa de los abuelos y obviamente no recuerda nada de esas 6 semanas, ni de las dos visitas que hizo al hospital donde su mamá la extrañaba demasiado. (No olviden que mis suegros viven a 3 horas de aquí, así que no la podían traer cada fin de semana como hubiera querido)

Mi marido siguió trabajando y viajando como de costumbre y sólo me visitaba los fines de semana, así que pueden imaginar lo eterno que me parecían los días entre semana. Eso sí, puntualmente me realizaban un cardiograma tres veces al día y una sonografía cada semana. Todo marchó bien y finalmente programaron la césarea para el 12 de julio, una semana después de mi cumpleaños número 33.

Estoy segura que mi mamá hubiera querido acompañarme ese tiempo pero por más que insistió me negué porque no tenía caso venir, ya que aquí no se queda nadie a dormir en el hospital con el paciente ni mi marido estaba para llevarla y traerla a la casa. Puedo suponer que fue un tiempo difícil para la familia en Monterrey, pero gracias a Dios todo salió bien y mi mamá pudo llegar dos semanas después del parto a apoyarme al 100% con la bebé y la hermanita!!!

Ya pasaron 10 años y el 1 de junio sigue siendo un día que me lleva a reflexionar y a dar gracias una y otra vez. Esas 6 semanas fueron una prueba a mi paciencia y una etapa de aprendizaje, meditación interior y recarga de energía. Y cada vez que tengo un problema pequeño o grande, recuerdo esas 6 semanas. Si las sobreviví, puedo sobrevivir cualquier otra cosa. Gracias a Dios por ese periodo no tan ameno pero que me hizo crecer y valorar todo lo que soy y tengo.

Y ahora a preparar todo para la fiesta de detectives de nuestra pequeña, que este año celebra prematuramente su cumpleaños porque el 12 de julio ya serán vacaciones de verano y tuvimos que adelantar la fiesta al 5 de junio. En Alemania, dicen que es de mala suerte celebrar tu cumpleaños antes del mero día, pero en este caso seguiremos las costumbres mexicanas: no importa si antes o después, lo importante es festejar! Y vaya que tenemos razones para festejar a este milagro llamado Catalina 🙂

Tiempo para dos

Mayo está lleno de días festivos en Alemania… empezando con el primero de mayo (día del trabajo), después viene el día de la madre el segundo domingo del mes y dos días festivos religiosos que varían año con año pero que normalmente caen en mayo: el día de la Ascensión del Señor que aquí se llama también “día del padre“, y que siempre es un jueves por lo que el viernes es puente, además del lunes de Pentecostés que al menos en las escuelas de esta región alargan hasta el martes y que siempre es 10 días después del día del padre.

Y precisamente por estos últimos dos días festivos, elegimos Mayo para casarnos porque Thomas podía ahorrarse un par de días de vacaciones al coincidir nuestra luna de miel con los dos fines de semana de días feriados. De tal forma que además de celebrar a las mamás, a los papás, a los trabajadores y al Espíritu Santo, celebramos nuestro aniversario de bodas este mes: específicamente el 18 de mayo!

No lo sabíamos antes, pero definitivamente mayo fue el mejor mes para casarnos, no sólo por que es un mes maravilloso lleno de flores, primavera y días templados, sino porque podemos festejar nuestro aniversario con un pequeño viaje en alguno de los puentes o fines de semana largos del mes!

Este año no fue la excepción y organizamos una escapada justo el fin de semana que nuestras hijas se fueron de campamento con su grupo de scouts. Suena perfecto, no? Y vaya que lo fue! Victoria y Catalina durmieron en el campo de Sunde a 20 minutos de casa, mientras que nosotros pernoctamos en un hotel Wellness, también en el campo pero de Syke a 70 minutos de Stade.

El paquete “para dos” incluía desayuno buffet y cena de 3 tiempos para los dos días, un masaje peeling para mí,  un masaje exfoliante para Tom, uso del sauna y hospedaje en una habitación doble. Qué más podíamos pedir? Clima agradable para disfrutar de paseos y noches estrelladas? Concedido! El fin de semana no sólo fue soleado sino que alcanzamos temperaturas de hasta 25 grados! Un sueño hecho realidad!

IMG_2122

Tanto Tom como yo siempre hemos sido partidarios de buscar una excusa para pasar unos días solos y en estos 14 años de matrimonio (y 11 de padres) siempre hemos encontrado oportunidades para hacerlo. La primera y más exótica fue cuando cumplimos 5 años de casados y nos fuimos de crucero en el viaje a México ese mismo año. Dejamos las niñas con mis papás y nos escapamos 10 días al Caribe. La idea era repetirlo a los 10 años de casados pero por falta de presupuesto ha quedado pendiente, tal vez para los 15???

Catalina tenía año y medio y Victoria iba a cumplir 3. Remordimiento por dejarlas solitas? No! Tanto ellas como nosotros sobrevivimos y desde entonces repetimos la hazaña tan seguido como podemos. Obviamente no tan larga, pero 3 o 4 noches con los abuelos paternos, de campamento o con mis papás cuando están aquí o nosotros allá siempre nos caen de maravilla para salir de la rutina y revivir la “luna de miel”.

Estoy segura de qué estos “respiros” son un ingrediente indispensable para un matrimonio sano y feliz. No siempre es posible, pero a veces nosotros mismos nos limitamos por miedo o inseguridad y no buscamos alternativas para no complicarnos. Desde hace 2 años que las niñas están en los scouts aprovechamos cada campamento para mínimo pasar una velada romántica en casa, ir al cine y sí se puede irnos a un lugar de fin de semana.

Y como las niñas ya están más grandes desde hace dos meses hemos instituido una nueva cita en nuestro calendario: una vez al mes Tom y yo nos vamos a cenar solitos y dejamos a las niñas empijamadas viendo la tele. En cualquier emergencia, estamos en casa en 10 minutos 🙂 Por otro lado, una vez cada dos semanas Tom y yo desayunamos juntos después de que las niñas se van a la escuela, aquí en casa sin glamour ni lujo pero conscientes de pasar un rato a solas en santa paz.

Qué de dónde saqué tales ideas? Pues no me lo van a creer pero una de mis alumnas de español, ya jubilada y con casi 50 años de casada nos comentó en clase de un regalo peculiar que le había hecho a su marido: un poster con 365 cuadritos en el cual tenían que marcar por cada día que pasaran un tiempo JUNTOS, y no me refiero a estar sentados cada uno en su sofá favorito leyendo el periódico sino a momentos como tomar un paseo, ir al cine, visitar una exposición, cocinar juntos, etc. En un año cruzaron menos de la 3era parte de los cuadritos. Y eso que están jubilados! Así que me puse las pilas y aunque no complete los 365 cuadritos en el año, quiero llenarlo lo más posible.

Tiempo para DOS! En esta vida tan ajetreada, llena de citas, planes y actividades es importante detenernos a reflexionar y no dejar de regar nuestra plantita llamada matrimonio. Sean vacaciones, desayuno, cursos de baile, deporte, idas al cine… no dejemos que la rutina nos aleje del romanticismo y el tiempo en pareja. Últimamente ha habido epidemia de divorcios en varios círculos de amistades y viendo a detalle, la causa principal es la falta de convivencia de la pareja.

Nunca olvidaré esa frase de que los hijos son prestados, no por la parte de que los hijos se van a ir algún día, sino por la parte de que me quedaré con quién decidí casarme hace 14 años y no quiero que sea un extraño al paso de los años.

Brindo por estos 14 años de casada y por lo que están por venir. Que Dios nos siga bendiciendo y dando oportunidades para repartir nuestro tiempo de la mejor manera entre la familia, los amigos, la pareja y nosotros mismos. En el equilibrio está la clave y este fin de semana de aniversario fue fenomenal! Ya estamos planeando el siguiente 😉

Salud!

IMG_2148

Tortillas de harina

MEXICO, #tortillasdeharina 

 Desde hace tiempo en casa no pueden faltar las tortillas de harina, y como las que venden en el supermercado (tipo tex-mex) no nos gustan, las hago casi cada semana.

Aquí les paso la receta que hago por si algún día se les antojan y quieren hacerlas. 

 Ingredientes: 

 – 100 gramos de manteca de puerco o vegetal 

 – 500 gramos de harina de trigo 

 – 240 gramos de agua caliente 

 – 2 cucharaditas de sal 

 Como saben, soy chica Thermomix y desde que la tengo, hago la masa en esta maravillosa máquina que la tiene lista en dos minutos y medio (función “amasar”). No pongo el kilo completo de harina porque su capacidad es limitada, así que la repito dos veces. Si la hacen a mano, primero deben desbaratar la manteca con los dedos en la harina, y luego agregar el agua poco a poco sin dejar de amasar. 

 Dejo reposar la masa dos horas, luego hago las bolitas que aplasto con una tortillera eléctrica (marca ITO y comprada en Alemania) y finalmente se cocen en un sartén o comal hasta que se inflen. 

 Las tortillas se pueden congelar sin problema. Cuando las niñas estaban pequeñas, hacía paquetes e iba sacando uno cada semana. Hoy en día, no alcanzo a congelarlas porque en menos de 1 semana se acaban! 

 Buen provecho! 

 P.D. Y no desistan si no salen a la primera. Yo nunca había hecho tortillas y si hubieran visto mis primeros experimentos… uff! pero la práctica hace al maestro y ahora las hago hasta con los ojos cerrados. Paciencia y mucha suerte!

La magia de Disney

Despues de 12 años de vivir en Alemania he tenido la oportunidad de conocer el parque de Disney en Paris, Francia. Por alguna razón u otra no se habia podido organizar el viaje, y hace unos meses sin mucho pensarlo decidí hacer un viaje corto con mis hijas para que conocieran la ciudad de las luces y de pasadita, el parque de diversiones. Hace 4 años conocieron el de California y la edad ha hecho de este viaje una experiencia completamente distinta.

Ahora ya tienen 8 y 9 años y ya no creen que las chicas disfrazadas son princesas de verdad. Tampoco tienen miedo de subirse a las montañas rusas y resultaron mas valientes que yo, así que tuvimos que repetir algunas atracciones a pesar de mis negativas. Es una gran ventaja que son buenas para caminar y aguantan mucho… De todas formas, fue un viaje pesado sobretodo para mí ya que la operación de la matriz apenas había cumplido 2 meses.
Aproveché una promoción de otoño y nos quedamos 3 noches en un hotel económico de Disney (Cheyenne) con entradas al parque y comidas incluídas. Tambien tuvimos suerte a la hora de reservar el tren y aprovechamos una super oferta con la que viajamos por menos de 100 euros las tres de Hamburgo a Paris viajando de noche.
La aventura empezó el sábado 1 de noviembre por la noche… Mi marido nos llevó a la estación de tren y salimos puntualmente con destino a Paris. He de confesar que casi no dormí durante el trayecto, pero al menos las niñas sí, ellas duermen donde sea!!!
Domingo -De la estación a la que llegamos viajamos a otra donde podíamos dejar las maletas por un rato mientras visitábamos Paris y que quedaba de paso a la estación de metro de Disney. Esta idea nos costó mucho tiempo y esfuerzo pues descubrí que muchas estaciones eran viejas y sin escaleras eléctricas, ademas de grandes, así que preguntando aquí y allá sin hablar francés nos hicieron dar vueltas y vueltas. Las 2 pequeñas maletas me parecían de 100 kgs y subirlas por cada escalón me cansaban demasiado. Finalmente llegamos al centro de Paris donde hicimos un paseo en barco por el Río Sena acompañadas de una sobrina que esta estudiando francés en estos meses por acá. Para mi mala suerte, perdí mi cámara sin darme cuenta y eso me agüitó un poco. 

Luego caminamos un poco hacia la torre Eiffel y comimos unas baguettes y crepas tradicionales 😉 Nos despedimos de mi sobrina a media tarde para recoger las maletas y seguir el viaje a Disneylandia que queda a 45 minutos del centro de Paris.

La llegada al hotel sucedió sin contratiempos y despues de dejar las maletas en el cuarto nos fuimos directo a Disney Parc. Era importante visitarlo ese día aunque fuera por un par de horas porque al día siguiente quitarían la decoración de Halloween. Tomamos fotos, cenamos y esperamos hasta que cerraron (9 p.m.) porque teníamos que ver el show de luces y ahí sentí nuevamente esa magia de Disney. Cómo hacen para despertar tantas emociones en una cuarentona y recordar tantos personajes de mi infancia… Eso me encanta de Disney y creo que seguiré yendo hasta que cumpla 100 años! A ver si me llevan mis nietos!

El segundo día (lunes) lo pasamos nuevamente en Disney Parc de 10 de la mañana a 7 de la noche… Vimos todo, nos subimos a todo y comimos y cenamos en diferentes restaurantes del parque. Como es temporada baja lo mas que tardamos en algunas atracciones fue 15 minutos, pero en la mayoria teníamos entrada sin esperar. Vimos el desfile tradicional (otra vez experimentando la magia de Disney con lágrimas de cocodrilo) bajo una lluvia ligera, pero justo a la hora de tomar el autobus al nuestro hotel, cayó un chubasco que nos empapó hasta los tuétanos. Menos mal llegamos rápido a la habitación a tomar un baño calientito.

Hollywood Tower

El tercer día (martes) visitamos el parque Disney Studios donde hay mas espectáculos y montañas rusas. La atraccion favorita de las niñas fue el Hotel Hollywood donde te dejan caer varias veces de un elevador a varios metros de altura. El parque es muy interesante y alcanzamos a verlo todo de 9 a 6 pm. Ese día decidimos cenar en el hotel pues el cansancio ya se había acumulado de los días anteriores.

El cuarto día (miércoles) estaba planeado para visitar nuevamente alguno de los parques o ver algo más en Paris, pues nuestro tren nocturno estaba programado a las 8 de la noche para llegar a casa al día siguiente por la mañana. Pero cual no sería nuestra sorpresa al enterarnos que amenzaban nuevamente con una huelga de trenes justo para la madrugada de nuestro regreso. 
Rápidamente le pedí a Tom que averiguara que pasaría con nuestro tren y pues ya estaba cancelado desde el miércoles. Rápidamente buscamos otras opciones y tuvimos que dejar el hotel el miércoles temprano para arreglar nuestra situación directamente en la estación de Paris. Tomamos dos trenes, de Paris a Frankfurt y de Frankfurt a Hamburgo, donde Tom nos recogió en coche para evitarnos otro tren más de 1 hora hasta Stade. Retrasos, problemas técnicos, y sobrecupo en los trenes completaron la pesadilla que terminó a media noche cuando finalmente llegamos a casita.
(Nota extra: Odio las huelgas y más si me toca ser víctima como en esta ocasión. Un día perdido en Disney no es nada comparado con otros turistas que perderán vuelos, cruceros, reservaciones, paseos y mil cosas más durante los 4 días que durará la huelga. Grrrr!)
 
Una verdadera pena que unas vacaciones cortas pero divertidas hayan terminado de tal manera. Ahora sólo nos queda recordar los 3 días que vivimos la magia de Disney al máximo y yo volví a ser niña 😉 Fotos, vídeos y autógrafos de los personajes más famosos de Disney serán guardados como un tesoro en nuestro baúl de recuerdos. Las niñas preguntan cuando volveremos… difícil pregunta! Espero algún día volver…

Recomiendo ampliamente conocer este parque en temporada baja que aunque el clima no es el ideal, se aprovecha mejor y los niños disfrutan las atracciones sin horas de filas.  Y los grandes también!

Au revoir!!!

De retiro familiar

El fin de semana tuve la opotunidad de vivir una experiencia diferente: por primera vez asistí a un retiro en Alemania y fue familiar, algo que tampoco conocía ni siquiera en México.

Como saben, pertenecemos a la comunidad católica de nuestra ciudad, que aunque no es muy numerosa, últimamente busca organizar más actividades para chicos y grandes, jóvenes, familias y parejas.
Una amiga que había asistido al retiro el año pasado, me animó a inscribirme. Así lo hicimos, anotamos la fecha en nuestro calendario y mas rápido de lo pensado se llegó el día indicado. Empacamos nuestras cosas y manejamos las dos horas de camino para llegar a nuestro destino: un castillo pequeño adaptado como casa de retiros.

En Monterrey asistí a varios retiros, los primeros que recuerdo en la secundaria. El instituto era del Opus Dei y los retiros se realizaban en una casa de dicho grupo religioso. En la preparatoria tambien asistí a retiros que se realizaban en un lugar especial a las afueras de la ciudad. Sólo una ocasión había dormido en un castillo, fue en mi primer viaje a Europa donde nos hospedamos en un castillo adaptado como hostal en Francia.

El castillo donde se realizó el retiro familiar no es como el de Cenicienta o todos esos que conocemos de los cuentos de hadas, despues de leer la historia del castillo en una habitación adaptada como museo en el sótano y saber que fue orfanatorio, más bien es de esos castillos de películas con historias de terror donde encerraban a los niños en el ático o los obligaban a limpiar pisos y ventanas.

El retiro fue organizado por la nueva dirigente de la parroquia, aunque el retiro se ha hecho en el mismo lugar por más de 8 años. Junto con nuestra familia, se inscribieron otras cinco, dos de ellas sin papá por cuestiones de trabajo. En total, 16 niños/jóvenes de 1 a 17 años.

Como escribí anteriormente, el castillo (Schloss Dreilützlow) está adaptado como casa de retiros, seminarios o excursiones escolares. Cuenta con 26 habitaciones con 95 camas, bastante rústicas sin televisión ni teléfono. Además tiene una cafetería donde se sirven las 3 comidas (incluídas en el costo de la habitación), biblioteca, jardín, capilla, salón deportivo, un cuarto de televisión, la habitación de cuentos (decorada con diferentes temas infantiles), salones de conferencias, jardín, museo en el sótano y las dos atracciones más importantes: el ático decorado como la habitación del fantasma Dieter, y un pasillo de terror en el sótano (sólo porque no tiene luz).

Ático
Nuestra habitación
Sótano de terror
Salón de cuentos
Museo

El retiro empezó el viernes por la noche con la cena a las 6:30 de la tarde, después de que llegaron todos los asistentes. El menú: Pan con embutidos y quesos, ensaladas y para tomar: café, té o agua. Después pasamos al salón donde se llevarían a cabo todas las pláticas y actividades, y se dio la bienvenida formal y se realizó una pequeña dinámica. A las 9 se acostaron todos los niños en sus respectivas habitaciones y los adultos nos reunimos en un pasillo para tomar algo y platicar de todo un poco.

El tema del retiro fue “Rituales de antes y ahora”, que abordamos a profundidad el sábado por la mañana después del desayuno. Los niños y jóvenes hicieron actividades aparte con el mismo tema. A mediodía comimos pasta con salsa boloñesa, y por la tarde nos fuimos a un pueblo cercano a dar un paseo por el bosque/lago. Por mi reciente operación, yo preferí esperarlos en la cafetería del lugar. Tardaron dos horas, tiempo en el que algunos se bañaron en el lago y otros exploraron el bosque a sus anchas. La idea era disfrutar ese tiempo como los caracoles: con calma y sin prisa.

Lago en Lassahn

Después de la cena (mismo menú del día anterior) hicimos una fogata en el jardín. Cantamos, asamos malvaviscos, y disfrutamos de una noche despejada y estrellada a 15 grados. Espectacular! Luego los adultos repetimos la reunión del día anterior con vinito y botanas hasta la medianoche.

Por último el domingo, después de desayunar participamos en una celebración eclesiástica (no propiamente misa porque no había sacerdote) en la capilla del castillo. Casi todos leímos algún texto y cantamos diversos temas con acompañamiento de órgano y flauta. Al mediodía comimos carne de puerco, papas y col rojo y nos despedimos para tomar nuestro camino de regreso a casa.

En nuestro caso nos desviamos a Schwerin, una ciudad hermosa con un castillo de cuentos de hadas. Este castillo es usado como edificio de gobierno, pero el jardín está abierto al público y disfrutamos de una linda caminata con casi 25 grados, talvez el último día cálido del año.

Fue un fin de semana muy lindo, con un poco de todo: espiritualidad, aventura, historia, juegos, naturaleza, convivencia con familia y amigos, y mucha diversión. En el camino de regreso, las niñas preguntaron si podemos volver el próximo año. Y creo que este retiro se convertirá en un ritual anual en nuestra familia! Así que a esperar el próximo!

Alternativas de trabajo para madres extranjeras

Las mujeres siguen estando en desventaja en el ámbito laboral. El algunos países ya se ven mujeres en puestos directivos y ganando lo mismo que un hombre, pero en muchos otros sigue habiendo grandes diferencias o dificultades para que una mujer obtenga un puesto o sueldo igual que un hombre.

Creo que el mayor problema no es ser mujer, sino el hecho de ser madre o “posible” madre. Y no porque una madre no pueda hacer el mismo trabajo que un hombre, claro que no! Sino porque una madre tiene mayor probabilidad de faltar al trabajo en caso de que sus hijos enfermen o tengan algún problema en la escuela y deban ser recogidos. Y qué pasa en las vacaciones? Al menos en Alemania los niños en edad escolar (hasta preparatoria) tienen en promedio 12 semanas de vacaciones al año, eso sin contar los días festivos.
Así las cosas es complicado para una mamá obtener un trabajo de tiempo completo si no se cuenta con la abuela o una persona de confianza que pueda cuidar a los niños en las vacaciones y cuando enferman. Y eso en el extranjero es casi seguro 😦

Además de los problemas que normalmente tiene un extranjero para conseguir trabajo como:
  – idioma,
  – revalidación de estudios,
  – experiencia,
una mamá extranjera dificilmente tendrá a su madre o algún pariente a quién dejar los niños. Y de eso quiero escribir en esta entrada, qué alternativas tiene una madre en el extranjero? Basaré mis comentarios en mi experiencia en Alemania, pero tengo amigas en otros países del mundo, así que esta complementado con experiencias de mamás en Estados Unidos, España, etc.

Tuve la fortuna de encontrar trabajo en mi giro poco antes de cumplir un año en Alemania. El idioma no fue problema porque trabajaría en otros países europeos donde el inglés bastaría y teniendo experiencia en una filial en México, mis estudios no fueron tan importantes aunque informática no tiene tantos problemas a la hora de la revalidación. Trabajé casi dos años en esa empresa, viajando de lunes a viernes a Suecia, Escocia, Italia y al final a otras ciudades aquí mismo en Alemania.
Después llegaron las niñas y al cumplir los 3 años nuestra pequeña hija, podía haber vuelto al mismo empleo con el mismo sueldo. Pero y las niñas? Mis opciones eran:
– que mi marido se quedara en casa
– una “Au pair” que se encargara de las niñas al salir del jardín de niños
– mudarnos a una casa cerca de mis suegros (?)
y obviamente ninguna se acopló a nuestras prioridades, así que por decisión propia renuncié a la empresa y poco tiempo después me registré como independiente para hacerme cargo de una franquicia especializada en enseñar español a niños.
El negocio no resultó como esperaba y después de dos años dejé la franquicia y empecé a dar clases de español, para la cual seguí registrada como independiente (selbständig) a los ojos de Hacienda.

Las niñas ya están en primaria y a veces pienso si debería volver a buscar trabajo en consultoría, pero ninguna empresa da más de 6 semanas de vacaciones, así que como otras familias tendríamos que repartir las semanas de vacaciones entre mi marido y yo, sin posibilidad de coincidir una semana todos para viajar a alguna parte. Dejar a mis hijas con mis suegros 1 o 2 semanas? Talvez… pero y luego por las tardes? Mis hijas salen de la escuela a la 1, y en algunas escuelas de la ciudad pueden quedarse hasta las 5 pagando en promedio 200 euros por mes. Así que tendría que cambiarlas de escuela y conducir para llevarlas y recogerlas, ya que a la escuela actual se van caminando.
Definitivamente soy mamá gallina y prefiero seguir en casa para ayudarles con las tareas y comer con ellas, que jueguen con sus amiguitas y llevarlas a sus clases de baile y música.
Buscar un trabajo de medio tiempo? El problema con las vacaciones persiste, además de que pocas empresas tienen vacantes de medio tiempo en el giro de consultoría.

Así que volvemos a las opciones que tiene una mamá como yo, que no tiene a la abuela/suegra/au-pair para cuidar a los niños por las tardes y en vacaciones:

Docencia. Para dar clases de español en algunas instituciones sólo se requiere tomar un par de seminarios y asistir a cursos de vez en cuando para aprender técnicas, herramientas o materiales específicos. Desgraciadamente no podemos dar clases en escuelas públicas si no somos maestros titulados, y aún así algunas veces se tienen que hacer algunos estudios de revalidación.
Dar clases es práctico porque el horario es flexible y se tienen las mismas vacaciones que en las escuelas de los hijos. El sueldo en promedio es de 15-25 euros por hora impartida, las horas de preparación de clase no se pagan 😦
Y no sólo es opción dar clases de idiomas, también se pueden dar clases de cocina, de fotografía, de ciencias o de cualquier cosa en la que se tenga experiencia o título profesional. 

Limpieza. Muchas madres, incluso alemanas se dedican a la limpieza, sea de casas particulares, escuelas o empresas. No se requieren estudios y el sueldo es de 10-15 euros por hora. El horario puede ser flexible, aunque es más pesado (físicamente) que dar clases de español.

Cuidar niños. Sea de “au-pair” o de niñera por horas determinadas, es una buena fuente de ingresos para jovencitas o para mujeres sin niños, pues los horarios no son compatibles con los de los propios hijos. No se requieren estudios y el sueldo varía mucho, dependiendo del número de horas y frecuencia, además del número de niños a cuidar. Aquí en la ciudad donde vivo, una niñera cobra 8 euros en promedio por hora en la noche, una “Tagesmutter” (madre sustituta) puede cobrar hasta 12 euros por hora y los recoje de la escuela, les hace comida y ayuda con las tareas hasta que alguno de los padres llega.
Como mamá, a veces es posible cuidar niños de los vecinos o compañeritos de las clases de los propios hijos, o cuando los propios ya son mayores y no es necesario estar en casa para cuidarlos.

Representante de Ventas. Ya sea de Tupperware, Avon, Amway, Thermomix, Energetix, muchas mujeres se deciden por este trabajo por su flexibilidad de horario, aunque los ingresos no son siempre cuantiosos. Además si se tiene facilidad de ventas y muchos contactos, no es necesario ningún título adicional.

Cocina / Alimentos. En este giro hay muchas opciones de empleo, desde camarera a cocinera, o como dueña de tu propio restaurante o servicio de catering. También puedes vender galletas, tortillas/tamales o pasteles sin tener un local, aunque por las medidas de sanidad en algunos países no siempre es posible sin estar dado de alta en Hacienda y sin una cocina que cumpla todos los requisitos de ley. Otro tipo de negocio que esta tomando mucho auge es la distribucion de productos de importación como tequilas, latas e incluso productos frescos como chiles o especies. Los estudios no son una barrera y los ingresos dependerán de muchos factores como mercadotecnia, tiempo dedicado, competencia, ubicación, etc.

Deporte. En este campo incursionan las amantes del deporte y quienes tienen buena condición física. Para ser instructora de Zumba es necesario asistir a una serie de cursos y luego puedes ofrecer cursos en escuelas o gimnasios. La mayor ventaja es la flexibilidad de horarios y en Alemania los ingresos son si no iguales un poquito mejores que dar clases de español. Además, hay quienes dan clases de yoga, aerobics, pilates, o son asesores personales.

Negocio propio. Dependiendo de los estudios es posible empezar una empresa de diseño gráfico, de programación de páginas de internet, de traducción o intérprete, etc. Además, muchos negocios ofrecen la alternativa de franquicias donde se requiere de inversión, pero donde mucho camino ya esta recorrido (burocracia, estándares, documentación, etc. )

Y obviamente, muchas mujeres tienen la suerte de encontrar un trabajo en su giro, como yo la tuve hace algunos años. Conozco doctoras, ingenieras, diseñadoras, o de otras profesiones que trabajan en una empresa de tiempo completo, pero sinceramente pocas son madres y si lo son, tienen a sus suegros cerca o una au-pair o al papá en casa. De otra forma, es muy difícil que sean compatibles familia y trabajo 😦
Por otro lado, conozco otras mujeres cuya necesidad de trabajo no es por dinero, sino más bien para establecer contactos o estar ocupada. Para ellas esta la opción de:
Trabajo voluntario. Ya sea de cajera/vendedora en una tienda de segunda mano, cuyos ingresos se destinan a organizaciones no gubernamentales, o en tiendas de “Fair Trade”, que venden productos de países en desarrollo. También hay quienes ayudan en asilos u orfanatos, o participan activamente en asociaciones que ayudan a migrantes, asilados, desauciados, etc.

Las dificultades mencionadas también pueden presentarse en el país de uno, si se vive en otra ciudad, si no se tiene mamá o suegra, pero al menos en México la posibilidad de tener una chica de servicio que cuide a los niños es más barata que en Alemania. Y ya eso es una gran desventaja a la hora de buscar trabajo, pues la mayor parte del sueldo se va en pagar guardería o “Tagesmutter”.

En fin, el tema es complicado y cada familia tiene sus propias prioridades y toma las decisiones en base a sus propias necesidades y formas de pensar. Con trabajo de tiempo completo, parcial o sólo de horas, seguimos con una de las mayores responsabilidades en nuestras manos: el futuro de este planeta. Ser madre es un plus, como lo muestra este vídeo que llegó a mi Facebook hace unos días: https://www.youtube.com/watch?v=zqSISPX4PEE

Veremos si pronto me reincorporo a la consultoría, pues una de las mayores desventajas de casi todas las alternativas arriba mencionadas es que no se cuenta con una pensión para el futuro. Pero de eso escribiré en otra ocasión… mientras a seguir gozando de mis princesas, que pronto serán adolescentes y se acabarán muchas de las cosas que ahora disfruto a su lado.

Y ya que esta por celebrarse el día de las madres en México y en Alemania, aprovecho para felicitar a todas las mamás del mundo! Que las apapachen mucho y que sean muy felices!

No soy "bio"

En mi reciente entrada sobre supermercados alemanes, recibí muchos comentarios sobre la omisión de las tiendas de productos “bio” o ecológicos  y es que la verdad es, que no los conozco porque no soy fan de esa “onda”.

En Stade, la ciudad donde vivo creo que hay una tienda especializada en productos orgánicos, pero sólo una vez la he visto por fuera mientras esperaba a una amiga que necesitaba algo de ahí. Además he escuchado de algunos puestos del mercado sobre ruedas que sólo manejan productos “bio”, pero como nunca compro allí, no estoy enterada del todo.
¿Qué significa que un producto sea “bio”? Creo que ya todo mundo conoce esta característica que proviene de lagricultura ecológica, o sus sinónimos orgánica o biológica, el cual es un sistema para cultivar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados (OGMs) -ni para abono ni para combatir las plagas-, logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada. (de wikipedia)

Y este tipo de agricultura existe en Alemania desde hace varias décadas, teniendo un crecimiento considerado a partir del 2000. Es decir, cuando llegué a este país. Cada año se convierten más áreas de cultivo en “ecológicas” y se encuentran más productos con la etiqueta Bio.

Pero al mismo tiempo ha habido grandes escándalos sobre la veracidad de lo orgánico y sobretodo he visto documentales donde las gallinas ponedoras no están tan felices como prometen los ganaderos en su publicidad. En parte estos escándalos y la poca diferencia en sabor (para mi gusto) me han alejado de esta moderna tendencia.
Creo en la dieta equilibrada, y me concentro más en el consumo de frutas y verduras (normales) o carnes blancas sobre las rojas, a la hora de hacer la compra. Así que hasta ahora, los productos marcados como “bio” no tienen lugar en mi alacena ni en mi refrigerador.
Y vaya que algunos supermercados locales ya manejan dos marcas genéricas, una clásica y otra “bio” donde los precios ya no son tan elevados como lo eran hace algunos años. Y aún así, no estoy convencida de que sean productos realmente mejores, o que los no orgánicos hagan daño a la salud.

Me fui de fotógrafa a los supermercados para complementar esta entrada, y no sólo encontré huevos de gallinas felices y leche de vacas contentas, sino también chocolates, salsa de soya, pan, café, y cereal. El área de frutas y verduras está llena de tomates, zanahorias, pepinos y otros productos orgánicos e incluso en el área de alimentos para bebé, encontré papillas con carne biológica.

Interesante, no? Desconozco que tan fuerte sea esta tendencia en Latinoamérica, pero hace algunos años que estuve en Monterrey si ví frutas y verduras catalogadas como orgánicas. Supongo que al igual que en Europa, el crecimiento de esta industria va a la alza y poco a poco gana más adeptos.

Yo sigo un tanto escéptica, y es que creo que ésto es como la religión, eres o no eres “bio”, para mí es difícil sólo comprar un paquete de tomates orgánicos y el resto de productos normales.Y a pesar de tener buenas amigas completamente convencidas de los beneficios de la agricultura orgánica, yo sigo más bien “atea”. Talvez algún día cambie de parecer, o talvez nunca… no lo sé!

Cada semana un mundo nuevo en Tchibo

Tchibo es una de esas tiendas que talvez el turista normal en Alemania no conocerá en los pocos días que visita el país, pero que el extranjero encontrará en sus primeros meses de estancia sin lugar a dudas. Y con suerte, será atraído por este concepto que no existe en muchos países del mundo.

Logo Tchibo

¿Qué es Tchibo? Pues es una tienda, pero tambien una marca y un concepto. La tienda nació en 1949 en Hamburgo, donde actualmente está su corporativo. Su nombre viene de “Tchi” del apellido de uno de sus fundadores: Tchilinghiryan y “bo” de la palabra en alemán para granos de café: Bohnen.

Café Tchibo

Su negocio inicial consistió en vender café por correo, el cual fue muy existoso. En 1955, abrió la primera tienda (filial) para que el cliente pudiera probar el café antes de comprarlo y poco a poco fueron incorporando pan y pasteles. El café se convirtió en un artículo de lujo que empacaban en latas o bolsas de tela, y al verse forzados a no regalar productos junto con el café (recetarios o las mismas latas), empezaron a vender productos de uso doméstico.

En 1973 nació el eslogan “Cada semana un mundo nuevo”, con el cual la tienda cambia la totalidad de sus productos cada semana con un tema particular que puede ir de “ropa para esquiar” hasta “joyería”, de “productos de limpieza” a “electrodomésticos” o “ropa de cama”. Adicionalmente, Tchibo sigue vendiendo café de diferentes países a granel o empaquetado, en grano o molido, con sabor o natural, etc.

Actualmente Tchibo cuenta con 1,000 tiendas y más de 20,000 puntos de venta que pueden ser supermercados, droguerías o panaderías. En esos puntos de venta tienen un par de anaqueles con algunos de los productos que también son cambiados cada semana sin excepción. Lo que queda de la semana anterior se pone en oferta o se devuelve para venderse por internet con descuento.

Filial Tchibo

Las tiendas Tchibo no son muy grandes y la mayoría tienen un pequeño espacio para que puedas tomarte un cafecito con pastel. Las empleadas visten uniforme y es posible adquirir una tarjeta de “cliente frecuente” para acumular “puntos de café” y comprar artículos.

Tchibo es una de las cadenas alemanas más grandes y ya tiene presencia en 15 países del mundo, ya sea por contar con filiales o al menos con puntos de venta. En los últimos años ha incursionado en otro tipo de negocios como seguros, electricidad, telefonía celular, y agencia de viajes. No sé que tan éxitoso sea en esos rubros, pero en las tiendas se ve siempre mucho movimiento y conozco mucha gente que es fan de sus productos.

En internet no encontré información de dónde produce o empaca sus productos, lo cuál siempre ha sido un enigma para mí. ¿Cómo es posible hacer colchas, licuadoras, joyas, escobas, zapatos, pantalones, artículos de papelería, CDs de yoga, muebles, etc con una misma marca??? Obvio que no producen dichos artículos, pero simplemente el empacarlos implica proveedores de todo tipo. Y la mayoría de los productos traen la etiqueta TCM, por lo que sí se interviene en el proceso de producción de muchos de sus productos.

En fin, sigo con mi enigma y con mi tarjeta de “cliente frecuente”, esperando las ofertas de la próxima semana y acumulando puntos con mis compritas 🙂

Y para que se sorprendan como yo, aquí algunos ejemplos de sus “mundos” semanales:

En la cocina:

Productos de belleza:

Ropa de lluvia:

Artículos para celulares, MP3, etc

Muebles

Cocina mediterránea no es lo mío

Hace dos semanas asistí a un curso de cocina en la escuela donde doy clases de español. Como docente, nos dan un vale para asistir a un curso de la misma escuela y este semestre decidí tomar un curso de cocina mediterránea que lo imparte una colega italiana. En otras ocasiones he tomado cursos de pintura, de conversación en alemán y de sushi.

El curso empezó a las 2 de la tarde con una introducción a la cocina de la región “Cote d´Azur” que se encuentra en la frontera de Italia con Francia, más o menos por Niza, Mónaco, etc. Nos dieron las recetas en un legajo y cada partipante (8 en total) podía elegir qué recetas preparar. En mis cursos de cocina mexicana, yo trabajo en equipos y todos preparan las mismas recetas, así que me sorprendí de esta forma diferente de cocinar, ya que los participantes no se enteran de cómo se prepararon todos los platillos.

En fin, yo elegí dos recetas sencillas y manos a la obra! La primera era una Entrada de calabacita con cebolla, queso paremesano y anchoas. No fue muy difícil… simplemente dorar las calabacitas en rodajas y la cebolla, acomodar todo en un refractario y ponerlo en el horno para gratinar.

La otra receta era una ensalada de lechuga, tomate, cebolla, pimientos y nuevamente anchoas! Cabe mencionar que las anchoas no es algo que acostumbre comer, su sabor salado y fuerte no me gusta y evito cualquier platillo con este ingrediente.

Después de dos horas de cocinar, hicimos una pausa para probar unos panecillos con tomate y queso, y un quiché de risotto con espinacas. Al terminar la pausa, seguimos cocinando por otras dos horas.

A eso de las 6 y media nos sentamos a comer todos los platillos que preparamos. Entradas, Sopa de hierbas, Ensalada fresca, Bacalao, Pollo guisado, Pizza y de postre Galletas de Anís y Torta de Limón.

Sopa
Entrada
Pizza

Descubrí que la cocina mediterránea nunca será una de mis favoritas… y creo que de las recetas aprendidas ese día, sólo haré si acaso el pastel de limón. En total se prepararon 10 recetas, de las cuales 4 llevaban anchoas, se utilizaron casi 40 huevos, 10 cebollas, 2 botellas de aceite de oliva y un montón de hierbas que no conocía y que creo no volveré a probar en mi vida.

Me quedo con la cocina mexicana que no es porque yo sea mexicana, pero que hasta la UNESCO la ha declarado patrimonio inmaterial de la humanidad en el año 2010 y es qué es simplemente deliciosa, variada, colorida y auténtica! De segunda, me quedo con la italiana y de tercera con la asiática. De la cocina alemana mejor ni hablamos 🙂

25 maneras de amar a tu pequeña hija

Pocas veces copio algo que encuentro en la red…. pero definitivamente este escrito merece no sólo ser compartido sino puesto en práctica. Muchas de estas cosas las hago con mis hijas, y lo pongo aquí para tenerlo siempre a la mano y recordar algunas de ellas.

1. Cómprale vestidos. Probablemente no va a querer usarlos todos los días por siempre. . . Aprovecha la ventaja de este deseo único de las niñas pequeñas. Enséñala a sentarse como una dama y a dar vueltas. 
Desde bebés, enoloquecía comprando vestidos y faldas para mis nenas. Les encantan y todavía los prefieren a los pantalones. No tuve que enseñarles a dar vueltas, ellas mismas lo descubrieron y todavía dan vueltas sobretodo cuando estrenan alguna falda de vuelo.

2. Hazle cosquillas, y escucha detenidamente mientras se ríe. Su risa va a cambiar. Escucha. Recuerda.

Les gusta que les haga cosquillas y disfruto muchísimo sus risas y carcajadas. Hace unos meses inventaron un juego para antes de dormir que consiste en que las persiga desde la sala hasta mi recámara (subiendo escaleras). En nuestra cama, se esconden debajo de las cobijas y debo hacerles cosquillas y asustarlas. Es uno de los mejores momentos del día!

3. Déjala jugar en el lodo y que ande en su bicicleta por los charcos. Luego deja que te ayude a lavar la ropa. 

No es de mis cosas favoritas, pero mi marido siempre ha estado a favor de que sean niñas que disfruten de la naturaleza, así que no sólo contemplan florecitas sino escarban en la tierra para sacar lombrices, se esconden debajo de montones de hojas en otoño y trepan por los árboles. Desde hace años que las niñas me ayudan a doblar su ropa, primero eran sólo los calcetines… ahora es toda su ropa. La doblan y la guardan en los cajones. Entre más ensucien, más trabajo tienen 🙂
 
4. Enséñale a amar a la mujer en la que se convertirá amando a la mujer en la que tú te has convertido. No te subas a la báscula delante de ella. No te quejes de que la ropa no te queda. No digas cosas negativas de ti misma. Necesitara que le recuerdes constantemente lo que Dios realmente valora, y mucho de eso no se ve.

5. Guíala con el ejemplo. Ella hará lo que tú hagas, no lo que tú digas.

6. Valora su vida. Enséñale a valorar la vida de otros. Provéele de oportunidades para interactuar con mujeres de todas las edades. Participen juntas como voluntarias en algún banco de alimentos o algún asilo. Ayúdala a coser una cobija de bebe para alguna nueva mamá. Preséntales a mujeres embarazadas y enséñale la emoción acerca del regalo anticipado que está en sus vientres. Memoriza Isaías 43:1 y díselo constantemente.

7. Enséñale a cocinar. Déjala poner la mesa y lavar los platos. Aunque se tarde diez minutos más para empezar a comer porque es muy cuidadosa para doblar la servilleta. Aun cuando tengas que lavar los platos de nuevo después de que ella se duerma. Practiquen juntas el servir a otros con amor.
Me encanta cocinar y es uno de los pasatiempos que más comparto con mis hijas. Sobretodo a la hora de hacer galletas o pasteles… les gusta aprender, ayudar y probar! Ellas siempre ponen la mesa y al terminar de comer, recogen su plato. Tengo lavavajillas, así que nadie lava platos 🙂 De todas formas hay algunas otras tareas de la casa que les corresponde y hacen sin chistar!
 
8. Dale apodos de adoración, cariño no de condescendencia.

Princesas, corazones, nenas, preciosas, y el mejor que me dicen a mí: que soy la mamá mas bonita del mundo!
 
9. Tómale fotos. Cambiará rápidamente. Mientras lee, duerme o prueba su primer pedazo de pastel. Toma fotos de las dos juntas. Enmárcalas y ponlas en las paredes de su recamara. Algún día las reemplazara con fotos de ella con sus amigas, pero recordara los momentos especiales que pasaron juntas.

Creo que en este punto no hay mucho que comentar. Me vuelvo loca con una cámara en las manos y desde que nacieron no he dejado de documentar cada momento de su vida ya sea con una foto o un vídeo 🙂 Ahora ellas comparten esa pasión!
 
10. Llévala contigo. Llévala a museos, vayan al parque, salgan a comer, y a todos lados cuanto puedan. Ayúdale a ser valiente para probar nuevas cosas. 

Paseamos a menudo y en cuanto hay oportunidad hacemos cosas juntas: vamos a la biblioteca, a cenar al McDonalds, hacemos picnic en el jardín o jugamos a diversas cosas.
 
11. Canta y baila con ella. En la casa, en el carro, fuerte!

Otra cosa que hacemos desde hace años. Bailan casi a diario y sueñan con ser cantantes, rockeras o estrellas!
 

12. Ama a su papi. Ella lo necesita igual como te necesita a ti. Muéstrale como se ve un matrimonio amoroso y habla con ella acerca de tus sueños para ella y que cualidades son importantes un esposo.

13. Enséñala a perdonar y pedir perdón. Dile acerca de tu amor incondicional para ella y de la manera que Dios nos amo y nos ama.

14. Acurrúcate. Durante unos minutos cada día, pon tus brazos alrededor de ella.

Sobretodo la pequeña pide mínimo una vez al día que la abrace… ambas son muy cariñosas y jugamos a abrazarnos antes de dormir. Nos llenamos de besos y acostumbran ser muy querendonas entre ellas también. Justo ayer jugaban a que no podían estar más de 10 segundos separadas, así que andaban por toda la casa de la mano y así querían hasta lavarse los dientes!

15. Léele. Lean acerca de Laura Ingalls Wilder y Amelia Earhart, Hellen Keller (fue una autora, activista política, y oradora estadounidense sordo ciega )and Ruby Bridges, Ruth y María y otras muchas mujeres que fueron valientes, inteligentes y compasivas. 

Desde pequeñas hemos creado la costumbre de leerles… el papá en alemán, yo en español y recientemente ellas leen solitas para practicar. Ambas resultaron muy marianas y les encanta leer sobre la Virgen María.

16. Sueña con ella. Habla con ella de lo que quiere ser cuando sea grande, del día de su boda, de sus propios hijos. Dale cosas por las cuales ver a futuro. Ayúdale a esperar pacientemente por las cosas como salir sola con sus amigas, tener novio, maquillarse.

17. Invita a sus amigos a jugar. Conócelos y conoce a sus padres. Se observadora, y considera cuidadosamente las personas a las que confías su cuidado.

18. Corre con ella. Pruébale que puede lograr algo que parece imposible para una niña pequeña, como correr un maratón, un kilometro, etc.
En este punto fallo pues nunca me gustó correr. Pero el papá ya corrió un maratón con la mayor y en cuanto hay oportunidad realizamos actividades deportivas con ellas.
 

19. Llévala a la iglesia. Aun los días que sabes que se portara mal durante el servicio. Esto pasara. De verdad, pasará. 
Vamos a la Iglesia. No tan seguido como quisiera porque los sermones son aburridos aún para los adultos 😦 Pero están bautizadas, participan en actividades de la iglesia, harán su primera comunión próximamente y asisten a retiros. Además rezan todos los días y creen en Dios.

20. Se su amiga por correspondencia. A veces es más fácil escribir las cosas que no sabes cómo decir o preguntas que las harían sonrojarse a las dos. Dale cartas de amor también para ver después cuando ella necesite un recordatorio de cuanto te preocupas por ella. Escríbele aunque nunca te responda.

Esto es algo que me gustaría empezar a hacer… veremos si lo logro!

21. Enséñala a valorar su cuerpo. Cómprale un traje de baño de una pieza y blusas que cubran su abdomen. Enséñale que la modestia es importante, que los niños son criaturas visuales, y que su cuerpo es un regalo de Dios. Es para ella y su futuro esposo, y nadie más.

No sé si esté mal, pero me encanta comprarles bikinis. Son tan delgaditas y lo lucen tan bien… sé de antemano que llegará la adolescencia y ni traje de baño de una pieza querrán ponerse. Así que mientras no tengan complejos, que se vean guapas 🙂
 

22. Dile la verdad; acerca de tener citas y del matrimonio, dile como se hacen los bebes y el hecho de que no siempre obtendrá lo que quiere ni hacer lo que ella quiere. Ella es una creación única de Dios. Él le ha dado dones especiales. Ayúdala a descubrir esos dones.

23. Enséñale a pedir ayuda. Permítele hacer cosas por ella misma, pero cuando necesite ayuda, haz que diga las palabras, “me puedes ayudar por favor”. Saber cómo pedir ayuda y como aceptarla cuando se ofrece es una habilidad que eventualmente necesitara. Todos lo necesitamos.

24. Ve lo que ella ve. Llénate de los mensajes que está adquiriendo no solo de los programas sino de los comerciales también, de lo que lee, etc.

25. Enséñale acerca de Jesús. Este es el numero uno de todo el día cada día. Ora con ella en público. Muéstrale que puede acudir a Dios en cualquier momento. Que su vida está en manos del creador de los cielos.

Ser tía…

El tema de los parentezcos es muy interesante… por ejemplo, uno nace siendo hij@ y talvez herman@ si no eres el primogénito. Además serás niet@ y seguramente sobrin@ o prim@ desde el primer día de nacido, pero habrá otros adjetivos de parentezco que irás adquiriendo a lo largo de la vida como el de padre, abuel@ o tí@.

En mi caso particular, me convertí en tía hace justo 10 años. Ya estaba casada y vivía en Alemania, por lo que tarde un par de meses en conocer a mi primer sobrina en persona en México. Desde entonces, han nacido dos sobrinas más y un sobrino en México. En Alemania soy tía de una nena de casi 4 años y en un par de semanas, nacerá mi primer sobrino alemán.

Hace unos meses leí algo sobre ser TIA y decía:
– Amo ser Tía porque solo una tía puede
    Abrazar como mamá,
    Aconsejar como una amiga,
    Mimar como una abuela, y
    Guardar secretos como una hermana

Me encantaría ser una tía como la que se describe en ese texto, pero desgraciadamente soy tía de larga distancia y todos mis sobrinos sean mexican@s o alemanes están lejos y no los veo tan regularmente como quisiera.

Talvez cuando estén mas grandes me busquen por Skype para contarme sus aventuras, o quizá nos visiten para estudiar aquí algun verano. No sólo yo extraño a mis sobrin@s, sino que mis hijas extrañan mucho a sus prim@s y aunque aprovechamos cada minuto cuando coincidimos en algunas vacaciones, sería genial que se vieran y convivieran mas a menudo.

Así que agradezco a Dios por la bendición de ser tía y aprovecho para felicitar a mi sobrina “la mayor” por sus primeros 10 años de vida. Espero vengan muchas oportunidades para vernos y así reforzar nuestro lazo de “tía-sobrina”. Me encantaría aconsejarla como una amiga y guardarle secretos como una hermana 🙂  Y no sólo a la mayor, sino a todos mis sobrinos y sobrinas 🙂

PD. Viva la Familia!

A %d blogueros les gusta esto: