El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

El año pasado escribí sobre la hermosa experiencia de compartir mi cultura en la escuela primaria de mis hijas. Fue una semana de proyecto con el tema principal de México y al final se hizo una carrera con el objetivo de juntar dinero para enviar a una escuela de bajos recursos en Escobedo, N.L. Se reunieron más de 1500 euros y todavía siguen haciendo compras de juegos, material educativo y aparatos que necesitan.
El mes pasado, una vecina cuya hija está en la misma escuela que mis hijas y es maestra en una escuela secundaria me pidió ideas y consejos para sugerir el tema de México a sus colegas. El tema fue elegido y me invitó la semana pasada a charlar con sus alumnos y explicar un poco el origen de las piñatas.
Ya no se trataba de una escuela primaria con cuatro salones, sino de una escuela secundaria con 15! Y ya no serían niños de 6 a 10 años, sino jovencitos de 10 a 16! Empaqué algunas cosas mexicanas, banderas, dulces de leche, libros y recetarios y manejé los 25 minutos al pueblo donde estaba la secundaria.
Cada profesor preparó un tema para 3 días y los alumnos eligieron el tema que más les gustaba. Así los grupos estaban revueltos con alumnos de todas las clases (de 5to a 10mo año). Llegué al salón a eso de las 9 de la mañana y los chicos ya estaban trabajando en las piñatas. Me presenté en español y alemán, les conté un poco de México, de las fiestas que celebramos (ese era el tema del grupo) y pusimos manos a la obra. Preparamos el pegamento y les expliqué como hacer las piñatas.

Llevaba un álbum con fotografías de diferentes piñatas que he hecho o que han hecho amigas aquí en Alemania. Los alumnos se sorprendieron al ver formas tan diversas, ya que creían que la única era en forma de estrella. Obviamente, después ya no quisieron hacerlas con picos, sino que echaron a volar su imaginación y cada equipo eligió desde gatos, pingüinos hasta monstruos y payasos.
Mientras que estaba con el grupo, llegó otro profesor a preguntar por pegamento y me invitó a visitar su salón ya que también estaban haciendo piñatas. Con gusto fui a explicarles cómo se hacen y en que ocasiones las quebramos.
Otro grupo trabajaba con el tema del día de muertos y a nuestro salón llegaron algunas catrinas que se habían maquillado mutuamente. En otro salón eligieron el tema de juegos infantiles, otro el de música, y algunos prefirieron hacer manualidades como platos, vasos y joyería.
A las 12 me despedí del grupo y les deseé suerte! Ya no podría acompañarlos en los siguientes días, pero la profesora prometió hacer fotos del trabajo final y entregarme mis cosas unos días después.
Y justamente ayer domingo, me llevé una grata sorpresa, pues no sólo trajo la caja con mis cosas mexicanas, sino una maceta enorme con una hortensia rosada y una caja de chocolates en forma de agradecimiento. También me entregó un USB con fotos y videos, además de una foto impresa del grupo con sus piñatas y la leyenda “Gracias, Sra. González” en el pizarrón. El jueves hicieron un picnic con quesadillas, guacamole y frijoles 🙂 y en el foro de la escuela quebraron una de las piñatas.

Les comparto algunas de las fotos del trabajo realizado por los alumnos de la secundaria. Simplemente me dejaron con el ojo cuadrado, ya que a simple vista pueden ver el interés, el trabajo de investigación y las ganas que pusieron al hacer cada una de las manualidades, carteles, caras pintadas, etc.

Altar de muertos
Piñatas

Manualidades

Mi participación fue mínima, pero no por eso dejo de lado mi gran orgullo al haber puesto mi granito de arena en este proyecto. Y no sólo estoy orgullosa del trabajo que hicieron estos chicos por su cuenta, sino también de haber nacido en un país que tanto tiene que ofrecer al mundo.

Aprovecho también esta entrada para desmentir ese mito de que los alemanes son racistas, discrimatorios o que no tienen interés en otros países. Al contrario, pueden ver que en un par de días tanto profesores como alumnos, investigaron, probaron e imitaron nuestras tradiciones y costumbres. Y las palabras de agradecimiento por mi participación son sinceras.

Algunas veces me pregunto qué hago en este país tan lejano de mi patria, pero cuando tengo experiencias como éstas me queda claro que el papel de embajadora mexicana a pequeña escala me ha traído al lugar perfecto. Disfruto cada día que bailo el “Son de la Negra” sin ser bailarina, cada fiesta que preparo un guacamole o unos tacos con amigas alemanas, cada cumpleaños que hago una piñata para mis hijas, cada clase de español a futuros turistas en mi tierra, y cada día que comparto un pedacito de mi México lindo y querido.

VIVA MÉXICO!!!

Anuncios

Comentarios en: "Días de México en otra escuela alemana" (1)

  1. Anónimo dijo:

    AHORA AL QUE DEJAS CON LOS OJOS CUADRADOS ES A MI…. ESTOY ORGULLOSO DE TU ENTREGA Y DEDICACION A ESTOS PROYECTOS QUE SIGNIFICAN MUCHO PARA NUESTRO PAIS… NO DEJES POR NINGUN MOTIVO ESTE TIPO DE ACTIVIDADES PORQUE EN ELLAS PONES TODOS TUS CONOCIMIENTOS Y HABILIDADES QUE DIOS TE HA PERMITIDO ADQUIRIR CON MUCHO ESFUERZO Y DEDICACION…. ENHORABUENA

    Me gusta

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: