El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Es claro que todos los niños del mundo hacen travesuras, algunos más que otros y algunas mas graves que otras. Como madre es interesante ahora ver en retrospectiva las travesuras mas originales o tremendas que mis hijas hicieron hace algunos años.

Ahora tienen 9 y 7 años y las travesuras van disminuyendo, supongo que en la adolescencia harán otras pero ya no se llamaran travesuras sino locuras, desmanes o …..  
Muchas de las travesuras fueron merecedoras de regaños o castigos, además de corajes y en algunos casos causantes de vergüenza. Ahora son sólo recuerdos que causan gracia, pero todas me hicieron aprender la lección como madre y obviamente mis hijas aprendieron la suya.
La mayoría de las travesuras fueron causadas por la mayor, y en algunas la pequeña jugó el rol de cómplice. Y por aquello de la lección aprendida, gracias a Dios pocas ha repetido la menor por cuenta propia.
él lo hizo!

Aquí escribo algunas de las travesuras más graves, y que escribo sólo para no olvidarlas por completo ya que con mi mala memoria corren riesgo de quedar en el olvido. Al menos en este blog servirán para entretenerme en mi vejez 🙂

– Pedir dinero a vecinos. Teniendo una amiguita de visita las niñas pidieron permiso para jugar afuera y así lo hicieron. Al poco rato tocan el timbre y una vecina me pregunta si ya sé lo que andan haciendo mis hijas y la amiguita. Y yo, pues jugando. Cual no sería mi sorpresa al enterarme que andaban pidiendo dinero a los vecinos para comprar dulces en la panadería. Sólo de acordarme se me pone la cara roja de vergüenza. Lo peor es que varios de los vecinos ya les habían dado unas monedas para cuando me enteré. Primero que nada fui a recoger a las chamacas, y luego llamé a la mamá de la amiguita. No quería que se fuera a enterar por terceras personas. Ella reaccionó igual que yo, roja de vergüenza. Despues del regaño, vino el castigo: devolver el dinero y pedir disculpas. Obviamente jamás se les ocurrió volver a pedir dinero a nadie…

– Cortarse pelo en casa de amiguita. Y así como mi vecina recibió mi llamada con la travesura de su hija, yo recibí una igual unos meses después. La mamá solo me dijo con voz entrecortada que debía ir inmediatamente por mis hijjas a su casa. Así lo hice y sorpresa! Mis hijas y su amiguita se habían cortado el pelo. Pero no un poquito y de atrás sino del fleco y todo (al ras de la cabeza)! La amiguita tenía el pelo hasta la cintura y mi vecina estaba que no podía ni hablar, lo que mas le preocupaba es que había regañado muy fuerte a mis hijas y que la fiesta de entrada a la escuela primaria era en un par de semanas y no alcanzaría a crecerle algo decente. Mi hija menor y la  amiguita estaban en el jardín de niños pero la mayor estaba en primaria y ya había hecho travesuras similares con tremendas regañadas, así que mi coraje era mayor con ella que no evitó la tragedia. En fin, el pelo creció y la amistad entre las niñas ni entre las mamás se vio afectada. Gracias a Dios fue la última vez que se cortaron el pelo ellas solas 😉
Robar juguete de vecina. Laura es una vecinita, hija única y compañera de clase de Victoria. Un día fuimos invitados con otras familias a celebrar el cumpleaños de su papá en su casa. Como acostumbra, Laura puso su colección de ‘Schleich‘ (unas figuras de plástico duro muy caras) en todo el pasillo principal. Los niños jugaron toda la tarde mientras los adultos platicaban animadamente. Por la noche Laura empezó a buscar una princesa en particular que no encontraba. Todos ayudaron en la búsqueda incluso en el jardín sin resultado. Más tarde nos fuimos a casa y todo normal. A la noche siguiente al darles las buenas noches noté a Victoria nerviosa y no recuerdo cómo apareció el tema de la princesa perdida y Victoria me dice ‘si, es como esta que me regaló Nele’ (otra amiguita). Y yo, eh? Obviamente después de un difícil cuestionario, la pequeña tuvo que delatar a la mayor y Victoria sólo se echo a llorar! Uffff…. Para vergüenzas tiene uno. Al igual que el dinero pedido a los vecinos, su mayor castigo fue ir a devolver el juguete personalmente al día siguiente. Tom y yo también nos disculpamos con los vecinos y gracias a Dios no pasó a mayores y la amistad continúa entre niñas y adultos 😉
– Tirar leche en rincón. Desde que mis hijas aprendieron a comer, aprendieron que se debían comer todo lo que se les sirviera y lo mismo para la bebida. Con el tiempo he ido añadiendo un poco a sus platos y vasos, pero siempre en medidas proporcionales a su edad. Siempre pueden servirse más si lo desean, pero la regla es la misma: comerse todo lo servido. Ha habido etapas en las que repelan más y justo cuando Victoria tenía dos o tres años teníamos muchos problemas para que se tomara su vaso de leche a la hora de la cena. Algunas veces era insistir e insistir, otras veces llegaba a la cocina con el vaso vacío. Pero oh sorpresa! Un día al aspirar la alfombra de la sala, y mover la cortina de un rincón encontré un montón de pedazos duros de pan y la alfombra enmohecida. Victoria había encontrado un lugar donde tirar sus restos de cena y leche! No estoy segura cuántas veces lo hizo ni cuanto tardamos en descubrir su truco, seguro una o dos semanas pero ese fue su ultima vez!  Obviamente eso no me quitó lo estricta ni eliminó la regla de comerse todo. Simplemente me puse más abusada y ya no ha vuelto a pasar algo similar, gracias a Dios!

Y al igual que todos los niños del mundo han pintado paredes, cogido dulces o galletas a escondidas, se han embarrado de crema o maquillaje, han tirado todo el rollo de papel en el sanitario, han tomado cosas sin permiso y mil travesuras normales y cotidianas.

Es parte de su infancia y parte de nuestro aprendizaje como padres. Risas, corajes, sorpresas y regaños que han llenado nuestra vida de alegrías y dolores de cabeza. Una etapa que como dije al principio poco a poco llega a su fin, ya vendrán otras alegrías y espero no tantos dolores de cabeza con la adolescencia. Por el momento seguimos disfrutando su infancia en etapa de descubrimientos, experimentos y nuevas experiencias.

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: