El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Pocas veces copio algo que encuentro en la red…. pero definitivamente este escrito merece no sólo ser compartido sino puesto en práctica. Muchas de estas cosas las hago con mis hijas, y lo pongo aquí para tenerlo siempre a la mano y recordar algunas de ellas.

1. Cómprale vestidos. Probablemente no va a querer usarlos todos los días por siempre. . . Aprovecha la ventaja de este deseo único de las niñas pequeñas. Enséñala a sentarse como una dama y a dar vueltas. 
Desde bebés, enoloquecía comprando vestidos y faldas para mis nenas. Les encantan y todavía los prefieren a los pantalones. No tuve que enseñarles a dar vueltas, ellas mismas lo descubrieron y todavía dan vueltas sobretodo cuando estrenan alguna falda de vuelo.

2. Hazle cosquillas, y escucha detenidamente mientras se ríe. Su risa va a cambiar. Escucha. Recuerda.

Les gusta que les haga cosquillas y disfruto muchísimo sus risas y carcajadas. Hace unos meses inventaron un juego para antes de dormir que consiste en que las persiga desde la sala hasta mi recámara (subiendo escaleras). En nuestra cama, se esconden debajo de las cobijas y debo hacerles cosquillas y asustarlas. Es uno de los mejores momentos del día!

3. Déjala jugar en el lodo y que ande en su bicicleta por los charcos. Luego deja que te ayude a lavar la ropa. 

No es de mis cosas favoritas, pero mi marido siempre ha estado a favor de que sean niñas que disfruten de la naturaleza, así que no sólo contemplan florecitas sino escarban en la tierra para sacar lombrices, se esconden debajo de montones de hojas en otoño y trepan por los árboles. Desde hace años que las niñas me ayudan a doblar su ropa, primero eran sólo los calcetines… ahora es toda su ropa. La doblan y la guardan en los cajones. Entre más ensucien, más trabajo tienen 🙂
 
4. Enséñale a amar a la mujer en la que se convertirá amando a la mujer en la que tú te has convertido. No te subas a la báscula delante de ella. No te quejes de que la ropa no te queda. No digas cosas negativas de ti misma. Necesitara que le recuerdes constantemente lo que Dios realmente valora, y mucho de eso no se ve.

5. Guíala con el ejemplo. Ella hará lo que tú hagas, no lo que tú digas.

6. Valora su vida. Enséñale a valorar la vida de otros. Provéele de oportunidades para interactuar con mujeres de todas las edades. Participen juntas como voluntarias en algún banco de alimentos o algún asilo. Ayúdala a coser una cobija de bebe para alguna nueva mamá. Preséntales a mujeres embarazadas y enséñale la emoción acerca del regalo anticipado que está en sus vientres. Memoriza Isaías 43:1 y díselo constantemente.

7. Enséñale a cocinar. Déjala poner la mesa y lavar los platos. Aunque se tarde diez minutos más para empezar a comer porque es muy cuidadosa para doblar la servilleta. Aun cuando tengas que lavar los platos de nuevo después de que ella se duerma. Practiquen juntas el servir a otros con amor.
Me encanta cocinar y es uno de los pasatiempos que más comparto con mis hijas. Sobretodo a la hora de hacer galletas o pasteles… les gusta aprender, ayudar y probar! Ellas siempre ponen la mesa y al terminar de comer, recogen su plato. Tengo lavavajillas, así que nadie lava platos 🙂 De todas formas hay algunas otras tareas de la casa que les corresponde y hacen sin chistar!
 
8. Dale apodos de adoración, cariño no de condescendencia.

Princesas, corazones, nenas, preciosas, y el mejor que me dicen a mí: que soy la mamá mas bonita del mundo!
 
9. Tómale fotos. Cambiará rápidamente. Mientras lee, duerme o prueba su primer pedazo de pastel. Toma fotos de las dos juntas. Enmárcalas y ponlas en las paredes de su recamara. Algún día las reemplazara con fotos de ella con sus amigas, pero recordara los momentos especiales que pasaron juntas.

Creo que en este punto no hay mucho que comentar. Me vuelvo loca con una cámara en las manos y desde que nacieron no he dejado de documentar cada momento de su vida ya sea con una foto o un vídeo 🙂 Ahora ellas comparten esa pasión!
 
10. Llévala contigo. Llévala a museos, vayan al parque, salgan a comer, y a todos lados cuanto puedan. Ayúdale a ser valiente para probar nuevas cosas. 

Paseamos a menudo y en cuanto hay oportunidad hacemos cosas juntas: vamos a la biblioteca, a cenar al McDonalds, hacemos picnic en el jardín o jugamos a diversas cosas.
 
11. Canta y baila con ella. En la casa, en el carro, fuerte!

Otra cosa que hacemos desde hace años. Bailan casi a diario y sueñan con ser cantantes, rockeras o estrellas!
 

12. Ama a su papi. Ella lo necesita igual como te necesita a ti. Muéstrale como se ve un matrimonio amoroso y habla con ella acerca de tus sueños para ella y que cualidades son importantes un esposo.

13. Enséñala a perdonar y pedir perdón. Dile acerca de tu amor incondicional para ella y de la manera que Dios nos amo y nos ama.

14. Acurrúcate. Durante unos minutos cada día, pon tus brazos alrededor de ella.

Sobretodo la pequeña pide mínimo una vez al día que la abrace… ambas son muy cariñosas y jugamos a abrazarnos antes de dormir. Nos llenamos de besos y acostumbran ser muy querendonas entre ellas también. Justo ayer jugaban a que no podían estar más de 10 segundos separadas, así que andaban por toda la casa de la mano y así querían hasta lavarse los dientes!

15. Léele. Lean acerca de Laura Ingalls Wilder y Amelia Earhart, Hellen Keller (fue una autora, activista política, y oradora estadounidense sordo ciega )and Ruby Bridges, Ruth y María y otras muchas mujeres que fueron valientes, inteligentes y compasivas. 

Desde pequeñas hemos creado la costumbre de leerles… el papá en alemán, yo en español y recientemente ellas leen solitas para practicar. Ambas resultaron muy marianas y les encanta leer sobre la Virgen María.

16. Sueña con ella. Habla con ella de lo que quiere ser cuando sea grande, del día de su boda, de sus propios hijos. Dale cosas por las cuales ver a futuro. Ayúdale a esperar pacientemente por las cosas como salir sola con sus amigas, tener novio, maquillarse.

17. Invita a sus amigos a jugar. Conócelos y conoce a sus padres. Se observadora, y considera cuidadosamente las personas a las que confías su cuidado.

18. Corre con ella. Pruébale que puede lograr algo que parece imposible para una niña pequeña, como correr un maratón, un kilometro, etc.
En este punto fallo pues nunca me gustó correr. Pero el papá ya corrió un maratón con la mayor y en cuanto hay oportunidad realizamos actividades deportivas con ellas.
 

19. Llévala a la iglesia. Aun los días que sabes que se portara mal durante el servicio. Esto pasara. De verdad, pasará. 
Vamos a la Iglesia. No tan seguido como quisiera porque los sermones son aburridos aún para los adultos 😦 Pero están bautizadas, participan en actividades de la iglesia, harán su primera comunión próximamente y asisten a retiros. Además rezan todos los días y creen en Dios.

20. Se su amiga por correspondencia. A veces es más fácil escribir las cosas que no sabes cómo decir o preguntas que las harían sonrojarse a las dos. Dale cartas de amor también para ver después cuando ella necesite un recordatorio de cuanto te preocupas por ella. Escríbele aunque nunca te responda.

Esto es algo que me gustaría empezar a hacer… veremos si lo logro!

21. Enséñala a valorar su cuerpo. Cómprale un traje de baño de una pieza y blusas que cubran su abdomen. Enséñale que la modestia es importante, que los niños son criaturas visuales, y que su cuerpo es un regalo de Dios. Es para ella y su futuro esposo, y nadie más.

No sé si esté mal, pero me encanta comprarles bikinis. Son tan delgaditas y lo lucen tan bien… sé de antemano que llegará la adolescencia y ni traje de baño de una pieza querrán ponerse. Así que mientras no tengan complejos, que se vean guapas 🙂
 

22. Dile la verdad; acerca de tener citas y del matrimonio, dile como se hacen los bebes y el hecho de que no siempre obtendrá lo que quiere ni hacer lo que ella quiere. Ella es una creación única de Dios. Él le ha dado dones especiales. Ayúdala a descubrir esos dones.

23. Enséñale a pedir ayuda. Permítele hacer cosas por ella misma, pero cuando necesite ayuda, haz que diga las palabras, “me puedes ayudar por favor”. Saber cómo pedir ayuda y como aceptarla cuando se ofrece es una habilidad que eventualmente necesitara. Todos lo necesitamos.

24. Ve lo que ella ve. Llénate de los mensajes que está adquiriendo no solo de los programas sino de los comerciales también, de lo que lee, etc.

25. Enséñale acerca de Jesús. Este es el numero uno de todo el día cada día. Ora con ella en público. Muéstrale que puede acudir a Dios en cualquier momento. Que su vida está en manos del creador de los cielos.

Anuncios

Comentarios en: "25 maneras de amar a tu pequeña hija" (3)

  1. Anónimo dijo:

    Excelente, es parte de la formacion de valores y aprender a sentirse una persona unica.

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    Es importante que todas las Mamis que tenemos hijas debamos saber…

    Me gusta

  3. Simplemente me encanta…..

    Me gusta

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: