El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Bendito sueño!

A quién no le gusta dormir? Seguro que a todos les gusta descansar, echarse una siesta para recuperar energías y por la noche todos anhelan el bendito sueño para dejar las preocupaciones y estrés diarios al lado de la cama y entregarse en los brazos de Morfeo para dormir en paz.

Sé que no todos pueden dormir como quisieran y más hoy en día que las actividades y trabajos nos roban el sueño más de una vez. Pero de que a la mayoría le gusta dormir no me queda la menor duda, de que puedan dormir, es otra cosa!

Yo siempre he dormido muy bien… soy de esas personas que apenas pongo la cabeza en la almohada, cierro los ojos y me duermo profundamente. No oigo el tren que pasa por las noches cerca de casa y normalmente duermo 6 u 8 diarias seguidas sin despertar. Desde hace un par de años requiero de una mascarilla para dormir, porque descubrieron que a pesar de que yo creía que dormía muy bien, sufro de apneas continuas y no es muy saludable que digamos. Ya me acostumbré al aparatito y duermo sin problemas.

Pero hace un par de semanas me pasó lo que nunca: no pude dormir una semana completa! Realmente me asusté y tuve que consultar para descartar un problema grave. Las primeras dos noches creí que era por preocupaciones o falta de sueño. A la tercera noche, decidí ir a una farmacia para comprar algo que me ayudara a dormir. Me recomendaron un medicamento homeopático que desgraciadamente no me ayudó en lo absoluto!

Al quinto día estaba realmente asustada, tenía que dar un curso intensivo y a pesar de estar cansadísima, no había forma de dormir. Contaba ovejas, pensaba en cosas positivas, rezaba, me volteaba de un lado a otro y nada! Simplemente no podía dormir! Fui nuevamente a la farmacia y me vendieron lo que se supone es lo mas fuerte que hay y que no necesita receta médica. Tomé la dosis indicada y nada!

No sé cómo pude sobrevivir… el domingo (6ta noche sin dormir) me temblaban las piernas y no tenía apetito. Aún así di la parte final de mi curso y el lunes fui con el médico general. Me recetó un medicamento fuerte para recuperar mi ritmo de sueño y me sacaron sangre para revisar la tiroides, hormonas y todo lo que pudiera estar afectando.

Con el medicamento poco a poco dormí mejor y los resultados de sangre salieron de maravilla! Soy una persona sana! Entonces? Me negaba a creerlo pero al parecer fue simplemente el estrés! Ya dejé el medicamento y volví a mi rutina normal de sueño, gracias a Dios! Es lo peor querer y no poder dormir! No se lo deseo a nadie porque es desesperante… simplemente uno se empieza a volver loco! Llegué incluso a pensar en golpearme la cabeza para así poder desmayarme… pero no hubo necesidad!

Así que a tomar la vida mas tranquila, hacer ejercicios de relajación y a bajarle un poco a mi ritmo de trabajo que aunque pareciera que no es mucho, esta alterando mi salud. Pronto llegarán las vacaciones navideñas con su pausa de trabajo y espero el próximo año no volver a tener este tipo de problemas… porque el sueño es BENDITO y necesario! De verdad!

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: