El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Una reina con suerte!

Ayer fuimos a uno de los eventos mas tradicionales y únicos del barrio donde vivimos. Se llama “Eierschnorren” y es organizado por la asociación deportiva local. Se lleva a cabo un sábado al año y consiste en recolectar huevos en toda las calles del barrio. La gente puede donar también jamón, queso o pepinillos, ingredientes importantes en la cena casera alemana. Todo se lleva al centro de eventos (restaurante-local-bar-hotel de Hagen), donde se cocinan los huevos y a partir de las 7 de la noche todos los habitantes de Hagen pueden ir a cenar gratis. Cada quien paga sus bebidas.

Se sirve todo a modo de buffet y hay: huevos estrellados, huevos duros, huevos revueltos con jamón, ensalada de huevo, y bandejas con jamones, embutidos y quesos. Además de pepinillos, pimiento y tomate para acompañar.

Lo divertido de la noche viene después de la cena, pues se eligen dos reyes del evento: un adulto y un niño. Se realizan diferentes juegos para elegir a los ganadores que reciben una medalla y el título de “Eierkönig” del año.
Desde que vivimos en Hagen, procuramos asistir. Por un lado para pasar el rato en familia y por otro lado para conocer a la gente que vive en el barrio. En el 2005 y el 2006 Tom participó en los juegos y fue ganador ambas veces. Las niñas participan desde hace un par de años y hasta ahora no habían ganado.

Pero ahora les explico en que consiste el proceso de elección de sus majestades:
– Para los adultos, realizan juegos diferentes cada año pero siempre tienen algo que ver con huevos. En esta ocasión se les dio una cajita con 6 huevos a cada uno de los 4 candidatos: 2 huevos sorpresa (sí, los de chocolate), 1 huevo duro y 3 huevos crudos. El ganador fué aquel que peló el huevo duro y armó las sorpresas de ambos huevos “Kinder” en menos tiempo.
– Para los niños el proceso de selección siempre es el mismo: se hacen varias rondas donde van eliminando niños hasta que queda un ganador. En este caso sólo se utilizan huevos sorpresa en cada una de las eliminatorias.

Este año, como los dos anteriores Victoria y Catalina quisieron participar… no por el afán de ganar, sino por la diversión y para comer chocolates! En la primera ronda se sentaron en círculo poco más de 20 niños, de los cuales Catalina era la más pequeña y los mayores tendrían 12 o 13 años. A cada niño se le entregó un huevo sorpresa y en sus marcas, listos, fuera! El que terminara de armar su sorpresa tenía que ponerse de pie y los primeros 10 en terminar, pasarían a la siguiente ronda. A Victoria le tocó algo muy difícil y a Catalina una figura de 3 partes. Tengo que admitir que le ayudé un poco a armarlo porque empezó a llorar cuando vió que los demás eran mas grandes y ella no avanzaba. Así que gracias a mi ayuda, pasó a la siguiente ronda mientras que Victoria quedó eliminada.

De 10, pasarían 5 a la siguiente ronda y ahora me quedé lejos de ella para hacer un par de fotos y para no interferir con su juego. En esta ocasión le tocó una sorpresa de dos piezas, la cual armó sin dificultad. Se puso de pie y pasó a la siguiente ronda.

Para hacerla de más emoción, de 5 pasarían 3 a la semifinal. Quedaban sólo niños de 8 o 9 años y Catalina de 4. Les entregaron un tercer huevo y para mi sorpresa y la de muchos, le volvió a tocar un objeto de dos piezas así que fue la segunda en levantarse. Pasó a la final!

Yo estaba super emocionada y Catalina realmente ya no quería seguir jugando, era tarde, estaba cansada y simplemente era ya mucho tiempo en lo mismo. Le dije que si ganaba le darían una medalla y con eso se conformó para seguir a la Final. Se sentaron los 3 finalistas y escogieron sus huevos de una charola. En sus marcas, listos, fuera! Catalina abrío su cajita y era un monito saltarín! No había nada que armar! Así que inmediatamente se puso de pie y el público estalló en aplausos! La más chiquita había ganado!

No lo podía creer! Eso es tener suerte! Le entregaron su medalla y desde anoche que no se la quiere quitar. Así que tenemos una reina en la familia! El título le durará un año y seguramente saldrá en el periódico local en las próximas semanas! Lo mejor de todo fue que mis suegros estaban presentes y la pasaron de maravilla! Les encantó la idea del evento y más aún, tener a una nieta ganadora! La llevaré a que me elija un boleto de lotería, con esa suerta igual y nos ganamos el gordo!

Una reina con suerte!!! mucha suerte!
Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: