El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para febrero 7, 2013

Niños bien informados…

En un mundo de información al por mayor, los niños no están exentos de adquirirla… De dónde? Pues de sus compañeritos, de los profesores, de los medios de comunicación y por supuesto de sus padres. Como la mayoría de los papás, me ha tocado aprender sobre la marcha y ser fuente de información para mis hijas en los aspectos más básicos de su vida diaria… y en general en todos los aspectos  🙂

Bueno fuera que sólo tuviera que informarles sobre las vitaminas y proteínas de lo que comen, o de los beneficios de abrigarse bien. Eso me parece sencillo y hasta ahora las niñas escuchan lo que digo y la mayor parte del tiempo lo creen como quien cree en la Biblia. Pero así como hay temas sencillos, hay otros más complicados que ni siquiera sé como comenzar a tratar o cuándo.

Uno de esos temas difíciles es el de “abuso sexual”. Ufff!!! Un tema que quisiera que no existiera, pero que desgraciadamente existe y es importante hablar con nuestros hijos.
La semana pasada recibimos de la escuela una circular para avisar que los niños asistirían a una obra de teatro el jueves, y que el lunes de la misma semana por la noche los padres teníamos la oportunidad de verla también. El título: “Finger weg von Julia” que traducido literalmente sería: “Dedos fuera/lejos de Julia”. El tema de la obra es el abuso de menores y al final de la obra tendríamos la oportunidad de charlar con los actores, el director de policía y los encargados de la sección de Asesoría en Abuso Sexual de la ciudad.

Decidí asistir para conocer el contenido de la obra y estar preparada para posibles comentarios o preguntas de las niñas, pero también para ver cómo se trata el tema y conocer la situación de la ciudad con respecto al abuso de menores.
La obra duró aproximadamente media hora y fue representada por una pareja que combina teatro guiñol con su actuación. La historia trata de una niña llamada Julia de 9 años que al perder el autobús a casa tiene que esperar en la estación. Mientras llega el próximo autobús, se acerca un hombre (tío de una amiguita suya) que le saca plática y le invita un helado mientras espera. Durante la conversación, el hombre se entera de los horarios de la clase de gimnasia de Julia en el mismo deportivo donde él practica balónmano. Casualmente coinciden esa tarde en el deportivo y el hombre aprovecha la oportunidad para convencer a Julia de tomarle unas fotos dizque para un artículo en el periódico donde trabaja. El deportivo estaba en reparación y nadie aparece a la clase de gimnasia. Mientras tanto el hombre le pide a Julia quitarse la blusa y comienza a acariciarla, justo cuando ella dice “Basta” y aparece el mozo que trabaja en el deportivo.
Julia deja de asistir a la clase de gimnasia y guarda el “secreto” sobre las fotos. Finalmente, después de mucha insistencia de la madre Julia le dice la verdadera razón de no querer ir al deportivo. La madre le dice de que no fue su culpa y de que hizo bien en contarle. Al hombre le llega una carta de la policía y es expulsado del deportivo.

Al igual que nosotros, los niños tienen la oportunidad de hacer preguntas a los actores al final de la obra y reciben una tarjeta con los datos de la oficina de Asesoría en Abuso Sexual de la ciudad.
Mis hijas vieron hoy la obra y al comentar sobre el tema durante la comida su primer pregunta fue “porque quería el hombre tomarle fotos a Julia desnuda?”. Difícil de explicar la maldad de algunas personas 😦 Creo que el mensaje quedó claro y aquí un resumen de lo que considero importante tanto para los niños como para los padres respecto a este tema:
– Para los niños:
      – Escuchar el “yo interior” cuando una situación les parece incómoda
      – Reconocer los secretos “malos” y contarlos a quien más confianza le tengan
     – Aprender a decir “NO”
– Para los padres:
   – Estar atentos a los cambios de comportamiento de los hijos
   – Explicar que aún de personas conocidas se debe desconfiar si hay una situación incómoda
   – Dar confianza a los niños para que nos cuenten todo lo que les pasa
 
Un dato que me da escalofríos y que no es la primera vez que escucho es que el 95% de los casos de abuso sexual se dan con personas conocidas de las víctimas. Es decir, no es una persona ajena al entorno de nuestros hijos quien abusa, sino gente que los conoce y en muchas ocasiones gente joven (hermanos mayores de los amiguitos, compañeros de niveles superiores en la escuela, etc.)

Así que mucha atención y a hablar con nuestros hijos de estos temas, que aunque complicados y difíciles son importantísimos para evitar situaciones inapropiadas e imposibles de olvidar.

A %d blogueros les gusta esto: