El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Germañol

Hace algunas semanas discutía sobre un tema muy interesante con mis alumnos de español avanzado: el spanglish. En el libro que llevamos venía un pequeño texto explicando sobre este fenómeno en los Estados Unidos y hacia preguntas sobre opiniones y experiencias con la mezcla de otros idiomas.

Adicionalmente, les llevé un video sobre los beneficios para España de que se hable español en Estados Unidos y una parte del diccionario spanglish-inglés-español.
Por un lado fue interesante ver los pros y contras de este fenómeno que no sólo se observa en la frontera Mexico-Estados Unidos o en ciudades inundadas de latinos como Nueva York y Miami, sino en Gibraltar o algunas ciudades españolas. Y por otro lado, fue divertido ver las nuevas palabras que se han creado en este tipo de dialecto como “mopear” (de mop=trapear) o “cuckear” (de cook= cocinar).
Claro que el spanglish no se trata sólo de inventar palabras o adaptar otras de un idioma en el otro, ni tampoco de mezclar palabras de los dos idiomas en una frase como “Juan, cierra la window porque hace cold.” Es todo un fenómeno que incluye canciones, programas de TV y hasta un diccionario. Muchos creían que se trataba solo de una moda, pero parece que en lugar de desaparecer, sigue tomando fuerza y dudo que algún día deje de existir.

Al igual que el spanglish, en otros países existen fenómenos similares, no tan importantes pero que siguen ganando terreno como el portoñol, o el “dialecto” entre jóvenes turcos que viven en Alemania que combina tambien ambos idiomas: el materno y el del entorno donde se vive.

Volviendo a mi clase de español y las opiniones divididas sobre el tema, no pude evitar contarles mi experiencia personal donde se mezclan dos idiomas que no comparten frontera pero que a veces es imposible no combinar en el diario vivir. Mi idioma materno es el español y lo hablo con mis hijas sin excepción, de día de noche, con invitados o a solas, en casa o en la calle. Ellas entienden todo pero casi siempre me contestan en alemán, si! Es de lo mas divertido vernos conversar o discutir en una tienda! 
En fin, a lo que voy es que a lo largo de 11 años en este país he encontrado palabras que o no usamos en la vida diaria mexicana, que no tienen una traducción literal o que por costumbre digo en alemán, por lo que en mis frases en español meto las palabras en alemán creando frases como:
“Hausschuhe” en la escuela

– “Ponte los hauschuhe” – Hausschuhe son literalmente “zapatos de casa”, pueden ser sandalias, pantuflas, calcetines con suela de plástico, crocs, etc. y se usan en las casas, en el jardín de niños, en la escuela, en el salón de deportes, etc. Para niños o para adultos.

– ” Le diste la hoja a Herr Wille?” – Herr es señor y Herr Wille es el profesor de mi hija, a quien suena muy raro decirle Señor Wille o Profesor Wille, así que le digo mejor Herr Wille 🙂

– “Quieres pan con leberwurst o con queso?” – Leberwurst es paté de hígado, que se come casi a diario a la hora de la cena. Por comodidad le digo en alemán, en México pocas veces comí paté de hígado y nomás de oír el nombre en español se me quita el hambre 🙂

– “Hoy les toca handball?” – Handball es balónmano, un deporte que apenas descubrí estando en Alemania y el que practican mis hijas una vez por semana. 

Mis hijas por el contrario meten palabras en español en sus frases en alemán, como por ejemplo:

– “Ich möchte frijoles con huevo” – Queremos frijoles con huevo
– “Kannst du mir eine chongo machen?” – Me puedes hacer un chongo
– “Wir möchten caricaturas sehen.”  – Queremos ver caricaturas

Y cómo estos ejemplos hay muchos más y seguramente en cada casa bicultural habrá casos similares donde se mezclan ambos idiomas, porque aunque lo trato de evitar, es casi imposible no hacerlo. Digamos que es un fenómeno natural y que viendo estos casos tan simples en un hogar cualquiera, no me queda la menor duda que el “spanglisch” y otros “dialectos” similares son imposibles de contrarrestar. Ventaja o desventaja? Algo positivo o negativo? Mmmm, yo diría que algo normal y que no hace daño mientras que los idiomas involucrados no desaparezcan ni pierdan su escencia original.

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: