El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para noviembre 23, 2014

La gota que derramó el vaso

Quien vea mi perfil de Facebook, lo verá tapizado de vídeos, textos, artículos y fotos relacionadas a los últimos acontecimientos sucedidos en México, desde la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa hasta las marchas de protesta en mi país y en el mundo.

Hace 3 años mi perfil lucía igual… en aquella ocasión por el movimiento creado por Javier Sicilia y en este blog escribí varias ocasiones al respecto:
 Abril 5, 2011- Estoy hasta la madre
 Abril 15, 2011- México: drogas, criminalidad, inseguridad???
Abril 21, 2011- De marchas y protestas
Mayo 2, 2011- Creo en México
Mayo 9, 2011- Mi primera vez… en una marcha
Junio 7, 2011- Soy una gota de agua
Junio 11, 2011- Estoy indignada
Agosto 8, 2011- 1000 grullas por la paz en México
Agosto 14, 2011- Red Global por la paz en México
Septiembre 15, 2011- mi nueva faceta: activista
Mayo 9, 2012 – A un año de la marcha
Julio 2, 2012 – El día siguiente de las elecciones presidenciales

Mi estado de ánimo subió y bajó en ese año varias veces. Algunas veces optimista, otras pesimista… pero después de que ganó el PRI las elecciones presidenciales dejé de seguir todos los medios informativos de México y me concentré en mi vida en Alemania. Había jurado no volver a involucrarme tanto en temas políticos porque de poco o nada servía mi activismo, mi voz, mi sentir, mi opinión…

Y así pasaron dos años… las aguas se calmaron, estuve en Monterrey en la semana santa del 2013 y en la riviera maya en el verano del mismo año con mi familia. Aunque la inseguridad no desapareció, la gente se acostumbró a ella y en los medios dejaron de publicar los casos de secuestros y “levantados” (aún en Monterrey) porque ya no eran “noticia”. Peña Nieto impulsó reformas y obviamente vi la portada del Times con su “Saving Mexico” y su “héroe”. Cosa más indignante no había visto jamás, pero mi voz junto con la de millones de mexicanos ofendidos no hacía nada contra el “boom” económico que dizque estaba desarrollándose en mi país natal.

Poco duró el gusto, pues ahora esa portada es considerada la mejor mentira del año y pronto seguro sacarán otra parecida con la verdadera historia de EPN. Y si no se animan a criticarlo en portada, al menos las protestas, el caso de la “casa blanca”, o el hallazgo de fosas con cientos de muertos aparecerán en la misma revista que hasta hace poco consideraba a México un milagro.

Imposible no leer sobre México hoy en día, hasta en los medios alemanes aparece diariamente algo relacionado a la impunidad, a la corrupción, a los normalistas desaparecidos, a la discusión sobre el acuerdo de seguridad de Alemania- México, etc. Mis alumnos me preguntan cada semana mi opinión, y si sé algo que ellos no sepan. Increíble que los medios alemanes publiquen más y mejores artículos que los medios mexicanos “vendidos”.

El día de ayer hice acto de presencia en la protesta que se llevó a cabo en Hamburgo. Durante la semana hubo manifestaciones, marchas y protestas en varias ciudades alemanas, más que hace 3 años y se están pidiendo firmas para detener el acuerdo de seguridad y para prohibir el envío de armas a México. Aquí nuestras firmas si valen y seguro algun efecto tendrán.

Pero en México? Vi las protestas en varias ciudades del país, la represión de la policía en el DF, y la nula reacción del gobierno ante dichas manifestaciones. Estoy preocupada, muuuuy preocupada porque no veo a dónde llevará tanto descontento e inconformidad. La gente está cansada, harta, y hasta la madre!!!

Pero y se renuncia, corren o matan al presidente, qué pasará? El nivel de corrupción e inpunidad es tal que tendría que hacerse limpia en todos los niveles. Ni siquiera hay esperanza en un golpe de estado porque el ejército esta coludido con el PRI o con el narco o con no sé quién, pero definitivamente no está del lado del pueblo.

Millones de voces claman justicia, quieren paz, buscan unirse contra los políticos corruptos, pero ni siquiera la comisión de derechos humanos reacciona ante tanta injusticia. La presión internacional? Pues marchamos, protestamos y buscamos soluciones pero la verdad es que no veo claro cómo otro presidente podría sacar al país de tal situación. No se ve un líder entre los millones de personas que marchan y protestan, cada grupo tiene tanto que reclamar (los de la guardería ABC, las madres de migrantes, los de Tlatlaya, Acteal, etc) y así no se llega a ninguna parte.

Pero de que ya cayó la gota que derramó el vaso, no cabe la menor duda. Aquí les pongo este video que me gustó y explica que el hartazgo de los mexicanos no es sólo por los 43 desaparecidos, esto viene desde hace mucho y ha crecido como una medusa con mil cabezas de problemas cada vez mas grandes.

No quiero perder la esperanza como lo hice hace 3 años. Quiero confiar en qué de una o de otra forma estas marchas llevarán a mi país a un porvenir de paz y unidad. Quiero creer en que los buenos somos más, y que los malos pagarán sus fechorías. Quiero pensar que mis sobrinas crecerán como mis hijas, sin miedo y confianza en un futuro próspero. Quiero seguir luchando por mi país desde lejos, aunque sea minúsculo el efecto. Quiero dormir tranquila sabiendo que mi familia no corre peligro. Quiero que México vuelva a ser el país donde nací, lleno de gente alegre y optimista. Quiero que los turistas no dejen de visitar mi país por miedo a la inseguridad. Quiero que los inversionistas depositen su dinero y su confianza en México, donde se trabaja mucho y bien. Quiero, confío, deseo… un México de PAZ!!!

Será mucho pedir? Será que el proceso se llevará tantos años como los que se necesitaron para meterlo en este hoyo? Será que aún hay esperanza? O sólo es un sueño?

Dios quiera que no. Pero sólo el tiempo dirá si todo ésto funcionará o si como hace 3 años, todo vuelve a la “normalidad”, aunque esta incluya secuestros, matanzas, tráfico de blancas, narcos infiltrados en cada pueblo y ciudad, policías corruptos y políticos sinvergüenzas. 😦  

Anuncios

Decisión crucial: elegir secundaria

Esta semana asistí a la primera reunión informativa para padres de familia sobre las secundarias en nuestra ciudad. Como saben, mi hija mayor está en cuarto año de primaria y el próximo verano dejará la primera fase escolar (primaria) para seguir a la segunda que aquí recibe diferentes nombres dependiendo del tipo de escuela.
Hace mucho que quiero escribir sobre el sistema educativo en Alemania, pero me ha faltado tiempo y mejor les escribo un poco sobre esta fase ahora que me ha llegado la hora de elegir. Aquí el jardín de niños es opcional y consta de 3 años. Normalmente entran los niños de 3 años cumplidos y se incorporan a grupos mixtos con niños de 3 a 6 años. Sólo van a jugar, cantar y aprenden cosas como estaciones del año, colores, números, festividades del año, etc. No aprenden a leer ni a escribir.
Después viene la escuela primaria que aquí consta de 4 años y los niños son inscritos cuando tienen 6 años cumplidos o los van a cumplir en los siguientes 3-4 meses en la escuela que les corresponde geográficamente.
Al recibir las calificaciones del primer semestre de 4to año, cada niño recibe una “recomendación” por parte de la escuela para inscribirlo en la secundaria que puede seguir uno de los siguientes 4 modelos:
– Gymnasium. Secundaria de 9 años donde el alumno recibe al finalizar un diploma que le permite estudiar una carrera universitaria.
– Realschule (RS). Secundaria de 6 años donde el alumno recibe al finalizar un diploma que le permite estudiar una carrera técnica especializada.
– Hauptschule (HS). Secundaria de 5 años donde el alumno recibe al finalizar un diploma que le permite estudiar una carrera técnica u oficio.
– Integrierte Gesamtschule (IGS). Concepto nuevo que integra alumnos de los 3 modelos anteriores y que dependiendo de cada alumno se puede obtener el diploma correspondiente a los 5, 6 o 9 años de estudio.

Mucho se critica este sistema educativo (sobretodo de parte de los extranjeros) porque pareciera que en cuarto año se hace una segmentación y se limita al niño a determinado modelo, cuando quizá todavía no esté maduro y pueda cambiar sus cualidades académicas unos años después. Pero cabe aclarar que si un niño termina la RS, tiene buenas notas y decide continuar en el Gymnasium, puede hacerlo. Así mismo, un niño que no puede con el ritmo del Gymnasium o RS, puede cambiar a otra escuela con menor presión.
La “recomendación” de la primaria se basa obviamente en las calificaciones de los niños que no sólo incluyen el conocimiento de la materia, sino también de las capacidades sociales e interpersonales del niño. Aquí las calificaciones van del 1 al 5, donde el 1 es lo mejor y las principales materias a considerar son alemán, matemáticas y ciencias. El promedio que se debe tener para entrar al “gymnasium” es 2,2 o un total mínimo de 7 en las 3 materias (por ejemplo 2,2 y 3).

Lo pongo entre comillas, porque es sólo una “recomendación” y los padres de familia tienen la última palabra a la hora de elegir la secundaria. De hecho, en nuestro estado no se darán mas “recomendaciones” a partir del 2016 porque se ha visto que a final de cuentas los padres hacen lo que quieren y poco importa la “recomendación” dada.

Repito, si un niño recibe la recomendación de RS y los padres lo inscriben en Gymnasium, es válido. Pero he escuchado muchas historias donde luego de 1 o 2 años, tienen que cambiarlo a RS porque no pudieron con el nivel educativo que es más pesado (“dicen”) en Gymnasium que en los otros modelos.

La reunión informativa estuvo organizada de tal manera que los padres podían elegir hasta 3 escuelas a conocer y rotarse entre los diferentes salones para escuchar una presentación de 15 minutos. Entré a conocer el Gymnasium que nos corresponde goegráficamente (hay 2 en Stade), la IGS y la RS. Fueron presentaciones muy distintas entre sí y como si se tratara de vender un producto, cada escuela se enfocó en su punto más fuerte. El Gymnasium en la parte tecnológica (cuentan con “white boards”, clases de robótica e informática, tablets en muchas de las clases, etc), la IGS en la parte social e integral (desayunan todos juntos con el profesor, trabajan mucho en equipo, etc) y la RS basó su presentación en estadísticas y datos generales de los horarios y materias.

Victoria obtuvo un promedio de 2,0 en tercer año y el viernes pasado hablé con sus profesores y me enteré que la nueva profesora de alemán considera que Victoria es demasiado callada y poco participativa, que a pesar de sus buenas notas en lectura y ortografía, tiende a darle un 3 o 4 en la materia por su capacidad de interacción en la clase. Tendrá que cambiar radicalmente para obtener un 2 y confío en que se ponga las pilas porque no me gustaría obtener una “recomendación” de RS simplemente por ser callada (como yo lo era 😦 ) En Mate y Ciencias va muy bien, así que no queda más que esperar dos meses más.

La elección en nuestro caso estaría entre Gymnasium e IGS, pero hay varias cosas que no me convencen de esta última como el hecho de que no reciben calificaciones en los primeros años y practicamente no tienen tareas. Viniendo de un sistema educativo como es el mexicano, lleno de exámenes, tareas y actividades extracurriculares, la IGS me parece muy laxa.

Veremos que “recomendación” recibe y a qué secundaria asiste nuestra hija mayor. El próximo año tenemos que decidir para la menor, pero al menos ya tendremos más experiencia con este sistema educativo tan distinto al latinoamericano. A esperar… y seguir aprendiendo!

A %d blogueros les gusta esto: