El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para agosto, 2015

México vs. Italia 

No, no voy a escribir sobre ningún partido de fútbol entre estos dos países, sino que voy a comparar un poco lo que significa vacacionar en estos dos países cuando se vive en Alemania.

Cuando llegue a Alemania hace 13 años y tuve la oportunidad de conocer otras mujeres mexicanas y casadas con alemanes que tenían mas de una década aquí, me sorprendí al saber que no viajaban cada año a México de vacaciones como era mi plan de recién casada y llegada a este país.

Aún recuerdo sus miradas ante mi sorpresa y cómo me veían ingenua y sin idea de lo que cambiaría mi vida al crecer la familia y al pasar los años. Pobre de mí, que soñaba con viajar una o dos veces al año a mi querido México.

El primer año de casados, viajamos a México en Navidad y copiando el modelo de muchas familias que conocía en México, decidimos pasar una Navidad en cada país alternando cada año. Así que al segundo año pasamos Navidad con la familia de mi marido. Catástrofe total! Sin niños, ni posadas, ni tamales… sólo 7 adultos a la mesa sin ambiente ni ponche. Gracias a Dios una amiga me dio el buen consejo de que tan pronto llegaran los hijos, pasáramos la Navidad en México hasta que entraran a la primaria, cuando sólo tendrían dos semanas de vacaciones y sería mas difícil viajar por tan corto tiempo.

El año siguiente esperábamos la llegada de nuestra primera hija el 26 de diciembre, así que pasamos la Navidad en casa con mi mamá que ya estaba aqui para ayudarme después del parto. A partir del año siguiente pasé temporadas de hasta 3 meses en mi patria con las niñas (la segunda llegó al año siguiente) y abarcando la Navidad, época muy especial para mi.

Año con año empezamos a ver que los costos de viajar a México se elevaban y era más difícil agregar otras vacaciones al año en otro lugar mas cercano. Además, mi ciudad natal Monterrey, no tiene playa y después de 5 o 6 visitas, uno conoce todos los lugares turísticos de la región. Un par de veces combinamos vacaciones en Monterrey con una playa mexicana, pero los costos se elevaban muchísimo.

Y lo que temía empezó a suceder cuando las niñas entraron a la escuela: no sólo pasó un año sin visitar la patria, sino dos o tres! El año pasado volamos a Monterrey en Navidad después de haber pasado cuatro en Alemania y creo que pasaran muchas más antes de volver a tener oportunidad de viajar en Diciembre a México.

Pero claro, también podríamos viajar en verano, o no? Y es aquí donde viene la comparación a la que hace referencia el título de esta entrada. Después de pasar dos semanas de vacaciones en Italia y el sur de Alemania, podemos comparar los costos con nuestras vacaciones de hace dos años en Cancún.

– para empezar tenemos los costos de transporte: el vuelo redondo en promedio es de 1000 euros por persona a México comprándolo con meses de anticipación. Con mucha suerte puede conseguirse hasta por 800 euros, por cuatro personas son 3,200€. Repito, con suerte!

Y aquí se acaba la comparación, pues las vacaciones en Italia para toda la familia con gasolina, casetas, alquiler de casa, comidas, souvenirs, entradas a museos y lugares de interés no sobrepasa esa cifra! En el caso de Cancún todavía falta agregar todo eso mas la renta del auto.

También podemos hacer el ejemplo viajando a Monterrey, que aunque no tiene playa, también se puede vacacionar y nos ahorramos el hospedaje si nos quedamos en casa de mis padres. El costo de los pasajes es el mismo: entre 3,500 y 4,000€ por los cuatro. Más el resto!

También podemos cambiar el ejemplo de Italia y elegir un destino mas económico con “all-inklusive” y avión desde 3,000 euros para toda la familia por dos semanas.

Desventajas de viajar a Turquía o Croacia en lugar de a México: no se ve a la familia, ni a los amigos… no se comen tacos ni se oye mariachi…  no se oye español ni se siente uno “en casa”. Desgraciadamente, todo esto va tomando un valor relativo al paso de los años y la economía familiar toma un valor más importante, y las prioridades de placer pasan a un segundo término.

Recientemente varias personas me han preguntado cuando volvemos a Monterrey. Definitivamente este año ya no y el próximo lo dudo ya que mis padres esperan que hagamos un viaje con ellos, acompañados de mis hermanos con sus familias y seguramente el destino no será Monterrey. Talvez el Caribe o Canada, Dios dirá y veremos si en el 2017 nos podemos escapar a mi tierra natal, que con dos hijas adolescentes no tengo idea si quieran pasar unas vacaciones con más de 40 grados a diario y sin playa.

Ahora entiendo perfectamente a esas mexicanas que conocí recién llegué a este país y ahora soy yo quien mira o escucha a recién llegadas soñar con visitar a nuestro México cada año. Definitivamente habrá familias con mejores posibilidades económicas que lo puedan hacer, pero en caso de familias como la nuestra, donde hay sólo un sueldo regular, vacacionar en México se vuelve muy caro y se deben buscan otras alternativas y hacer los viajes a la patria mas esporádicos.

El objetivo principal de visitar la patria después de “sentirse en casa” es ver a los padres, es decir, a los abuelos de nuestros hijos. En mi caso son jóvenes y han podido visitarnos cada dos años y se quedan hasta 6 semanas! Cuando nacieron mis hijas, tuve la bendición de contar con mi mamá en casa casi 3 meses! Eso se llama suerte, ya que tengo amigas mexicanas cuyos padres no pueden viajar por diferentes razones y los viajes anuales a nuestro México se extrañan aún más. Dios les de salud y energía a mis papitos para que sigan viniendo, porque sé que tarde o temprano la edad se los impedirá.

Espero que quienes tengan amigos o familiares viviendo en el extranjero y que no viajan con frecuencia a su patria comprendan que no es por falta de ganas, vanidad o desinterés. Los hijos crecen y las responsabilidades económicas aumentan, las casas requieren mantenimiento y los vuelos aumentan de precio. Dios quiera podamos viajar en dos o tres años a nuestro Monterrey querido, que con dos hijas adolescentes no será nada divertido ni barato 🙂 Mientras sigo esperando a ver quién se anima a visitarme para traerme un pedacito de mi México, nuestra casa siempre esta abierta y me encanta ser guía de turistas 🙂

Educación sexual en las primarias alemanas

Un día de primavera mi hija llego de la escuela apresurada y diciendo “mamá, tengo que enseñarte algo pero no quiero que mi hermana lo vea”. Pensando que sería una cartita de una amiga o un trabajo manual, me quedé asombrada al ver un pequeño paquete con rayas azules y rosas, “¿qué es eso?” pregunté  y me dice, “me lo entregaron hoy en mi clase de educación sexual”. Como mi hija pequeña viene caminando a diferencia de la mayor que viene en bicicleta, sólo teníamos un par de minutos para ver su contenido. Dos pantiprotectores, dos tampones y un pequeño calendario para el periodo menstrual que vi rápidamente, apenas me dieron tiempo de reaccionar y decir lo más cool posible “en la tarde que tu hermana se vaya a su clase de baile, lo vemos con calma y platicamos”. Por dentro pensaba “oh, oh… En qué parte del manual de padres viene este tema!”

Material entregado a las alumnas

Material entregado a las alumnas

Como saben, nuestras hijas se llevan 18 meses entre ellos y la mayor está en cuarto año, mientras que la pequeña cursa el tercer año de primaria. Yo sabía desde antes que el tema de educación sexual se trata normalmente en Alemania en el último año de primaria y ya había visto escuetamente el libro de ciencias que llevaba en clase. Pero cómo se imparte esta clase y qué temas manejan? Les voy a contar mi experiencia que después de consultar en un foro de mexicanas viviendo en este país puedo afirmar que es muy similar en todas las escuelas. Como siempre aclaro que, cada escuela lleva diferentes libros, algunas regiones tienen primaria de 6 años y se imparte un poco más tarde y cada profesor tiene una forma distinta de enseñar. Pero en general tienen las mismas premisas y temática:

– el grupo se separa en niños y niñas, donde cada subgrupo tiene un profesor (los niños) o una profesora (las niñas)

– el tema comienza con el amor entre distintas personas, amor de padres, de hermanos, de amigos, de familiares y de pareja.

Amor

Amor

– se explica el cuerpo humano, y las diferencias entre un hombre y una mujer. Al mismo tiempo se explican los cambios que experimenta cada uno de los géneros a lo largo de su vida. Algo muy importante es ver el cuerpo como algo íntimo y propio y se hace mucho hincapié en identificar abuso sexual y en aprender a decir no en situaciones incómodas.

Cambios en la adolescencia

Cambios en la adolescencia

– se explica el acto sexual sin abejas ni florecitas

IMG_2912-en el caso de las niñas se les explica el proceso de la menstruación y el uso de toallas higiénicas y tampones.  Supongo que los niños aprenden sobre erección y eyaculación.

IMG_2881– finalmente se conoce la concepción y el proceso de crecimiento de un bebé en el vientre de su madre mes a mes hasta su nacimiento.

IMG_2392

9 meses de embarazo

Cómo nacen los bebés?

Cómo nacen los bebés?

Estos temas se ven en varias clases durante algunas semanas siempre separados y apoyándose en vídeos y otros materiales. Los niños tienen oportunidad de hacer preguntas sin temor a burlas o comentarios fuera de lugar. Ninguna de las 12 niñas del grupo de mi hija ha tenido la menstruación, pero conozco a otras que a los 9 la han tenido, por lo que la edad me parece apropiada.

Desconozco cómo se siga el tema en la secundaria, pero supongo que en los próximos dos años se tratarán las enfermedades venéreas, la homosexualidad, métodos anticonceptivos, el aborto, etc en su clase de ciencias. Ya se los comentaré cuando mis hijas lo vean en la escuela. De momento ninguno de estos temas se trató en el grupo de mi hija.

Adicionalmente tenemos en casa un libro que mi hija se encontró en una librería hace dos años y que se llama: “Lo que las niñas quieren saber”, que viene en formato de preguntas y respuestas, con muchos dibujos y un lenguaje adecuado para niñas a partir de los 8 años de edad. Se explican a detalle temas como la higiene personal, los cambios hormonales, el uso de toallas sanitarias, cómo son los chicos, etc. Antes de colocar el libro en su recámara le dije que cuando quisiera leerlo, lo haríamos juntas para resolverle dudas. Así lo hicimos en un principio y ahora lo hojea de vez en cuando y viene con él si tiene preguntas. 100% recomendable!

IMG_2395En los meses pasados he recibido de diferentes fuentes un artículo sobre unos padres alemanes que han sido encarcelados porque su hija no quiso entrar a la clase de educación sexual donde se instruye sobre diversas prácticas sexuales y se explica que su género no esta determinado por lo que pueden cambiarlo. La noticia también se publicó en medios alemanes pero con información que no se publica en las traducciones al español. Viendo discusiones en foros puedo agregar lo siguiente:

  • la escuela en Alemania es obligatoria y si no se justifica una falta, la policía debe averiguar la razón e imponer una multa económica que si no se paga, procede cárcel. No importa si se falta a clase de historia, mate o ciencias. Las faltas deben informarse el mismo día en caso de estar enfermo y presentar un documento del doctor que lo avale. En caso de faltas para ir a un sepelio, boda o viaje debe entregarse una carta y recibir una autorización de la dirección.
  • los padres mencionados en el artículo pertenecen a un grupo (tipo secta) que opina que no debe enseñarse educación sexual a tan corta edad
  • no pude encontrar a otros padres de familia cuyos hijos hayan visto temas como los que menciona el artículo en primaria, así que no se puede generalizar ni mucho menos afirmar que en Alemania se promueve la degradación sexual desde niños!!!

Me alegro que mis hijas reciban una educación sexual abierta sin tabús ni miedos. En mi caso particular no recuerdo siquiera haber visto el tema en primaria y en la secundaria del Opus Dei, el tema era vinculado a pecado, perdición y no había diálogo para resolver dudas. En casa lo mismo: tema tabú, prohibición de novios y relaciones sexuales antes del matrimonio y pavor a embarazos no deseados. Resultado: primer novio a los 25 años, castidad por si las dudas.

Han cambiado las cosas en México? Creo que el tema sigue siendo tabú en muchas familias pero los adolescentes ya no tienen miedo y experimentan más de la cuenta. Definitivamente la educación sexual como se imparte en Alemania tampoco es garantía de nada. Embarazos no deseados y enfermedades venéreas entre adolescentes son tan comunes como en México.

Entonces? Pues así como dice el dicho: “Ni tanto que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre” y definitivamente además de la información que se reciba en la escuela, lo más importante es la comunicación en casa donde se trate el tema sin miedo, con valores y de acuerdo a la edad de los niños/adolescentes. Se tiene que generar confianza para que los hijos hablen abiertamente del tema, entiendan los riesgos y problemas, y practiquen una sexualidad responsable.

En Alemania los padres permiten que la novia o el novio duerma en casa incluso desde los 12 o 13 años (dormir no necesariamente significa tener relaciones ;), y las chicas pueden tomar pastillas anticonceptivas desde esa edad. Regla? No. Hay de todo y conozco chicas que empiezan hasta los 16 o 17 años su vida sexual, y eso no significa que tienen una pareja diferente cada semana. Hay noviazgos cortos y largos a esa edad, pero nadie se asusta de que la pareja duerma en casa. Eso por ejemplo en México todavía no es normal. Yo ya me estoy haciendo a la idea porque sé que tarde o temprano pasará y ya les iré escribiendo sobre mis experiencias como mamá mexicana de dos jovencitas mexicano-alemanas 🙂

Un abuelo de oro

Tengo la fortuna de tener dos pares de suegros que son excelentes! En nuestra boda pocas personas supieron que los padres de Tom, que volaron a México sin sus nuevas parejas, tenían mas de 25 años separados. Yo sólo los había visto una vez antes de la boda y al saber que la relación de mi marido era un poco distante con ambos temí que no tendría mucho apoyo en mi nueva vida en Alemania.

Qué equivocada estaba! A raíz de nuestro matrimonio, la relación entre Tom y sus padres se fortaleció y yo buscaba cualquier excusa para frecuentarnos. Ambas familias viven a más de 300 kilómetros de nuestra casa, así que las visitas eran de fin de semana para aprovechar el viaje.

Al nacer nuestras hijas, la fortuna se multiplicó y ellas nacieron con 6 abuelos y 3 bisabuelos. Y esta entrada esta dedicada al padre de mi marido que simplemente vale su peso en oro. Y les voy a contar porqué.

Se llama Martin y es profesor y escritor. Se jubiló poco antes de que naciera nuestra primera hija, hace 10 años.  Es reservado y no le gusta mucho el contacto físico, así que los primeros años de casada lo describí como serio y hosco. Todo cambió al convertirse en abuelo! Y nuestras hijas fueron sus primeras nietas! Recuerdo que ellos fueron los primeros visitantes en el hospital cuando nació Victoria y fue amor a primera vista.

Este blog es mi ayudante de memoria, y así encontré la fecha exacta de la primera vez que Martin se llevó unos días a Victoria. Fue en Septiembre del 2006, a sus 20 meses de edad y fecha en que se implementó una tradición familiar. Cada dos o tres meses, el abuelo venía por una u otra para llevársela de 3 a 5 días a su casa. La primera vez de Catalina fue un año después, en octubre del 2007 cuando tenía escasos 15 meses.

Siempre insistía en llevarse sólo a una, no por evitarse el trabajo que implicaba llevarse a las dos, sino porque quería concentrarse en una y dedicar las 24 horas del día jugando, enseñando o paseando con una sin que se pudiera distraer con la hermana. Su esposa que también es maestra, apenas se jubiló el año pasado así que mi suegro cambiaba pañales, les hacía y daba de comer, las cambiaba de ropa y todo! Es difícil describir con palabras la forma en que se desvive con sus nietos, la paciencia que tiene y la forma en que combina el aprendizaje con juegos y paseos al bosque. Viven en un pueblito en medio de la nada, no son fans de la televisión ni tienen consola, así que todo el tiempo es jugar, convivir con la naturaleza y aprender, porque como es maestro siempre tiene a la mano libros, juego didácticos y hojitas con ejercicios.

Cuando entraron al kinder que no es obligatorio, la tradición siguió y siempre se las llevaba entre semana para aprovecharlas mejor. Nunca lloraron ni al irse ni al estar allá y siempre se alegraban de pasar unos días sin la hermana (tanto la que se iba como la que se quedaba), pero en octubre del 2009 ya no querían separarse y no quedó mas remedio que llevarse a las dos. Dos años después que la mayor entró a la escuela, los viajes se limitaron a las vacaciones de pascua, verano u otoño… pero aún así siguieron los viajes 2 o 3 veces al año.

Esta semana las niñas se van de lunes a jueves con el abuelo. Ahora no empacan el triciclo sino los patines, no les hago la maleta sino ellas mismas lo hacen y llevan sus MP3 para distraerse en el camino. Tres horas y media de venida hace Martin solito, las recoje y media hora después ya están en el auto para hacer otras tres horas y media a su casa. Y el jueves se repite la manejada para traerlas. Creen que eso le hace dudar de llevárselas? Nop! Algunas veces las hemos llevado nosotras o las recogemos de regreso de casa de mis otros suegros para evitarle un viaje, y otras veces combina la traída con una visita a sus otros nietos en Bremen (3 y 7 años), que queda cerca de aquí.

abueloComo siempre, me trajo un ramo de flores y a las niñas bolsas de dulces para el camino. Sobra decir que mientras están en su casa, se les consiente a todas horas, comen lo que les gusta y juegan lo que ellas prefieren. El jueves seguro llegarán con un legajo lleno de dibujos y trabajos manuales.

Mis flores

Mis flores

Justo nueve años desde su primera vez y curioso ver cómo se adaptaron sin jamás negarse o quejarse. Ya tienen 9 y 10 años y saben que esos días serán dedicados para ellas, ahora también la abuela participa en la planeación del programa y seguro las llevaran a nadar, leerán libros juntos y hablaran del próximo año escolar que significa un gran cambio para la mayor que entrará a secundaria. Cuántos años más durará esta tradición? No lo sé, pero trataré de mantenerla lo más posible. Ni el nacimiento de los otros nietos de su hija mayor, ni los próximos dos que ya vienen en camino de sus otros dos hijos (en Berlín y Paderborn) han cambiado su amor por sus nietas “grandes”. Supongo que como siempre, el amor sólo se multiplica y encuentra tiempo para todos.

Buen viaje!

Buen viaje!

Cuánta razón tenía Martin cuando en su discurso en nuestra boda me dijo que no tenía porque estar triste al dejar a mi familia en México, porque él se encargaría de darme una en Alemania. Y aunque vivimos un poco lejos, sé que tengo todo su apoyo y amor incondicional. Lo mismo sucede con su esposa y mi otro par de suegros que justamente la próxima semana se llevan a las niñas a su segundo crucero por Escandinavia.

No me queda más que agradecer a Dios por tantas bendiciones y haber puesto a esas personas tan maravillosas a quien convertí en abuelos en estas tierras. Dios les conceda muchos años más de salud y bendiciones!

Y viva la familia!

Un castillo de verdad

Creo que no hay mujer en el mundo que no haya soñado alguna vez con ser princesa, vivir en un palacio con su príncipe azul y tener muchos vestidos y zapatos. En mi caso personal fui la princesa de la familia y mi libro favorito de la infancia era sobre cuentos de hadas y príncipes. Nuestras hijas también fueron criadas como princesas, vestidas de rosa y conocen todos los cuentos infantiles. Se disfrazaron hasta el cansancio de Cenicienta, Ariel y Rapunzel y el año pasado que visitamos Disney Paris, no dejaron de admirar su castillo principal, que no es más que una fachada pero tiene muchísimo significado para ellas.

No veo nada de malo en soñar ser princesa, y como muchas otras cosas de la infancia, llega el momento en que ya no se creen en los cuentos de hadas y se ve en los medios que las princesas de hoy en día son mujeres comunes y corrientes que no tienen hada madrina ni zapatos de cristal. Pero eso sí, viven en palacios y están casadas con un príncipe, así que lo de los castillos siempre será algo que atrae a miles de turistas, sean niños o adultos, hombres o mujeres.

En Europa he tenido la oportunidad de conocer varios castillos, algunos por dentro, la mayoría sólo por fuera. Así que en nuestro reciente viaje a Baviera pensé que sería una buena oportunidad para las niñas conocer el castillo más famoso de Alemania: Neuschwanstein. SAMSUNG CAMERA PICTURES

La aventura comenzó con la reservación de los boletos, ya que dicho castillo sólo se puede visitar por dentro con guía. Hay tours en varios idiomas y otros con audio guía que supongo ofrece más variedad de lenguas extranjeras. Elegí a las 11 de la mañana para tener tiempo de llegar y recogerlos, ya que deben pagarse en ventanilla a más tardar una hora antes del tour. De lo contrario, se pierde la reservación y tienen que pagarse de todas formas (se garantizan con tarjeta de crédito). Dos meses antes cuando hice la reserva no tenía idea de la cantidad de tours que se ofrecían ni cuantas personas integrarían nuestro grupo. Al llegar ahí a las 9:30 de la mañana, todo el lugar parecía verbena y la fila era interminable. Gracias a Dios la fila de boletos reservados no era tan larga y justo a las 10 llegué a ventanilla para pagarlos. A quién no tenía reservación, se le vendían boletos para las 4 de la tarde en delante y lo últimos son alrededor de las 6 de la tarde.

IMG_9854

Como teníamos una hora de tiempo libre hasta que empezara nuestro tour (en alemán) y habíamos leído que necesitábamos media hora para llegar a la puerta principal, nos tomamos nuestro tiempo para caminar junto con cientos de turistas la carretera que es de pura subida en zigzag entre el bosque. Al llegar arriba nos percatamos que había tours cada 5 minutos!!! Y cada grupo contaba con un promedio de 30 personas. Puntualmente a las 11:00 se nos permitió la entrada con nuestros boletos electrónicos y el chico que sería nuestro guía nos llevó al primer salón. El tour duró aproximadamente media hora y no se permiten tomar fotografías en el interior del edificio, así que no les puedo compartir ninguna 😦

Curiosamente en este castillo lleno de cisnes, pinturas con historias de amor, y salones bellamente decorados no vivió ninguna princesa. Su dueño y creador, el Rey Luis II de Bavaria no se casó nunca y murió muy joven en circunstancias muy sospechosas. Al morir el castillo todavía no estaba terminado y aunque se completaron algunas partes después de su muerte, no se llevó a cabo el total de sus diseños que incluían otra torre, una iglesia y un baño, entre otras cosas. Las vistas desde cualquiera de sus ventanas y balcones son simplemente espectaculares. Montañas, lagos y otro castillo, Hohenshwangau: donde vivió el Rey hasta su juventud, ofrecen un paisaje majestuoso. El tour nos llevó a través de varios salones como la habitación del Rey, su despacho, la capilla, una gruta y un salón grandísimo llamado “Sala de los Cantores”, donde se ofrecen conciertos.

Torre

Torre

Sobra decir que todo esta decorado con el mayor lujo, desde las cortinas hasta los candiles, las alfombras y tapices, pinturas murales en la mayoría de las paredes y techos, las puertas con grabados y los muebles con tallados en madera de roble. Mármol, oro, bronce, maderas finas, brocados, seda, vitrales son sólo algunos elementos que llenan cada una de las habitaciones del castillo. Sólo la cocina que está en el sótano es bastante austera en comparación al resto, pero que para su época era bastante moderna.

IMG_1758

Castillo Hohenschwangau

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Vista desde el balcón

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Vista desde el lago

Cómo no pude tomar fotos interiores, compré un libro sobre el castillo y la vida del Rey Luis II para tener imágenes de todo lo que observé durante el tour. Aquí les comparto algunos datos interesantes:

  • Luis II se convirtió en Rey de Baviera a los 18 años y medio al morir su padre Maximiliano II
  • Fue muy amigo de Richard Wagner quien compuso muchas de sus obras inspirado en las pinturas del castillo
  • A los 41 años fue declarado incapacitado para desempeñar su cargo y cinco días después fue encontrado ahogado junto con su psiquiatra en un lago. Suicido? Asesinato? Muchas teorías, pero ninguna demostrable 😦
  • El castillo de Neuschwanstein es sólo uno de 3 castillos que construyó el Rey en su corta vida, incluso otro más se quedó sólo en diseño.
  • Ahora datos del castillo:
    • fue construido sobre las ruinas de dos fortalezas de Hohenschwangau, y todo esta inspirado en la Edad Media, época que cautivaba al Rey
    • la primera piedra se puso el 5 de septiembre de 1869 y a la muerte del rey en 1886 todavía no estaba terminado
    • algunas cifras de los materiales utilizados sólo entre 1879 y 1880:
      • 465 toneladas de mármol
      • 1,550 toneladas de piedra caliza
      • 400,000 ladrillos de tamaño imperial
      • 3,600 metros cúbicos de arena
      • 600 toneladas de cemento
      • 2,000 metros cúbicos de maderas de andamiaje
    • en 1880 estaban empleados en la construcción 209 picapiedreros, albañiles, carpinteros y auxiliares
    • en el segundo piso estaba previsto un salón copiado de la Alhambra (pero no se hizo)
    • el candil que se encuentra en el salón del trono pesa 900kg y hay un torno para bajarlo y así poder prender sus 96 velas o limpiarlo
    • en la capilla hay siempre ramos de flores enviados por admiradores del Rey provenientes de todo el mundo
    • entre la sala de estar y el despacho hay una gruta con estalactitas
    • el Rey sólo pasó 172 días en el castillo
    • el castillo se abrió al público unas semanas después de su muerte y en el primer semestre se contaron 18,000 visitantes
    • la base y superficie construida del complejo de 130 m de largo es de 2,557 metros cuadrados. La torre principal mide casi 80 metros y la superficie utilizable es de casi 6,000 metros cuadrados.
    • un turista sube y baja un total de 352 escalones durante la visita guiada

Sorprendidos? Se pueden imaginar cómo queda el visitante al observar esta “obra de arte” de cerca, andar por sus pasillos y contemplar su grandeza durante media hora. La verdad es que cuando entré a la sala de los Cantores me dieron muchas ganas de llorar y no puedo explicar la razón. No sé si de admiración por tanta belleza, de tristeza por saber que el Rey nunca la pudo ver en uso, de sorpresa por ver tanto lujo en un solo lugar o de alegría por tener la oportunidad de visitarla. Salí del castillo casi en extasis y obviamente enamorada. Dudo que haya otro lugar como éste sobre la Tierra.

Así que si algún día tienen la oportunidad de visitar Baviera, no dejen de visitar este castillo. Pero no olviden hacer su reservación porque no se imaginan la cantidad de camiones llenos de japoneses que llegan diariamente a visitarlo. Después del tour, pueden visitar el castillo Hohenschwangau que está enfrente, el museo de los Reyes de Baviera, el lago “Alpensee” o simplemente pasear entre las calles del complejo que están llenas de tiendas de souvenirs, restaurantes y turistas! Ah, se me olvidaba… el tour cuesta 12 euros y los niños no pagan.

Cómo me hubiera gustado ser princesa y haber vivido en ese palacio!!!

Maqueta

Maqueta

Entre castillos, viñedos y olivos – 2da parte

La segunda semana de vacaciones también estuvo llena de paisajes y momentos inolvidables, ahora entre Italia y Baviera. (Para leer el resumen de la primera semana, haz clic aquí)

El sábado 1 de agosto visitamos Siena, una ciudad que no es tan mencionada como Florencia o Venecia pero que para mi gusto es equiparable a ambas en belleza e historia. No sé porque en ningún momento la relacione con Santa Catalina y hasta un día antes de nuestra visita, me percaté que podíamos conocer la casa y santuario de esta ejemplar mujer.

Decidimos salir después de mediodía, para no hacer el día tan pesado a las niñas. Nos bañamos en la piscina por la mañana, comimos en casa y a eso de las dos nos dirigimos a Siena en coche, que sólo quedaba a media hora de nuestro alojamiento. Ya nos habíamos informado de los estacionamientos y por suerte, llegamos a uno muy céntrico que cobraba 2 euros por hora, pero estaba techado y estaba abierto hasta media noche. Desde que salimos del estacionamiento, la ciudad me fascinó!

Siena esta construida sobre tres lomas, así que sus calles son un subir y bajar entre callejones, puentes e iglesias. Visitamos la catedral, la plaza “Il Campo” donde se realiza el famoso “Palio” y la iglesia de San Francisco donde esta el milagro de las Hostias Consagradas. Obviamente visitamos el santuario de Santa Catalina, que maravilló a nuestra hija menor que lleva su nombre. Cenamos en una terraza cerca de la Catedral, y a las 9:15 de la noche vimos un espectáculo de luces en 3D (“La divina Belleza)” que cuenta la historia de la ciudad. Maravilloso! Terminado el show, volvimos a casa agotados pero felices de haber conocido una ciudad tan rica en historia, arquitectura y ambiente.

El domingo lo dedicamos a descansar, no porque no hubiera suficientes lugares por conocer sino porque uno de nuestros objetivos de viajar a Italia también era relajarnos y simplemente no hacer nada. Las niñas y yo fuimos a misa de 12, esta vez en italiano y en la iglesia del barrio donde nos hospedamos y donde no podía faltar una imagen de Santa Catalina. El resto del día lo pasamos en la piscina y por la noche cenamos nuevamente pizzas horneadas a la leña y viendo el atardecer desde la terraza del restaurante.

Al día siguiente viajamos desde temprano en dirección a Umbria, donde visitamos el Lago Trimasano por la mañana y un parque acuático por la tarde. Justo lo que se necesita para sobrellevar el calor de 35 grados que ese día alcanzamos. Toboganes y piscinas, helado y lectura bajo la sombrilla, horas de diversión para chicos y grandes. Llegamos tarde a casa y después de una cena ligera, caímos rendidos en los brazos de Morfeo.

Y se llegó el último día en La Toscana italiana que lo dedicamos a lavar ropa, empacar y cargar energías para emprender el viaje de regreso a Alemania. El termómetro llegó otra vez a 35 así que nos despedimos de la piscina, disfrutándola hasta el último minuto.

El miércoles dejamos la casa a las 8 de la mañana rumbo a Alemania, no sin antes hacer una pausa para comer en Verona y de pasada conocerla. Otra hermosa ciudad, donde vimos los restos de la Arena, la segunda más grande después del Coliseo Romano. También visitamos la casa de Julieta, donde esta el balcón donde se supone Romeo le declaró su amor. Tom y yo dejamos nuestra firma en un corazón dibujado en la pared y no subí al famoso balcón por falta de tiempo. Seguimos nuestro camino atravesando Austria y llegamos a nuestro destino a las 6 de la tarde. Cenamos en una cervecería local donde había música típica bávara y pudimos cenar especialidades bávaras con el castillo “Neuschwanstein” de fondo.

Al día siguiente nos levantamos temprano porque teníamos que recoger nuestros boletos reservados para visitar el castillo más famoso de Alemania: “Neuschwanstein“, que fue construido en 1869 por Luis II de Baviera. Tuvimos que caminar casi media hora para subir al castillo que está construido sobre una montaña y tomar el tour que empezó a las 11. Un chico nos guió a través de algunos de los salones explicándonos la historia de su dueño y construcción. Conozco varios castillos en Europa, pero nunca había visto uno tan hermoso como éste. Cada pared, rincón, techo, mueble está lleno de detalles, arte y belleza. El símbolo del reino y castillo es el cisne, ave que puede observarse en todas partes. Y así como el cisne, el castillo es sinónimo de elegancia y hermosura. No lo puedo negar, quedé enamorada de este castillo que con razón inspiró a Disney para su logo 😉

Por la tarde caminamos a un lago (Alpensee) cerca de los castillos donde mi marido y las niñas tomaron un refrescante baño, mientras yo disfrutaba la vista y el sol radiante que enmarcaba el lago, los Alpes y los castillos.  Me sentía como en un paisaje de un cuento de hadas. Por la noche paseamos por Kaufbeuren, ciudad donde pasamos la noche antes de seguir explorando Bavaria.

Al ver el pronóstico del día siguiente, decidimos cambiar de planes ya que el termómetro llegaría a 37 grados, y un paseo por una ciudad tan grande como Núremberg se convertiría en una pesadilla, así que decidimos visitar Rothenburg ob der Tauber en su lugar, ciudad más pequeña y donde podríamos pasar la tarde en sus albercas públicas. Y así lo hicimos. La noche la pasamos en otro hotel de Bavaria, donde pasamos una hermosa velada en su “Biergarten”, disfrutando el atardecer y el canto de los grillos a 35 cálidos grados.

Y se llegó el día de conducir a casa! Aprovechando que quedaba de paso, paramos en Würzburg donde vimos el último castillo de las vacaciones rodeado de viñedos. Siendo el primer sábado de vacaciones de los estados del sur del país, las carreteras estaban llenas de turistas y nuestro trayecto se alargó un poco más de lo planeado. Antes de llegar a casa pasamos a un supermercado a comprar un par de cosas para el domingo que no hay comercio abierto. Llegamos justo a las 7 y media a casa, cenamos y a dormir!!!

Dos semanas de aventuras, 4000 kilómetros recorridos en coche y otros cuantos a pie, 2000 fotografías, una veintena de ciudades visitadas, muchos rayos de sol disfrutados y cientos de minutos bien vividos en familia! Simplemente unas vacaciones perfectas que quedarán en nuestra memoria para siempre! Gracias a Dios por esta oportunidad y ahora a esperar la siguiente, que el mundo es grande y todavía hay mucho por descubrir!

P.D. Las fotos se las iré poniendo en la página de Facebook 🙂

Unas vacaciones maravillosas!

Cuando leo las entradas relacionadas a nuestras vacaciones, hayan sido en México, Málaga o California, siempre escribo que fueron maravillosas. Éstas últimas en Italia no fueron la excepción y quedarán en nuestra memoria como unas de las mejores que hemos hecho.

Cada viaje es especial, es elegido y planeado con esmero y dependiendo de la compañía, de la edad de las niñas y de la temporada se escoge lo mejor de acuerdo a nuestro presupuesto y tiempo. A veces hemos elegido quedarnos en un hotel todo incluido como en Mallorca, y otras veces rentamos un coche para explorar los alrededores. A veces hemos viajado con mis padres y otras veces nosotros dos solos, sin niñas. Esta vez, las vacaciones a Italia y al sur alemán fueron maravillosas por varios aspectos que se combinaron a la perfección:

lugar… la Toscana es una extensión del paraíso y además del deleite visual, ofrece un poco de todo: cultura, historia, comida deliciosa, playa, ciudades hermosas, servicio amable y naturaleza. Las niñas disfrutaron de algunas cosas, los adultos de otras y todos del clima y del tiempo en familia.

sin horarios ni tours… A excepción de la visita al castillo “Neuschwanstein” que tuvo que reservarse con anticipación, no tuvimos horarios ni planes a seguir. Cada día se iba programando de acuerdo al clima, a las ganas y combinando los deseos de todos. Nos informábamos en internet de los lugares a visitar y no requerimos de guías ni traductores.

espontaneidad… Además de no tener horarios, dejábamos mucho a la aventura. Si de pronto veíamos en el camino algún castillo o un mirador, parábamos a explorar el lugar. También a la hora de cocinar, comprábamos algunas cosas sin saber con precisión qué íbamos a comer o cenar.

piscina incluida. Siguiendo el consejo de una amiga, la búsqueda de alojamiento se hizo con la premisa de contar con alberca. De no haberla tenido, además de haber sufrido más del calor, tendríamos que haber salido a diario para buscar entretenimiento, fuera ciudad, lago o albercas públicas.

cocineta. Tener cocina en la casa además de bajar considerablemente los gastos diarios a la hora de comer, permite ahorrar tiempo y aumenta la convivencia familiar. A mí que me encanta ir al súper, conocer los de Italia fue fantástico. A petición de las niñas compramos frijoles en lata y tortillas de harina para cenar algunos de los días, además compramos futas y verduras de la región y carne para algunas de las comidas. Debo confesar que me llevé unos sobres “Maggi” para preparar pechugas de pollo o albóndigas que hicieron posible cocinar en poco tiempo 🙂

auto con clima, tv y hielera eléctrica. Viajar en coche con dos niñas de 8 a 10 horas en pleno verano requiere de algunos requisitos para hacerlo placentero y no volver loco al chofer ni al copiloto. Las niñas podían ver DVDs, dormir o comer a su antojo. Hicimos siempre pausas después de tres horas de camino y la hielera que se conecta al coche fue genial para siempre tener a la mano refrigerios y bebidas frescas.

idioma… En nuestro camino aprovechamos las largas horas en coche para aprender un poco de italiano. El idioma no es muy distinto al español y las niñas encontraron divertido el CD y repetían los diálogos con gusto. En casi todas partes nos entendían en inglés, español o alemán pero como siempre, nuestros intentos en italiano eran muy apreciados.

clima… Cielos despejados y temperatura promedio de 32 grados fueron perfectos para disfrutar alberca, playa y visitas a ciudades. Sólo tuvimos lluvia el día que visitamos Siena y no duró tanto como para arruinar el plan del espectáculo nocturno. Nuestra hija mayor detesta el calor excesivo y los días que llegamos a 35 grados fueron una tortura para ella. Gracias a Dios solo fueron dos o tres y obviamente el resto de la familia sufría igualmente, pero no nos quejamos tanto 😉 Y tuvimos muchísima suerte porque justo cuando dejamos Italia estaba por llegar una onda caliente que elevaría las temperaturas hasta los 40 grados!

edad de las niñas... Definitivamente un viaje en coche tan largo no lo hubiera hecho con bebés o niñas pequeñas, pero con 9 y 10 años las niñas ya sobreviven días con 8 horas de viaje en coche, entienden todo lo que ven en museos y ciudades y son independientes para empacar sus cosas, cambiarse solas y caminar hasta 3 o 4 horas en recorridos citadinos, además de cargar sus propias mochilas con bebidas, souvenirs y cambio de ropa. Eso facilita mucho las vacaciones de los papás que no tienen que cargar carriola, sus cosas personales ni preocuparse por lo que comen o no.

salud… Dos semanas antes del viaje tuve mucha diarrea e incluso en Italia mi estomago me dio un poco de problemas que gracias a Dios después de algunas pastillas y dieta ligera (difícil de seguir en Italia) desaparecieron. De ahí en fuera, todos gozaron de buena salud las dos semanas 😉

chofer… Y las vacaciones no hubieran sido posible sin un buen chofer que maneja horas y horas sin importar país, velocidad permitida, clima, curvas, tráfico y pasajeros que piden pausa, determinada música o que baje la velocidad.

Además de cientos de fotos, quedarán en nuestra memoria muchas anécdotas que no pudieron ser fotografiadas, como la noche que disfrutamos la luna llena en una pradera escuchando el canto de los grillos o la noche en que Catalina vio estrellas fugaces con su papá. Muchas experiencias que se acumulan en el baúl de los recuerdos 😉

Ahora a esperar las siguientes vacaciones en dos semanas… Las niñas se van con los abuelos de crucero a Escandinavia mientras que Tom y yo nos vamos de luna de miel a Nizza cuatro días. Seguro también serán maravillosas!

Vacaciones sin Facebook

Para demostrar que no soy tan adicta a Facebook como mi marido y mis hijas creen, un día antes de sair de vacaciones desinstalé el app tanto de mi ipad como de mi smartphone. Era toda una hazaña y la primera vez en seis años que no tendría acceso a esa red social por tanto tiempo. 

Sobreviví? Por supuesto! No fue tan difícil como creía y descubrí muchas ventajas al no estar en línea:

– disfruté al 100% el tiempo con mi familia

– tomé fotos en los momentos indicados pero sin prisa por postarlas y sin cuidar que estuvieran perfectas

– el teléfono no tuvo lugar en la mesa a la hora de la cena ni de la comida

– no leí noticias ni me enteré de tragedias
– nadie extrañó mis comentarios en noticias, fotos ni artículos de mis contactos o páginas que sigo

– la cámara digital volvió a ocupar su lugar a la hora de tomar fotos o vídeos 

Al mismo tiempo, el acceso a internet fue limitado pues no pagamos por el servicio en el extranjero para todos los dispositivos. Sólo el teléfono móvil de mi marido tenía internet todo el tiempo para acceder a información o dirección de los lugares que visitábamos. Mis dispositivos electrónicos solo accesaban internet en zonas “wifi” que se limitaban a la casa o uno que otro restaurante o museo.

Interesante descubrir que las vacaciones son igual de divertidas que hace 20 años cuando ni el intenet ni las redes sociales habían invadido nuestra privacidad, ni era necesario compartir con propios y extraños toda nuestra vida cotidiana.

No voy a negar que seguí en contacto por Whatsapp con mi familia y algunas amigas, pero el envío de fotos o comentarios se limitaban a 2 o 3 por día y casi siempre en la noche cuando volviamos de los paseos. Mi tiempo libre, que fue menos del pensado, lo dediqué a escribir en este blog o a descansar a la orilla de la alberca, jugando con mis hijas.

Ahora estoy pensando seriamente si debo instalar Facebook en mi iPhone/iPad cuando regrese a casa o si solo lo accesaré desde mi laptop a ciertas horas del día. Creo que haré la prueba algunos días y si veo que las ventajas se siguen acumulando y mi vida personal puede volver a ser privada sin mucho esfuerzo, consideraré la idea de hacerlo de forma definitiva.

Ya les contaré como es mi vida sin Facebook e igual y hasta funde un grupo llamado “Adictos Anónimos al FB”, donde hablemos de lo bien que se vive y disfruta sin esa red social 😉 Mientras tanto, estoy feliz de haber superado la prueba y haber pasado unas maravillosas vacaciones sin necesidad de que medio mundo se enterara de lo que comí, lo que visité y lo que pensé en estas dos semanas 😉

Entre castillos, viñedos y olivos

No sé cuantos lugares en el mundo combinen estos elementos en sus paisajes, pero si le agregamos gente amable y sencilla, clima cálido, lindas playas y cerros y lomas por doquier, seguramente La Toscana italiana es el único lugar en este planeta con esas características.

Italia me ha fascinado desde joven y en mi primer viaje a Europa, hace 16 años, fue uno de mis países favoritos. En aquel entonces visité 15 países en 30 días, y de Italia conocí Roma, Florencia, Venecia, Pompeya y Pisa. Desde que vivo en Alemania, he tenido la fortuna de visitarlo en diferentes ocasiones, ya sea acompañando a mi marido de trabajo a Venecia o Boloña o por mi trabajo a Milán y a otro lugar cuyo nombre no recuerdo, pero donde estaban las oficinas de Trudi (fabricante de monos de peluche).

Italia me recuerda mucho a México, por su comida, su gente y su clima. Por supuesto que tienen mas diferencias que similitudes, pero comparándolo con Alemania, Italia tiene mas sabor, más calor humano, más tradición familiar y más ambiente 😉

En fin, no voy a escribir sobre lo mucho que me gusta Italia en comparación a Alemania, sino de nuestras últimas vacaciones en la bella región de La Toscana, que desde hace mucho tiempo quería conocer a detalle y que en 10 días tuve oportunidad de disfrutar al máximo!

Empezamos con la planeación desde Marzo, pues visitarla en temporada alta requiere hacer reservaciones con tiempo. Decidimos viajar en coche y alquilar una casa en un lugar central, del cual pudiéramos movernos a otros sitios de interés. Ese lugar sería Siena.

De Stade a Siena se conducen poco más de 17 horas sin considerar tráfico ni pausas, asi que decidimos pasar una noche en nuestro camino de ida en Austria. De regreso haríamos varias paradas para conocer Bavaria, en el sur de Alemania.

Empezamos nuestras vacaciones el sábado 25 de julio a las 5 de la mañana para evitar el tráfico de miles de vacacionistas que como nosotros huyen del “verano” en el norte de Alemania. Primera parada: Ingolstadt, donde comimos comida tradicional y recorrimos la orilla del Río Danubio. Seguimos por la tarde hasta la ciudad de Münster en el Tirol Austríaco, donde pasamos la noche en un hotel sencillo y tradicional. Como llovía a cántaros y no podíamos salir a conocer el pueblito, decidí responder al llamado de las campanadas frente a nuestra habitación y asistimos a misa de 6 en una iglesia católica pequeña y pintoresca.

Al día siguiente no madrugamos y después de desayunar, partimos a eso de las 9 hacia Italia. Este vez paramos a comer en el famoso Lago di Garda, donde las nñas se remojaron un poco para aguantar el calor de 34 grados! El tráfico hizo nuestra tarde un poco más larga de lo planeado y llegamos a nuestra casita a las 6 de la tarde. Los dueños, una pareja bastante agradable nos dieron la bienvenida y las llaves, nos instalamos rápidamente y al agua patos! Después de refrescarnos en la piscina, disfrutamos de una noche de pizza en la terraza del restaurante del complejo habitacional. Mamma mia! Que delicia de pizzas a la leña con una vista del atardecer en La Toscana!

Empezamos la semana con un día tranquilo ya que el fin de semana entre carreteras nos dejó agotados. Fuimos al supermercado del pueblo (Castelnuovo de Berardenga) y compramos alimentos para desayunar y hacer algunas comidas o cenas en la casa, además de bebidas y botanas. Clima cálido pero con demasiado viento fue perfecto para disfrutar de la casa y la piscina. El susto del día fue al tomar un atajo en el pueblo, donde el carro topó al salir de una colina. Pensé que nuestras vacaciones terminaban en tragedia al oír el chasis despedazarse, pero después de revisarlo todo quedó en susto y seguimos nuestro camino.

El “highlight” del viaje era conocer la torre inclinada de Pisa y el martes nos fuimos a Empoli en coche y de ahí tomamos el tren a Pisa para completar la aventura. El tren iba llenísimo, pero salió puntual y de la estación central, atravesamos la ciudad (1.5kms) a pie hasta llegar a la famosa torre. Para mi fue una experiencia muy distinta a la de hace 16 años, cuando la torre estaba detenida por cables, no estaban los jardines cerrados ni existían los “selfies”.  En fin, tomamos las fotos reglamentarias en todas las poses y combinaciones posibles antes de regresar a la estación de tren. De regreso en Empoli, conducimos un cuarto de hora a la ciudad natal de Leonardo da Vinci, donde hay un museo sobre su vida y sus obras como ingeniero, pintor, descubridor y científico. Un día muy cultural e interesante!

Con dos niñas de 9 y 10 años no se puede esperar un viaje sólo entre museos, iglesias y castillos, asi que decidimos intercalar algunas actividades o paseos mas atractivos para las pequeñas (y los grandes también). El miércoles lo pasamos en la playa Castiglione della Pescaia, donde disfrutamos los 32 grados entre olas, mariscos, muchísima gente y fotos. De regreso paramos en Roselle donde no encontramos el muro medieval de nuestro folleto vacacional, pero sí una pizzeria local muy tradicional donde cenamos antes de regresar a casa.

El día siguiente fue el día de papá y lo pasamos en la región de Chianti, famosa por sus vinos que llevan el mismo nombre. Primera parada: Radda, donde visitamos la Casa Chianti Gallo Nero y Tom degustó algunos vinos tintos. Segunda parada: Castellina, pueblito pintoresco donde tomamos unos helados deliciosos para refrescarnos. Tercera parada: Greve, ciudad famosa por su plaza llena de restaurantes y locales con productos de la región. De regreso paramos en Broile, donde el castillo estaba ya cerrado pero que como quiera recorrimos por fuera 😉 Nota aclaratoria: las carreteras entre estos 4 lugares están llenas de curvas entre colinas de viñedos y olivos y donde la vista se deleita con paisajes espectaculares!

Y la semana (y casualmente el mes tambien) la terminamos con un día de descanso en casa, disfrutando la piscina y un día cálido pero nublado. Siete días llenos de experiencias, momentos inolvidables y recorridos por una región que ninguna fotografía o pintura puede representar en su totalidad.  Y apenas estamos a la mitad! Estoy segura que la semana que falta tendrá su dosis de aventura, belleza y diversión. Solo hay que tener todos los sentidos atentos y dispuestos a vivir al máximo cada minuto!
Las fotos se las compartiré en la página de Facebook tan pronto llegue a casa, ya que con conexión a internet limitada es imposible hacerlo ahora. Y esperen la segunda parte de esta entrada que describirá el resto de las vacaciones!

Arrivedercci!

A %d blogueros les gusta esto: