El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

La vida de los Otros…

El fin de semana tuve la oportundidad de ver la película alemana que lleva dicho nombre: La vida de los Otros… hacía mucho que me la habían recomendado y finalmente la rentamos para verla. No les voy a contar los detalles de la película, pero en resumen es acerca de la vida de un hombre que trabaja en la STASI (Servicio Social de Alemania del Este) y tiene que supervisar la vida de un escritor. La trama es muy interesante y a pesar de tener un final triste, la recomiendo ampliamente.

Mas información de la película: http://es.wikipedia.org/wiki/Das_Leben_der_AnderenLa película toma cierta importancia para mí, ya que Tom nació y vivió en Alemania del Este hasta que el muro de Berlín fue derrumbado. Y no sólo por eso quise ver la película, sino porque mi suegra trabajaba en el gobierno de la ciudad donde viven y era una de esas personas a las que “supervisaban”. Me cuenta Tom que en los inviernos, podían ver huellas en la nieve cerca de las ventanas por las mañanas. O que cuando una tía que vivía en Alemania Occidental los visitaba, mi suegra tenía que pasar las noches en una pensión para convivir lo menos posible con ella. Y que cuando recibían paquetes en Navidad o Pascua de esa misma tía, podían ver a leguas que el paquete había sido abierto y re-empacado nuevamente.
Al ver la película no puedo dejar de pensar en lo que sentían esos ciudadanos al ser objeto de “supervisión” continua… les abrían las cartas con unas máquinas especiales de vapor, y luego las volvían a cerrar. Les interceptaban los teléfonos, los seguían, apuntaban cada ida o venida, y mandaban espías disfrazados de plomeros, electricistas, etc. Qué terror! Gracias a Dios eso ya desapareció en este país (al menos en esa magnitud), y qué horror para aquellos que aún viven en régimenes como ese.

La película trajo a mi mente recuerdos del año pasado, cuando Tom y yo visitamos el museo “Runden Ecke” en Leipzig, justo en estas fechas de Pascua. El museo esta ubicado en donde estaban las oficinas centrales de la STASI, y no les puedo explicar en pocas palabras todo lo que ví y sentí. Ah! Porque siempre que voy a esos lugares salgo taaaaaan deprimida y triste… es como si las paredes hablaran y te transmitieran todas esas vibraciones negativas que durante años rondaron los edificios. Vale la pena conocerlo, pero si hay que ir con la idea de que se verán imagenes y se leerán historias increíbles. Incluso para Tom, muchas cosas fueron novedad o revelación. El ver esas máquinas para abrir cartas, o los pequeños cuartos donde encerraban a los sospechosos mientras decidían su futuro… el leer anécdotas o ver achivos de la gente que era seguida o supervisada… pasear por esos pasillos donde los empleados hablaban o escribían de la vida privada de los “otros”… es realmente ESPELUZNANTE!
Aqui les paso el link del museo (en inglés): http://www.runde-ecke-leipzig.de/cms/Startseite.76.0.html?&L=1

No cabe duda que todos los días se descubre o aprende algo… doy gracias a Dios por haber nacido y crecido en un país libre! y espero Dios me siga bendiciendo con esa libertad que me permite escribir estas líneas y compartirles un poco de mi vida.

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: