El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Hogar"

Tiempo para dos

Mayo está lleno de días festivos en Alemania… empezando con el primero de mayo (día del trabajo), después viene el día de la madre el segundo domingo del mes y dos días festivos religiosos que varían año con año pero que normalmente caen en mayo: el día de la Ascensión del Señor que aquí se llama también “día del padre“, y que siempre es un jueves por lo que el viernes es puente, además del lunes de Pentecostés que al menos en las escuelas de esta región alargan hasta el martes y que siempre es 10 días después del día del padre.

Y precisamente por estos últimos dos días festivos, elegimos Mayo para casarnos porque Thomas podía ahorrarse un par de días de vacaciones al coincidir nuestra luna de miel con los dos fines de semana de días feriados. De tal forma que además de celebrar a las mamás, a los papás, a los trabajadores y al Espíritu Santo, celebramos nuestro aniversario de bodas este mes: específicamente el 18 de mayo!

No lo sabíamos antes, pero definitivamente mayo fue el mejor mes para casarnos, no sólo por que es un mes maravilloso lleno de flores, primavera y días templados, sino porque podemos festejar nuestro aniversario con un pequeño viaje en alguno de los puentes o fines de semana largos del mes!

Este año no fue la excepción y organizamos una escapada justo el fin de semana que nuestras hijas se fueron de campamento con su grupo de scouts. Suena perfecto, no? Y vaya que lo fue! Victoria y Catalina durmieron en el campo de Sunde a 20 minutos de casa, mientras que nosotros pernoctamos en un hotel Wellness, también en el campo pero de Syke a 70 minutos de Stade.

El paquete “para dos” incluía desayuno buffet y cena de 3 tiempos para los dos días, un masaje peeling para mí,  un masaje exfoliante para Tom, uso del sauna y hospedaje en una habitación doble. Qué más podíamos pedir? Clima agradable para disfrutar de paseos y noches estrelladas? Concedido! El fin de semana no sólo fue soleado sino que alcanzamos temperaturas de hasta 25 grados! Un sueño hecho realidad!

IMG_2122

Tanto Tom como yo siempre hemos sido partidarios de buscar una excusa para pasar unos días solos y en estos 14 años de matrimonio (y 11 de padres) siempre hemos encontrado oportunidades para hacerlo. La primera y más exótica fue cuando cumplimos 5 años de casados y nos fuimos de crucero en el viaje a México ese mismo año. Dejamos las niñas con mis papás y nos escapamos 10 días al Caribe. La idea era repetirlo a los 10 años de casados pero por falta de presupuesto ha quedado pendiente, tal vez para los 15???

Catalina tenía año y medio y Victoria iba a cumplir 3. Remordimiento por dejarlas solitas? No! Tanto ellas como nosotros sobrevivimos y desde entonces repetimos la hazaña tan seguido como podemos. Obviamente no tan larga, pero 3 o 4 noches con los abuelos paternos, de campamento o con mis papás cuando están aquí o nosotros allá siempre nos caen de maravilla para salir de la rutina y revivir la “luna de miel”.

Estoy segura de qué estos “respiros” son un ingrediente indispensable para un matrimonio sano y feliz. No siempre es posible, pero a veces nosotros mismos nos limitamos por miedo o inseguridad y no buscamos alternativas para no complicarnos. Desde hace 2 años que las niñas están en los scouts aprovechamos cada campamento para mínimo pasar una velada romántica en casa, ir al cine y sí se puede irnos a un lugar de fin de semana.

Y como las niñas ya están más grandes desde hace dos meses hemos instituido una nueva cita en nuestro calendario: una vez al mes Tom y yo nos vamos a cenar solitos y dejamos a las niñas empijamadas viendo la tele. En cualquier emergencia, estamos en casa en 10 minutos 🙂 Por otro lado, una vez cada dos semanas Tom y yo desayunamos juntos después de que las niñas se van a la escuela, aquí en casa sin glamour ni lujo pero conscientes de pasar un rato a solas en santa paz.

Qué de dónde saqué tales ideas? Pues no me lo van a creer pero una de mis alumnas de español, ya jubilada y con casi 50 años de casada nos comentó en clase de un regalo peculiar que le había hecho a su marido: un poster con 365 cuadritos en el cual tenían que marcar por cada día que pasaran un tiempo JUNTOS, y no me refiero a estar sentados cada uno en su sofá favorito leyendo el periódico sino a momentos como tomar un paseo, ir al cine, visitar una exposición, cocinar juntos, etc. En un año cruzaron menos de la 3era parte de los cuadritos. Y eso que están jubilados! Así que me puse las pilas y aunque no complete los 365 cuadritos en el año, quiero llenarlo lo más posible.

Tiempo para DOS! En esta vida tan ajetreada, llena de citas, planes y actividades es importante detenernos a reflexionar y no dejar de regar nuestra plantita llamada matrimonio. Sean vacaciones, desayuno, cursos de baile, deporte, idas al cine… no dejemos que la rutina nos aleje del romanticismo y el tiempo en pareja. Últimamente ha habido epidemia de divorcios en varios círculos de amistades y viendo a detalle, la causa principal es la falta de convivencia de la pareja.

Nunca olvidaré esa frase de que los hijos son prestados, no por la parte de que los hijos se van a ir algún día, sino por la parte de que me quedaré con quién decidí casarme hace 14 años y no quiero que sea un extraño al paso de los años.

Brindo por estos 14 años de casada y por lo que están por venir. Que Dios nos siga bendiciendo y dando oportunidades para repartir nuestro tiempo de la mejor manera entre la familia, los amigos, la pareja y nosotros mismos. En el equilibrio está la clave y este fin de semana de aniversario fue fenomenal! Ya estamos planeando el siguiente 😉

Salud!

IMG_2148

Anuncios

Productos “mexicanos” en Alemania

Muchas veces me han preguntado si encuentro tal o cual producto mexicano en Alemania, y la verdad es que hoy en día se encuentra prácticamente de todo y son muy pocas cosas las que todavía tengo que traer de mi querido Monterrey cada vez que voy de vacaciones.

Aquí una lista de algunos productos que encuentro en la tienda asiática de Stade:

En la tienda turca de Stade, encuentro lo siguiente:

No sabía que en Turquía tenían tantas variedades de frijoles! Y tengo que admitir que son muy buenos! También he encontrado frijoles italianos en el supermercado local 🙂 Muy ricos!

Este queso lo venden también en el supermercado local y no tengo idea de como lo consuma el alemán, pero yo lo compro para preparar queso en salsa o para usarlo en enchiladas, tostadas o ensaladas. Es un poco salado, pero es lo más parecido al queso panela mexicano. A que se les antojó!

Y con suerte en algunos supermercados locales podemos encontrar algunos productos de la marca “La costeña”:

IMG_4311

o en su defecto de alguna marca “Tex-Mex” como Old El Paso, Fuego, Poco Loco, etc.

IMG_2550

Adicionalmente ya encuentro aguacates prácticamente todo el año, cilantro en macetita, papayas, tunas, mangos, frijoles, etc. en los supermercados cerca de casa. Los precios todavía no pueden compararse a los de México, pero hace 14 años ni caros se encontraban por estos lugares.

IMG_8603

Aguacate Hass

IMG_8773

Frijol pinto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y lo que no encuentro en el supermercado lo pido por internet en alguna de las tiendas que están en la lista a la derecha de este blog. Pido nopales en escabeche, tortillas de maíz, chiles secos, piloncillo, salsa verde, etc.

Piloncillo

Piloncillo

Hace unas semanas encontré “Dulce de leche” en un supermercado local de marca genérica (REWE), con el cual hice unas deliciosas empanadas. Así que no cabe duda que poco a poco la globalización nos esta acercando a los productos que extrañamos y ya no es tan difícil sobrevivir en el extranjero sin nuestra comida mexicana, verdad?

IMG_0128

Dulce de leche

 

¿Un huevito?

Hace unos días la página de DW (Deutsche Welle) en español publicó una fotogalería con 10 cosas que no deben faltar en un hogar alemán que me inspiró a ampliar un poco la primera de ellas.

La parafernalia en torno al huevo. El desayuno alemán ideal incluye un huevo tibio para el desayuno. De ahí que en el hogar alemán no pueda faltar la parafernalia para consumirlo: una copita para sostenerlo, un mini-salero para aderezarlo y una cucharita para comerlo. De hecho, existe un dispositivo para romper la cáscara del huevo que se llama Eierschalensollbruchstellenverursacher.”

Exacto, la parafernalia que incluye una serie de elementos que he tenido que comprar poco a poco para que nuestro desayuno sea casi perfecto. Cabe aclarar que no comemos huevo tibio todos los días, pero los sábados y domingos no pueden faltar. Mi marido y nuestra hija menor lo toman tibio, mientras que la mayor y yo lo preferimos duro. Pero no azul, como dice mi marido que se sirve en México y que se refiere a “super cocido” en el que la yema se vuelve grisácea.

Para empezar tenemos el proceso de cocción de huevos, que puede ser en una olla normal o en una “cocedora de huevos” que incluye el lugar para cada huevo y una taza medidora, en donde se mide el agua dependiendo del número de huevos y de qué tan cocidos se deseen. Durante un tiempo tuve una de esas “novedades”, pero la verdad es que volvimos a la ollita normal porque eso de sacar aparatejos especiales para cada cosa es demasiado… eso sin contar el espacio que requiere para guardarse.

cocedora

Cocedora de huevos

En caso de usar una olla normal, se tiene un “picahuevos” que muestro a continuación y que sirve para hacer un hoyito en el huevo de tal forma que al meterlo en agua hirviendo no explote.

IMG_0089

Picahuevos

Una vez en el agua, se pone la alarma de la estufa para avisar el momento exacto de sacarlos: 6 minutos para los huevos tibios, 9 para los duros. Hay que meterlos inmediatamente en agua fría para “asustarlos” y que la cáscara se desprenda fácilmente.

Y ahora, viene la parte de servirlos. Cada huevito se pone en su vasito correspondiente que puede variar de color, forma y diseño. Aquí les muestro los que tenemos en casa:

Para que no se enfríen demasiado, pueden taparse con sus respectivos “gorritos” que también se encuentran en el mercado de todos tipos, formas y colores.

IMG_0090

Se colocan en la mesa en el lugar de cada persona, y a un ladito se coloca un salerito para no andar pasando el salero normal de uno a otro durante todo el desayuno.

IMG_0084

Y por supuesto no pueden faltar las cucharas correspondientes que son más pequeñas que las cucharas de té, y que pueden ser de metal o plástico.

Por último viene la hora de comerlo. Pero obviamente no se le quita toda la cáscara como normalmente hacemos en México cuando comemos un huevo duro, sino que se quita sólo la parte de arriba y se come con cucharita dejando el resto de la cáscara vacía.

huevo

Y es para eso que han inventado el “Eierschalensollbruchstellenverursacher” o lo que llamamos en casa el “quiebrahuevos”. Es una cosa que tiene un peso que se deja caer sobre el huevo y que facilita el desprendimiento de la cáscara de la parte superior.

 

Me entendieron? Pues espero que sí, y si no, aquí lo pueden ver en acción:

 

Así que qué creían? Qué comer un huevito era cosa sencilla? Ahora ya conocen una de las tradiciones del desayuno alemán. Y por supuesto en cualquier hotel o restaurante encontrarán huevos cocidos en el menú o en el buffet, y no podrá faltar toda la parafernalia correspondiente 🙂

IMG_0091

Piñata de calaverita

Hace un par de semanas participé en un “workshop” de piñatas con algunas familias de nuestra parroquia. La idea no fue mía, sino de otra persona que también forma parte del comité de actividades familiares y que había asistido a un curso que dí hace algunos años. Acepté la propuesta y elegimos dos fechas para elaborarlas. La primera sesión para escoger el diseño o forma y  empapelar el globo o caja, y como el clima aquí es muy húmedo y toma su tiempo secarse, la segunda sesión la planeamos para tres semanas después: casualmente el 1 de Noviembre, día de todos los santos.

Como en muchas de las actividades de la iglesia, no hubo mucha resonancia y sólo llegaron dos mamás con sus pequeñitos. Para poder mostrar el proceso, yo misma inflé un globo enorme y empecé a empapelarlo con trozos de periódico y pegamento para tapizar (Tapetenkleister). Aún sin saber muy bien que forma tendría, ayudé a los demás a terminar sus proyectos: pescados, flores, calabaza y manzana, y por lo mismo tuve que terminar la mía en casa esa misma noche. Y justo en ese momento llegó la inspiración: sería una calaverita de azúcar!

IMG_0470

Previendo que en la segunda reunión tampoco tendría tiempo de terminar mi piñata, seguí trabajando en casa. Gracias a un video de youtube, aprendí como darle forma a la mandíbula.

IMG_0471Cuatro días después cuando estaba bien seca y dura, dibujé con lápiz los detalles de la calavera tomando algunas ideas de internet.

IMG_0507Una vez terminado el diseño en lápiz, recalqué líneas y dibujos con un marcador negro.

IMG_0508IMG_0509

Para después colorearla con diferentes marcadores.

IMG_0513Por último, mis hijas me ayudaron a hacer flores de papel crepé que pegué con silicón en la calavera.

IMG_0512IMG_0514Y lista! Viendo el resultado final, me quedó claro que esta piñata no se romperá como lo marca la tradición, sino que será usada como decoración en mis cursos o eventos mexicanos. Aunque en la foto se ve pequeña, mide más de 70 cms de largo 🙂 y seguro adornará de maravilla cualquier salón.

México vs. Italia 

No, no voy a escribir sobre ningún partido de fútbol entre estos dos países, sino que voy a comparar un poco lo que significa vacacionar en estos dos países cuando se vive en Alemania.

Cuando llegue a Alemania hace 13 años y tuve la oportunidad de conocer otras mujeres mexicanas y casadas con alemanes que tenían mas de una década aquí, me sorprendí al saber que no viajaban cada año a México de vacaciones como era mi plan de recién casada y llegada a este país.

Aún recuerdo sus miradas ante mi sorpresa y cómo me veían ingenua y sin idea de lo que cambiaría mi vida al crecer la familia y al pasar los años. Pobre de mí, que soñaba con viajar una o dos veces al año a mi querido México.

El primer año de casados, viajamos a México en Navidad y copiando el modelo de muchas familias que conocía en México, decidimos pasar una Navidad en cada país alternando cada año. Así que al segundo año pasamos Navidad con la familia de mi marido. Catástrofe total! Sin niños, ni posadas, ni tamales… sólo 7 adultos a la mesa sin ambiente ni ponche. Gracias a Dios una amiga me dio el buen consejo de que tan pronto llegaran los hijos, pasáramos la Navidad en México hasta que entraran a la primaria, cuando sólo tendrían dos semanas de vacaciones y sería mas difícil viajar por tan corto tiempo.

El año siguiente esperábamos la llegada de nuestra primera hija el 26 de diciembre, así que pasamos la Navidad en casa con mi mamá que ya estaba aqui para ayudarme después del parto. A partir del año siguiente pasé temporadas de hasta 3 meses en mi patria con las niñas (la segunda llegó al año siguiente) y abarcando la Navidad, época muy especial para mi.

Año con año empezamos a ver que los costos de viajar a México se elevaban y era más difícil agregar otras vacaciones al año en otro lugar mas cercano. Además, mi ciudad natal Monterrey, no tiene playa y después de 5 o 6 visitas, uno conoce todos los lugares turísticos de la región. Un par de veces combinamos vacaciones en Monterrey con una playa mexicana, pero los costos se elevaban muchísimo.

Y lo que temía empezó a suceder cuando las niñas entraron a la escuela: no sólo pasó un año sin visitar la patria, sino dos o tres! El año pasado volamos a Monterrey en Navidad después de haber pasado cuatro en Alemania y creo que pasaran muchas más antes de volver a tener oportunidad de viajar en Diciembre a México.

Pero claro, también podríamos viajar en verano, o no? Y es aquí donde viene la comparación a la que hace referencia el título de esta entrada. Después de pasar dos semanas de vacaciones en Italia y el sur de Alemania, podemos comparar los costos con nuestras vacaciones de hace dos años en Cancún.

– para empezar tenemos los costos de transporte: el vuelo redondo en promedio es de 1000 euros por persona a México comprándolo con meses de anticipación. Con mucha suerte puede conseguirse hasta por 800 euros, por cuatro personas son 3,200€. Repito, con suerte!

Y aquí se acaba la comparación, pues las vacaciones en Italia para toda la familia con gasolina, casetas, alquiler de casa, comidas, souvenirs, entradas a museos y lugares de interés no sobrepasa esa cifra! En el caso de Cancún todavía falta agregar todo eso mas la renta del auto.

También podemos hacer el ejemplo viajando a Monterrey, que aunque no tiene playa, también se puede vacacionar y nos ahorramos el hospedaje si nos quedamos en casa de mis padres. El costo de los pasajes es el mismo: entre 3,500 y 4,000€ por los cuatro. Más el resto!

También podemos cambiar el ejemplo de Italia y elegir un destino mas económico con “all-inklusive” y avión desde 3,000 euros para toda la familia por dos semanas.

Desventajas de viajar a Turquía o Croacia en lugar de a México: no se ve a la familia, ni a los amigos… no se comen tacos ni se oye mariachi…  no se oye español ni se siente uno “en casa”. Desgraciadamente, todo esto va tomando un valor relativo al paso de los años y la economía familiar toma un valor más importante, y las prioridades de placer pasan a un segundo término.

Recientemente varias personas me han preguntado cuando volvemos a Monterrey. Definitivamente este año ya no y el próximo lo dudo ya que mis padres esperan que hagamos un viaje con ellos, acompañados de mis hermanos con sus familias y seguramente el destino no será Monterrey. Talvez el Caribe o Canada, Dios dirá y veremos si en el 2017 nos podemos escapar a mi tierra natal, que con dos hijas adolescentes no tengo idea si quieran pasar unas vacaciones con más de 40 grados a diario y sin playa.

Ahora entiendo perfectamente a esas mexicanas que conocí recién llegué a este país y ahora soy yo quien mira o escucha a recién llegadas soñar con visitar a nuestro México cada año. Definitivamente habrá familias con mejores posibilidades económicas que lo puedan hacer, pero en caso de familias como la nuestra, donde hay sólo un sueldo regular, vacacionar en México se vuelve muy caro y se deben buscan otras alternativas y hacer los viajes a la patria mas esporádicos.

El objetivo principal de visitar la patria después de “sentirse en casa” es ver a los padres, es decir, a los abuelos de nuestros hijos. En mi caso son jóvenes y han podido visitarnos cada dos años y se quedan hasta 6 semanas! Cuando nacieron mis hijas, tuve la bendición de contar con mi mamá en casa casi 3 meses! Eso se llama suerte, ya que tengo amigas mexicanas cuyos padres no pueden viajar por diferentes razones y los viajes anuales a nuestro México se extrañan aún más. Dios les de salud y energía a mis papitos para que sigan viniendo, porque sé que tarde o temprano la edad se los impedirá.

Espero que quienes tengan amigos o familiares viviendo en el extranjero y que no viajan con frecuencia a su patria comprendan que no es por falta de ganas, vanidad o desinterés. Los hijos crecen y las responsabilidades económicas aumentan, las casas requieren mantenimiento y los vuelos aumentan de precio. Dios quiera podamos viajar en dos o tres años a nuestro Monterrey querido, que con dos hijas adolescentes no será nada divertido ni barato 🙂 Mientras sigo esperando a ver quién se anima a visitarme para traerme un pedacito de mi México, nuestra casa siempre esta abierta y me encanta ser guía de turistas 🙂

Proyecto: Remodelación de la cocina

Ahora le tocó el turno al corazón de la casa: nuestra cocina! Fue una decisión espontánea, ya que otros proyectos tenían prioridad pero con la excusa de que sería una remodelación rápida y sin mucho costo, nos decidimos de un día para otro.

Por supuesto que no fué tan rápida ni tan barata, pero como siempre: quedamos muy contentos con el resultado.

Primero, un poco de historia… vivimos en esta casa desde el 2003 y al mudarnos sólo cambiamos el tapiz de la cocina y compramos un refrigerador “americano” que sustituyó un mini refrigerador que estaba integrado en la cocina y que no contaba con congelador. Nuestro plan era cambiar la cocina a los 10 años, ya que la que tenía la casa había sido adquirida en los 90s.

Ya pasaron los 10 años y después de considerar los costos de una nueva cocina y ver que los gabinetes y cajones todavía son buenos y funcionales, decidimos sólo cambiar algunas cosas para darle un aire nuevo y moderno:

– para empezar el tema girasoles que había elegido para la cocina : OUT! El nuevo tema sería la cocina mexicana con sus chiles y especias

– dado el éxito que tuvimos con el techo blanco en la sala, decidimos cambiar también el de la cocina. Pero esta vez no lo pintaríamos, sino que cambiaríamos los paneles

– por ende, surgió la idea de cambiar la iluminación e instalar pequeñas lámparas

– y por último cambiar algunas cosas de lugar y agregar detalles de decoración adecuados.

Así que manos a la obra! Como muchas familias en Alemania, decidimos hacerlo a la “hágalo usted mismo” y como mi marido es experto en cuestiones eléctricas y otros menesteres no hubo necesidad ni siquiera de pedir un presupuesto a algún albañil.

El proceso duró poco menos de 1 mes por la falta de tiempo y que sólo pudimos avanzar en los fines de semana. El presupuesto? Tengo que checarlo con mi marido pero no superó los 1000 euros. Aquí les comparto los pasos del proyecto y los cambios que hicimos… talvez se inspiren y copien alguna idea 🙂 Desgraciadamente mi marido empezó sin avisarme y no hay fotos de “ANTES”, así que tuve que buscar en mis álbumes y les agrego fotos de cuando mis hijas están cocinando para que vean la cocina de fondo.

Girasoles   Girasoles    Cocina

1. Quitar tapiz viejo que era mitad amarillo y mitad azul, con una franja de girasoles en medio. Una tarea que ya conocemos se volvió más difícil porque esta vez no volveríamos a tapizar sino que pintaríamos, para lo que necesitábamos la pared COMPLETAMENTE libre de tapiz e imperfecciones. En algunos rincones encontramos el tapiz original!!! Que obviamente tenía 5 capas encima! Demasiado trabajo y muchísimo polvo, pues en algunas partes estaba tan pegado que mi marido tuvo que lijar la superficie.

Tapiz original

quitando tapiz

quitando tapiz

2. Diseñar iluminación, pedir por internet y calcular lugar exacto de cada lámpara. Después de mucho averiguar, nos decidimos por 11 lámparas pequeñas intercaladas y que responderían a dos interruptores diferentes.

3. Quitar y poner techo nuevo (con lámparas incluídas). Esta tarea no habría sido complicada de no ser por las 11 lámparas que se instalarían y para lo cual mi marido tenía que perforar los paneles antes de ponerlos. Y bueno, calcular para que todo quedara en su lugar, jalar cables y yo no sé que tantas cosas que tenían que considerarse hizo que esta actividad se llevara más de lo esperado.

Techo antes

IMG_2690

Techo nuevo

4. Pintar. A mi marido le recomendaron una pintura texturizada en la tienda, pero no le dijeron el batidero que se hacía al aplicarla. Una pesadilla! Y como si no fuera suficiente, justo a las 11 de la noche de un sábado nos dimos cuenta que no alcanzaba el bote de pintura y gracias a que todo el comercio esta cerrado en domingo, no pudimos avanzar al día siguiente a pesar de haberlo reservado para terminar el proyecto! GRRRR!

pintando…

5. Colocar estantes y accesorios. Poner los clavos que se habían quitado para pintar y colocar otros para las nuevas ideas!

6. Decoración. Después de ver cientos de calcomanías y “tatuajes para pared”, decidí que pintaría dos frases en la cocina. A mi gusto, con los colores que yo quería y en los dos idiomas de este hogar.

– “Scharfe Küche” – que significa Cocina Picante acompañada de un racimo de chiles de cerámica

Cocina picante

Un día sin chile es como un día sin sol – que al estar eligiendo la tipografía se me ocurrió colocar objetos en lugar de dibujos. El sol ya lo tenía rumbado en alguna alacena, y el chile lo pedí por internet.

IMG_2696

Frase

Para darle un toque mexicano hice un collage con fotos de platillos típicos, bebidas y frases de mi bello México. Resultado:

IMG_2695

Collage

Además pinté un marco alrededor del calendario familiar que ocupa un lugar importante en la cocina. Y agregué más chiles y soles en la pared.

IMG_2699

Calendario

7. Nuevos muebles y otros cambios. Nos hubiera gustado poner una pequeña mesa con dos bancos para al menos poder desayunar en la cocina y no en el comedor como siempre, pero después de mucho pensar y medir, decidimos no hacerlo porque hubiera implicado quitar espacio a otras cosas que también se necesitan en la cocina. Lo que sí hicimos fue quitar la puerta y utilizar el espacio que quedaba escondido detrás de ella. Compramos un estante y un mueble para colocar delantales, frutas, botellas y otros objetos. También colocamos botes de basura (bio, reciclaje y “Restmüll”) debajo de la pileta. Otro más quedo afuera para papel y vidrio.

IMG_2686 IMG_2698IMG_2697

También quité la cortina y un rollo que jamás usé a tipo de persiana. En lugar de la cortina, pondré elementos de acuerdo a la estación del año… para el verano: flip flops! Para el otoño hojas secas, en el invierno botas y monos de nieve y en primavera flores!

No me puedo quejar, me encanta mi “nueva cocina” y lo único que falta es comprar un horno nuevo, ya que el actual tiene más de 20 años. El refrigerador, la estufa (de inducción) y la lavavajillas han sido cambiados en estos 10 años que tenemos en la casa. De ahí en fuera, de verdad que parece una nueva cocina por la iluminación que da una idea de amplitud y las paredes y techo blancos que le dan un aire fresco y limpio.

Obviamente todo esto no hubiera sido posible sin mi querido marido que es un AS en esto de remodelar y hacer realidad todas mis ideas y locuras. Al igual que el proyecto de la sala-comedor , la terraza, la habitación de las niñas y el estudio, la cocina ha quedado como me la imaginaba. Ahora si podrán decir mis amigas que tengo una cocina muy mexicana 😉 O no?

Tortillas de harina

MEXICO, #tortillasdeharina 

 Desde hace tiempo en casa no pueden faltar las tortillas de harina, y como las que venden en el supermercado (tipo tex-mex) no nos gustan, las hago casi cada semana.

Aquí les paso la receta que hago por si algún día se les antojan y quieren hacerlas. 

 Ingredientes: 

 – 100 gramos de manteca de puerco o vegetal 

 – 500 gramos de harina de trigo 

 – 240 gramos de agua caliente 

 – 2 cucharaditas de sal 

 Como saben, soy chica Thermomix y desde que la tengo, hago la masa en esta maravillosa máquina que la tiene lista en dos minutos y medio (función “amasar”). No pongo el kilo completo de harina porque su capacidad es limitada, así que la repito dos veces. Si la hacen a mano, primero deben desbaratar la manteca con los dedos en la harina, y luego agregar el agua poco a poco sin dejar de amasar. 

 Dejo reposar la masa dos horas, luego hago las bolitas que aplasto con una tortillera eléctrica (marca ITO y comprada en Alemania) y finalmente se cocen en un sartén o comal hasta que se inflen. 

 Las tortillas se pueden congelar sin problema. Cuando las niñas estaban pequeñas, hacía paquetes e iba sacando uno cada semana. Hoy en día, no alcanzo a congelarlas porque en menos de 1 semana se acaban! 

 Buen provecho! 

 P.D. Y no desistan si no salen a la primera. Yo nunca había hecho tortillas y si hubieran visto mis primeros experimentos… uff! pero la práctica hace al maestro y ahora las hago hasta con los ojos cerrados. Paciencia y mucha suerte!

Galería

Pascua en Alemania I

conejos…

 

huevitos…

      

en ventanas…

en árboles…

 

en puertas…

        

Resúmen del 2014

Al estar guardando las entradas que escribí en el 2014 en mi archivo de Word para su posterior impresión, me di cuenta que no había escrito nada relacionado al fin de año, ni a lo sucedido en el año, ni los planes para el año nuevo.
Así que aunque ya estemos en febrero, no dejaré pasar la oportunidad de escribir un poco de lo que pasó el año pasado y sobretodo lo que tengo pensado hacer este año que pinta muy movidito.

Digamos que el 2014 no fue mi mejor año, y al hacer un balance creo que tuvo más cosas negativas que positivas, pero tampoco tantas como para decir que fue un mal año.

Empecemos con lo bueno del 2014…
– la preparación del catecismo terminó con la primera comunión de nuestras hijas y la celebraron con una fiesta muy linda
– para tal ocasión, vinieron mis papás de México y pasaron aquí poco menos de 6 semanas
– paseamos, disfrutamos y conocimos algunos lugares cerca y ellos hicieron un crucero por el mar Báltico
– y hablando de cruceros, las niñas disfrutaron su primer experiencia en barco con mis suegros en abril y conocieron algunas ciudades de Noruega
Alemania ganó el mundial de fútbol
– en otoño, viajé con las niñas a Paris para visitar Disneylandia
– y por último, en diciembre protagonizamos la sorpresa del año, llegando a Monterrey para celebrar navidad y fin de año con la familia

lo no tan bueno…
– fue el reajuste en la empresa de Tom, con lo que se quedó sin trabajo
– y después de algunos meses de trabajar con un amigo, empezó la búsqueda que se alargó a 7 meses
– fueron 7 meses de estrés, tensión y preocupación 😦
– en agosto me quitaron la matriz como ya estaba previsto, y no estaría en la lista de cosas negativas si todo hubiera salido bien. Pero me llevé el susto del año, al presentar una hemorragia interna que me puso al borde de la muerte y tuvieron que operarme de emergencia para arreglar el desperfecto 😉
– y gracias a Dios después de una lenta recuperación, ya estoy como nueva y es por eso que el 2015 pinta movidito!

Empezamos el año en Monterrey y eso es un gran comienzo! Con la familia, dando y recibiendo abrazos, y deseando lo mejor a los que más quiero es la forma más maravillosa de empezar un año. Y estoy segura que el 2015 será un año lleno de sorpresas, logros y aventuras!

Para empezar, tomaré un curso de alemán avanzado para obtener mi certificado B2 en verano. No es necesario para mis objetivos, pero me dará seguridad y reforzará mi alemán. La idea es buscar y encontrar trabajo en mi área (informática) en un par de años y éste es el primer paso.

De vacaciones, mis hijas se van de crucero nuevamente con mis suegros en agosto. Conocerán un nuevo barco y ciudades en Suecia. Aprovechando la ocasión, talvez Tom y yo nos escapemos a alguna playa en esos días. Además, tenemos pensado viajar en coche a Italia en julio. Y en mayo, las niñas se van a su primer campamento largo (4 noches) con su grupo de scouts.

En septiembre nuestra hija mayor entrará a la secundaria (5to año) y seguro habrá muchos cambios en nuestras rutinas.  Por otro lado, a partir de abril tendremos algunas actividades de planeación y preparación para el cambio de escuela.

En la parte laboral Tom sigue conociendo a sus colegas y preparando proyectos, que incluirá viajes cortos durante las fases de planeación e implementación. Por mi lado, sigo dando clases de español y comenzaré poco a poco a buscar otro tipo de trabajo.

Así que a echarle ganas al nuevo año y que esté lleno de bendiciones, retos, alegrías y sobre todo de mucha SALUD! 

Los baños en Alemania

El tema parece simple, y todos creerían que los baños en Alemania son comunes y corrientes. Pero para áquel que ha viajado un poco, sabrá que los baños tanto públicos como privados pueden ser muy distintos a los que conocemos en casa. Poca gente habla del tema, pero dedicaré esta entrada a este sitio tan visitado para evitar traumas, para que los conozcan de cerca y por qué no? también para reír un rato.

Primeramente habría que separar los baños en públicos y privados, aunque algunos aspectos sean compartidos por ambos. Empezaré por los públicos que son un tanto “estándar” por aquello de los turistas.

Baños públicos hay en restaurantes, bares y centros comerciales. A diferencia de México, aún en los baños de algunos restaurantes, se cobra o se espera una propina al salir. Sí, normalmente hay una persona de limpieza con un platito en una mesa que cobra por lo general 50 centavos de euro por usar el sanitario. En los centros comerciales funciona así casi siempre, mientras que en las gasolineras han puesto un sistema que te da un cupón por esos 50 centavos que pagaste para consumirlos en la tienda de la gasolinera. Lo de la propina aplica también para baños públicos en playas o lugares abiertos.

Baño que da cupón

Cupón

Platito con propina afuera de baños públicos

En Alemania es raro ver un bote de basura al lado de la taza, ya que el papel higiénico debe depositarse en la taza. En el caso de los baños de mujeres, hay una cajita o bote pequeño para todo aquello que no es papel higiénico. Las tazas han pasado por muchas etapas de modernización que buscan el ahorro de agua, la higiene y limpieza automatizada. Así que actualmente se bajan sin necesidad de presionar nada y basta un pequeño movimiento para que Shhhhh, se jale automáticamente. Nunca olvidaré la primera experiencia de mi hija mayor en este tipo de baños. La pobre quedó traumada y tardó un par de meses en volverse a sentar en un baño sin miedo a ser absorbida. Definitivamente estos baños no son para chiquitines!

Rollo

En cuestión de lavabos creo que son más estándares. Jabón líquido, agua fría o caliente que sale al identificar movimiento con un sensor, otras llaves se presionan y dejar fluir agua por un número determinado de segundos, y las normales que uno regula a su gusto. Para secar las manos hay cualquier cantidad de artefactos e inventos que van desde las secadoras, toallitas, y rollo de algodón. Buscando proteger el medio ambiente, el uso de papel para secarse las manos esta desapareciendo poco a poco.

Secadora

Secadora

Además de los tipos de baños públicos antes mencionados, están aquellos que se encuentran en medio de la ciudades, en las carreteras y los móbiles que se colocan en eventos como ferias del pueblo y conciertos al aire libre.

Los baños públicos en los centros de las ciudades son escasos, y dado que los restaurantes no desean personas que no son clientes en sus baños, se está buscando construir nuevos como en el caso de Stade, donde vivo. Como pueden ver en las fotos, algunos son muy modernos pero a mi gusto muy particular, desentonan porque están en medio de la nada. En estos baños las cosas funcionan como ya lo mencioné antes, y lo único a destacar es el sistema de seguridad para abrir la puerta. Algunos se abren al pagar, y otros son gratuitos pero se abren después de un determinado tiempo. Así que aguas! Y en este tipo de baños algunos son unisex, así que no hay letreritos de mujeres y caballeros.

Los baños TOI TOI son aquellos que se rentan para eventos y son los que mas me desagradan. Pero a la hora de una emergencia, me tapo la nariz y me armo de valor para usarlos.

También hay baños en las estaciones de metro y tren, pero como son tan concurridos evito usarlos. Dependiendo de qué tan grande y moderna sea la estación, será el tipo de baño. Aquí en Stade por ser una estación pequeña y antigua tiene baños muy feos que casi nunca frecuento. Normalmente en estos lugares, su uso es gratuito.

Ahora pasemos a los baños particulares, esos que están en las casas de la gente normal como tú y yo. Hoy en día gracias a la globalización, la mayoría de tazas (sanitarios) son iguales en todo el mundo. Ha pasado de moda el color y se maneja el blanco, y el sistema de jalarle es similar. Pero qué hay de los baños antigüos? De esos les voy a platicar para que no se asusten cuando los vean.

En Alemania hay muchas casas de más de 100 años, y las casas de mis dos pares de suegros pertenecen a éstas. Obviamente los baños han sido renovados, pero cuando llegué a Alemania todavía no se modernizaban y seguían siendo como eran en los 60´s o 70´s. Tres cosas me llamaron mucho la atención y se las describo porque aunque los baños de mis suegros ya están a la última moda, todavía hay muuuuchos en Alemania a la “antigüita”

– Lo primero que me espantó fue lo que llamamos unas amigas y yo, la taza de “muestra”. Es difícil explicarles con palabras su diseño, así que pongo una foto para que los conozcan y deduzcan porqué el sobrenombre de “muestra”.

El sistema para “jalarle” tambien es arcaico en algunas ocasiones y tienen una cadenita que cuelga del techo. También les pongo una foto por si no me entienden.

Debo aclarar que las tazas se modernizaron y dejaron de ser de “muestra”, pero aún esos nuevos modelos de los 80´s son diferentes a los que yo conocía de México de esos mismos años. Sucede que las tazas tienen muy poca agua, y a diferencia de las tazas mexicanas se ensucian mucho más rápido (ustedes entienden). Y eso me lleva al segundo detalle que me llamó la atención:

– En todos los baños de casa, hay un cepillo para limpiar la taza. Supongo que otra razón es porque en muy pocos hogares hay una “chica” que se encarga de lavar los baños y se espera que tanto invitados como huéspedes laven el baño al terminar de usarlo.

Hay diseños muy modernos y les pongo algunas fotos para que vean que son muy discretos y combinan normalmente con el bote de basura, el dispensador de papel higiénico, etc.

– Y la tercera cosa que me llamó la atención fue la ausencia de duchas en los cuartos de baño. Sólo hay bañera y no tienen “regadera”, por lo que bañarse es una verdadera aventura. Me explico… Para empezar, la llave consiste de dos salidas de agua: una para llenar la bañera y la otra con extensión que termina en “regadera” pero que no se puede colgar en ninguna parte. Así que con una mano debes tomar la regadera y con la otra enjuagarte el cuerpo o cabello. Todo esto sentado de preferencia, porque no tienen cortina ni puerta en muchos de los casos y no querrás dejar todo el piso mojado, verdad?

La casa que compramos tenía exactamente ese tipo de bañera, y se solucionó el problema colocando la regadera pegada a la pared a una altura considerable (aún es posible desprenderla y moverla), y colocando una puerta para evitar el salpicadero. Gracias a Dios, los cuartos de baño en las casas de mis suegros han sido renovados y tienen una ducha, por lo que ya no sufro a la hora de ducharme.

Hoy en día las bañeras sólo se instalan en casas grandes, y casi siempre el cuarto de baño tiene también ducha aparte. No se usan cortinas, sino que las puertas son de vidrio como en la foto de la derecha. Otra cosa que no me ha tocado ver en casas particulares en Monterrey.

Como es costumbre en lo que escribo, baso las explicaciones en mis propias experiencias que se concentran en el norte de Alemania. Así que si los baños son diferentes en el sur, agradecería sus comentarios para conocerlos.

Así que cuando visiten Alemania y se queden con algun amigo o pariente, no se espanten. Gracias a Dios hasta ahorita no me he topado ningún baño de agujero en el suelo (foto abajo), y con estas fotos ya sabrán lo que pueden encontrarse. Saludos y hasta la próxima!

Alternativas de trabajo para madres extranjeras

Las mujeres siguen estando en desventaja en el ámbito laboral. El algunos países ya se ven mujeres en puestos directivos y ganando lo mismo que un hombre, pero en muchos otros sigue habiendo grandes diferencias o dificultades para que una mujer obtenga un puesto o sueldo igual que un hombre.

Creo que el mayor problema no es ser mujer, sino el hecho de ser madre o “posible” madre. Y no porque una madre no pueda hacer el mismo trabajo que un hombre, claro que no! Sino porque una madre tiene mayor probabilidad de faltar al trabajo en caso de que sus hijos enfermen o tengan algún problema en la escuela y deban ser recogidos. Y qué pasa en las vacaciones? Al menos en Alemania los niños en edad escolar (hasta preparatoria) tienen en promedio 12 semanas de vacaciones al año, eso sin contar los días festivos.
Así las cosas es complicado para una mamá obtener un trabajo de tiempo completo si no se cuenta con la abuela o una persona de confianza que pueda cuidar a los niños en las vacaciones y cuando enferman. Y eso en el extranjero es casi seguro 😦

Además de los problemas que normalmente tiene un extranjero para conseguir trabajo como:
  – idioma,
  – revalidación de estudios,
  – experiencia,
una mamá extranjera dificilmente tendrá a su madre o algún pariente a quién dejar los niños. Y de eso quiero escribir en esta entrada, qué alternativas tiene una madre en el extranjero? Basaré mis comentarios en mi experiencia en Alemania, pero tengo amigas en otros países del mundo, así que esta complementado con experiencias de mamás en Estados Unidos, España, etc.

Tuve la fortuna de encontrar trabajo en mi giro poco antes de cumplir un año en Alemania. El idioma no fue problema porque trabajaría en otros países europeos donde el inglés bastaría y teniendo experiencia en una filial en México, mis estudios no fueron tan importantes aunque informática no tiene tantos problemas a la hora de la revalidación. Trabajé casi dos años en esa empresa, viajando de lunes a viernes a Suecia, Escocia, Italia y al final a otras ciudades aquí mismo en Alemania.
Después llegaron las niñas y al cumplir los 3 años nuestra pequeña hija, podía haber vuelto al mismo empleo con el mismo sueldo. Pero y las niñas? Mis opciones eran:
– que mi marido se quedara en casa
– una “Au pair” que se encargara de las niñas al salir del jardín de niños
– mudarnos a una casa cerca de mis suegros (?)
y obviamente ninguna se acopló a nuestras prioridades, así que por decisión propia renuncié a la empresa y poco tiempo después me registré como independiente para hacerme cargo de una franquicia especializada en enseñar español a niños.
El negocio no resultó como esperaba y después de dos años dejé la franquicia y empecé a dar clases de español, para la cual seguí registrada como independiente (selbständig) a los ojos de Hacienda.

Las niñas ya están en primaria y a veces pienso si debería volver a buscar trabajo en consultoría, pero ninguna empresa da más de 6 semanas de vacaciones, así que como otras familias tendríamos que repartir las semanas de vacaciones entre mi marido y yo, sin posibilidad de coincidir una semana todos para viajar a alguna parte. Dejar a mis hijas con mis suegros 1 o 2 semanas? Talvez… pero y luego por las tardes? Mis hijas salen de la escuela a la 1, y en algunas escuelas de la ciudad pueden quedarse hasta las 5 pagando en promedio 200 euros por mes. Así que tendría que cambiarlas de escuela y conducir para llevarlas y recogerlas, ya que a la escuela actual se van caminando.
Definitivamente soy mamá gallina y prefiero seguir en casa para ayudarles con las tareas y comer con ellas, que jueguen con sus amiguitas y llevarlas a sus clases de baile y música.
Buscar un trabajo de medio tiempo? El problema con las vacaciones persiste, además de que pocas empresas tienen vacantes de medio tiempo en el giro de consultoría.

Así que volvemos a las opciones que tiene una mamá como yo, que no tiene a la abuela/suegra/au-pair para cuidar a los niños por las tardes y en vacaciones:

Docencia. Para dar clases de español en algunas instituciones sólo se requiere tomar un par de seminarios y asistir a cursos de vez en cuando para aprender técnicas, herramientas o materiales específicos. Desgraciadamente no podemos dar clases en escuelas públicas si no somos maestros titulados, y aún así algunas veces se tienen que hacer algunos estudios de revalidación.
Dar clases es práctico porque el horario es flexible y se tienen las mismas vacaciones que en las escuelas de los hijos. El sueldo en promedio es de 15-25 euros por hora impartida, las horas de preparación de clase no se pagan 😦
Y no sólo es opción dar clases de idiomas, también se pueden dar clases de cocina, de fotografía, de ciencias o de cualquier cosa en la que se tenga experiencia o título profesional. 

Limpieza. Muchas madres, incluso alemanas se dedican a la limpieza, sea de casas particulares, escuelas o empresas. No se requieren estudios y el sueldo es de 10-15 euros por hora. El horario puede ser flexible, aunque es más pesado (físicamente) que dar clases de español.

Cuidar niños. Sea de “au-pair” o de niñera por horas determinadas, es una buena fuente de ingresos para jovencitas o para mujeres sin niños, pues los horarios no son compatibles con los de los propios hijos. No se requieren estudios y el sueldo varía mucho, dependiendo del número de horas y frecuencia, además del número de niños a cuidar. Aquí en la ciudad donde vivo, una niñera cobra 8 euros en promedio por hora en la noche, una “Tagesmutter” (madre sustituta) puede cobrar hasta 12 euros por hora y los recoje de la escuela, les hace comida y ayuda con las tareas hasta que alguno de los padres llega.
Como mamá, a veces es posible cuidar niños de los vecinos o compañeritos de las clases de los propios hijos, o cuando los propios ya son mayores y no es necesario estar en casa para cuidarlos.

Representante de Ventas. Ya sea de Tupperware, Avon, Amway, Thermomix, Energetix, muchas mujeres se deciden por este trabajo por su flexibilidad de horario, aunque los ingresos no son siempre cuantiosos. Además si se tiene facilidad de ventas y muchos contactos, no es necesario ningún título adicional.

Cocina / Alimentos. En este giro hay muchas opciones de empleo, desde camarera a cocinera, o como dueña de tu propio restaurante o servicio de catering. También puedes vender galletas, tortillas/tamales o pasteles sin tener un local, aunque por las medidas de sanidad en algunos países no siempre es posible sin estar dado de alta en Hacienda y sin una cocina que cumpla todos los requisitos de ley. Otro tipo de negocio que esta tomando mucho auge es la distribucion de productos de importación como tequilas, latas e incluso productos frescos como chiles o especies. Los estudios no son una barrera y los ingresos dependerán de muchos factores como mercadotecnia, tiempo dedicado, competencia, ubicación, etc.

Deporte. En este campo incursionan las amantes del deporte y quienes tienen buena condición física. Para ser instructora de Zumba es necesario asistir a una serie de cursos y luego puedes ofrecer cursos en escuelas o gimnasios. La mayor ventaja es la flexibilidad de horarios y en Alemania los ingresos son si no iguales un poquito mejores que dar clases de español. Además, hay quienes dan clases de yoga, aerobics, pilates, o son asesores personales.

Negocio propio. Dependiendo de los estudios es posible empezar una empresa de diseño gráfico, de programación de páginas de internet, de traducción o intérprete, etc. Además, muchos negocios ofrecen la alternativa de franquicias donde se requiere de inversión, pero donde mucho camino ya esta recorrido (burocracia, estándares, documentación, etc. )

Y obviamente, muchas mujeres tienen la suerte de encontrar un trabajo en su giro, como yo la tuve hace algunos años. Conozco doctoras, ingenieras, diseñadoras, o de otras profesiones que trabajan en una empresa de tiempo completo, pero sinceramente pocas son madres y si lo son, tienen a sus suegros cerca o una au-pair o al papá en casa. De otra forma, es muy difícil que sean compatibles familia y trabajo 😦
Por otro lado, conozco otras mujeres cuya necesidad de trabajo no es por dinero, sino más bien para establecer contactos o estar ocupada. Para ellas esta la opción de:
Trabajo voluntario. Ya sea de cajera/vendedora en una tienda de segunda mano, cuyos ingresos se destinan a organizaciones no gubernamentales, o en tiendas de “Fair Trade”, que venden productos de países en desarrollo. También hay quienes ayudan en asilos u orfanatos, o participan activamente en asociaciones que ayudan a migrantes, asilados, desauciados, etc.

Las dificultades mencionadas también pueden presentarse en el país de uno, si se vive en otra ciudad, si no se tiene mamá o suegra, pero al menos en México la posibilidad de tener una chica de servicio que cuide a los niños es más barata que en Alemania. Y ya eso es una gran desventaja a la hora de buscar trabajo, pues la mayor parte del sueldo se va en pagar guardería o “Tagesmutter”.

En fin, el tema es complicado y cada familia tiene sus propias prioridades y toma las decisiones en base a sus propias necesidades y formas de pensar. Con trabajo de tiempo completo, parcial o sólo de horas, seguimos con una de las mayores responsabilidades en nuestras manos: el futuro de este planeta. Ser madre es un plus, como lo muestra este vídeo que llegó a mi Facebook hace unos días: https://www.youtube.com/watch?v=zqSISPX4PEE

Veremos si pronto me reincorporo a la consultoría, pues una de las mayores desventajas de casi todas las alternativas arriba mencionadas es que no se cuenta con una pensión para el futuro. Pero de eso escribiré en otra ocasión… mientras a seguir gozando de mis princesas, que pronto serán adolescentes y se acabarán muchas de las cosas que ahora disfruto a su lado.

Y ya que esta por celebrarse el día de las madres en México y en Alemania, aprovecho para felicitar a todas las mamás del mundo! Que las apapachen mucho y que sean muy felices!

Curso de cocina mexicana para alemanes!

Hace tres años se me ocurrió la idea de ofrecer un curso de cocina mexicana en la escuela donde doy clases de español y donde se ofrecen muchos cursos de cocina de todo y para todo el mundo: sushi, de la India, para solteros, para padres con hijos, cómida rápida, especialidades navideñas, tapas españolas, etc.

La idea fue muy bien aceptada y desde entonces ofrezco un curso por semestre teniendo casi siempre cupo total: 10 personas. Sólo la primera ocasión le pedi a una amiga que me acompañara para coordinar todo, y al tener un poco más de seguridad ahora los doy yo solita.
Poco he cambiado el contenido del curso en estos tres años, y lo sigo ofreciendo más que todo porque me encanta compartir un pedacito de mi México y porque el concepto que tienen los alemanes de la comida mexicana es casi siempre érroneo. La confunden con la cocina “Tex-mex”, una “ment… de m…” para los mexicanos.

El menú consiste de los siguientes platillos:
– Tacos de picadillo
– Burritos de fajitas de pollo
– Quesadillas
– Frijoles refritos
– Guacamole
– Postre de limón

Postre de limón

Platillos preparados

Como pueden ver no son platillos “gourmet”, ni los tradicionales y típicos platillos como el mole, pescado a la veracruzana, cochinita pibil, chiles en nogada o tamales. Desgraciadamente es difícil conseguir muchos de los ingredientes y aunque ahora el internet ha traído muchos productos a Europa sigue siendo caro y complicado conseguirlos. Así que he decidido mostrar una parte de la comida casera y platillos que los alumnos puedan preparar en su casa sin gastar mucho ni complicarse la vida.

Un día antes, me voy de compras a los supermercados locales a comprar todos los ingredientes. La mayoría se consigue en la sección “internacional” y al principio tenía que tener muy buena suerte para conseguir suficientes aguacates maduros. Hoy en día se venden todo el año y en casi todos los supermercados. Compro los “hass” porque los de cáscara verde casi nunca están maduros y son más desabridos. Los costos se cubren con el pago del curso, actualmente 12 euros del curso (por persona) son para mis compras.

Un día antes también saco las copias de las recetas y preparo todo lo que llevo para poner “ambiente mexicano” en el curso: música, sombreros, banderas, zarapes, tequila, platos de barro, y manteles.

Cocina de la VHS

El curso normalmente lo doy los viernes a las 6 de la tarde y después de preparar todo, se pone la mesa y se come en grupo. Al final todos los participantes ayudan a dejar la cocina tan limpia y ordenada como la encontramos. La cocina de la escuela esta equipada con 6 estufas/hornos y la misma cantidad de accesorios de cocina (desde cuchillos, sártenes, ralladores, hasta cubiertos, vajilla y copas).

Antes de cocinar, les doy una breve introducción sobre la cocina mexicana en general. Les muestro fotografías de tacos, burritos, tortillas, totopos y enchiladas. Es común que confunden los conceptos por la mala traducción de algunos productos. Creen que las tortillas son tacos y totopos!!! Después les rompo el paradigma de que la cocina tex-mex no es equivalente a la cocina mexicana. Les explico que yo no conocía el “chili con carne”, y que el maíz amarillo no lo encontramos en ensaladas, salsas ni sopas. Les muestro un poster con muchos tipos de chiles para que se den una idea de la poca variedad que aún encontramos en Alemania. Y por último les muestro todos los ingredientes que usaremos en el curso y dónde se consiguen.

Fajitas de pollo

Cada docente tiene su forma particular de dar cursos de cocina, he asistido a uno de sushi y a otro de comida mediterránea y trabajan muy diferente. En mi caso, hago dos grupos y cada grupo hace todas las recetas. Así todos aprenden los detalles y no hay excusa de que no supieron como se prepararon las cosas. De esta forma, tenemos suficientes manos y tiempo para cocinar todas las recetas en un promedio de dos horas. Lo único que preparo yo son los frijoles, obviamente mostrando a todos cómo se cocen y se refríen.

Cada curso es una experiencia completamente distinta! Hay alumnos muy preguntones, otros demasiado callados que se limitan a mirar, otros que se la pasan limpiando cada esquina y los peores: los que critican y no parecen conformes con nada. Gracias a Dios de estos últimos sólo he tenido un par. Hay algunos que llegan con una botella de tequila (el más malo que conozco pero el único que venden en los supermercados alemanes) o con cervezas “corona”. Otros se decepcionan de que no preparamos “chili con carne”, platillo que todo alemán identifica como mexicano. Y otros más se sorprenden de que comemos tortillas y frijoles a diario 🙂

Ya tengo el próximo curso programado para Noviembre, así que seguiré acumulando experiencias y continuando con mi labor de embajadora mexicana en tierras teutonas! 

No soy "bio"

En mi reciente entrada sobre supermercados alemanes, recibí muchos comentarios sobre la omisión de las tiendas de productos “bio” o ecológicos  y es que la verdad es, que no los conozco porque no soy fan de esa “onda”.

En Stade, la ciudad donde vivo creo que hay una tienda especializada en productos orgánicos, pero sólo una vez la he visto por fuera mientras esperaba a una amiga que necesitaba algo de ahí. Además he escuchado de algunos puestos del mercado sobre ruedas que sólo manejan productos “bio”, pero como nunca compro allí, no estoy enterada del todo.
¿Qué significa que un producto sea “bio”? Creo que ya todo mundo conoce esta característica que proviene de lagricultura ecológica, o sus sinónimos orgánica o biológica, el cual es un sistema para cultivar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados (OGMs) -ni para abono ni para combatir las plagas-, logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada. (de wikipedia)

Y este tipo de agricultura existe en Alemania desde hace varias décadas, teniendo un crecimiento considerado a partir del 2000. Es decir, cuando llegué a este país. Cada año se convierten más áreas de cultivo en “ecológicas” y se encuentran más productos con la etiqueta Bio.

Pero al mismo tiempo ha habido grandes escándalos sobre la veracidad de lo orgánico y sobretodo he visto documentales donde las gallinas ponedoras no están tan felices como prometen los ganaderos en su publicidad. En parte estos escándalos y la poca diferencia en sabor (para mi gusto) me han alejado de esta moderna tendencia.
Creo en la dieta equilibrada, y me concentro más en el consumo de frutas y verduras (normales) o carnes blancas sobre las rojas, a la hora de hacer la compra. Así que hasta ahora, los productos marcados como “bio” no tienen lugar en mi alacena ni en mi refrigerador.
Y vaya que algunos supermercados locales ya manejan dos marcas genéricas, una clásica y otra “bio” donde los precios ya no son tan elevados como lo eran hace algunos años. Y aún así, no estoy convencida de que sean productos realmente mejores, o que los no orgánicos hagan daño a la salud.

Me fui de fotógrafa a los supermercados para complementar esta entrada, y no sólo encontré huevos de gallinas felices y leche de vacas contentas, sino también chocolates, salsa de soya, pan, café, y cereal. El área de frutas y verduras está llena de tomates, zanahorias, pepinos y otros productos orgánicos e incluso en el área de alimentos para bebé, encontré papillas con carne biológica.

Interesante, no? Desconozco que tan fuerte sea esta tendencia en Latinoamérica, pero hace algunos años que estuve en Monterrey si ví frutas y verduras catalogadas como orgánicas. Supongo que al igual que en Europa, el crecimiento de esta industria va a la alza y poco a poco gana más adeptos.

Yo sigo un tanto escéptica, y es que creo que ésto es como la religión, eres o no eres “bio”, para mí es difícil sólo comprar un paquete de tomates orgánicos y el resto de productos normales.Y a pesar de tener buenas amigas completamente convencidas de los beneficios de la agricultura orgánica, yo sigo más bien “atea”. Talvez algún día cambie de parecer, o talvez nunca… no lo sé!

Cada semana un mundo nuevo en Tchibo

Tchibo es una de esas tiendas que talvez el turista normal en Alemania no conocerá en los pocos días que visita el país, pero que el extranjero encontrará en sus primeros meses de estancia sin lugar a dudas. Y con suerte, será atraído por este concepto que no existe en muchos países del mundo.

Logo Tchibo

¿Qué es Tchibo? Pues es una tienda, pero tambien una marca y un concepto. La tienda nació en 1949 en Hamburgo, donde actualmente está su corporativo. Su nombre viene de “Tchi” del apellido de uno de sus fundadores: Tchilinghiryan y “bo” de la palabra en alemán para granos de café: Bohnen.

Café Tchibo

Su negocio inicial consistió en vender café por correo, el cual fue muy existoso. En 1955, abrió la primera tienda (filial) para que el cliente pudiera probar el café antes de comprarlo y poco a poco fueron incorporando pan y pasteles. El café se convirtió en un artículo de lujo que empacaban en latas o bolsas de tela, y al verse forzados a no regalar productos junto con el café (recetarios o las mismas latas), empezaron a vender productos de uso doméstico.

En 1973 nació el eslogan “Cada semana un mundo nuevo”, con el cual la tienda cambia la totalidad de sus productos cada semana con un tema particular que puede ir de “ropa para esquiar” hasta “joyería”, de “productos de limpieza” a “electrodomésticos” o “ropa de cama”. Adicionalmente, Tchibo sigue vendiendo café de diferentes países a granel o empaquetado, en grano o molido, con sabor o natural, etc.

Actualmente Tchibo cuenta con 1,000 tiendas y más de 20,000 puntos de venta que pueden ser supermercados, droguerías o panaderías. En esos puntos de venta tienen un par de anaqueles con algunos de los productos que también son cambiados cada semana sin excepción. Lo que queda de la semana anterior se pone en oferta o se devuelve para venderse por internet con descuento.

Filial Tchibo

Las tiendas Tchibo no son muy grandes y la mayoría tienen un pequeño espacio para que puedas tomarte un cafecito con pastel. Las empleadas visten uniforme y es posible adquirir una tarjeta de “cliente frecuente” para acumular “puntos de café” y comprar artículos.

Tchibo es una de las cadenas alemanas más grandes y ya tiene presencia en 15 países del mundo, ya sea por contar con filiales o al menos con puntos de venta. En los últimos años ha incursionado en otro tipo de negocios como seguros, electricidad, telefonía celular, y agencia de viajes. No sé que tan éxitoso sea en esos rubros, pero en las tiendas se ve siempre mucho movimiento y conozco mucha gente que es fan de sus productos.

En internet no encontré información de dónde produce o empaca sus productos, lo cuál siempre ha sido un enigma para mí. ¿Cómo es posible hacer colchas, licuadoras, joyas, escobas, zapatos, pantalones, artículos de papelería, CDs de yoga, muebles, etc con una misma marca??? Obvio que no producen dichos artículos, pero simplemente el empacarlos implica proveedores de todo tipo. Y la mayoría de los productos traen la etiqueta TCM, por lo que sí se interviene en el proceso de producción de muchos de sus productos.

En fin, sigo con mi enigma y con mi tarjeta de “cliente frecuente”, esperando las ofertas de la próxima semana y acumulando puntos con mis compritas 🙂

Y para que se sorprendan como yo, aquí algunos ejemplos de sus “mundos” semanales:

En la cocina:

Productos de belleza:

Ropa de lluvia:

Artículos para celulares, MP3, etc

Muebles

Supermercados en Alemania

Desde que llegué a Alemania me sorprendió lo diferente que son los supermercados aquí en comparación con lo que conozco de Latinoamérica o Estados Unidos.

De recién casada vivíamos en un apartamento en el centro de una pequeña ciudad, donde caminando podía ir a un pequeño super que quedaba justo enfrente del edificio donde vivía. Cuando entré por primera vez tuve una reacción de “shock!”, todo estaba amontonado, los pasillos demasiado angostos, el tamaño del super muy pequeño, no había publicidad de nada, ni personas ofreciéndote productos, ni música de fondo, muchos productos de marcas desconocidas y unas cuantas cajas, donde sólo había una abierta. Ese fue mi primer contacto con un ALDI, una cadena de supermercados de precios bajos que a mi marido no le gustaba pero que al estar cerca, me tocaría visitar a menudo.

Después conocí otro supermercado llamado Marktkauf que se parece más a lo que conocía de México (Soriana, Comercial Mexicana, etc). De tamaño: grande, todo tipo de departamentos incluyendo ropa y zapatos, productos de todas las marcas incluyendo las genéricas, y muchas cajas abiertas a la hora de pagar. Pero aún así había muchas diferencias que con el tiempo fui descubriendo, y que menciono a continuación:
– No aceptan tarjeta de crédito
– No hay ofertas de 30% en salchichonería, ni martes de frutas y verduras. Los descuentos son hasta de un 20% y en unos cuantos productos. En algunos casos llaman oferta a la diferencia entre 3.20  y 2.99, que me parece risorio y un gasto innecesario de publicidad y etiquetas 🙂
– No hay bolsas de plástico para guardar la compra, en algunos supermercados te venden bolsas de papel, plástico o tela.
– Nadie te ayuda a empacar la compra, uno mismo la sube a la caja y después hay que volverlo a guardar en el carrito para empacarlo en el coche, o uno mismo acomoda sus cosas en bolsas, cajas o canastas.
– Es difícil encontrar personal a quien preguntar algo
– Normalmente parece que las cajeras tienen prisa y te pasan los productos a velocidad luz sin que tengas suficiente tiempo para guardarlos ordenadamente

Sartén intercambiado por puntos

– Las frutas y verduras normalmente se pesan en la caja (como en México), pero en otros supermercados uno mismo imprime las etiquetas de la báscula después de pesarlos.
– Y si de promociones u ofertas hablamos para atraer al cliente frecuente, se tienen varios modelos:
       – por cada compra, te dan sellitos o calcomanías que al acumularse se pueden intercambiar por ciertos artículos con un tema determinado. Cómo por ejemplo, sartenes, cuchillería, monos de peluche, vasos, etc.
        – por cada X euros de compra te dan calcomanías para albums de las olimpiadas, de Disney, de animales, de ecología, etc. Para los niños, este pasatiempo es un hit! y muchas veces para las madres también!
        – en algunos supermercados grandes, hay tarjetas plásticas de cliente frecuente que acumulan puntos para canjear por productos (nunca dinero)

Después de casi doce años en este país, he conocido todos los supermercados y puedo resumirlos en tres o cuatro grupos:

Los supermercados populares: Aldi, Lidl, Netto. Precios bajos, poca variedad, pequeños. Estos se identifican también porque cada semana sacan productos que sólo se consiguen en esa semana y que casi siempre tienen que ver con un tema en particular, por ejemplo jardinería, o ropa deportiva, o artículos de oficina. Muy buenos precios y en algunos casos buenos productos, pero hay que estar ahí el primer día de la promoción si quieres alcanzar alguno. Tipo de clientes: gente de bajos recursos, inmigrantes, y amas de casa en busca de alguna promoción o con poco tiempo (como yo!).

Los supermercados grandes: Marktkauf, Kaufland, Famila. Precios varían, mucha variedad de marcas y productos, grandes. Tienen personal en carnicería, salchichonería, etc.

– Y luego están los medianos que podría separar en los caros como Edeka, Rewe que manejan productos un poco exclusivos y de marcas conocidas. Su departamento de frutas y verduras se caracteriza por tener calidad, frescura y productos exóticos. Y otros no tan caros como Penny, Spar que tienden un poco a los populares pero tienen un poco más de orden y más personal.

Además hay supermercados mayoristas como SAMs en América, en el cual dueños de pequeños negocios pueden surtirse con presentaciones gigantes. Aquí en mi ciudad hay uno llamado Handelshof, y aunque no es barato de repente se consiguen productos que no hay en cualquier parte (licores, cortes de carne finos, etc).

También hay mercado “sobre ruedas” con productos de la región que normalmente se ponen una o dos veces por semana en el centro de las ciudades. En lo particular no los frecuento porque me parecen caros y soy de las que van mejor a un lugar a comprar todo una sola vez por semana.

Y otro tipo de negocios que son muy populares en Alemania son las droguerías, dónde hoy en día no sólo se consiguen cosméticos y productos de aseo personal, sino también alimentos, productos de limpieza y además cuentan con buen servicio de impresión de fotografías.

Como ama de casa, he aprendido a comparar precios y buscar las mejores opciones de compra, pero definitivamente no soy de las que lee cada folleto de promociones y va comprando en diferentes lugares artículos rebajados. Procuro ir una vez por semana a un super grande y si hay algo muy particular que veo en promoción, planeo esa semana la compra ahí para no andar de super en super. Y obviamente cuando me falta leche, pan o huevos voy al que me queda de paso y me limito a comprar lo que necesito.

Esto de ir al super es todo un arte! y hay que conocer qué hay en la región para comprar más por menos, o no dice así algun comercial de Soriana?

A %d blogueros les gusta esto: