El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

 

Note“Salgo en un crucero hacia el mar, destino el
caribe, pero este barco no es normal, está en
un alucine S.O.S” ManáNote
 

Ya les conté del barco, y ahora les contaré de las islas que visitamos y de nuestras experiencias por el Caribe… Island with a palm tree
Para aprovechar el viaje y dado que nuestro crucero salía de Ft. Lauderdale, FL decidimos pasar unos días en Miami para hacer compras navideñas y conocer un poco más esta linda ciudad. Nos hospedamos con mi amiga Mónica, una colombiana que conocí hace 10 años mientras estudiábamos en Canadá, y su familia en Brickell, una zona muy padre de Miami. El clima estaba delicioso y como habíamos rentado coche Auto, fuimos de compras a SawGrass, un mall enorme de Outlets donde nos surtimos de todo, tambien fuimos a Miami Beach y nos fuimos de rol a Lincoln Ave.
Nota: Para referencia, el nombre de las fotos empieza con un número, donde el Número 1 son fotos de Miami. El resto de las islas se enumeran a continuación:
2. Cozumel, México. Al llegar a Cozumel, nos informaron que había un Norte (vientos muy fuertes) y que la mayoría de las actividades acuáticas serían canceladas… de todas formas nosotros no íbamos a experimentar el buceo, snorkell o cosa parecida, jeje. Después de caminar un poco por la ciudad que prácticamente son tiendas y más tiendas de ropa, souvenirs, perfumes, etc… decidimos tomar un taxi a un parque ecológico llamado Chankanaab. Es un lugar conocido por que tienes la oportunidad de nadar con delfines, además de poder bucear y snorklear. Debido al clima, sólo paseamos por los alrededores, nos tomamos unas cheves para disfrutar el paisaje y tomamos fotos para recordar ese mar azul y la laguna de Chankanaab. También tienen algunas piezas arqueológicas de diferentes culturas índigenas alrededor del parque y en una sección, estaba esa señora Girlque ven en las fotos haciendo taquitos con un guisadito a base de semillas de calabaza que acompañado de salsita de habanero, sabían deliciosos!!!
De regreso a la ciudad, pregunté donde podría comer algo típico y me mandaron al mercado… Surprised oh decepción!!! Nada que ver con otros mercados del país que conozco donde es un deleite visual y gastronómico visitarlos… aquí había unos cuantos puestos y un par de fonditas donde terminamos comiendo enchiladas suizas y pescado al mojo de ajo. Lo más chistoso de la visita al mercado, fue descubrir un local donde servían comida filipina… supongo que para toda la tripulación de nuestro barco, jeje.
A pesar del “Norte”, me di una quemada terrible!!! Y como traía bermudas, las piernas me quedaron a medio quemar… la mitad colorada y la otra mitad blanca Baring teeth
3. Gran Caimán. Al llegar a esta isla, nos informaron que debido a que había otros 6 cruceros no había barcos para transportarnos a tierra, así que se hizo uso de las lanchas salvavidas del crucero lo cual demoró mucho nuestra salida del barco. Finalmente, llegamos a tierra y nos dirigimos al shopping para ver que tenían de nuevo… no mucho, sólo una tienda que es muy popular llamada Del Sol donde todos sus artículos cambian de color o mejor dicho, adquieren color al exponerlos al solSun. Interesante, no? Pues sí, nos surtimos de un par de camisetas y nos encaminamos a la famosa “Seven Mile Beach” que no estaba tan cerca como pensábamos y ya rendidos después de unos cuantos kilómetros, nos tumbamos en una orilla para disfrutar del mar. El agua estaba deliciosa y el sol riquísimo!!! Ya de regreso al puerto, no pretendía caminar de vuelta así que tomamos un taxi, recorrimos un poco más la ciudad y nos en el puerto tomamos un barco que nos llevó al crucero.
4. Ocho Ríos, Jamaica. En todas las islas, Costa ofrece excursiones de todo tipo a los pasajeros a un precio un poquito elevado, así que sólo escogimos realizar una en Ocho Ríos: un paseo en Catamarán hacia las Cascadas del Río Dunn y escalar la Cascada con un guía. Leerlo en el catálogo es fácil, hacerlo es toda una hazaña!!! Tomamos nuestro catamáran, donde había música, gente bailando, y la Big Mamma, una señora haciendo show con sus pompas articiales (la pueden ver en una de las fotos)… eso fue divertido. Llegamos a la Cascada, que se eleva 180 metros… y donde el chiste consiste en escalarla agarrada de dos personas (una de cada lado) en forma de cadena, con un gúia al inicio y otro al final de la cadena que puede tener más de 30 personas. Ay Dios!!! A mitad del recorrido me quería rajar, pero Tom no me dejó y tuve que continuar… llevábamos zapatos especiales, pero de todas fromas era muy difícil subir en algunos tramos, además de considerar que en uno de mis lados iba una viejecita de 80 años que me tenía mas preocupada que mi propia seguridad… después de casi una hora llegamos hasta arriba, donde apenas y podía creer lo que acababa de hacer Confused
Rápidamente bajamos por las escaleras para tomar nuestro catamáran de regreso a Ocho Ríos… ahora sí había barra libre, ya fuera ron con cola o ron con ponche… y como tenía mucha sed me tomé dos ponches seguiditos + la brisa del mar + la música = me puse bien “happy”!!! Y que me puse a bailar… andaba bien mareada pero eso no me detuvo… y bailé y bailé y bailé hasta que llegamos a nuestro destino!
En la excursión se nos fue casi todo el tiempo y sólo tuvimos chance de pasar rapidito por Hard Rock para comprar nuestros souvenirs de colección y rápidito al barco para que no nos fuera a dejar en Jamaica… que ganas no me faltaban, el paisaje, la gente, el ron… uy uy uy, es un país lleno de color y vida!
5. Grand Turks. Nuestra última isla es una novedad en los itinerarios de Costa, y yo creo que el complejo comercial lo acaban de abrir, pues las paredes olían a pintura fresca y todabía andaban trabajadores en la zona. Esta islita Island with a palm tree es super pequeña, incluso desde el barco la podíamos ver completa… y ahí nuestro objetivo fue sólo tomar el sol y relajarnos! Que difícil, no? La playa estaba a unos cuantos metros del barco, así que solo extendimos nuestras toallas y a disfrutar se ha dicho!!! La vista es espectacular y creo que nunca olvidaré esos tonos azules del mar! RainbowCuatro islas en cuatro días… los otros dos días en el barco fueron de pura navegación, y los aprovechamos para tomar un masaje, ir a la alberca, hacer manualidades, comer y tomar lo que se nos antojara, y otras cositas que no puedo describir aquí Embarrassed, jaja! Digo, íbamos de segunda luna de miel y había que aprovechar!!! Tongue out

De las cuatro islas, la mejor para mí fue Jamaica… y a Tom tambien le gustó mucho, así que ya estamos planeando una visita un poco más larga a ese país del Caribe. Ya veremos para cuando… mientras, nos quedan estos recuerdos que serán difícil de olvidar.

Note
Perdido en un barco, perdido en sus brazos

con este barco en alta mar, perdido yo.

En aire una sensación, a coco y piel tostada,

Ugh me despierta cierta sensación… ManáNote

 

 

Anuncios

Comentarios en: "Perdidos en un barco… y en el Caribe!" (1)

  1. […] de crucero en el viaje a México ese mismo año. Dejamos las niñas con mis papás y nos escapamos 10 días al Caribe. La idea era repetirlo a los 10 años de casados pero por falta de presupuesto ha quedado […]

    Me gusta

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: