El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para diciembre, 2018

Navidad sin “gadgets”

Hace unas semanas recibí este vídeo por Whatsapp:

Triste, no? Qué la tecnología esté tomando un lugar tan importante en nuestras vidas de tal forma que nos estamos desconectando de nuestros seres queridos?! A mí me impactó bastante y después de consultarlo con mi marido, tomamos una decisión: esta Navidad no habrá teléfonos móviles, ni tabletas, ni nada parecido no sólo en la mesa de navidad, sino en todos los días que estaremos visitando a los abuelos paternos.

Sí! A nuestras hijas casi se les salen los ojos cuando les comunicamos nuestra gran idea! “Y qué vamos a hacer las 3 horas de camino a casa de los abuelos? Y cómo vamos a desear feliz navidad a nuestras amigas? Y el estatus de Whatsapp sin actualizar 4 días???”

Pues sí! Sólo llevaremos el teléfono de mi marido para dos cosas: una, por si tenemos un accidente que Dios no lo quiera en la carretera o algún contratiempo, y para llamar por “skype” a los abuelos maternos en México el 25 de diciembre. Tanto mis hijas como yo dejaremos nuestros teléfonos en casa y veremos si sobrevivimos.

Arriesgado? Tal vez! Pero quiero que mis hijas aprendan a disfrutar de una fiesta familiar tan importante como la navidad como lo hacía yo de pequeña. Y no revisando el teléfono cada 5 minutos, chateando, viendo vídeos y jugando mientras que los demás están sentados en la mesa charlando y riendo. Confío en que con nuestro ejemplo, también mi cuñada y mis suegros no saquen sus teléfonos a la hora de cenar 🙂

Estricta? Sí! Pero son sólo 4 días que dedicaremos 100% a la familia, al verdadero sentido de la Navidad y a disfrutar los pequeños detalles sin necesidad de compartirlos con la red.

Después de pasar la Navidad con los abuelos paternos, iremos a Postdam a una exposición de Harry Potter y antes de regresar a casa pasaremos a comer a la casa de los otros abuelos paternos. Así que convivencia total del 24 al 27 de diciembre.

Ya les contaré como nos fue “desconectados” del mundo virtual y “conectados” con el mundo real.

FELIZ NAVIDAD!!!

P.D. Y sí, si tomaremos fotos pero con la cámara de nuestra hija menor que recibió este año de cumpleaños. Eso no puede faltar! 🙂

Anuncios

Beca Erasmus+ en Palermo, Italia

A principios de año, la directora de la escuela VHS donde doy clases de español me comentó que había la posibilidad de otorgarme una beca junto con otras dos colegas para hacer un curso de lo que yo quisiera, obviamente relacionado con mi trabajo de docente, en Europa.

En más de una ocasión había escuchado del programa Erasmus, que otorga becas a estudiantes para estudiar en el extranjero, pero nunca había oído sobre becas para maestros.

Sin pensarlo dos veces, acepté la beca y me dediqué a buscar un curso que me sirviera en mi labor de docente de español o tecnología. Y encontré uno adecuado llamado “ICT for Educators” en Palermo durante la primera semana de diciembre.

No puedo negar que si hay muchos formularios que llenar, comunicación entre la escuela donde trabajo, la asociación estatal de escuelas (VHS Verband Niedersachsen) y la institución que ofrece el curso, pero nada imposible de hacer.

La beca consiste en cubrir los gastos del curso, hospedaje, transporte y comida en los días que dure el curso y se deposita el 75% a la cuenta del participante antes de que comience la formación. El resto se paga cuando se envía otra serie de documentos con el certificado otorgado al final del curso.

Y se llegó el día! Viajé a Palermo, la capital de Sicilia el 2 de diciembre para participar en el curso antes mencionado del 3 al 7 de diciembre. La formación se llevó a cabo durante las mañanas y por la tarde teníamos libre para conocer la ciudad y sus alrededores.

Conociendo el amor que le tengo a la Bella Italia, reservé mi vuelo de regreso hasta el domingo 9 para tener el sábado libre y conocer más de la isla siciliana. Fue una excelente idea porque ese día viajé con dos compañeras polacas a Cefalú, un lugar de ensueño!

Desgraciadamente el curso no cumplió mis expectativas, ya que el instructor cambió el programa original y no ofreció ni la tercera parte de lo que esperaba aprender. Ya escribí los reportes necesarios y no recomiendo a la escuela ShipCon de ninguna manera. Mi premio de consolación fue la ubicación del curso y que pude conocer y disfrutar un lugar muy interesante y hermoso.

Aquí les dejo unas fotos de Palermo:

otras de la playa Mondello:

y del pueblo medieval Erice:

y por último algunas fotos de la gran gastronomía de la isla:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así que no me puedo quejar… conocí a 20 personas en el área de educación de 6 o 7 países de Europa, aprendí un poco de la cultura siciliana, visité iglesias, museos y playas de la región y me desconecté una semana de mi vida en Alemania. Estoy segura que en el próximo curso no tendré tan mala suerte y aprenderé muuucho!

 

Nuevos calendarios de adviento

Diciembre llegó más rápido de lo esperado, pero eso no significó que los calendarios de adviento no estuvieran puntuales el 1 de diciembre para ser estrenados. Este año nuestras hijas no quisieron un calendario hecho por su hermana, sino uno que tuviera artículos de higiene y cosméticos. Claro, ya no son niñas sino adolescentes!

IMG_6228

Pero eso no evitó que mamá cuervo les hiciera un nuevo calendario con cajoncitos para pequeñas golosinas. Hace unas semanas vi una película en Netflix llamada Calendario de Adviento que me inspiró a comprar unas casitas con 24 cajoncitos que yo podía decorar a mi gusto. Manos a la obra y después de un par de horas de pintar, pegar piedritas, escribir números y colocar dulces quedaron listísimos para el 1 de diciembre!

Los cajoncitos son muy pequeños y no pude colocar dentro todas las piezas de los nacimientos que hicieron hace dos años pero al menos un par de días encontrarán al borreguito o la estrella, y el día 24 podrán colocar el niño Jesús que está escondido en el último cajón.

Por otro lado, este año le hice un calendario sencillo a mi marido con algunos chocolates y vales “románticos” que colgamos en la ventana de nuestra sala-comedor. Y yo? Pues como ya es tradición, tendré mis dos calendarios hechos por amigas: uno mexicano y otro alemán!

Así que no hay mejor manera de prepararse para la Navidad, que abriendo puertitas, bolsitas o cajones durante los primeros 24 días de diciembre! Qué vivan el Adviento y sus calendarios!

IMG_6541

Y aprovecho para desearles un feliz tiempo de adviento, una Navidad maravillosa y un fin de año lleno de bonitos momentos que nos hagan recordar lo positivo y porqué no, lo no tan positivo de este 2018 que se acaba en un abrir y cerrar de ojos! A disfrutar sus últimos días!

 

A %d blogueros les gusta esto: