El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Una piedra menos…

Así es, desde ayer tengo una piedra menos en mi cuerpo y no me refiero a las piedras imaginarias que llevamos encima cuando tenemos una preocupación o un problema. Me refiero a piedras de verdad que para mi mala suerte se crean y desarrollan en mis riñones.

Piedras son cosas que uno no quisiera heredar nunca, ni dentro ni fuera de nuestro cuerpo. Y dado que mi padre y mi madre tienen esa predisposición a crear piedritas, la probabilidad de que yo tuviera dicha predisposición era muuuuuuy alta! Así que no tardaron mucho en aparecer y a mis 15 años, supe lo que era un cólico renal.

Desde entonces he tratado de cuidar mi dieta, evitar gaseosas, tomar mucha agua y cuando es necesario, tomar medicamento homeopático para eliminarlas. No me puedo quejar porque estos fáciles consejos han ayudado y sólo 4 o 5 veces he tenido problemas con mis riñones, en la mayoría de las veces en el derecho.

Durante mi juventud y tiempo de soltera, tuve algunas piedritas o arenillas que nunca requirieron intervención quirúrgica. Y solitas dejaron mis riñones en paz, claro después de mucho dolor y ejercicio.

No tenía ni siquiera 3 meses en Alemania cuando uno de esos conocidos cólicos me hizo internarme en un hospital. En ese entonces no tenía este blog y no escribía mis anécdotas, así que recuerdo poco de esa amarga experiencia. Sé que la piedra tenía 2 centímetros de diametro y que me quedé un par de días en el hospital, y lo peor que recuerdo no es el dolor sino la desesperación de no poderme comunicar con doctores y enfermeras. Apenas cursaba mi primer curso de alemán y pocos empleados del hospital hablaban inglés. Pero eso ya es historia… y gracias a Dios mi riñón no tuvo complicaciones.

Desde entonces tengo que controlar mis riñones cada 6 meses en una visita al urólogo. Y durante 10 años cada visita fue rápida, con un ultrsonido sencillo y el diagnóstico de que mis riñones estaban en perfecto estado. Hasta el pasado agosto!

No sé si fueron las vacaciones a México o el calor o la falta de líquidos, la cosa es que en mi visita de rutina, el urólogo encontró una piedrita de casi un centímetro en mi riñón derecho, y que aunque no daba molestias en ese momento recomendó eliminar lo antes posible.

Ese “antes posible” fue 3 meses después, y luego de mucho esperar el día llegó. De mi pasada experiencia no recuerdo el tratamiento, pero supongo que fue algo similar a lo que me hicieron esta vez porque no me operaron ni abrieron para sacar la piedra.

En esta ocasión me dieron la cita a las 2 de la tarde y como era un tratamiento ambulatorio pero con anestesia, las indicaciones eran no comer ni beber nada 6 horas antes de la cita y que alguien me acompañara porque no estaría en capacidad de conducir después de la “balacera”.

Como se me indicó, desayuné a las 8 de la mañana y luego me volví a acostar para no pensar en comer ni tomar agua. A las 2 llegué al hospital, habló conmigo el anestecista y me pasaron a una habitación con una cama especial. No tuve que quitarme ni los zapatos, me acosté, me pusieron un gel en el lado derecho del abdomen y me inyectaron la anestesia. Fue una dosis mínima y dormité un poco. El tratamiento consistió en “balacear” la piedra con ondas (no láser) para destruirla. En 20 minutos ya estaba nuevamente de pie y en la sala de espera donde me ofrecieron un bocadillo y un vaso de agua. Media hora después me midieron la presión arterial y me dieron el alta.

Me prohibieron conducir en las siguientes 24 horas por aquello del efecto de la anestesia y me he sentido un poco cansada. Fuera de un leve dolor de cabeza, no he tenido cólicos y mañana tengo que ir con el úrologo nuevamente a controlar mi riñon con un ultrasonido. Espero no haya complicaciones y vuelva a mi control regular de cada 6 meses.

Fue un procedimiento de rutina y más sencillo de lo que esperaba, de todas formas espero no volver al hospital por causas similares en un futuro. Así que a seguir tomando mucha agua para evitar otra piedrita en mis riñones! SALUD!

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: