El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Hoy se termina un año más… un año lleno de sorpresas, alegrías, tristezas, aventuras, viajes, logros, fracasos, momentos inolvidables, pérdidas, encuentros, y muchas cosas más.

Siempre es bueno recapacitar sobre el año que termina y pensar en lo que queremos lograr el próximo. Recién terminamos de hacer una pequeña dinámica con las niñas donde sacamos los papelitos de nuestro bote de “momentos especiales” y los leímos para recordar todas esas cosas buenas o agradables que nos sucedieron este año. Entre ellas, estuvieron:
– mi viaje a México en Pascua
– logros y regalos de las niñas
– el cumpleaños de Tom que aunque en el hospital, pudimos celebrar
– nuestro viaje a México en verano donde coincidimos con mi hermano y papás
– la salida del hospital de Tom después de algunas semanas de incertidumbre
– cambio de televisores viejos por pantallas planas
– compra de ipads y nuevo teléfono celular
– Navidad en casa

En resumen, el año tuvo cosas buenas como viajes y regalos, pero otras no tan buenas como la enfermedad de Tom y su salida de la empresa donde trabajaba desde hace 7 años. En mi caso particular, tuve mucho trabajo y las niñas siguen creciendo sanas y llenas de vida.

Qué viene en el 2014? Algunas cosas ya están planeadas como la primera comunión de las niñas y el viaje de mis papás a Alemania para dicho acontecimiento. Y otras son inciertas, como el trabajo de Tom o nuestras vacaciones que dependen de él.

En un 31 de diciembre, no queda más que dar gracias a Dios por todo lo recibido y lo vivido. En mi caso doy gracias:

– por no tener familiares cercanos con cáncer u otra enfermedad terminal
– por no haber perdido a ningún familiar cercano este año
– por no haber tenido un embarazo complicado
– por tener un matrimonio estable y unido
– por tener dos hijas sanas y sin discapacidad
– por tener un techo donde dormir y comida en el refrigerador
– por tener trabajo y sentirme integrada en este país
– por tener amigos con quién celebrar momentos felices y compartir penas
– por tener libertad y no tener miedo a la inseguridad
– por poder celebrar este fin de año fuera de un hospital

Desgraciadamente hay muchas personas, algunas cercanas a mí y otras no tanto que no pueden decir lo mismo esta noche. Ruego para que el 2014 esté lleno de alegrías, salud, buenas sorpresas, trabajo, unión familiar, amigos, amor, seguridad, libertad, esperanza, paz y felicidad.

Anuncios

Comentarios en: "Por un nuevo año lleno de cosas buenas" (2)

  1. Hola Naty, es muy enriquecedor conocer tus experiencias en aquel lado del Atlántico. Pronto me mudaré a Alemania y me encantaría contactarte para recibir tu orientación acerca de dudas y temores (creo naturales ante el cambio), es posible? Un abrazo desde México! Lety

    Me gusta

  2. Hola Lety, claro… me puedes mandar un mensaje a naty_gonzalez@hotmail.com
    Saludos!

    Me gusta

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: