El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para mayo 23, 2013

Cocina mediterránea no es lo mío

Hace dos semanas asistí a un curso de cocina en la escuela donde doy clases de español. Como docente, nos dan un vale para asistir a un curso de la misma escuela y este semestre decidí tomar un curso de cocina mediterránea que lo imparte una colega italiana. En otras ocasiones he tomado cursos de pintura, de conversación en alemán y de sushi.

El curso empezó a las 2 de la tarde con una introducción a la cocina de la región “Cote d´Azur” que se encuentra en la frontera de Italia con Francia, más o menos por Niza, Mónaco, etc. Nos dieron las recetas en un legajo y cada partipante (8 en total) podía elegir qué recetas preparar. En mis cursos de cocina mexicana, yo trabajo en equipos y todos preparan las mismas recetas, así que me sorprendí de esta forma diferente de cocinar, ya que los participantes no se enteran de cómo se prepararon todos los platillos.

En fin, yo elegí dos recetas sencillas y manos a la obra! La primera era una Entrada de calabacita con cebolla, queso paremesano y anchoas. No fue muy difícil… simplemente dorar las calabacitas en rodajas y la cebolla, acomodar todo en un refractario y ponerlo en el horno para gratinar.

La otra receta era una ensalada de lechuga, tomate, cebolla, pimientos y nuevamente anchoas! Cabe mencionar que las anchoas no es algo que acostumbre comer, su sabor salado y fuerte no me gusta y evito cualquier platillo con este ingrediente.

Después de dos horas de cocinar, hicimos una pausa para probar unos panecillos con tomate y queso, y un quiché de risotto con espinacas. Al terminar la pausa, seguimos cocinando por otras dos horas.

A eso de las 6 y media nos sentamos a comer todos los platillos que preparamos. Entradas, Sopa de hierbas, Ensalada fresca, Bacalao, Pollo guisado, Pizza y de postre Galletas de Anís y Torta de Limón.

Sopa
Entrada
Pizza

Descubrí que la cocina mediterránea nunca será una de mis favoritas… y creo que de las recetas aprendidas ese día, sólo haré si acaso el pastel de limón. En total se prepararon 10 recetas, de las cuales 4 llevaban anchoas, se utilizaron casi 40 huevos, 10 cebollas, 2 botellas de aceite de oliva y un montón de hierbas que no conocía y que creo no volveré a probar en mi vida.

Me quedo con la cocina mexicana que no es porque yo sea mexicana, pero que hasta la UNESCO la ha declarado patrimonio inmaterial de la humanidad en el año 2010 y es qué es simplemente deliciosa, variada, colorida y auténtica! De segunda, me quedo con la italiana y de tercera con la asiática. De la cocina alemana mejor ni hablamos 🙂

A %d blogueros les gusta esto: