El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Familia"

Adiós mascotas!

Una de las razones por las que me resistía a tener mascotas en casa era por temor al día de decir adiós. Y ese día ha llegado 😦

Hace casi tres años nuestras hijas nos convencieron de comprar unos ratoncitos (Rennmäuse) como mascotas. Catalina adoptó uno gris al que bautizó como Cookie y Victoria a uno de sus hermanitos de color beige que nombró Jack.IMG_7219

No me puedo quejar porque cumplieron lo prometido: ambas cuidaron de ellos, los alimentaban regularmente y se hicieron cargo de todos sus gastos con el dinero que reciben cada domingo. El primer año que salimos de vacaciones, unas amiguitas de nuestras hijas se hicieron cargo de los ratones y el año pasado los dejamos con mi cuñada porque nos ausentamos mas tiempo.

Este año ya no tuvimos que preocuparnos por eso 😦 Desde hace algunos meses, en Pascua, Jack estuvo enfermo y lo llevamos varias veces al veterinario quien recomendó una pomada para una herida que tenía y después de algunas semanas parecía recuperado.

Pero justo el día antes de que las niñas se fueran a California el pasado 4 de julio, Jack amaneció muy triste y no quiso comer ni moverse durante todo el día. Murió durante la noche y antes de salir al aeropuerto, decidimos enterrarlo en nuestro jardín.

IMG_7942

Habíamos leído que este tipo de mascotas no pueden vivir solas y temíamos por Cookie, pero para nuestra sorpresa vivió dos meses solito muy bien. Pero durante mi estancia en Florencia, las niñas me avisaron que el ratoncito no se encontraba bien y al igual que su hermano, después de dos días de no querer comer ni moverse falleció durante la noche. También fue enterrado en el jardín 😦

IMG_7448

Ni hablar, es parte de la vida y las niñas que ya son adolescentes estuvieron tristes un par de días y la mayor ya no quiere mascotas. Caty lo está pensando, y tal vez quiera un hamster cuando regresemos de nuestras vacaciones a Croacia.

El tener mascotas tiene muchas ventajas y creo que mis hijas aprendieron mucho de sus ratoncitos. Incluso me encariñe con ellos y siempre les llevaba un poquito de lo que usaba para la comida, fuera un pedacito de zanahoria, lechuga o un tomatito. Ya veremos si pronto tenemos un integrante nuevo en la familia a quien consentir 🙂

 

Anuncios

Una tradición especial…

Nunca olvidaré la primera vez que fui a un baile en Alemania. Fue antes de que me casara, el fin de año del 2001 cuando mi futuro marido y yo fuimos a un salón donde se ofrecía cena-baile para recibir el 2002. Y nunca lo olvidaré no por la comida, los fuegos artificiales ni el brindis de año nuevo, sino por la forma en que todos los asistentes bailaban independientemente del tipo de música que pusieran. Parecía que contaban los pasos 1, 2, 3 y aunque fuera música que en México bailamos separados, aquí bailaban de pareja y 1, 2 , 3…

El secreto es que la mayoría de los alemanes asistieron en su juventud a clases de baile de salón y por eso todos bailan tan parejito. Lo curioso de toda esta tradición es que ya llegó a nuestro hogar! Nuestra hija mayor asistió a un curso de bailes de salón y la clausura consistió en un baile en el salón de la ciudad con los padres.

IMG_9376

¿Es obligatorio? No. Hace algunos años sí lo era, pero ahora es opcional aunque tengo que admitir que me sorprendí de la cantidad de jovencitos de 14-15 años que participaron en los cursos. La tradición dice que se tiene que tomar el curso después de la confirmación (evangélica) y en Stade solo una escuela ofreció los cursos a partir de Mayo. Cinco cursos en diferentes días de la semana con 30-40 chicos y chicas. Con tantos participantes se hicieron dos bailes: el viernes 6 y el sábado 7 de septiembre.

Durante 9 clases de hora y  media, Victoria aprendió los pasos básicos de chachacha, foxtrott, vals y tango. Y durante el baile los participantes demostraron lo aprendido en la pista de baile. Después los chicos bailaron con sus madres, y las chicas con sus padres. No pude evitar las lágrimas de cocodrilo al ver a nuestra primogénita bailando con su orgulloso papá 🙂

Aquí pueden ver una cuarta parte de los debutantes del baile del viernes, todos muy elegantes y contentos:

IMG_9423

Fue una experiencia muy linda y el próximo año le toca a la pequeña, quien ya esta pensando en el tipo de vestido y zapatos que se pondrá. Ojalá puedan acompañarnos los abuelos que seguramente también se sentirán muy orgullosos de sus nietas adolescentes.

Al final, la banda tocó música mas moderna y el ambiente formal se convirtió en una fiesta en grande. Victoria ya no aguantaba los tacones y bailó los últimos acordes con tenis.

IMG_9463

¿Dónde quedó mi princesita? Convertida en toda una señorita que sabe bailar vals 🙂

Hasta pronto, papá y mamá!

Y en un abrir y cerrar de ojos se pasaron las 7 semanas que mis padres pasaron en Alemania. La visita anterior fue hace 3 años, así que han cambiado muchas cosas desde entonces. Por ejemplo, esta vez el cuarto de huéspedes es la recámara de nuestra hija mayor que volvió a ser habitación de invitados mientras ella dormía con su hermana por 3 semanas. Y aunque parece poco, en estos tres años nuestras hijas dejaron de ser niñas con las cuales se podía jugar, hacer paseos y cocinar. Hoy son dos adolescentes que prefieren pasar el tiempo a solas, no hablan mucho y no quieren hacer lo que dice mamá.

De todas formas, pasamos un tiempo muy bonito con los abuelos. Como ya les había contado, las chicas estuvieron en California tres semanas, tiempo en el que yo viajé con mis padres a Noruega. Ese crucero quedará en nuestras memorias para siempre, fue una experiencia diferente y muy especial.

Apenas llegaron las chicas de Estados Unidos, volvieron a empacar para pasar unos días en el área de Harz donde se encuentra un parque nacional entre las montañas. Visitamos las ciudades Goslar y Wernigerode.

Conocimos el puente colgante más largo del mundo donde coincidimos con mis suegros.

Y subimos en teleferico a una montaña cercana a nuestro hotel.

Disfrutamos de la naturaleza al máximo y pasamos unos días en familia sin estrés ni preocupaciones. Comimos rico, caminamos mucho y conocimos lugares nuevos.

En el resto de días que estuvieron en Stade visitamos Hamburgo, paseamos por aquí y por allá, probamos platillos diferentes y disfrutamos de temperaturas agradables en la terraza o en parques cercanos.

Odio las despedidas y más cuando no se sabe cuándo será la próxima vez que coincidiremos. Confío en que mi plan funcione y podamos celebrar la navidad 2020 en Monterrey. Pero falta tantoooo tiempo! No queda más que esperar, seguir en contacto por Facetime y recordar los bellos momentos hasta el reencuentro.

Gracias a Dios por darles salud y energía a mis padres para cruzar “el charco”, fue una bendición haberlos tenido nuevamente en casa y espero sigan así para que pronto regresen. Me encanta verlos tan contentos con nuestras hijas, disfrutando el clima tan agradable y todo alrededor como si fuera la primera vez. No cabe duda que tengo mucha suerte de vivir donde vivo y a través de sus ojos, redescubro las bondades que este país me ofrece a diario.

Mientras a seguir adelante, planeando un par de cursos que tomaré en Florencia, Italia y nuestras vacaciones de otoño en Croacia. Ya les contaré! Feliz semana!

 

 

Entre Italia y Noruega

Este mes tuve la fortuna de viajar nuevamente en el Costa Mediterránea. Cosa curiosa que vuelva a viajar en el mismo barco en el que celebramos mi marido y yo nuestro 5to aniversario de boda en el 2007, no? Pero esta vez no se trataba de elegir un barco en particular, sino una ruta que mis padres no conocieran en una fecha particular: Julio 2019. Y el destino me mandó a conocer los Fiordos Noruegos en un barco que ya conocía.

¿Qué mas da el barco si el viaje es único e inolvidable? Acompañé a mis papás durante 10 días partiendo del puerto de Bremerhaven el domingo 14 de julio. La ventaja de ese puerto es que se encuentra a sólo hora y media de Stade y pudimos viajar en auto y dejarlo en el estacionamiento del puerto durante 10 días.

Al día siguiente llegamos a Holanda. Normalmente los cruceros llegan a Amsterdam, pero Costa ha decidido cambiar el puerto de llegada por cuestiones de dinero y por lo tanto, ahora desembarca en Ijmuiden que queda a una hora y media de la capital holandesa. Porque ya conocíamos Amsterdam, decidimos viajar en autobús a Haarlem, una ciudad más pequeña pero también muy típica que sólo estaba a media hora del puerto.

Después de un día de navegación llegamos a nuestra primera parada en suelo noruego: Haugesund. Una ciudad de 37,000 habitantes, cuya calle principal “Haraldsgata” es la zona peatonal mas larga de Noruega. Ahí nos encontramos a los primeros “Trolls” de nuestro viaje: esculturas que adornan tiendas y calles.

Al día siguiente llegamos al primer fiordo de nuestro viaje: Geirangerfjord. Este lugar es patrimonio de la humanidad y decidimos conocerlo mejor a bordo de un autobús pequeño que nos llevó a 1800 metros de altura para admirar la naturaleza entre mar y tierra con toques de nieve, cascadas y lagos. Simplemente espectacular!

En la siguiente parada: Andalsnes, decidimos conocer el lugar en otro medio de transporte: el tren panorámico “Rauma Railway” para viajar hora y media a la orilla del río Romsdal entre cascadas, bosques y montañas.

Nuestro tercer fiordo llamado Naeroyfjord lo recorrimos en un barco eléctrico que nos llevo de Flam a Gudvangen, donde hay un pueblo vikingo. Nuevamente nuestros ojos se llenaron de escenarios únicos. Ese día llovió por la tarde y tuvimos que regresar antes de lo planeado a nuestro crucero. Eso sí, pasando por un túnel de 11 kilómetros que nos quitó el aliento. Vaya experiencia eso de viajar por el centro de una montaña durante 10 minutos!

Por último y para cerrar con broche de oro llegamos a la ciudad de Stravanger que tiene 130,000 habitantes y rincones maravillosos. Allí realizamos nuestras últimas compras y disfrutamos de un día tranquilo y muy nublado.

Se lee rápido pero fueron 10 días muy intensos. Dos días de navegación, el resto con excursiones y paseos. La naviera Costa es italiana y la vida dentro de sus barcos es como estar en la mismísima Italia. Comida, música, idioma, ambiente y fiestas sin parar! A pesar de no contar con mucho sol y calor en cubierta, en el interior se vive una atmósfera cálida con pasajeros de toda Europa y algunos más internacionales como chinos o latinos.

Y a mí que me encanta Italia! Pasta, pasta, pasta! Bueno, no sólo pasta 🙂 Seguro que mi próximo crucero volverá a ser a bordo de Costa, porque en ninguna otra compañía me la paso tan bien. Mil gracias a mis papás por la invitación y por la oportunidad de conocer ese rincón de planeta que todavía conserva la pureza y la belleza natural como en pocos lugares hoy en día. 100% recomendable!

IMG_8640

 

 

Mis “teenagers”

¡Ahora sí es oficial! Mi pequeña cumplió 13 años el viernes pasado y se convirtió en “teenager” como su hermana que tiene 14 años y medio! Y las dos se encuentran de momento en California visitando a mi hermano y su familia, lo cual demuestra lo grandes e independientes que son.

Recuerdo como si fuera ayer cuando volví a casa con Caty recién nacida y durante un par de años me la pasé entre pañales, carreolas y cunas. Se llevan 18 meses y los primeros años son los más difíciles porque mientras amamantas a uno, el otro anda haciendo travesuras.

¡Después llegó la mejor etapa! Cuando entraron al jardín de niños y durante la primaria fueron inseparables, la mayor cuidaba de la pequeña y jugaban horas y horas. Compartían amigas y habitación, las vestía y las peinaba iguales y pocas veces peleaban.

Pero el tiempo las ha ido moldeando y ahora cada una tiene su estilo de vestir y corte de pelo, tienen su propia habitación, escuchan música diferente y disfrutan de distintos pasatiempos. ¡Increíble! Es la ley de la vida porque cada persona es diferente pero cuando las veía crecer de forma tan similar, nunca imaginé que pudieran llegar a ser tan distintas.

La mayor, Victoria, es fan de “k-pop”, y de acuerdo a la cultura coreana ama su moda, los uniformes y aprende su idioma. Ve las series juveniles en Netflix, conoce todos los grupos famosos y sus canciones. Canta en coreano a todas horas y sueña con viajar a ese país algún día. Es obsesivamente ordenada, cuidadosa y responsable. La timidez y lo perfeccionista la siguen caracterizando.

Por otro lado Catalina se viste más casual y deportiva, aunque coqueta. Es muy abierta, tiene muchos amigos (chicos y chicas) y es muuuuuy independiente. No tiene un estilo de música favorito y sigue a muchos “Youtubers”. Le gusta ponerse zapatos de tacón y empieza a interesarse por el maquillaje y la ropa de marca. Orden? Mmmm, el caos la describiría mejor pero dentro de su caos es feliz!

En la escuela, la mayor estudia horas, hace resúmenes y se concentra mucho. Pero como no participa mucho, el promedio baja mucho a la hora de la calificación final. En cambio, la pequeña estudia poco pero participa mucho en clase y le va mucho mejor en las calificaciones. ¡Qué risa!

Como todo adolescente, les (pre)ocupan temas como la moda, la alimentación y la figura, la tecnología y la música.

Mis adolescentes van tomando caminos diferentes, pero la mayor sigue al pendiente de la menor, aunque a veces parece lo contrario. Siguen siendo muy buenas amigas y aunque discuten más que antes, siempre hacen las paces 🙂

Ya casi me alcanzan y calzan el mismo número que yo. Mis pequeñas princesas se han convertido en dos hermosas señoritas que a su manera me hacen muuuy feliz y orgullosa. Dios las proteja y bendiga siempre!

IMG_8238

 

Cuenta regresiva

En un mes exactamente empiezan las vacaciones de verano en nuestro estado (Niedersachsen) y con ellas llega un verano muy particular que incluirá tres viajes familiares. Así que empieza la cuenta regresiva para preparar maletas, documentos, cámara, regalos y más!

El primero será una primicia! Por primera vez nuestras hijas viajarán solas en avión y no cliafsólo a Alemania sino que “cruzarán el charco” como decimos en México para visitar a mi hermano y familia en California. Todo se dio de forma espontánea gracias a una invitación de mi cuñada cuando nuestra hija pequeña mencionó durante los saludos navideños en diciembre pasado que extrañaba mucho a sus primos, especialmente a la pequeña de dos años.

Empezando el año, nuestra hija preguntó que cuando podrían viajar a Estados Unidos como si se tratara de una excursión. Después de asegurarme de que sí estarían dispuestas a viajar solas, empezamos los trámites y su sueño se hará realidad. Pasarán tres semanas en la soleada California con sus primos y estoy segura de que será una aventura única e irrepetible. No tengo duda de que habrá otras oportunidades de visitar a la familia, pero ya no tendrán la edad que tienen ahora y será todo muy diferente.

Cómo son menores de edad y nunca han viajado solas en avión, contratamos el servicio de acompañante de Lufthansa para que se sientan mas seguras y nosotros estemos más tranquilos. La pequeña celebrará su cumpleaños #13 por allá. Qué suerte, no?!ale

El segundo viaje es en la dirección contraria… ya que mis papás llegan a Alemania 4 días después de que viajen las chicas. En esta ocasión se quedarán 6 semanas con nosotros, de las cuales sólo tres podrán disfrutar a sus nietas 🙂 Pero no hay motivo de tristeza porque esas 3 semanas sin las niñas tendrán a su princesa ( es decir: yo) para ellos solitos.

noreY el tercer viaje será precisamente un crucero de padres-hija a los fiordos noruegos. Diez días entre mar y montañas en un país completamente nuevo para mí. Conozco algunas ciudades en Suecia y Dinamarca, pero a Noruega nunca he tenido la oportunidad de viajar. Sobretodo porque normalmente es más frío que Alemania y prefiero el sur europeo, pero la bendición de acompañar a mis padres en un crucero como éste no la dejaría pasar aunque el destino fuera el Polo Norte!

Así que a contar los días para que lleguen pronto las vacaciones y con ellas toda una serie de aventuras, experiencias y oportunidades de convivencia familiar.  Viviendo tan lejos hay que disfrutar cada momento con la familia al máximo porque nunca sabemos cuando será la próxima vez 😦

 

Cambio de ritual en Pascua

Desde que llegué a Alemania me di cuenta que la Pascua era una fiesta tan importante como la Navidad, pero no fue sino hasta que me convertí en mamá que descubrí el verdadero ritual que se repetiría cada año: decoración de casa y jardín, elaboración de manualidades y huevos pintados, consumo de toneladas de chocolates… para culminar la temporada con la búsqueda de huevos y regalitos en el jardín el Domingo de Pascua. Obviamente todo lo anterior en forma de conejos, huevos y polluelos.
Se tienen dos de semanas de vacaciones escolares y dos días festivos (Viernes Santo y Lunes de Pascua) como en Navidad. Se preparan platillos especiales, la familia se reúne y se comen diferentes pasteles y panes en forma de cordero, nido o conejo.
Y en la iglesia, evangélica o católica, la gente se reúne a diferentes actividades desde el via crucis, la noche de Pascua o fuego nuevo.
Como dice el dicho „a donde fueres, haz lo que vieres“, Victoria buscó sus primeros huevitos con 15 meses y al año siguiente, Catalina le acompañó con apenas 8 meses gateando.

Y un año después, en el 2008, empezó la tradición de buscar huevos y regalos en casa de los abuelos paternos. Cada año el mismo ritual: viajar a Magdeburg, pasar dos o tres días con mi suegra y de regreso pasar un rato a casa de mi suegro. En ambas casas, las niñas llenaban canastas con el resultado de su búsqueda: huevos decorados, chocolates y pequeños regalos de abuelos, tíos y nosotros. Era siempre muy divertido! 10 años sin excepción. En el 2013 estuve en esas fechas en México pero el ritual se llevó a cabo sin mí.


Lo que siempre eché de menos fue el elemento religioso, ya que mi marido y su familia no son practicantes. De tal forma que la fiesta de Pascua era simplemente una reunión familiar con comida y regalos sin visita a la iglesia, justo como la Navidad.
Pero este año hemos celebrado la Pascua en casa, sin abuelos pero con mucha participación en las ceremonias y actividades de nuestra parroquia:
Viernes Santo. Con el Vía Crucis organizado por los scouts a través de la ciudad.

IMG_7611
Sábado de gloria. Con la misa especial a las 10 de la noche y donde previamente los scouts encendieron el Fuego Nuevo con el cual se prendieron las velas de Pascua.

IMG_7625
Lunes de pascua. Misa de Pascua y búsqueda de huevos en el patio de la iglesia.

IMG_7647

El domingo al poner la mesa en la terraza no pude evitar esconder al menos los 4 huevos decorados que íbamos a desayunar y un par de chocolates para que las niñas (jovencitas) los buscaran en el jardín. Esta vez no llenaron canastas ni recibieron tantos dulces, pero eso de buscar y comer huevos es parte de la Pascua en Alemania, aún y cuando las niñas ya no son tan niñas.

Adicionalmente el domingo por la tarde asistimos a una fogata que organizan unos vecinos cada año y con un clima casi veraniego, comimos salchichas, nos calentamos al fuego cuando se metió el sol y pasamos una velada muuuuy agradable.

IMG_7644

No tengo idea dónde celebraremos la Pascua el próximo año, pero definitivamente la parte religiosa será incluída a partir de ahora. Tendremos que buscar la forma de combinarlo todo para no me falte ese elemento escencial que le da el verdadero significado a la celebración: la resurrección de Jesús. Igualmente desde el año pasado el asistir a la iglesia en Navidad es parte del ritual. Nunca serán esas ceremonias coloridas, con música guapachosa ni tanta efusividad como en México, pero la alegría se siente y vive aún con el órgano y discreción alemana.

Les deseo unas Felices Pascuas y ojalá puedan compartirme cómo celebran estas fiestas en casa 🙂

 

 

 

Ser prevenido…

vale por dos! Dice el dicho, no? Pues eso lo aplican muy bien en mi compañía de seguro social, donde puedes obtener una recompensa monetaria si eres prevenido.

El seguro social en Alemania es un tema complicado que todavía no termino de entender… hay pacientes privados y públicos, y en ambos casos existen compañías distintas. No es como en México que el IMSS es la institución única, de gobierno y nacional para todos los trabajadores. Aquí hay compañías que funcionan como privadas pero a las que pertenecen trabajadores y empleados que pagan junto con sus empleadores el seguro médico social.

Uno puede elegir la compañía y en mi caso tenemos el seguro social con IKK Classic. Porqué eligió esa mi marido y no otra? No lo sé, pero hasta ahora no ha habido necesidad de cambiarnos. Tenemos nuestras tarjetas y con ellas podemos ir a cualquier consultorio médico de la ciudad. Al menos en Stade hay muy pocos doctores que atienden SOLO pacientes privados.

Pero bueno, yo les quiero contar de un programa que tiene nuestra aseguradora que se llama “IKK Bonus“. Apenas lo conocí hace dos años y fue por casualidad, así que les cuento para que vean si sus compañías manejan algo como esto y lo aprovechen.

El programa consiste en un bono de 100€ si eres prevenido 🙂 Eso se comprueba fácilmente si asistes a controles preventivos de cáncer, control dental semestral, haces ejercicio, recibes las vacunas correspondientes, etc. Si participas en 4 de estos eventos a lo largo de un año, te depositan los 100€ en tu cuenta bancaria.

Fácil, no? Desde que cumplimos 35 años mi marido y yo vamos al control general cada dos años con el médico de cabecera. Él mismo realiza el control de cáncer de piel que cuenta como un aspecto extra de prevención. Cada año voy al ginecólogo para el papanicolao y cada seis meses vamos a control dental. Aún sin saber de éste bono, nunca faltábamos a dichas citas.

El papeleo es sencillo. Mandas pedir el “Antrag auf Auszahlung des IKK Bonus” en internet o por teléfono para el período que tu decidas, no tiene que ser necesariamente un año calendario (de enero a enero). Luego llevas esta hojita a tus citas de control y te pondrán un sello con firma y fecha. Una vez que tengas los 4, se envía por internet o correo y listo!

IMG_7254

Aquí la lista de posibilidades:

IMG_7255

No sólo son citas de control, sino también si vas regularmente al gimnasio, no padeces obesidad, tomas cursos de prevención, etc.

Vale la pena ser prevenido, no? Además de ahorrarle costos a la aseguradora, cuidamos de nuestra salud que en mi caso es lo más importante para mí y mi familia.

Para cualquier duda o comentario, estoy a sus órdenes 🙂

 

Por un mundo mejor #FFF

El pasado viernes 15 de marzo se llevaron a cabo manifestaciones de estudiantes en todo el mundo para reclamar mas acción en el tema de cambio climático. Stade, la pequeña ciudad donde vivimos también alzó su voz y estoy muy orgullosa de mis hijas que participaron por primera vez en un evento cómo estos.

IMG_7326

Hace 8 años también estuvieron en una marcha de protesta que organicé en Hamburgo9383b-img_6920 por la paz en México. En aquel entonces me acompañaron llevando una bandera de nuestro país pero no sabían muy bien el porqué… apenas tenían 5 y 6 años. El viernes pasado ellas decidieron asistir a pesar de las consecuencias por faltar a la escuela.

Greta Thunberg, la iniciadora del movimiento “Fridays for Future” ha insistido en que las manifestaciones se lleven a cabo en horario escolar, tema que en Alemania ha levantado severas críticas porque la escuela es obligatoria y el no asistir puede generar multas económicas a los padres o malas notas en clase, además de una “falta injustificada” en las calificaciones finales.

Desde hace dos semanas estuvimos con el dilema en casa… ir o no ir? En toda su historia escolar ninguna de las dos ha tenido una falta injustificada y aunque la menor no dudo ni siquiera un segundo en asistir, la mayor lo pensó muchísimo. Los maestros no pueden tomar partido en este tipo de temas y recibimos dos cartas de la escuela. Una del director recordándonos de la ley que nos obliga como padres a mandar a nuestros hijos a la escuela:

IMG_7341

Y una segunda del comité de padres de familia que valoraban como positivo el asistir a este tipo de acciones…

IMG_7342

Obviamente la decisión estaba en nuestras manos y en la de nuestras hijas. Mi marido y yo queríamos que asistieran porqué además de la importancia del tema en nuestra vida cotidiana, sería una experiencia nueva para ellas. La menor se organizó con una amiga para hacer un par de pancartas mientras que la mayor seguía entre la espada y la pared… quería participar pero temía “la falta injustificada” en sus calificaciones.

Se llegó el día, 15 de marzo y la pequeña estuvo puntual a las 11 de la mañana en el punto de encuentro, con su amiga y sus pancartas. La mayor asistió a la escuela porque de última hora les pusieron una prueba de deportes de 9:30 a 11:00 y no quería perdérsela. A las 12 la llevé a encontrarse con su hermana que ya iba de camino al ayuntamiento junto con cientos de jóvenes. Fue tan emocionante ver a todos esos estudiantes bajo la lluvia con pancartas empapadas y entonando versos a favor del medio ambiente.

Ni la lluvia ni las faltas injustificadas detuvieron a 2000 jóvenes en nuestra comarca. Y mis hijas fueron dos de 300,000 participantes en Alemania y de 1 millón y medio a nivel mundial. Está en nuestras manos hacer algo para detener el deterioro de nuestro planeta, pequeñas acciones pueden lograr mucho y estoy convencida que este movimiento ha llegado para quedarse. Nuestros hijos y nietos merecen un mundo saludable y limpio. Ellos nos están poniendo el ejemplo y no podemos ser indiferentes a este llamado.

En Alemania se le entregó una carta a la canciller Angela Merkel y tanto políticos como empresarios deben tomar acción para garantizar cambios de verdad. Las promesas y las buenas intenciones no bastan! Es hora de actuar antes de que sea demasiado tarde!

carta a Merkel fff

No estoy de acuerdo en que falten a la escuela cada viernes, pero definitivamente haber participado en esta ocasión fue una buena decisión y veremos si en un futuro se organizan nuevas manifestaciones. En parte entiendo que se hagan por la mañana para ejercer mayor presión, pero desgraciadamente las consecuencias de faltar cada viernes sí serían negativas para los estudiantes alemanes. Ojalá se vean resultados pronto! Ya vamos tarde en la protección a nuestro planeta 😦

#fridaysforfuture

#parentsforfuture

IOAJ1086

*** ahora ya no se usan las fotos con ellas de cuerpo completo… pero aquí la evidencia de que estuvieron presentes, jiji

 

 

Año nuevo, vida nueva

El 2019 apenas va comenzando, pero mis hijas no podrían estar mas felices con la nueva vida que les ha traído el año nuevo. Sí, una vida diferente a la que habían tenido hasta ahora, la cual compartían con su hermana prácticamente día y noche. Como les escribí hace unos meses, sin darnos cuenta las niñas crecieron y llegó la hora de que dejaran de compartir una habitación para dormir y otra para estudiar.

Durante 12 años durmieron juntas porque la casa no es muy grande y sólo tenemos dos dormitorios. Siendo ambas niñas y llevándose sólo año y medio entre ellas no fue difícil. Cada una tenía su cama y su armario, y en una habitación adicional cada quién tenía su escritorio pero uno enfrente de otro. Así que al llegar de la escuela pasaban las horas juntas en el estudio y si una tenía dudas o necesitaba alguien que le hiciera un dictado, no tenían ni que moverse de lugar para encontrar ayuda.

Pero la adolescencia llegó y con ella la necesidad de un espacio propio. Así que empezamos un proyecto que tardó casi 4 meses y que convirtió la casa en un caos total porque se involucraron 4 o 5 habitaciones simultáneamente para mover o almacenar muebles mientras se llevaban a cabo las tareas de renovación en alguno de los cuartos.

Nuestra hija mayor de 14 años tiene su nuevo dormitorio en el sótano, donde teníamos un bar con un sofá cama que servía de cuarto de huéspedes y salón de fiestas 🙂 Y la menor de 12 se quedó en su habitación original pero ahora es sólo para ella! En qué consistió el proyecto?

  • Primero en sacar todos los muebles del cuarto-bar y distribuirlos en otros dos cuartos del sótano que sirven de taller y almacén:
  • Quitar el tapiz viejo que fue una pesadilla porque abajo se encontraban otros dos tapices más viejos…. fue horrible!
  • Emparejar las paredes. Esta fue la única actividad que no hicimos nosotros, sino que contratamos a un albañil. Terminó en 2 horas :p
  • Pintar todo de blanco a excepción de una pared en gris
  • Quitar alfombra vieja y poner la nueva.

img_6533

  • Comprar, transportar y armar nuevo armario
  • Colocar cama, escritorio y armario para cosas de la escuela
  • Últimos detalles: colgar cuadros, repisas, etc… Habitación #1 terminada, ahora la siguiente…
  • Desarmar armarios, colocar colchón en la habitación de la hermana para que durmiera mientras trabajábamos y guardar todo en cajas y bolsas que ocupaban toda la sala!
  • Buscar nuevo lugar para las mascotas! Mientras estuvieron en el comedor…

img_6875

  • Originalmente íbamos a pintar sobre el tapiz, pero a nuestra hija no le gustó como se veía la textura, así que también tuvimos que quitar el tapiz. No fue tan difícil como en el otro cuarto, pero tardamos varios días…
  • Pintar de blanco y gris las paredes y techo
  • Sacar alfombra vieja, cortar la nueva y colocarla
  • Volver a armar cama y armarios
  • Subir escritorio y colgar cuadros

img_7140

  • y listo!
  • El sofá cama y las mascotas quedaron en el cuarto que se usaba como estudio

Y todos felices y contentos!!! Fue un proyecto muy largo e intensivo, pero como pueden ver en las fotos un trabajo de equipo! Las chicas ayudaron en casi todo: en quitar el tapiz, pintar, armar o desarmar muebles, guardar y sacar ropa, libros y mil cositas que tenían en cajones, y ellas solas se encargaron de ordenar TODO en sus nuevos armarios y cajones.

No tienen idea de las bolsas de basura y de cosas que ya no quieren, que salieron de su dormitorio y estudio! Increíble!!! Todavía está pendiente revisar libros, juguetes y ropa que tendré que organizar para donar, tirar o regalar. Pero las chicas ya tienen sus habitaciones desde año nuevo, y ahora duermen y hacen sus tareas solas. Para mí es un poco triste verlas solitas en sus cuartos y no oír sus risas mientras hacían sus deberes. Pero es la ley de la vida, y poco a poco se van independizando… ahora cada quien pone la música que le gusta, prende la luz para leer sin molestar a la otra y puede invitar a una amiga sin que la hermana tenga que salir de la habitación.

Todavía están pendientes de llegar las persianas y a la pequeña le falta un espejo para su peinador. Ambas estrenaron lámparas de techo nuevas que tienen control remoto para cambiar intensidad de iluminación o tonos, una mesita de noche y su respectiva lámpara. Además, ahora cada quien tiene una laptop para hacer sus tareas y bocinas para escuchar su música favorita. En verano les compraremos camas grandes y con eso quedará el proyecto terminado al 100%.

Ufff! No cabe duda que el año empieza con el pie derecho y que estoy disfrutando mucho mi nueva etapa de madre de dos adolescentes! Que siga la diversión, el aprendizaje y la aventura!!!

 

Bienvenido 2019

Y se fue el 2018! Apoco no se les pasó muy rápido? Será la edad o yo no sé, pero siento que cada año que pasa se va más rápido que el anterior…

El evento del 2018 fue definitivamente nuestro viaje a Miami, donde coincidimos con toda mi familia para hacer un crucero por el Caribe. Maravilloso, espectacular, único e inolvidable! El viaje también incluyó dos semanas a mi tierra natal Monterrey donde a pesar del calor veraniego disfrutamos de la familia, los amigos y la comida!!!

En el trabajo tanto Thomas como yo seguimos sin grandes cambios y en la escuela, las niñas siguen avanzando en sus estudios sin contratiempos. En el ámbito salud tampoco hubo sorpresas ni visitas al hospital, gracias a Dios! Y en el 2018 no hubo visitas de familiares pero sí de algunos amigos.

Así que el año transcurrió sin grandes cambios o imprevistos, pasando de un mes a otro hasta llegar a diciembre que fue un poco diferente a los diciembres anteriores. Debido al viaje a Palermo donde tomé un curso durante la primera semana y nuestro plan de remodelación de las habitaciones de las chicas, nuestro último mes del año no tuvo las típicas tradiciones navideñas:

  • no hubo árbol de navidad (ni tiempo ni espacio donde colocarlo)
  • no hicimos galletitas
  • no visitamos mercados de Navidad en familia (sólo yo con algunas amigas)
  • no colocamos decoración navideña ni dentro ni fuera de casa
  • no preparé nada mexicano para la cena de navidad

Menos mal que la Navidad la celebramos en casa de mis suegros y el año nuevo lo recibimos en casa sin invitados, porque de otra forma no hubiera sido posible pasar estas fiestas de forma tranquila y alegre.

Justo para la noche del 31 de diciembre, nuestras hijas pudieron dormir en sus nuevas habitaciones… pero esa es otra historia que les contaré a detalle en otra ocasión. La casa poco a poco vuelve a la normalidad y ya estamos listos para tener un 2019 lleno de nuevos proyectos y planes.

Mi primer propósito es pasar mi examen de alemán C1 a finales de enero para sentirme más segura con el idioma y buscar un trabajo de medio tiempo en alguna oficina. De momento sigo con mis clases de español pero quisiera encontrar algo más enfocado a mi carrera de Informática. Ya veremos…. primero, mi certificado C1 🙂

Mis papás planean visitarnos en verano y nuestras vacaciones aún sin destino definido las haremos en octubre, ya decidiremos en las siguientes semanas si volvemos a Italia o nos aventuramos a un país desconocido como Croacia, Grecia o alguna isla del Mediterráneo. Y a nuestras hijas se les ha metido la idea de visitar a sus primos en California, solas! Otro plan que tendremos que definir próximamente o dejar para el futuro…

Así que BIENVENIDO 2019! Deseo que vengas lleno de salud, aventuras, éxitos, bendiciones y muchos buenos momentos que pueda seguir escribiendo y compartiendo en este blog que sigue siendo mi diario personal, pero también apoyo y motivación para nuevos migrantes 🙂 Sí se puede!

 

 

Navidad sin “gadgets”

Hace unas semanas recibí este vídeo por Whatsapp:

Triste, no? Qué la tecnología esté tomando un lugar tan importante en nuestras vidas de tal forma que nos estamos desconectando de nuestros seres queridos?! A mí me impactó bastante y después de consultarlo con mi marido, tomamos una decisión: esta Navidad no habrá teléfonos móviles, ni tabletas, ni nada parecido no sólo en la mesa de navidad, sino en todos los días que estaremos visitando a los abuelos paternos.

Sí! A nuestras hijas casi se les salen los ojos cuando les comunicamos nuestra gran idea! “Y qué vamos a hacer las 3 horas de camino a casa de los abuelos? Y cómo vamos a desear feliz navidad a nuestras amigas? Y el estatus de Whatsapp sin actualizar 4 días???”

Pues sí! Sólo llevaremos el teléfono de mi marido para dos cosas: una, por si tenemos un accidente que Dios no lo quiera en la carretera o algún contratiempo, y para llamar por “skype” a los abuelos maternos en México el 25 de diciembre. Tanto mis hijas como yo dejaremos nuestros teléfonos en casa y veremos si sobrevivimos.

Arriesgado? Tal vez! Pero quiero que mis hijas aprendan a disfrutar de una fiesta familiar tan importante como la navidad como lo hacía yo de pequeña. Y no revisando el teléfono cada 5 minutos, chateando, viendo vídeos y jugando mientras que los demás están sentados en la mesa charlando y riendo. Confío en que con nuestro ejemplo, también mi cuñada y mis suegros no saquen sus teléfonos a la hora de cenar 🙂

Estricta? Sí! Pero son sólo 4 días que dedicaremos 100% a la familia, al verdadero sentido de la Navidad y a disfrutar los pequeños detalles sin necesidad de compartirlos con la red.

Después de pasar la Navidad con los abuelos paternos, iremos a Postdam a una exposición de Harry Potter y antes de regresar a casa pasaremos a comer a la casa de los otros abuelos paternos. Así que convivencia total del 24 al 27 de diciembre.

Ya les contaré como nos fue “desconectados” del mundo virtual y “conectados” con el mundo real.

FELIZ NAVIDAD!!!

P.D. Y sí, si tomaremos fotos pero con la cámara de nuestra hija menor que recibió este año de cumpleaños. Eso no puede faltar! 🙂

Llegó la hora…

de separar a las hermanitas! Después de casi 13 años de compartir habitación, ha llegado la hora de independizarse y gozar de una habitación para cada quién. Para los mexicanos no es raro compartir habitación con uno o mas hermanos, pero en Alemania no es así y en 15 años en este país no he conocido a nadie que tenga a dos hijos en una misma habitación. Sean o no del mismo sexo.

Yo no tengo hermanas, así que tuve la dicha de tener una habitación para mí sola pero mis dos hermanos compartieron una habitación hasta que el mayor se casó a los veintitantos. Lo más normal, no?

Y yo fui feliz con mis dos pequeñas en una misma recámara, jugando, leyendo y IMG_6229durmiendo juntas. Ya ni me acuerdo desde cuando me están pidiendo una solución para que cada una tuviera una habitación. Nuestra casa no es muy grande y solo tiene dos recámaras en la planta alta, ninguna lo suficientemente grande para dividirla en dos. Los dueños anteriores tenían dos hijos adolescentes cuando nos vendieron la casa y el hijo dormía arriba mientras que la hija tenía una habitación en el sótano. Desconozco desde qué edad dormía la niña abajo, pero nunca me hice a la idea que alguna de nuestras hijas durmiera ahí de pequeña. Ahora que la mayor está por cumplir 14 años, me parece aceptable que ella se pase al sótano y dejar a la hermana menor de 12 en su actual habitación.

Cada opción tiene sus ventajas y desventajas… no me atrevería a decir qué es mejor, si compartir habitación o dormir solo desde pequeño. Cada familia dentro de cada cultura decide lo mejor y adecuado para sus hijos y en nuestro caso tendremos experiencia con las dos, durante 12 años compartieron una recámara y por no sé cuantos más, tendrá cada una su habitación individual. En nuestro caso fue lo ideal y veremos si se extrañan, aunque ellas dicen que no 🙂

Ya no teníamos excusa para seguir esperando y este verano hemos empezado un proyecto que no solo implica renovar una recámara y la actual habitación de huéspedes/bar en el sótano para convertirla en recámara, sino también el estudio que ahora será el cuarto de invitados y dos cuartos más en el sótano donde tenemos que acomodar los muebles del bar.

IMG_5950

Adiós bar!

La recámara de las niñas tuvo primeramente un tapiz amarillo y una alfombra anaranjada porque no sabíamos si nuestro primer bebé sería niño o niña. La decoración neutral de Winnie Pooh sirvió unos años para después pasar a la de Princesas de Disney con más rosado. Hace 4 años las princesas fueros destituidas y sustituidas por sirenas, delfines, olas y color azul en tapiz y alfombra.

Imposible conservar los delfines y sirenas (demasiado infantil, dicen), así que ambas recámaras requieren nuevo tapiz y nuevas alfombras y cortinas. Armarios y lámparas para la mayor, mueble con cajones para la menor, los escritorios sólo se mudan del estudio a cada recámara y el próximo verano estrenarán camas matrimoniales que es también la norma en Alemania, con eso de que el novio/a se queda a dormir en casa. No! No se aceptarán novios todavía, pero las camas grandes no estorban 🙂

Muchos cambios, mucho que reacomodar y otro tanto que tirar. Quitar tapices viejos y alfombras, elegir nuevos diseños y colores, tapizar o pintar, armar muebles y decorar a su gusto! Un proyecto lleno de trabajo pero que trae vida, movimiento y cosas nuevas a nuestro hogar! Nada de aburrimiento y mucho por hacer! Nuestras hijas tienen edad para colaborar y con tanta ilusión, no se les hace pesado convertirse en albañiles por un par de meses.

Ya les iré contando como va el proyecto y les compartiré como siempre las fotos de antes y después! Si todo sigue el plan, las chicas podrán estrenar habitación con el cambio de año para coincidir con el cumpleaños #14 de la mayor a principios de enero 2019!

 

Ay, qué calor!

Ha llegado la hora de despedir el verano 2018, un verano en particular muy caliente. Y es que este año he sentido el calor como nunca! Por un lado en Alemania se vivió uno de los veranos más calientes de su historia y por otro, me tocó sobrevivir, sí… SOBREvivir la canícula en mi ciudad natal: Monterrey!

El calor se vive de diferente forma en ambos países… en Monterrey se está acostumbrado a las temperaturas superiores a los 35 grados, mientras que en el norte de Alemania, ya con 30 la gente se está muriendo. Y es que no sólo se trata de estar acostumbrado o no, que obviamente en Alemania no es normal llegar a 35 grados, sino que los lugares están o no acondicionados para esas temperaturas.

En las últimas semanas escuché a más de una persona indignada de que los alemanes se sorprenden cuando un italiano, latino o español se queja del calor… Típico comentario: “Pero si tu vienes de un país caliente!”. Y?

El hecho de ser originario de México, Italia o Colombia no significa que nos encanta sudar, o que amamos dormir sin ventilador ni aire acondicionado, o que en la oficina nos estemos asando como pollos también por falta de aire acondicionado. Aquí sufrimos igual que los alemanes las altas temperaturas porque ni las casas ni las oficinas tienen ni siquiera ventiladores, qué decir de aire acondicionado. Los ventiladores se agotaron en toda Alemania apenas empezando el verano. Si no estás en la playa tomando una margarita, el sol y el calor no son lo ideal en un día de trabajo.

No me gusta quejarme ni del calor ni del frío, pero he de confesar que en nuestras vacaciones en Monterrey que coincidieron malamente con la canícula (las semanas más calientes del año) no sólo me quejé sino que odié el calor de más de 40 grados. Qué cosa más espantosa! Sí, nací en Monterrey y viví ahí casi 30 años pero no lo había visitado en esta temporada en los últimos 16 años, así que tenía todo ese tiempo de no sentir calor de verdad.

PHOTO-2018-07-24-16-37-12

Ni el aire acondicionado, ni comer helado, ni ducharte tres veces al día te regresa la energía que el calor te quita. Apenas amanecía y ya me sentía cansada, sin ganas de salir ni hacer nada. Monterrey no tiene playa y aunque pasamos un par de días en un club deportivo con piscina, no pudimos disfrutar nuestra estancia al máximo porque con esas temperaturas no fue posible visitar ni hacer muchas cosas.

Regresamos a Alemania a principios de agosto y el calor continuaba… tuvimos un par de semanas con 30 grados que obviamente ni cosquillas me hicieron, pero que terminaron de arruinar los jardines, campos y cultivos. A duras penas sobrevivieron mis geranios y el resto de flores y plantas de ornato murieron achicharradas 😦

Septiembre llegó con lluvias y poco a poco el césped vuelve a tomar su color verde, pero los daños a la agricultura son irreversibles. Un verano muy caliente y sin lluvias que espero no se vuelva normalidad. Me gusta el calor, pero como dice la frase célebre: Nada con exceso, todo con medida.

Ahora a esperar que las hojas cambien de color y a prepararse en el otoño para recibir al invierno. Y así seguimos, cada año viendo como las estaciones no son tan predecibles y que el cambio climático rompe récords aquí y allá.

En fin, lo bailado nadie me lo quita y tanto en Monterrey como aquí pasamos unas vacaciones en familia, sin contratiempos y agarramos un color bronceado divino.  La próxima semana tenemos vacaciones de otoño y empezaremos con nuestro nuevo proyecto de remodelación! Pero eso se los cuento en otra ocasión! Hasta pronto!

Leyendo en español

¡Me encanta leer! Es uno de mis pasatiempos favoritos y además de leer para mí, durante muchos años les leí cuentos a mis hijas cada noche antes de dormir. En español, por supuesto! Pero ahora ya son adolescentes y leen por su cuenta, por lo que no les leo ni cuentos ni nada! Así que cuál no sería mi sorpresa cuando me invitaron a leer un cuento en español pero a niños alemanes!

¿Curioso? Pues no para el proyecto que cada año realiza una asociación llamada “Stade liest e.V.” (Stade lee) en nuestra ciudad. Les cuento de qué se trata…

Durante dos semanas, cada tarde se lee un cuento/historia en un parque infantil en alemán y en un idioma extranjero a todo aquel que quiera participar. La invitación es para mayores de 5 años pero si un hermanito o hermanita menor asiste, no pasa nada. En el programa de este año pueden ver que además del español, se leyó en árabe, turco, italiano, inglés e incluso lenguaje de señas.

Hace un par de años me habían invitado a participar pero no pude por razones de tiempo. Esta vez no tenía ningún otro compromiso y acepté con gusto. Una semana antes conocí a la persona que leería conmigo la versión en alemán y que me prestó el libro que presentaríamos: Don Conejo y Doña Osa. Al igual que todos los libros elegidos para el proyecto, es bilingüe y tiene los textos en ambos idiomas.

El día señalado llegué temprano para buscar estacionamiento y conocí a parte del equipo organizador que ya estaba preparando las bocinas, la alfombra para el público y los boletos de la rifa. Ah, porque al final de cada lectura se rifan los dos libros entre los asistentes.

Tuvimos suerte con el clima, y la tarde estaba soleada y cálida. Justo a las 6 de las tarde después de escuchar las campanadas de las 3 iglesias de la ciudad, empezamos a leer de forma alternada… alemán y español. El público estaba formado por 20 niños y niñas con padres o abuelos que escucharon con muchísima atención la historia de un conejo ordenado y tímido, que busca compañero de piso y que recibe a una osa ruidosa y alegre. A pesar de las diferencias, ambos aprenden a convivir y a adaptarse después de un par de incidentes divertidos.

Cabe mencionar que se buscan personas nativas para que lean las versiones extranjeras, y las personas invitadas para que lean en alemán son “promis” o personajes importantes en la ciudad como la alcaldesa, la directora de la oficina de turismo, la encargada del Archivo de la ciudad, etc.

Al final dos niños ganaron los libros utilizados en la presentación, la cual no duró más de 30 minutos y que terminó con aplausos y caritas contentas cuando se les entregó un paquetito con el material para hacer un osito móvil. Al parecer, cada tarde se les regala un pequeño detalle relacionado al libro leído. Primeramente queríamos llevar panecillos con miel, pero como es temporada de avispas, nos decidimos por un trabajo manual que cada niño podía hacer en casa con mamá o papá.

Fue una experiencia muy enriquecedora y que seguramente repetiré, pues les gustó mucho mi alternancia de voces y efectos especiales, jiji.

Ojalá este tipo de proyectos se realizara en cada escuela, jardín de niños, parque o biblioteca del mundo. El objetivo es sensibilizar a los niños de la riqueza que posee la humanidad con tantos idiomas diferentes. Al escuchar los dos idiomas se percatan de similitudes en palabras, diferencias en la entonación y diversidad de formas de comunicación.

Y para mí fue un placer volver a leer en español a niños atentos e interesados en otras culturas 🙂

IMG_5791

A %d blogueros les gusta esto: