El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Jubilados correlones

Desde que vivía en México y no sabía que mi futuro marido sería alemán, oía eso de que en Europa no había niños, que hay ancianos por todas partes y que las mujeres no quieren tener hijos.
Ya llevo 11 años en Alemania y puedo asegurar que sí hay niños, pero también que la tasa de natalidad no es lo suficientemente alta para hacer un balance con las generaciones mayores. Y sí, se ven muchos ancianos pero no sólo porque haya más, sino porque en mi opinión son más activos que en México.

Las razones de que los jubilados sean más activos son variadas, siendo la principal que los hijos no viven cerca y tienen que ser independientes para salir adelante. Y aún cuando viven cerca, existe un problema que yo llamo “desapego familiar”, del cual escribiré en otro post y que obliga a los viejos a seguir con sus trabajos en el jardín, compras y visitas a los médicos sin compañía alguna.

En donde se observa una mayoría de personas mayores en comparación con grupos de otras edades, es en las iglesias, en los tours por ciudades históricas, en los supermercados a ciertas horas del día y por supuesto en los consultorios médicos.

Pero también en los cursos de idiomas en la universidad popular! Y es ahí donde he conocido esos jubilados correlones por los que bauticé esta entrada así. Hace unos días propuse una excursión a Hamburgo con uno de mis grupos, y un par de jubilados dijeron que tenían demasiados compromisos en diciembre, por lo que sería difícil para ellos acompañarnos aún y cuando la excursión fuera en la hora acostumbrada de clase. Y ahí uno de ellos me explicó que la palabra “Rentner” (jubilado en español) es por “rennen” (correr en español)! Y que se la pasan corriendo de aquí para allá y no tienen tiempo libre.

Y es muy cierto! De ejemplo tengo a mis suegros que desde que están jubilados se han atiborrado de citas y compromisos con diferentes asociaciones, cursos de inglés y baile, viajes y paseos. Y es que dicen que tienen que aprovechar el tiempo antes de que enfermen y no puedan hacer todo eso. No digo que en México, los jubilados estén encerrados pero creo que usan más su tiempo libre en compromisos sociales o familiares, que en cursos de idiomas o computación.

No tengo tiempo! … soy jubilado!

El jubilado alemán viaja mucho y para viajar le gusta ir preparado y si es posible, saber un par de frases del idioma local. Claro que hay muchos turistas alemanes que viajan a hoteles donde sólo hablan alemán y comen platillos típicos alemanes, pero también los hay quienes quieren socializar con los locales y para eso necesitan el idioma.

En la universidad popular donde doy clases de español, hay cursos de 12 idiomas más y el público es variado pero tendiendo a las generaciones de la tercera edad que tienen tiempo y ganas para aprender (todavía!)

Y no sólo me refiero a “activos” porque aprendan otro idioma, sino porque andan en bicicleta y cortando hierba en sus jardines con más de 70 años encima. Uno de mis alumnos llegaba cada mañana al curso con su casco de bicicleta, aún en invierno después de recorrer 25 kilómetros desde su casa. Y otra alumna con casi 80 años, llegaba con su andadera o bastón a clase.

Por un lado es triste ver a las viejecitas solas en el supermercado con su andadera o incluso en silla de ruedas eléctrica, pero por otro lado es motivante ver a otros viejecitos con mejor salud en bicicleta por la ciudad o disfrutando un tour en un pueblo desconocido.

Hay también muchos asilos que cuidan de ancianos con problemas de salud y no puedo generalizar al hablar de “jubilados correlones”, pero he tenido la suerte de conocer a muchos de ellos y espero Dios me dé salud para seguir activa hasta el último momento y quien sabe, talvez en un futuro aprenda un cuarto idioma y ande más en bicicleta que ahora 🙂 Mientras tanto, a cuidarse para llegar a vieja! 🙂

Anuncios

Comentarios en: "Jubilados correlones" (2)

  1. Buen ejemplo para mi….. al menos practico mucho de lo que escrbes en tu articulo, espero que la salud me permita seguir con el ejercicio y actividades de jardin, viajes y manuales en el aspecto fisico a mis 72. asi que a prepararse para llegar a jubilado no tan amolado.

    Me gusta

  2. Te dire que una clienta de mi esposo llegó contandole que no había podido ir a la cita porque se había lastimado la rodilla. ” Me lastimé jugando al tenis con uno de mis alumnos” ….Mi esposo creyo que lo estaba vacilando,,,pero era en serio! la dama llegó en septiembre a su primer centenario…y juega al tenis!!!…. ….Tomala morado!….Paloma

    Me gusta

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: