El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Ahora le tocó el turno al corazón de la casa: nuestra cocina! Fue una decisión espontánea, ya que otros proyectos tenían prioridad pero con la excusa de que sería una remodelación rápida y sin mucho costo, nos decidimos de un día para otro.

Por supuesto que no fué tan rápida ni tan barata, pero como siempre: quedamos muy contentos con el resultado.

Primero, un poco de historia… vivimos en esta casa desde el 2003 y al mudarnos sólo cambiamos el tapiz de la cocina y compramos un refrigerador “americano” que sustituyó un mini refrigerador que estaba integrado en la cocina y que no contaba con congelador. Nuestro plan era cambiar la cocina a los 10 años, ya que la que tenía la casa había sido adquirida en los 90s.

Ya pasaron los 10 años y después de considerar los costos de una nueva cocina y ver que los gabinetes y cajones todavía son buenos y funcionales, decidimos sólo cambiar algunas cosas para darle un aire nuevo y moderno:

– para empezar el tema girasoles que había elegido para la cocina : OUT! El nuevo tema sería la cocina mexicana con sus chiles y especias

– dado el éxito que tuvimos con el techo blanco en la sala, decidimos cambiar también el de la cocina. Pero esta vez no lo pintaríamos, sino que cambiaríamos los paneles

– por ende, surgió la idea de cambiar la iluminación e instalar pequeñas lámparas

– y por último cambiar algunas cosas de lugar y agregar detalles de decoración adecuados.

Así que manos a la obra! Como muchas familias en Alemania, decidimos hacerlo a la “hágalo usted mismo” y como mi marido es experto en cuestiones eléctricas y otros menesteres no hubo necesidad ni siquiera de pedir un presupuesto a algún albañil.

El proceso duró poco menos de 1 mes por la falta de tiempo y que sólo pudimos avanzar en los fines de semana. El presupuesto? Tengo que checarlo con mi marido pero no superó los 1000 euros. Aquí les comparto los pasos del proyecto y los cambios que hicimos… talvez se inspiren y copien alguna idea 🙂 Desgraciadamente mi marido empezó sin avisarme y no hay fotos de “ANTES”, así que tuve que buscar en mis álbumes y les agrego fotos de cuando mis hijas están cocinando para que vean la cocina de fondo.

Girasoles   Girasoles    Cocina

1. Quitar tapiz viejo que era mitad amarillo y mitad azul, con una franja de girasoles en medio. Una tarea que ya conocemos se volvió más difícil porque esta vez no volveríamos a tapizar sino que pintaríamos, para lo que necesitábamos la pared COMPLETAMENTE libre de tapiz e imperfecciones. En algunos rincones encontramos el tapiz original!!! Que obviamente tenía 5 capas encima! Demasiado trabajo y muchísimo polvo, pues en algunas partes estaba tan pegado que mi marido tuvo que lijar la superficie.

Tapiz original

quitando tapiz

quitando tapiz

2. Diseñar iluminación, pedir por internet y calcular lugar exacto de cada lámpara. Después de mucho averiguar, nos decidimos por 11 lámparas pequeñas intercaladas y que responderían a dos interruptores diferentes.

3. Quitar y poner techo nuevo (con lámparas incluídas). Esta tarea no habría sido complicada de no ser por las 11 lámparas que se instalarían y para lo cual mi marido tenía que perforar los paneles antes de ponerlos. Y bueno, calcular para que todo quedara en su lugar, jalar cables y yo no sé que tantas cosas que tenían que considerarse hizo que esta actividad se llevara más de lo esperado.

Techo antes

IMG_2690

Techo nuevo

4. Pintar. A mi marido le recomendaron una pintura texturizada en la tienda, pero no le dijeron el batidero que se hacía al aplicarla. Una pesadilla! Y como si no fuera suficiente, justo a las 11 de la noche de un sábado nos dimos cuenta que no alcanzaba el bote de pintura y gracias a que todo el comercio esta cerrado en domingo, no pudimos avanzar al día siguiente a pesar de haberlo reservado para terminar el proyecto! GRRRR!

pintando…

5. Colocar estantes y accesorios. Poner los clavos que se habían quitado para pintar y colocar otros para las nuevas ideas!

6. Decoración. Después de ver cientos de calcomanías y “tatuajes para pared”, decidí que pintaría dos frases en la cocina. A mi gusto, con los colores que yo quería y en los dos idiomas de este hogar.

– “Scharfe Küche” – que significa Cocina Picante acompañada de un racimo de chiles de cerámica

Cocina picante

Un día sin chile es como un día sin sol – que al estar eligiendo la tipografía se me ocurrió colocar objetos en lugar de dibujos. El sol ya lo tenía rumbado en alguna alacena, y el chile lo pedí por internet.

IMG_2696

Frase

Para darle un toque mexicano hice un collage con fotos de platillos típicos, bebidas y frases de mi bello México. Resultado:

IMG_2695

Collage

Además pinté un marco alrededor del calendario familiar que ocupa un lugar importante en la cocina. Y agregué más chiles y soles en la pared.

IMG_2699

Calendario

7. Nuevos muebles y otros cambios. Nos hubiera gustado poner una pequeña mesa con dos bancos para al menos poder desayunar en la cocina y no en el comedor como siempre, pero después de mucho pensar y medir, decidimos no hacerlo porque hubiera implicado quitar espacio a otras cosas que también se necesitan en la cocina. Lo que sí hicimos fue quitar la puerta y utilizar el espacio que quedaba escondido detrás de ella. Compramos un estante y un mueble para colocar delantales, frutas, botellas y otros objetos. También colocamos botes de basura (bio, reciclaje y “Restmüll”) debajo de la pileta. Otro más quedo afuera para papel y vidrio.

IMG_2686 IMG_2698IMG_2697

También quité la cortina y un rollo que jamás usé a tipo de persiana. En lugar de la cortina, pondré elementos de acuerdo a la estación del año… para el verano: flip flops! Para el otoño hojas secas, en el invierno botas y monos de nieve y en primavera flores!

No me puedo quejar, me encanta mi “nueva cocina” y lo único que falta es comprar un horno nuevo, ya que el actual tiene más de 20 años. El refrigerador, la estufa (de inducción) y la lavavajillas han sido cambiados en estos 10 años que tenemos en la casa. De ahí en fuera, de verdad que parece una nueva cocina por la iluminación que da una idea de amplitud y las paredes y techo blancos que le dan un aire fresco y limpio.

Obviamente todo esto no hubiera sido posible sin mi querido marido que es un AS en esto de remodelar y hacer realidad todas mis ideas y locuras. Al igual que el proyecto de la sala-comedor , la terraza, la habitación de las niñas y el estudio, la cocina ha quedado como me la imaginaba. Ahora si podrán decir mis amigas que tengo una cocina muy mexicana 😉 O no?

Anuncios

Comentarios en: "Proyecto: Remodelación de la cocina" (1)

  1. […] remodelamos nuestra cocina (para Navidad llegó el horno que hizo De mi pequeña cocina el lugar […]

    Me gusta

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: