El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para abril 23, 2019

Cambio de ritual en Pascua

Desde que llegué a Alemania me di cuenta que la Pascua era una fiesta tan importante como la Navidad, pero no fue sino hasta que me convertí en mamá que descubrí el verdadero ritual que se repetiría cada año: decoración de casa y jardín, elaboración de manualidades y huevos pintados, consumo de toneladas de chocolates… para culminar la temporada con la búsqueda de huevos y regalitos en el jardín el Domingo de Pascua. Obviamente todo lo anterior en forma de conejos, huevos y polluelos.
Se tienen dos de semanas de vacaciones escolares y dos días festivos (Viernes Santo y Lunes de Pascua) como en Navidad. Se preparan platillos especiales, la familia se reúne y se comen diferentes pasteles y panes en forma de cordero, nido o conejo.
Y en la iglesia, evangélica o católica, la gente se reúne a diferentes actividades desde el via crucis, la noche de Pascua o fuego nuevo.
Como dice el dicho „a donde fueres, haz lo que vieres“, Victoria buscó sus primeros huevitos con 15 meses y al año siguiente, Catalina le acompañó con apenas 8 meses gateando.

Y un año después, en el 2008, empezó la tradición de buscar huevos y regalos en casa de los abuelos paternos. Cada año el mismo ritual: viajar a Magdeburg, pasar dos o tres días con mi suegra y de regreso pasar un rato a casa de mi suegro. En ambas casas, las niñas llenaban canastas con el resultado de su búsqueda: huevos decorados, chocolates y pequeños regalos de abuelos, tíos y nosotros. Era siempre muy divertido! 10 años sin excepción. En el 2013 estuve en esas fechas en México pero el ritual se llevó a cabo sin mí.


Lo que siempre eché de menos fue el elemento religioso, ya que mi marido y su familia no son practicantes. De tal forma que la fiesta de Pascua era simplemente una reunión familiar con comida y regalos sin visita a la iglesia, justo como la Navidad.
Pero este año hemos celebrado la Pascua en casa, sin abuelos pero con mucha participación en las ceremonias y actividades de nuestra parroquia:
Viernes Santo. Con el Vía Crucis organizado por los scouts a través de la ciudad.

IMG_7611
Sábado de gloria. Con la misa especial a las 10 de la noche y donde previamente los scouts encendieron el Fuego Nuevo con el cual se prendieron las velas de Pascua.

IMG_7625
Lunes de pascua. Misa de Pascua y búsqueda de huevos en el patio de la iglesia.

IMG_7647

El domingo al poner la mesa en la terraza no pude evitar esconder al menos los 4 huevos decorados que íbamos a desayunar y un par de chocolates para que las niñas (jovencitas) los buscaran en el jardín. Esta vez no llenaron canastas ni recibieron tantos dulces, pero eso de buscar y comer huevos es parte de la Pascua en Alemania, aún y cuando las niñas ya no son tan niñas.

Adicionalmente el domingo por la tarde asistimos a una fogata que organizan unos vecinos cada año y con un clima casi veraniego, comimos salchichas, nos calentamos al fuego cuando se metió el sol y pasamos una velada muuuuy agradable.

IMG_7644

No tengo idea dónde celebraremos la Pascua el próximo año, pero definitivamente la parte religiosa será incluída a partir de ahora. Tendremos que buscar la forma de combinarlo todo para no me falte ese elemento escencial que le da el verdadero significado a la celebración: la resurrección de Jesús. Igualmente desde el año pasado el asistir a la iglesia en Navidad es parte del ritual. Nunca serán esas ceremonias coloridas, con música guapachosa ni tanta efusividad como en México, pero la alegría se siente y vive aún con el órgano y discreción alemana.

Les deseo unas Felices Pascuas y ojalá puedan compartirme cómo celebran estas fiestas en casa 🙂

 

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: