El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Infancia"

Examenes y calificaciones

El miércoles 27 de enero se entregaron calificaciones semestrales y salieron temprano en las escuelas de nuestro estado Niedersachsen, adicionalmente como es costumbre tuvieron de vacaciones el jueves y viernes. No pregunten porqué, pero al parecer los niños tienen mucho que celebrar, o llorar o descansar después de recibir las notas y qué mejor que tener dos días para hacerlo. (Es broma!)  No en todos los estados de Alemania tienen dos días, sino una o dos semanas y se les llama “Winterferien”, es decir vacaciones de invierno justo un mes después de las vacaciones de Navidad. Muchas familias alemanas disfrutan estas vacaciones esquiando en las montañas.

En Alemania en las escuelas primaria y secundaria (hasta décimo año, después de décimo no estoy segura) se entregan calificaciones dos veces al año: la primera a finales de enero y la segunda antes de salir de vacaciones en verano. Dependiendo del grado y tipo de escuela, se entregan notas (1 a 6) o un reporte escrito con las metas alcanzadas en dicho período. Como se los he comentado en otras ocasiones, el documento incluye el número de faltas justificadas y no justificadas, las notas en las diferentes materias y algunos comentarios adicionales.

Ahora bien? Qué se toma en cuenta a la hora de poner una nota? Como en México, se toma en cuenta los resultados de los exámenes, tareas y participación oral pero hay algunas diferencias que quisiera resaltar:

  • en general se tiene un número determinado de exámenes a presentar en el año dependiendo de cada materia.
  • Hay dos nombres para los exámenes: el llamado “test” que puede ser un examen sorpresa, un dictado de inglés o una prueba de control sobre un tema determinado. Son cortos y no necesariamente se avisa la fecha exacta en la que se llevará a cabo. Por otro lado está el “Arbeit/Proben” que es un examen en forma y se contesta en 1 o dos horas de clase. Se avisa previamente su fecha y se indican los temas a evaluar.
  • En general no debe presentarse más de un “Arbeit/Proben” en un día, ni más de dos en una semana. Tampoco es permitido tener un examen el primer día de clases después de un período de vacaciones o puente.
  • En caso de estar enfermo o no poder presentar un examen el día planeado, se debe presentar después pero se tiene que tomar en cuenta el punto anterior, es decir no debe coincidir con otro examen el mismo día ni ser el tercero en una semana.
  • Hasta ahora puedo decir que en promedio mis hijas no han tenido más de 2 o 3 exámenes por materia en el semestre. En inglés y alemán suele haber dictados esporádicos (considerados “Test“), pero no llegan a ser más de dos por mes. Y normalmente los exámenes no son acumulativos, así que en mayo-junio no evaluarán lo que ya se presentó en exámenes en el primer semestre.
  • Una semana antes de la entrega de calificaciones, se hace una reunión de maestros llamada “Zeugniskonferenz” donde se discuten los casos difíciles o extraordinarios de cada salón de clase. En el caso de Niedersachsen, siempre participa un padre de familia en la primaria y en la secundaria, un padre de familia y dos o tres alumnos elegidos previamente por su clase.
  • En dicha reunión se mencionan los alumnos que han obtenido 5 o 6 (reprobado) y aquellos que tienen problemas de conducta. Esa información es confidencial y los alumnos que asisten no deben comentarla con sus compañeros. Tanto los padres como alumnos invitados deben estar de acuerdo con el informe de la reunión.
  • La participación oral en clase que incluye el hacer tareas, buena conducta y trabajo en el salón forma parte del 60 o 70% de la calificación final. Así que no basta tener buenas notas en los exámenes sino también cumplir con las tareas, participar activamente en clase y portarse bien.
  • Cada maestro controla las tareas de forma distinta, pero en general no se califican y sólo si no se hacen, se indica en una tabla en la agenda escolar del alumno y tiene que firmarse al final del mes por parte de un padre de familia y el maestro (Klassenlehrer).

IMG_0104

  • Las calificaciones de primaria se entregan a los niños y se acumulan en un legajo que se guarda en casa. El reporte debe ser firmado por un padre de familia y el niño lo lleva después de las vacaciones para que el profesor vea dicha firma. Es decir, se cercioran que los padres están enterados de las calificaciones.
IMG_0103

Gesehen= Visto

  • Se utiliza un legajo de calificación por etapa escolar, así que al final de la primaria dicho legajo contendrá 8 reportes de calificaciones (2 por año). A mi hija mayor le entregaron uno para la secundaria que tiene la foto de la escuela en la portada, muy parecido al de la primaria 🙂

IMG_0100

Hace dos años les contaba sobre las primeras calificaciones de Victoria que obtuvo un promedio de 2. Este semestre no le fue tan bien como esperábamos, pero considerando el cambio a una nueva escuela donde todo ha sido diferente y mucho más difícil no está tan mal. Veremos como termina el año. Catalina por su parte ha traído a casa las mejores calificaciones hasta ahora y ha sacado un 1 en inglés que nos ha hecho muy felices. Parece que le gustan los idiomas 🙂

IMG_0102

Calificaciones de primaria (4to)

IMG_0101

Caflificaciones de secundaria (5to)

 

 

 

 

 

 

 

Como siempre aclaro que esta es mi experiencia muy personal y que algunas cosas pueden variar de Estado a Estado, sobretodo en el sur de Alemania, donde sé que son un poco más exigentes al hablar de tareas y evaluaciones.

No sé como sea ahora en las escuelas mexicanas, pero en mis tiempos esta cantidad de exámenes me hubieran causado risa. Todavía me acuerdo de los semanales, mensuales, bimestrales, semestrales y los peores: los finales! Eso sin contar los exámenes sorpresa, los rápidos, etc. Definitivamente voto por el sistema alemán en este tema, menos estrés y más valor a la participación oral. A final de cuentas todo eso que se memoriza, muchas veces se olvida con el paso del tiempo, o no?

 

 

Anuncios

Como el agua y el aceite

Como saben nuestras hijas solo se llevan 18 meses de diferencia entre ellas y por muchos años parecía que tenía gemelas. La diferencia de tamaño era mínima y compartían gustos, hobbys e incluso amigas. Jugaban con los mismos juguetes, escuchaban la misma música y les gustaba vestirse iguales.

Pero desde el verano pasado, cuando la mayor terminó la primaria todo ha empezado a cambiar y aunque todavía comparten muchas cosas, poco a poco se van definiendo mejor sus personalidades y me doy cuenta que son como el agua y el aceite, a pesar de tener la misma educación y crianza.

Para empezar ya es raro que se vistan iguales y desde este año he dejado de comprarles ropa sin su consentimiento para evitar disgustos. Victoria, la mayor, es conservadora y podríamos resumir su estilo como “sweet” o tierno. Le gustan los tonos claros, su color favorito es el turquesa y el rosado todavía ocupa un lugar importante en su guardarropa. Lleva el pelo corto y prefiere algún broche pequeño o una diadema discreta para adornar su cabeza. En cambio la pequeña, Catalina, prefiere flores grandes y broches llamativos. Su color favorito es el morado y su estilo es mas bien “moderno”. Colores fuertes, contrastes y el “animal print” no pueden faltar en sus outfits. Además, es muy coqueta y busca siempre un collar, pulseras o un bolso que combine al salir de casa.

A la hora de hablar de dinero no podrían ser mas diferentes. Victoria disfruta mucho el ir de compras y el dinero se evapora entre sus manos antes de que se dé cuenta. Sean su ahorros semanales o un regalo en efectivo, tiene que gastarse cuanto antes, aunque sea en un pequeño accesorio. Por el contrario su hermana Catalina es mucho mas ahorradora y no le gusta perder tiempo en tiendas de ropa. Ella prefiere guardar el dinero para cosas más grandes, tecnología o simplemente tener el dinero en su alcancía para lo que pueda antojarsele.

En general las dos comen de todo pero poco, por eso están tan delgaditas. Victoria es fan de los chocolates, entre más amargo mejor (como su abuela materna) y Catalina como yo no lo come nunca, ella prefiere las gomitas o chiclosos. Catalina podría comer ensalada todos los días y a toda hora, mientras que Victoria odia la lechuga. Ambas son frijoleras y serían felices con tortillas a diario. No son muy carnívoras pero dudo que algún día se conviertan en vegetarianas. De tomar, la mayor es feliz con agua mineral mientras la pequeña prefiere jugos o refrescos.

Como ya se los he comentado en otras entradas, Catalina es una “hacker” de nacimiento. La tecnología es parte de su vida y encuentra formas de descifrar passwords o desbloquear barreras para jugar, entrar a internet, etc. Ella sería feliz con una computadora, iPad o consola las 24 horas del día a su disposición. Por el contrario, a Victoria todo eso le llama poco la atención. Juega y usa la computadora pero a discreción y ni el whatsapp la ha obsesionado. Incluso pueden pasar días sin usar su teléfono móvil, tableta o jugar en el Wii y ella es feliz pintando y diseñando vestidos para sus muñecas.

En cuanto a hobbys, ya no comparten ninguno como lo hacían antes. Victoria va al ballet mientras que la pequeña toma clases de jazz. Mientras que la mayor dibuja o escribe en su diario, la menor compone canciones o coreografías para bailar. Lo único que tienen en común es ir a los “scouts” (niños exploradores) que ven más como obligación que como pasatiempo. Más de una vez han tratado de convencernos de que las saquemos, pero tanto mi marido como yo estamos convencidos de que les hace bien y seguirán ahí otro par de años. Tal vez algún día les termine gustando, jiji.

Y no es que alguna vez haya pensado que podrían tener los mismos gustos o ser iguales, pero no deja de sorprenderme la cantidad de cosas con las que uno nace y que independientemente de compartir educación, padres, cultura, tradiciones, y escuela nos hacen tan distintos unos de otros. Este tema ya me sorprendía al ver a mis dos hermanos, pero al llevarse 4 años de diferencia creí que era por la edad. Nuestras hijas se llevan sólo 18 meses y no podrían ser más distintas.

En fin, sólo quería escribir un poco de sus personalidades que poco a poco se van definiendo y que no cabe duda, se van complementando más y más, porque de eso estoy segura: siguen siendo las mejores amigas del mundo!

 

 

Navidad en la escuela

La Navidad se acerca y las escuelas alemanas empiezan una serie de eventos  y actividades para no pasar esta época desapercibida. En el jardín de niños también se preparan y las actividades son muy similares, pero ahora me concentraré en las de la escuela primaria.

Como siempre les contaré mi experiencia personal en la escuela de mis hijas que es pequeña y de “pueblo”, pero creo que en la mayoría de las escuelas sucede algo muy parecido.

– Calendario de adviento… al empezar diciembre, se acostumbra tener en cada casa un calendario de adviento como se los comentaba en otro post. En la escuela no puede faltar tampoco esta tradición y se hace de una manera sencilla con la colaboración de todos los niños. Cada niño debe llevar un regalito unisex de máximo dos euros ya envuelto y dependiendo del número de niños, el profesor calcula cuando entregarlos a lo largo del mes si no son 24. Todos los regalos se cuelgan en una cuerda que atraviesa el salón y cada mañana se hace un pequeño juego o sorteo para ver quién saca el regalito del día. Los lunes a veces se sacan uno o dos regalos extras del fin de semana.

En la secundaria esta tradición ya no se hace, pero al menos en el salón de Victoria se organizó un “amigo secreto”, donde cada niño comprará un regalito de máximo 5 euros para un compañerito, cuyo nombre ha sacado previamente y que se entregará unos días antes de salir de vacaciones de Navidad.

– Manualidades… Cada año cada maestro invita a madres de familia ( o padres) para que ayuden durante una mañana en la elaboración de manualidades junto con los niños. Dichas manualidades servirán para decorar el salón de clases, la escuela o para que las lleven a casas y decorar su habitación o sala.

Normalmente el maestro busca 3 o 4 ideas diferentes y adecuadas a la edad de los niños, compra o consigue el material necesario y hace una muestra. Obviamente ese día no hay clases y los niños solo llevan su lonche y bolsa con útiles escolares.

IMG_0712 IMG_0713 IMG_0714

Las madres llegan a las 8 y en cada salón de clases, el maestro explica las manualidades a realizar esa mañana y los niños se separan en grupos dependiendo del número de manualidades. En realidad cada niño tendrá que hacer todas las manualidades y los grupos irán cambiando de estación a lo largo de la mañana. Las mamás se encargan de un solo proyecto y ayudan a los niños a recortar, pintar o pegar si tienen dificultades.

Al final todos los niños, maestros y mamás se reúnen en el foro de la escuela para presentar sus trabajos al resto de los niños.

IMG_0717 IMG_0716

Este año me apunté para ayudar ya que es el último año de nuestra hija menor en la escuela primaria y era la última oportunidad para mí de participar en este tipo de eventos. Es una experiencia muy bonita, porque además de apoyar, se conocen a todos los compañeritos de clase y se ve de cerca como es la vida escolar en Alemania. 100% recomendable!

– hornear galletas… Cada jardín de niños y escuela tiene una cocina con varios hornos, así que cada año es tradición que los niños hagan galletas de Navidad. La cocina no es tan grande, así que cada salón planea un día de diciembre para dicha actividad. Otra vez, no hay clases y varias mamás ayudan tanto en la elaboración de las masas que mandan ya listas a la escuela como en la horneada ese día. Se hacen grupos pequeños y los niños recortan las galletas y las decoran una vez horneadas. Qué hacen con tantas galletas? Pues hay dos opciones, una es que se comen en la fiesta navideña (siguiente punto) que organiza el salón de clases o se comen durante la pausa y si al final sobran, se le entrega una bolsita a cada niño para que la lleve a casa.

IMG_0715

Cabe mencionar que “hornear galletas” es un “MUST”, es decir, no hay niño en Alemania que no haga al menos una vez galletas cada diciembre de su infancia. Porque si no las hace en el jardín de niños o la escuela, las hará en los “scouts”, en los grupos de niños que se juntan una vez por semana, o en casa. Hay incluso una canción muy famosa que se llama “In der Weihnachtsbäckerei”  que ilustra los incidentes que pasan en una tarde cualquiera al hornear galletas 😉

Incluso en el mercado de Navidad de un pueblo cercano me encontré un puesto donde los niños pueden hornear sus galletas, y ahora que me acuerdo en Hamburgo también hay un barco estacionado en el lago Alster, donde los niños pueden hacer galletitas. Así que no hay excusa, aún los turistas pueden hacer galletas en Alemania 😉

IMG_0767

– Fiesta navideña… cada salón es libre de organizar su fiestecita y hasta ahora nunca me ha tocado una de la escuela completa. (Lo mismo sucede en el jardín de niños o en la secundaria.) Normalmente se lleva a cabo por la tarde en el mismo foro de la escuela, a donde asisten los niños con sus papás y hermanos a eso de las 3 de la tarde. Cada familia lleva algo para merendar: galletas, pastel, nueces o mandarinas y para tomar: té, jugo y café. Entre todos colocan sillas y mesas que se sacan de los salones de clase y se adornan las mesas con servilletas y veladoras. Después empieza el programa navideño, en el que los niños presentan canciones, poemas o alguna obra de teatro sencilla. No hay vestuarios, disfraces ni escenografía. En todo caso se ve a alguien con cuernos de reno, una barba de Santa Clós, un reproductor de música o si el profesor toca algún instrumento (como el de Caty), acompaña con guitarra o teclado. Todo es muy sencillo, pero hecho con amor. Después de merendar, todos recogen y a más tardar a las 6 de la tarde se da por terminada la reunión.

 

Y eso es todo. Como pueden ver la Navidad es bella aún de forma sencilla y se disfruta muchísimo sin necesidad de gastar mucho. Otra cosa que vale la pena mencionar es que es raro llevarle regalos a los maestros, ya que se presta a malos entendidos. Pero como yo soy muy mitotera, siempre les mando un platito con galletas o dulces. Lo mismo hago con las maestras de baile o música de las niñas, donde se acostumbra un poco más. Peeeeero siempre algo muy pequeño e impersonal como chocolates o galletas.

Les deseo un maravilloso tiempo de Adviento, en el que el estrés no se apodere de nuestro tiempo y sin olvidar el verdadero significado de la Navidad 😉

Calendarios de adviento hechos con amor

Ya les había contado de la bonita tradición de los calendarios de adviento en otro post. Los hay de todos colores, tamaños y sabores y como en todo lo relacionado a la Navidad, cada año encuentro más novedades, inventos y y variedad que hace más difícil decidirse por un calendario en particular. Así que al preguntarles a las niñas de qué querían sus calendarios este año, de Lego Friends, de las detectives !!!, de Monster High o de Top Model, y de compararlos, llegamos a la conclusión de que ya los han tenido otros años y que no son tan divertidos. Mmmmm, entonces?

Les sugerí que porqué no hacían un calendario para su hermana y les encantó la idea. Conozco muchas mamás que cada año compran detalles diferentes para llenar 24 cajitas, bolsitas o cajoncitos, pero yo nunca lo he hecho. Incluso el año pasado Victoria hizo uno para Tom y para mí, en el que preparó 24 paquetitos (12 para papá y 12 para mí) con mensajitos, dibujitos y detallitos como castañas, piedritas o manualidades.

Así que manos a la obra! Lo primero era pensar en los recipientes… sean bolsitas, cajitas o botecitos hay que hacerlos con anticipación. Buscamos en internet y Victoria se decidió por bolsitas en forma de búhos, mientras que su hermana menor quiso bolsitas rojas de organza. Para los búhos, Victoria cortó y pego ojos, picos y panzas de diferentes tipos de papel. Y por otro lado, para Caty tuve que coserlas con la máquina, cosa que no es mi fuerte. Desupés prepararon sus numeritos y una vez listas, pasamos a lo importante: los regalitos.

Búhos

Búhos

Bolsitas de organza

Bolsitas de organza

 

 

 

 

 

 

 

A cada una le dí un presupuesto de 25 euros y nos fuimos de compras. Como se supone que los regalitos deben ser sorpresa ya se pueden imaginar lo divertido que fue acompañarlas y ver que cada una tomaba un camino distinto en la tienda y pasaba a pagar secretamente sin que la hermana viera lo que había comprado. Se conocen muy bien y sabían perfectamente lo que tenían que comprar. Hoy en día es difícil conseguir detallitos por 1 o 2 euros, así que yo colaboré con otros regalitos pequeños para que completaran al menos 18. El resto fueron creaciones, manualidades o “cupones” hechos por ellas mismas.

Algunas ideas de los “vales” (Gutschein) incluyeron:

Cupón

Cupón

  • Masaje de 15 o 30 minutos
  • Sesión fotográfica
  • Manicure y pedicure
  • Peinado
  • o simplemente salir a jugar en la nieve (cuando haya)

 

El empacarlas también tuvo su chiste porque Victoria tuvo que envolver cada regalo antes de meterlo en la bolsita para que no se viera por fuera. Acomodar los regalos poniendo los más bonitos en los días 6 (día de San Nicolás) y 24 (Navidad), meterlos, cerrar las bolsitas y colocarlas en un lugar especial de la casa también requirió mucho tiempo, pero lo hicieron con gusto y emocionadas de que su hermana estaba haciendo lo mismo para ella.

IMG_0704 IMG_0743 IMG_0709 IMG_0745

No cabe duda que la Navidad es la mejor época del año y este tipo de tradiciones que fomentan el amor, la dedicación, la creatividad, la amistad entre hermanos, el factor sorpresa y el trabajo me encantan! Si las niñas quedan satisfechas (que supongo que sí) seguro que este tipo de calendarios se convertirán en una tradición familiar.

Así quedaron al final:

IMG_3017

de Victoria

IMG_3018

de Catalina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lindos, no? Adicionalmente les compré unos calendarios sencillos con chocolatitos 😉 No me pude resistir!

IMG_3028 IMG_0764

 

La escuela hace 100 años

En la última visita de nuestras hijas a casa del abuelo paterno, las llevaron a un museo pequeño en la ciudad de Diesdorf. El museo “Freilichtmuseum Diesdorf” fue fundado en 1911 y es uno de los más antiguos de este tipo: abierto y que muestra cómo era la vida cotidiana hace cientos de años.

Yo no lo conozco, pero mis hijas llegaron tan emocionadas que deseo compartir con ustedes lo que aprendieron durante su corta visita a dicho museo.

A lo largo de una extensa área se pueden visitar 17 edificios diferentes como la granja, el taller textil, la panadería, una vivienda común, etc. y como en todo pueblito del siglo 18 no podía faltar la escuela. A pesar de no tener reservación para el tour por la escuela, mi suegro se encontró al guía que fue su colega años atrás y que se ofreció a darles una clase “particular”.

Mis suegros, mi cuñada y mis hijas pasaron al salón de clase y tomaron asiento. El guía que era un maestro jubilado como mi suegro, les explicó cómo era la escuela hace 100 años:

  • Para empezar a las niñas les dio unas diademas con unos moños grandísimos que indicaban el estrato social más alto. Mi cuñada recibió un moño mediano y se sentó en la segunda fila, y mi suegra se puso el más pequeño que era el usado por los más pobres.
  • En la primera fila se sentaban los alumnos de primer grado, en la segunda los de 2do y así sucesivamente hasta 4to año.
  • IMG_0542
  • El maestro les enseñó la escritura “Sütterlin“, que era la obligatoria antes de la segunda guerra mundial y las niñas aprendieron a escribir su nombre.IMG_2970
  • Algunas reglas de comportamiento que se seguían hace 100 años eran:
    • cada niño saludaba al maestro de mano con una reverencia
    • al entrar el profesor los niños se ponían de pie y le saludaban todos a la voz de “Herr XYZ”
    • al preguntar algo siempre debían incluir la frase “Herr XYZ” al final, ver a los ojos y ponerse de pie
    • los niños sólo podían hablar cuando el maestro les daba permiso y estaba prohibido hablar entre ellos
    • cada niño tenia una pequeña pizarra donde escribían con una especie de gis y podían limpiarla con una esponja
    • cada determinado tiempo se asignaban nuevos puestos a los niños: el que le abría la puerta al maestro, el que abría las ventanas para que entrara aire fresco, el que recogía agua del pozo, el que tiraba la vasija de escupitajos porque se decía que era malo tragar flemas (guac!), etc.
  • Y por supuesto también les enseñaron como eran los castigos, tema que encontraron muy divertido:
    • se le colocaban unas orejas de burro al castigado y debía pararse en la esquina del salón
    • en caso de haber cometido un error muy grande, debían irse a su casa con las orejas puestas
    • los castigos corporales consistían en nalgadas a los niños, y golpes en las manos con una regla a las niñas. No se les daban nalgadas a las niñas para evitar que le vieran los calzones en caso de levantarse un poco la falda.
    • otra variante era hincarse sobre una barra por un tiempo determinado o sobre chicharos crudos
    • el que olvidaba traer su esponja mojada, tenía que humedecerla con orina
    • el que rechinaba en la pizarra era castigado
  • Travesuras
    • los niños metían el pelo de las niñas que estaban sentadas adelante en los tinteros!!!

Interesante, no? En realidad las escuelas en México también tenían más reglas de comportamiento y castigos corporales que hoy en día y no tan diferentes a las que conocieron mis hijas en este museo. Pero no cabe duda que “vivir” una experiencia como ésta queda grabada mejor que leyéndola en cualquier libro o enciclopedia.

A mis hijas les pareció en el momento todo muy divertido, pero al platicarlo con nosotros se percataron de las grandes diferencias y de lo afortunadas que son al tener más libertad, menos castigos corporales y más diversión en la escuela. Así que además de aprender un poco de historia, valoraron los cambios que se han dado en este ámbito y se dieron cuenta que la “escuela” no es tan mala como parece 🙂 “O acaso les hubiera gustado vivir hace 100 años?” “NOOOO!”- Gritaron al unísono.

Un mes en la secu…

El año escolar va que vuela y las vacaciones de otoño están a la vuelta de la esquina. Dos semanitas que me caerán de perlas y me servirán para agarrar aire antes de terminar el año. Victoria, nuestra hija mayor está por cumplir el mes y medio en su nueva escuela y por mas increíble que parezca, ya se siente como pez en el agua.

Han sido tantos los cambios, nuevas rutinas y actividades que bien vale la pena escribirlas para no olvidar este proceso de adaptación que el próximo año volveré a experimentar con nuestra hija menor.

Horarios: Para empezar, un día común y corriente ahora empieza mas temprano y tiene mas actividades que antes. El primer despertador suena a las 6, el de mi marido que se ducha mientras suena el de Victoria media hora mas tarde. Se cambia y desayuna con su papá, quien también prepara su lonche, para salir de casa a las 7 en punto. Diez minutos mas tarde suena el de Catalina, se viste y desayuna para salir a las 7:40. A qué horas me despierto yo? Normalmente desde que suena el primer despertador, pero me levanto dependiendo de mi plan para ese día. Si tengo que trabajar o ir a mi curso de alemán, me levanto a las 6:40 para bañarme, pero si ese día no tengo nada pendiente, me levanto con Caty para preparar su desayuno. También varía si mi marido esta fuera de la ciudad y me toca el doble turno: preparar a las dos niñas mientras que me arreglo.

Autobús: Aunque Victoria entra a las 8 a clases, tiene que salir tan temprano de casa porque el autobús pasa a las 7:15. Sólo hace 15 minutos a la escuela pero desgraciadamente no hay otro horario por la mañana. Le tomó un par de días acostumbrarse a defenderse entre los tumultos, pues los muchachos no tienen consideraciones con los pequeños y tienen que “ponerse listos” al entrar al bus y pelear un lugar para sentarse. Pero Victoria ya agarro la onda y no ha tenido problemas.

Comida: Hasta el año pasado comíamos a la 1 cuando ambas llegaban de la primaria. Ahora la mayor llega a las 2 y a la pequeña le toca esperar una hora. Generalmente me ayuda a preparar la comida o a poner la mesa, o se pone a hacer su tarea. En lo personal, gané una hora por la mañana porque ahora puedo cocinar a la una pero obviamente ahora no hay mucho tiempo para descansar antes de empezar con el turno de chofer para las clases de baile. La tarde se esfuma en un abrir y cerrar de ojos, y de pronto ya es hora de cenar o irme al trabajo.

Amigos y maestros: Victoria ha encontrado nuevas amigas en su clase y le gustan todos sus maestros. Muchos nombres y muchas materias, pero rápidamente se ha integrado en su clase e incluso ha sido elegida como parte del equipo de alumnos que representa a su grupo (Klassensprecher).

Tareas y exámenes: Desde la primer semana notó que la carga de tareas no era tan ligera como en la primaria. Lo positivo es que el horario de clases esta organizado de tal manera que no tiene una materia dos días seguidos, así que para las materias más frecuentes (alemán, inglés y mate) siempre tiene dos tardes para hacer la tarea o estudiar para un examen. El resto de materias solo las tiene una vez por semana y tiene suficiente tiempo para sus deberes. En estas 6 semanas ya ha tenido diversos exámenes y le ha ido muy bien, esperemos que así siga.

Smartphone y email: otro gran cambio ha sido el uso de whatsapp en su nuevo teléfono móvil y su nueva cuenta de correo electrónico que le han proporcionado en la secundaria y donde recibe correos de profesores y compañeros de clase. Además, tiene cuenta y contraseña para accesar el portal de la escuela donde informan de cambios de clases o salones y donde puede participar en foros diversos.

A las dos semanas de haber empezado las clases, se llevó a cabo la primera junta de padres de familia donde se presentaron los profesores de planta y se eligieron a los padres que nos representan ante la secundaria (Elternvertreter). Por otra parte la semana pasada Victoria participó en una excursión de dos días en un bosque, en donde realizaron dinámicas de grupo y juegos para conocerse mejor.

No cabe duda que los cambios han sido muchos e importantes, pero estoy contenta de que Victoria los ha sobrellevado bien. Algunas de sus compañeras si han tenido problemas de adaptación y se sienten aún inseguras entre tantas clases, alumnos y tareas. Creo que uno de los elementos importantes que ha facilitado el proceso es la continua comunicación con ella y el decirle todos los días que ella puede. Quién diría que esa chiquilla tímida y casi “muda” del jardín de niños se convertiría en una chica segura de sí misma y sociable. En otro post les contaré otro secreto que ayudó en esta transformación: el famoso “wendo”.

Por ahora termino esta entrada confiando en que las cosas sigan como hasta ahora y que este año escolar sea exitoso para todos 😉 Mientras a disfrutar estas dos semanitas de vacaciones otoñales, que buena falta nos hacen 😉

Entre niñas y adolescentes

¿Cuándo se deja de ser niño? ¿Cuándo empieza la adolescencia? Ambas preguntas son difíciles de responder porque obviamente varía de niño a niño. En libros y sitios de internet encuentra uno algunos estándares y podríamos decir que la adolescencia empieza a los 12 años, y un par de años antes son llamados de pre-adolescencia. Y precisamente en esa fase me encuentro actualmente.

La mayor ha empezado la secundaria y cumplirá 11 años el próximo enero, la menor apenas cumplió 9 años pero como es de esperarse, desde que tiene uso de razón ha imitado y copiado a la mayor, y se “cree” de la misma edad que ella. Así que en resumen tengo dos pre-adolescentes 🙂

Pero lo más curioso de todo es que NO han dejado de ser niñas por lo que me tienen vuelta loca. Un día juegan a ser sirenas, al día siguiente quieren irse de compras con amigas. A veces sacan a sus bebés (Baby Born) para jugar a ser mamás, y de repente se quieren maquillar como “Violetta”. Creo que no quieren dejar de ser niñas pero al mismo tiempo se quieren sentir “grandes”.

Por mi parte, disfruto de esta etapa como lo he hecho con cada una de las que ya pasaron. Y como este es mi diario para la vejez y quiero recordar estos días con el mayor número de detalles, dejaré por escrito lo que ha cambiado en estos años y que muestra los primeros destellos de la adolescencia, una etapa que me aterra pero para la cual ya me estoy preparando psicológicamente 🙂

Comer... Cómo disfrutaba darles su papilla y jugar al avioncito cuando no querían abrir la boca. Luego me reía de cómo terminaban después de comer “ellas solas”, todas batidas de betabel, salsa de tomate o frijoles refritos. Poco a poco aprendieron a usar los cubiertos y ahora ellas mismas se sirven las porciones que desean y piden que les prepare tal o cual platillo por ser su favorito. De igual manera empiezan sus pininos en la cocina y se hacen sus huevitos revueltos para cenar o preparan la ensalada.

Fotos… Tengo cientos o tal vez miles de fotos que tomé de cada una de sus travesuras, sus fiestas y sus mejores momentos, tanto de los felices como de los no tan felices. Llevaba la cámara a todas partes y documentaba cada una de sus peripecias y aventuras. Ahora? La mayor lleva su iPad y la menor su propia cámara para tomar fotos de lo que ELLAS consideran importante. De vez en cuando las tomo desprevenidas y cada vez menos, posan para mí. Sé que dentro de poco no permitirán que les tome fotos y tendré que conformarme con sus “selfies” y sus propias tomas.

Dibujos -> Diario… Tengo dos cajas llenas de sus dibujos: de sus primeros que eran simple garabatos hasta los más recientes que incluyen retratos o paisajes. Sobre todo a la mayor siempre le ha gustado pintar, pero poco a poco ha dejado de hacerlo para ocupar su tiempo libre en su nuevo hobby: escribir. Así que ahora ya no tendré dibujos que archivar, sino sus diarios. Por supuesto que son secretos y tienen llave, pero sé que tarde o temprano no los querrán más, y yo los guardaré entre mis tesoros. Esas primeras líneas son muy importantes y seguro ellas se alegrarán de leerlas en un futuro 🙂

Comprar ropa… Justo hace unos días Victoria me pidió que le mostrara una cajita donde tengo algunas de sus prendas de vestir que usaron cuando eran bebés. Quería ver si les quedaban a sus “Baby Born”. Mamelucos, zapatitos, calcetines y camisetitas que me hicieron recordar cuando las vestía como muñecas. Sí, como muñecas! Un poco más grandecitas, las vestía iguales y la gente siempre creía que eran gemelas. Esos tiempos han quedado atrás y ya cada quién tiene su estilo muy bien definido. Y para mi mala suerte ya no me es permitido comprarles nada sin que ellas den su visto bueno 😦 Lo único que me queda es sugerir, dar mi opinión y en algunos casos, tratar de convencerlas de que una prenda no les queda del todo bien. En un abrir y cerrar de ojos ellas mismas elegirán lo que quieren comprar sin tenerme presente y tendré que confiar en su “buen gusto” 😉

Camino al cole… Llevarlas al jardín de niños fue siempre un placer, aún y cuando me estuviera congelando en invierno o me hicieran enojar por querer descubrir lo que había debajo de cada piedra. Cómo extraño esos recorridos de escasas dos cuadras que hacían de mi mañana algo especial. Durante los 4 años de primaria se fueron caminando o en bicicleta, y nunca pasó nada extraordinario en su corto camino a la escuela. Ahora la mayor se va en autobús con sus amiguitas a la secundaria y no me queda más que darle la bendición al salir de casa. Eso sí que es un cambio y las hace sentir “grandes”.

Baño… Oh, cómo olvidar el primer baño en el lavabo donde cabían sin ningún problema. Poco después disfrutaban del agua en una pequeña tina de Winnie Pooh que fue sustituida por la tina del baño (aquí se acostumbra que haya tina en el cuarto de baño). Jamás quisieron bañarse separadas y el baño era un ritual en el que jugaban a ser sirenas, se entretenían con sus muñecas o se salpicaban hasta dejar todo alrededor empapado de agua y espuma. Poco a poco tuve que prohibir esos baños en pareja porque no cabían propiamente y tuvieron que acostumbrarse a la ducha, pero aún en la ducha tuvieron una fase en la que se bañaban juntas. Finalmente han logrado dejar esa costumbre y ahora cada quien se baña por su cuenta y no necesariamente una después de la otra.

Habitación… Cuando nació nuestra primogénita no sabíamos que sería niña, así que la decoración de su habitación fue neutral: amarilla con los personajes de “Winnie Pooh”. En la época del jardín de niños cambiamos a Pooh y sus amigos por las princesas de Disney, moda que al entrar a primaria tuvo que sustituirse por algo más “cool” como delfines. Apenas han pasado dos años desde la última remodelación y ya querían nuevo tapiz y tema! Sin embargo cambiar tapiz representa desarmar muebles y les he propuesto quitar los delfines y colocar pósters. Han aceptado y ahora la habitación esta llena de calcomanías de “Violetta” y sus amigos, o de pósters de “Top Model”.

Top Model

Top Model

Winnie Pooh

Winnie Pooh

Y siguen creciendo… y yo sigo siendo una simple testigo de este proceso que a veces es tan rápido que me da miedo no percatarme de los detalles. Así que ahora me toca presenciar la entrada a la pubertad y en un abrir y cerrar de ojos ya no serán niñas, sino dos señoritas que tendrán sus propias opiniones y decidirán sin preguntarme. Dios me las bendiga siempre y me siga brindando la oportunidad de disfrutar cada momento a su lado 😉

Diferencias entre jardín de niños, primaria y secundaria

Cada etapa escolar es diferente y con mis hijas voy aprendiendo lo que significa cada una de ellas aquí en Alemania. Algunas cosas son similares a México y otras completamente distintas. Nuestra hija mayor ha entrado a la secundaria este verano y qué mejor oportunidad para hacer un análisis de lo que ha ido cambiando con las diferentes instituciones que ha visitado. En el “Gymnasium”, secundaria donde esta mi hija, cursará de 5to a 13er grado, es decir abarcará también lo que en México se llama Preparatoria y que vienen siendo los últimos 4 años aquí. Todavía me falta mucho hasta entonces, y seguramente en su momento escribiré lo que significa pasar a la 10ma clase donde no cambian de escuela pero sí de formato de clases.

Como siempre, lo que aquí les comparto puede variar de región a región en el país pero trataré de escribir lo más común y que en la mayoría de los Estados Federados aplica, basándome en mi propia experiencia.

  • Número de alumnos:
    • Jardín de niños: Los grupos tienen aproximadamente 25 niños entre 3 y 6 años de edad. En el que asistieron nuestras hijas había 3 grupos.
    • Primaria: Nuestra primaria es pequeña y normalmente sólo hay un grupo por grado de máximo 26 niños. Desde el año pasado se han inscrito más niños a primero, así que ha sido necesario abrir dos grupos de 14 niños. De tal forma que en total estamos hablando de 100 niños entre 6 y 10 años en toda la escuela.
    • Secundaria: En la secundaria de nuestra hija, cada grado tiene entre 5 y 6 clases/grupos de aproximadamente 30 alumnos, lo que da un total de poco más de 1200 alumnos entre 10 y 20 años de edad en toda la escuela. En otras secundarias (Realschule, IGS, etc.) también se manejan grupos de aproximadamente 30 alumnos.
  • Número de educadores/profesores:
    • Jardín de niños: Dos educadoras por salón. La mayoría son mujeres pero ya he visto en algunos jardines educadores varones 🙂
    • Primaria: Un profesor tutor por clase que casi siempre imparte dos materias. Para el resto de las clases se tienen a los maestros de los otros grados, así que en general tienen un máximo de 4 profesores en la semana. Cabe aclarar que el tutor es el mismo los 4 años de primaria!
    • Secundaria: Dos profesores tutores (una mujer y un hombre) por clase que normalmente imparten alemán o matemáticas combinando con otra materia. En el resto de las clases tienen otros maestros, con un promedio de 8 diferentes durante la semana.
  • Distancia y transporte:
    • Jardín de niños: Tienen que ser llevados por un adulto ya sea a pie, en bicicleta o coche. En nuestro caso queda a dos cuadras de casa.
    • Primaria: Pueden irse a pie o en bicicleta y sólo los que viven en pueblos muy retirados se van en autobús público/metro o son llevados por sus padres. En nuestro caso está al lado del jardín de niños, es decir a dos cuadras. Es casi normal que los niños se vayan solos o con algún vecinito desde el primer grado.
    • Secundaria: La norma es irse en autobús/metro o bicicleta si el clima lo permite. Si tienen mucha suerte y su casa queda cerca, pueden irse caminando. Cabe aclarar que los autobuses son públicos, es decir, no son autobuses exclusivos de la escuela y la tarjeta mensual es gratuita para estudiantes.
  • Horario:
    • Jardín de niños: por la mañana se puede llegar entre 8 y 9 de la mañana y a mas tardar a las 12 deben recogerse. Para los padres que trabajan y así lo desean, pueden llevar a los niños desde las 7:30 y recogerlos a la 1 sin costos adicionales. El horario es un poco flexible y lo importante es estar en el salón a las 9 para cantar juntos y posteriormente desayunar. Hace un par de años ampliaron el horario de la tarde (Hort) hasta las 4, donde también se pueden quedar los niños de la escuela primaria que está a un lado y se paga una cuota por día que incluye la comida.
    • Primaria: el horario en nuestra primaria del barrio es de 8 a 11:40 en 1ero y segundo pero se pueden quedar hasta las 12:50 con una persona que los cuida y en ese tiempo normalmente juegan afuera o hacen manualidades. En 3ero y 4to año el horario es de 8 a 12:50. Como lo expliqué en el punto anterior, si se requiere pueden quedarse en el Hort hasta las 4 de la tarde pagando extra.
    • IMG_2879

      Horario de primaria

    • Secundaria: el horario es de 8 a 13:20 en 5to año y con el paso de los años el horario se irá ampliando hasta las 4 de la tarde. Para los más pequeños que todavía no tienen la carga completa pueden quedarse en la escuela en lo que llaman AGs también hasta las 4. Hay una cafetería donde cada alumno paga lo que consume.
IMG_0075_2

Horario de secundaria

  • Desayuno:
    • Jardín de niños: como se tenía una pausa para desayunar en grupo, las niñas se acostumbraron a desayunar en el kinder lo que les empacaba: pan con embutidos, fruta, yogur o galletas. Prohibido llevar nutella o productos no sanos o con chocolate (?)
    • Primaria: como la pausa larga es a media mañana, desayunan pan tostado o cereal en casa y para el recreo llevan fruta, galletas o quesadillas. No les gusta llevar pan como los niños alemanes 😦
    • Secundaria: seguirá como en la primaria pero el desayuno será un poco más temprano porque el autobús pasa a las 7:15 am.
  • Número de materias/asignaturas:
    • Jardín de niños: No hay clases de nada ni tareas. Sólo van a jugar, cantar, pintar y socializar. En el último año de jardín empiezan a trabajar con números y letras pero no se deja tarea.
    • Primaria: Las clases en nuestra escuela son alemán, matemáticas, arte, música, ciencias, religión, deporte y a partir de 3er año inglés.
    • Secundaria: Las clases son alemán, matemáticas, arte, música, biología, física/química, geografía, historia, religión, deporte, inglés y a partir de 6to año un 2do idioma extranjero.
  • AG (clases extras/opcionales):
    • Jardín de niños: No existen.
    • Primaria: Hay posibilidad de elegir una clase los lunes en la 5ta hora (de 12 a 1) que puede ser ajedrez, fútbol, manualidades, cocina o computación. Normalmente son impartidas por padres de familia voluntarios. En los primeros dos años es opcional, en 3ero y 4to es parte del horario normal de clases pero no tiene calificación.
    • Secundaria: Hay posibilidad de elegir clases de lunes a jueves (un sólo día o varios) en la 7ma y 8va hora (de 13:50 a 15:20) que puede ser desde ayuda en las tareas, ajedrez, coro o jardínería hasta teatro, manualidades, natación, etc. No tienen costo adicional.
  • Número de clases y pausas:
    • Jardín de niños: No hay clases y normalmente se divide la mañana en actividades en el interior y otras en el exterior, independientemente del clima. Tienen una pausa para desayunar en grupo.
    • Primaria: En 1ero y 2do tienen cuatro clases de 45 minutos por día, que en 3ero y 4to aumentan a 5. Tienen dos pausas de 5 minutos y una de media hora donde es obligatorio salir al patio. Pueden ver el horario en la foto de arriba.
    • Secundaria: En 5to año tienen 6 clases de 45 minutos por día, que casi siempre están agrupadas en horas dobles (1 hora y media). Cada año irá aumentando hasta tener un máximo de 10 clases de 45 por día en los últimos grados. Después de cada dos clases (de 45 minutos), tienen una pausa de 15 minutos y si se quedan a comer en la escuela, tienen media hora para hacerlo.
  • Salón de clases:
    • Jardín de niños: Durante los 3 años se quedan en el mismo salón, los mayores se van a la escuela al cumplir los 6 años y entran otros de 3 años para completar el grupo.
    • Primaria: Algo que me llama mucho la atención es que los cuatro años de primaria se quedan en el mismo salón, y al final de cada año escolar se cambian las sillas y mesas, ya que son de diferentes tamaños dependiendo de la edad/tamaño de los niños.
    • Secundaria: En la secundaria de nuestra hija acaban de construir un edificio nuevo que está reservado sólo para los grupos de 5to y 6to año, lo cual me parece perfecto porque son los más pequeños y eso de coincidir en pausas con los de jóvenes de 18 años no me causaba gracia. Por supuesto que no están obligados a quedarse en el patio de ese edificio pero al menos están un poco separados. Tienen un salón “de planta” donde reciben la mayor parte de las clases, pero para química, biología, arte y música tienen que moverse a laboratorios o salones especiales. Dicho salón de planta, cambia cada año escolar.
  • Tareas:
    • Jardín de niños: No hay tareas.
    • Primaria: La cantidad de tareas va aumentando con el grado, pero aún en cuarto no superaron la media hora y básicamente son de alemán y matemáticas. Los viernes y días antes de festivos no se dejan tarea.
    • Secundaria: He escuchado que el nivel de estrés por tareas y exámenes es mucho mayor al de primaria y en este nivel si acostumbran dejar tareas el fin de semana. Hasta ahora nuestra hija invierte aproximadamente una hora en hacer sus tareas.
  • Comunicación con los padres:
    • Jardín de niños: Se entregan circulares impresas con avisos importantes directamente a los padres cuando van a recoger al niño a mediodía. En el último año se colocan dichas circulares en la mochila del niño. Además, se tienen un pizarrón en la entrada con algunos avisos.
    • Primaria: Se entregan circulares impresas con avisos importantes a los niños y normalmente tiene que regresarse un talón con la firma de los padres, para asegurarse de su entrega. En nuestro caso en la clase de nuestra hija mayor, los padres de familia de la mesa directiva mantenían comunicación electrónica para avisarnos de reuniones o para decidir quién lleva qué a algún evento. El profesor de nuestra hija menor es más joven y nos envía un correo electrónico de vez en cuando. Para avisar que un niño esta enfermo se tiene que llamar directamente a la escuela. La escuela tiene página de internet informativa y no interactiva con los padres o alumnos.
    • Secundaria: Se entregan circulares impresas con avisos importantes a los niños y normalmente tiene que regresarse un talón con la firma de los padres, para asegurarse de su entrega. Además, se publican avisos importantes o documentos como formatos de inscripción en el portal de la escuela y los alumnos reciben una dirección electrónica de la escuela con la cual pueden escribir a sus profesores.
  • Calificaciones:
    • Jardín de niños: No existen.
    • Primaria: Sólo hay calificaciones semestrales en 3er y 4to grado, los primeros dos años sólo se recibe un reporte escrito sobre el desempeño del niño. Inglés se califica sólo en 4to grado. Las notas van de 1 a 5 donde el 1 es la mejor. Se tienen que firmar y entregar al inicio del siguiente semestre.
    • Secundaria: Se entregan semestralmente y las notas siguen siendo de 1 a 5.
  • Idiomas:
    • Jardín de niños: En algunos casos se ofrecer inglés por las tardes, pero son ofertas independientes al jardín de niños. En nuestra ciudad existe un jardín de niños internacional donde se puede inscribir al niño en un grupo de español o inglés, en las ciudades grandes este tipo de jardines es más común y conocido.
    • Primaria: Inglés a partir de 3er año.
    • Secundaria: Inglés a partir de 5to año y un segundo idioma extranjero a partir de 6to año.
  • Útiles escolares y libros:
    • Jardín de niños: No se piden útiles ni se utilizan libros. Colores, hojas y material se proporciona en el jardín de niños y al final de cada año se nos entrega un legajo con todos sus dibujos y trabajos manuales.
    • Primaria: se pide una lista de útiles bastante razonable y en muy pocos casos se menciona alguna marca particular. Los libros de texto se pueden comprar o rentar y solo los libros de trabajo se tienen que comprar.
    • Secundaria: Al igual que en la primaria, la lista de útiles escolares es corta y los libros se pueden rentar o comprar. Aquí pueden leer sobre los útiles y libros escolares en Alemania en general.
  • Colegiatura o gastos:
    • Jardín de niños: cada región o ciudad tiene colegiaturas diferentes dependiendo del tipo de jardín. En nuestro caso es privado y se pagaba aproximadamente 100€ por mes y por un segundo hijo el 80% y un tercero un 60%. El último año de jardín de niños es obligatorio desde que Victoria entró al kinder y por lo tanto es gratuito.
    • Primaria: no se paga colegiatura en escuelas públicas. Se tiene un comité de padres de familia con un tesorero y se pagan aproximadamente 20 o 30€ al año para gastos varios. Excursiones, idas al teatro, etc. se pagan unos días antes directamente al profesor tutor.
    • Secundaria: no se paga colegiatura. Igual que en la primaria las excursiones se pagan y en caso de quedarse a comer en la escuela, se paga lo que se consume. En el caso de escuelas privadas sí se paga colegiatura pero desconozco las cifras.
  • Tecnología:
    • Jardín de niños: NADA.
    • Primaria: en nuestra escuela hay 4 o 5 computadoras para hacer consultas, preparar trabajos de clase o jugar en programas de matemáticas o alemán.
    • Secundaria: en la escuela hay un salón de computadoras para uso de los alumnos. No se pide tableta ni portátil a los alumnos en los primeros 4 años de secundaria. En una de las secundarias de la ciudad sé que se compraron tabletas a los alumnos de 9na clase, todas de la misma marca y los padres pagaron por ellas. Por otro lado, está prohibido usar teléfonos celulares en la escuela.
  • Asistencia:
    • Jardín de niños: los niños pueden faltar cuantas veces quieran. No hay lista de asistencia y sólo hay que avisar si el niño esta enfermo, estará de vacaciones o simplemente no tiene ganas de ir al jardín ( o la mamá no tiene ganas de llevarlo 😉 ) En nuestro caso, cuando las niñas estaban pequeñas llegaron a faltar hasta 3 meses, temporadas que pasábamos en México.
    • Primaria: la escuela es obligatoria, así que debe justificarse cualquier falta sea por enfermedad, cita médica, asunto familiar, etc. No hay un máximo de faltas pero en los reportes de calificaciones, el tema de faltas ocupa un lugar importante y se mencionan tanto las faltas justificadas como las no justificadas. En general es muy mal visto pedir días libres antes del inicio de vacaciones.
    • Secundaria: igual que en la primaria. En caso de que un niño no llegue a la escuela y no se haya avisado previamente, el tutor debe llamar a la casa para conocer la causa de la ausencia.
  • Vacaciones y días festivos:
    • Jardín de niños: Normalmente los jardines están abiertos en períodos de vacaciones escolares y sólo cierran los días festivos y una o dos semanas en verano.
    • Primaria: Tienen dos semanas de vacaciones en primavera (Pascua), seis en verano, dos en otoño y dos en invierno (navidad). Además tienen uno o dos días en enero por entrega de vacaciones (al menos en nuestro Estado) y los días festivos que varían de acuerdo a cada región del país.
    • Secundaria: Igual que en primaria.
  • Fiesta de cumpleaños:
    • Jardín de niños: la mamá del niño que cumple años lleva un pastel o muffins para su salón de clases. Normalmente no permiten llevar dulces. En nuestro kinder, el niño se sienta ese día en una silla especial (como de rey), lo felicitan y puede elegir un regalito de un baúl que tienen para este tipo de ocasiones.
    • Primaria: se le canta “Happy Birthday” al festejado y elige un regalito de un baúl parecido al del jardín de niños.
    • Secundaria: no tengo idea, pero creo que sólo se mencionará para recibir felicitaciones de los compañeros.
  • Mochila:
    • Jardín de niños: se lleva una pequeña mochila donde llevan la lonchera y el día que tienen deporte deben llevar ropa y zapatos deportivos.
    • Primaria: la famosa “Schulranzen” y la mochila de deportes.
    • Secundaria: una mochila grande para libros y la mochila de deportes.
  • Graduación:
    • Jardín de niños: se hace un convivio el último día de clases y en algunos jardines como el nuestro los niños salen por una ventana a manera de despedida definitiva. No hay fiesta ni entrega de diplomas ni nada por el estilo.
    • Primaria: se acostumbra hacer una parrillada con los niños y sus familias en el patio de la escuela el último día de clases. Tampoco hay fiesta en salón ni entrega de papeles con público presente.
    • Secundaria: al final de la secundaria, haya sido de 6, 7 o 9 años (HS, RS o Gymnasium) se hace una ceremonia de entrega de diplomas y un baile de graduación por la noche.
  • Uniformes:
    • En ninguna escuela pública o jardín de niños se lleva uniforme. En algunos institutos religiosos o privados en las ciudades grandes si se lleva uniforme, pero no sé los detalles de costos o tipos.

Esta entrada creció muchísimo y espero no haberlos aburrido. Seguramente hay algunas otras cosas que he olvidado, pero el objetivo era sólo dar una idea general de los cambios que experimenta un niño al pasar de una fase a otra. Cuando llegue el momento, escribiré sobre lo que significa dejar la escuela local para asistir a una universidad en otra ciudad 🙂 Hasta entonces tengo 9 años para acostumbrarme a la secundaria alemana 🙂

Primer “Smartphone”

Desde el año pasado nuestra hija nos ha pedido que le compremos un “smartphone” porque algunas de sus compañeras de clases ya contaban con uno. No había semana en que no insistiera y nuestros argumentos para negárselo eran siempre los mismos:

  • no necesitas un teléfono a tus 9-10 años
  • si pasa algo en la escuela (que queda a dos cuadras de la casa) nos llama la secretaria
  • para tomar fotos en un paseo o excursión, aquí tienes una cámara
  • whatsapp? ves a tus amigas toda la mañana y por la tarde puedes llamarles por teléfono para preguntar algo o platicar, además de que juegas con ellas casi a diario
  • en 5to año que irás en autobús a la secundaria tendrás uno para llamar si hay algún cambio de horario o problema
  • fin de la discusión!

Increíble lo fuerte que es la presión de los compañeros y aunque me negaba a creerlo, al final del año escolar (4to año), la mitad del grupo de mi hija, es decir 12 niños o niñas, ya tenían un “smartphone” con whatsapp incluido que tenían un grupo para “chatear”. Ahora escucho el mismo lloriquear de nuestra hija pequeña que acaba de entrar a 4to año.

Fue difícil, pero lo logramos y nuestra hija terminó la primaria sin teléfono móvil… ahora nos toca cumplir la promesa. Este fin de semana se hizo la entrega oficial de su primer “smartphone”, pero no fue sólo un dar y que Dios la bendiga, sino que fue toda una ceremonia en donde se dejaron claros los lineamientos de uso y las reglas a cumplir.

Exagerado? Tal vez, pero tanto mi marido como yo estamos convencidos de que un “smartphone” es un arma poderosa, y en manos de una niña ingenua e inocente como la nuestra puede ser muy peligrosa. Hace unos días vimos este vídeo que nos dejo helados y muy preocupados.

Según parece aún con comunicación, explicación de los peligros y supervisión de los padres, los adolescentes creen en extraños y confían en desconocidos. Eso sin contar con la adicción que algunos niños tienen con el famoso “whatsapp”, youtube u otros juegos en el teléfono.

Somos unos padres modernos que conocen la última tecnología y que quieren que sus hijos la utilicen responsablemente, así que nos dimos a la tarea de preguntar e investigar cómo llevan esta situación otras familias. Para mi sorpresa la mayoría de los padres no tienen idea de lo que sus hijos instalan en sus teléfonos ni conocen el whatsapp o las redes sociales comunes entre jovencitos, pero eso sí: confían en que saben lo que hacen y que no pasará nada malo. Por otro lado, están otros padres muy controladores que les tienen horarios definidos e incluso leen sus mensajes.

¿Qué hacer? Queremos dar libertad pero al mismo tiempo queremos supervisar, porque 10 años nos parece una edad muy inmadura para el mundo del internet. Así que después de mucho conversar, leer y discutir hicimos lo siguiente:

  • compramos un móvil simple (Samsung Galaxy J1) con tarjeta prepagada (10€ por mes). De esta forma si se pierde no es el fin del mundo. Si nuestra hija demuestra que puede cuidarlo, recibirá mi iphone actual (4S) al entrar a 6to año.
  • copiando una idea de internet, hicimos un “reglamento” que incluye horarios de uso, recomendaciones y reglas a seguir. También se mencionan temas de “bullying” virtual, porno, whatsapp, costos, etc.
  • se instalará “whatsapp” cuando sus 3 mejores amigas lo tengan. Y como sus padres son muy conservadores, confío en que será en un par de meses. De momento tiene mucho que aprender en su nueva escuela que no creo necesario agregar una distracción más a su nueva rutina. He escuchado que en la secundaria dicha aplicación es muy utilizada para comunicar cambios de horario, tareas o planes, así que supongo tarde o temprano será una “necesidad” instalarla.

El “reglamento” fue firmado por mi marido, por mi hija y por mí. Y aunque pareciera que la razón principal es controlar y parecer los malos del cuento, resultó ser un ejercicio muy enriquecedor para los tres. Porqué? Porque fue una forma de platicar y discutir sobre diferentes temas que aunque se conocen a “simple vista” no se habían hablado de forma tan detallada en familia. La versión original que copié de internet tuvo varias revisiones y se tomaron en cuenta los comentarios y opiniones de todos los involucrados.

celularVeremos que tal funciona nuestra estrategia y confío en que Victoria sea una chica responsable e inteligente a la hora de usar su “smartphone”. Este es sólo el principio y el próximo año, tendremos dos niñas con acceso a ese mundo del internet que al mismo tiempo es maravilloso, divertido, peligroso, dinámico y aterrador. Como padres sólo nos toca educar, informar y confiar porque hoy en día prohibir un “smartphone” es casi imposible. Y digo casi porque la mejor amiguita de Victoria tendrá un teléfono convencional (no smartphone) en 5to año y no será sino hasta 6to que obtenga uno “normal”. Además, en caso de necesitar “whatsapp” para comunicarse con sus compañeros de clase, será a través del teléfono de su mamá. Estricta yo? Naaah! Siempre habrá una mamá más estricta que yo, y que sea la mamá de su mejor amiguita no tiene precio! (imaginen una risa burlona de bruja 🙂 )

P.D. Si tienen interés en conocer nuestro “reglamento”, dejen una nota o comentario y lo comparto con gusto!

Primer día de clases!

No pensaba escribir sobre este día, pero fue tan emotivo y especial que lo quiero compartir con ustedes. Además los detalles quedarán escritos para ayudar a mi memoria a recordar en mi vejez.

Como saben nuestra hija terminó la primaria el verano pasado y fue inscrita en la escuela secundaria (Gymnasium) de la ciudad para continuar sus estudios hasta la clase 13ra. El jueves 3 de septiembre fue su primer día!

Como es costumbre se invitó a alumnos y familiares a una ceremonia ecuménica en la iglesia mas cercana a la escuela, que casualmente es católica, a las 8 de la mañana. Sin preguntarle a nuestra hija si quería ir o no, nos preparamos temprano para asistir puntualmente. Mi marido pidió permiso en su trabajo para llegar un poco mas tarde y nos acompañó a la iglesia. El sacerdote católico y la pastora evangélica prepararon una ceremonia corta pero llena de detalles.

Se cantaron cuatro canciones durante la ceremonia, tres de ellas acompañadas del órgano y una mas por la guitarra que la misma pastora tocó. Y se leyó el evangelio de Jesús en la barca y la tormenta, que nos inspira a confiar en Dios en tiempos de adversidad. Usando la barca que casualmente habíamos construido en nuestro último retiro familiar y que ahora adorna una esquina de la Iglesia, pudieron explicar de manera gráfica cómo se siente una persona dentro de ella cuando hay tempestad. Esta nueva etapa escolar es como un viaje en barca, donde los nuevos alumnos no saben si tendrán siempre momentos de calma o si habrá tempestad de vez en cuando. Y para finalizar el discurso, les dieron claros ejemplos de “tormenta” y cómo pueden buscar la calma.

IMG_0289 IMG_0290

Este tipo de ceremonias donde coinciden diversas religiones siempre me emocionan mucho, y al ver cómo la Pastora que le dio la bendición hace 4 años lo volvía a hacer, fue imposible evitar las lagrimas de cocodrilo. Al salir de la iglesia los niños recibieron dulces.

Einschulung

El evento de bienvenida en la escuela se realizó en dos partes con 3 grupos de alumnos de nuevo ingreso cada una. La primera a las 9 de la mañana, y la segunda (la nuestra) a las 10. Así que como teníamos un poco de tiempo libre, fuimos a tomar un café con la primogénita para relajarnos.

IMG_0076_2

Agenda 2105-2016

Justo a las 10 empezó la ceremonia de bienvenida en el salón mas grande del edificio al que llaman “Aula”. La orquesta estudiantil tocó una pieza antes de dar la palabra al director. Después de su mensaje, cada grupo/clase dejó la sala para dirigirse a su salón con sus maestros titulares. El director nos dio algunas informaciones generales y nos invitó a pasar a la cafetería de la escuela donde podíamos tomar algo al mismo tiempo que conocíamos las instalaciones.

Mientras tanto, los niños recibieron su “agenda” donde viene información general de los edificios, las reglas a seguir en la escuela y espacio para anotar las tareas diariamente. Además recibieron su horario de clases y un “padrino o madrina” de 9na clase les dio un pequeño tour por la escuela en grupos de 5 alumnos. En el transcurso de la mañana también les entregaron la camiseta oficial que se habían ordenado previamente, la tarjeta del autobús y la lista de útiles escolares a comprar.

La mamá de la mejor amiguita de Victoria las recogió a la 1:20, hora normal de salida y la trajo a casa. Llegó feliz y orgullosa de su primer día de clases. Nos contó a detalle todo lo que hizo, sobre sus maestros y compañeros, así como sus primeras impresiones. Dice que le tocaron los mejores maestros titulares, espero conserve esa opinión los siguientes dos años, período en el que serán sus profesores de alemán, música e historia. En 7ma clase les asignarán otros dos profesores titulares, siempre una mujer y un hombre.

Al día siguiente empezó la nueva rutina: levantarse a las 6:30 de la mañana, vestirse y desayunar para salir de casa puntualmente a las 7, ya que el autobús pasa a las 7:15 en la parada más cercana a la casa que queda a dos cuadras. Llega 12 minutos más a tarde a la escuela, donde las clases empiezan a las 8. Tendrá 6 clases de 45 minutos, con dos pausas de 15 durante la mañana para terminar su jornada a la 1:20 pm. El autobús de la 1:35 la traerá a casa y comeremos poco antes de las 2. Ufff! Esta rutina se repetirá de lunes a viernes y la hermana pequeña que llega a la 1, tendrá que esperar para comer todas juntas. El próximo año ella tendrá la misma rutina, así que es sólo cuestión de acostumbrarse desde ahora a comer tan tarde. Y yo? Pues también a acostumbrarme, no queda más. IMG_0075_2Así que empieza una etapa nueva para todos! Nueva escuela, nuevos profesores, nuevos compañeritos para la mayor, nuevos horarios para la hermanita y para mí. También habrá más asignaturas, más tareas y más cambios que iremos conociendo con el paso de las primeras semanas.

Ya les iré contando las aventuras y anécdotas que me vayan pasando en esta nueva fase que durará por lo menos 10 años y que seguramente será muy interesante y enriquecedora tanto para mis hijas como para mí 😉

Educación sexual en las primarias alemanas

Un día de primavera mi hija llego de la escuela apresurada y diciendo “mamá, tengo que enseñarte algo pero no quiero que mi hermana lo vea”. Pensando que sería una cartita de una amiga o un trabajo manual, me quedé asombrada al ver un pequeño paquete con rayas azules y rosas, “¿qué es eso?” pregunté  y me dice, “me lo entregaron hoy en mi clase de educación sexual”. Como mi hija pequeña viene caminando a diferencia de la mayor que viene en bicicleta, sólo teníamos un par de minutos para ver su contenido. Dos pantiprotectores, dos tampones y un pequeño calendario para el periodo menstrual que vi rápidamente, apenas me dieron tiempo de reaccionar y decir lo más cool posible “en la tarde que tu hermana se vaya a su clase de baile, lo vemos con calma y platicamos”. Por dentro pensaba “oh, oh… En qué parte del manual de padres viene este tema!”

Material entregado a las alumnas

Material entregado a las alumnas

Como saben, nuestras hijas se llevan 18 meses entre ellos y la mayor está en cuarto año, mientras que la pequeña cursa el tercer año de primaria. Yo sabía desde antes que el tema de educación sexual se trata normalmente en Alemania en el último año de primaria y ya había visto escuetamente el libro de ciencias que llevaba en clase. Pero cómo se imparte esta clase y qué temas manejan? Les voy a contar mi experiencia que después de consultar en un foro de mexicanas viviendo en este país puedo afirmar que es muy similar en todas las escuelas. Como siempre aclaro que, cada escuela lleva diferentes libros, algunas regiones tienen primaria de 6 años y se imparte un poco más tarde y cada profesor tiene una forma distinta de enseñar. Pero en general tienen las mismas premisas y temática:

– el grupo se separa en niños y niñas, donde cada subgrupo tiene un profesor (los niños) o una profesora (las niñas)

– el tema comienza con el amor entre distintas personas, amor de padres, de hermanos, de amigos, de familiares y de pareja.

Amor

Amor

– se explica el cuerpo humano, y las diferencias entre un hombre y una mujer. Al mismo tiempo se explican los cambios que experimenta cada uno de los géneros a lo largo de su vida. Algo muy importante es ver el cuerpo como algo íntimo y propio y se hace mucho hincapié en identificar abuso sexual y en aprender a decir no en situaciones incómodas.

Cambios en la adolescencia

Cambios en la adolescencia

– se explica el acto sexual sin abejas ni florecitas

IMG_2912-en el caso de las niñas se les explica el proceso de la menstruación y el uso de toallas higiénicas y tampones.  Supongo que los niños aprenden sobre erección y eyaculación.

IMG_2881– finalmente se conoce la concepción y el proceso de crecimiento de un bebé en el vientre de su madre mes a mes hasta su nacimiento.

IMG_2392

9 meses de embarazo

Cómo nacen los bebés?

Cómo nacen los bebés?

Estos temas se ven en varias clases durante algunas semanas siempre separados y apoyándose en vídeos y otros materiales. Los niños tienen oportunidad de hacer preguntas sin temor a burlas o comentarios fuera de lugar. Ninguna de las 12 niñas del grupo de mi hija ha tenido la menstruación, pero conozco a otras que a los 9 la han tenido, por lo que la edad me parece apropiada.

Desconozco cómo se siga el tema en la secundaria, pero supongo que en los próximos dos años se tratarán las enfermedades venéreas, la homosexualidad, métodos anticonceptivos, el aborto, etc en su clase de ciencias. Ya se los comentaré cuando mis hijas lo vean en la escuela. De momento ninguno de estos temas se trató en el grupo de mi hija.

Adicionalmente tenemos en casa un libro que mi hija se encontró en una librería hace dos años y que se llama: “Lo que las niñas quieren saber”, que viene en formato de preguntas y respuestas, con muchos dibujos y un lenguaje adecuado para niñas a partir de los 8 años de edad. Se explican a detalle temas como la higiene personal, los cambios hormonales, el uso de toallas sanitarias, cómo son los chicos, etc. Antes de colocar el libro en su recámara le dije que cuando quisiera leerlo, lo haríamos juntas para resolverle dudas. Así lo hicimos en un principio y ahora lo hojea de vez en cuando y viene con él si tiene preguntas. 100% recomendable!

IMG_2395En los meses pasados he recibido de diferentes fuentes un artículo sobre unos padres alemanes que han sido encarcelados porque su hija no quiso entrar a la clase de educación sexual donde se instruye sobre diversas prácticas sexuales y se explica que su género no esta determinado por lo que pueden cambiarlo. La noticia también se publicó en medios alemanes pero con información que no se publica en las traducciones al español. Viendo discusiones en foros puedo agregar lo siguiente:

  • la escuela en Alemania es obligatoria y si no se justifica una falta, la policía debe averiguar la razón e imponer una multa económica que si no se paga, procede cárcel. No importa si se falta a clase de historia, mate o ciencias. Las faltas deben informarse el mismo día en caso de estar enfermo y presentar un documento del doctor que lo avale. En caso de faltas para ir a un sepelio, boda o viaje debe entregarse una carta y recibir una autorización de la dirección.
  • los padres mencionados en el artículo pertenecen a un grupo (tipo secta) que opina que no debe enseñarse educación sexual a tan corta edad
  • no pude encontrar a otros padres de familia cuyos hijos hayan visto temas como los que menciona el artículo en primaria, así que no se puede generalizar ni mucho menos afirmar que en Alemania se promueve la degradación sexual desde niños!!!

Me alegro que mis hijas reciban una educación sexual abierta sin tabús ni miedos. En mi caso particular no recuerdo siquiera haber visto el tema en primaria y en la secundaria del Opus Dei, el tema era vinculado a pecado, perdición y no había diálogo para resolver dudas. En casa lo mismo: tema tabú, prohibición de novios y relaciones sexuales antes del matrimonio y pavor a embarazos no deseados. Resultado: primer novio a los 25 años, castidad por si las dudas.

Han cambiado las cosas en México? Creo que el tema sigue siendo tabú en muchas familias pero los adolescentes ya no tienen miedo y experimentan más de la cuenta. Definitivamente la educación sexual como se imparte en Alemania tampoco es garantía de nada. Embarazos no deseados y enfermedades venéreas entre adolescentes son tan comunes como en México.

Entonces? Pues así como dice el dicho: “Ni tanto que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre” y definitivamente además de la información que se reciba en la escuela, lo más importante es la comunicación en casa donde se trate el tema sin miedo, con valores y de acuerdo a la edad de los niños/adolescentes. Se tiene que generar confianza para que los hijos hablen abiertamente del tema, entiendan los riesgos y problemas, y practiquen una sexualidad responsable.

En Alemania los padres permiten que la novia o el novio duerma en casa incluso desde los 12 o 13 años (dormir no necesariamente significa tener relaciones ;), y las chicas pueden tomar pastillas anticonceptivas desde esa edad. Regla? No. Hay de todo y conozco chicas que empiezan hasta los 16 o 17 años su vida sexual, y eso no significa que tienen una pareja diferente cada semana. Hay noviazgos cortos y largos a esa edad, pero nadie se asusta de que la pareja duerma en casa. Eso por ejemplo en México todavía no es normal. Yo ya me estoy haciendo a la idea porque sé que tarde o temprano pasará y ya les iré escribiendo sobre mis experiencias como mamá mexicana de dos jovencitas mexicano-alemanas 🙂

Un abuelo de oro

Tengo la fortuna de tener dos pares de suegros que son excelentes! En nuestra boda pocas personas supieron que los padres de Tom, que volaron a México sin sus nuevas parejas, tenían mas de 25 años separados. Yo sólo los había visto una vez antes de la boda y al saber que la relación de mi marido era un poco distante con ambos temí que no tendría mucho apoyo en mi nueva vida en Alemania.

Qué equivocada estaba! A raíz de nuestro matrimonio, la relación entre Tom y sus padres se fortaleció y yo buscaba cualquier excusa para frecuentarnos. Ambas familias viven a más de 300 kilómetros de nuestra casa, así que las visitas eran de fin de semana para aprovechar el viaje.

Al nacer nuestras hijas, la fortuna se multiplicó y ellas nacieron con 6 abuelos y 3 bisabuelos. Y esta entrada esta dedicada al padre de mi marido que simplemente vale su peso en oro. Y les voy a contar porqué.

Se llama Martin y es profesor y escritor. Se jubiló poco antes de que naciera nuestra primera hija, hace 10 años.  Es reservado y no le gusta mucho el contacto físico, así que los primeros años de casada lo describí como serio y hosco. Todo cambió al convertirse en abuelo! Y nuestras hijas fueron sus primeras nietas! Recuerdo que ellos fueron los primeros visitantes en el hospital cuando nació Victoria y fue amor a primera vista.

Este blog es mi ayudante de memoria, y así encontré la fecha exacta de la primera vez que Martin se llevó unos días a Victoria. Fue en Septiembre del 2006, a sus 20 meses de edad y fecha en que se implementó una tradición familiar. Cada dos o tres meses, el abuelo venía por una u otra para llevársela de 3 a 5 días a su casa. La primera vez de Catalina fue un año después, en octubre del 2007 cuando tenía escasos 15 meses.

Siempre insistía en llevarse sólo a una, no por evitarse el trabajo que implicaba llevarse a las dos, sino porque quería concentrarse en una y dedicar las 24 horas del día jugando, enseñando o paseando con una sin que se pudiera distraer con la hermana. Su esposa que también es maestra, apenas se jubiló el año pasado así que mi suegro cambiaba pañales, les hacía y daba de comer, las cambiaba de ropa y todo! Es difícil describir con palabras la forma en que se desvive con sus nietos, la paciencia que tiene y la forma en que combina el aprendizaje con juegos y paseos al bosque. Viven en un pueblito en medio de la nada, no son fans de la televisión ni tienen consola, así que todo el tiempo es jugar, convivir con la naturaleza y aprender, porque como es maestro siempre tiene a la mano libros, juego didácticos y hojitas con ejercicios.

Cuando entraron al kinder que no es obligatorio, la tradición siguió y siempre se las llevaba entre semana para aprovecharlas mejor. Nunca lloraron ni al irse ni al estar allá y siempre se alegraban de pasar unos días sin la hermana (tanto la que se iba como la que se quedaba), pero en octubre del 2009 ya no querían separarse y no quedó mas remedio que llevarse a las dos. Dos años después que la mayor entró a la escuela, los viajes se limitaron a las vacaciones de pascua, verano u otoño… pero aún así siguieron los viajes 2 o 3 veces al año.

Esta semana las niñas se van de lunes a jueves con el abuelo. Ahora no empacan el triciclo sino los patines, no les hago la maleta sino ellas mismas lo hacen y llevan sus MP3 para distraerse en el camino. Tres horas y media de venida hace Martin solito, las recoje y media hora después ya están en el auto para hacer otras tres horas y media a su casa. Y el jueves se repite la manejada para traerlas. Creen que eso le hace dudar de llevárselas? Nop! Algunas veces las hemos llevado nosotras o las recogemos de regreso de casa de mis otros suegros para evitarle un viaje, y otras veces combina la traída con una visita a sus otros nietos en Bremen (3 y 7 años), que queda cerca de aquí.

abueloComo siempre, me trajo un ramo de flores y a las niñas bolsas de dulces para el camino. Sobra decir que mientras están en su casa, se les consiente a todas horas, comen lo que les gusta y juegan lo que ellas prefieren. El jueves seguro llegarán con un legajo lleno de dibujos y trabajos manuales.

Mis flores

Mis flores

Justo nueve años desde su primera vez y curioso ver cómo se adaptaron sin jamás negarse o quejarse. Ya tienen 9 y 10 años y saben que esos días serán dedicados para ellas, ahora también la abuela participa en la planeación del programa y seguro las llevaran a nadar, leerán libros juntos y hablaran del próximo año escolar que significa un gran cambio para la mayor que entrará a secundaria. Cuántos años más durará esta tradición? No lo sé, pero trataré de mantenerla lo más posible. Ni el nacimiento de los otros nietos de su hija mayor, ni los próximos dos que ya vienen en camino de sus otros dos hijos (en Berlín y Paderborn) han cambiado su amor por sus nietas “grandes”. Supongo que como siempre, el amor sólo se multiplica y encuentra tiempo para todos.

Buen viaje!

Buen viaje!

Cuánta razón tenía Martin cuando en su discurso en nuestra boda me dijo que no tenía porque estar triste al dejar a mi familia en México, porque él se encargaría de darme una en Alemania. Y aunque vivimos un poco lejos, sé que tengo todo su apoyo y amor incondicional. Lo mismo sucede con su esposa y mi otro par de suegros que justamente la próxima semana se llevan a las niñas a su segundo crucero por Escandinavia.

No me queda más que agradecer a Dios por tantas bendiciones y haber puesto a esas personas tan maravillosas a quien convertí en abuelos en estas tierras. Dios les conceda muchos años más de salud y bendiciones!

Y viva la familia!

Unas vacaciones maravillosas!

Cuando leo las entradas relacionadas a nuestras vacaciones, hayan sido en México, Málaga o California, siempre escribo que fueron maravillosas. Éstas últimas en Italia no fueron la excepción y quedarán en nuestra memoria como unas de las mejores que hemos hecho.

Cada viaje es especial, es elegido y planeado con esmero y dependiendo de la compañía, de la edad de las niñas y de la temporada se escoge lo mejor de acuerdo a nuestro presupuesto y tiempo. A veces hemos elegido quedarnos en un hotel todo incluido como en Mallorca, y otras veces rentamos un coche para explorar los alrededores. A veces hemos viajado con mis padres y otras veces nosotros dos solos, sin niñas. Esta vez, las vacaciones a Italia y al sur alemán fueron maravillosas por varios aspectos que se combinaron a la perfección:

lugar… la Toscana es una extensión del paraíso y además del deleite visual, ofrece un poco de todo: cultura, historia, comida deliciosa, playa, ciudades hermosas, servicio amable y naturaleza. Las niñas disfrutaron de algunas cosas, los adultos de otras y todos del clima y del tiempo en familia.

sin horarios ni tours… A excepción de la visita al castillo “Neuschwanstein” que tuvo que reservarse con anticipación, no tuvimos horarios ni planes a seguir. Cada día se iba programando de acuerdo al clima, a las ganas y combinando los deseos de todos. Nos informábamos en internet de los lugares a visitar y no requerimos de guías ni traductores.

espontaneidad… Además de no tener horarios, dejábamos mucho a la aventura. Si de pronto veíamos en el camino algún castillo o un mirador, parábamos a explorar el lugar. También a la hora de cocinar, comprábamos algunas cosas sin saber con precisión qué íbamos a comer o cenar.

piscina incluida. Siguiendo el consejo de una amiga, la búsqueda de alojamiento se hizo con la premisa de contar con alberca. De no haberla tenido, además de haber sufrido más del calor, tendríamos que haber salido a diario para buscar entretenimiento, fuera ciudad, lago o albercas públicas.

cocineta. Tener cocina en la casa además de bajar considerablemente los gastos diarios a la hora de comer, permite ahorrar tiempo y aumenta la convivencia familiar. A mí que me encanta ir al súper, conocer los de Italia fue fantástico. A petición de las niñas compramos frijoles en lata y tortillas de harina para cenar algunos de los días, además compramos futas y verduras de la región y carne para algunas de las comidas. Debo confesar que me llevé unos sobres “Maggi” para preparar pechugas de pollo o albóndigas que hicieron posible cocinar en poco tiempo 🙂

auto con clima, tv y hielera eléctrica. Viajar en coche con dos niñas de 8 a 10 horas en pleno verano requiere de algunos requisitos para hacerlo placentero y no volver loco al chofer ni al copiloto. Las niñas podían ver DVDs, dormir o comer a su antojo. Hicimos siempre pausas después de tres horas de camino y la hielera que se conecta al coche fue genial para siempre tener a la mano refrigerios y bebidas frescas.

idioma… En nuestro camino aprovechamos las largas horas en coche para aprender un poco de italiano. El idioma no es muy distinto al español y las niñas encontraron divertido el CD y repetían los diálogos con gusto. En casi todas partes nos entendían en inglés, español o alemán pero como siempre, nuestros intentos en italiano eran muy apreciados.

clima… Cielos despejados y temperatura promedio de 32 grados fueron perfectos para disfrutar alberca, playa y visitas a ciudades. Sólo tuvimos lluvia el día que visitamos Siena y no duró tanto como para arruinar el plan del espectáculo nocturno. Nuestra hija mayor detesta el calor excesivo y los días que llegamos a 35 grados fueron una tortura para ella. Gracias a Dios solo fueron dos o tres y obviamente el resto de la familia sufría igualmente, pero no nos quejamos tanto 😉 Y tuvimos muchísima suerte porque justo cuando dejamos Italia estaba por llegar una onda caliente que elevaría las temperaturas hasta los 40 grados!

edad de las niñas... Definitivamente un viaje en coche tan largo no lo hubiera hecho con bebés o niñas pequeñas, pero con 9 y 10 años las niñas ya sobreviven días con 8 horas de viaje en coche, entienden todo lo que ven en museos y ciudades y son independientes para empacar sus cosas, cambiarse solas y caminar hasta 3 o 4 horas en recorridos citadinos, además de cargar sus propias mochilas con bebidas, souvenirs y cambio de ropa. Eso facilita mucho las vacaciones de los papás que no tienen que cargar carriola, sus cosas personales ni preocuparse por lo que comen o no.

salud… Dos semanas antes del viaje tuve mucha diarrea e incluso en Italia mi estomago me dio un poco de problemas que gracias a Dios después de algunas pastillas y dieta ligera (difícil de seguir en Italia) desaparecieron. De ahí en fuera, todos gozaron de buena salud las dos semanas 😉

chofer… Y las vacaciones no hubieran sido posible sin un buen chofer que maneja horas y horas sin importar país, velocidad permitida, clima, curvas, tráfico y pasajeros que piden pausa, determinada música o que baje la velocidad.

Además de cientos de fotos, quedarán en nuestra memoria muchas anécdotas que no pudieron ser fotografiadas, como la noche que disfrutamos la luna llena en una pradera escuchando el canto de los grillos o la noche en que Catalina vio estrellas fugaces con su papá. Muchas experiencias que se acumulan en el baúl de los recuerdos 😉

Ahora a esperar las siguientes vacaciones en dos semanas… Las niñas se van con los abuelos de crucero a Escandinavia mientras que Tom y yo nos vamos de luna de miel a Nizza cuatro días. Seguro también serán maravillosas!

Adiós primaria!

Parece que fue ayer cuando nuestra hija mayor entró a la primaria… recuerdo su primer día de clases y su fiesta “Einschulung” con su “Schultüte” y su mochila nuevecita sobre los hombros. Parecía que era demasiada pequeña para esa gran “Ranzen“, llena de libros y útiles escolares. Todavía no terminaba el cuarto grado y le quedó pequeña por lo que los últimos meses utilizó una más juvenil.

Qué rápido ha pasado el tiempo y al ver las fotos de hace cuatro años se nota lo mucho que ha crecido en tamaño y madurez. Deja de ser niña para rápidamente convertirse en una adolescente y sus coletas han sido sustituidas por un corte de pelo corto y moderno.

Entre la semana pasada y ésta se han llevado a cabo dos eventos de fin de cursos que les describo a continuación y que me sacaron más de una lágrima. No de tristeza sino de emoción y alegría al ver a mi pequeña lista para su próxima etapa escolar: la secundaria que aquí se integra con la preparatoria y terminará en 9 años.

El primer evento fue el viernes pasado por la tarde en el patio de la escuela. No había programa oficial pero hubo las siguientes actividades:

– Presentación de canciones, obra de teatro y bailes representativos de los 4 años. Uno o dos temas por año, incluyendo una canción en español que interpretaron los profesores varones y que fue cantada en los días de proyecto con tema México de hace dos años. Imposible no llorar! También incluyeron algunas canciones navideñas que siempre cantaban en el mercado de Navidad en un pueblito cercano. Terminaron con broche de oro con una canción adaptada y que se titula “Lass uns gehen” (Déjennos ir). Ufff!!! Más de la mitad de las mamás no pudimos evitar el llanto… y en la última parte se integraron los profesores que casualmente este año también dejarán la escuela, el titular de mi hija porque se jubila y los otros tres de la clase de cooperación porque no hay espacio en el edificio para continuar con el proyecto el próximo año. Más lágrimas!

– Entrega de regalos a los maestros. Al profesor titular se le entregó una banca para que pase sus días de jubilado en el jardín recordando a su última generación, ya que cada niño grabó su nombre en ella. Al resto de los profesores se les regalaron plantas.

banca Herr Wille

– “Grill” que como la tradición lo indica consistió en salchichas asadas para todos y que se complementó con un buffet de ensaladas que llevaron las mamás. Hubo un pastel y algunos otros postres que llevaron otras familias.

IMG_9494

Adiós primaria!

– Entrega de álbum de fotos a cada alumno. Tuve el honor de ser la encargada de este regalo que cada alumno pagó y que incluyó fotos de todas las actividades importantes de los cuatro años de primaria: días de campo, excursión escolar, fiestas de verano y navidad, además de una sección de fotos tipo pasaporte con su nombre. Las dos clases fueron incluidas sin distinción de A o B, ya que el proyecto de “cooperación” consistió precisamente en integrar a los 8 niños con discapacidad en algunas clases con el grupo de Victoria.

IMG_9508

Como hacía mucho calor, les pusieron los aspersores en la cancha de fútbol y más de un niño termino en ropa interior corriendo por todo el patio. Poco a poco nos fuimos despidiendo felices de haber pasado una tarde más, la última, entre risas, anécdotas y niños que están dejando de serlo.

El segundo evento fue un desayuno este miércoles, último día de clases y que es tradición en la escuela. El programa fue el siguiente:

– Mientras los niños recibían las últimas instrucciones del profesor, la lista de útiles para el próximo año y sus libros, trabajos manuales y legajos para llevarlos a casa, las mamás preparábamos más de 200 panecillos y fruta para el buffet.

Desayuno

Desayuno

– A las 8 y media empezó el programa de “variedades”, donde cada grupo cantó o presentó algo especial a los alumnos de 4to año que dejarán la escuela primaria. No alcancé a verlo todo porque estaba ayudando con el buffet, pero los niños de 2do cantaron una canción titulada “Los jubilados”, refiriéndose a los que se retiran de la escuela para empezar una nueva etapa. Al final, los de 4to presentaron el mismo programa del viernes pasado y terminaron nuevamente con su canción “Lassen uns gehen”, que hizo llorar a la mayoría de las niñas que la interpretaban.

– Desayuno y pausa. Los de 4to año tuvieron prioridad esta vez y pudieron servirse primero, ya que normalmente les toca al final. Después de desayunar, salieron al patio a jugar por última vez. En la pausa Victoria aprovechó de entregar unas tarjetas que mandé imprimir como agradecimiento a sus profesores.

2011-2015

2011-2015

– Regalo al profesor titular que se jubila. Además de la banca que le hicieron sus alumnos de 4to, toda la escuela le preparó un álbum con recomendaciones de viaje, donde cada niño y profesor llenó una hoja con tips y fotografías de su lugar favorito para vacacionar. Los lugares elegidos de mis hijas fueron Monterrey y Playa del Carmen 🙂

– “Túnel de despedida”. En el “Einschulung” (primer día de clases) es tradición que las clases de 2,3 y 4to año hacen un túnel en parejas para que los chiquitines se encaminen a su nuevo salón de clases. Hoy fue al contrario, y las clases de 1, 2 y 3ero hicieron un túnel hacia la puerta principal para despedirlos de forma definitiva. Al salir del túnel se le entregó una rosa a cada niño con un mensaje hecho por los alumnos de 3ero. Y afuera hicieron un círculo con los profesores para despedirse y se hizo una foto de grupo. La última! Otra vez lágrimas, esta vez de las alumnas que se abrazaban sin cesar y lloraban emotivamente.

Adiós!

Adiós!

Mientras tanto, los alumnos de 1ero a 3ero recibían sus calificaciones y a las 10:50 todos se fueron a casa para disfrutar de 6 semanas de vacaciones!

Y así termina un período más de vida de nuestra hija mayor. Sin “graduación”, ni toga, ni vestido para la ocasión, ni fiesta en salón, ni entrega de menciones honoríficas… simplemente una celebración emotiva entre alumnos y profesores, una carne asada con los padres de familia y muchos recuerdos para atesorar. Y el próximo fin de cursos que sí tendrá un baile de graduación y será otro gran momento será en 9 años. Mientras tanto a disfrutar una nueva etapa que traerá muchos cambios y seguramente muchas metas, aventuras y logros! Dios nos dé salud para seguir viendo a esta pequeñita crecer y madurar!

Hasta la próxima! El sábado partimos hacia Italia y prometo ponerme al corriente con muchos temas pendientes… ahora sí tendré tiempo de inspirarme y escribir!

Inscripción a Secundaria

Como saben, nuestra hija mayor esta en cuarto año de primaria y después de las vacaciones de verano entrará a la “secundaria”. En la entrada que escribí en noviembre del año pasado, les conté de los diferentes tipos de escuelas que se manejan en Alemania y el día de hoy recibimos las calificaciones finales con la “recomendación” para asistir al “Gymasium”. En el sistema educativo alemán hay muchas cosas que no entiendo, y una de ellas es precisamente cómo manejan las fechas para algunos trámites. Por ejemplo éste que estoy viviendo ahora… los niños recibieron las calificaciones ayer para poder llevar una copia a la secundaria donde quieren inscribirse, pero todavía faltan 5 semanas de clases! En todo este tiempo ya no habrá exámenes ni mucho que aprender, y aunque van a la escuela de 8 a 1 ocuparán el tiempo en ver películas, ensayar el show de fin de cursos, practicar algo de geometría, y leer algunas historias. Siempre me habían dicho que el 4to año acababa antes, pero no lo había entendido hasta ahora.

IMG_0036

Papelería y horarios de inscripción para cada escuela secundaria en la ciudad

Claro que en cada escuela y en cada Estado es diferente, pero al menos aquí esto sucede cada año y ya es tradición. En la ciudad donde vivo hay 4 alternativas de secundaria: Gymnasium, IGS, Realschule y Hauptschule. Cada escuela tiene sus horarios y días de inscripción que pueden variar del 17 al 25 de junio. La documentación también varía pero en general es un par de documentos, así que les comparto lo que llevé hoy para inscribir a nuestra hija:

– Formulario con datos generales. Además de los datos normales preguntan por el tercer idioma a aprender en 6to grado, si se desea una clase de música, si hay alguna discapacidad o si es superdotado, además de indicar si el niño participará en “Ganztagsschule” que es escuela de tiempo completo.

En esta escuela en particular (Athenaeum) se imparten francés, latín y español como tercer idioma. El inglés es una materia más como Historia o Matemáticas. A partir de la 10ma clase se puede estudiar un cuarto idioma. La música es muy importante en esta escuela y se ofrecen en dos de los cinco grupos de alumnos que tendrá el 5to año de primaria. Y estos grupos sólo se pueden combinar con francés o latín. De tal forma que habrá 5 salones: 1 de español, 1 de latín con música, 1 de latín sin música, 1 de francés con música y otro de francés sin música. Cada salón tiene un promedio de 30 alumnos y las clases de música tienen horas adicionales para práctica y forman parte de la orquesta de la escuela.

IMG_0038_2

Pantalla con clases y salones en “Athenauem”

La escuela de “tiempo completo” es opcional y consiste en quedarse en la escuela hasta las 3:30 de la tarde, completando el horario con clases de deporte, ajedrez, ortografía, etc y que no cuentan en las calificaciones oficiales. La salida en 5to año es en promedio a la 1 de la tarde y conforme avanzan van aumentando el número de horas escolares.

Además en el formulario se pueden escribir uno o dos nombres de amiguitos con los que deseas estar, y uno o dos nombres de niños con los que NO quieres estar. Esta parte me parece un poco rara, pero es simplemente para considerar que a la hora de asignar los salones queden los mejores amigos juntos (considerando que ambos desean el mismo idioma y clase de música o no).

Copias de las calificaciones de los últimos dos años. Aquí las calificaciones se entregan cada semestre, así que se entregaron 4 copias.

IMG_0034_2

Calificaciones de 4to año

Original de la “recomendación”. Cómo lo mencioné antes, la escuela primaria emite una “recomendación” con el tipo de secundaria para cada alumno.

IMG_0035

“Empfehlung”- Recomendación

Una foto tamaño pasaporte y formulario para la credencial del autobús en caso de vivir a más de 3 kilómetros de la escuela. En nuestro caso, vivimos a 4,5 kilómetros y no hay que pagar por dicha credencial.

– Formulario para pedir la camiseta oficial de la escuela. Esta disponible en 3 colores y diferentes tallas. El costo es de 9 euros.

– Formulario si se desean “rentar” los libros. Cada familia decide si comprar todos los libros (de texto y de trabajo) o si alquila los libros de texto y sólo compra los de trabajo o ejercicios. El costo es de 50 euros por año escolar y en caso de tener más de dos hermanos en edad escolar hay un descuento del 20%. Al final del año, los libros deben regresarse en buen estado para evitar pagar su costo.

– En caso de que los padres estén divorciados, se entrega un formulario que indica quién tiene la patria potestad del niño.

Y listo! Hoy fuimos con nuestros papeles a la escuela y en menos de 10 minutos habíamos entregado todo y resuelto dudas. La asignación de salones se dará a conocer unos días antes del primer día de clases (3 de septiembre), así como la lista de útiles escolares. La educación en Alemania es gratuita, así que no hay colegiaturas, ni costos de inscripción, ni aportaciones ni nada por el estilo. Los costos se reducen a la “renta” de libros, más la compra de libros de ejercicios y útiles escolares. Y por supuesto no se debe olvidar que a lo largo del año vendrán otros gastos como las excursiones, “tablets”, etc pero de eso ya les iré informando porque de momento no tengo idea de cuánto se gaste en promedio. No se lleva uniforme, y hay que comprar una mochila adecuada para la cantidad de libros que llevan.

No hay examen de admisión y hasta donde tengo entendido, se debe aceptar a todo niño que desee estudiar en determinada escuela. En Stade solo la IGS (Gesamtschule) es muy demandada y no tiene capacidad para aceptar todas las solicitudes y se tiene que elegir determinado número de niños con nivel Gymnasium, Realschule y Hauptschule. En caso de no alcanzar lugar, existen las 3 escuelas antes mencionadas donde seguro obtienen un lugar.

IMG_0037_2

Athenaeum en Stade

En Stade hay dos “Gymnasium” y sólo puedes inscribirte en el que te corresponde por área geográfica. Y niños que vivan en suburbios o pueblos un poco más lejanos también deben ser inscritos en la escuela más cercana a su casa, como sucede con la escuela primaria.

Así que a seguir preparándonos para este gran cambio, empezar a ver mochilas y teléfonos celulares para Victoria, y continuar este caminito de ser padres que ven a sus hijos crecer tan rápido que dan ganas de detener el tiempo para disfrutarlos más.

PD. Algo que me llamó mucho la atención es que algunos de los formularios tenían que ser firmados por los dos padres y el niño. Creo que en México nunca firmé nada hasta la prepa o universidad. Interesante, no?

A %d blogueros les gusta esto: