El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Vacuna contra el VPH

Desde que nació Victoria, nuestra primogénita, la vacuné contra todo lo que el pediatra indicaba. En ningún momento dudé en aplicar las vacunas contra el sarampión, el tétanos y otras tantas enfermedades que ni siquiera conozco. Junto con un librito que se le da a cada recién nacido para las revisiones obligatorias durante los primeros 5 años de vida, recibí el “Impfpass” que es un “Pasaporte de vacunas” o el equivalente a la cartilla de vacunación en México. Ahí se anota la vacuna y fecha de aplicación, y también la próxima fecha para no olvidar cuando toca la siguiente.

 

Tanto Victoria como Catalina nunca sufrieron con las inyecciones, incluso rara vez lloraron. Jamás les dio fiebre o presentaron efectos secundarios, y gracias a Dios las vacunas han funcionado porque no se han enfermado de nada. Desconozco las vacunas que se aplican en México y confieso que nunca leí mucho al respecto porque confío plenamente en el sistema de vacunación de este país, y solo seguí las recomendaciones del pediatra para aplicar las que correspondían a la edad de las niñas. Considero importante proteger no sólo a mis hijas sino también a todos los que conviven con ellas, así que al vacunarlas, evito el contagio de ciertas enfermedades a los demás. Tal vez mi postura sea ingenua y simple, pero repito, nunca le dí mas importancia de la que tiene y así como yo fui vacunada, seguí la costumbre al vacunar a mis hijas.

Ahora bien… los años han pasado y me he topado con una decisión que mi madre no tuvo cuando yo llegué a la adolescencia. Me refiero a la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) y de la cual se lee mucho en todos los medios, foros y redes sociales.

Esta vez si me informé un poco más aunque no demasiado. Tanto la pediatra que trata a mis hijas como mi ginecóloga tienen folletos informativos en sus consultorios y después de leerlos decidí vacunar a Victoria. La recomendación es a partir de los 9 años, pero nuestro pediatra la aplica a partir de los 11. Cuando llamé para hacer la cita hace dos años, me informaron que estaba por salir una nueva versión y que era mejor esperar hasta los 13 años.

IMG_3537

Cuando le pregunté a la ginécologa me contestó que no dudara en aplicarla, y que entre más joven es mejor. Algunas personas pensarán que es obvio que los doctores la recomienden porque son parte de la industria farmacéutica y es su obligación recomendarla. Quizá sea así, pero sus argumentos y lo que leí me convencieron fácilmente y Victoria recibió la primera dosis el mes pasado. Gardasil-9R es una vacuna contra los tipos 6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58 del VPH (virus del papiloma humano) y fue aprobada por la FDA estadounidense en diciembre de 2014, y por la EMA europea en julio de 2015.

IMG_2740

Además del piquete, Victoria no tuvo ninguna molestia y en 6 meses le aplicarán la segunda dosis. El seguro social paga ambas dosis siempre y cuando la paciente sea menor de 18 años.

A continuación cito algunos datos interesantes respecto al virus y su vacuna:

  • el cáncer cervical es la segunda causa de muerte en mujeres entre 15 y 44 años de edad en Europa
  • el cáncer cervical no es hereditario sino causado por el virus del papiloma humano que se contagia por transmisión sexual
  • el 70% de las mujeres y hombres están en contacto con este virus a lo largo de su vida, pero el 90% de las personas infectadas no enferman de cáncer
  • entre el 60 y 70% de casos de cáncer cervical son causados por los virus VPH tipo 16 y 18
  • en Alemania cada año enferman aprox. 4,600 mujeres de cáncer cervical y mueren 1,600
  • se recomienda vacunar a las mujeres antes de su primer contacto sexual, y aún vacunadas se recomienda seguir con el control del Papanicolau y el uso de condón
  • la vacuna puede ser aplicada por pediatras, ginecólogos y médicos generales

Mi propósito no es convencer a nadie, ya que creo que es una decisión muy personal así como la de dar pecho, usar pañales de tela o enviar a los niños al jardín de niños. Como padres nos toca tomar las decisiones que creemos son las mejores para nuestros hijos. Y en mi caso creo que la vacuna contra el VPH protege a mis hijas e incluso Victoria después de leer todos los folletos estuvo de acuerdo. Ya tiene 13 años y entiende más que una niña de 9 años. El próximo año le toca a la hermana menor y seguramente no dudará en hacerlo.

Y así seguimos en este camino de ser padres, aprendiendo, decidiendo y buscando lo mejor para nuestros hijos. Dios quiera que estemos haciendo lo correcto y nuestras hijas sigan tan sanas como hasta ahora.

 

P.D. Ah, y los efectos secundarios? En este tema escuché a mi ginecóloga que simplemente me respondió: “No hay punto de comparación entre los efectos secundarios y el cáncer”. Y por otro lado seguí el consejo de mi ginecólogo anterior cuando me embaracé de Victoria: “No lea demasiado.” 🙂

 

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: