El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Archivo para diciembre 13, 2012

No hay mal clima

sino ropa inadecuada… eso me dijo mi marido el primer invierno que pasé en Alemania y tenía toda la razón.
La próxima semana llega el invierno oficialmente pero desde la semana pasada hemos tenido temperaturas bajo cero y mucha nieve, así que ya hemos sacado todo el conjunto de accesorios necesarios para este clima.

Qué incluye dicho “Kit”?

Chaqueta/Abrigo. Hay de diferentes colores, tamaños, materiales y marcas. Mi recomendación es una chaqueta larga hasta las rodillas, impermeable porque durante el invierno es muy común que llueva o neve y para mí es indispensable que tenga gorra integrada. En mi caso tengo una muy gruesa, otra intermedia y algunas un poco más ligeras pero calientitas. También tengo un abrigo negro largo que uso en fiestas u ocasiones elegantes, pero no es tan caliente como la chaquete y si llueve mucho, se moja la tela 😦

Botas. Desde que llegué empecé a completar mi colección. Algunas altas, otras de tacón medio o bajo, de diversos colores y materiales. Indispensable: las botas de nieve! Que calienten, impermeables y antiderrapantes porque con el hielo o la nieve, las caídas o resbalones son cosa de todos los días.

De todos sabores y colores
Para la nieve!

Guantes. De piel o de estambre, importante es que calienten las manitas. Ahora venden unos que tienen los dedos al descubierto y llegan hasta el codo… son prácticos para el manejo de smartphones y para que no entre el frío a las muñecas. Y no pueden faltar los propios para la nieve en caso de querer hacer monos de nieve o jugar a las guerritas con bolas de nieve.

Gorro. Hay boinas, gorros de estambre, sombreros, orejeras y bandas. Lo importante es proteger las orejas y/o la cabeza completa. No soy fan de los gorros pero cuando está bajo 0, no queda de otra.

Bufanda. Uno de mis accesorios favoritos porque son los mas coloridos y variados. Tengo de todos colores, formas y tamaños. Ahora vienen las bufandas circulares que son muy prácticas y calientitas.

Ropa Térmica. Es muy recomendable porque en interiores no se suda tanto y al mismo tiempo abriga en exteriores.

Calentadores. Para las pantorrillas. Este accesorio es como las bufandas, vistoso y decorativo, pero al mismo tiempo indispensable para las friolentas como yo.

Mallas. Casi no uso falda en invierno, pero si me la llego a poner no pueden faltar unas mallas gruesas y bonitas.

Después de 10 inviernos por estas tierras he desarrollado mi propia escala de temperaturas, con la cual baso qué tanta ropa o cuántos de los accesorios incluir en mi vestuario al salir de casa.
Por ejemplo con 15 grados, es sólo necesaria una chaqueta ligera y talvez alguna mascada o chal para el cuello.
Si veo que afuera tenemos 10 grados, eso amerita ya una chaqueta más gruesa y protectora. Talvez botas, y un chal para proteger el pecho.
Con 5 grados en mi caso ya es necesario ponerme guantes porque soy muy friolenta y tengo un problema en los dedos que con frío extremo pierden un poco de circulación. De igual forma las botas son importantes o al menos zapatos cerrados y calientitos.
A los 0 grados, además de la chaqueta me pongo un sweater y mallas o ropa térmica debajo de la ropa normal. Guantes, bufanda y gorro sin excepción y las botas de acuerdo al clima seco, lluvioso o con nieve.
Y abajo de 0 grados es necesario el Kit Completo! Lo más importante es que al entrar a un lugar cerrado podamos quitarnos un par de cosas y quedar con ropa ligera porque con la calefacción encendida es muy incómodo estar sudando por traer puesto un sweater de cuello alto o muy grueso.

Con las niñas aplico las mismas reglas y cómo se van caminando a la escuela es importante que se abriguen muy bien pero al mismo tiempo que no suden demasiado dentro del salón de clases. Las botas y los guantes para la nieve son muy importantes. Al mediodía vienen quitándose todo porque normalmente sube un par de grados y sudan mucho al venirse caminando, pero ya están acostumbradas y guardan sus cosas en la mochila si les estorban.

Y otra regla que he aplicado en los últimos años es: “Fuera Glamour! La salud y la seguidad son más importantes”. Así que cuando hay nieve, no me importa llevar mis botas de nieve al trabajo porque eso de cargar libros, laptop y caminar varias cuadras en la nieve o el hielo con tacones es demasiado peligroso. Así que para evitar una pierna rota o un mal golpe, llevo mis botitas planas pero muy seguras.

Así que a abrigarse bien, porque aún el frío es un clima que puede disfrutarse siempre y cuando se ande vestido de forma adecuada, segura y caliente 😉

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: