El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para septiembre 10, 2014

Tramitando nuevo pasaporte

Nuestras dos hijas tienen las dos nacionalidades de sus padres: mexicana y alemana. Pero por cuestiones prácticas sólo un pasaporte: el alemán.
Ambas volaron desde antes de nacer en mi panza, y después de nacer conocieron los vuelos transatlánticos con apenas 2 o 3 meses de vida. Su primer viaje a México requirió el trámite de pasaporte cuando tenían algunas semanas de edad y aunque usted no lo crea, los pasaportes se emitieron con 10 años de vigencia.
Las fotos de recién nacida nada se parecían a las viajeras al siguiente año, ni siquiera el color de ojos coincidía, ya que en ambos pasaportes les pusieron “azul”, color que a los 8 meses era más bien café claro para Victoria u oscuro para Catalina.

En Alemania a los niños se les tramita un “Kinderpass”, que es un pasaporte infantil que poco tiempo después de sacar el de nuestra hija menor, ya no era válido para volar a Estados Unidos. Nosotros tuvimos suerte y no fue necesario sacar un pasporte “normal” en 10 años.
Pero el día ha llegado y nuestra hija mayor cumplirá 10 años el próximo enero, así que nos hemos dado a la tarea de tramitar un nuevo pasaporte. Para eso buscamos los requisitos y un día cualquiera, llevé a mi hija a tomarse las fotos y a llevarlas a la secretaría correspondiente.

Primer pasaporte y foto del nuevo

Me dieron un formulario que teníamos que llenar ambos padres y ahí se dio cuenta mi marido que no debíamos tramitar un “kinderpass” sino más bien ya un pasaporte normal, porque hay altas probabilidades de volar a Estados Unidos cuando visitamos México.

Así que teníamos dos opciones:
– Tramitar un “kinderpass” por dos años, que es válido para Europa y muchos otros países. Pero que en Estados Unidos no es aceptado y es necesario tramitar una visa aparte para cada viaje a este país. A los 12 años, los alemanes tienen que tramitar un pasaporte normal y firmarlo. El costo por este documento sería de 6 euros.
– Tramitar un pasaporte normal, que es aceptado en todo el mundo. Este es válido por 6 años y tiene un costo de 37 euros.

Por cuestiones prácticas nos decidimos por la segunda opción y después de llenar el formulario y entregar una foto, el documento estaría listo en 4 semanas. No fue necesario ninguna copia, ni documentos adicionales, toda la información esta en el sistema y la foto requerida es la que se incluye en el pasaporte. Adicionalmente, se le tomaron las huellas dactilares.

Nuevo pasaporte

Pasando las 4 semanas se recogió el pasaporte y ahora dice en el color de ojos: “Braun” (café) y vence en el 2020. Seguramente el próximo año haremos el mismo trámite para nuestra hija menor, pero viendo que tan sencillo es, no hay de qué preocuparse. Un día cualquiera tomaremos un par de fotos en el centro, llenaremos el formulario y en un mes tendremos el pasaporte listo!

Ahora a esperar algún viaje para estrenar el nuevo pasaporte 🙂 !

A %d blogueros les gusta esto: