El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para septiembre 10, 2015

Facebook puede esperar 

Hace un mes que llegamos de nuestras vacaciones en Italia, mis primeras vacaciones sin Facebook desde que soy usuaria de esa red social. Al ver que había sobrevivido sin esa aplicación en mis dispositivos móviles, decidí hacer la prueba de seguir sin ella en mi vida cotidiana.

A diferencia de las vacaciones, en casa tengo acceso a Facebook desde mi laptop, la cual está en la oficina de la casa en el sótano. Me propuse checar el Facebook máximo dos veces al día, casi siempre cuando uso la computadora para trabajar en otros pendientes. Resultado?

– menos posts y fotos en mi perfil de lo que como, veo o hago porque no tengo la laptop conmigo todo el día

– mas tiempo libre para hacer otras cosas mas importantes

– mayor atención a mis hijas a la hora de comer

– menos distracción al conducir

-saber que no necesito 100 consejos, recetas ni ideas al día

Nunca supe cuantas veces checaba mi Facebook al día ni cuanto tiempo invertía en promedio, pero estoy segura que superaba las 4 horas diarias. Era tal mi adicción que abría la aplicación cuando esperaba en un semáforo, en una cita médica o en la fila del supermercado, también mientras hacía la comida, había anuncios en la televisión o antes de dormir. Ah! Y al despertarme lo primero que hacía era revisar mi Facebook! Así que en casa o fuera de ella, mi tiempo “libre” era para Facebook y sin darme cuenta empecé a invadir tiempo que no era libre también en mi adicción.

Mis hijas y mi marido agradecen mi decisión y han percibido inmediatamente que estoy más tiempo con ellos y no tan distraída como acostumbraba. El hecho de que la computadora esté en el sótano ayuda a evitar checarlo cada 5 minutos cuando estoy en casa. Y fuera de ella soy feliz de no tenerlo instalado en mi móvil, Facebook puede esperar a la noche o al día siguiente.

Para mi blog y mi página de Mariposa Migrante en Facebook tengo aplicaciones (Pages y WordPress) que me permiten revisar si tengo comentarios o actualizar las páginas desde mi iPad, pero el tiempo que invierto no se compara con el que perdía con mi perfil personal. Así que no se preocupen, mi blog y mi sitio de Facebook seguirán activos y actualizados.

Ni yo misma puedo creer que me haya podido desprender así de Facebook, pero me alegro de haberlo logrado. En mi caso esa famosa llamada red social empezaba a “desconectarme” de la vida real y mis contactos de carne y hueso, en lugar de “conectarme”. Eso sí, seguiré siendo usuaria para “conectarme” con aquellos que están lejos pero con medida. Tal y como dice el famoso anuncio: Nada con exceso, todo con medida!

Y me despido con este comercial de AT&T que inspiró el título de esta entrada. No lo encontré subtitulado pero creo que las imágenes dicen más que 1000 palabras. Todo mensaje, Whatsapp, llamada o actualización de FB puede esperar!

A %d blogueros les gusta esto: