El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

En pleno otoño…


Hoy es un día típico de otoño en el norte de Alemania: lluvia todo el día, cielo gris, viento moderado y 10 grados de temperatura. Gracias a Dios no todos los días de otoño son así, también tenemos días soleados pero mas fríos, o días con muuuucho viento.

Oficialmente el otoño empieza el 22 de Septiembre, y unas semanas antes de ese día algunos árboles empiezan a cambiar de color. Pero dramáticamente durante el mes de Octubre, todos los árboles cambian de tono y van perdiendo rápidamente sus hojas.
Algunas veces pienso que SI existen las hadas, y así como en la película de Campanita, las hadas pintan de colores las hojas de los árboles de la noche a la mañana. Es tan repentino, que de una semana a otra uno de los árboles del jardín quedo completamente desnudo y eso que es un árbol de tamaño regular.

Algunos árboles empiezan a cambiar de tono antes que otros; unos pierden las hojas en un par de días, mientras que otros tardan dos o tres semanas; unos toman colores naranjas, otros más bien amarillos o dorados, y otros agarran tonalidades mas bien rojizas o café. Y finalmente, los pinos y algunos otros conservan su color verde todo el año. Así que entre tantos tipos de árboles y arbustos, el paisaje es realmente fascinante! Las combinaciones son perfectas y dignas de fotografiarse.
Las calles y jardines estan llenas de hojas y gracias a ese viento juguetón, diariamente se puede disfrutar de lo que llamamos “el baile de las hojas” cuando se revolotean unas con otras en el suelo, o “la lluvia de hojas” cuando apenas empiezan a caer.

Cuántas hojas caerán cada año? Millones??? Seguro que sí… hay unos árboles enormes, entre ellos los castaños y encinos que tienen miles y miles de hojas, y en unas semanas las pierden todas! Quedan las puras ramas, completamente encuerados, listos para recibir a la nieve y el hielo del invierno.
Cada año sucede exactamente lo mismo, y no debería sorprenderme más este cambio tan repentino de paisaje. Pero aunque parezca extraño, cada año lo disfruto de forma diferente y con más admiración! No termino de asombrarme de la perfección de la naturaleza, que gracias a esos días que amanece bajo cero, a esos vientos helados del norte y a esa lluvia persistente, las hojas cambian de color, caen sin remedio, sin que nadie las pueda sostener más a sus árboles. Y el tiempo sigue su curso… y los árboles sufrirán el frío a la interperie, los días cortos y las noches largas, la nieve sobre sus debilitadas ramas, el hielo los congelará… pero a la vuelta de 5 o 6 meses, volverán los días soleados, la brisa de la mañana y los pájaros a hacer nidos entre sus ramas. Y ese clima tan benévolo les dará la energía de renacer y vestirse nuevamente de verde!

Qué hermosa es la naturaleza! Y en ese espejo, en el del árbol desnudo veo mi propia alma. Que cada invierno pierde energía, se concentra en la reflexión, se enfría por el clima externo y no pierde la esperanza de que la primavera como siempre, llegará puntual para llenarme de sol, de flores y de energía. Porque ese es el ciclo de la vida, renacer cada año y tener nuevos proyectos, florecer cada primavera y cumplir metas nuevas, resurgir cada día con ideas nuevas.

Por su parte, las niñas juegan y se divierten con las hojas, aprenden y comprenden más de los ciclos de la naturaleza y esperan como yo el regreso de la primavera. En el jardín de niños, el patio esta lleno de hojas, con las cuales juegan y aprenden. Cada año las llevan a caminar para recoger castañas y bellotas y con ellas hacen manualidades. El tema de estos meses no es otro sino el de otoño, aprenden de los animales que salen en esta temporada, de los frutos que se consumen estos días y de los beneficios del otoño en la agricultura y la naturaleza. Obviamente no disfrutan tanto el salir afuera a jugar, tan arropadas y sintiendo frío, pero aún así salen diariamente dos horas afuera y aprenden a convivir con la naturaleza aún en otoño. Y en invierno también! Pero de esa estación hablaré cuando llegue.

Así que no me quejo del otoño, ciertamente no es mi estación favorita, pero he aprendido a quererla y a apreciarla. El deleite visual es único y aunque sé que después de estos paisajes tan coloridos seguirán aquellos cubiertos sólo de blanco, no importa! Tengo la firme seguridad que la primavera llegará tarde o temprano y que aún en estas estaciones “oscuras” se pueden encontrar actividades, pasatiempos y cosas positivas que hacer y disfrutar. No queda más que buscarlas y vivirlas intensamente! Cómo todo el resto del año, no?

Más fotos de Octubre, las pueden ver aquí.

PD. VIVA EL OTOÑO!

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: