El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Vivir en Alemania"

2da posada navideña entre amigas

¿Quién iba a pensar que un encuentro de mexicanas casadas con alemanes resultara en un grupo de amigas que se reúnen dos veces al año para pasar un rato agradable? Una de esas veces es en noviembre, y como está cerca de Navidad hemos logrado organizarlo a forma de posada con piñata, ponche y regalos.

El grupo original nació hace casi dos años en Kassel con 31 mujeres mexicanas que viven en diferentes partes de Alemania, todas casadas con alemanes. Para seguir en contacto, hicimos un grupo en Whatsapp donde 25 seguimos muuuuy conectadas :), mientras que en otro grupo de Facebook seguimos todas. Para la 2da posada realizada el fin de semana pasado, logramos reunirnos 20, una más que en la primera!!! Nada mal, no?

En esta ocasión el punto de encuentro fue Wilnsdorf, cerca de Siegen a una hora de IMG_1196Fráncfort. Y la fecha fue reservada desde hace meses: el sábado 18 de noviembre 🙂 Del norte, somos 6 y en esta ocasión viajaríamos 3 el viernes, y las otras 3 el sábado temprano. Para evitar el tráfico del viernes por la tarde, decidimos salir también temprano y a pesar de que una tuvo que cancelar de último minuto porque su hija se enfermó, una amiga y yo seguimos con el plan y salimos cerca de las 10 en dirección al sur.

Después de casi 4 horas y media llegamos a nuestro destino, donde la anfitriona nos esperaba con un delicioso caldo de camarón al estilo Veracruz. Descansamos un rato para después recoger a otra chica que llegaría en tren desde Basilea, Suiza. Mas tarde cenamos todas las que habíamos llegado el viernes (4) con la anfitriona y una amiga de ella en un restaurante hermoso, una Vinoteca antigua cuya especialidad son los “Flammkuchen”, donde pasamos un rato ameno entre juegos, risas, vino y comida.

A las 9, la anfitriona nos llevó al centro de Siegen, de donde partiría un tour nocturno por la ciudad con un guía de la Edad Media. Fue muy divertido e interesante conocer las leyendas de la ciudad, conocer lugares que han hecho historia y aprender que el gran pintor Rubens nació en Siegen 🙂 A pesar de los 0 grados de temperatura, aguantamos vara y nos despedimos de nuestro guía a las 11 de la noche.

23621303_10213620320595647_3686434201338469509_n

Y llegó el gran día! El sábado desayunamos en una linda cafetería de Siegen llamada Barcelona donde poco a poco fueron agregándose las viajeras que faltaban, ya éramos 18, solo faltaban dos que llegarían mas tarde. Y la sorpresa del día nos la dio una que de último momento se decidió asistir, viajando más de 3 horas sola, dejando a sus 3 pequeños con su papá para regresar a media noche a su casa. Esas son ganas!!! Me dio tanto gusto volver a verla que se me salieron las de cocodrilo 😉

Ya saben cómo son 18 mujeres reunidas, así que el desayuno almuerzo se prolongó hasta las 2 de la tarde y con prisas caminamos a la parte más alta de la ciudad donde se encuentra un castillo-museo, donde una señora mayor nos dio un tour en español por todas sus salas. En el sótano visitamos una mina de hierro, en el primer piso conocimos la historia de la familia Nassau-Oranien y por último, recorrimos el segundo piso dedicado a Rubens donde admiramos algunas de sus obras. Así que no nos podemos quejar, además de la fiesta nuestros encuentros siempre tienen un toque cultural 🙂

2017-11-20-PHOTO-00001802

Volvimos rápidamente a casa de la anfitriona para cambiarnos y llegar puntualmente a la misa de 6, donde el párroco nos permitió cantar al final y nos dió su bendición. Acompañadas de la guitarra de una de nosotras, cantamos “Los peces en el río” y “Feliz Navidad”. Después nuestra guitarrista cantó a capella una canción que nos hizo llorar, al menos a mí de emoción! Dios permitió que nos conociéramos el año pasado y ha permitido que nos volvamos a encontrar en diferentes ocasiones para consolidar nuestra amistad, recordar nuestro amor a México y sentirnos en familia. Esa familia que tenemos tan lejos se hace presente en cada una de nosotras, apoyando, abrazando y compartiendo momentos inolvidables como éste.

Finalmente llegó la hora de la tan esperada posada en un saloncito que rentamos muy cerca de la casa de la anfitriona donde por cierto durmieron 15 de las invitadas, las otras 5 dormimos en un apartamento vecino. Igual que el año pasado, al llegar unas empezaron a poner la mesa mientras otras cocinaban el postre. Unas sacaban las bebidas y otras organizaban los regalos. Y a eso de las 9 pedimos posada con peregrinos, guitarra, velas y cantos para seguir con la cena que ya esperaba calientita: barbacoa de res, tortillas de maíz, arroz y ensalada. De postre: ponche, flan y capirotada. Para variar, comí de más y mas tarde, sería imposible dormir… pero eso sí: lo comido y lo bailado, quién me lo quita!

Seguimos con el intercambio de regalos y un juego muy divertido que consiste en abrir un gran regalo con guantes de cocina. Nos reímos como nunca! En ninguna posada mexicana puede faltar la piñata, y aquí tuvimos una muy colorida, llena de dulces mexicanos que quebramos como si fuéramos niñas chiquitas.

2017-11-20-PHOTO-00001816

Después de despedir a nuestra chica sorpresa que tenía que regresar a casa porque su marido saldría de viaje al día siguiente, abrimos pista y nos pusimos a bailar cumbias, corridos, salsa y sobre todo canciones de nuestra juventud con muchísimo ritmo e injundia…. hasta….

que llegó la policía!!! En ese momento estaba cerca de la grabadora y como no encontré como bajarle al volumen, no quedó más remedio que picarle a algo y la música paró de repente! Algunas ni siquiera se habían dado cuenta de la presencia del policía y me miraban desconcertadas… ups! Algunos vecinos se quejaron del ruido y aunque podíamos seguir la fiesta, tendría que ser sin volumen alto para evitar una multa. Lo más divertido del momento fue ver la cara del policía que supongo no esperaba encontrar tanta belleza latina bailando y los chistes que hicimos después sobre los “stripers” que no lo eran.

Ya era la una y media, así que con el dolor de nuestro corazón empezamos poco a poco a recoger todo. A las 3 ya estaba en cama con un dolor de estómago que me impidió dormir a pesar de estar tan cansada, pero al menos pude dormir un par de horas antes de llegar al almuerzo mexicano que las organizadoras habían preparado: huevos con salsa, tamales y chilaquiles. Ay Dios! A seguir comiendo porque eso no lo ve uno por acá todos los días!

A mediodía empezaron las despedidas y cada una tomó un rumbo diferente a su lugar de residencia: norte, sur, este u oeste. Unas tardarían poco y otras mucho en llegar, pero todas lo harían con las pilas bien cargadas, felices de haber pasado un fin de semana inolvidable y seguras de que habrá una próxima vez. Sí, seguras porque la posada ha quedado institucionalizada y nos reuniremos cada segundo fin de semana de Noviembre a nuestra tradicional posada. Dónde? Eso irá cambiando pero al menos el 2018 ya está decidido: iremos al sur!!!

De nuestro primer encuentro en Kassel, ha seguido la posada en Wolfenbüttel, luego Hamburgo al norte y la segunda posada en Siegen. Habrá que buscar un pretexto para reunirnos la primavera del 2018 antes de la posada en Stuttgart, pero seguro que no tendremos problema porque ya vamos agarrando experiencia y sabemos que estos encuentros son necesarios para nuestra felicidad y salud mental en Alemania, donde la falta de sol nos agüita y el invierno se nos hace eterno. Doy nuevamente gracias a Dios, a los planetas, al destino o a quién haya sido el culpable de haber encontrado un grupo de amigas tan hermoso, alegre y diverso. Cada una de nosotras aporta al grupo su experiencia, virtudes y valores para complementar un círculo de mujeres bellas e inteligentes. Dios las bendiga siempre y las conserve en mi camino como Mariposa Migrante por este país 🙂

2017-11-20-PHOTO-00001809

P.D. Y no quiero olvidar un agradecimiento muy especial a la anfitriona y organizadoras por hacer todo esto posible. Gracias, Danke, Thank you!!! Espero el tiempo y esfuerzo dedicados a la organización hayan valido la pena, las invitadas quedaron felices con todos los detalles, dedicación y sorpresas que hicieron de este evento un éxito. GRACIAS!

Anuncios

Proyecto: Remodelación recámara principal

Cuando nos casamos hace 15 años mi marido vivía en un departamento donde había una cama de agua. Fue una experiencia nueva para mí que no conocía ese tipo de camas y obviamente al mudarnos a Stade, la cama se mudó con nosotros. Como todo en la vida, ha llegado el momento de cambiarla y aprovechando que teníamos que vaciar 600 litros de agua decidimos renovar la habitación completa.
El proyecto consistiría en cambiar el tapiz y la alfombra que normalmente se podría completar en un par de días, desgraciadamente el piso en la segunda planta de nuestra casa cruje al caminar sobre él y mi marido decidió cambiarlo también, lo cual implicó mucho más tiempo y esfuerzo de nuestra parte, eso sin mencionar el factor económico!

La base de la cama es roja por lo que el tapiz anterior era de color anaranjado que IMG_8981combinaba muy bien con la cama pero que después de un par de años dejó de gustarme. Así que esta vez nos decidimos por un color más conservador: color arena en combinación con un tapiz estampado relacionado a la playa.  La alfombra anterior era casi blanca y después de 14 años se pueden imaginar que tan blanca seguía, así que esta vez convencí a mi marido de elegir un color más cubridor y obscuro. Otro elemento que cambiamos fue la cortina que anteriormente era blanca transparente por una tela estampada con los tonos de la alfombra y tapiz con un tono rojizo.
Me encanta renovar, porque a pesar de que es mucho trabajo para dos personas, es una perfecta oportunidad para deshacerse de cosas que no se necesitan o que no se han usado en mucho tiempo. Además, el trabajar con mi marido me obliga a practicar la paciencia porque él es muy perfeccionista y yo soy un poco más práctica y “chambona” como decimos en México. Además practicamos el trabajo en equipo y compartimos momentos divertidos entre pintura, pegamento de tapiz y polvo.

Mi marido no tomó días libres para este proyecto, así que trabajaba por la noche un par de horas cuando llegaba del trabajo y los fines de semana. Después de 4 semanas les presento nuestra nueva habitación:

Objetos que fueron sustituidos:

  • Colchones de agua. En lugar de uno grande, esta vez pedimos dos individuales para que cada quien regule su temperatura y volumen de agua.
  • Alfombra. Abajo de la alfombra, Tom puso una esponja que al pisar se siente como caminar en las nubes ( o en la arena?). Muy buena idea de mi querido Tomasito 🙂
  • Tapiz. Además de quitar el viejo y poner el nuevo, tuvimos que pintar las paredes de blanco antes de tapizar porque el tapiz era muy claro y se transparentaban las partes con yeso. Trabajo adicional que no estaba planeado, grrr!
  • Cortina. Creada y hecha por mí, que considerando mi poca experiencia en la costura es toda una obra de arte 🙂 IMG_8983

Algunos elementos nuevos:

  • Calcomanías en la pared:
    • un par de palmeras que combinan perfectamente con las palabras escritas en la arena IMG_8967
    • la frase: “living by the sun, loving by the moon” que incluye el sol y la luna que combinan también con el tema playa. De esta forma cuando afuera no haya sol, en nuestra habitación siempre brilla (en la foto no se aprecia, pero es color cobrizado)IMG_8970
  • Mueble adicional para acomodar libros, mis aceites, joyería, etc.IMG_8968
  • Perchero detrás de la puerta para colgar batas IMG_8980

Y sacamos una bolsa grande de ropa que ya no usamos (o no nos queda) y dos bolsas medianas de basura!!! Adicionalmente muchas cosas cambiaron de lugar, ya sea porque correspondían al baño o al cuarto-clóset.

Apenas llevo una semana durmiendo en el nuevo colchón y ya he notado muchas diferencias: amanezco sin dolor de espalda/cuello, no me despierto cuando Tom se mueve y duermo mucho mejor! No entiendo porqué retrasamos tanto tiempo el cambio de colchón! Pero como dice el dicho: más vale tarde que nunca 🙂

Por último les comparto algunas fotos de todo el trabajo que implicó esta renovación y sobretodo pueden verme en mi rol de “albañil” o mil-usos 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fiebre ochentera

Siempre me han llamado la atención los programas de “apuestas” en la televisión alemana. Muchos años fui fan de un programa llamado Wetten dass…en el que los candidatos apostaban ser capaces de hacer algo difícil o curioso, y un invitado famoso, fuera deportista, actor o cantante decía si creía o no que el candidato podía cumplir con su hazaña. De no coincidir, la persona famosa tenía que hacer algo normalmente penoso y ridículo en televisión.

En el mismo programa, el equipo de producción viajaba a una ciudad y se le pedía a la comunidad cumplir una “apuesta” en el tiempo que duraba la emisión. Por ejemplo una vez pidieron en Viena que 1000 parejas se presentaran en la plaza del ayuntamiento vestidos con traje y de largo para bailar un Vals y en otra ocasión, en Berlín tenían que llevar 500 asadores a la puerta de Brandenburgo con mínimo una salchicha asada. A ese tipo de apuestas se les llama “Stadtwette” (apuesta de la ciudad). En estos casos el moderador era el que tenía que hacer algo ridículo si la ciudad cumplía la apuesta.

“Wetten dass…” es uno de los programas más exitosos de la televisión alemana y divirtió a miles de telespectadores de 1981 hasta el 2014. Sería algo así como el programa mexicano de Chabelo que también duró varias décadas en televisión.

El programa “Wetten dass…” ya no existe pero las apuestas de ciudad sí, por ejemplo en canales de radio o en otros programas de televisión. La cadena NDR organiza un tour de verano por diferentes ciudades del país, donde además de presentar conciertos realiza “Stadtwetten”. Y qué creen? Este año visitaron Stade, la ciudad donde vivo desde hace 14 años.

Hace dos semanas presentaron la “apuesta” para nuestra ciudad que decía: “250 personas deberán presentarse en la plaza de la ciudad vestidos de los 80s y bailarán una coreografía de la canción “What a feeling” de la película Flashdance.”

Y como ya me conocen, no podía faltar a este importante evento que seguramente no se repetirá en los siguientes 10 años. Así que manos a la obra! A sacar todo lo fosforescente/neón que tenemos en el guardarropa, calentadores, bandas de pelo y faldas de olanes. Ah, porque obviamente mis hijas y mi marido también se unieron a la fiebre!

Un par de piezas las renté en un local de disfraces y el resto fue cuestión de usar la creatividad. A maquillarse y peinarse como en los 80s y a ensayar la coreografía para no desafinar.

Llegamos puntuales al punto de reunión y poco a poco fueron llegando más y más. Nos formamos para el conteo y aunque lo de la coreografía fue más bien simbólico, se cumplió con la apuesta: 586 personas en look ochentero invadieron Stade y le dieron un ambiente que nunca había vivido. Todos felices, riendo divertidos de los disfraces, bailando como nunca y disfrutando salir en la televisión aunque fuera por un rato. Tuvimos muchísima suerte con el clima porque estuvo soleado y templado. Y como la ciudad cumplió, los moderadores se tuvieron que vestir de los 80s y bailar en el escenario para nosotros.

Stade NDR

Me ven? Por ahí estaba yo!

Después de bailar “What a feeling” se presentaron diferentes artistas de los 80s, como Markus, Harpo, Fräulein Menke o Smashing Picadillys, obviamente todos desconocidos para mí que no vivía en Alemania en aquellos entonces, pero conocidos por mi marido y la mayoría de los asistentes. Todos cantando y bailando al ritmo de sus “hits” de juventud. Alrededor de la plaza colocaron puestos de cerveza, antojitos alemanes como salchichas, y la fiesta continuó hasta las 11, hora límite para presentaciones de este tipo en medio de la ciudad.

Aquí pueden ver vídeos y fotografías de la velada –> http://www.ndr.de/nachrichten/niedersachsen/sommertour/Sommertour-Stade,sommertour8422.html

Nunca me había vestido de los 80s y hacía mucho tiempo que no la pasaba tan bien! Espero este tipo de oportunidades se repitan y si alguna vez llegan a escuchar de una “Stadtwette” en su ciudad, no duden en participar! Es muy divertido!!!

IMG_8756

Turisteando por el Mar Báltico

“En el mar, la vida es mas sabrosa…” dice una popular canción y definitivamente le doy la razón! Pero como todo en la vida, hay de mar a mar, y el que cree que todas las playas son cálidas, con olas, palmeras y vendedores de pareos no conoce las playas del norte de Europa!

Lo más curioso, es que para muchos alemanes la frase “en el mar, la vida es más sabrosa” también aplica cuando se pasan unos días soleados en las playas del mar del Norte o Báltico con apenas 20 grados y el agua a 16, sin olas y con vientos de 60-80 km/hr. Por eso repito, hay de mar a mar y en gustos se rompen géneros.

Mi primera vez en una playa alemana fue hace varios años, 10 para ser exactos. Pasamos Pascua con mis suegros en la famosa playa de “Timmendorfer Strand” en el Mar Báltico (Ostsee). No es necesario escribir, con ver la foto a continuación podrán entenderme:

 

Nunca había pensado que se podía ir a la playa vestida como quien va al polo norte! Y mi marido diciendo “oh, que hermoso día, y la brisa, y las gaviotas…” y pusimos a las niñas a jugar en la arena mientras que yo temblaba de frío y no aguantaba el aironazo en los oídos.

Lo siento, pero conociendo las playas mexicanas y todo lo que incluyen, desde los 30 grados, agua templada, hermosas olas, arena suave, y ambiente con bebidas tropicales, cocos y mangos enchilados, no me pueden pedir que me gusten las playas de acá. Pero como les digo, esa primera experiencia fue en Abril y este año quise darle una segunda oportunidad al Mar Báltico, pero en Junio!

Aprovechando un puente y poniendo como excusa nuestro aniversario de bodas #15, dejamos a las niñas con mis suegros y pasamos unos días en Wismar donde no solo conocimos la ciudad, sino algunas playas cercanas.

  • Wismar. Es una ciudad hanseática como Stade (donde vivo) y con una población similar. El centro histórico es patrimonio de la humanidad y conocimos dos de las iglesias importantes de la ciudad. Incluso en la iglesia de Santa María, hicimos un tour que nos llevó por la torre de 82 metros que queda de la construcción, ya que la nave fue demolida en los 60s porque después de la 2da guerra mundial quedó muy destruida y reconstruirla salía muy caro. Muy recomendable!

 

La ciudad es muy bonita y en el puerto comimos los tradicionales “Fischbrötchen” (torta de pescado) que estaban para chuparse los dedos.

IMG_6909

  • Isla Poel. Una pequeña isla de apenas 2500 habitantes donde conocimos la iglesia del pueblo y la playa. A pesar de estar a 17 grados, había gente dentro del agua que también estaba muy fría. Brrrrr!

 

  • Boltenhagen. Al día siguiente conocimos esta popular playa que es muuuuy turística y donde había muchísima gente tomando el sol, bañándose o paseando por la ciudad que está llena de restaurantes y bares. Claro, había un sol brillante y 20 grados!!! No me puedo quejar, pues este día pude caminar por la playa en manga corta 🙂

 

 

Por azares del destino, el siguiente fin de semana volví al mar Báltico, pero esta vez con amigas y del lado del estado Schleswig-Holstein, y no de Mecklenburg-Pommern. La ciudad se llama Grömitz y también es muy turística. Paseamos por el malecón, disfrutamos del sol y el clima (24 grados) y aunque no me metí al mar, pasé un par de horas a la orilla para tomar un poco de sol y vitamina D! El agua estaba a 16 grados pero como pueden ver en las siguientes fotos, eso no les importa a los alemanes ya que se bañaban como si nada.

 

En resumen les cuento que esta vez disfruté mucho más de las playas alemanas que hace 10 años, pero aún así no creo pasar jamás unas vacaciones de una semana o más en el mar del Norte o el Báltico. Prefiero mil veces las playas del sur, sea España, Italia, Grecia o Croacia, que aunque no vendan mangos con chile, ni los niños muevan la panza por 10 pesos, el clima y la temperatura del agua son suficientemente cálidos para mi 🙂 Es mucho pedir? Tal vez, pero ni las playas bajitas ni las canastas típicas de la región me convencen. Un fin de semana con gusto, pero nada más!

IMG_6833

A los alemanes les encanta el agua, y no sólo tienen las costas del norte, sino que apenas saliendo el sol, los lagos, ríos y piscinas públicas en todo Alemania se llenan de gente que disfruta bañarse a partir de los 20 grados. Después de 15 años de vivir en este país sigo sin adaptarme a esta costumbre, pero mis hijas como buenas alemanas disfrutan de la playa del Río Elba o de cualquier lago como si estuvieran en Puerto Vallarta o Cancún. Dichosas! Yo me muero de frío en estas aguas heladas aunque afuera esté el sol a 30 grados 🙂 Por qué será???

Mariposa Quinceañera

Sí, 15 años de mariposa migrante y como en México, este aniversario lo celebraré en grande! En mi opinión personal, el migrante vuelve a nacer en el momento que llega a su nuevo país y así como un recién nacido, al principio tiene que depender de otra persona. En mi caso fue mi marido quien tenía que acompañarme al médico, al supermercado y a las oficinas gubernamentales a llenar formularios y completar trámites. Después como cualquier niño de pre-escolar, hay que aprender a hablar (en mi caso el idioma alemán), a andar solo y a no depender tanto de los demás, así como a descubrir todos los rincones del nuevo hogar.

Yo ya pasé por la etapa escolar y me encuentro en el nivel de secundaria, como cualquier adolescente con cambios hormonales (es simple casualidad que coincida con mi menopausia), miles de preguntas sin respuesta, rebelde e inquieta cumplo mis primeros quince años en Alemania. Ya hablo el idioma y me muevo como pez en el agua, pero sigo buscando posibilidades en el marco laboral. Soy alemana desde hace 10 años, pero sigo siendo una combinación curiosa de migrante aquí y extranjera en México.

chingesu
Brindo por estos primeros 15 años en Alemania, que ya son la tercera parte de mi vida. Brindo porque han sido maravillosos… llenos de aventuras, bendiciones y sorpresas. Hace 15 años no solo me convertí en esposa y migrante, al paso del tiempo me he convertido en madre, profesora de español, ciudadana alemana, escritora de este blog, y mil facetas más que me han acompañado a lo largo de este tiempo en mi nueva patria.

Brindo por estos 15 años, que no han sido fáciles pero que me han convertido en lo que hoy soy: una mariposa madura, plena y feliz. Como las mariposas monarca he volado miles de kilómetros hasta estas tierras para encontrar mi nuevo hogar: frío, lejano y a veces descolorido pero que he aprendido a colorear con mis tradiciones y costumbres, los sabores y acento de mi tierra natal y con la música que llevo por dentro.

Brindo por los siguientes 15 años en los que mis hijas se convertirán en adultas y seguramente dejarán su nido, y en los que espero seguir aprendiendo, disfrutando y volando como hasta ahora.

Tenía ganas de organizar una gran fiesta para celebrar estos XV años, pero con los recientes problemas de salud y visitas al hospital, la fiesta tendrá que esperar. Con la próxima visita de mi hermano y su familia ya tengo suficiente para organizar y planear! Será mejor hacer la fiesta cuando no esté la agenda tan llena, ya les avisaré!

Semana de terror

A veces pienso que tengo algo de Gatúbela por aquello de las siete vidas de un gato. Ya van dos veces, o tres si contamos la cesárea de emergencia que me hicieron cuando nació nuestra primera hija que me llevo un susto y la vida me regala una nueva oportunidad.

Siempre había gozado de una presión arterial normal pero considerando que ambos padres y uno de mis hermanos sufren de presión alta desde jóvenes no había duda de que tarde o temprano llegaría mi turno. Y eso sucedió la segunda semana de mayo de este año cuando un lunes por la mañana amanecí sintiéndome muy rara.

Día uno. Lunes 8 de mayo. Como no me sentía lo suficientemente bien para irme al trabajo decidí visitar a mi doctor general para checar mi presión. La traía en 180/110 y me colocaron un spray debajo de la lengua para bajarla un poco, lo que sucedió unos minutos después. También me hicieron un electrocardiograma y mi corazón salió un poco acelerado pero no había indicios de infarto ni nada grave. Luego de hablar con el médico y asegurarse de que estaba bien decidí irme a la escuela a dar mis clases de español. Como tenía una cita programada para el jueves me pidieron que fuera todos los días a revisarme la presión al consultorio.

Día dos. Martes 9 de mayo. Fui a revisarme la presión al consultorio y la traía en 140/95. Cabe mencionar que además de sentirme un poco rara desde el lunes sentía la lengua, el brazo y la pierna derecha adormecidas para lo cual el doctor no tenía explicación alguna. Esa mañana cancelé mi clase de español en la universidad porque no me sentía apta para darla. Como presentí que tendría que medirme la presión arterial frecuentemente pedí un aparato por Internet.

Día tres. Miércoles 10 de mayo. La presión la traía en 180/105  y en esta ocasión decidí IMG_6594pedir hablar con el médico, el cual finalmente me recetó un medicamento para controlarla (2,5 mg Ramipril). El aparato llegó por la tarde a casa. Por la noche dí mi clase de español como cada miércoles sin problemas.

Día cuatro. Jueves 11 de mayo. Como tenía la cita programada para la tarde decidí esperar hasta entonces y fui al médico a mi cita de control de resultados sanguíneos a pesar de que toda la mañana me había sentido muy mal. A mediodía decidí cancelar mi clase del jueves por la noche y la del viernes por la mañana ya que no me sentía en condiciones para trabajar y quería dar un poco de tiempo a que mi cuerpo asimilara el nuevo medicamento. La presión la traía un poco alta, no tengo el dato exacto pero el doctor consideró que el medicamento tardaría algunos días en controlarme la presión arterial. De los resultados de sangre me recetaron vitamina D ya que traigo un nivel muy bajo de esta vitamina por falta de sol en este país.

En la madrugada del viernes (2:00 am) me sentí tan mal que le pedí a mi marido que me llevara a urgencias ya que mi presión arterial estaba en 165/100 y mi hermano que es médico, desde México me dijo que no era normal traer la presión tan alta. En urgencias después de esperar 20 minutos ya que la persona encargada de diagnosticar a primera vista consideraba que mi presión no era tan alta, cuando entré al médico mi presión ya estaba en 210/120. Inmediatamente me colocaron otra vez un spray debajo de la lengua, me hicieron un cardiograma, me sacaron sangre y llamaron a un neurólogo ya que el adormecimiento de extremidades y lengua no le parecieron normales a la doctora que me revisaba.

Después de que la neuróloga hiciera algunas revisiones generales y preguntas dijo que me tenía que quedar en el hospital (estación de neurología) para hacer estudios y revisar mi presión arterial detalladamente. Mi marido me dejó en mi habitación y partió a casa a eso de las 5:00 de la mañana para volver un par de horas después con una maleta con lo básico indispensable y dejarme solita ya que tenía que irse al trabajo. Las niñas se quedaron con amiguitas después de la escuela.

Día cinco. Viernes 12 de mayo. A media mañana el doctor jefe de la estación me revisó y confirmó lo que la neuróloga unas horas antes había indicado: una tomografía, un estudio de 24 horas de mi presión arterial, y una punción lumbar para revisar el líquido cefaloraquideo.  Como en todos los hospitales alemanes hay que aprender a esperar y ese día durante la tarde sólo me realizaron la punción lumbar y me colocaron un aparatito para medir la presión arterial cada 20 minutos. La tomografía (MRT) tendría que esperar para el lunes ya que sábados y domingos no hacen tomografías y hay muy poco personal en el hospital.

Día seis. Sábado 13 de mayo. Thomas tenía un proyecto importante así que tendría que trabajar y las niñas se quedaron en casa de mi cuñada en Bremen mientras que mi marido estaba en su trabajo cerca de ahí. En el hospital no pasó mayor cosa… sólo a media mañana me retiraron el aparatito de la presión y como la presión seguía alta me duplicaron la dosis del medicamento (5 mg). Recibí visitas de amigas y por la noche Thomas vino con las niñas a visitarme de sorpresa.

IMG_6603

Día siete. Domingo 14 de mayo. Vaya forma de celebrar el día de las madres en un hospital: Thomas trabajando y las niñas con amiguitas mientras que yo seguía aburrida en el hospital. Gracias a Dios me visitaron algunas amigas que hicieron el día más llevadero. Por la noche me visitó Thomas con una de las niñas. Esta noche dormí muy mal ya que no pudieron darme los tranquilizantes que me habían dado las dos noches anteriores porque al día siguiente me esperaba la tomografía. Cabe mencionar que durante todos estos días la sensación rara en extremidades y lengua continuaba.

Día ocho. Lunes 15 de mayo. A primera hora me hicieron la tomografía prometida y poco después un EEG que es un estudio para revisar los nervios, en mi caso revisaron los de las piernas. Por la tarde el neurólogo me dijo que a primera vista todos los estudios estaban en orden y que me podían dar de alta. A las 6:00 de la tarde Thomas me recogió y finalmente regresé a casa después de una semana de terror.

Diagnóstico: sufro de presión alta por si tenían dudas y al salir del hospital me indicaron otra pastilla más, así que actualmente tomo el triple (7,5 mg) de lo que mi doctor general había recetado al principio. En dos semanas y media tengo que volver al hospital para conocer los resultados de todos los exámenes que me hicieron en estos días. Mi doctor general hará el seguimiento de mi presión arterial. Podría ser que la presión alta haya surgido por mi apnea de sueño y que los problemas en mis extremidades sean a causa de la presión alta. Una vez controlada la presión suponen que el problema nervioso desaparecerá. Ya veremos!

Negligencia médica? Es evidente, pero como siempre y como con todas mis experiencias en los hospitales alemanes ya no me queda más que darle gracias a Dios y a sus ángeles custodios que me han salvado una vez más de estos médicos que parecen no tener idea de cómo tratar a sus pacientes.

Un susto más a mi baúl de los recuerdos y una experiencia más que confirma lo que ya había escrito antes cuando me retiraron la matriz: que es de muy mala suerte enfermarse en viernes o en fin de semana. No se porque esta vez dejé pasar varios días y espero para la próxima irme al hospital en cuanto aparezcan los primeros síntomas y no confiar en el médico general que por lo visto no tenía idea de lo grave de mi situación.

No me gusta criticar el sistema médico alemán, porque aún siendo público es bueno, aunque no se compara con el servicio médico privado de México al que estaba acostumbrada. Después de tantos años he aprendido a defenderme un poco más, a exigir un mejor servicio y a poner a todos los santos de cabeza para que los médicos hagan su trabajo bien. De 5 veces que he estado en el hospital más 1 estancia de mi marido, tenemos 4 experiencias negativas y 2 positivas. Dios quiera las próximas sean SOLO positivas porque ya se me están acabando las 7 vidas de Gatúbela.

Ahora a esperar que mi cuerpo asimile el medicamento y mi presión arterial se controle. Los mantengo informados de las novedades en cuanto las tenga. Y a cuidarse!!!

Aprender a soltar

Hay que soltar, aprender a soltar… ese es mi mantra de los últimos meses. Con dos hijas pre- adolescentes (10 y 12) tengo que aprender a dejarlas crecer, ser independientes y madurar. Se dice fácil, pero no lo es.

El año pasado nuestra hija mayor fue por primera vez “de shopping” con su mejor amiga al centro de nuestra ciudad. También fue con sus compañeros de clase a la feria del pueblo donde hay puestos de comida y juegos mecánicos. Ambas experiencias fueron positivas y ahora la pequeña espera cumplir 11 años para poder ir sola de compras con sus amigas.

Poco a poco… hay que soltar! Desde que entraron a primaria las dejé ir solas a la escuela caminando como todos los niños del barrio, y al entrar a la secundaria se fueron desde el primer día en autobús. Raras veces las recojo en coche y ya saben que no soy taxi para que me insistan en hacerlo cuando salen temprano o está diluviando. Hay que soltar…

En las vacaciones de Pascua querían visitar a la hija de una amiga mía que vive en el norte de Alemania y por cuestiones prácticas, lo mejor era que viajaran en tren. Así que por primera vez viajaron solas de Hamburgo a Flensburg! No tuvieron que cambiar de trenes y el trayecto duró poco mas de dos horas. Sí, muy corto… pero para una mamá mexicana parecía una eternidad. La mayor estaba un poco más nerviosa, pero el mero día asumió su rol de hermana mayor y estaba bastante tranquila. Con dos maletas pequeñas y sus mascotas (ratones) en una caja de transporte, viajaron felices y sin contratiempos.

Hay que soltar! Hace unos días, las niñas (sí, pre- adolescentes) se quedaron solas en casa todo el día y les dejé unas pizzas congeladas que tenían que calentar en el horno. No es la primera vez que se quedan solas, pero normalmente es por la tarde o noche y sobreviven con pan tostado o alimentos fríos. Esta vez decidí soltar mi miedo y permitirles usar el horno eléctrico. Los riesgos son menores que con un horno de gas, y ellas se sintieron “grandes” calentando sus pizzas solitas.

No es fácil soltar siendo mexicana en Alemania… no soy de esas mamás que dejan a sus hijos hacer todo lo que quieren solo porque sus amigos lo hacen, pero tampoco quiero ser mamá de las únicas niñas que no tienen whatsapp, que no pueden quedarse a dormir con amiguitas o que no salen solas ni a la esquina. Lo difícil es encontrar el punto medio, como dice el refrán “ni muy muy, ni tan tan”. Ni muy mamá mexicana, ni tan alemana 🙂

Así que sigo practicando el “soltar” con cuidado, despacito y consciente de que es un proceso que tengo que vivir como mamá migrante que vive entre dos culturas muy distintas. Veo, observo y analizo qué es lo mejor para mis hijas y voy soltando…

Espero hayan pasado un feliz día de las madres, el 10 de mayo en México y ayer domingo en Alemania. Como siempre, yo celebré doble! Porqué eso de ser mamá migrante también tiene sus ventajas 🙂

Una invitada de honor

Mes de Mayo…. mes de María

Como migrante soy miembro de varios grupos o foros en Facebook. En uno de ellos llamado “Mexicanas en el extranjero “ y que cuenta con mas de 1000 integrantes, soy miembro desde hace 6 o 7 años. No participo mucho porque es imposible leer o seguir los posts de tantas personas y tantos temas a la vez, pero de vez en cuando reviso las novedades y doy un like o escribo un comentario.

Hace poco mas de 4 años, una de las chicas integrantes tuvo la gran idea de crear una dinámica de grupo en la que una imagen de la virgen de Guadalupe visitara por 9 días a las mexicanas que se apuntaran en una lista. No dude en apuntarme y rápidamente la lista creció y creció. El recorrido de la Virgen Peregrina empezó por Estados Unidos y para no andarla enviando de un continente a otro cada semana, se organizó la lista por países y regiones. En Europa ya lleva un buen rato, pero apenas el año pasado llegó a tierras germanas.

Después de tanto esperar  llegó el paquete a finales de marzo (2017) con dos imágenes de la Virgen, una veladora en forma de estrella con 5 velitas, un diario donde cada una que la recibe escribe su experiencia, además de diversos sobres con tarjetas, postales, oraciones y copias de imágenes pequeñas para que se tomen como recuerdo de la visita.

Fue muy emotivo abrir el paquete y encontrar tantos detalles, leer tantas anécdotas, ver fotos y sentir tanto amor a nuestra Virgen de Guadalupe que cuida de cada una de nosotras en cualquier rincón del planeta. Elegí un lugar especial para poner una especie de altar y durante los 9 días nunca le faltaron flores…

IMG_6034

Mi aportación a la cajita fue una copia de la novena, ya que no encontré ninguna en el paquete, enmicada para evitar su maltrato y facilitar su lectura. Todos los días leímos y rezamos la novena en familia para pedir por las necesidades de cada uno más todas aquellas de nuestra familia en México y de las mexicanas que integran el grupo de Facebook.

No fue fácil despedirnos, pero la Virgen tiene todavía mucho camino por recorrer, así que la entregué personalmente a otra mexicana que vive en nuestra ciudad y así cada 9 días cambiará de destino para seguir alegrando los corazones de cientos de mujeres que como yo, viven en el extranjero pero no han dejado de ser guadalupanas 🙂

 

Los abuelos son irreemplazables 

Al cambiar de país de residencia de forma definitiva, como yo lo hice hace ya casi 15 años, se reemplazan muchas cosas en nuestra vida cotidiana. Reemplazamos nuestro hogar por una casa o departamento, buscamos un auto si se necesita o nos acostumbramos a usar el transporte público para movernos por nuestra nueva ciudad o pueblo, poco a poco vamos sustituyendo nuestro guardarropa con ropa adecuada al clima local y aprendemos a cocinar con los ingredientes que se encuentren fácilmente, por lo que cambiaremos a mediano o largo plazo incluso nuestros hábitos alimenticios.

Eso es referente a las cosas materiales, luego vienen los documentos como la licencia de manejo, tarjetas de crédito por aquellas de los bancos locales y si es posible se obtendrá un pasaporte nuevo, que como en mi caso no reemplazó el mexicano pero si la visa americana porque ahora entro a E.E.U.U. como alemana sin necesidad de una tarjeta visa.

Finalmente no podemos olvidar que también reemplazamos a las personas, lo cual llevará mas tiempo pero que tarde o temprano sucederá con seguridad. Vecinos nuevos, colegas en el nuevo trabajo si se tiene, compañeros de clases si se viene a estudiar o se toman cursos del idioma, y poco a poco se harán nuevos amigos con la gente local y los círculos de amistades en nuestro país de origen se irán reduciendo con cada visita y muchos quedarán solo como contactos de Facebook o Whatsapp.

Es la ley de la vida del migrante y no hay nada que se pueda hacer. El tiempo y las necesidades de adaptación implican que reemplacemos casi todo, aunque con seguridad conservaremos nuestras creencias, tradiciones y costumbres. Pero que pasa con la familia?

Después de 15 años de vivir en Alemania puedo decir que he encontrado hermanas y primas en algunas de mis nuevas amigas, y en algunas de más edad he encontrado tías. Pero definitivamente la figura familiar más difícil (por no decir imposible) de reemplazar es la de los abuelos de mis hijas, que al mismo tiempo son mis padres. Tengo a mis suegros, incluso dos pares, pero no puedo decir que han reemplazado a mis padres. Nos apoyan, ven a las niñas regularmente y convivimos con frecuencia, pero de eso a tener la confianza y el cariño que existe con mis padres hay un abismo de por medio.

Los abuelos consienten, enseñan y adoran a sus nietos. Tuve la fortuna de conocer a dos bisabuelas y un bisabuelo, además de dos abuelas y un abuelo. Solo sobreviven los padres de mi madre y aunque nuestro vínculo no fue tan fuerte, sé lo que significa pasar los días festivos como Navidad, dia de las madres, cumpleaños, etc. en casa de los abuelos junto con tooooda la familia. En mis últimos años de soltera, cada lunes había reunión de tías y primas en casa de los abuelos para merendar con ellos. Cada lunes!

Definitivamente la nueva tecnología nos acerca, pero no puedo compararse con el verse en persona. Mis hijas se comunican dos o tres veces por semana con mis padres, y aunque las llamadas son cortas, pueden ir viendo su crecimiento y estar al tanto de las novedades de la escuela o fines de semana. Los viajes a mi México lindo querido no son cada año como al principio y que mas diéramos por tener a los abuelos en casa más a menudo, o nosotros pasar cada temporada de vacaciones en Monterrey, donde no solo visitaríamos a mis padres, sino a mis abuelos, tíos y primos.

Cuando me casé nunca imaginé la falta que harían mis padres en la vida de mis hijas. Obviamente no es una razón suficiente para cambiar de residencia, pues igualmente faltarían los abuelos paternos en su vida, pero sí es algo que pone a cualquier mamá migrante a pensar… y reflexionar… y a buscar soluciones para fomentar el vínculo abuelos-nietos.

No es fácil y es algo con lo que tenemos que aprender a vivir… tanto nosotros como los abuelos. Confío en que mis padres vivan muchos años más y vengan muchas oportunidades para coincidir aquí o allá. Las niñas crecen a pasos agigantados y los abuelos no rejuvenecen 😦 Dios quiera pronto podamos vernos y disfrutarnos mutuamente!

Ayudando en la “Kabuschka”

Como saben, el mes pasado entró nuestra hija pequeña a la misma secundaria que su hermana mayor. Después de un año con diferentes horarios, ahora ambas tienen casi el mismo y llegan a comer a casa a la misma hora. En 5to año lo normal es salir a la 1:30 de la tarde por lo que normalmente comemos a las 2.

La escuela en cuestión ofrece “clases” opcionales por la tarde que van desde teatro, natación, robótica o simplemente ayuda con los deberes. Esta opción permite que los niños puedan quedarse en la escuela hasta las 3:30 de la tarde, y por lo tanto la escuela debe ofrecer una alternativa para la hora de la comida, sea una cafetería, venta de refrigerios o un comedor estudiantil.

Desde hace dos años la secundaria cuenta con un comedor llamado “Kabuschka” (no me pregunten el significado porque no lo encontré por ningún lado 😦 ), que alimenta a un promedio de 300 alumnos diariamente de lunes a jueves. Lo curioso de este comedor es que es organizado por una sola empleada que es apoyada por madres de familia que trabajan de forma voluntaria. Por lo que cada año, las mamás de los niños de nuevo ingreso son invitadas a ayudar en la “Kabuschka”.

Así que después de ser invitada dos veces (el año pasado y éste), decidí aceptar el reto! Casualmente este año mi hija mayor tiene una clase de 2 a 2:45 los martes, así que aproveché esta situación para que la pequeña también se quedara y comer las 3 en la escuela, ellas en el comedor y yo tras bambalinas (en la cocina 🙂 ).

IMG_3208

Comedor

Desde hace un mes me integré al grupo del segundo turno de los martes. El primer turno es de 9 a 12 que se encarga de preparar la comida y el segundo turno de 12 a 3 ayuda en servirla y recoger/limpiar la cocina. Cada turno debe contar con 5-6 ayudantes voluntarios, sean mamás, papás o abuelos de alumnos o ex-alumnos. Después de las vacaciones de otoño solo iré dos martes al mes porque doy clases en la universidad y no me alcanza el tiempo.

IMG_0112

Tengo que confesar que el primer día que ayudé casi me muero del cansancio y a las 8 de la noche ya estaba dormida. Además del esfuerzo físico de estar de pie las tres horas yendo y viniendo en la cocina, cargando platos, secando vasijas y limpiando mesas, me agotó el aprender como funciona la cocina, seguir instrucciones y conocer las reglas, procedimientos y proceso del equipo (en alemán!). La segunda vez no me sentí tan cansada y le empecé a hallar el gusto 🙂

Es un trabajo muy interesante y me gusta observar la vida estudiantil a través de la ventana de la barra donde pasan a servirse 1 de los 4 menús que se sirven diariamente, dos de ellos vegetarianos. No todo se cocina en la secundaria, sino que la escuela vocacional de la ciudad apoya con 1 o dos platillos. Además de los menús, los alumnos o maestros tienen una barra de ensaladas bastante surtida, tortas de milanesa empanizada y dos postres a elegir.

Como la secundaria es “Ganztagschule” (tiene clases matutinas y vespertinas), el Estado paga una parte de los costos, de tal forma que un alumno puede comer bien por 2-3 euros, mientras que un profesor por 4-5€. Nada mal, verdad?

Se preguntarán qué es lo que hago exactamente en esas tres horas, y aquí les pongo algunas de mis actividades:

  • servir postre en platitos

    IMG_3206

    Postres

  • partir verdura para la barra de ensaladas cuando se termina (pepino, pimiento, etc.)
  • acomodar los platos en la lavavajillas
  • enjuagar los platos antes de que entren a la lavavajillas (quitar restos)
  • secar los platos que salen de la lavavajillas
  • acomodar cada cosa en su lugar (ollas, cubiertos, bandejas, etc.) una vez secas
  • servir a los alumnos
  • limpiar mesas, barrer o sacar la basura

Algunas cosas que me han llamado la atención:

  • todos pueden volverse a formar por un “Nachschlag” (porción adicional) gratis

    IMG_3207

    Lavavajillas

  • no se desperdicia nada, ya que lo que sobra se guarda en recipientes plásticos que se reparten entre los voluntarios o se recicla para futuros platillos
  • conocí una lavavajillas industrial que lava en 3 minutos!!!
  • se lavan incluso las bandejas donde se sirven los alumnos: todas sin excepción y diariamente
  • de cada platillo se guarda una muestra en el congelador por si hay algún alumno enfermo poder demostrar que la comida no es la culpable
  • la cocina queda al final de la jornada como de revista, ni una cuchara fuera de lugar!

El trabajo es voluntario, pero hay algunas ventajas o beneficios ya sea para los hijos o para las mamás:

  • los alumnos cuya madre/padre/abuelo esté en la cocina ese día no tiene que hacer fila sino que pasa directamente a la cocina por su comida y no paga
  • además de ahorrarse tiempo y dinero, se tiene la garantía de alcanzar el platillo deseado porque hay algunos muy solicitados que después de media hora se agotan
  • no siempre, pero la mayoría de las veces la comida que sobra se reparte entre los voluntarios de ese día
  • como los equipos son siempre los mismos, poco a poco se hacen amistades y se conoce gente nueva
  • en mi caso, una ventaja es que practico alemán y aprendo mucho

En los pocos días que he estado me he percatado que muchas de las mamás siguen ayudando en la Kabuschka aún y cuando sus hijos ya no son alumnos de la secundaria. Tal vez suceda lo mismo conmigo… apenas voy comenzando pero me ha gustado y estaría dispuesta a seguir colaborando muchos años más. Ya veremos…

 

Cómo he cambiado…

mi forma de pensar después de casi 15 años de vivir en Alemania. Recientemente comentaba con un amigo español sobre las diferencias culturales entre nuestros países y nuestra nueva patria: Alemania, y hablamos un poco de la “unión libre”, tema socialmente aceptado en Europa desde hace décadas y que en México todavía no es “normal”.

Mi marido quería que viviéramos juntos antes de casarnos y por diversas razones, la mayoría “miedos”: miedo al “qué dirán”, a “decepcionar” a mis padres, al fracaso, etc. me negué rotundamente. Tuve suerte y nuestro matrimonio ha sobrevivido a pesar de que nos vimos poco menos de 30 días si juntamos todas las ocasiones en que coincidimos a lo largo de un año y medio. Sí, tuve suerte! Y conozco muchos casos en los que no tuvieron suerte y el cambiar no solo de estado civil, sino de país, idioma y cultura representó una carga imposible de llevar que terminó en divorcio.

Si hoy mi marido me preguntara lo mismo aceptaría sin dudar y no me escandalizaré ni “me opondré” si mis hijas (que es lo mas seguro) deciden vivir con su novio antes de casarse. No me pondré a escribir las ventajas que veo en la “unión libre” sino me concentraré en las razones que me hicieron cambiar de parecer en este tiempo.

Todos mis cuñados alemanes (hombres y mujeres) han vivido con sus parejas antes de decidir casarse y tener hijos. Y no, no se imaginen que tenían una novia diferente cada semana como yo pensaba que era la “unión libre” cuando estaba soltera. Las relaciones de noviazgo duran años y son formales, prácticamente como un matrimonio pero sin un papel de por medio. Al igual que mis cuñados he conocido muchas otras parejas que viven juntos, se respetan, son fieles y que por “x” o “y” razón pueden terminar después de un tiempo, y todos felices y contentos. Claro que el vivir juntos antes de casarse no ha eliminado el “divorcio”, pero estoy segura que si se podrían evitar muchos “divorcios” en México si vivieran un tiempito juntos antes de casarse.

Observar, conocer de cerca y poder hablar del tema sin miedo a ser juzgado porque piensas de una o de otra manera es la mejor forma de vencer esos “miedos” que nos llevan a rechazar lo desconocido o a pensar que está “mal” simplemente por falta de información o sobra de “ideas equivocadas” de los demás.

Tenía 28 años cuando estaba en contra de la “unión libre” y todos los alemanes que conozco se sorprenden de que me haya casado y que haya convencido a mi marido de casarse conmigo sin “conocernos bien”. Nos vamos a ir al cielo, él por bueno y yo por valiente 😉

En estos 15 años he cambiado mucho y me he vuelto mucho más tolerante en temas como el antes mencionado, el machismo, la educación sexual, la mujer que trabaja, los niños independientes, entre otros. Pero en el tema que más he cambiado de forma de pensar es aquel que tiene que ver con la homosexualidad. Crecí en una familia católica y conservadora así que mis ideas en ese tema iban desde “los gays” son pecadores, ” ser homosexual” se puede curar, “Dios me libre de tener un hijo homosexual”, hasta “no debe permitirse un matrimonio entre dos personas del mismo sexo porque va en contra de la naturaleza humana”.

Actualmente hay una polémica sin precedentes en México por una reforma de ley que entre otros puntos, permitiría el matrimonio de personas homosexuales, baños neutros, y educación sexual en las escuelas (?). Se ha invitado a marchas a favor de la “familia tradicional” y en contra de las reformas del gobierno. Yo no he leído el documento oficial y como siempre, parece que se han sacado un par de “ideas” de dicho documento y se han rasgado las vestiduras como si fuera a llegar el demonio mismo a cada hogar mexicano.

Después de leer artículos, opiniones y argumentos a favor y en contra ya no sé si llorar o reír. Definitivamente he cambiado mi forma de pensar y no puedo tener una mente tan cerrada, homofóbica e intolerante como hace 15 años. Gracias a Dios vivo en una sociedad en donde los gays no tienen que esconderse ni casarse con una mujer para aparentar, las lesbianas pueden casarse y tener los derechos legales de cualquier matrimonio en temas de herencia, seguridad social, etc, la educación sexual se imparte a partir de 4to año en grupos de niños y niñas por separado porque empiezan por el tema del cuerpo y sus cambios hormonales, los niños ven a una pareja homosexual por la calle y no es motivo de risas ni morbo.

Aquí todavía no es normal ver baños neutros y estaría a favor de ellos, porque mi marido tuvo siempre problemas a la hora de que mis hijas querían ir al baño y yo no estaba. Incluso el fin de semana pasado fui a un evento y en el baño me tocó ver a papás que dejaban a sus niñas de 3 o 4 años en la puerta y les decían: te espero afuera. Las pobres niñas temerosas no sabían ni como cerrar la puerta con llave y yo me ofrecí a cuidar que nadie entrara porque incluso yo tenía miedo de que se quedaran encerradas. Un baño neutro permitiría que papás entraran con niñas y mamás con niños, o como lo leí por ahí personas mayores con algún acompañante.

En uno de los artículos que leí me acordé de cómo se manejaba el tema del divorcio hace muchos años en México, algo parecido a lo que ahora sucede con el tema de homosexualidad. Incluso mi mamá siempre nos decía que no quería que tuviéramos novios o novias (para mis hermanos) que fueran hij@s de divorciados. No quiero pensar si hubiéramos tenido un novio o novia divorciada! Si ya con los hijos de divorciados se ponían así. Unos años después de haber terminado con mi primer novio (hijo de divorciados) conocí a mi marido, también hijo de divorciados que al igual que la autora del artículo antes mencionado NO tiene una familia tradicional. Sus papás se divorciaron cuando él tenía 3 años y fue criado prácticamente por sus abuelos maternos porque mi suegra tenía que trabajar. Cuando Thomas tenía 10 años, mi suegra se casó con su actual esposo que también estaba divorciado y tenía dos hijos. Ambos tuvieron una hija y por su parte, el papá de mi marido se volvió a casar por las mismas fechas y tuvo 3 hijos. Si hacen cuentas, de 4 matrimonios (2 de ellos fracasados) resultaron 7 hijos de los cuales NINGUNO está divorciado, sino por el contrario todos están felizmente casados. Así queda demostrado que no suceden esas falsas teorías: “hijo de divorciado seguro se divorcia”, “no te cases con divorciado, porque seguro no dura tu matrimonio”, etc.

familias

Los tiempos cambian y las sociedades también. Hoy en día ya no es tan escandaloso casarse con un divorciado e incluso en mi familia (católica practicante) los hay, y recientemente sé de un caso de “unión libre”. Y??? Lo importante es la felicidad de cada uno de los involucrados, y si se trata de una pareja de divorciados, o con niños adoptados, o de personas del mismo sexo, porqué se les debe criticar, amenazar o discriminar? Porque el no permitirle el matrimonio igualitario a dos personas que se quieren es discriminar y aquí les comparto otro artículo sobre un sacerdote que opina igual que yo 🙂 “El Dios de Jesucristo es antes que nada misericordia, amor, perdón, cercanía, comprensión, ternura. Y no hace acepción de personas, no tiene preferencia entre sus hijos e hijas.”

La reforma incluye varios puntos que se han tomado como eslogan de marchas y protestas. Aquí les comparto algo que me encontré y que intenta explicar cómo el conocer sólo una frase aislada de dicha reforma se ha prestado a malos entendidos :

Y para no alargarme más quiero terminar con ese hashtag de #amishijosloseducoyo que me da mucha risa. Educación sexual en casa? Sea en familias de nivel socioeconómico alto o bajo no me confiaría en la educación sexual con ideas como “el sexo y el uso del condón es pecado”, los temas tabú no se hablan en casa, etc. Ya lo escribí antes cuando contaba como es la educación sexual en Alemania, la responsabilidad es de los dos: escuela y casa y el querer tapar el sol con un dedo al prohibir los temas de homosexualidad en la escuela, no hace que desaparezcan los homosexuales de la calle. Así como tampoco el hablar del tema duplicará el número de casos de homosexuales. Odio esa doble moral que al parecer ha aumentado en mi querido México, querer aparentar que porque no se habla de aborto, drogas y homosexualidad el mundo es color de rosa, es por demás patético. Es importante hablar de los temas de actualidad y hablarlos con naturalidad, sin tabús y con información veraz.  La tolerancia, el respeto y la comprensión deben reinar en toda sociedad.

Qué alguien me explique cómo alguien puede decir que no es homofóbico pero está en contra del matrimonio igualitario??? Entonces? Los aceptan pero no quieren que tengan los mismos derechos? Repito, el aceptar el matrimonio igualitario no multiplicará las cifras de homosexuales, y para eso los invito a visitar Alemania para que vean que la familia de papá + mamá + hijo sigue vigente. No nos hemos convertido en Sodoma y Gomorra, y si los índices de natalidad han bajado no es por el matrimonio igualitario.

He cambiado y más de lo que jamás hubiera imaginado. Me pregunto si estaría marchando en contra de las reformas si viviera todavía en Monterrey… tal vez, no lo sé. Y doy gracias a Dios por haberme traído a esta parte del mundo que abrió mi mente y que me ha hecho más tolerante. No, Alemania no es un país perfecto y tiene problemas de todo tipo como cualquier país… y no, no por vivir en Alemania estoy a favor del aborto, del consumo de drogas y del sexo entre adolescentes. Pero el vivir aquí me ha confrontado con otros puntos de vista, con una sociedad abierta que ha madurado a lo largo de la historia (no hace mucho Hitler perseguía homosexuales también) y con gente de diferentes religiones, colores y preferencias sexuales.

Una disculpa por haberme extendido tanto… Hay tantos temas que de verdad deberían preocupar a la sociedad mexicana, y desgastarse en este tema y ver como las opiniones son de uno o de otro extremo, es muy triste. Basta de prejuicios, miedos e inseguridades! Viva el amor, la tolerancia, la paz, la misericordia, la verdad, el respeto y la diversidad!

P.D. Qué quede claro que mi intención no es convencer a nadie ni cambiar el punto de vista de nadie. Tal vez el hecho de ser migrante y a la vez minoría en nuestra nueva patria nos hace ser mas tolerantes, ya que somos blanco fácil de discriminación. Y hablo en plural porque la mayoría de mis amistades mexicanas que viven fuera de México piensan ahora como yo. Casualidad? Tal vez.

 

Primaria: Ciclo cerrado!

Parece que fue ayer cuando cerraba el ciclo del jardín de niños de mis hijas, que con solo un año de diferencia se me pasó muy rápido y de alguna forma pensé que la primaria tardaría mas.
Pero no, este verano he cerrado el ciclo de primaria después de 5 años. En septiembre del 2011 entraba nuestra hija mayor a la primaria con su ceremonia de Einschulung y su Schultüte entre los brazos para terminarla el año pasado. Será una desventaja tener a mis hijas tan seguidas que apenas un año después, todo se repite y eso significa que las etapas me duran tan poco? A finales de junio ha salido Catalina de la primaria y con eso digo adiós a una de las etapas escolares mas bonitas.
Como saben, el jardín de niños esta al lado de la primaria a escasas 3 cuadras de nuestra casa. Esa cercanía y el hecho de que la escuela es de barrio (muy pequeña) hicieron que la escuela fuera una extensión del jardín de niños, a donde ya no las tenia que llevar yo pero a la que se iban ellas solitas fuera caminando o en bicicleta.
Si se les olvidaba un libro, podían ir por él por la tarde. Las reuniones de padres de familia eran como reuniones de vecinos y al haber apoyado siempre en eventos o actividades escolares, conocía personalmente a todos los maestros.
Ahora las dos estudiarán en la secundaria de Stade, a donde pueden irse en autobús o bicicleta. De una escuela primaria de 100 alumnos estarán conviviendo con mas de 1000! Dos o tres maestros cubrían la mayoría de sus clases en primaria, y ahora tendrán casi una decena. Y el contacto personalizado será casi nulo, ya que los maestros dan clases en muchos grupos de diversos grados y los llegaré a conocer solo si tienen problemas académicos. Lo mismo pasará  con los padres de familia, a quienes a duras penas solo veré una o dos veces al año.
En estos 5 años disfruté:
–  las tardes de poca tarea, que incluían hacer algunas operaciones aritméticas o enunciados
–  asistir a los eventos de Navidad, verano o fin de cursos donde los niños cantaban alguna canción o mostraban sus trabajos manuales
– ayudar en las actividades de navidad haciendo galletitas, en el proyecto semanal haciendo manualidades o en las excursiones llevando a niños o apoyando a los maestros
– preparar sus loncheras para el recreo y esperándolas al mediodía para comer juntas

Definitivamente extrañaré mucho la etapa de primaria, pero estoy muy feliz de haberla disfrutado al máximo y ahora no queda mas que descubrir junto con mis hijas lo que esta nueva etapa secundaria traerá.
En esta escuela estudiarán 9 años, así que será una etapa larga y complicada porque mis hijas ya no serán niñas sino adolescentes y terminarán esta etapa como adultas. Si todo va bien, estaré escribiendo en el 2024 sobre el Abitur de Victoria y un año después sobre el de Catalina.

Dios las bendiga y me siga dando tantos bellos momentos en esta nueva etapa escolar 🙂

Proyecto : Educación en Alemania

Hace casi un año que quería escribir esta entrada y como suele suceder, el tiempo pasó y ya se terminó el proyecto! Mejor aún porque ahora puedo complementar la descripción del proyecto que era la idea original, con la experiencia adquirida en todos estos meses.

Dicho proyecto se llama  „Vielfalt nutzen – Bildungsqualität steigern“ (Aprovechar la diversidad, aumentar la calidad educativa). Y la meta es capacitar a personas migrantes pero con buen conocimiento del idioma alemán en el tema del sistema educativo alemán, con el fin de que dichos “expertos” al final de la formación puedan dar pláticas o resolver dudas a personas de la misma nacionalidad en su lengua materna.

blidungsystem

La capacitación se organizó en 9 módulos que incluyeron temas desde educación temprana hasta carreras técnicas, el rol de los padres, opciones de tiempo libre, la religión en las aulas, entre otros. Todas las sesiones se dieron en alemán por expertos en la materia, fueran directores de los diferentes planteles, psicólogos o profesores. En total los participantes y futuros expertos tuvieron que dedicar un total de 100 horas de clase repartidas en 15 sábados desde septiembre del año pasado hasta mayo de este año. Adicionalmente, como especie de prácticas cada participante impartió dos sesiones de 45 minutos en su lengua materna a personas interesadas antes de la clausura del proyecto que se llevó a cabo el pasado 18 de junio en el Ayuntamiento de la ciudad.

Mi participación fue dual… Primero como migrante hispanohablante y segundo, como experta en redes sociales y tecnología para el modulo de Comunicación y preparación de las pláticas.

El proyecto esta basado en otro parecido que existe desde hace años a nivel estatal en el rubro de Salud y que funciona exitosamente desde su implementación. El proyecto de educación se hizo a menor escala y contempló solamente nuestra ciudad Stade y alrededores, aunque la mayor parte de las pláticas se dieron a nivel estado (Niedersachsen). Desgraciadamente el sistema educativo en Alemania no es federal por lo que varía muchísimo entre Estados e incluso cada escuela puede elegir materiales, reglamentos u horarios a su antojo.

Más que para “graduarme” de mediadora, participé en el proyecto para aprender lo más posible la forma en que funciona la escuela en este país, ya que lo he ido conociendo sobre la marcha a través de mis hijas que ya están en secundaria. Aprendí muchísimo y ya iré escribiendo poco a poco en este blog de temas hasta ahora desconocidos para mí, como la inclusión de niños con discapacidad en las aulas, las escuelas técnicas y el rol de los padres en las escuelas y la política.

En la ceremonia de “graduación”, 24 personas nos convertimos en “mediadores” de educación. La alcaldesa de la ciudad dirigió unas palabras de bienvenida antes de entregar los diplomas a los participantes que provienen de todo el mundo y podrán explicar el sistema de educación en 14 idiomas, como el español, inglés, turco, ruso, árabe, entre otros.

 

 

 

Todo sobre movilidad urbana versión 3.0

Cada dos años en la escuela de mis hijas se dedican tres días al final del año escolar a la movilidad urbana (Mobilitätstage). Como se los escribí hace 4 años cuando conocí este proyecto, los niños de toda la primaria aprenden lo siguiente:

  • Primeros auxilios
  • Uso del autobús
  • Moverse en silla de ruedas
  • Características de una ambulancia y conocerla por dentro
  • Cómo se comunican y mueven los ciegos en una ciudad
  • Puntos a considerar al cruzar la calle

En aquel entonces nuestra hija mayor estaba terminando el primer año de primaria y no me percaté de lo que hacían los alumnos de 3ero y 4to en esos días, sino hasta hace dos años. Al buscar en las entradas viejas me dí cuenta que no escribí sobre los días de movilidad urbana hace dos años y creo importante complementar la entrada de hace 4 años con todo lo relacionado a la bicicleta.

IMG_0160_2

Sí, los alumnos de tercer y cuarto año sacan su “licencia” para conducir bicicleta en estos días y como nuestra hija menor la está sacando, es una buena oportunidad para escribir sobre ello. Normalmente escribo sobre las experiencias de Victoria, la mayor y todo se repite con la menor. Ya era hora de darle un poco de crédito a las experiencias de Catalina que son igualmente valiosas y que por vivirlas por segunda vez en tan corto tiempo parecieran menos importantes.

Como siempre, hace unas semanas recibimos una circular de la escuela donde se detallaba el concepto de “días de movilidad urbana”. Los niños no tienen clases en estos tres días (13-15 de junio) y solo tienen que llevar una mochila con su refrigerio y botella de agua, además de ropa adecuada al clima del día (crema solar y gorra si hace sol o ropa de lluvia).

IMG_0164_2

En esta ocasión les contaré del programa diario para los niños de 3ero y 4to solamente:

  • lunes -> los niños se van en su bicicleta a la escuela. Por supuesto tienen que llevar casco y se espera que la bicicleta esté en orden para pasar la prueba. En la escuela, un policía de tránsito revisa frenos, llantas y luces. Si todo está bien se les pone un pequeño sello en la bicicleta, de lo contrario los niños deben regresar caminando a casa y no usar la bicicleta para ir a la escuela hasta que ésta sea nuevamente revisada (de forma privada). Además, durante la mañana hicieron un paseo por el pueblo y bosque vecino de 5-6 kilómetros con todos los niños y profesores de la escuela a pie (senderismo).
  • martes-> Como Caty si pasó la prueba el día anterior, ya puede ir a la escuela en bicicleta todos los días. Se fue tempranito con su mochila y su casco para seguir aprendiendo, esta vez sobre:
    •  andar en muletas o silla de ruedas en la escuela
    • experimento con una sandía para ver las ventajas del uso de casco
    • cómo ser guiado por otra persona simulando la falta del sentido de la vista
    • vídeos sobre el punto ciego y las señales de tránsito
  • Miércoles -> este día estuvo dedicado al autobús. Les enseñaron de todas las precauciones que hay que tomar al subir y bajar del autobús, como comportarse dentro de él, las reglas de seguridad, etc. Y para que los niños vean lo que pasa cuando no se tiene cuidado en el autobús, todo lo simulan con un muñeco de peluche de tamaño de un niño! Incluso lo hacen todo tan real que el pobre muñeco termina casi arrollado por el autobús.

Tres días muy productivos y muy importantes en la vida de un niño alemán, ya que el andar a pie, en bicicleta o en autobús sera cosa de todos los días en su vida escolar y qué mejor que aprender de los expertos sobre las reglas de seguridad, los usos y costumbres y los peligros que se pueden encontrar.

Victoria realizó la prueba de bicicleta en tercer año, pero como este proyecto se repite cada dos años, a otros niños les toca hacer la prueba en 4to año como a Catalina. Solo podrá irse a la escuela primaria 7 días mas, los que faltan para salir de vacaciones de verano. Hizo corajes desde hace dos años porque Victoria pudo irse en bicicleta todo el 4to año pero ni hablar, fue cuestión de suerte! Ahora podrá irse en bicicleta a la secundaria si así lo desea, pero definitivamente es más cómodo tomar el autobús ya que son 7 kilómetros de ida y otros tantos de regreso. Pero ya veremos como se organizan las hermanitas que ahora visitaran la misma secundaria y al menos este año tendrán el mismo horario.

IMG_0155_2

Sea en autobús o en bicicleta puedo estar tranquila y confiar en que han aprendido todo lo necesario para ir y venir de la escuela de forma segura. Accidentes siempre hay, así como distracciones y descuidos tanto de mis hijas como de los demás, pero no por eso voy a llevarlas o traerlas en coche a la escuela. La vida esta llena de riesgos y el camino a la escuela es solo una forma simple de ver que nuestras buenas o malas decisiones pueden tener consecuencias. Hay que seguir las reglas, cuidarse y respetar a los demás! Además, el irse en autobús implica aprender puntualidad y organización de tiempo, y si se deciden por la bicicleta añadimos el factor deporte que también es muy importante. Eso sin mencionar que yo tengo mas tiempo para el quehacer, para mí o para el trabajo… Ya es suficiente con ser taximama por las tardes y eso poco a poco también irá desapareciendo 😜

El mundo de las flores silvestres 

En la clase de Biología de nuestra hija mayor le han encargado un proyecto muy especial: recolectar un mínimo de 20 flores silvestres de una lista de 70 a lo largo de un año calendario, es decir, se entregará en la 6ta clase en abril 2017.
Se oye fácil pero no lo es tanto. A mí que me encantan las flores, la idea me ha fascinado desde un principio y he seguido al pie de la letra la instrucción del profesor de que los padres deben apoyar a los niños en este proyecto 🙂

Como pueden imaginar de una persona que creció en una ciudad como Monterrey, no tengo idea alguna sobre flores silvestres y menos de las que crecen en Alemania. Al leer la lista de las 70 flores ordenadas por familia, reconocí 4 o 5: Lowenzahn, Gänseblumchen, Brennesee y Mohn que son las más conocidas y crecen en cualquier prado.

Así que la primera tarea fue buscar las 70 flores en internet e imprimir una hoja con la foto correspondiente y donde se pegará la flor recolectada, además de escribir la información solicitada por el profesor: nombre común, nombre botánico, familia, fecha, lugar y tipo de ecosistema (prado, bosque, etc.) donde se encontró la flor.

IMG_2187

No tenemos que encontrarlas todas pero si no sabemos cuales tenemos que buscar, no podemos empezar. Además, sacamos unos libros de la biblioteca que ayudan a clasificar las flores y tienen muchísimas fotos ordenadas por el color de la flor.

Y empezó la diversión: observar en cada calle, jardín, prado, hacer paseos al bosque y parar en medio de la carretera para buscar flores. Después cortarlas y colocarlas en un libro para aplastarlas con un papelito indicando la fecha y lugar.

Al llegar a casa, revisar nuestro catálogo y si está en la lista apuntar el nombre y marcarla como “encontrada”. Según instrucciones del profesor, las flores deben estar en papel periódico al menos 6 semanas para que estén bien secas y poner libros pesados sobre el periódico para que queden bien aplastadas. Si la flor no está en el catálogo no queda mas que tirarla 😦

Por último, las flores secas tendrán que pegarse en una hoja con cinta adhesiva y escribir su información correspondiente. Eso es lo mas fácil de todo el proceso.
A mi suegra el proyecto le ha resultado demasiado difícil para una niña de 10 años, yo no sé porque no crecí aquí pero definitivamente he aprendido muchísimo junto con mi hija. Por ejemplo:

– he aprendido a observar aún más mi alrededor y detener mi atención en detalles pequeñísimos, pero bellísimos

– he aprendido que en el bosque también crecen flores a pesar de la poca luz que llega a la superficie

– he aprendido que las flores pocas veces crecen solas, la mayoría de las veces toda una área de varios metros está repleta de flores del mismo tipo

– he aprendido nombres, características y detalles de flores que de no haber sido por este proyecto jamás hubiera descubierto

Mientras ayudaba a Victoria a buscar tantas flores en internet e invertíamos tanto tiempo en el catálogo, pensaba que al menos para Catalina me evitaría el mismo trabajo el próximo año, pero sorpresa! Este proyecto se alterna cada dos años con otro tema: hojas de árboles y arbustos. Así que el próximo año, aprenderé mas de la naturaleza alemana al apoyar a Caty buscando hojas de seguramente 70 especies diferentes 😉

A %d blogueros les gusta esto: