El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

11 y 44

Nuestra hija menor nació pocos días después de que cumpliera 33 años, así que por ser múltiplo del 11, este año que cumple 11, yo cumplo 44. Este fenómeno se repetirá cada 11 años y aunque no soy fan de la numerología, esta casualidad me ha llamado la atención y creo que hay algo bueno o positivo en ella 🙂

De acuerdo al internet, el 11 y el 44 son llamados “números maestros” y según parece tienen un poder energético. Espero este año sea para ambas un año especial, lleno de salud, cosas buenas y sorpresas positivas 🙂

Las que son mamás, sabrán que con cada uno de nuestros hijos tenemos un vínculo especial y diferente. Con la mayor comparto sus virtudes de organización y responsabilidad, y me recuerda a mi niñez porque así como ella, también era seria y un poco tímida. Por el contrario, con la menor me identifico con su temperamento latino, su facilidad de hacer amigas y su competitividad. Son tan diferentes que a veces me cuesta trabajo creer que sean hermanas 🙂

Mi niña pequeña va que corre a la adolescencia, y en un abrir y cerrar de ojos se ha convertido en una chica abierta, valiente y autosuficiente. Siempre ha sido coqueta y sus ojos hablan por ella, pero ahora es consciente de ello y disfruta que la gente la vea y le diga que tiene ojos expresivos. A sus 11 años todavía no presenta signos de la pubertad, y creo que como yo, tendrá una pubertad “tardía”, lo cual tiene ventajas y desventajas… pero para mí en lo particular significa que todavía tengo un poco de tiempo para disfrutar su “niñez”, aunque ella insista en ser casi adolescente.

De un tiempo para acá ha desarrollado una pasión por los “unicornios” y su fiesta de cumpleaños tendrá a ese ser de fantasía como tema. Otra cosa que tenemos en común! Siempre me han gustado los unicornios y los arco iris, y aún sin decírselo, ella dibuja y elige todo lo que tenga esos elementos, sea una camiseta, una taza o un calendario.

A mis 44 ya no creo en unicornios pero sigo siendo fan de los arco iris y todo lo que esté lleno de colores. Para este año no tengo grandes planes o cambios, y espero ante todo que esté lleno de salud, ya que después del último susto no tengo nada de ganas de visitar nuevamente un hospital.

Brindo por un año lleno de bendiciones, energía positiva y aventuras emocionantes para mi Catalina y para mí. Que los números maestros nos traigan buena suerte, salud y mucho amor!!!

 

 

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: