El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para mayo, 2017

Semana de terror

A veces pienso que tengo algo de Gatúbela por aquello de las siete vidas de un gato. Ya van dos veces, o tres si contamos la cesárea de emergencia que me hicieron cuando nació nuestra primera hija que me llevo un susto y la vida me regala una nueva oportunidad.

Siempre había gozado de una presión arterial normal pero considerando que ambos padres y uno de mis hermanos sufren de presión alta desde jóvenes no había duda de que tarde o temprano llegaría mi turno. Y eso sucedió la segunda semana de mayo de este año cuando un lunes por la mañana amanecí sintiéndome muy rara.

Día uno. Lunes 8 de mayo. Como no me sentía lo suficientemente bien para irme al trabajo decidí visitar a mi doctor general para checar mi presión. La traía en 180/110 y me colocaron un spray debajo de la lengua para bajarla un poco, lo que sucedió unos minutos después. También me hicieron un electrocardiograma y mi corazón salió un poco acelerado pero no había indicios de infarto ni nada grave. Luego de hablar con el médico y asegurarse de que estaba bien decidí irme a la escuela a dar mis clases de español. Como tenía una cita programada para el jueves me pidieron que fuera todos los días a revisarme la presión al consultorio.

Día dos. Martes 9 de mayo. Fui a revisarme la presión al consultorio y la traía en 140/95. Cabe mencionar que además de sentirme un poco rara desde el lunes sentía la lengua, el brazo y la pierna derecha adormecidas para lo cual el doctor no tenía explicación alguna. Esa mañana cancelé mi clase de español en la universidad porque no me sentía apta para darla. Como presentí que tendría que medirme la presión arterial frecuentemente pedí un aparato por Internet.

Día tres. Miércoles 10 de mayo. La presión la traía en 180/105  y en esta ocasión decidí IMG_6594pedir hablar con el médico, el cual finalmente me recetó un medicamento para controlarla (2,5 mg Ramipril). El aparato llegó por la tarde a casa. Por la noche dí mi clase de español como cada miércoles sin problemas.

Día cuatro. Jueves 11 de mayo. Como tenía la cita programada para la tarde decidí esperar hasta entonces y fui al médico a mi cita de control de resultados sanguíneos a pesar de que toda la mañana me había sentido muy mal. A mediodía decidí cancelar mi clase del jueves por la noche y la del viernes por la mañana ya que no me sentía en condiciones para trabajar y quería dar un poco de tiempo a que mi cuerpo asimilara el nuevo medicamento. La presión la traía un poco alta, no tengo el dato exacto pero el doctor consideró que el medicamento tardaría algunos días en controlarme la presión arterial. De los resultados de sangre me recetaron vitamina D ya que traigo un nivel muy bajo de esta vitamina por falta de sol en este país.

En la madrugada del viernes (2:00 am) me sentí tan mal que le pedí a mi marido que me llevara a urgencias ya que mi presión arterial estaba en 165/100 y mi hermano que es médico, desde México me dijo que no era normal traer la presión tan alta. En urgencias después de esperar 20 minutos ya que la persona encargada de diagnosticar a primera vista consideraba que mi presión no era tan alta, cuando entré al médico mi presión ya estaba en 210/120. Inmediatamente me colocaron otra vez un spray debajo de la lengua, me hicieron un cardiograma, me sacaron sangre y llamaron a un neurólogo ya que el adormecimiento de extremidades y lengua no le parecieron normales a la doctora que me revisaba.

Después de que la neuróloga hiciera algunas revisiones generales y preguntas dijo que me tenía que quedar en el hospital (estación de neurología) para hacer estudios y revisar mi presión arterial detalladamente. Mi marido me dejó en mi habitación y partió a casa a eso de las 5:00 de la mañana para volver un par de horas después con una maleta con lo básico indispensable y dejarme solita ya que tenía que irse al trabajo. Las niñas se quedaron con amiguitas después de la escuela.

Día cinco. Viernes 12 de mayo. A media mañana el doctor jefe de la estación me revisó y confirmó lo que la neuróloga unas horas antes había indicado: una tomografía, un estudio de 24 horas de mi presión arterial, y una punción lumbar para revisar el líquido cefaloraquideo.  Como en todos los hospitales alemanes hay que aprender a esperar y ese día durante la tarde sólo me realizaron la punción lumbar y me colocaron un aparatito para medir la presión arterial cada 20 minutos. La tomografía (MRT) tendría que esperar para el lunes ya que sábados y domingos no hacen tomografías y hay muy poco personal en el hospital.

Día seis. Sábado 13 de mayo. Thomas tenía un proyecto importante así que tendría que trabajar y las niñas se quedaron en casa de mi cuñada en Bremen mientras que mi marido estaba en su trabajo cerca de ahí. En el hospital no pasó mayor cosa… sólo a media mañana me retiraron el aparatito de la presión y como la presión seguía alta me duplicaron la dosis del medicamento (5 mg). Recibí visitas de amigas y por la noche Thomas vino con las niñas a visitarme de sorpresa.

IMG_6603

Día siete. Domingo 14 de mayo. Vaya forma de celebrar el día de las madres en un hospital: Thomas trabajando y las niñas con amiguitas mientras que yo seguía aburrida en el hospital. Gracias a Dios me visitaron algunas amigas que hicieron el día más llevadero. Por la noche me visitó Thomas con una de las niñas. Esta noche dormí muy mal ya que no pudieron darme los tranquilizantes que me habían dado las dos noches anteriores porque al día siguiente me esperaba la tomografía. Cabe mencionar que durante todos estos días la sensación rara en extremidades y lengua continuaba.

Día ocho. Lunes 15 de mayo. A primera hora me hicieron la tomografía prometida y poco después un EEG que es un estudio para revisar los nervios, en mi caso revisaron los de las piernas. Por la tarde el neurólogo me dijo que a primera vista todos los estudios estaban en orden y que me podían dar de alta. A las 6:00 de la tarde Thomas me recogió y finalmente regresé a casa después de una semana de terror.

Diagnóstico: sufro de presión alta por si tenían dudas y al salir del hospital me indicaron otra pastilla más, así que actualmente tomo el triple (7,5 mg) de lo que mi doctor general había recetado al principio. En dos semanas y media tengo que volver al hospital para conocer los resultados de todos los exámenes que me hicieron en estos días. Mi doctor general hará el seguimiento de mi presión arterial. Podría ser que la presión alta haya surgido por mi apnea de sueño y que los problemas en mis extremidades sean a causa de la presión alta. Una vez controlada la presión suponen que el problema nervioso desaparecerá. Ya veremos!

Negligencia médica? Es evidente, pero como siempre y como con todas mis experiencias en los hospitales alemanes ya no me queda más que darle gracias a Dios y a sus ángeles custodios que me han salvado una vez más de estos médicos que parecen no tener idea de cómo tratar a sus pacientes.

Un susto más a mi baúl de los recuerdos y una experiencia más que confirma lo que ya había escrito antes cuando me retiraron la matriz: que es de muy mala suerte enfermarse en viernes o en fin de semana. No se porque esta vez dejé pasar varios días y espero para la próxima irme al hospital en cuanto aparezcan los primeros síntomas y no confiar en el médico general que por lo visto no tenía idea de lo grave de mi situación.

No me gusta criticar el sistema médico alemán, porque aún siendo público es bueno, aunque no se compara con el servicio médico privado de México al que estaba acostumbrada. Después de tantos años he aprendido a defenderme un poco más, a exigir un mejor servicio y a poner a todos los santos de cabeza para que los médicos hagan su trabajo bien. De 5 veces que he estado en el hospital más 1 estancia de mi marido, tenemos 4 experiencias negativas y 2 positivas. Dios quiera las próximas sean SOLO positivas porque ya se me están acabando las 7 vidas de Gatúbela.

Ahora a esperar que mi cuerpo asimile el medicamento y mi presión arterial se controle. Los mantengo informados de las novedades en cuanto las tenga. Y a cuidarse!!!

Bodas de cristal

Hace 15 años nos dimos el “si” mi marido y yo después de 20 meses de conocernos, pero solo 40 días de habernos visto en ese tiempo. Riesgoso? Si! Nos jugamos todo y ganamos! Habíamos convivido muy poco y no nos conocíamos bien, había estado solo una semana en Alemania antes de casarme y todo el mundo sabe que las vacaciones son muy distintas a “vivir” en un lugar que no se conoce.

Quien arriesgaba más? Comúnmente oigo comentarios que el que deja su país arriesga más, tal vez… además de dejar mi país con mi familia y amigos, costumbres e idioma, clima y comida, dejé mi trabajo y vendí mi coche. Por su lado Thomas dejó su soltería para vivir con una mujer a quien tenía que acompañar hasta al ginecólogo. Tom vivía solo desde los 18 y también arriesgaba mucho al casarse con alguien con quien no había vivido antes, como se acostumbra en Alemania. Así que siempre insisto que es difícil saber quien arriesga mas en un matrimonio bicultural y lo mas importante es concentrarse en lo que ambos tienen que hacer para ganar!

En 15 años hemos construido un hogar y formado una familia de 4 miembros. Nuestro amor ha crecido y nuestra relación se ha fortalecido con el paso de los años. Como en todo matrimonio ha habido altas y bajas, pero definitivamente el balance es positivo!

De regalo de bodas me di a la tarea de hacer un álbum de fotos sobre nuestros 15 años de casados y tuve que buscar en las fotos impresas porque en aquel tiempo no teníamos cámara digital y tuve que escanear fotos de nuestro noviazgo, nuestra boda y luna de miel, así como de nuestros primeros 4 años de casados. La cantidad de fotos por año ha ido aumentando exponencialmente y aunque ya no tomo fotos de cada gracia o travesura de nuestras hijas como hace algunos años, de todas formas en cada viaje de vacaciones se toman mas de 500 fotos!

IMG_0039_2

Fue un proyecto largo pero muy interesante… por ejemplo me di cuenta que en los primeros años de vida de nuestras hijas me concentré tanto en las fotos de las niñas que prácticamente no hay fotos de Tom y yo solos, y unos años después las niñas empezaron a tomarnos fotos pero siempre sale la hermana con nosotros. El álbum que hice fue un regalo sorpresa para mi marido y mi idea era concentrarme sólo en fotos y momentos de nosotros dos, pero en algunos años fue casi imposible encontrar fotos sin las niñas, abuelos o amigos.

Fue divertido volver a recordar tantos momentos especiales que han quedado grabados en fotografías o vídeos y nuevamente me sorprendí de lo rápido que han pasado estos 15 años. Veo las fotos y parece que fue ayer cuando estaba embarazada, o cuando hicimos nuestro primer crucero juntos o cuando las niñas entraron al jardín de niños. En un abrir y cerrar de ojos, esas dos bebitas son casi señoritas y a la par, Tom y yo hemos madurado en este proceso de padres pero también de matrimonio.

No hubo año en el que no encontrara fotos de nuestras escapadas solos, ya fuera un fin de semana largo en alguna ciudad como Dresden, Venecia o Berlín o una semana de crucero por el Caribe cuando cumplimos 5 años de casados. Desde que las niñas eran bebés, siempre encontramos la forma de dejarlas con los abuelos paternos o maternos para tomar un respiro y revivir la luna de miel, y ahora con los campamentos de los scouts, es todavía más fácil encontrar tiempo para nosotros solos. Durante muchos años no salimos ni al cine porque no había con quien dejarlas, pero ahora ya se quedan solas y nos escapamos mínimo una vez por quincena a cenar, bailar o al cine.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El álbum fotográfico con sus casi 200 fotos en 42 páginas resume 17 años… desde que nos conocimos el 30 de septiembre del 2000 hasta el día de hoy. Cada año resumido en dos páginas, incluyendo un apartado especial para la boda y otro para la luna de miel. A la mitad incluí el texto que les comparto a continuación y que les dará una idea mas clara de lo que significa para mí completar las bodas de cristal:

Which language should I use to write these lines? English, español, oder Deutsch?

Du bist in Deutschland geboren und mit Deutsch aufgewachsen, mientras que yo nací en México y crecí con el español. 

When we met in september 2000 we could communicate with each other only in english. After the wedding, ich musste Deutsch lernen but i found a job in english and i never learned Deutsch in der Schule.

Después nacieron las niñas con las que yo hablo español, während du Deutsch mit den beide sprichst.

Our life goes on between different languages, different cultures and different traditions.

We met in the “Bar-celona”, a bar in Monterrey which name was a sign of our future full of trips around the world.

Nuestro destino principal ha sido México, but we have been also in USA and the Caribbean in America. In Europa, haben wir von Spanien bis Prag und von Denmark bis Italien gereist. And I am sure we will travel to Asia or Africa some day. You never know!

In 15 years we have created a beautiful family, we have had great moments and difficult times, we keep growing as individuals and as a bicultural couple, which is not easy but very interesting!

Pido a Dios para que nos conceda muchos años más de felicidad llenos de salud, armonía, amor, aventuras y bellos momentos!

Unsere Ehe ist nach 15 Jahren wie der Kristall, stark aber empfindlich. Deshalb müssen wir weiter mit Liebe, Geduld, Toleranz und Verständnis auf diesem gemeinsamen Weg laufen.

Al final dejé espacio para una foto bonita de nuestro crucero de aniversario en Octubre 🙂 Esta vez no viajaremos solos, pero estoy segura que como todos nuestros viajes con o sin las niñas, será un viaje único y maravilloso! Dios nos conceda muchos años más de viajes, sorpresas y bendiciones!

IMG_0041_2

Aprender a soltar

Hay que soltar, aprender a soltar… ese es mi mantra de los últimos meses. Con dos hijas pre- adolescentes (10 y 12) tengo que aprender a dejarlas crecer, ser independientes y madurar. Se dice fácil, pero no lo es.

El año pasado nuestra hija mayor fue por primera vez “de shopping” con su mejor amiga al centro de nuestra ciudad. También fue con sus compañeros de clase a la feria del pueblo donde hay puestos de comida y juegos mecánicos. Ambas experiencias fueron positivas y ahora la pequeña espera cumplir 11 años para poder ir sola de compras con sus amigas.

Poco a poco… hay que soltar! Desde que entraron a primaria las dejé ir solas a la escuela caminando como todos los niños del barrio, y al entrar a la secundaria se fueron desde el primer día en autobús. Raras veces las recojo en coche y ya saben que no soy taxi para que me insistan en hacerlo cuando salen temprano o está diluviando. Hay que soltar…

En las vacaciones de Pascua querían visitar a la hija de una amiga mía que vive en el norte de Alemania y por cuestiones prácticas, lo mejor era que viajaran en tren. Así que por primera vez viajaron solas de Hamburgo a Flensburg! No tuvieron que cambiar de trenes y el trayecto duró poco mas de dos horas. Sí, muy corto… pero para una mamá mexicana parecía una eternidad. La mayor estaba un poco más nerviosa, pero el mero día asumió su rol de hermana mayor y estaba bastante tranquila. Con dos maletas pequeñas y sus mascotas (ratones) en una caja de transporte, viajaron felices y sin contratiempos.

Hay que soltar! Hace unos días, las niñas (sí, pre- adolescentes) se quedaron solas en casa todo el día y les dejé unas pizzas congeladas que tenían que calentar en el horno. No es la primera vez que se quedan solas, pero normalmente es por la tarde o noche y sobreviven con pan tostado o alimentos fríos. Esta vez decidí soltar mi miedo y permitirles usar el horno eléctrico. Los riesgos son menores que con un horno de gas, y ellas se sintieron “grandes” calentando sus pizzas solitas.

No es fácil soltar siendo mexicana en Alemania… no soy de esas mamás que dejan a sus hijos hacer todo lo que quieren solo porque sus amigos lo hacen, pero tampoco quiero ser mamá de las únicas niñas que no tienen whatsapp, que no pueden quedarse a dormir con amiguitas o que no salen solas ni a la esquina. Lo difícil es encontrar el punto medio, como dice el refrán “ni muy muy, ni tan tan”. Ni muy mamá mexicana, ni tan alemana 🙂

Así que sigo practicando el “soltar” con cuidado, despacito y consciente de que es un proceso que tengo que vivir como mamá migrante que vive entre dos culturas muy distintas. Veo, observo y analizo qué es lo mejor para mis hijas y voy soltando…

Espero hayan pasado un feliz día de las madres, el 10 de mayo en México y ayer domingo en Alemania. Como siempre, yo celebré doble! Porqué eso de ser mamá migrante también tiene sus ventajas 🙂

Aprendiendo con Babbel

Ya lo decía alguien por ahí: La vida es muy corta para aprender alemán! Incluso Mark Twain dijo que una persona puede aprender inglés en 30 horas, francés en 30 días y alemán en 30 años. Yo ya llevo la mitad!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De haber sabido lo que me tardaría en aprender el idioma alemán y que nunca llegaría a gustarme, tal vez no me hubiera casado o al menos no me hubiera venido a vivir aquí! (*es broma*) Pero qué difícil es este idioma… tal vez mi mayor error no fue aprenderlo bien desde el principio y ahora es más difícil corregir mis errores y vicios.

Como saben, el 2015 lo dediqué a estudiar un curso de B2 y saqué buena nota en el examen el año pasado. Lo cual no quiere decir que domine el idioma o que me sienta segura al escribirlo. Este año quería seguir estudiando (nivel C1) pero no hay cursos de ese nivel en la ciudad donde vivo, así que decidí probar la famosa APP llamada Babbel.

Uno de mis alumnos universitarios de español me sorprendió en su examen final (oral) con una pronunciación casi perfecta y mucha soltura, así que al final me confesó que eso se lo debía a Babbel. Mmmm, no me quise quedar con la duda y decidí probarlo por mí misma, obviamente no para aprender español sino alemán!

Babbel es una aplicación “E-learning” para aprender hasta 14 idiomas diferentes. Es de origen alemán y tiene poco menos de 10 años en el mercado, no es gratuita pero considero que es barata para lo que se puede aprender. El método de pago es por periodos de tiempo, sea 1 mes, trimestre, semestre o un año, bajando el costo promedio por mes si se compra por un periodo mas largo. En promedio cuesta 5€ por mes.

Para conocer el sistema, decidí empezar desde 0 y así practicar lo básico. Cada usuario puede decidir cuánto tiempo invertir por día en la aplicación, y el avance se graba de tal forma que puedes variar entre la laptop, el teléfono móvil o la Tablet. El sistema está dividido en los siguientes módulos :  (independientemente del idioma elegido)

  •  cursos para principiantes
  •  cursos intermedios
  •  gramática
  •  en el trabajo
  •  comprensión y expresión oral
  •  comprensión y expresión escrita
  •  gente y cultura
  •  cursos especiales
  •  palabras y frases

En cada módulo hay entre 4 a 6 submódulos, que cuentan a su vez con 15-20 lecciones, y cada lección tiene entre 8 a 12 ejercicios ya sea de escritura, repetición oral (si se tiene micrófono) o comprensión auditiva. Para que se den una idea, en un mes he completado apenas el modulo de principiantes y parte de los cursos intermedios, invirtiendo de 4 a 5 horas semanales. Si tuviera más tiempo libre, me encantaría avanzar más rápido 😉

Estoy encantada con la aplicación porque por primera vez aprendo alemán desde la perspectiva del español, situación que ha facilitado la comprensión de muchas cuestiones de gramática, pronunciación y entonación. Toda la vida había estudiado alemán en libros que no tienen traducción ni explicación en español y los profesores no podían explicarme en mi idioma porque tienen alumnos de 20 nacionalidades diferentes. Curioso? Sí! Yo misma me asusté al descubrir que hay dos tipos de ‘s‘ en alemán y yo todo lo pronunciaba como ‘s’ fuerte sin diferenciar la “s” sonora.

Increíble que después de 15 años descubra errores y problemas que ni siquiera sabía que existían. Mi marido me dice que se acostumbro a ellos y ya no me corregía para no deprimirme.  Y ahora me cuesta el doble de trabajo corregirlos, pero no pierdo la esperanza… Babbel me está ayudando bastante!

Otra de las partes interesantes de esta aplicación es el sistema de repaso, donde se lleva un inventario del vocabulario (palabras o frases) aprendido y te motiva a repasarlo hasta 6 veces, marcando cuantas veces has practicado cada palabra. Se puede repasar con tarjetas, escribiendo o hablando.

Como si fuera poco, el sistema hace mucho hincapié en la parte cultural y explica tradiciones, platillos típicos, modismos y dialectos al mismo tiempo que se aprende el idioma. Los ejercicios y diálogos están basados en situaciones reales y prácticas de la vida diaria en Alemania, que para mí ya son conocidos por tener tanto tiempo aquí, pero para alguien recién llegado o que no viva acá serían de gran utilidad.

Creo que no hay sistema perfecto, y como en todo, esta aplicación tiene áreas de oportunidad, pero definitivamente es hasta ahora la mejor herramienta que conozco para aprender en línea y de forma individual.

Todavía me faltan muchos módulos en alemán y quería aprender un poco de italiano para nuestro próximo viaje a Roma en octubre, pero veremos si me alcanza el tiempo ya que parece poco pero son cientos de ejercicios que requieren más tiempo del que uno imagina.

Así que si quieren aprender alemán o mejorar lo que ya saben, no duden en probar esta aplicación. Si mal no recuerdo hay posibilidad de probar una semana gratis, así pueden ver si es un sistema apropiado para ustedes. Para mí, sí que lo es!

Las aplicaciones en el teléfono celular o tableta se encuentran bajo el nombre de Babbel y en internet la página es http://www.babbel.com

Suerte!

Una invitada de honor

Mes de Mayo…. mes de María

Como migrante soy miembro de varios grupos o foros en Facebook. En uno de ellos llamado “Mexicanas en el extranjero “ y que cuenta con mas de 1000 integrantes, soy miembro desde hace 6 o 7 años. No participo mucho porque es imposible leer o seguir los posts de tantas personas y tantos temas a la vez, pero de vez en cuando reviso las novedades y doy un like o escribo un comentario.

Hace poco mas de 4 años, una de las chicas integrantes tuvo la gran idea de crear una dinámica de grupo en la que una imagen de la virgen de Guadalupe visitara por 9 días a las mexicanas que se apuntaran en una lista. No dude en apuntarme y rápidamente la lista creció y creció. El recorrido de la Virgen Peregrina empezó por Estados Unidos y para no andarla enviando de un continente a otro cada semana, se organizó la lista por países y regiones. En Europa ya lleva un buen rato, pero apenas el año pasado llegó a tierras germanas.

Después de tanto esperar  llegó el paquete a finales de marzo (2017) con dos imágenes de la Virgen, una veladora en forma de estrella con 5 velitas, un diario donde cada una que la recibe escribe su experiencia, además de diversos sobres con tarjetas, postales, oraciones y copias de imágenes pequeñas para que se tomen como recuerdo de la visita.

Fue muy emotivo abrir el paquete y encontrar tantos detalles, leer tantas anécdotas, ver fotos y sentir tanto amor a nuestra Virgen de Guadalupe que cuida de cada una de nosotras en cualquier rincón del planeta. Elegí un lugar especial para poner una especie de altar y durante los 9 días nunca le faltaron flores…

IMG_6034

Mi aportación a la cajita fue una copia de la novena, ya que no encontré ninguna en el paquete, enmicada para evitar su maltrato y facilitar su lectura. Todos los días leímos y rezamos la novena en familia para pedir por las necesidades de cada uno más todas aquellas de nuestra familia en México y de las mexicanas que integran el grupo de Facebook.

No fue fácil despedirnos, pero la Virgen tiene todavía mucho camino por recorrer, así que la entregué personalmente a otra mexicana que vive en nuestra ciudad y así cada 9 días cambiará de destino para seguir alegrando los corazones de cientos de mujeres que como yo, viven en el extranjero pero no han dejado de ser guadalupanas 🙂

 

A %d blogueros les gusta esto: