El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Primer “Smartphone”

Desde el año pasado nuestra hija nos ha pedido que le compremos un “smartphone” porque algunas de sus compañeras de clases ya contaban con uno. No había semana en que no insistiera y nuestros argumentos para negárselo eran siempre los mismos:

  • no necesitas un teléfono a tus 9-10 años
  • si pasa algo en la escuela (que queda a dos cuadras de la casa) nos llama la secretaria
  • para tomar fotos en un paseo o excursión, aquí tienes una cámara
  • whatsapp? ves a tus amigas toda la mañana y por la tarde puedes llamarles por teléfono para preguntar algo o platicar, además de que juegas con ellas casi a diario
  • en 5to año que irás en autobús a la secundaria tendrás uno para llamar si hay algún cambio de horario o problema
  • fin de la discusión!

Increíble lo fuerte que es la presión de los compañeros y aunque me negaba a creerlo, al final del año escolar (4to año), la mitad del grupo de mi hija, es decir 12 niños o niñas, ya tenían un “smartphone” con whatsapp incluido que tenían un grupo para “chatear”. Ahora escucho el mismo lloriquear de nuestra hija pequeña que acaba de entrar a 4to año.

Fue difícil, pero lo logramos y nuestra hija terminó la primaria sin teléfono móvil… ahora nos toca cumplir la promesa. Este fin de semana se hizo la entrega oficial de su primer “smartphone”, pero no fue sólo un dar y que Dios la bendiga, sino que fue toda una ceremonia en donde se dejaron claros los lineamientos de uso y las reglas a cumplir.

Exagerado? Tal vez, pero tanto mi marido como yo estamos convencidos de que un “smartphone” es un arma poderosa, y en manos de una niña ingenua e inocente como la nuestra puede ser muy peligrosa. Hace unos días vimos este vídeo que nos dejo helados y muy preocupados.

Según parece aún con comunicación, explicación de los peligros y supervisión de los padres, los adolescentes creen en extraños y confían en desconocidos. Eso sin contar con la adicción que algunos niños tienen con el famoso “whatsapp”, youtube u otros juegos en el teléfono.

Somos unos padres modernos que conocen la última tecnología y que quieren que sus hijos la utilicen responsablemente, así que nos dimos a la tarea de preguntar e investigar cómo llevan esta situación otras familias. Para mi sorpresa la mayoría de los padres no tienen idea de lo que sus hijos instalan en sus teléfonos ni conocen el whatsapp o las redes sociales comunes entre jovencitos, pero eso sí: confían en que saben lo que hacen y que no pasará nada malo. Por otro lado, están otros padres muy controladores que les tienen horarios definidos e incluso leen sus mensajes.

¿Qué hacer? Queremos dar libertad pero al mismo tiempo queremos supervisar, porque 10 años nos parece una edad muy inmadura para el mundo del internet. Así que después de mucho conversar, leer y discutir hicimos lo siguiente:

  • compramos un móvil simple (Samsung Galaxy J1) con tarjeta prepagada (10€ por mes). De esta forma si se pierde no es el fin del mundo. Si nuestra hija demuestra que puede cuidarlo, recibirá mi iphone actual (4S) al entrar a 6to año.
  • copiando una idea de internet, hicimos un “reglamento” que incluye horarios de uso, recomendaciones y reglas a seguir. También se mencionan temas de “bullying” virtual, porno, whatsapp, costos, etc.
  • se instalará “whatsapp” cuando sus 3 mejores amigas lo tengan. Y como sus padres son muy conservadores, confío en que será en un par de meses. De momento tiene mucho que aprender en su nueva escuela que no creo necesario agregar una distracción más a su nueva rutina. He escuchado que en la secundaria dicha aplicación es muy utilizada para comunicar cambios de horario, tareas o planes, así que supongo tarde o temprano será una “necesidad” instalarla.

El “reglamento” fue firmado por mi marido, por mi hija y por mí. Y aunque pareciera que la razón principal es controlar y parecer los malos del cuento, resultó ser un ejercicio muy enriquecedor para los tres. Porqué? Porque fue una forma de platicar y discutir sobre diferentes temas que aunque se conocen a “simple vista” no se habían hablado de forma tan detallada en familia. La versión original que copié de internet tuvo varias revisiones y se tomaron en cuenta los comentarios y opiniones de todos los involucrados.

celularVeremos que tal funciona nuestra estrategia y confío en que Victoria sea una chica responsable e inteligente a la hora de usar su “smartphone”. Este es sólo el principio y el próximo año, tendremos dos niñas con acceso a ese mundo del internet que al mismo tiempo es maravilloso, divertido, peligroso, dinámico y aterrador. Como padres sólo nos toca educar, informar y confiar porque hoy en día prohibir un “smartphone” es casi imposible. Y digo casi porque la mejor amiguita de Victoria tendrá un teléfono convencional (no smartphone) en 5to año y no será sino hasta 6to que obtenga uno “normal”. Además, en caso de necesitar “whatsapp” para comunicarse con sus compañeros de clase, será a través del teléfono de su mamá. Estricta yo? Naaah! Siempre habrá una mamá más estricta que yo, y que sea la mamá de su mejor amiguita no tiene precio! (imaginen una risa burlona de bruja 🙂 )

P.D. Si tienen interés en conocer nuestro “reglamento”, dejen una nota o comentario y lo comparto con gusto!

Anuncios

Comentarios en: "Primer “Smartphone”" (10)

  1. Felicidades!me parece una buena estrategia y me gustaría conocer el reglamento completo. Mucha suerte

    Me gusta

  2. Me encantó y también me gustaría conocer el “contrato” completo.

    Me gusta

  3. A mi me parece genial, no lo considero “estricto” o “conservador”. En mi consulta, cuando vivía en Venezuela, la mayoría de mis pacientes adolescentes habían estado en situaciones inadecuadas y/o de riesgo por no tener claridad con respecto al manejo de sus smarphone. Una parte del trabajo terapéutico consistía en llegar a acuerdos similares a los de este contrato, sin llegar a tener un conflicto familiar. Con los adolescentes prevenir es lo mejor!
    Escribí este post en abril, pues tenía a muchos papás preocupados con el tema.
    Lo comparto, por si es de utilidad. Un abrazo, Rosario

    http://contratransferencia.com/2015/04/22/adolescentes-y-redes-sociales-descubrir-los-limites-riesgos-y-posibilidades/#more-1319

    Me gusta

    • Hola Rosario.
      Mil gracias por compartir tu post! Es muy interesante y lo incluiré en la segunda parte de “Primer Smartphone” donde incluiré nuestro reglamento.
      Como decimos en México “Mas vale prevenir que lamentar” y aunque prevenir no es garantía, al menos es una forma de involucrarnos en los temas de hoy y en la vida de nuestros hijos.
      Saludos!

      Me gusta

  4. […] prometido es deuda y como se los comenté en la entrada pasada con el mismo nombre, hicimos un reglamento con nuestra hija sobre el uso de su primer […]

    Me gusta

  5. […] saben, el año pasado le compramos su primer teléfono celular: un Samsung a nuestra hija mayor que entraba a secundaria. Gracias a Dios le duró poco y lo […]

    Me gusta

  6. Nairobit Sanz dijo:

    Me gustaría conocer tu reglamento.

    Me gusta

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: