El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Otra Victoria!

Y no me refiero a otro logro, meta o sinónimo de victoria, sino a otra niña Victoria.

Victoria tiene mas de dos años en el jardín de niños y desde que entró (con 2 años y medio) no parecía interesarle hablar con las educadoras de su grupo. Pasaron los meses, cambiaron a una de las educadoras por motivos de salud, Victoria crecía y maduraba pero seguía sin hablar. Con sus amiguitas hablaba sin problema y con nosotros siempre ha hablado mucho, pero por mas que le insistía no hablaba en el kinder.Al principio las niñas grandes le adivinaban el pensamiento, después se las ingeniaba para contestar con la cabeza o con pocas palabras, pero últimamente me preocupaba que fuera a tener problemas al acercarse la fecha para entrar a la escuela. Incluso comenté el problema con la pediatra, quien me recomendó ir a terapia y con mi suegro que era maestro de niños con problemas de lenguaje. El tiempo pasó y confiaba en que tarde o temprano se decidiera a hablar.

Y ese día llegó!!! Sin forzarla ni esperarlo, llegamos de Monterrey hace 3 semanas y cuando fuimos al kinder, simplemente llevé a otra niña!!! Ahora Victoria no solo habla y participa, sino que saluda a las educadoras, contesta con voz clara, platica lo que le ha pasado y opina cuando se le pregunta. Las educadoras están mas que sorprendidas y yo estoy mas que feliz porque ya no tengo de que preocuparme ahora  que entre a su último año de jardín de niños (pre escolar).

Para ella el haber cumplido 5 años marcó la diferencia, ahora es “grande”. Y además de ese cambio en el kinder, ahora habla y pregunta más. Sigue siendo una niña tranquila y tímida, pero no podría considerarla introvertida. Espero que conforme vaya creciendo, tome mas seguridad y copie un poquito a su hermana menor quien es muy extrovertida y abierta.
Cada una de mis princesas es única y no quisiera que fueran iguales, pero definitivamente me preocuparía si Victoria hubiera seguido en ese silencio o barrera con las educadoras, quien a final de cuentas la evalúan para sus próximas etapas de escolaridad. Gracias a Dios, ya creció y se comunica sin problemas con ellas y con el resto del mundo adulto con quien convive.

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: