El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para febrero 12, 2014

Supermercados en Alemania

Desde que llegué a Alemania me sorprendió lo diferente que son los supermercados aquí en comparación con lo que conozco de Latinoamérica o Estados Unidos.

De recién casada vivíamos en un apartamento en el centro de una pequeña ciudad, donde caminando podía ir a un pequeño super que quedaba justo enfrente del edificio donde vivía. Cuando entré por primera vez tuve una reacción de “shock!”, todo estaba amontonado, los pasillos demasiado angostos, el tamaño del super muy pequeño, no había publicidad de nada, ni personas ofreciéndote productos, ni música de fondo, muchos productos de marcas desconocidas y unas cuantas cajas, donde sólo había una abierta. Ese fue mi primer contacto con un ALDI, una cadena de supermercados de precios bajos que a mi marido no le gustaba pero que al estar cerca, me tocaría visitar a menudo.

Después conocí otro supermercado llamado Marktkauf que se parece más a lo que conocía de México (Soriana, Comercial Mexicana, etc). De tamaño: grande, todo tipo de departamentos incluyendo ropa y zapatos, productos de todas las marcas incluyendo las genéricas, y muchas cajas abiertas a la hora de pagar. Pero aún así había muchas diferencias que con el tiempo fui descubriendo, y que menciono a continuación:
– No aceptan tarjeta de crédito
– No hay ofertas de 30% en salchichonería, ni martes de frutas y verduras. Los descuentos son hasta de un 20% y en unos cuantos productos. En algunos casos llaman oferta a la diferencia entre 3.20  y 2.99, que me parece risorio y un gasto innecesario de publicidad y etiquetas 🙂
– No hay bolsas de plástico para guardar la compra, en algunos supermercados te venden bolsas de papel, plástico o tela.
– Nadie te ayuda a empacar la compra, uno mismo la sube a la caja y después hay que volverlo a guardar en el carrito para empacarlo en el coche, o uno mismo acomoda sus cosas en bolsas, cajas o canastas.
– Es difícil encontrar personal a quien preguntar algo
– Normalmente parece que las cajeras tienen prisa y te pasan los productos a velocidad luz sin que tengas suficiente tiempo para guardarlos ordenadamente

Sartén intercambiado por puntos

– Las frutas y verduras normalmente se pesan en la caja (como en México), pero en otros supermercados uno mismo imprime las etiquetas de la báscula después de pesarlos.
– Y si de promociones u ofertas hablamos para atraer al cliente frecuente, se tienen varios modelos:
       – por cada compra, te dan sellitos o calcomanías que al acumularse se pueden intercambiar por ciertos artículos con un tema determinado. Cómo por ejemplo, sartenes, cuchillería, monos de peluche, vasos, etc.
        – por cada X euros de compra te dan calcomanías para albums de las olimpiadas, de Disney, de animales, de ecología, etc. Para los niños, este pasatiempo es un hit! y muchas veces para las madres también!
        – en algunos supermercados grandes, hay tarjetas plásticas de cliente frecuente que acumulan puntos para canjear por productos (nunca dinero)

Después de casi doce años en este país, he conocido todos los supermercados y puedo resumirlos en tres o cuatro grupos:

Los supermercados populares: Aldi, Lidl, Netto. Precios bajos, poca variedad, pequeños. Estos se identifican también porque cada semana sacan productos que sólo se consiguen en esa semana y que casi siempre tienen que ver con un tema en particular, por ejemplo jardinería, o ropa deportiva, o artículos de oficina. Muy buenos precios y en algunos casos buenos productos, pero hay que estar ahí el primer día de la promoción si quieres alcanzar alguno. Tipo de clientes: gente de bajos recursos, inmigrantes, y amas de casa en busca de alguna promoción o con poco tiempo (como yo!).

Los supermercados grandes: Marktkauf, Kaufland, Famila. Precios varían, mucha variedad de marcas y productos, grandes. Tienen personal en carnicería, salchichonería, etc.

– Y luego están los medianos que podría separar en los caros como Edeka, Rewe que manejan productos un poco exclusivos y de marcas conocidas. Su departamento de frutas y verduras se caracteriza por tener calidad, frescura y productos exóticos. Y otros no tan caros como Penny, Spar que tienden un poco a los populares pero tienen un poco más de orden y más personal.

Además hay supermercados mayoristas como SAMs en América, en el cual dueños de pequeños negocios pueden surtirse con presentaciones gigantes. Aquí en mi ciudad hay uno llamado Handelshof, y aunque no es barato de repente se consiguen productos que no hay en cualquier parte (licores, cortes de carne finos, etc).

También hay mercado “sobre ruedas” con productos de la región que normalmente se ponen una o dos veces por semana en el centro de las ciudades. En lo particular no los frecuento porque me parecen caros y soy de las que van mejor a un lugar a comprar todo una sola vez por semana.

Y otro tipo de negocios que son muy populares en Alemania son las droguerías, dónde hoy en día no sólo se consiguen cosméticos y productos de aseo personal, sino también alimentos, productos de limpieza y además cuentan con buen servicio de impresión de fotografías.

Como ama de casa, he aprendido a comparar precios y buscar las mejores opciones de compra, pero definitivamente no soy de las que lee cada folleto de promociones y va comprando en diferentes lugares artículos rebajados. Procuro ir una vez por semana a un super grande y si hay algo muy particular que veo en promoción, planeo esa semana la compra ahí para no andar de super en super. Y obviamente cuando me falta leche, pan o huevos voy al que me queda de paso y me limito a comprar lo que necesito.

Esto de ir al super es todo un arte! y hay que conocer qué hay en la región para comprar más por menos, o no dice así algun comercial de Soriana?

A %d blogueros les gusta esto: