El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para la Categoría "Vida cotidiana"

Viviendo entre diferentes idiomas

Toda persona que se muda a un país donde se habla un idioma diferente al materno, vivirá entre dos o más idiomas por tiempo indefinido. Esa realidad no puede cambiarse, ya que el migrante seguirá comunicándose con el mundo que dejó en su idioma materno y aprenderá a comunicarse con el nuevo mundo en un idioma diferente. Esta vez no voy a escribir de los problemas, dificultades o desafíos que esto representa, sino de cómo en mis 15 años como migrante ha ido cambiando mi relación con los idiomas que hablo.

Cuando conocí a mi marido no sabía ni una sola palabra de alemán y no fue necesario aprenderlo durante nuestro noviazgo porque nuestro idioma de comunicación era el ingles, fuera hablado o escrito. En el momento en que pusimos fecha de boda, me inscribí a un curso de alemán en Monterrey que poco ayudó cuando llegué a vivir al pueblito alemán donde mi marido tenía un departamento.

Llegué en el verano 2002 y no había cursos en ninguna parte así que viví asilada un par de meses porque aunque usted no lo crea, en ese pueblito casi nadie hablaba inglés!!! Entré a mi curso de alemán en septiembre y en diciembre volamos a México, donde estudié un mes intensivo con una señora alemana. Al regresar, asistí a una entrevista de trabajo que me daría la oportunidad de viajar por Europa y trabajar como consultora de sistemas pero en inglés!!!

Así que puedo resumir que en mis primeros dos años de vida en Alemania, el contacto con el español era casi nulo porque en aquel entonces no había whatsapp, ni Netflix, ni redes sociales y en ese pueblito no vivía ningún latino con quien hablar mi lengua materna. Por otro lado, el poco alemán que había aprendido no lo utilicé porque tanto mis colegas como los clientes hablaban inglés conmigo y el alemán sólo lo hablaba con mi marido que intentaba ayudar en mi aprendizaje, pero que en poco tiempo se dio por vencido y ya no me corregía los errores que cometía.

idiomas 1

Si esta línea ocupará el 100% de mi comunicación diaria, estaría distribuida en los tres idiomas de esta forma: mucho más inglés, después alemán y muy poco español.

Al nacer las niñas dejé de trabajar y mi relación con los idiomas cambió radicalmente. Empecé a conocer a otras mamás alemanas en cursos de las niñas y en el jardín de niños, pero al mismo tiempo encontré el Círculo Mexicano Alemán donde conocí a otras mexicanas como yo en Hamburgo y con las que hice muy bonita amistad. La tecnología fue mejorando y nació el Facebook, mientras que con Skype hablaba más con mis papás, así que mi vida entre los tres idiomas se veía así:

idiomas 2

Cuando las niñas entraron a la escuela primaria finalmente tuve tiempo de estudiar alemán y me propuse sacar el certificado B2. Aunque suene extraño, me quise meter tanto al alemán que dejé de leer medios en español y me concentré en conocer personas con las cuales pudiera hablar y practicar alemán. Hace 3 años obtuve mi certificado B2 y en ese entonces mi escala de idiomas estaba así:

idiomas 3

Y hoy??? Con el idioma alemán ya no tengo problemas, veo televisión, leo y escucho libros, voy al médico o hago trámites burocráticos sin que me tenga que acompañar mi marido, salgo con amigas alemanas y puedo dar cursos de redes sociales o cocina en alemán. Por otro lado, las clases de español absorben más de la mitad de mi tiempo, tengo muchas amigas mexicanas o latinas con las cuales chateo, paseo o viajo y en casa sigo hablando español con mis hijas todo el tiempo, con las cuales ya se puede conversar y discutir. Y el inglés? Lo uso poco pero no lo he olvidado y este semestre daré un curso de inglés combinado con tecnología, así que lo seguiré practicando 🙂

La escala hoy en día se ve así:

idiomas 4

y no creo que cambié mucho en el futuro. Mi trabajo depende de mi idioma materno y mi vida social ha girado hacia los hispanohablantes porque comparto con ellos no solo el idioma sino la cultura, nuestra vida de niños y jóvenes y el temperamento. Muchos años intenté que el alemán llenara más mi vida diaria, pero no tiene caso nadar en contra de la corriente. Amo mi idioma y estoy feliz de encontrar paisanos por estos rumbos con quien compartir nuestras fiestas, nuestra comida y nuestras tradiciones. Soy alemana también y puedo comunicarme cuando es necesario en ese idioma y participo  en actividades, cursos y eventos de alemanes. Me siento orgullosa de mi acento y no pretendo oírme como nativa alemana, porque como alguien me dijo recientemente: si hasta el apellido nos delata 🙂

Considero imprescindible para cualquier migrante aprender el idioma local, sea chino, alemán o francés. Facilita nuestra vida diaria y nos abre muchas puertas!!! No sólo en el ámbito laboral, sino en el social y en el burocrático. Ya lo he escrito antes, más vale aprender bien el idioma desde el principio y no como yo, que aprendí al oírlo y me ha costado mucho quitarme errores y vicios idiomáticos.

Cada persona es un mundo y cada quien debe encontrar su escala ideal para vivir o sobrevivir entre diferentes idiomas. No es fácil y cuesta un par de años acostumbrarse a pensar, hablar y trabajar en diferentes lenguas al mismo tiempo. Paciencia y ánimo! Sí se puede!

 

 

 

 

Anuncios

Aprendiendo con Babbel

Ya lo decía alguien por ahí: La vida es muy corta para aprender alemán! Incluso Mark Twain dijo que una persona puede aprender inglés en 30 horas, francés en 30 días y alemán en 30 años. Yo ya llevo la mitad!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De haber sabido lo que me tardaría en aprender el idioma alemán y que nunca llegaría a gustarme, tal vez no me hubiera casado o al menos no me hubiera venido a vivir aquí! (*es broma*) Pero qué difícil es este idioma… tal vez mi mayor error no fue aprenderlo bien desde el principio y ahora es más difícil corregir mis errores y vicios.

Como saben, el 2015 lo dediqué a estudiar un curso de B2 y saqué buena nota en el examen el año pasado. Lo cual no quiere decir que domine el idioma o que me sienta segura al escribirlo. Este año quería seguir estudiando (nivel C1) pero no hay cursos de ese nivel en la ciudad donde vivo, así que decidí probar la famosa APP llamada Babbel.

Uno de mis alumnos universitarios de español me sorprendió en su examen final (oral) con una pronunciación casi perfecta y mucha soltura, así que al final me confesó que eso se lo debía a Babbel. Mmmm, no me quise quedar con la duda y decidí probarlo por mí misma, obviamente no para aprender español sino alemán!

Babbel es una aplicación “E-learning” para aprender hasta 14 idiomas diferentes. Es de origen alemán y tiene poco menos de 10 años en el mercado, no es gratuita pero considero que es barata para lo que se puede aprender. El método de pago es por periodos de tiempo, sea 1 mes, trimestre, semestre o un año, bajando el costo promedio por mes si se compra por un periodo mas largo. En promedio cuesta 5€ por mes.

Para conocer el sistema, decidí empezar desde 0 y así practicar lo básico. Cada usuario puede decidir cuánto tiempo invertir por día en la aplicación, y el avance se graba de tal forma que puedes variar entre la laptop, el teléfono móvil o la Tablet. El sistema está dividido en los siguientes módulos :  (independientemente del idioma elegido)

  •  cursos para principiantes
  •  cursos intermedios
  •  gramática
  •  en el trabajo
  •  comprensión y expresión oral
  •  comprensión y expresión escrita
  •  gente y cultura
  •  cursos especiales
  •  palabras y frases

En cada módulo hay entre 4 a 6 submódulos, que cuentan a su vez con 15-20 lecciones, y cada lección tiene entre 8 a 12 ejercicios ya sea de escritura, repetición oral (si se tiene micrófono) o comprensión auditiva. Para que se den una idea, en un mes he completado apenas el modulo de principiantes y parte de los cursos intermedios, invirtiendo de 4 a 5 horas semanales. Si tuviera más tiempo libre, me encantaría avanzar más rápido 😉

Estoy encantada con la aplicación porque por primera vez aprendo alemán desde la perspectiva del español, situación que ha facilitado la comprensión de muchas cuestiones de gramática, pronunciación y entonación. Toda la vida había estudiado alemán en libros que no tienen traducción ni explicación en español y los profesores no podían explicarme en mi idioma porque tienen alumnos de 20 nacionalidades diferentes. Curioso? Sí! Yo misma me asusté al descubrir que hay dos tipos de ‘s‘ en alemán y yo todo lo pronunciaba como ‘s’ fuerte sin diferenciar la “s” sonora.

Increíble que después de 15 años descubra errores y problemas que ni siquiera sabía que existían. Mi marido me dice que se acostumbro a ellos y ya no me corregía para no deprimirme.  Y ahora me cuesta el doble de trabajo corregirlos, pero no pierdo la esperanza… Babbel me está ayudando bastante!

Otra de las partes interesantes de esta aplicación es el sistema de repaso, donde se lleva un inventario del vocabulario (palabras o frases) aprendido y te motiva a repasarlo hasta 6 veces, marcando cuantas veces has practicado cada palabra. Se puede repasar con tarjetas, escribiendo o hablando.

Como si fuera poco, el sistema hace mucho hincapié en la parte cultural y explica tradiciones, platillos típicos, modismos y dialectos al mismo tiempo que se aprende el idioma. Los ejercicios y diálogos están basados en situaciones reales y prácticas de la vida diaria en Alemania, que para mí ya son conocidos por tener tanto tiempo aquí, pero para alguien recién llegado o que no viva acá serían de gran utilidad.

Creo que no hay sistema perfecto, y como en todo, esta aplicación tiene áreas de oportunidad, pero definitivamente es hasta ahora la mejor herramienta que conozco para aprender en línea y de forma individual.

Todavía me faltan muchos módulos en alemán y quería aprender un poco de italiano para nuestro próximo viaje a Roma en octubre, pero veremos si me alcanza el tiempo ya que parece poco pero son cientos de ejercicios que requieren más tiempo del que uno imagina.

Así que si quieren aprender alemán o mejorar lo que ya saben, no duden en probar esta aplicación. Si mal no recuerdo hay posibilidad de probar una semana gratis, así pueden ver si es un sistema apropiado para ustedes. Para mí, sí que lo es!

Las aplicaciones en el teléfono celular o tableta se encuentran bajo el nombre de Babbel y en internet la página es http://www.babbel.com

Suerte!

Ayudando en la “Kabuschka”

Como saben, el mes pasado entró nuestra hija pequeña a la misma secundaria que su hermana mayor. Después de un año con diferentes horarios, ahora ambas tienen casi el mismo y llegan a comer a casa a la misma hora. En 5to año lo normal es salir a la 1:30 de la tarde por lo que normalmente comemos a las 2.

La escuela en cuestión ofrece “clases” opcionales por la tarde que van desde teatro, natación, robótica o simplemente ayuda con los deberes. Esta opción permite que los niños puedan quedarse en la escuela hasta las 3:30 de la tarde, y por lo tanto la escuela debe ofrecer una alternativa para la hora de la comida, sea una cafetería, venta de refrigerios o un comedor estudiantil.

Desde hace dos años la secundaria cuenta con un comedor llamado “Kabuschka” (no me pregunten el significado porque no lo encontré por ningún lado 😦 ), que alimenta a un promedio de 300 alumnos diariamente de lunes a jueves. Lo curioso de este comedor es que es organizado por una sola empleada que es apoyada por madres de familia que trabajan de forma voluntaria. Por lo que cada año, las mamás de los niños de nuevo ingreso son invitadas a ayudar en la “Kabuschka”.

Así que después de ser invitada dos veces (el año pasado y éste), decidí aceptar el reto! Casualmente este año mi hija mayor tiene una clase de 2 a 2:45 los martes, así que aproveché esta situación para que la pequeña también se quedara y comer las 3 en la escuela, ellas en el comedor y yo tras bambalinas (en la cocina 🙂 ).

IMG_3208

Comedor

Desde hace un mes me integré al grupo del segundo turno de los martes. El primer turno es de 9 a 12 que se encarga de preparar la comida y el segundo turno de 12 a 3 ayuda en servirla y recoger/limpiar la cocina. Cada turno debe contar con 5-6 ayudantes voluntarios, sean mamás, papás o abuelos de alumnos o ex-alumnos. Después de las vacaciones de otoño solo iré dos martes al mes porque doy clases en la universidad y no me alcanza el tiempo.

IMG_0112

Tengo que confesar que el primer día que ayudé casi me muero del cansancio y a las 8 de la noche ya estaba dormida. Además del esfuerzo físico de estar de pie las tres horas yendo y viniendo en la cocina, cargando platos, secando vasijas y limpiando mesas, me agotó el aprender como funciona la cocina, seguir instrucciones y conocer las reglas, procedimientos y proceso del equipo (en alemán!). La segunda vez no me sentí tan cansada y le empecé a hallar el gusto 🙂

Es un trabajo muy interesante y me gusta observar la vida estudiantil a través de la ventana de la barra donde pasan a servirse 1 de los 4 menús que se sirven diariamente, dos de ellos vegetarianos. No todo se cocina en la secundaria, sino que la escuela vocacional de la ciudad apoya con 1 o dos platillos. Además de los menús, los alumnos o maestros tienen una barra de ensaladas bastante surtida, tortas de milanesa empanizada y dos postres a elegir.

Como la secundaria es “Ganztagschule” (tiene clases matutinas y vespertinas), el Estado paga una parte de los costos, de tal forma que un alumno puede comer bien por 2-3 euros, mientras que un profesor por 4-5€. Nada mal, verdad?

Se preguntarán qué es lo que hago exactamente en esas tres horas, y aquí les pongo algunas de mis actividades:

  • servir postre en platitos

    IMG_3206

    Postres

  • partir verdura para la barra de ensaladas cuando se termina (pepino, pimiento, etc.)
  • acomodar los platos en la lavavajillas
  • enjuagar los platos antes de que entren a la lavavajillas (quitar restos)
  • secar los platos que salen de la lavavajillas
  • acomodar cada cosa en su lugar (ollas, cubiertos, bandejas, etc.) una vez secas
  • servir a los alumnos
  • limpiar mesas, barrer o sacar la basura

Algunas cosas que me han llamado la atención:

  • todos pueden volverse a formar por un “Nachschlag” (porción adicional) gratis

    IMG_3207

    Lavavajillas

  • no se desperdicia nada, ya que lo que sobra se guarda en recipientes plásticos que se reparten entre los voluntarios o se recicla para futuros platillos
  • conocí una lavavajillas industrial que lava en 3 minutos!!!
  • se lavan incluso las bandejas donde se sirven los alumnos: todas sin excepción y diariamente
  • de cada platillo se guarda una muestra en el congelador por si hay algún alumno enfermo poder demostrar que la comida no es la culpable
  • la cocina queda al final de la jornada como de revista, ni una cuchara fuera de lugar!

El trabajo es voluntario, pero hay algunas ventajas o beneficios ya sea para los hijos o para las mamás:

  • los alumnos cuya madre/padre/abuelo esté en la cocina ese día no tiene que hacer fila sino que pasa directamente a la cocina por su comida y no paga
  • además de ahorrarse tiempo y dinero, se tiene la garantía de alcanzar el platillo deseado porque hay algunos muy solicitados que después de media hora se agotan
  • no siempre, pero la mayoría de las veces la comida que sobra se reparte entre los voluntarios de ese día
  • como los equipos son siempre los mismos, poco a poco se hacen amistades y se conoce gente nueva
  • en mi caso, una ventaja es que practico alemán y aprendo mucho

En los pocos días que he estado me he percatado que muchas de las mamás siguen ayudando en la Kabuschka aún y cuando sus hijos ya no son alumnos de la secundaria. Tal vez suceda lo mismo conmigo… apenas voy comenzando pero me ha gustado y estaría dispuesta a seguir colaborando muchos años más. Ya veremos…

 

Examenes y calificaciones

El miércoles 27 de enero se entregaron calificaciones semestrales y salieron temprano en las escuelas de nuestro estado Niedersachsen, adicionalmente como es costumbre tuvieron de vacaciones el jueves y viernes. No pregunten porqué, pero al parecer los niños tienen mucho que celebrar, o llorar o descansar después de recibir las notas y qué mejor que tener dos días para hacerlo. (Es broma!)  No en todos los estados de Alemania tienen dos días, sino una o dos semanas y se les llama “Winterferien”, es decir vacaciones de invierno justo un mes después de las vacaciones de Navidad. Muchas familias alemanas disfrutan estas vacaciones esquiando en las montañas.

En Alemania en las escuelas primaria y secundaria (hasta décimo año, después de décimo no estoy segura) se entregan calificaciones dos veces al año: la primera a finales de enero y la segunda antes de salir de vacaciones en verano. Dependiendo del grado y tipo de escuela, se entregan notas (1 a 6) o un reporte escrito con las metas alcanzadas en dicho período. Como se los he comentado en otras ocasiones, el documento incluye el número de faltas justificadas y no justificadas, las notas en las diferentes materias y algunos comentarios adicionales.

Ahora bien? Qué se toma en cuenta a la hora de poner una nota? Como en México, se toma en cuenta los resultados de los exámenes, tareas y participación oral pero hay algunas diferencias que quisiera resaltar:

  • en general se tiene un número determinado de exámenes a presentar en el año dependiendo de cada materia.
  • Hay dos nombres para los exámenes: el llamado “test” que puede ser un examen sorpresa, un dictado de inglés o una prueba de control sobre un tema determinado. Son cortos y no necesariamente se avisa la fecha exacta en la que se llevará a cabo. Por otro lado está el “Arbeit/Proben” que es un examen en forma y se contesta en 1 o dos horas de clase. Se avisa previamente su fecha y se indican los temas a evaluar.
  • En general no debe presentarse más de un “Arbeit/Proben” en un día, ni más de dos en una semana. Tampoco es permitido tener un examen el primer día de clases después de un período de vacaciones o puente.
  • En caso de estar enfermo o no poder presentar un examen el día planeado, se debe presentar después pero se tiene que tomar en cuenta el punto anterior, es decir no debe coincidir con otro examen el mismo día ni ser el tercero en una semana.
  • Hasta ahora puedo decir que en promedio mis hijas no han tenido más de 2 o 3 exámenes por materia en el semestre. En inglés y alemán suele haber dictados esporádicos (considerados “Test“), pero no llegan a ser más de dos por mes. Y normalmente los exámenes no son acumulativos, así que en mayo-junio no evaluarán lo que ya se presentó en exámenes en el primer semestre.
  • Una semana antes de la entrega de calificaciones, se hace una reunión de maestros llamada “Zeugniskonferenz” donde se discuten los casos difíciles o extraordinarios de cada salón de clase. En el caso de Niedersachsen, siempre participa un padre de familia en la primaria y en la secundaria, un padre de familia y dos o tres alumnos elegidos previamente por su clase.
  • En dicha reunión se mencionan los alumnos que han obtenido 5 o 6 (reprobado) y aquellos que tienen problemas de conducta. Esa información es confidencial y los alumnos que asisten no deben comentarla con sus compañeros. Tanto los padres como alumnos invitados deben estar de acuerdo con el informe de la reunión.
  • La participación oral en clase que incluye el hacer tareas, buena conducta y trabajo en el salón forma parte del 60 o 70% de la calificación final. Así que no basta tener buenas notas en los exámenes sino también cumplir con las tareas, participar activamente en clase y portarse bien.
  • Cada maestro controla las tareas de forma distinta, pero en general no se califican y sólo si no se hacen, se indica en una tabla en la agenda escolar del alumno y tiene que firmarse al final del mes por parte de un padre de familia y el maestro (Klassenlehrer).

IMG_0104

  • Las calificaciones de primaria se entregan a los niños y se acumulan en un legajo que se guarda en casa. El reporte debe ser firmado por un padre de familia y el niño lo lleva después de las vacaciones para que el profesor vea dicha firma. Es decir, se cercioran que los padres están enterados de las calificaciones.
IMG_0103

Gesehen= Visto

  • Se utiliza un legajo de calificación por etapa escolar, así que al final de la primaria dicho legajo contendrá 8 reportes de calificaciones (2 por año). A mi hija mayor le entregaron uno para la secundaria que tiene la foto de la escuela en la portada, muy parecido al de la primaria 🙂

IMG_0100

Hace dos años les contaba sobre las primeras calificaciones de Victoria que obtuvo un promedio de 2. Este semestre no le fue tan bien como esperábamos, pero considerando el cambio a una nueva escuela donde todo ha sido diferente y mucho más difícil no está tan mal. Veremos como termina el año. Catalina por su parte ha traído a casa las mejores calificaciones hasta ahora y ha sacado un 1 en inglés que nos ha hecho muy felices. Parece que le gustan los idiomas 🙂

IMG_0102

Calificaciones de primaria (4to)

IMG_0101

Caflificaciones de secundaria (5to)

 

 

 

 

 

 

 

Como siempre aclaro que esta es mi experiencia muy personal y que algunas cosas pueden variar de Estado a Estado, sobretodo en el sur de Alemania, donde sé que son un poco más exigentes al hablar de tareas y evaluaciones.

No sé como sea ahora en las escuelas mexicanas, pero en mis tiempos esta cantidad de exámenes me hubieran causado risa. Todavía me acuerdo de los semanales, mensuales, bimestrales, semestrales y los peores: los finales! Eso sin contar los exámenes sorpresa, los rápidos, etc. Definitivamente voto por el sistema alemán en este tema, menos estrés y más valor a la participación oral. A final de cuentas todo eso que se memoriza, muchas veces se olvida con el paso del tiempo, o no?

 

 

Meta cumplida!

El año pasado tomé el curso de alemán avanzado B2 como se los comenté en una entrada del pasado febrero y para comprobar lo aprendido, el jueves pasado (parte escrita) y el viernes (parte oral) presenté la prueba del Instituto Goethe.

Los resultados tardarán tres o cuatro semanas en llegar, pero puedo decir “Misión cumplida” porqué mi propósito de estudiar y obtener un certificado se hicieron realidad. Qué tan buena o regular será la nota se los compartiré el próximo mes, pero puedo adelantarles que tendré mi certificado ya que sólo se requiere el 60% para conseguirlo y tan mal no me fue.

goethe

Ahora bien, estoy satisfecha? Para ser sincera no. Como decimos en México, pasaré el examen de “panzazo” y eso no era lo que yo quería. Las razones? Varias… entre ellas que el segundo semestre tuvimos un profesor no tan bueno como la del primer semestre, y no le dediqué el tiempo necesario porque mi motivación bajó demasiado. Además, me dí cuenta que eliminar vicios y malos hábitos gramaticales es mucho más difícil de lo que creía.

Así que aprovechando que empieza el año 2106, agregaré dos propósitos más a mi lista:

  • seguir estudiando para tratar de corregir esos vicios gramaticales
  • perder el miedo a escribir. Una de mis metas de tomar el curso B2 era mejorar mis habilidades escritas en alemán, pero no la logré. Así que a partir de la próxima semana, todos los días escribiré un pequeño texto que mi marido tendrá que corregir.

Curiosamente, la necesidad hizo que perdiera el miedo a hablar cuano apenas tenía un par de años aquí y todos dicen que hablo mucho, pero si me tuvieran que corregir la gramática no podría hablar tres palabras seguidas sin una interrupción y no estoy exagerando. Al hablar las terminaciones se disimulan y si la otra persona se concentra en el mensaje a comunicar, no puede detenerse a analizar cada palabra que se escucha.

A la hora de escribir y leer, es imposible disimular los errores y peor aún, al quedar escritos se notan mucho más. Así que me he acostumbrado a que mi marido escriba las cartas oficiales y siempre ha corregido cada uno de mis correos electrónicos a colegas. Ya va siendo hora (después de tantos años) de que me ponga las pilas.

Es mucho más difícil de lo que imaginaba y me va a costar muchísimo tiempo y dedicación, pero quiero eliminar esos vicios y horrores lo antes posible y de una vez por todas ser capaz de escribir una carta como Dios manda.

Nunca pensé arrepentirme de no haber estudiado alemán en un principio, pues haber tomado la oportunidad de un empleo bien pagado aunque fuera en inglés parecía maravillosa. Ahora me doy cuenta que debí haberme concentrado más en aprender el idioma, porque corregir lo “mal aprendido” es mucho más difícil.

Pero como bien dicen, el “hubiera” no existe y no sirve de nada llorar ni arrepentirse. No queda más que enderezar el camino y aunque tarde, dedicar tiempo a este idioma que no quiero llegar a odiar y que es parte de mi vida cotidiana quiera o no.

Lo dejo por escrito para que a finales de este año pueda comprobar si cumplí o no mis propósitos y por otra parte, he convencido a mi esposo de que aunque tarde, corrija cada uno de mis artículos, declinaciones y malas conjugaciones al hablar. Es estresante pero necesario. Sin su apoyo, no podré lograr mi meta y tenemos que ser p a c i e n t e s!

Así que a seguir cumpliendo metas, que esto de aprender un idioma parece nunca acabarse! Y si a alguien le sirve el consejo, aprendan el idioma bien y recién llegando a este país, porque como pueden ver eso de “aprender de oído” ayuda a sobrevivir, pero no es lo ideal.

 

¿Un huevito?

Hace unos días la página de DW (Deutsche Welle) en español publicó una fotogalería con 10 cosas que no deben faltar en un hogar alemán que me inspiró a ampliar un poco la primera de ellas.

La parafernalia en torno al huevo. El desayuno alemán ideal incluye un huevo tibio para el desayuno. De ahí que en el hogar alemán no pueda faltar la parafernalia para consumirlo: una copita para sostenerlo, un mini-salero para aderezarlo y una cucharita para comerlo. De hecho, existe un dispositivo para romper la cáscara del huevo que se llama Eierschalensollbruchstellenverursacher.”

Exacto, la parafernalia que incluye una serie de elementos que he tenido que comprar poco a poco para que nuestro desayuno sea casi perfecto. Cabe aclarar que no comemos huevo tibio todos los días, pero los sábados y domingos no pueden faltar. Mi marido y nuestra hija menor lo toman tibio, mientras que la mayor y yo lo preferimos duro. Pero no azul, como dice mi marido que se sirve en México y que se refiere a “super cocido” en el que la yema se vuelve grisácea.

Para empezar tenemos el proceso de cocción de huevos, que puede ser en una olla normal o en una “cocedora de huevos” que incluye el lugar para cada huevo y una taza medidora, en donde se mide el agua dependiendo del número de huevos y de qué tan cocidos se deseen. Durante un tiempo tuve una de esas “novedades”, pero la verdad es que volvimos a la ollita normal porque eso de sacar aparatejos especiales para cada cosa es demasiado… eso sin contar el espacio que requiere para guardarse.

cocedora

Cocedora de huevos

En caso de usar una olla normal, se tiene un “picahuevos” que muestro a continuación y que sirve para hacer un hoyito en el huevo de tal forma que al meterlo en agua hirviendo no explote.

IMG_0089

Picahuevos

Una vez en el agua, se pone la alarma de la estufa para avisar el momento exacto de sacarlos: 6 minutos para los huevos tibios, 9 para los duros. Hay que meterlos inmediatamente en agua fría para “asustarlos” y que la cáscara se desprenda fácilmente.

Y ahora, viene la parte de servirlos. Cada huevito se pone en su vasito correspondiente que puede variar de color, forma y diseño. Aquí les muestro los que tenemos en casa:

Para que no se enfríen demasiado, pueden taparse con sus respectivos “gorritos” que también se encuentran en el mercado de todos tipos, formas y colores.

IMG_0090

Se colocan en la mesa en el lugar de cada persona, y a un ladito se coloca un salerito para no andar pasando el salero normal de uno a otro durante todo el desayuno.

IMG_0084

Y por supuesto no pueden faltar las cucharas correspondientes que son más pequeñas que las cucharas de té, y que pueden ser de metal o plástico.

Por último viene la hora de comerlo. Pero obviamente no se le quita toda la cáscara como normalmente hacemos en México cuando comemos un huevo duro, sino que se quita sólo la parte de arriba y se come con cucharita dejando el resto de la cáscara vacía.

huevo

Y es para eso que han inventado el “Eierschalensollbruchstellenverursacher” o lo que llamamos en casa el “quiebrahuevos”. Es una cosa que tiene un peso que se deja caer sobre el huevo y que facilita el desprendimiento de la cáscara de la parte superior.

 

Me entendieron? Pues espero que sí, y si no, aquí lo pueden ver en acción:

 

Así que qué creían? Qué comer un huevito era cosa sencilla? Ahora ya conocen una de las tradiciones del desayuno alemán. Y por supuesto en cualquier hotel o restaurante encontrarán huevos cocidos en el menú o en el buffet, y no podrá faltar toda la parafernalia correspondiente 🙂

IMG_0091

Citas médicas

Una de las cosas que no me gustan en Alemania es ir al médico, y no por estar enferma que ya sería suficiente razón para no querer pisar un consultorio médico sino por lo que implica el proceso desde sacar la cita hasta quedar satisfecho con la consulta, tratamiento o diagnóstico. No sé si mi disgusto se deba a que comparo lo que es ir al médico aquí con lo que era en México, donde visitaba médicos particulares.

Sea cual sea la razón les contaré como funciona esto de ir con el doctor aquí en Alemania. Como siempre les comparto mis experiencias personales que pueden ser muy diferentes a las de otras personas, pero por lo que he comentado en foros y con amigos y familiares aquí, podría asegurar que es muy similar en todas las regiones del país y con todos los médicos especialistas en general.

Para empezar debo aclarar que el seguro médico (gesetzliche Krankenversicherung) es obligatorio y existe una amplia variedad de empresas (cajas del seguro médico obligatorio “público”) entre las que puedes elegir libremente, pero existen algunos sectores laborales donde se suelen afiliar a los trabajadores por las condiciones especiales que ofrecen. Como las cuotas están oficialmente armonizadas en el 15,5% del sueldo mensual bruto, pagas la misma tarifa en cualquier compañía. Si un empleado traspasa una franja salarial bruta (52.200 EUR al año / 4.350 EUR al mes) puede contratar también el seguro médico privado en vez del público dado que las contribuciones pueden salir más bajas a la cuota proporcional de 8,2% de su salario bruto mensual. Esta situación se suele dar sobre todo con personas solteras y jóvenes sin enfermedades crónicas. (Fuente: Portal Alemania).

En nuestro caso tenemos el seguro público y como asegurados tenemos una tarjeta con chip y foto que debemos presentar en el consultorio cada vez que tenemos una cita. Normalmente se cuenta con un médico general que cada paciente puede elegir libremente y en caso de necesitar un especialista, se puede visitar cualquiera. No se paga ninguna consulta y los medicamentos con receta se pagan parcialmente dependiendo del tipo, el resto lo paga la compañía aseguradora. Hasta ahora pensarán: “ah! qué bien, puedes elegir cualquier médico y no pagas nada! Incluso obtienes los medicamentos de cualquier tratamiento!”. Y eso mismo pensé yo cuando llegué y conocí un servicio médico de primer mundo! Pobre ilusa!

 En 13 años viviendo en Alemania he tenido que visitar además de dos médicos generales (lo cambié porque no me gustaba el primero), doctores con las siguientes especialidades:

  • urología
  • cardiología
  • ortopedia
  • ginecología (2, porque el primero se jubiló)
  • oftalmología
  • neurología
  • otorrinolaringología
  • dermatología
  • dentista
  • ortodoncia
  • para mis hijas: pediatra, oftalmólogo, ortopedista, dentista, ortodoncista.

entre otros. La mayoría de ellos los visito de forma frecuente por piedras en el riñón, apnea y miopía, problemas que tengo y tendré toda mi vida. Y eso que me considero una persona sana 🙂 Les comento esto para que vean que mi experiencia con especialistas en considerable y ahora si les contaré como es el proceso de una cita médica: antes, durante y después. Lo de las visitas a urgencias u hospitales se los cuento en otra ocasión, que de esas también tengo suficientes experiencias.

ANTES DE LA CITA.

Lo primero que hace uno al enfermarse en Alemania es buscar un médico general. Revisas la sección amarilla o preguntas a conocidos y vecinos por alguno que te puedan recomendar. Llamas por teléfono, explicas que eres nuevo en la ciudad y que deseas una cita. Todos los médicos generales o especialistas tienen una recepcionista o asistente que en general debería ser amable, pero que no siempre lo es 😦 Con suerte, te dará una cita en los próximos días si es muy urgente, de lo contrario podrá darte una cita en dos o tres semanas.

Con los especialistas es muy diferente. Te tienes que estar muriendo para que te den una cita en los siguientes días, de lo contrario pueden dártela en dos, tres o incluso 6 meses! Y no exagero! Hace dos meses me empezó a doler mucho el dedo índice de la mano derecha que se extendía hasta el codo pasando por la muñeca, y a pesar de explicar mi tipo de trabajo las recepcionistas de diferentes ortopedistas me ofrecieron cita en dos o tres meses! Tuve que tomar la más próxima. Dos meses de espera para un dolor que fue aumentando con el tiempo. Otro ejemplo: para una revisión de un resultado muy alto de colésterol en mi chequeo anual, tuve que esperar 6 meses para una cita con el cardiólogo. Ah! pero si eres paciente “privado”, la consulta te la dan para el día siguiente! Esa es la mejor ventaja de pagar más por el seguro privado, pero las desventajas además del costo no nos convencen de cambiarnos.

Otro problema común es que algunos médicos ya tienen la cantidad límite de pacientes y cuando llamas para una cita te dicen que es imposible atenderte y tienes que buscar otra opción. Cada ciudad sólo puede tener determinado número de doctores generales y especialistas, así que tampoco es que tengamos miles de opciones en ciudades pequeñas como la mía. Pero cabe aclarar que pueden visitarse doctores en otras ciudades.

Nota aclaratoria: poco a poco, más doctores cuentan con una página de internet o con correo electrónico, pero hasta ahora nunca he intentado sacar una cita por este medio ni sé si sea posible.

DURANTE LA CITA

Finalmente llega el día de la cita y siguiendo la costumbre alemana llegas 10 o 15 minutos antes. Entregas tu tarjeta que meten en un aparatito para ingresar tus datos en el sistema y algunas veces te entregan un formulario a llenar. Con mucha amabilidad te piden que pases a la sala de espera y seguramente te llevarás la sorpresa de tu vida cuando veas 10 o 15 personas esperando. Bienvenido a Alemania! Con el médico general o dentista nunca he tenido que esperar más de media hora pero con otros especialistas, se puede llegar a esperar dos horas!!! Todavía no me explico cómo asignan las citas para que se hagan esas eternas filas. Seguro creerán que hay mucha gente que llega con una urgencia y sin cita previa al médico, pero les puedo asegurar que esos casos son mínimos. Yo lo he intentado varias veces para ver si así me atienden más rápido, pero a excepción de las visitas al pediatra, eso de presentarse espontáneamente en un consultorio médico tiene pocas posibilidades de éxito. Incluso con el médico general me piden normalmente volver por la tarde o al día siguiente!!! Así tenga diarrea, fiebre o lo que sea.

Después de leer todas las revistas de la sala de espera, haber jugado solitario en tu móvil, y aburrirte como una ostra, una de las asistentes te llama y pasa a un consultorio. Ahí puedes esperar de 5 a 10 minutos a que llegue el doctor que seguramente esta atendiendo otro paciente en el consultorio de enseguida. Llega el médico, te pregunta qué te ha llevado a visitarlo (???) y aunque no lo creas en menos de 5 minutos ya estarás fuera. Aquí los doctores no hablan mucho ni te preguntan por la familia, van al punto, te dan un par de recomendaciones, si es necesario te hacen una ecografía o estudio, revisan el área enferma o te hacen otro par de preguntas y listo! Mandan imprimir la receta, la firman y te despachan rapidito.

A veces creo que tienen un cronómetro escondido que les mide el tiempo que tardan en cada consulta. Antes de que te des cuenta, ya estas afuera con la receta en la mano o pidiendo una cita para un estudio que te harán en un hospital o clínica especializada (por ejemplo mamografía, TAC, etc.) No hay nada que pagar ni te dan una factura ni nada. Esa es otra de mis grandes interrogantes sobre este sistema de salud. El paciente no revisa ni aprueba lo que el médico ha hecho, y jamás te enteras de los costos involucrados en tu consulta. Un par de veces mi papá ha tenido que ir a consultar aquí, y en ese caso si te dan una factura. En el caso de pacientes “privados”, ellos si reciben las facturas de todo.

DESPUÉS DE LA CITA

Dependiendo del tipo de consulta que hayas tenido, tendrás los siguientes escenarios a elegir:

  • tomarte tu medicina y confiar en que te aliviarás.
    • si al terminar el tratamiento no te sientes bien, podrás llamar al médico y con suerte te atienden en un par de días para rectificar el diagnóstico y darte otro medicamento
  • sacar cita de control. Por ejemplo con mi riñón, los dientes o el chequeo anual del papanicolao siempre puedes sacar la cita aunque falten 6 meses o más. Sabiendo que luego no te darán cita cuando tú quieras, es mejor sacarla con anticipación.
  • ir a una clínica especializada para estudios. En caso de requerir una mamografia, TAC, etc., la misma clínica enviará los resultados a tu médico y en caso de no contar con una cita acordada, te llamarán para comentar los resultados si es necesario.

Como lo escribí anteriormente, no sé si es que comparo con los consultorios privados de Monterrey, pero la verdad es que algunas veces si me sorprendo de cómo funciona el sistema médico en este país. No sólo en cuanto a citas y esperas, sino con los diagnósticos que muchas veces son erróneos o hechos a la ligera. Gracias a Dios no tengo tantas malas experiencias con especialistas como con los hospitales y en general nos ha ido bien, pero uno oye cada historia que de verdad rezo para no enfermarme, porque más que de la enfermedad, hay historias de terror con los malos diagnósticos o tratamientos mal recetados 😮

Cabe mencionar que no se cuenta con un expediente central y al visitar especialistas es importante dar el nombre de nuestro médico general para que se le envíe una copia de los resultados de estudios o análisis, pero normalmente no se le envía reporte de las consultas regulares.

Pero no se asusten, seguro ustedes tendrán muy buena suerte con sus médicos y citas. Luego les cuento mis historias de terror, que pensándolo bien no quedaría mal apurarme para que coincidan con “Halloween” 🙂 verdad?

Farmacias en Alemania

IMG_8854

Logo oficial de farmacia en Alemania

Una de las cosas a las que todavía no me acostumbro es al horario comercial alemán. Sobretodo los domingos, que prácticamente no hay comercio. Sí, todo esta cerrado: supermercados, centros comerciales, mueblerías, papelerías, etc, etc. y por supuesto también las farmacias. Como ya lo he escrito antes, a todo se acostumbra uno, pero realmente el hecho de no tener farmacias abiertas en la noche o los domingos es de las cosas que todavía extraño. Curiosamente al hablar de farmacias en Alemania, no es sólo cuestión de diferentes horarios a los que conocía en México. Hay muchas otras cosas que son muy distintas y a las que tampoco termino de acostumbrarme.

En qué son diferentes?
no hay farmacias en supermercados. En Monterrey desde hace muchos años la farmacia es un departamento más de los grandes supermercados, así como la carnicería o la frutería. Hay una persona encargada y surte los medicamentos de receta, y todo lo demás lo puede tomar uno directamente de los anaqueles. Así funcionan también los supermercados en los Estados Unidos, de donde supongo copiaron la idea. Y dado que los supermercados abren hasta muy altas horas de la noche y los domingos, es obvio que se puede conseguir un medicamento en dicho horario. En Alemania no hay farmacias en los supermercados, a lo mucho hay un pequeño pasillo con vitaminas, cremas, tés y pastillas naturales para dormir. No hay ni siquiera aspirinas, Vicks o un medicamento tipo “Contac” para cortar la gripa.
IMG_8820

Pasillo en supermercado

horarios. Los horarios varían de farmacia a farmacia, pero regularmente son de 8 a 6 pm entre semana, los sábados hasta mediodía y el domingo cerrado. Obviamente los alemanes no olvidan las emergencias, así que hay una farmacia asignada (Notdienst) cada día (en las noches y fines de semana) por determinada área geográfica y cada farmacia tiene el plan de la semana pegado en la puerta donde puedes observar cuál es la que esta abierta el día en que la necesitas. Gracias a la tecnología, ahora podemos buscar en internet antes de andar peregrinando por toda la ciudad para encontrar la que toca ese día.
Calendario de farmacias abiertas (Notdienst)

Calendario de farmacias abiertas (Notdienst)

Así se ve un calendario de la región, donde cada inicial es una farmacia diferente. En la ciudad donde vivo (Stade) 24 farmacias se reparten los turnos nocturnos y de fin de semana. Hay días en los que hay dos farmacias abiertas, pero otros días sólo 1. En promedio a una farmacia en particular le toca turno cada dos semanas.
en hospitales. Todos los hospitales tienen una farmacia para uso interno y en muy pocos hay venta al público. Y en esos pocos, tienen muy pocos medicamentos a la venta (según Google). Hasta ahora nunca me ha tocado ver una farmacia en alguna clínica u hospital, me refiero a que sea parte de la administración del hospital. Obviamente en el edificio o en la cuadra de los consultorios o clínicas, sí hay farmacias pero independientes.
medicamentos sin receta. Como en todas partes del mundo, hay medicamentos que requieren receta y otros no. Lo curioso en Alemania, es que aún los que no requieren receta no están al alcance del cliente en la mayoría de los casos y se debe pedir al dependiente. Las farmacias en su mayoría son pequeñas y en los anaqueles sólo hay productos como curitas, pastillas para la garganta, cremas o pañales.
las farmacias no son mini-super. En los últimos viajes a México me ha sorprendido ver que prácticamente todas las farmacias son pequeños supermercados, así como en su momento lo era Benavides. Incluso ahora tienen panadería! En Alemania eso no se conoce. Hay droguerías (Rossman, Budni, etc) pero ahí no se venden medicamentos, sólo productos de belleza, de limpieza, de higiene personal y lo mismo que conseguiríamos en el supermercado: tés, productos naturales, cremas, etc.
IMG_8855
medicamentos genéricos y homeopáticos. No hay farmacias específicas con sólo medicamentos genéricos o de una marca particular, sino que todas venden todo tipo de productos: de marca, genéricos y homeopáticos. La medicina homeopática se maneja muy diferente a como se hace en México, pero de eso escribiré en otra ocasión.
no hay Dr. Simi. En México, la guerra de farmacias es terrible y se ven hasta dos o tres en una misma cuadra. La última vez que fui a Monterrey creo que vi más farmacias que “super-7” u “oxxos”. Por lo mismo, la lucha por ganar clientes hace que se manejen guerras de publicidad, se bajen muchísimo los precios y se crean personajes como Dr. Simi. En Alemania todo esta reglamentado para evitar conflictos de interés y guerra de precios. Las cadenas de farmacias estan prohíbidas y un farmaceútico solo puede poseer hasta un máximo de 4 farmacias (filiales).
descuentos. Por lo anterior, no se manejan grandes descuentos ni rebajas. Algunas farmacias tienen algunos productos en promoción pero son puntuales y no pasan de 20 en un folleto:
Fr_September_2013
Hay muchas otras diferencias como la reglamentación de precios, el rol de un farmaceútico y sus estudios, el manejo del inventario, el envío de medicamentos, etc. De hecho sólo quería mencionar lo de los horarios y me extendí un poco en otras diferencias que se notan a simple vista. Espero no haberlos aburrido.
Lo escrito no es una queja, definitivamente creo que toda persona tiene derecho a días de descanso y hasta ahora no me he muerto por no haber encontrado un medicamento de urgencia a media noche o en domingo. Las farmacias se manejan de una forma muy diferente a mi país natal, y creo que aquí se cuida mucho el control de medicamentos, su precio y la asesoría que se recibe en estos establecimientos. Las reglas no están de más y sus razones tendrán para implementarlas de esta forma.
Creo que en 13 años sólo 4 o 5 veces he necesitado una farmacia de noche, de todas formas los médicos no consultan en fin de semana ni por la noche, así que medicamento de receta imposible necesitarlo a esas horas. Y para cortar una gripe, bajar la temperatura o detener una diarrea casi siempre se tiene algo a la mano o se puede conseguir en una farmacia de la región.
Cuando las niñas estaban más chiquitas tenía miedo de necesitar algo de urgencia y no poderlo conseguir, y odiaba que no hubiera medicamentos en los supermercados ni farmacias abiertas en domingo. Ahora las niñas han crecido y ya me he acostumbrado a no ser tan paranoica ni a depender de tantos medicamentos. Tés, productos naturales y homeopáticos funcionan en muchas ocasiones… ups, creo que ya me oí muy alemana 😉
Del sistema médico, la homeopatía y otros temas parecidos escribiré en otra ocasión… estén pendientes 😉

No hay frijoles?

En casa de mis padres nunca faltaban los frijoles, como creo que pasa en la mayoría de los hogares mexicanos. Mi mamá los cocía en un jarro de barro y me sabían siempre a gloria. Sé que actualmente los compra ya hechos (en lata o bolsita) porque no vale la pena poner frijoles sólo para dos personas que comen pocas veces en casa.

Cuando recién llegué a Alemania me traía latas de frijoles en la maleta pero poco a poco fui dejando esta costumbre para ocupar el espacio (y el peso) en otras cosas más importantes. Al mismo tiempo, aprendí a cocinarlos con la receta de mi mamá. Claro está, sin un jarro de barro pero en la olla de presión. Mis hijas empezaron a comerlos desde pequeñas y poco a poco los frijoles se convirtieron en su comida favorita, especialmente preparados con huevito.

Hoy en día no pueden pasar dos días sin que haya frijoles o tortillas en el refrigerador por que inmediatamente escucharé una reclamación de porqué no hay frijoles. Aquí los comparto la receta de los frijoles refritos, que también la enseño en mis cursos de cocina.

Ingredientes:IMG_8773

-500 g de frijoles (en Alemania compro los “Wachtelbohnen”, o los negros en mercado asiático)

-media cebolla

-una cabeza de ajos

-sal

-epazote

– aceite

– chiles secos

Instrucciones:

Colocar los frijoles en la olla de presión con suficiente agua y la cabeza de ajos. Cocer por 45 minutos. Abrir con cuidado la olla de presión y agregar un chorrito de aceite, cuatro cucharaditas de sal, unas hojas de epazote (opcional), la media cebolla y dos chiles secos. Cocer nuevamente por 15 minutos más y retirar después de este tiempo la cebolla, la cabeza de ajos y los chiles. Si lo desean pueden preparar una sopa con el caldo, acompañandolo de queso rallado y tomate en cuadritos. Delicioso! A mis hijas les encanta!

Frijoles en bola

Para hacerlos refritos, sólo es necesario molerlos, ya sea con la thermomix o en la licuadora con un poco de caldo y freírlos con un poco de cebolla y tocino en cuadritos. Ya refritos los pueden guardar en el refrigerador un par de semanas o congelarlos en pequeños recipientes. A mí no me duran ni media semana.

Otras ideas para prepararlos son: en molletes, taquitos con picadillo, quesadillas, o tostadas. Frijoles con huevos, enfrijoladas, o como guarnición (en bola o refritos) con cualquier platillo mexicano 😉

Molletes

Molletes

IMG_8822

Frijoles refritos

IMG_1271

Tostada

 

 

 

 

 

Buen provecho!

 

Un día cualquiera

Hoy es uno de esos días en que tengo tiempo para escribir, pero no tengo un tema especial. Tengo algunas entradas empezadas pero que no puedo publicar porque todavía me falta un par de detalles para terminarlas, así que he decidido escribir de lo que me ha pasado el día de hoy.

Desde hace días han estado pronosticando que viene el verano, una onda cálida que hará que lleguemos a 30 grados y que ha vuelto loco a medio Alemania. Todos en shorts, comiendo helado y comprando cosas para asar carne aunque sea media semana, quien sabe? talvez para el fin de semana no contemos con tanta suerte.

En mi calendario ya estaba programada una cita en el hospital de la ciudad para una plática con el ginécologo para evaluar la posibilidad de retirar mi matriz. Mmmm, no podía cambiar la cita así que aún con el calorcito que ya se empezaba a sentir me fui al hospital. Por teléfono me habían dicho que la cita podría durar 2 horas, así que ya había planeado que hacer al salir de allí: comerme un helado italiano en uno de los mejores lugares de Stade y que está justo a media cuadra del hospital.

Me dirigí a la sección de ginecología como me habían indicado al hacer la cita, y para no hacer el cuento largo en un ir y venir de aquí para allá, recoger un papel, esperar al doctor de piso, hacerme un ultrasonido, y luego otro de los riñones, esperar otra vez, etc… salí del hospital justo a tiempo para llegar a casa junto con mis hijas que llegaban de la escuela. Así que ni helado ni nada!

Cuatro horas para determinar que sí me deben y pueden retirar la matriz porque padezco endometriosis desde hace muuuuchos años. He tratado con diferentes pastillas, y los cólicos ni el sagrado abundante disminuyen, además de que las hormonas extras me vuelven medio loca. (Sí, más!) Después de mucho averiguar se eligió un buen día para el doctor, el anestesista, el hospital y para mí! El 29 de Agosto intentarán primero con endoscopia y si no se puede, pues a abrir la herida de la césarea para quitar la matriz.

En fin, el propósito de esta entrada no es contarles de esta aventurita médica, sino de las personas que me crucé en el camino. Al estar esperando en el piso de ginecología, me crucé con dos o tres mujeres sin pelo, seguramente pacientes de cáncer y sólo de verlas se me enchinaba la piel. Guerreras, definitivamente. Y en otra sala de espera para hablar con el jefe de sección me topé con una pareja. La chica lloraba desconsoladamente… me imaginé que tendría algo que ver con una pérdida y desgraciadamente tenía razón. En una llamada tuvo que explicar la razón de su retraso: en su cita de control, habían detectado que el corazón de su bebé ya no latía. Ohhh! Se me partió el corazón…

Y digo yo… porque justo hoy estuvieron esas personas en mi camino? Pues nada más y nada menos que para agradecer a Dios de lo afortunada que soy al poder disfrutar este día soleado en compañía de mis hijas, comiendo en el jardín, todas con salud! Que pronto llegarán mis papás para celebrar la comunión de sus nietas, que Tom sigue buscando trabajo pero tiene salud, que mi razón para estar en un hospital el día de hoy después de 8 años (la césarea de Caty) fue sólo para una revisión, que la vida es corta y que hay que disfrutarla cada minuto al máximo! ASI SEA!

Una semana común y corriente…

Dado que este blog además de ser un medio de comunicación con mis seres queridos es un diario personal, quiero dejar por escrito cómo es una semana común y corriente en estos días. Poco a poco siento que tengo muchísimo que hacer, termino el día agotada y a las 10 de la noche me caigo de sueño. Pero no me quejo, estoy muy contenta con mis actividades y poco a poco vuelvo al mundo laboral, aunque sea de forma parcial.

Lunes– Día asignado a la lavadora y la secadora. Lavo todo lo de la semana anterior, guardo la ropa y hago limpieza general en la casa. Por la tarde llevo a las niñas a su clase de gimnasia, mientras que reviso las tareas de mis alumnos. Casi al anochecer, tomo mi clase de gimnasia, mientras las niñas me observan o pintan un poco.

Martes– Día asignado al supermercado. Surto para toda la semana y sólo si es necesario voy otro día a comprar algo urgente. Por ahora, doy una clase privada de español y la tarde está libre. Cada 2 o 3 semanas, vamos a la biblioteca de la ciudad.

Miércoles– El primero de mes toca el desayuno internacional y el tercer miércoles de mes, la reunión del círculo femenil de migración. Los otros dos miércoles voy a la gimnasia por la mañana. En la tarde, Victoria va a la reunión de niñas en el barrio a hacer manualidades. Es en un salon comunitario a media cuadra de la casa y Victoria va y regresa sola. Tan pronto Catalina cumpla 5 años, se unirá a la reunión. Mientras tanto, a partir de Abril, Catalina irá a clases de canto y teclado en la escuela de música. Por la noche, doy clase de español en la Universidad Popular (VHS).

Jueves– Por la mañana doy clase de español en la Universidad Popular y por la tarde, Victoria tiene ballet.

Viernes– Día asignado a las clases privadas. De momento tengo de 2 a 3 por la mañana, y 1 o 2 por la tarde. Son en la casa y las niñas van a casa de alguna amiguita por la tarde o juegan mientras yo doy mi clase.

Sábado y Domingo– Actividades sociales, paseos en familia y salidas a comer, de compras, al bosque o a nadar. Cada 3 meses, acostumbramos pasar el fin de semana con mis suegros o ellos vienen a casa.

Uff!!! Qué semanita! Entre toda esa serie de actividades fijas, debo encontrar tiempo para leer, escribir en este blog, hablar por teléfono con mis papás, practicar un poco de zumba, hacer manualidades con mis hijas, cocinar, preparar mis clases y por supuesto, descansar!

Estoy feliz! Ya lo había escrito antes, esto de la docencia me encanta y poco a poco las clases de español ocupan mas horas en mi semana, ingresan unos cuantos euros a nuestra alcancía y me hacen feliz! Combinar la vida laboral con ser ama de casa y mamá no es sencillo. Admiro a aquellas que pueden trabajar tiempo completo y atender a sus hijos y casa.

Hasta ahora, todo se va combinando de maravilla y me voy adaptando mucho mejor a mi vida en Alemania 🙂

Agenda llena!

Agosto esta por terminarse y con él la mejor estación del año: el verano! Septiembre es sinónimo de clima fresco, lluvias, vientos fuertes y con él, llega el otoño: la estación de los colores anaranjados, las calabazas, la caída de hojas por doquier y poco a poco, los días van siendo mas cortos y las noches mas largas. Sleeping half-moon

En fin, es la ley de la naturaleza y lo mejor es estar ocupado para no pensar sólo en el clima y esos días tristes y nublados. Así que con la llegada del 9no mes del año, llega el mes más ocupado en mi agenda!!! Con eso de que Catalina entraría al kinder, me emocioné y programé cursos por aqui y por allá, de tal forma que son pocos los días que no tendré un compromiso. SurprisedEn primer lugar, estan las clases de español de niños… que al parecer finalmente arrancan en forma, y si tengo suerte tendré 3 grupos, uno de cada categoría: para niños con mama, niños de jardín (3-6) y niños de primaria (6-10). Por otro lado, sigo con mis clases privadas a adultos, que no son tan regulares pero al menos tengo 2 o 3 horas ocupadas cada semana. Wink

De novedosa, se me ocurrió ofrecer un curso de piñatas en una institución que hace cursos para familias, parejas y niños. La idea es hacer piñatas con las mamás y sus niños en dos sesiones, y pues la idea les encantó y el grupo ya se llenó, jeje! Adicionalmente, me invitaron a participar en seminarios sobre México y Latinoamerica para niños de primaria. Si tengo suerte y los grupos se llenan, les platicaré un poco de los países latinoamericanos que más conozco y hasta les enseñaré a hacer tortillas, jeje. Estos últimos cursos serían en Octubre. Smile

Por otro lado, también se me ocurrió que podría dar un cursito rápido de cocina mexicana en la VHS (escuela popular) y aceptaron mi propuesta.  Y ya que estaba por ahí, me apunté como posible docente de español y me propusieron un curso intensivo de español para viajar. Éste se llevará a cabo en dos módulos, el primero en Septiembre y el otro en Noviembre. Por ahí me dijeron que el curso ya tiene algunos interesados. ufff!

Cómo si fuera poco, tengo gimnasia los lunes, llevo a las niñas lunes y jueves a sus respectivas clases (deporte y ballet) y voy en bicicleta a dar una vuelta cuando las dejo en el kinder.
Y porqué ya estaba entrada en tantas ocupaciones, voy a participar en un pequeño “sketch” de teatro para lo cual ensayamos los miércoles por la mañana y la presentación será el 3 de Octubre. La idea es reunir grupos de diferentes edades y presentar algunas secciones de “La Odisea” (de Homero). Habrá dos grupos de niños, uno de jubilados y otro de mujeres (donde estoy yo). No es la gran cosa, pero me encanta ir a los ensayos porque hacemos ejercicios de respiración, de relajación, además de aprender cosas nuevas.

Y qué dijeron, ya es todo? Pues no! Pienso meterme a un curso de alemán que ocuparía una hora y media de mi tiempo por las mañanas de los lunes y los jueves. Esto todavía no es definitivo, pero casi casi porque me urge mejorar mi alemán para poder hacer todo este circo, maroma y teatro de actividades, jaja!

Además de todo eso, sigo con mis labores de ama de casa como lavar, planchar, limpiar, aspirar, cocinar, jardín y todo lo demás! También mis actividades de mamá, de socialitos y de esposita. Así que bueno, a ver si no me vuelvo loca con tanta actividad. Siempre he sido buena para la organización y administración de mi tiempo Clock, ya veré si supero esta etapa de exceso de actividades!

Ya les iré contando de cada uno de mis proyectos y como van las cosas… por otro lado, empieza la cuenta regresiva para irnos a Monterrey de vacaciones: 17 de Diciembre! Ya falta menos!!! Airplane

 

Cambio de rutina…

Tanto esperé a que entrara Catalina al kinder, que ahora no me la creo! Surprised Quería que entrara de dos años y medio como Victoria, pero no había lugar y esos 6 meses de espera me parecieron eternos! Finalmente ya tengo las mañanas libres y las horas Clock me rinden mucho más! Además de las 4 horas que normalmente dura, a partir de Agosto solicité una extensión de horario y cuando lo requiera pueden quedarse una hora más.

Así que desde la semana pasada, mi rutina de las mañanas es completamente diferente! Para empezar, las llevo en bicicleta… me refiero a que cada una en la suya, incluyendome Smile. De ahí me voy a hacer un poco de ejercicio, como soy principiante la semana pasada comencé con media hora. La idea es ir agregando un poco hasta completar la hora y volverlo un hábito. Gracias a Dios no necesito el ejercicio por dieta o salud, así que no hay obligación… lo haré cuando me lo permita el clima y mi horario.Wink
Al llegar a casa, desayuno y tomo un baño en calma (sin el pendiente de que las niñas o Caty sola haga diabluras). Mientras desayuno checo mis correos y organizo mi mañana. Después de bañarme, hago llamadas o realizo mis vueltas (supermercado, citas de trabajo, socialitos, etc). Y dependiendo de los pendientes voy por las niñas a las 12 o a la 1. Comemos y por la tarde sigo con mi rutina de siempre:
Lunes: Deportes, primero una hora Victoria sola, luego Catalina conmigo otra hora y a partir del próximo lunes, yo haré una hora de gimnasia mientras que las niñas juegan o me ven ahí mismo. Hot
Martes: tarde libre!
Miércoles: cursos de español, las nenas se quedan con niñera
Jueves: tarde libre, próximamente buscaré un curso de ballet para Victoria y
Viernes: cursos de español en la casa, las niñas juegan mientras trabajoPoco a poco, mi agenda se ocupa más y más… estoy feliz porque todo esta sucediendo como lo planeado. La idea era que al entrar Catalina al kinder, dedicará mas tiempo para mí y para mi trabajo, lo cual se esta cumpliendo Party. No tendré el trabajo de tiempo completo que tenía antes de ser mamá, pero buscaré proyectos pequeños que me mantengan ocupada y satisfecha. Entre esos proyectos esta mi salud, mi trabajo y mi vida social 🙂 Obviamente sin descuidar a mis princesas y a mi Rey, jeje! Confío en saber combinar todo de tal manera, que todos estemos felices, con un poquito de ahorros extras y, mas adaptados a nuestra vida en Alemania. Wink

 

Con nuevo look…

Hace unos días que me corté el pelo… ya lo traía un poco largo y sin forma, así que me lo cortaron arriba del hombro y en capas… talvez en las fotos no se me note tanto, pero yo sí que lo noto, pues ni me alcanza para hacerme un chongo o media cola. Wink

Además del corte de pelo, Tom y yo cambiamos de lentes… ya teníamos tiempo queriendolo hacer, pero por una cosa u otra no teníamos tiempo. Es increíble como pasa el tiempo sin darnos cuenta… al revisar nuestra última graduación, resulta que Tom ya tenía 5 años con los mismos lentes y yo 4 años!!! Wow!!! Surprised y yo que creía que apenas hacía dos años que me habían cambiado los vidrios, porque conservé la misma armazón… pero no! casi la edad de Victoria con la misma graduación. Smile
Lo más sorprendente es que me disminuyó mucho la graduación y con uno de mis lindos ojitos veo casi perfecto… jeje! Así que será cierto eso que dicen que con la edad mejora la vista….Nerd??? Y para aprovechar el corte de pelo, me decidí por un armazón un tanto diferente al anterior… esta vez son lentes cuadrados y de armazón gruesa, negra con blanco. Ya ustedes me dirán si me veo diferente, o si pasa desapercibido el cambio. EmbarrassedCambiando de tema, hoy dejé a Catalina en el jardín de niños para que viera qué onda… La idea original surgió porque hoy tenía un compromiso y necesitaba dejar a Catalina en algun lugar o con alguien de confianza por más de 3 horas. Al preguntar en el jardín de niños, me dijeron que no había problema en dejarla ahí toda la mañana. El compromiso se canceló, pero de todas formas fui a dejarla para ver como reaccionaba… y bueno, la verdad es que no me sorprende que estuviera como pez en el agua. Es una niña muy independiente y me dieron muy buena retroalimentación el día de hoy. Hizo hasta la manualidad de Pascua y tuvo tan buena suerte, que hoy fue el conejo (siempre van del banco que esta al lado) a entregarles un regalo y dulces a todos los niños del kinder. Jeje, así que podrán imaginarse lo feliz que está de haber ido al jardín de niños, que hasta regalo recibió. Lo malo es que seguramente mañana y los días que siguen hasta Agosto, pedirá quedarse y no será tan sencillo explicarle que tiene que esperar hasta que tenga 3 años cumplidos. Ni hablar, lo importante fue que no lloró, se integró rápidamente al grupo (que no es el mismo de Victoria) y que no tendré problemas en Agosto al dejarla solita. Open-mouthed

 

Qué semanita!

Gracias a Dios es viernes!!! Y ya terminó una semanita bastante pesada para mí!!!

Empezó el lunes con la cita en el hospital para que me hicieran la tomografía… Tom había hecho la cita y le habían dicho que el procedimiento duraba de dos a tres horas, así que tomó el día libre para cuidar a Catalina y poder recoger a Victoria en el kinder a las 12. Llegué al hospital y después de 15 minutos en la sala de espera me pasaron al cuarto donde está la computadora que hace las tomografías. La radióloga me dijo que primero me haría una y vería si era necesario tomar un líquido con contraste… cabe mencionar que ya me han hecho tomografías antes, y eran esas típicas cámaras donde te meten completamente y empiezas a oír ruidos extraños. Pero esta es mas moderna, pues es solo un aro y la camilla pasa atraves de él. Así que en dos minutos viene la radióloga y me dice, es todo! Ya puede vestirse! Y yo con cara de WHAT! Fué la tomografía más rápida que me han hecho, jeje!
Después me pasaron con una doctora que me explicó y me enseñó en la computadora que mis lindos riñones ya no estaban inflamados y que sólo había 2 o 3 piedritas chiquitas en el lado derecho. Escribió una orden para el úrologo, me dieron el CD y me fui caminando al consultorio del úrologo para que me dijera que recomendaba.
En el consultorio esperé otros 15 minutos y el urólogo me dijo que seguramente tuve una piedra en las semanas anteriores que hizo que el riñón estuviera inflamado. Pero que ahora estaban bien, me recomendó tomar mucha agua y volver en 3 meses para ver si las piedras que tengo crecen de tamaño. A las 11 ya le estaba llamando a Tom para que fuera por mí, jeje! De todas formas se quedó en casa todo el día y llevó a las niñas a su clase de deportes, mientras yo llevé el coche a su revisión técnica.
El martes me la pasé limpiando la casa y cocinando barbacoa porque el miércoles venía Juliane a visitarme y una reportera a entrevistarme con respecto a mis cursos de español para niños.
El miércoles Juliane llegó antes de las 11 y estuvimos platicando y viendo pendientes hasta que trajeron a Victoria del kinder. Juliane es una de las dueñas de Amiguitos y el objetivo de su visita era resolver mis dudas y ver cómo voy con mi etapa de planeación. Todo fue positivo, me dio un par de tips y me felicitó por mi organización, jeje! Veremos si empiezo con las clases como tengo planeado.
Por la tarde llegaron los vecinitos y sus mamás que había invitado para una hora de prueba y que la reportera tuviera idea de lo que se hace en una clase de español con niños. Duró poquito porque uno de los niños tenía que irse a otra clase, pero la reportera se quedó a hacerme preguntas y se supone que el artículo sale en una semana. Ya se los presumiré, aunque este en alemán.
El jueves fue un fotógrafo al kinder para hacer las tradicionales fotos de grupo y me anoté para que hiciera unas fotos de mis princesas por la tarde. Así que las peiné y las vestí bonito para la sesión de fotos… duró 5 minutos, y ya veremos como salen.
Hoy es viernes! Llega mi relevo por la noche y vamos a ver que hacemos el fin de semana que pinta tranquilo y sin estrés. Mucho dependerá del clima, porque ha estado horrible… llueve y llueve… y vuelve a llover! Ademas de que volvió el frío bajo cero aunque sin nieve ni hielo. Brrrr!!!
Que tengan un buen fin de semana y vuelvo el lunes con mas novedades!
A %d blogueros les gusta esto: