El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

El Miedo…

Hay muchas formas de llamarlo: miedo, temor, pánico, fobia… dependiendo de la situación, la gravedad, etc.  A lo que me quiero referir hoy es a ese sentimiento de falta de tranquilidad, a no poder sentirte capaz de controlar una situación en particular, o a sentirte agobiado por algo.

Yo tengo miedo a muchas cosas… como por ejemplo, a una enfermedad terminal… a perder a mi esposo o a mis hijas en un accidente… a no estar en México en los últimos días de alguno de mis familiares cercanos… a perder mi casa por una catástrofe (gracias a Dios no vivo en área de terremotos, sunamis o tornados… pero uno nunca sabe)… en fin, como cualquier persona normal, tengo miedo a ciertas cosas. Pero digamos que estos temores no afectan mi vida diaria ni atormentan mi cabeza de forma contínua. Simplemente si alguien me pregunta, contestaría que a eso le tengo miedo. No le tengo miedo a la muerte, pero sí a dejar a mis hijas sin madre… jeje!Pero a lo que sí no le tengo miedo es a:
– ser secuestrado al salir del supermercado
– a que me rompan los cristales del auto en un estacionamiento público
– a encontarme en medio de una balacera a plena hora del día en una calle transitada
– a que secuestren a mis hijas al salir del kinder
– a ser timado por un empleado en una tienda, restaurante, hotel, etc
– a recibir llamadas anónimas con amenazas
– a encontrar cadáveres o partes humanas en la calle
– a abrir la puerta de la casa a desconocidos
– a cargar gasolina por la noche
– a sacar dinero del cajero a cualquier hora
– a dejar la bolsa en el carrito del super mientras busco algún producto
– a dar mis datos personales cómo número de hijos o si estoy sola en casa, en una conversación cotidanea
– a ser espiada para conocer mis movimientos

Debe ser terrible tener esos miedos cada día de tu vida, y realmente admiro a la gente que pueda sobrellevar una situación de miedo permanente sin que afecte su trabajo, sus relaciones personales o su salud. Día a día, mas ciudadanos mexicanos se despiertan con esos miedos sin poder hacer nada para evitarlos. Sólo esperan que algún día la tranquilidad y la paz vuelvan a sus ciudades, a sus calles, a sus hogares.

Ruego a Dios para que México pronto vuelva a ser un país seguro… porque si estas fobias y pánicos continúan como hasta ahora, ya no será emocionante ni divertido ir a Monterrey de vacaciones. Qué triste, verdad?

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: