El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania… sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

El miércoles pasado se celebró la reunificación Alemana, y como Tom no trabajó nos fuimos de picnic al bosque… sólo hay que conducir 5 minutos y nos transportamos a otro mundo! Bajamos nuestras cosas y nos dedicamos a buscar un lugar idóneo para nuestro picnic… después de recorrer muchos caminos, encontramos un rincón donde llegaban los rayos de sol y había suficiente espacio para acampar. Catalina para entonces ya se había dormido, así que nosotros nos comimos nuestros lonches… ya no podíamos esperar más! Al ratito despertó y se comió su panecito… para bajar la comida nos fuimos a explorar el área y encontramos muuuuuuchos hongos… la gente lleva sus canastas para recolectarlos y luego cocinarlos, pero como nosotros no somos expertos en la materia y no sabemos cuáles son venenosos, nos limitamos a fotografiarlos, jeje. Ya de regreso a nuestro coche, vimos algunos venados y empezó a refrescar… pero había sido un día espectacular!!! Las niñas y los papás de las niñas disfrutaron mucho el paseo! (ver álbum: Un día en el bosque)

El viernes nos fuimos a una despedida de Lucy, una de las teutonas que deja estas tierras para empezar una etapa nueva de su vida en Singapur… comimos muy rico y algunas de las asistentes les seguimos a la pachanga… nos fuimos a recorrer algunos barecitos de Hamburgo… la plática estuvo de lujo y la pasamos a todo dar! (nota: Tom había recogido a las niñas, jeje)

Claro que al día siguiente no me levanté con muchos ánimos para la sorpresa que me tenía preparada mi maridito… de todas formas, empaqué mis cosas y las de las niñas para pasar un fin de semana en un lugar desconocido. Después de un par de horas de camino, llegamos a nuestro destino: Timmerdorf, una playa en el Mar Báltico.  No, no, no… que les puedo contar! Tienen que ver las fotos… es un lugar turístico, conocido por sus lugares de “cura” (terapia)… el centro esta lleno de tiendas de diseñador, joyerías y restaurantes muy elegantes… los dos días paseamos por la playa a pesar de que no subimos de 15 grados, pero al menos salió el sol y no había mucho viento. El sábado fuimos a un acuario, donde Victoria vio en persona al mismísimo Nemo, conoció los caballitos de mar, tiburones, cangrejos, estrellas de mar, anémonas, etc.. y el domingo nos fuimos a unas albercas techadas a relajarnos… super delicioso!!! y partimos de regreso a media tarde. Fue una sorpresa muy agradable y espero se repita regularmente, jeje!

Anuncios

Gracias por tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: