El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Sorpresa!!!

Falta un mes para darle una gran sorpresa a las dos personas que más quiero en este mundo después de mi esposito y mis hijas. Casi no aguanto las ganas de contarla pero bien valdrá la pena guardar el secreto y ver sus caras de emoción al vernos en Monterrey.

Desde abril se me ocurrió la idea de pasar la Navidad en México. Pregunté a algunas amigas que han pedido permiso en las escuelas para viajar a nuestro patria y todas me animaron a hacerlo. En Alemania la escuela es obligatoria y por lo tanto se debe justificar cada día que faltan. Hable con los profesores de mis hijas y ellos me dieron luz verde, lo mismo que la directora de la escuela. Buscamos boletos y finalmente los compramos para viajar el 12 de diciembre y regresar el 6 de enero.
En octubre entregue una carta a la directora de la escuela pidiendo permiso para que mis hijas falten ocho días hábiles a la escuela. Sin problemas se me dio un permiso escrito que llevaremos a nuestro viaje en caso de que haya preguntas en los aeropuertos.
La fecha se acerca y ni siquiera las niñas saben del plan ya que tengo miedo que por alguna u otra razón se les salga y mis papás se den cuenta de la sorpresa. Los únicos que saben en México es mi hermano y su familia y mis mejores amigas, además de mi hermano en California.
Celebraremos con la familia la navidad, el Año Nuevo y el 10º cumpleaños de Victoria justo como hace cinco años. Sí, cinco años de no estar en Monterrey con mis hijas y cinco años de no pasar navidad en tierras mexicanas. Increíble lo rápido que pasa el tiempo y doy gracias a Dios por tener nuevamente la oportunidad de celebrar estas fiestas especiales al lado de mis abuelos, tíos, primos y amigos. 
El 6 de diciembre, día de san Nicolás, les entregamos una carta a las niñas con la sorpresa. No lo podían creer y disfrutaron la corta espera imaginando lo mucho que se alegrarán los abuelos al verlas.
Mi hermano y su esposa ya tienen todo planeado y espero todo salga bien.
El día ha llegado y el viernes 12 de diciembre salimos de madrugada rumbo al aeropuerto de Hamburgo. Volamos a París sin contratiempos y la espera de casi 5 horas se nos hizo eterna sobretodo por no poder compartir la noticia. El vuelo a la Ciudad de México duró 12 horas y finalmente llegamos cansados, pero emocionados porque cada momento estamos mas cerca de nuestro destino.
Pasamos la noche en el hotel del aeropuerto por cuestiones prácticas y para no sorprender a nadie a media noche. El sábado salimos tempranito a Monterrey, donde nos recogió mi hermano para sorprender a mis papas durante un desayuno familiar en un deportivo.
Los sorprendidos están feliz con la inesperada visita y ya estamos haciendo planes para disfrutar cada día en familia. El sábado llega mi hermano de California y se reunirán los primos despues de 4 años de no verse. Qué emoción!
En la próxima entrada les cuento lo que hicimos en nuestro maratón Lupe- Reyes, que casualmente coincidió con las fechas de salida (12-dic) y regreso (6-ene) a casa…

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: