El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Seguimos rompiendo récords y parece que esta semana lo haremos con temperaturas de hasta 20°, cosa bastante inusual en el norte de Alemania. El mes de octubre ha sido tranquilo y las dos semanas de vacaciones se pasaran sin contratiempos.

Octubre dorado…

A diferencia del año pasado que las disfrutamos en Mallorca, estas dos semanas nos quedamos en casa y solamente un par de días visitamos a los abuelos paternos. Las niñas tenían interés en conocer el muro de Berlín, y junto con mis suegros fuimos un día de ida y vuelta a conocerlo. El clima estuvo espectacular y pudimos disfrutar un día bastante soleado en la capital alemana. Además del Muro de Berlín, las niñas conocieron la puerta en Brandenburgo y un museo sobre la segunda Guerra Mundial.
Otra cosa espectacular para las niñas, fue su primer campamento en los scouts. No fue un campamento en la montaña o en algún paraje despoblado, sino en los jardines de una iglesia donde durmieron en una carpa e hicieron una fogata. Recibí muchas felicitaciones de sus dirigentes que se sorprendieron de lo bien que se portan y lo bien que podían usar la navaja. En las siguientes semanas recibirán su uniforme que incluye la pañoleta verde que los identifica.
A partir de hoy empiezo nuevamente a dar clases en la universidad. Continúo con mis grupos de tercero y quinto semestre. Y esto se acumula a mis cursos regulares en la Universidad popular y a mis clases privadas. A partir de esta semana mi agenda está mucho más apretada que de costumbre, pero no me quejo ya que prefiero estar ocupada a estar de ociosa.

Thomas sigue trabajando en Bremen y las niñas en la escuela con sus actividades regulares por las tardes: música para una, ballet para la otra, Handball para ambas, y otras actividades que aunque no son semanales tambien requieren de chofer.

Octubre, octubre, un mes muy colorido por las hojas de los árboles que van cambiando de color y que prepara nuestro corazón para la llegada del invierno. Las siguientes vacaciones son las de navidad que se presentarán también muy ocupadas porque pasaremos la Navidad en casa con la visita de los abuelos paternos por primera vez en la vida de mis hijas. Además, participarán en la pastorela de la iglesia en la víspera de Navidad.

Así que a agarrar energías para lo que falta para terminar el año. Un par de meses que seguramente estarán llenos de actividades, de eventos, y de preparativos. Animo!
Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: